Niebla; Miguel de Unamuno

Literatura española contemporánea. Siglo XX. Generación del 98. Narrativa. Novela. Nivola. Argumento. Ubicación. Personajes

  • Enviado por: Patto
  • Idioma: castellano
  • País: México México
  • 7 páginas
publicidad

Queen Mary School

Materia: Lengua Española

Trabajo parcial

“Niebla”

Fecha de entrega: 3 de diciembre de 2007

Contenido

Aparece Augusto, sale a la calle y quiere esperar a un perro para saber a donde ir, pasa una mujer y se va detrás de ella, al llegar a su casa investiga con la portera Margarita quién es y ésta le responde que se llama Eugenia Domingo del Arco, es soltera y vive con sus tíos, da lecciones de piano.

Sale a la alameda evocando la imagen de Eugenia, anota su nombre en su cartera y regresa a su casa.

Augusto era rico, vivía solo, tenia dos criados, desde que vio a Eugenia se siente bien, ahora tiene una casa que rondar y una portera confidente, le escribe una carta a Eugenia y sale a dejársela, se la entrega a la portera, ésta le informa que ella tiene un aspirante a novio, el decide luchar por su amor, ahora su vida tiene una finalidad.

Él llega con su amigo Víctor a jugar ajedrez y le cuenta que el motivo de su distracción es que está enamorado, Víctor conoce a Eugenia. Camino a casa, Augusto se pregunta si podía estar enamorado de alguien que no conocía, llega a su hogar y juega con Domingo, su criado, su esposa Liduvina y comenta lo importante que es casarse y tener un señora. Al estar conversando resulta que la criada conoce a Eugenia

Al día siguiente Augusto va a buscar a la portera para preguntarle si había alguna respuesta a su carta, ésta le informa que Eugenia le pidió le avisara que tenia novio, Augusto se va a la alameda y recuerda su infancia, a su padre, a su madre, ve un cachorro de perro, lo lleva a su casa, le pone “Orfeo” y lo convierte en su confidente.

Cierto día al rondar la casa de Eugenia se cae la jaula de su canario, el aprovecha para recogerla, sube a la casa de los tíos, se entrevista con ellos, la tía le dice que él es su candidato, al llegar Eugenia le habla de el y de su dinero.

Augusto platica con Orfeo acerca del gran paso que dio al entrar a casa de Eugenia, reflexionó sobre la vida después de la muerte, se su madre, del amor, etc.

Augusto se encuentra en la sala con doña Hermelinda y don Fermín, tíos de Eugenia, cuando ella llega la tía la presenta con él, quien siente su mano fría, ella se molesta por que esta enterada que debe la hipoteca de su casa y le pide se retire. Augusto queda impresionado por la forma de actuar de Eugenia a la que califica como majestuosa, heroica, admirable.

La tía trataba de disculparla, Augusto al salir, se siente muy feliz, llega a casa y le dice a Orfeo que inician una nueva vida, al otro día, Eugenia habla con Mauricio, con el que sostiene una relación amorosa, lo invita a buscar trabajo y a apresurar su matrimonio, le habla de Augusto, el promete buscar trabajo y ella sabe que es un holgazán.

Augusto se dirige al casino para ver a su amigo, se pone a pensar en Eugenia y al ver pasar a una mujer la sigue, cuando ésta llega a su casa, él recapacita que había salido para ir al casino y regresa, ve a una sirvienta de hermosa cabellera y se va tras ella. Cuando la mujer se detiene a platicar, vuelve camino del casino, se encuentra a su amigo y le habla de su enamoramiento, llega a su casa y comenta con Liduvina sobre el tema.

Augusto llamó a casa de Fermín, la criada le pasa a la sala y aparece Eugenia, se siente mal, ella le trae un vaso de agua, le toma el pulso, se pone rojo, le arde la frente, no vio sino la niebla, le pedía compasión, le toma la mano, éste la cubre con besos, hablan acerca de la relación entre Eugenia y su novio, llegan los tíos, Eugenia se despide de Augusto y se retira, Erlinda se preguntaba acerca de la conquista y el le responde que le fue muy mal, el tío habla de la libertad de elección y Augusto decide sacrificarse y da a entender que pagara la hipoteca.

