Neoplasias

Salud. Alteraciones celulares. Precursores. Características macroscópicas y microscópicas. Tumores. Factores desencadenantes. Oncología. Virus oncogénicos. Cáncer

  • Enviado por: El remitente no desea revelar su nombre
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 8 páginas
publicidad
cursos destacados
Programa Superior de Gestión de Empresas
Universidad Rey Juan Carlos - Deusto
Este Programa Superior de Gestión de Empresas de Universidad Rey Juan Carlos Deusto (Madrid) te proporcionará una...
Solicita InformaciÓn

Cultivo celular, células madre y quemados
Asociación de Enfermería
¿Quieres conocer los tipos de quemaduras y tratamiento que existen? ¿Te gustaría investigar sobre las células...
Solicita InformaciÓn

publicidad

NEOPLASIAS

Una neoplasia es una alteración que conlleva a la formación de un nuevo modelo celular y este nuevo modelo además de cambiar la forma presenta una conducta anómala que se manifiesta sobre todo por un crecimiento desordenado.

El crecimiento desordenado puede ser de dos tipos:

ð      Crecimiento inicial localizado: en forma de masa que se conoce generalmente como tumor ya que se produce una hinchazón, y esta puede dar lugar a tumores benignos que son aquellos que permanecen localizados y no se infiltran a los tejidos adyacentes, o puede dar lugar a tumores malignos que infiltran y destruyen el tejido vecino o se diseminan a través del torrente circulatorio.

  • Crecimiento inicial diseminado: como ocurre en las leucemias.

           Precursores de neoplasia

Estímulos de diferentes clases pueden provocar varias respuestas por parte del tejido, entre estas respuestas tenemos:

ð         Hiperplasia: alteración reversible, que por si misma no constituye un cambio preneoplásico. Produce un aumento del número de células y puede dar lugar a cierto grado de distorsión de la citología y la arquitectura tisular de la zona, lo que se conoce como atipia.

ð         Metaplasia: también es reversible y no es preneoplásica en si misma, consiste en un cambio de tipo de celular, de forma que pasa a tener características celulares de otra zona del cuerpo, no se suelen asociar a atipia.

ð         Displasia: distorsión de la arquitectura y la citología que es irreversible y preneoplásica, puede ser displasia leve, moderada o grave. Esta última se identifica en muchas ocasiones con neoplasias malignas “in situ” que son el punto previo a la infiltración de los tejidos circundantes. En este estadio con tratamiento curan el 100%.

          Características macroscópicas generales

En el caso de los tumores benignos son tumores bien delimitados, que aparecen comprimiendo el tejido adyacente y pueden presentar una cápsula formada por la compresión del tejido que le rodea.

En cuanto al aspecto de los malignos son tumores mal definidos, no tienen bordes regulares y además estos bordes infiltran los tejidos adyacentes y suelen presentar zonas de necrosis y hemorragia. Producen a su alrededor una respuesta fibrosa que si es muy marcada le da el nombre de tumor escirro.

Características microscópicas

En las neoplasias benignas suele existir ausencia de atipia salvo en caso de atipias reactivas.

En cuanto a la citología se parecen a las células de origen, las mitosis son escasas, la relación núcleo-citoplasma es baja y no hay mucha variación en los tamaños del núcleo y de las células respecto a las células originales.

En cuanto a la arquitectura presenta un crecimiento compresivo no infiltrante y distorsiona poco la arquitectura original.

Por estas dos causas los tumores benignos se consideran tumores bien diferenciados.

Las neoplasias malignas presentan una atipia marcada que a nivel citológico provoca tamaños y formas celulares alteradas. La relación núcleo-citoplasma aumentada, número de mitosis elevado, presencia de mitosis atípicas, anisocitosis (variación acentuada del tamaño de la célula), anisocariosis (variación del tamaño nuclear) e hipercromasia (hipercromía).

En cuanto a la arquitectura se producen apilamientos celulares, pérdida de luces tubulares, trabeculación, margen irregular infiltrado en tejidos adyacentes y necrosis debido al rápido crecimiento tumoral que no permite suficiente aporte sanguíneo. Y por último, respuesta inflamatoria frente al tumor que será indicadora de mejor pronóstico.

Dependiendo de la evolución de la citología y la arquitectura aparecen tumores bien diferenciados, moderadamente diferenciados y pobremente diferenciados, de forma que el grado de malignidad aumenta cuanto menos diferenciados sean.

              Nomenclatura general de tumores

Los tumores benignos se significan generalmente con el sufijo -oma recibiendo diferente nomenclatura según la procedencia del tumor.

