Naturaleza social del hombre

Filosofía. Identidad. Sociedad. Cultura. Lenguaje. Civilización. Dogmatismo. Escepticismo

  • Enviado por: El remitente no desea revelar su nombre
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 5 páginas

publicidad
cursos destacados
Iníciate en LOGIC PRO 9
Iníciate en LOGIC PRO 9
Vamos a ver de manera muy sencilla y en un breve paseo de poco más de una hora como funciona uno de los...
Ver más información

Curso de reparación de teléfonos móviles / celulares
Curso de reparación de teléfonos móviles / celulares
El curso de Reparación de Telefonía Celular o Móvil está orientado a todas aquellas...
Ver más información


EL HOMBRE, ¿UN SER SOCIAL?

Introducción

  • Posturas ante este problema

  • La identidad (personal, social)

  • La cultura (introducción, el ser humano animal cultural, técnica y lenguaje, características antropológicas de la cultura, cultura y civilización, diversidad cultural, el multiculturalismo, actitudes ante la diversidad cultural, diálogo entre culturas, la tradición, las ideologías, la crítica).

  • Posturas ante este problema

    • Aristóteles: la naturaleza no da nada en vano y si ésta a dotado al hombre de lenguaje es para vivir en sociedad.

    • Hobbes: el ser humano vive en sociedad por conveniencia.

    • Rousseau: el hombre es bueno, la sociedad lo corrompe.

  • Identidad

    • Personal: la psicología estudia los conocimientos y procedimientos mentales (psicoanálisis), la identidas personal queda marcada en los primeros 5 años de vida (60%) y por los estímulos del medio (40%). Hay que plantearse:

      • ¿Quién soy?

      • Tengo que quererme

      • Crearme un proyecto vital

    • Social: Perteneciendo a distintos grupos sociales (familia, barrio, pueblo, nación) adquirimos una identidad social y personal, las dos se adquieren por y con los demás a través de un proceso de socialización por el que adoptamos los valores, usos y costumbres de la sociedad a la que pertenecemos. Vamos a detenernos en la identidad social; con ello daremos un paso más para profundizar en quienes somos y como construimos nuestra realidad personal.

      • La socialización y sus formas: La socialización es un proceso por el que un individuo interioriza la cultura de la sociedad en la que vive, desarrolla su identidad y se constituye como persona. Aunque este proceso se prolonga durante toda la vida podemos distinguir dos etapas

        • Socialización primaria: Se desarrolla en el seno de la familia y en sociedades modernas, la televisión. Por ejemplo en la interiorización de normas existe una progresión que puede empezar con: “Mamá se enoja conmigo cada vez que no le presto mis juguetes a mi hermano”. Se obtiene con una gran carga emocional y afectiva, automáticamente.

        • Socialización secundaria: Proceso por el que se interiorizan mundos institucionales a través de reflexión e interiorización. Se podrá optar y elegir el sector donde introducirse, interiorizando las reglas que en él funcionan. La interacción social tiene una carga menos afectiva. Puede aparecer crisis de crecimiento, se reconoce que el mundo de los padres no es el único ni el mejor, hay otras perspectivas.

        • Resocialización: Interiorización de los contenidos culturales de una sociedad distinta a aquella en la que el individuo se ha socializado. Proceso de desmantelamiento de la anterior perspectiva y creación de una nueva identificación.

    • La sociedad: Las sociedades modernas son sociedades muy diferenciadas en las que cada individuo se le ofrecen tal cantidad de posibilidades que sólo podrá realizar algunas. Las sociedades modernas forman un entramado que los sociólogos estudian mediante: posiciones, roles y estatus.

      • Posiciones: Epicteto: la sociedad es como un teatro, “Recuerda que eres actor de un drama tal y como lo quiere el maestro, a ti sólo te corresponde representar tu papel”. En esta línea se encuentra Calderón “ el mundo es un escenario y las personas tienen muchos papeles a lo largo de su vida”. Todos ocupamos varias posiciones, su conjunto nos define. Cada posición implica un comportamiento, hay posiciones ascritas (asumidas sin esfuerzo) y adquiridas.

      • Roles: Las posiciones están institucionalizadas mediante roles y existen sanciones para los que no los cumplen. Conflictos y problemas: Que todo el mundo ocupe posiciones lleva a conflictos. Cuando varias personas tienen expectativas diferentes respecto al rol surge el conflicto intrarrólico o entre los roles de un mismo individuo, interrólico. En la sociedad hay roles predefinidos (mujer, adolescente). Hay problemas cuando alguien cambia de posición o rol. Pero si los roles están predeterminados, ¿Qué libertad nos queda? Ventajas: sabemos como actúar.