Liduvina le avisa a Augusto que llego la muchacha que plancha, parece que el nunca la había visto, la encuentra bella y le pide que lo quiera, comenta que desde que murió su madre ha vivido dormido, le paga y Rosario se va, la criada le dice que está enamorado de Eugenia y que le dijo a Rosario lo que no se atrevió a decirle a ella.

Llega Eugenia a buscarlo y le dice que ya sabe que pago la hipoteca de su casa, le entrega los documentos y ella le reprocha que la obligue por gratitud a tomarlo por marido. Augusto entra a la iglesia de San Martín, vuelve a soñar con su casa y con su madre, al salir se encuentra con Don Avisto Carrascal que le cuenta acerca del suicidio de su hijo Apolodoro, le recomienda que se case con la mujer que lo quiera, aunque el no la quiera.

Se reúne con su amigo Víctor, quien le cuenta sus problemas matrimoniales, ya que su esposa y el se casaron siendo muy jóvenes y no pudieron tener hijos, adoptaron un perro y éste murió a su vista, se sintieron tan mal que no quisieron mas perros, llevan 11 años de matrimonio y ahora Elena está embarazada, se siente ridícula, no sale de casa y quiere irse, termina la conversación y Augusto se va a casa.

Doña Erlinda y su sobrina platican sobre Augusto, de su bondad, ella le dice que trabajara muy duro y que si es necesario mantendrá a Mauricio, llega Augusto y hablan acerca de las hipotecas y ofrece buscarle trabajo a Mauricio para que no viva de Eugenia.

Eugenia propone a Mauricio casarse y ella trabajara para los dos, le advierte que si no cambia aceptará recobrar su finca, abofetea a Mauricio, él dice que eso le asusta y que nació holgazán, que lo que mas le molesta es trabajar, le propone acepte a Augusto por marido, se encuentra con un amigo y le dice que él nació para que lo mantengan.

Víctor le cuenta a Augusto que Don Eloino de Albericoque y Álvarez de Castro se casó con Doña Sinfo por que le quedaban pocos días de vida, para no irse a un hospital y para que el estado le pague a la viuda su pensión, le comenta que esta intentando escribir una tragicomedia.

Al llegar a casa Liduvina le avisa que Rosario la está esperando.

Augusto besa a Rosario, le invita a acompañarlo en un viaje, al irse la muchacha piensa que le ha mentido, llega su perro y conversa con el acerca de los celos.

La tía Erlinda busca a Augusto para decirle un recado de Eugenia, quiere tomar posesión de la casa sin que esto implique ningún compromiso de su parte, Augusto acepta y le dice que se irá de viaje, al llegar la tía encuentra a Eugenia y ésta le cuenta lo que pasó, concluyen que hay otra mujer y piensa reconquistarlo, él piensa que no es un muñeco, no quiere que Eugenia juegue con él.

Augusto y Eugenia hablan, él le besa los ojos y la frente, es eso le avisan a Augusto que Rosario lo espera, habla con ella y ésta le dice que Eugenia lo engaña, que ella le tiene cariño por que es un infeliz, un pobre hombre que ella lo va a querer para siempre. Liduvina y su esposo le dicen se dediquen a la política.

En el casino, Augusto habla con Don Antonio que le confiesa que la madre de sus hijos no es su mujer, tiene otra, la madre de sus hijos está casada pero no con él, le cuenta como ahora quiere a la mujer que fue despojada de su fortuna y su marido por su mujer, el la protege y formaron una familia, nació el hijo de su amigo Víctor.

