Nelson mandela

Historia. Biografía. Relaciones internacionales. África. Vida. Movimientos

  • Enviado por: JohnMayer
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 5 páginas
publicidad

NELSON

MANDELA

NELSON MANDELA

'Nelson mandela'
Nació el 18 de julio de 1918 en en Qunu, un poblado de unos 300 habitantes cercano a Umtata en el Transkei. A los cinco años pastoreaba ovejas y becerros. Era uno de los 15 hijos de Henry Mgadla Mandela, consejero principal del Jefe Supremo de Thembuland, quien a la muerte, de su padre se convirtió en tutor de Mandela.

Al concluir la educación primaria en una escuela local de misioneros, cursó estudios en el Colegio Universitario de Fort Hare para obtener su título de Bachiller en Artes y donde entra en contacto con la política y conoce a Oliver Tambo. Ambos tomaron parte en una huelga estudiantil en 1940 que supuso su expulsión del centro. Después conoce a Walter Sisulu, quien le proporcionó un trabajo en un despacho jurídico.

En 1944, junto a Sisulu, Tambo y Anton Lembede, fundan la rama juvenil del Congreso Nacional Africano (ANC). En 1948 se convirtió en el secretario nacional de esta organización. Propugnó la acción conjunta contra la política gubernamental del apartheid. En esta época, era ya presidente nacional de la rama juvenil del ANC y, con Tambo, había fundado el primer despacho de abogados dirigido por negros en Suráfrica.

En diciembre de 1952, fue detenido en virtud de la Ley de Represión del Comunismo. Aunque su condena de nueve meses quedó en suspenso, se le prohibió acudir a mítines o abandonar el distrito de Johannesburgo. Esta prohibición se renovaría repetidamente durante los siguientes nueve años. A pesar de esta inhabilitación, continuó trabajando con los líderes del ANC. El endurecimiento del régimen racista culminó en 1956, con el plan del gobierno de crear siete reservas, territorios marginales supuestamente independientes, en los que limitar a la mayoría negra. El ANC respondió con manifestaciones y boicoteos, que condujeron a la detención de la mayor parte de sus dirigentes; Mandela fue acusado de traición, juzgado y liberado por falta de pruebas en 1961.

Tras la matanza de Sharpeville, en la que 69 ciudadanos negros murieron asesinados por las fuerzas de seguridad surafricanas durante una manifestación en contra del apartheid, fueron prohibidos el ANC y el Congreso Panafricano (PAC). En marzo de 1961, con el fin de evitar su detención y una nueva inhabilitación, Mandela pasó a la clandestinidad y, junto a Sisulu, recorrió en secreto el país para organizar una huelga de tres días. En junio de 1961, los dirigentes del ANC decidieron iniciar la lucha armada y crearon el Umkhonto we Size ('La lanza de la nación'), brazo armado del ANC, con Mandela como máximo dirigente. En enero de 1962, abandonó Suráfrica y acudió a la Conferencia Panafricana de Addis Abeba (Etiopía); más tarde viajó a Argelia, donde recibió entrenamiento para la lucha guerrillera, y por último a Londres, ciudad en la que se reunió con los líderes de la oposición en el exilio.

Regresó a su país en julio de ese año y fue detenido el 5 de agosto, acusado de rebelión y abandono ilegal del país, por lo que fue condenado a cinco años de prisión. Mientras se encontraba en la cárcel, la policía registró el cuartel general del ANC en Rivonia. La mayor parte de los miembros dirigentes de esta organización fueron arrestados; además se confiscaron diversos documentos, entre los que estaba el diario escrito por Mandela durante su viaje por el extranjero. En el juicio llevó a cabo su propia defensa y la de los otros acusados. Fue condenado a cadena perpetua. Tras 18 años, en 1982, se inició una campaña internacional en favor de su liberación. Durante los años que permaneció en la prisión de Robben Island, fue obligado a realizar trabajos forzados en las minas de cal de la isla. No les permitían usar gafas oscuras y los reflejos del sol sobre la cal dañaron sus ojos para siempre. Estando en la cárcel murió su madre y uno de sus hijos, pero se le negó el permiso para asistir a sus funerales. En 1985 rechazó la oferta del presidente Pieter Willem Botha, de libertad condicional sobre la premisa de que el presidente no estaba dispuesto a modificar su posición sobre el régimen del apartheid.

El gobierno del presidente Frederik Willem de Klerk liberó a Mandela en febrero de 1990, después de legalizar el ANC y otros partidos políticos. Mandela asumió el liderazgo del ANC y dirigió las negociaciones con el gobierno entre los difíciles años de 1990 y 1994, cuando en muchas ocasiones parecía que las negociaciones se iban a romper y que estallaría la violencia. En 1991, el régimen surafricano derogó la última de las leyes que constituían la base legal del apartheid.

