Neoclasicismo de Jacques Louis David

Arte neoclásico. Historia del Arte del siglo XVIII. Pintura neoclásica francesa. Valores clásicos

  • Enviado por: Tony Montana
  • Idioma: castellano
  • País: Bolivia Bolivia
  • 6 páginas
publicidad
publicidad

NEOCLASICISMO: JACQUES LOUIS DAVID

Página 1 Cubierta

Página 2 Índice

Página 3 Neoclasicismo

Página 4 Jacques Louis David

Página 5 Algunas de sus obras

Página 6 Otros artistas del movimiento

El Neoclasicismo aparece hacía el fin del siglo XVIII y perdura hasta los años 1830. Aun que se desarrolle sobre todo en el norte de Europa, no tarda en llegar a América. Significó una vuelta a los contenidos grecorromanos, otro regreso más a las formas clásicas por excelencia: se busca nuevamente el equilibrio y la armonía entre los diferentes elementos.

La principal característica del Neoclasicismo es la belleza fría y sin alma o espíritu. Abundan las formas cargadas de doctrina y estética, aunque   frías y muertas. Expresa una reacción de la burguesía contra el rococó, -la reacción de la virtud contra la decadencia- y pretende simplificar.

Tornó  lo clásico de Grecia y Roma y dio cabida a las demás manifestaciones culturales o artísticas. Adopta y promueve algunas de las ideas básicas de la revolución francesa: glorifica las grandes virtudes de la antigüedad, acepta el paganismo y agrega la ciencia a la emoción.

El imperio de Napoleón Bonaparte pone énfasis en los valores de la civilización romana.

El neoclasicismo no adopta solamente los ideales antiguos. Debido al desarrollo de la arqueología, intenta también reproducir las formas griegas y romanas con una precisión que los artistas del renacimiento no habían buscado.

Por otro lado, la escultura logró imitaciones perfectas de la griega y romana, pero también faltas de espíritu. A pesar de ello algunos escultores lograron infundir cierta gracia sentimental a las figuras y cierta forma mórbida más propia del período helenístico que los acercaba algo al realismo.
    Se practicó el retrato: se hicieron retratos al desnudo a la manera grecorromana, caracterizándose éstos por los torsos planos y los ojos carentes de pupilas, con el fin de parecerse más a los griegos. La frialdad expresiva se hace patente en la cara de los personajes, y los músculos se acentúan de una manera arcaica.
     En la pintura  resalta el carácter escultórico: se juega con volúmenes y estructuras, y se imprime cierto aire de heroísmo dentro de las formas frías.

Se impone la línea sobre el color, por lo que acrecienta sus cualidades plásticas pero decrecen las pictóricas. Se imponen los temas de carácter clásico, histórico y mitológico, empleándose también temas con influencia de la Edad Media. En los temas históricos predominan elementos romanos, griegos y egipcios. Los gestos son heróicos, con predominio de un ambiente patético. Las composiciones son simples, con un escenario de poca profundidad y agrupación de figuras paralelas al fondo.

Máximo creador del neoclasicismo pictórico, Jaques-Louis David dominó el panorama artístico francés durante casi medio siglo, e impuso su arte por encima de los avatares políticos.

David nació en París el 30 de agosto de 1748. Discípulo de Joseph-Marie Vien, artista que propugnaba el retorno a la antigüedad clásica, en un principio no se sintió atraído por las ideas de su maestro. En 1774, con el lienzo "Antíoco y Estratónice", David ganó el Premio de Roma, beca gubernamental que le permitió una estancia de varios años en dicha ciudad. Muy pronto llegó a ser influido por la contemplación de los monumentos antiguos y por las doctrinas de dos alemanes, el pintor Anton Raphael Mengs y el historiador Johann Joachim Winckelmann.

"El juramento de los Horacios", donde la primacía del dibujo y los contornos sobre el color contribuían a resaltar el dramatismo de la composición, dio pie a la revalorización de los temas históricos. El sólido prestigio alcanzado por David le permitió convertirse en el pintor de la revolución francesa; muestra de ello fue uno de sus más célebres cuadros, "Marat asesinado en su bañera", obra cuya maestría técnica sirve para realzar una sincera emoción.

Después de la caída de su amigo Maximilien de Robespierre, ya tras varios meses en prisión, David retornó brillantemente a la escena artística en 1799, con "El rapto de las sabinas", que fue interpretada como un llamamiento a la reconciliación nacional.

Una vez recuperado su prestigio, fue nombrado pintor de cámara de Napoleón, para cuya alabanza y gloria realizó algunos de sus más ambiciosos lienzos, como "La coronación de la emperatriz Josefina", gigantesca composición que contiene multitud de minuciosos retratos de personajes de la época.

Tras la derrota napoleónica en Waterloo, David partió hacia Bruselas, donde murió el 29 de diciembre de 1825. Su estilo perduró aún durante algunos años en la obra de discípulos como François Gérard y Antoine Gros.

  • CANOVA, ANTONIO

  • INGRES, JEA N-AUGUSTE DOMINIQUE

  • ISLA, JOSÉ FRANCISCO DE

  • MELÉNDEZ VALDES, JUAN

  • MENGS, ANTON RAPHAEL

  • MONTI, VINCENZO

  • MORATÍN, LEANDRO FERNÁNDEZ DE

  • POPE, ALEXANDER

  • QUINTANA, MANUEL JOSÉ

  • THORVALDSEN, BERTEL

*También se presentan las obras de los pintores u escultores (junto a su nombre).

7

A esta creación se le da el nombre de la promesa de Horacio

El nombre de la obra es: Jules Venitienne en su baño

Esta pintura se titula Louis Napoleón en San. Bernardo.

Esta obra es llamada Sócrates

A esta se la llamó La muerte de Sócrates

Vídeos relacionados