Neurosis y Psicosis

Psicopatologías. Características. Control emocional. Personalidad: desorganización. Reacciones psicóticas. Trastornos orgánicos mentales. Depresión

  • Enviado por: Newman1
  • Idioma: castellano
  • País: México México
  • 7 páginas

publicidad
cursos destacados
Curso completo de piano - Nivel básico
Curso completo de piano - Nivel básico
Este curso de piano está pensado para todos aquellos principiantes que deseen comenzar a tocar el piano o el...
Ver más información

Graba audio con Apple Logic Pro 9
Graba audio con Apple Logic Pro 9
En este curso aprenderemos a realizar grabaciones de audio de calidad utilizando Apple Logic Pro 9. Exploraremos todo...
Ver más información


 PSICOSIS Y NEUROSIS

 

 

 

1- PSICOSIS

Las psicosis son formas de enfermedades mentales muy intensas e incapacitantes.

El término "locura" se usaba antiguamente para referirse a esa clase de trastornos; todavía en la actualidad la "locura" es un término legal empleado para referirse a aquellos individuos que no pueden manejar sus propios asuntos de manera adecuada, como resultado de trastorno mental grave.

La personalidad del individuo psicótico por lo general es desorganizada, incapaz de desenvolverse socialmente de manera normal, y en ocasiones debe ser internado en un hospital. Algunos expertos en ese problema creen que existe continuidad desde lo normal, o sea desde los bien adaptados, a través de la psiconeurosis, hasta la psicosis. Las diferencias son consideradas en su mayor parte como asunto de intensidad de los síntomas, más que de diferencias de clases. Sin embargo no todos los psicólogos y psiquíatras sostienen esta actitud. Algunos creen que las psicosis son diferentes de las neurosis.

 

1.1 Características de la Psicosis

ð Marcada pérdida del control voluntario de pensamientos, emociones e impulsos. Una psicosis puede compararse con el encendido automático de un conmutador maestro que regula las percepciones, los sentimientos y las acciones del individuo.

ð Capacidad menoscabada para diferenciar entre la realidad y experiencias subjetivas. Las fantasías son aceptadas como hechos. La realidad puede ser alterada por la sustitución de experiencias subjetivas (delirios y alucinaciones).

ð El paciente acepta su estado. Puede que no comprenda o niegue que hay algo mal dentro de él o en su conducta. Vive su psicosis.

ð Marcada desorganización de la personalidad. La capacidad para funcionamiento social afectivo y apropiado está particularmente afectada. Por lo común se requiere hospitalización o cuidado supervisado en el hogar.

¿Cierto tipo de personas son más propensas a las psicosis? Se han hecho muchos estudios en los años recientes para intentar encontrar relaciones entre los trastornos psicóticos y otros factores como la edad, el sexo, la inteligencia y la ocupación. Por estos estudios sabemos que la edad promedio de la primera admisión a los hospitales mentales es aproximadamente 46 años. Sin embargo, existen amplias variaciones respecto a la edad en que se inician las psiconeurosis. Sabemos también que las personas del sexo masculino no sobrepasan a las del femenino en lo que se refiere a las primeras admisiones a los hospitales mentales, y que las enfermedades mentales no tienen relación alguna con el grado de inteligencia. Estudios ulteriores indican que las personas casadas no tienen las mismas probabilidades de desarrollar psicosis que los solteros o los divorciados, y que las reacciones psicóticas se encuentran en todos los grupos de ocupaciones o trabajos. La frecuencia de las reacciones psicóticas es aproximadamente dos veces mayor entre las personas que viven en las zonas urbanas que entre los habitantes de las regiones rurales, y todos los grupos étnicos y raciales se ven sujetos a estos trastornos.

 1.2 Tipos de Psicosis

Es común distinguir entre dos tipos generales de reacciones psicóticas: las funcionales y las orgánicas.

¿Cuál es la diferencia? En las psicosis orgánicas existe alguna lesión orgánica cerebral que explica la reacción psicótica, mientras que no existe ninguna alteración anatomopatológica demostrable en el cerebro en relación con las psicosis funcionales.