      • Status: El prestigio de una posición corresponde a un status, varían según la sociedad y la época.

  • La cultura

    • Introducción: Constituye un conjunto de realidades que el ser humano a producido como consecuencia de su vida en sociedad, que sirven para entender el mundo en el que vive, “orientarse en el “ y actuar eficazmente para sobrevivir y desarrollarse de un modo propiamente humano. La cultura es así al mismo tiempo algo producido por el hombre y que influye en el hombre, un producto del ser humano e histórico y un medio que configura al individuo. De tal manera podríamos decir que la cultura constituye una 2ª naturaleza. Al comparar las sociedades entre sí descubrimos distintos modos de vivir y nos damos cuenta de la diversidad cultural existente. Incluso en una misma sociedad, gracias a las migraciones se está dando lugar al fenómeno del multiculturalismo. Reflexionar sobre la cultura nos puede ayudar a entendernos a nosotros mismos y no sólo eso, a dialogar con otras culturas lo que permitirá una mayor comprensión entre las distintas razas y pueblos.

    • El ser humanos, animal social: El ser humano es un animal peculiar cuya naturaleza biológica se abre al orden cultural: el lenguaje y la técnica. El mundo de la cultura, creado por la capacidad humana de invención y anticipación sirve para disminuir el miedo a lo casual e imprevisto, para reducir la incertidumbre. La naturaleza humana tiene una dimensión biológica y una cultural que interaccionan entre sí ya que la naturaleza biológica específica de los seres humanos posibilita la vida cultural, y la dimensión cultural aumenta el poder de adaptación favoreciendo cambios de los que desconocemos de ese ser al medio.

      • La Técnica: El ser humano es capaz de transformar y crear un margen de seguridad (la técnica). Puede fraguar planes desde su mundo interior para modificar el entorno. Desde “sí mismo” se siente protagonista interviniendo y transformando la realidad. Hay que usarla para el bienestar del hombre, no para el poder (EEUU).

        • Es una reforma que imponemos a la naturaleza para satisfacernos.

        • Consiste en adaptar el medio a nuestra voluntad.

        • Se muestra la innovación creativa y el poder sobre la realidad.

      • El lenguaje:

        • Representativa: representa el estado de las cosas.

        • Expresiva: manifiesta los estados interiores del hablante.

        • Apelativa: esperan una reacción por parte del interlocutor.

    Gracias a estas funciones es posible la comunicación y la creación de un mundo compartido.

    • Características antropológicas de la cultura: La antropología cultural es la ciencia que estudia la cultura y compara los modos de vida de los seres humanos. Existe cultura material (coches, pinturas, catedrales) y cultura mental (creencias, valores y normas). Edward B Taylor define a la cultura como el complejo de conocimientos, creencias, arte, moral, costumbres y otras aptitudes y hábitos que el hombre adquiere como miembro de la sociedad. La cultura trasciende a lo biológico y su orden es el lenguaje, la técnica, la moral. Existen más definiciones de cultura. Se la define como un modo de adaptación superior al biológico o como el resultado del que hacer histórico o como factor de humanización, sistema de símbolos compartidos que proporciona un sentido a nuestra vida, una orientación, una forma de ver el mundo e interpretar la realidad.

    • Subcultura y contracultura: En cada cultura se puede hablar de subcultura, no todo el mundo vive de la misma forma. La contracultura es un movimiento de rebelión contra la cultura hegemónica:

      • Tribus urbanas: jóvenes preocupados por descubrir una identidad que ni la sociedad ni la familia les dan.

      • Grupos de ataque social: delincuentes, atacan con violencia el sistema.

      • Grupos sociales alternativos: intentan encontrar un sentido a la existencia a través de distintos medios.

    • Cultura y civilización: junto con el concepto de cultura aparece el de civilización, procede del latín: civis (ciudadano) y civitas (ciudad). Hablar de civilización es hablar de lo propio de la ciudad. Sin embargo, en el SXVIII, los enciclopedistas modificaban el significado del término entendiéndolo como el progreso de la humanidad hacia un estado superior que se desea y se espera confiadamente alcanzar. Actualmente se habla de civilización como la síntesis de los rasgos más generales a los que ha llegado un conjunto de culturas que guardan una relación entre sí. Cultura tiene un sentido más parcial y civilización mas global, una civilización es la agrupación cultural más abarcadora, el nivel de identidad cultural puede distinguir a un ser humano de otro.