Para tumores epiteliales si presentan estructura de quiste reciben la denominación de cistadenoma, si tienen estructura papilar se denominan papilomas, si su origen es glandular se les denomina adenomas.

Otras denominaciones dependen del origen, del aspecto y de la estructura del tumor.

Los tumores malignos, si su origen es epitelial presentan el sufijo -carcinoma, si su estructura es quística, sería un cistadenocarcinoma; si presentan estructura papilar, se les denomina carcinoma papilar; si es de origen glandular, tendríamos un adenocarcinoma.

Otro tipo de carcinomas malignos serían de origen linfático y se llamarían linfomas; los tumores de tejido neural de soporte serían los gliomas; los tumores de tejido embrionario primitivo se les conoce como blastomas y los de origen mesenquimal llevan el sufijo -sarcoma.

Existen dos términos acabados en -oma y que no son tumores, Hamartoma malformaciones de componentes tisulares habituales, dispuestos de forma anómala en un órgano y Coristoma que son malformaciones de componentes tisulares no habituales en un órgano.

           

Etiología de tumores

En la aparición de los tumores la relación entre los factores desencadenantes y la aparición de neoplasias no es biunívoca, es decir, un factor puede producir un determinado tumor pero ese tumor puede estar causado por otros factores distintos, por ej: se sabe que el virus de Epstein-Barr puede causar cáncer nasofaríngeo, pero el carcinoma nasofaríngeo no siempre aparece por virus de Epstein-Barr.

ð    Factores generales asociados a algunas neoplasias

Entre estos factores están:

-          Edad, por ej: los tumores óseos son más frecuentes en jóvenes que en adultos, ya que en los primeros, las células óseas están en replicación.

-          Sexo, el carcinoma de mama es raro en hombres y hasta hace poco el cáncer de pulmón era mucho más frecuente en varones.

-          Conductas, por ej: la promiscuidad sexual se relaciona directamente con carcinoma de cervix, algunos factores profesionales como el trabajo en minas de Asbesto se relaciona con la aparición de mesotelioma. Entre los factores dietéticos, la comida japonesa se relaciona con la aparición de carcinoma gástrico y entre los factores geográficos las zonas de Nueva Zelanda y Australia se relacionan con la aparición de melanoma.

ð    Factores desencadenantes conocidos o sospechados

Existen una serie de factores denominados oncogénicos que son los que pueden transformar, directa o indirectamente, células normales en células tumorales, como resultado de su acción se produce una mutación somática que se considera el inicio. Por otro lado, otra serie de factores llamados promotores, promueven la multiplicación celular con lo que se desarrolla y crece la neoplasia.

Las células neoplásicas derivan todas de la misma célula mutante, trasmitiéndose el carácter neoplásico a las células hijas, pero estas son genéticamente inestables y pueden producir mutaciones adicionales originando una población tumoral heterogénea.

A)    Virus oncogénicos, entre estos tenemos:

ð        Grupo de Retrovirus: son virus ARN que invaden una célula normal, copian su ARN y lo integran en el ADN celular. Entre estos están:

-          HTLV- I: es el virus Tipo I de leucemia de linfocitos T humanos, endémico de Japón, el Caribe y África intertropical. Necesita factores externos para desencadenar la neoplasia. Su transmisión es por vía sexual y hemática. Y se relaciona con la aparición de leucemia de linfocitos T y con procesos inflamatorios no tumorales como la uveítis, artritis, polimiositis y dermatitis.

-          HTLV-II: virus Tipo II de leucemia de linfocitos T humanos. Se transmite igual que el anterior y se relaciona con leucemia pero con menos fuerza que el anterior.

-          HIV I y II: este virus tiene un papel indirecto en la aparición de las neoplasias, la inmunosupresión que produce, dispone a la aparición de neoplasias. Transmisión sexual y hemática. Relacionado con el linfoma de Hodgkin, con linfomas primarios de cavidades que aparecen asociados en un 50% con el virus de Epstein-Barr y en un 100% a virus herpes de tipo 8. También el HIV relacionado con la aparición de sarcoma de Kaposi y con linfomas del sistema nervioso central asociados a virus de Epstein-Barr en el 100% de los casos.

 

ð        Herpes virus: virus ADN, entre estos están:          

-          Virus de Epstein-Barr, que presenta una distribución a nivel mundial, se transmite por saliva y la primoinfección puede ser o asintomática, o producir mononucleosis infecciosa, con una clínica nasofaríngea. Si el virus se acantona puede hacerlo en células epiteliales o en linfocitos B, que mediante un estímulo, produce una inmunosupresión, relacionándose con aparición de linfomas de células B, T y NK. También está relacionada con carcinoma nasofaríngeo y con algunos carcinomas gástricos. Y por último, con la enfermedad de Hodgkin, sobre todo en inmunodeprimidos.

