Neoliberalismo y control social

Libertad. Consumo. Alienación de la sociedad. Identidad. Hombre y sistema

  • Enviado por: Ingrid Ramirez
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 5 páginas
publicidad

LAS NUEVAS FORMAS DE CONTROL

El Neoliberalismo, es una concepción radical del capitalismo que tiende a absolutizar el mercado hasta convertirlo en el medio, el método y el fin de todo comportamiento humano inteligente y racional. Según esta concepción están subordinados al mercado la vida de las personas, el comportamiento de las sociedades y la política de los gobiernos. Este mercado absoluto no acepta regulación en ningún campo. Es libre, sin restricciones financieras, laborales, tecnológicas o administrativas.

El neoliberalismo se ve reflejado en este mundo que se instala bajo el signo de la cibernética, la automatización y las tecnologías revolucionarias, y que ejerce el poder a través de estas.

Este sistema económico dominado por las maquinas que se ha olvidado por completo de la humanidad, estas maquinas que han reemplazado al hombre y lo han convertido en obsoleto e innecesario, como lo afirma Saramago en su obra La Caverna.

Al hablar de Neoliberalismo no podemos separar este termino de la posmodernidad, el Neoliberalismo el sistema socioeconómico, y la posmodernidad es la época en la cual se esta presentando este. El posmodernismo es la expresión ideológica del actual orden económico mundial, marcado por el predominio del neoliberalismo. La posmodernidad esta caracterizada por la sociedad de la comunicación, el consumo y lo desechable, vivimos en una cultura de la imagen donde por medio de la televisión y la publicidad, se tiende a masificar a la gente, este fenómeno de masificación no ve al hombre como un ser único e irrepetible sino que lo ve como un objeto que se puede manejar; es por esto que el hombre de hoy tiende a la fabulización del mundo.

Esta posmodernidad esta caracterizada por una total ausencia de libertad, los derechos y libertades fundamentales fueron institucionalizados por la sociedad, perdieron su contenido y su capacidad realizativa. Las personas están sometidas al sistema y no hay forma en la que puedan salir de él. El sistema controla todo, hasta las satisfacciones humanas, los gustos y las necesidades están preestablecidas. Una sociedad organizada que priva a la independencia de pensamiento, a la autonomía y al derecho de oposición política de su función critica básica. El ser humano se ha vuelto la cosa mas descartable del mundo.

Las libertades clásicas del pensamiento ilustrado (conciencia, igualdad, libertad, y solidaridad) han sido falseadas por el desarrollo de las fuerzas de producción en la práctica social hasta el punto de que la intensidad, la satisfacción y hasta el carácter de las necesidades humanas, más allá de lo biológico han sido precondicionadas y manipuladas por el aparato de producción y de destrucción que implementa las necesidades depravantes tanto materiales, como intelectuales en función de mantener y preservar el sistema.

Esta libertad preestablecida que tienen los seres humanos en este sistema esta reducida a la producción, la automatización y el consumo. Este tipo de libertad no es mas que una forma de esclavitud bien disfrazada, con la cual se maneja a los hombres y lo mas triste es que la humanidad esta tan alienada que ni siquiera es conciente de la falta de libertad que tiene.

Marcuse en su libro El hombre Unidimensional hace pública la denuncia del carácter totalitario del sistema, es totalitaria a través de la manipulación de las necesidades por intereses creados. Las necesidades humanas y su satisfacción están prediseñadas por el sistema, esto quiere decir que hasta las necesidades mas reales, están determinadas por poderes externos al individuo. Es por esto que es necesaria hacer la distinción entre necesidades falsas y verdaderas. Las necesidades verdaderas son el Alimento, Calzado y vestido en el nivel de cultura que este al alcance. Las necesidades falsas son aquellas que intereses sociales imponen al individuo para su represión.

Los bienes y servicios del mercado adoctrinan y manipulan al individuo formando en él hábitos y actitudes que le configuran su manera racional de proceder, el pensamiento y la conducta prederminados por el aparato de control nos conducen a una sociedad unidimensional.