Augusto estaba consternado, ahora se enamorada de casi todas las mujeres que veía, decide estudiar a la mujer consulta a Antolín Sánchez Paparrigopulos, un erudito en la materia al que su timidez no le permitía acercarse a las mujeres, las estudiaba en los libros, este le sugiere profundizar en aquella mujer a cuyo estudio se dedicara, el quería por lo menos ahondar con dos.

Para este estudio tiene tres mujeres, Eugenia, Rosario y Liduvina.

Llega Rosario y lo besa, Augusto se be reflejado en sus ojos, le dice que se vaya, ella se asusta y piensa que está mal de la cabeza, Augusto llama a Liduvina y la corre. Sale a la calle y piensa que hizo e ridículo con Rosario, se pregunta si la mujer tiene alma.

Augusto va a casa de su amigo para conocer a su hijo, le pregunta acerca de la novela que está escribiendo, le dice que es pornográfica, Víctor le aconseja que se case.

Augusto haba con Eugenia y le dice que no se conformará con ser su amigo, quiere que sean marido y mujer, Eugenia le dice que le causa pena casarse, le llaman al tío Fermín para pedirle su mano, éste se la otorga con gusto.

Mauricio llega a darle las gracias a Augusto por el trabajo que le ofreció y le cuenta que se llevará a Rosario con él, le dice que vea como es de pequeño ante sus ojos, Augusto se exalta, lo golpea, llaman a Liduvina y conversa con Orfeo.

Faltaban pocos días para la boda y Eugenia se mostraba muy extraña con Augusto, no quería verle a los ojos, le preguntaba por Rosario, tres días antes de la boda una carta de Eugenia llega donde dice que se fue con Mauricio al pueblo donde Augusto le había conseguido trabajo, que vivirán con desahogo y que Rosario no va con ellos, Augusto llora y dice que el perro es él único ser fiel.

Víctor va a buscar a su amigo, éste le dice que ha vagado por años como un fantasma, como un muñeco de niebla, no cree en su existencia, imagina ser un personaje fantástico.

Augusto decide suicidarse, antes consulta al autor del libro y el le dice que no puede hacerlo ya que no existe, es tan solo un personaje, así que decide matarlo, Augusto le dice que pasará lo contrario al igual que a todos los que lean su obra.

Aquella noche salió Augusto de Salamanca, iba en el tren contando los minutos, recuerda a los que están condenados a muerte horas antes se la pasan comiendo, escribe un telegrama a Unamuno en el que avisa que ha muerto, encarga a Domingo enviárselo, también le ordena que lo desnude y que lo acueste, finalmente muere.

Augusto se aparece en los sueños de Unamuno y se despiden, por fin se disipa la niebla negra, Unamuno sueña que muere y despierta con una opresión en el pecho.

El epílogo trata de las reflexiones de Orfeo, el cual, al final también muere.

Personajes principales:

Augusto: hombre que desde que su madre muere siente que su vida es niebla, tiene mucho dinero, es inseguro y no sabe ni siquiera si existe.

Eugenia Domingo del Arco: maestra de piano, es la mujer de la que Augusto se enamora, ella ama a Mauricio y resuelve todos sus problemas, astuta, aprovechada.

Mauricio: novio de Eugenia, holgazán, flojo, aprovechado, irresponsable.

Tíos de Eugenia: interesados, el tío es un anarquista revolucionario

Rosario: Muchacha que trabaja para Augusto, acapara sus galanteos.

Liduvina: esposa del criado de Augusto, fiel, respetuosa, leal, está con el.

Margarita: portera, entrega las cartas.

Orfeo: perro de Augusto, leal, fiel a su amo, se convierte en su confidente.

Lugares de acción

La obra se desarrolla en la casa de Augusto, Víctor y también en la de Eugenia, Augusto usualmente va a la alameda y al final se va a Salamanca.

Opinión

Esta obra es interesante ya que son las reflexiones de un filósofo, aunque en lo personal no me gustó mucho, prefiero pensamientos positivos, es un poco confusa y el final me decepcionó, yo esperaba que Augusto al fin pudiera ser feliz y resultó que ni siquiera existía.