-          Virus Herpes humano 8 (HHV8): su distribución es mundial y la presentan individuos aparentemente sanos, se transmite por vía sexual y sanguínea. Y se integran en linfocitos B circulantes de forma que pueden estar latentes. Este virus se relaciona con la aparición de sarcoma de Kaposi, con mieloma múltiple y con linfomas primarios de cavidades.

-          Virus Herpes humano 6 (HHV6): la primoinfección produce exantema súbito infantil, o cuadros inespecíficos; si se acantona el virus en inmunodeprimidos, se puede reactivar y producir linfomas tipo B y Hodgkin.

            

ð        Papiloma: virus ADN que infecta los queratinocitos, teniendo afinidad por las células replicativas de la capa basal. Se mantienen como episomas sueltos en el núcleo, replicándose una vez por cada ciclo celular. Si no se producen cambios llega un momento en que la célula lo elimina pero algunos estímulos como infecciones hacen que el virus se integre en el ADN celular y produce una alta inestabilidad cromosómica, dando lugar a mutaciones. Existen 80 tipos de papiloma distintos, algunos más oncogénicos que otros. Entre estos están:

 

Virus de Papiloma de mucosas genitales y anogenitales; su poder oncogénico es variable y están relacionados con carcinoma de cervix y carcinoma uterino (HPV 16,18,31,35,51) o con condilomas (HPV 6,11,16,18,31,33,51)

 

Virus de Papiloma no genitales; relacionados con aparición de verrugas (HPV 1, 2,4,7); hiperplasias epiteliales ((HPV 3) y carcinoma laríngeo (HPV 30)

 

Virus de Papiloma asociados a Epidermodisplasias verruciformes (HPV 3,5,8,10,12,14,15,17…..)

 

-          Virus Hepatitis B: virus ADN y que asociado a otros factores se relaciona con la aparición de carcinoma hepático.

-          Virus Hepatitis C: virus ARN que se transmite por vía sanguínea y fluidos corporales contaminados, se relaciona con hepatitis, que si tiene un tiempo largo de evolución puede generar carcinoma hepático; por diseminación se relaciona con la aparición de linfomas.

 

B)    Factores hereditarios, son los responsables directos de las neoplasias en un 5% de las mismas y pueden darse dos formas:

1)      Heredar la condición no neoplásica en sí, pero que hace al individuo más vulnerable a factores oncogénicos. Entre estos están: 

-          Factores hereditarios de genodermatosis: están relacionados con carcinomas epidérmicos

               ¬  Xeroderma

               ¬  Albinismo

-          Cromosomopatías: síndrome de Down, Klinefelter. Tiene tendencia a padecer leucemias o linfomas.

-          Síndrome hereditario de cáncer colorectal no poliposo, relacionado con la aparición de cáncer de colon de forma agresiva en jóvenes.

 

2)      Heredar información genética responsable de génesis neoplásicas, aunque siempre ven a requerir otros factores para desarrollarse. En su mayoría son, o genes supresores, o directamente oncogenes. Este tipo de genes se relaciona con retinoblastoma, osteosarcoma, cáncer de colon, pólipos de colon y determinados cánceres de mama. También relacionados con carcinoma de tiroides, feocromocitoma, tumores de páncreas, paratiroides y adenomas relacionados con glándulas sebáceas y politumores.

C)    Factores químicos, generalmente se trata de productos electrófilos que reaccionan con los lugares ricos en electrones de las células, para estos productos no existen dosis umbrales, es decir, no tengo que ingerir una determinada cantidad para que sea tóxico como si por debajo de ella no lo fuera. Las neoplasias en estos casos si que suelen estar asociadas a la repetición de exposiciones y actúa sobre células que se están dividiendo, se pueden distinguir dos tipos de factores:

 

ð        Directamente carcinógenos, que a su vez pueden ser:

-          De acción directa, ya que no necesitan ser metabolizados, entre estos tenemos los asbestos, relacionados con carcinoma de origen bronquial y con carcinomas gástricos; los  arsenicales que se relacionan con carcinomas de piel y de hígado; y los  alquitranes que se relacionan con leucemias, linfomas y cáncer de vejiga.

-          Los que necesitan ser metabolizados, que entre estos están los hidrocarburos policíclicos como los del tabaco y alimentos ahumados que se relacionan con carcinoma oral, de faringe, laringe, esófago, pulmón y vejiga. Otros son las aminas aromáticas como por ej: la naftalina y la anilina, relacionadas con cáncer de vejiga. Las nitrosaminas relacionadas con carcinoma gástrico y las aflatoxinas con carcinoma hepático.