1.2.1 Trastornos orgánicos mentales

La lesión del cerebro humano puede dar como resultado pérdida de destreza del lenguaje, de la memoria de hechos recientes, confusión, inteligencia menoscabada, pérdida de a capacidad para almacenar nuevas memorias, trastornos del estado emocional y cefaleas, pérdida de la capacidad para hacer tareas manuales sencillas o ambas cosas.

Existen muchas enfermedades y lesiones del sistema nervioso central que pueden dar como resultado trastornos mentales y de la conducta. Estos pueden causar una amplia gama de síntomas psicóticos, lo cual depende del tipo y extensión del daño sufrido por el sistema nervioso central, y de la personalidad anterior del paciente. Las enfermedades infecciosas del cerebro incluyen paresia general (sífilis), paresia juvenil, sífilis cerebral epidémica y meningitis cerebrospinal epidémica. Los tumores cerebrales algunas veces dan como resultado conducta psicótica; y las lesiones del cráneo, como resultado de caídas o de accidentes de automóvil o de otra especie, ocasionalmente dan como resultado el desarrollo de psicosis.

1.2.2 Trastornos funcionales mentales

Estos se dividen en tres tipos principales: 1)Trastornos afectivos, 2)Trastornos paranoides, y 3)Trastornos esquizofrénicos.

  • Trastornos afectivos: Los trastornos esquizofrénicos y paranoide se manifiestan principalmente por alteración de los procesos ideacionales y se advierte además disminución de las emociones. En cambio los trastornos afectivos consisten sobre todo en perturbaciones muy serias de tipo emocional. En este trabajo veremos dos de los más comunes: trastorno afectivo bipolar o manía y trastorno depresivo mayor o depresión.

  • ¿Cómo es la Depresión? Los síntomas varían según los diferentes niveles de depresión. No sólo se presenta un estado de ánimo triste y desesperado, sino otros tipos de conducta. Las personas deprimidas experimentan con frecuencia algún tipo de cambio: dormir y comer mucho más o mucho menos de lo corriente, tener de pronto problemas de concentración, sufrir pérdidas de energía o de interés por actividades que previamente les gustaban, perder todo deseo sexual o buscarlo constantemente. De hecho, algunas veces estos síntomas están presentes sin la tristeza, pero, a pesar de ello, llevan un diagnóstico de depresión. En las depresiones mayores con características psicóticas aparecen con frecuencia síntomas adicionales: ideas delirantes de persecución (en las que el paciente se siente pecador, culpable y merecedor de castigo), ideas delirantes de tipo somático (en las que la persona cree que le faltan determinadas partes de su cuerpo o éstas no le funcionan), alucinaciones auditivas (oyen voces) y pensamiento desordenado y confuso.

    Otros cambios fisiológicos relacionados con la depresión son un aumento de la tensión muscular y la aceleración de la tasa cardíaca y de la respiración, un desequilibrio de la carga eléctrica del sistema nervioso, fruto de un aumento de la retención de sal y aumentos en la producción de una hormona, el cortisol. Todavía no sabemos qué es lo primero. ¿Producen depresión los cambios bioquímicos?, ¿o es el trastorno el que causa los cambios bioquímicos?

    Las reacciones depresivas psicóticas, descritas anteriormente, guardan semejanza con la fase de depresión de la psicosis maniacodepresiva en los síntomas. No tiene caso, pues, describir por separado sus síntomas en forma amplia. Sin embargo, ambos trastornos difieren en que la depresión es precipitada por cambios en el ambiente del sujeto. En cambio, no puede casi nunca identificarse el factor desencadenante de la manía. Los síntomas de la fase depresiva del trastorno bipolar son:

    Expresiones de desesperanza y desamparo.

    Expresiones de inutilidad y culpa.

    Pensamiento de muerte o suicidio.