    • Multiculturalismo (historia): Es el hecho de que en un determinado espacio social han de convivir personas de diversas culturas. Siempre hay una cultura central y otras que conviven con ellas y a veces se sienten marginadas. En los últimos 20 años el problema se ha agudizado con la venida masiva de inmigrantes, éstos exigen el reconocimiento y el respeto a su cultura. No desean asimilarse a la cultura central del país en el que viven, sino que se respete su propia identidad cultural.

      • Modelos de multiculturalismo:

        • Polietniticidad: resultado de la inmigración, que da lugar a la formación de distintos grupos étnicos en un mismo territorio, piden la modificación de leyes.

        • Multinacionalismo: conviven distintas nacionalidades.

        • Grupos marginales: se sienten marginados de la sociedad en algunos aspectos, reclaman también reconocimiento y respeto por parte de la sociedad.

      • Estudio de la diversidad cultural: la antropología cultural estudia las diferencias entre las culturas procurando no hacer valoraciones. La antropología filosófica, por su parte, intenta ir más allá de la mera descripción y hace un estudio de los otros para entendernos y orientarnos a nosotros mismos. Las dos ramas de la antropología deben tenerse en cuenta para comprender la diversidad cultural. Entre las escuelas antropológicas más importantes se encuentran:

        • Evolucionismo unilineal: Esta corriente adopta el paradigma evolucionista darviniano. Se denomina así porque considera que todas las sociedades han pasado o pasarán por idénticas fases de desarrollo: salvajismo (caza y recolección), barbarie (agricultura y metalurgia) y civilización (culturas de carácter urbano y conocimiento de la escritura). Permite realizar una jerarquía entre culturas. La investigación de estos evolucionistas pretendía explicar la existencia de culturas primitivas en nuestros días.

        • Difusionismo: SXX aparecen 2 escuelas, británica y alemana, que intentan explicar la diversidad cultural no tanto por el propio desarrollo de cada cultura a lo largo de la misma escala evolutiva, sino por la historia de los contactos que cada cultura ha tenido a lo largo del tiempo.

        • Neoevolucionismo multilineal: SXX, el concepto de evolución ya no es unilineal, sostiene que no existe una única línea que orienta el desarrollo de las culturas, sino múltiples patrones de desarrollo. Las culturas son el resultado de las adaptaciones a contextos diferentes. Para jerarquizar haría falta un criterio: no es lo mismo la tecnología que la calidad de las relaciones humanas.

      • Actitudes más frecuentes:

        • Etnocentrismo: Analiza otras culturas desde la propia, al menos tiene consecuencias: la falta de comprensión, el etnocentrista se muestra incapaz de comprender a los que no comparten su modo de vida, la radicalización del sentimiento de cohesión con el propio grupo, sentirse superiores a los demás. Adoptan con respecto a ellos una actitud paternalista o de imposición. Puede adoptar distintas actitudes: xenofobia (odio a los extranjeros), racismo (rechazo violento de ciertos grupos étnicos), el chovinismo (patriotismo fanático), aporofobia (adversión y desprecio al pobre).

        • Relativismo cultural: analizar las diferentes culturas desde sus propios valores y no desde los de una cultura ajena y recomiendan mostrarse tolerante con las diferentes expresiones culturales. Tiene grandes limitaciones porque no promociona el diálogo entre las culturas..

        • Interculturalismo: Parte del respeto a otras culturas y propugna el encuentro entre las diferentes culturas en pie de igualdad:

          • Reconocer la naturaleza pluralista de nuestra sociedad.

          • Comprender la relación entre las distintas culturas.

          • Promover el diálogo entre las culturas.

          • Búsqueda de respuestas a problemas mundiales.

    El interculturalismo propone aprender a convivir en un mundo pluralista y entiende que la diversidad es una fuente de riqueza, si el multiculturalismo es un hecho, el interculturalismo es la actitud que deberíamos adoptar antes este hecho.

        • Diálogo entre culturas: Los valores universales que configuran un mínimo indispensable para llevar a cabo un diálogo fecundo, pueden concretarse en los siguientes;

          • Respeto a los derechos humanos.

          • Aprecio a los valores: libertad, igualdad, solidaridad.

          • Actitud dialogante por la tolerancia activa.

  • La crítica

  • Es llevar ante el tribunal de la razón todo aquello que valoramos para saber si realmente deben ser valorados. Sócrates fomenta la crítica y cuando hay algo en duda propone llevarlo ante el tribunal de la razón y Kant dice atrévete a pensar.

    • Dogmatismo: Rehúsa criticar sus creencias.

    • Escepticismo: Critica hasta tal punto que no cree en nada.