 

ð        Cocarcinógenos, sustancias y factores que no producen directamente neoplasias, pero aumentan el riesgo de padecerlas. Muchos de ellos favorecen la proliferación de células ya alteradas, entre estos están:

-          Ác. Grasos saturados, se relacionan con carcinoma de mama

-          Obesidad, se relaciona con todo tipo de cáncer

-          Sacarina, con carcinoma de vejiga

-          Alcohol, con carcinoma oral, laríngeo, de esófago y de hígado

-          Dietiletilbestrol, con carcinoma de endometrio y un tipo de carcinoma de vagina.

 

D)    Factores físicos, que fundamentalmente son las radiaciones que pueden ser:

-          Radiaciones ionizantes:

a)      Radiaciones de tipo electromagnético, rayos X (R), y gamma (R).

b)      Radiaciones de partículas, electrón, protón, neutrón, partículasð, iones  pesados.

-          Radiaciones ultravioleta, proceden fundamentalmente del sol y que se relacionan directamente con carcinoma de piel y con melanoma.

 

En general, las radiaciones van a ser más o menos dañinas dependiendo de las dosis que se sabe que tiene un efecto acumulativo, de la frecuencia de exposición, de forma que cuanto más se espacie la radiación habrá menos riesgo, y el tipo de radiación, a menor longitud de onda más energía.

1)      Rayos gamma (R)

2)      Rayos X (R)

3)      Radiación ultravioleta (UV)

 

El modo de acción de las radiaciones es la acción directa sobre el ADN o sobre moléculas celulares que van a provocar una mutación, se asocia a leucemias, a carcinoma de tiroides y carcinoma de mama, pulmón y glándulas salivares.

 

E)     Otros factores.

a)      Factores de tipo hormonal, como los estrógenos que en exceso se relacionan con carcinoma de mama, endometrio y ovario. Y el dietiletilbestrol que puede producir carcinoma de células claras vaginales.

b)      Factores parasitarios, los esquistosomas, relacionados con carcinoma de vejiga, colón e hígado.

 

               Comportamiento general de una neoplasia

Tiene que existir una población de células tumorales inicial.

Primero se produce la infiltración, esta infiltración puede afectar a algunas células que adquieren la capacidad de metástasis cambiando las glucoproteínas de superficie. Esta capacidad de metástasis, produce secreción de diversas sustancias y entre ellas se considera fundamental la colagenasa tipo IV, que se encarga de la digestión del colágeno de este tipo, provocando la ruptura de las membranas basales a tres niveles:

 

1)      En los vasos sanguíneos, de forma que van a romper el colágeno de vasos sanguíneos y de ahí pasan a la circulación con lo que se pueden diseminar desarrollando colonias metastásicas en diferentes localizaciones. No siempre colonizan todos los lugares a los que llegan si no que cada tipo de cáncer suele tener ciertos lugares preferentes de metástasis, por ej: el carcinoma prostático suele producir metástasis óseas.

2)      A través de vasos linfáticos, estos producen metástasis en los ganglios linfáticos, aunque en algún momento pueden sobrepasar la barrera y colonizar otros órganos.

  • Cavidades corporales, como la cavidad pleural, pericárdica, subaracnoidea o cavidades articulares. En este caso las células de metástasis pueden aparecer solas en la cavidad, o bien mezcladas con moco tumoral, o revistiendo las superficies de los órganos.

  •            

      Recomendaciones del código europeo contra el cáncer

    1)      No fume, sino puede evitarlo no fume donde haya gente.

    2)      Modere el consumo de bebidas alcohólicas.

    3)      Consuma suficiente cantidad de fruta y verduras frescas.

    4)      Consuma suficientes cereales ricos en fibra.

    5)      Consuma alimentos con poca grasa y evite el exceso de peso.

    6)      Evite exposiciones prolongadas al sol y sobre todo en niños y ancianos.

    7)      Si es mujer, hágase una citología vaginal, a partir de los 25 años, cada 3 años, y cada año, a partir de los 50.

    8)      Vigile sus mamas después de cada regla.

    9)      Consulte si observa que un lunar sangra o cambia de color o forma.

    10)  Consulte si observa bultos o hemorragias anormales, una tos o un cambio de voz persistente.

     

                     Siete signos de aviso del cáncer

    1)      Dureza o nódulo palpable especialmente en la mama.

    2)      Cambios en una verruga o lunar.

    3)      Cambios en el funcionamiento habitual del intestino o la vejiga.

    4)      Tos o ronquera persistente.

    5)      Molestias permanentes en la deglución.

    6)      Hemorragia por algún orificio corporal o perdida anormal de sangre extrarreglas.

    7)      Llagas que no cicatrizan.