    Actividad psicomotora

  • Retardo, indicado por lenguaje y movimientos lentos, voz baja monótona, desinterés por el medio que lo rodea, o

  • Agitación, hiperactividad nerviosa, escritura a manos, pasos

  • Trastornos esquizofrénicos: En primer lugar, la esquizofrenia se considera claramente una psicosis, alteración psicológica caracterizada por la pérdida de contacto con la realidad. Un psicótico sufre delirios, alucinaciones y otros trastornos de pensamiento que le sitúan tan fuera de la realidad que le es extremadamente difícil desenvolverse con normalidad. La esquizofrenia es una de las más graves e incapacitantes de todas las perturbaciones psicológicas. ¿Cómo muestran los esquizofrénicos esta ruptura con la realidad?

    Síntomas de la esquizofrenia. Los esquizofrénicos presentan perturbaciones en el contenido de sus pensamientos: pueden creer que se les persiguen, creer que otras personas oyen sus pensamientos, estar convencidos de que les han extraído de la cabeza sus pensamientos, o manifestar otros extraños procesos mentales. Muestra una pérdida de la capacidad asociativa: pasando de un tema a otro que no tiene relación con él, sin advertir la naturaleza disociada de sus pensamientos. Su discurso es frecuentemente vago, y cuando no encuentran la palabra adecuada a veces la inventan. Experimentan alucinaciones en las que oyen voces, ven apariciones o tienen sensaciones (tales como serpientes trepando dentro del cuerpo). Sus respuestas emocionales no son normales: abatidas (muestran un nivel emocional muy bajo), planas (prácticamente no muestra ninguna emoción) o inadecuadas (ríen cuando se habla de una experiencia triste o aterradora). Otras características de la esquizofrenia son el sentido trastornado del propio yo, un alejamiento del mundo real hacia un universo dominado por la fantasía, la incapacidad de dirigirse hacia un objeto y anormalidades en la postura y en toda conducta motora (rigidez, saltos, muecas)..

     

    2 - NEUROSIS

    - Jorge, un alumno de II°año de universidad, tiene que despertarse dos horas antes que sus compañeros de habitación, aunque ambos tienen el mismo horario de clases por la mañana. Necesita despertarse pronto a causa de los complicados rituales por los que pasa cada mañana: cepillarse los dientes exactamente 150 veces, tomar un baño, cambiar las sabanas, comprobar que sus libros estén en orden alfabético, etc.

    Muchas personas sufren en distintos grados experiencias de este tipo u otras similares. Todo el que ha sufrido un trauma sufre efectos post-traumáticos; la mayor parte de nosotros hemos estados decaídos durante algún periodo de tiempo ¿Quien de nosotros no a comprobado por segunda vez algo que estamos seguros que habíamos acabado de hacer unos minutos antes (como parar un despertador o poner el freno de mano de un auto)? Pero cuando ideas como éstas no afectan a nuestra manera de pensar de una manera regular y durante un cierto período de tiempo, nos las tomamos como algo no preocupante.

    No ocurre esto con las personas que acabamos de describir, dado que en ellas su funcionamiento se encuentra gravemente deteriorado. Padecen unas alteraciones que Sigmund Freud llamó neurosis para descubrir aquellos trastornos mentales que surgen de la ansiedad, y cuyos síntomas interfieren la actividad normal, pero no la bloquean completamente. Los estados que solían calificarse como neurosis incluyen fobias, obsesiones y compulsiones, algunas depresiones y amnesias.

    Una neurosis no representa una ruptura con la realidad, y, aunque interfiere el funcionamiento normal no requiere hospitalización.

    2.1 Causas de los trastornos neuróticos

    Hay muchas explicaciones para las causas de los trastornos neuróticos. Las teorías específicas que intentan explicar el desarrollo de la neurosis han surgido tanto del psicoanálisis como de la teoría del aprendizaje y de los modelos médicos.

    Los psicoanalistas consideran la neurosis como una secuencia de cuatro elementos, siguiendo estas líneas:

  • un conflicto interno entre los impulsos del id y los temores generales por el super ego

  • la presencia de impulsos sexuales

  • la incapacidad del ego a través de su influencia racional y lógica, para ayudar a la persona a superar el conflicto

  • Las profundas galerías de la mente en la que habitan poderosos impulsos que al no ser negados buscan su expresión a través de la ansiedad neurótica.