Mandela y De Klerk compartieron en 1993 el Premio Nobel de la Paz por sus esfuerzos para establecer la democracia y la armonía racial en Suráfrica. En mayo de 1994, tras las primeras elecciones generales en las que todos los grupos raciales (incluidos los negros) tenían derecho al voto, Mandela se convirtió en el primer presidente de raza negra de la República de Suráfrica. Al asumir su cargo de presidente renunció a una tercera parte del salario y creó el Fondo Nelson Mandela para la Infancia. Tras la aprobación parlamentaria, en mayo de 1996, de la nueva Constitución surafricana, el propio Mandela la firmó en diciembre de ese año ante miles de personas, en Johannesburgo, poniendo así fin al periodo de transición democrática iniciado con su salida de la cárcel en 1990 y significando también la desaparición del gobierno de coalición formado por el ANC y el Partido Nacional de Frederik Willem de Klerk. Mandela se convirtió definitivamente, en 1997, en un líder indiscutible de las relaciones internacionales africanas, mediando en varios conflictos, como en el de Zaire (actual República Democrática del Congo), que en la primera mitad de ese año acabó por suponer el fin del régimen de Mobutu Sese Seko. Se convirtió en el primer presidente de raza negra de la República de Suráfrica, renunció a una tercera parte de su salario para establecer el Fondo Nelson Mandela para la Infancia. Según dijo entonces, creó la organización con el objetivo de abrir para los niños. El 20 de junio de 1999, Mandela entrega el poder a su sucesor, Thabo Mbeki, y se retira de la política, al menos formalmente. Desde que abandonó el cargo ha asumido diversas responsabilidades de liderazgo en diversas esferas, entre ellas las negociaciones relativas al conflicto de la región de los Grandes Lagos. En julio de 2001, la oficina de Nelson Mandela anunció que el ex presidente sudafricano, padece un cáncer de próstata. Mandela contrajo matrimonio tres veces y tuvo 5 hijos. Winnie Mandela, su ex mujer, fue arrestada acusada de fraude y robo por un caso de préstamos bancarios. Su última esposa es la ex primera dama de Mozambique, Graça Machel. Está en posesión de más de un centenar de títulos universitarios honoríficos y galardones de todo el mundo.

"He peleado en contra de la dominación blanca y de la dominación negra. He apreciado el ideal de una sociedad democrática y libre, donde todas las personas conviven con igualdad de oportunidades. Representa un ideal por el cual vivo y espero alcanzar. Pero, de ser necesario, un ideal por el cual estoy dispuesto a morir." Nelson Mandela

OPINIÓN PERSONAL

Creo que hacer lo he ha hecho Nelson Mandela en su vida, tiene mucho mérito. Dedicar su vida entera a una causa en la que cree es algo que no cualquier persona es capaz de hacer. A pesar de todos los obstáculos que se han cruzado en su camino intentando evitar que Mandela consiguiese su objetivo, él siguió luchando, sin darse nunca por vencido. Un ejemplo de ello es el hecho de que aún cuando el presidente le ofreció la libertad, él la rechazó por defender sus principios, ya que consideró que no podía rendirse después de todo lo que había luchado. Eso es algo que valoro mucho, el hecho de que una persona siga luchando por lo que cree y por defender sus principios a pesar de que tenga todo en su contra y cuando lo más fácil sería simplemente rendirse. Gracias a los esfuerzos de este hombre que muchos creían en vano, se logró acabar con la discriminación racial en Sudáfrica, y se consiguió una democracia y libre en la que cualquier ciudadano fuese como fuese, creyese en lo que creyese, podía participar, llevando así el poder a todo el pueblo.

Nunca entenderé como una persona puede considerar a otra inferior por el mero hecho de no pesar igual, de tener distintas creencias, de haber nacido en un país distinto al suyo o de algo tan superficial como el color de la piel. Todos somos iguales, todos somos personas, seres vivos, que deberían respetarse unos a otros y todos deberíamos tener los mismos derechos y las mismas libertades, ya que esos criterios por los que muchos se consideran superiores a otros son irrelevantes. Por eso respeto muchísimo a la gente que lucha por defender causas como estas al precio que sea, y convertir este mundo en un mundo un poco mejor.

Siempre queda la esperanza de que esto sea posible, que algún día exista un mundo donde se considera a todos los ciudadanos iguales y con los mismos derechos, pero no creo que ese mundo sea posible. Los humanos siempre se han dejado guiar por la propia satisfacción, por su egoísmo. Al mundo actual lo mueve el dinero, y siempre habrá gente poderosa que se asegurará de que siga siendo así, y mientras eso continúe de esa manera siempre seguirá habiendo injusticias y seguirá habiendo personas que tengan que sacrificar su vida por luchar contra ellas.