Esta manipulación de los gustos y las necesidades de las personas se hace por medio de los medios masivos de comunicación. Vivimos en un mundo donde las imágenes sustituyen la realidad. Esto se refleja en un fenómeno tecnológico y sociocultural típicamente representativo de nuestra época: La Televisión, con sus ampliaciones en informática y multimedia. Y es que la televisión y todos los medios masivos de comunicación influyen decisivamente en el desarrollo de la personalidad y en el comportamiento de los seres humanos. Los medios masivos de comunicación son un factor de socialización en la sociedad actual. Esto ha creado una cultura de masas, en donde existe un imaginario social creado en torno a imágenes falsas que los individuos asumen como modelo a seguir. Esto se logra a través de los mensajes publicitarios, telespots, videoclips que nos muestran los "modelos“ a seguir. Esta cultura masmédiatica contemporánea ha establecido una equivalencia entre ser y aparecer en los medios, todo lo que no anuncian los medios de comunicación no existe para el sistema. El sistema lo impone todo, como pensar, que ropa comprar, que comida comer, que hacer, a donde ir, todo, no hay nada que no este bajo el control del sistema. El sistema no tiene en cuenta la individualidad sino que crea individuos iguales despojados de la dignidad y de la identidad individual, somos borregos que están obligados a seguir los modelos predominantes de comportamiento que le presentan los medios. Las personas, las comunidades y las culturas están reducidas a simples datos estadísticos contabilizables en los sondeos de audiencia y televisión. Juzgan todas las manifestaciones de la personalidad humana catalogándonos como “in” o “out” según nuestros comportamientos se ajusten o no a ellos. Y es precisamente en los centros comerciales donde la humanidad encuentra todo lo que necesita para seguir los modelos que le impone el sistema. La mentalidad humana se construye en unas catedrales que se llaman los centros comerciales.

José Saramago, Premio Nóbel de Literatura, hace una reflexión de esto es su libro La Caverna, en donde la caverna constituye precisamente el Centro Comercial, ósea el lugar del poder, en donde la realidad se convierte en una forma de ilusión. El Centro Comercial para Saramago es el sitio donde el mundo exterior desaparece, es ante todo un refugio. Saramago nos propone una solución, nos da una esperanza para terminar con este sistema que esta matando a la humanidad, y los esta convirtiendo en piezas que se manejan como fichas de ajedrez. Esta solución es no resignarse y no acoplarse al sistema, es tratar de conservar la identidad, tratar ser más fuerte que el sistema.

Los individuos perdidos en las cosas se mimetizan con el sistema de suerte que esta identificación ya no es una ilusión sino su única realidad. Ante su tribunal la falsa conciencia de su racionalidad convierte en la verdadera conciencia.

Estas son las nuevas formas de control, esta manipulación de las necesidades que ni siquiera percibimos. Lo que caracteriza las sociedades industriales es pues este carácter efectivo de manipulación de las necesidades a la vez que sostiene y absuelve el poder destructivo y la función represiva de la sociedad opulenta.

La solución que nos plantea Marcuse para liberarnos del sistema es que cuando el individuo no este obligado a probarse a sí mismo en el mercado como sujeto económico independiente, la sociedad tecnológica podría canalizar la energía del individuo hacia un reino virgen de libertad más allá de la necesidad, el individuo se vería libre de aquellas necesidades y satisfacciones que le impone el mundo del trabajo y sus mercancías. Sí el aparato productivo se pudiera organizar y dirigir hacia la satisfacción de las necesidades vitales, su control se podría muy bien centralizar, haciendo posible una verdadera autonomía individual y marcando con ello el fin de la racionalidad tecnológica. Un cambio con respecto al tratamiento de la ciencia, la técnica y la tecnología que libere al hombre y a la naturaleza de su dominio.

NEOLIBERALISMO EN AMÉRICA LATINA. Aportes para una reflexión común. Padres Provinciales de la Compañía de Jesús de América Latina. Revista Javeriana.

JOSÉ SARAMAGO. Premio Nóbel de Literatura

http:// www.lacaverna.tux.nu

http:// www.lacaverna.tux.nu

JOSÉ SARAMAGO. Premio Nóbel de Literatura

JOSÉ SARAMAGO. Premio Nóbel de Literatura.

http:// www.lacaverna.tux.nu

http:// www.lacaverna.tux.nu

http:// www.lacaverna.tux.nu

http:// www.lacaverna.tux.nu

http:// www.lacaverna.tux.nu