  • 2.2 Tipos de Neurosis

    El término neurosis no se utiliza. Estas alteraciones se clasifican ahora como:

  • Trastornos por ansiedad

  • Trastornos somatoformes

  • Trastornos disociativos

  • Trastornos afectivos

  • 2.2.1 Trastornos por ansiedad

    En este grupo de trastornos la ansiedad o bien es el síntoma principal, a parece cuando las personas tratan de dominar sus síntomas (al enfrentarse a aquello a lo que son fóbicos o al resistir una compulsión por ejemplo). ¿Qué entendemos por ansiedad? Puede definirse como un estado de aprensión, de temerosa incertidumbre o de miedo producido por una amenaza anticipada.

    Frecuentemente va acompañada de síntomas físico como problemas de respiración, palpitaciones, aceleración de la tasa cardíaca, sudor y temblores.

    2.2.1.1 Trastornos fóbicos: La agorafobia es la fobia mas grave y la más común entre las personas que buscan tratamiento; se expresa generalmente como una incapacidad para salir de casa, permanecer en lugares con los que no están familiarizados (como teatro y grandes almacenes), conducir o viajar en autobús o en tren. Este estado afecta unas 4 veces más frecuentemente a las mujeres que a los varones y lo sufre alrededor de un 0,5% de la población.

    2.2.1.4 Trastorno de ansiedad generalizada: Es un tipo de ansiedad más difuso de atención.

    2.2.2 Trastornos somatoformes.

    Cuando Tomás de 10 años ve cómo el amante de su madre mata a su padre, Tomás sumisamente se vuelve sordo, mudo y ciego. El médico tratante informa que a las pruebas que le hizo no señalan defecto alguno. Sus ojos reaccionaban a la luz, oye, pero no puede responder a la llamada.

    Nadie pudo ayudar al muchacho, que finalmente recobra sus capacidades sólo después de que su madre, en un violento arrebato, estrella un espejo delante de él.

    Tomás es un dramático ejemplo de alguien que sufre histeria de conversión, uno de los trastornos somatoformes.

    Estos estados, cuyo nombre deriva de la palabra griega "soma", que significa "cuerpo", se caracterizan por la manifestación de síntomas físicos para los que no puede hallarse ninguna base orgánica. Hay razones para creer que tales síntomas, surgen de necesidades psicológicas.

    CONCLUSIÓN

    La Psicosis y la Neurosis son enfermedades que afectan a gran numero de la población mundial.

    La Psicosis son formas de enfermedades muy intensas e incapacitantes, estas se caracterizan por una marcada perdida del control voluntario de pensamientos. Las Psicosis se dividen en trastornos orgánicos y funcionales. Una de las psicosis más comunes es la depresión, el peligro más grande de la depresión es el suicidio, las causas de esta pueden ser variadas. El trastorno afectivo bipolar afecta a una de cada 200 personas. La esquizofrenia es considerada claramente una psicosis. La paranoia es un estado caracterizado por el delirio de persecución y de grandeza.

    Según Freud las neurosis son trastornos mentales que surgen de la ansiedad y cuyos síntomas interfieren la actividad normal, pero no la bloquean completamente. Los tipos de neurosis son: por ansiedad, somatoformes, disociativos y afectivos. Los trastornos sematoformes pueden presentarse con sordera, ceguera o imposibilidad para hablar. En el estado disociativo de personalidad múltiple una persona presenta varias personalidades distintas muy diferentes una de la otra.Este tipo de enfermedades son muy frecuentes y muchas veces no nos damos cuenta de su real importancia, y muchos personas las subestiman hasta que por alguna o otra razón las padecen y comprenden que de verdad son serias e incapacitantes ya que la salud mental es indispensable en la vida por lo que debemos cuidarla, hay casos en que es necesario acudir a un terapeuta, psicólogo o psiquiatra, o tal vez internarse en un sitio especializado, que nos ayude a encontrar la solución para poder llevar una vida más placentera.