Narciso y Goldmundo; Herman Hesse

Literatura universal contemporánea. Narrativa (novela) alemana existencialista. Amistad y religión. Argumento. Personajes

  • Enviado por: Cristina Pavez
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 4 páginas
publicidad
cursos destacados
Ópera y Música Escénica en el Siglo XX. Vanguardia y Mirada Retrospectiva.
Instituto Superior De Arte - I/art
En el siglo XX hablamos de “Teatro musical” antes que de “ópera” con el fin de integrar todas las modalidades...
Solicita InformaciÓn


publicidad

INSTITUTO DE HUMANIDADES

LUIS CAMPINIO

NARCISO Y GOLDMUNDO

Breve resumen de la obra

1) A lo que respecta a esta obra, se puede argumentar que trata de dar a conocer un desarrollo y una perspectiva psicológica del personaje.

Goldmundo llega al convento de Mariabornn con intenciones establecidas por su padre (ser un erudito, y quedarse en el convento para establecer una vida de claustro), conoce a Narciso y comienza una amistad muy profunda, que lleva a conversaciones analíticas y reflexivas de ambos. En Goldmundo se aprecia una actitud de un personaje perturbado por “algo” que no podía percibir, en charla con su amigo le hace recordar su “lado oscuro", él había olvidado su infancia y a su madre. Al poder recordar esto el mundo lo empezó a percibir de distinta manera, ya que la imagen que se le presentaba era una imagen dulce y tierna de una mujer blanca y rubia, así con esta parte de su vida en memoria activa, se da cuenta de que su padre quería que fuese un “erudito” para parchar los pecados ella había cometido. Narciso cumple una importante tarea en aclararle el camino que debía seguir, él no era una persona para el claustro, él era un artista, una persona que percibe el mundo de manera muy especial y singular. Un día recolectando flores medicinales para el padre Anselmo, Goldmundo conoció a la mujer que lo haría hombre, Elisa, que al momento de conocerlo lo invitó a acompañarla en la noche, y así fue. Esta fue la semilla que gestó en él las ganas de vivir la vida con libertad e irse del convento, acontecen una serie sucesos que modifican a este personaje desde una perspectiva psíquica, conocer y amar a las distintas mujeres con que se topó en el camino, trabajar para el caballero y amar a Lidia y enamorarse de su hermana Julia, conocer a su socio Víctor, que lo traicionaría, (y que luego Goldmundo le daría muerte) trabajar como aprendiz del maestro Nicolao en las esculturas, conocer a Roberto y toparse con la gran matanza que producía la peste, vivir en una cabaña con Lidia y éste, matar al hombre que quería abusar de ésta, la cruda realidad de los judíos, especialmente la de Rebeca, conocer la realidad de Inés, la amante del Gobernador, quien luego lo condenaría a muerte por encontrarlo en la sala de vestidos por decir que estaba robando. Aparece en ese entonces un sacerdote que lo confesaría antes de que se le ahorcara, este era Narciso, que sin mas demora sacó a Goldmundo para llevarlo de vuelta al convento. Así compartieron muchos sucesos que les habían acontecido en los últimos años. Goldmundo trabajaría de escultor en un taller con un aprendiz (el hijo del Herrero) Erico. Pasan los años a Goldmundo se le aprecia una sensación de volver a su vida de vagabundo, se ausentaba del convento por unos días, y regresaba, se sentía atado, se sentía viejo. Comienza a hacer una obra en que se esculpen a distintos personajes como el abad Daniel, el padre Anselmo etc. también esculpe una virgen a imagen de Lidia, en cuestión que al terminar estas obras decide irse de allí. Pasa el tiempo y regresa enfermo, molido y débil, se dirige al taller y se acuesta, Erico le avisa a Narciso de su llegada este le visita al otro día, aquí ocurre lo más bello entre estos personajes después que lo examinara el médico Golmundo le dice a Narciso que se tiene que despedir de él porque pronto morirá. Resume en bellas palabras lo que su amigo había significado para él en su vida escolar, en el destino de su vida, lo importante que había sido para él el reencuentro con la imagen de su madre. Finalmente le dice a Narciso: “¿Cómo podrás morirte un día, si no tienes madre? Sin madre no es posible amar. Sin madre no es posible morir”. Así comenzó su lenta agonía que duro dos días, Narciso no se apartó de él.

2) Búsqueda de la propia personalidad: es este ítem puedo decir que se da a conocer en Goldmundo el transcurso de toda la obra, esta era la manera de percibir las cosas a través de los rostros, ya que Goldmundo no percibía las cosas como Narciso, él las veía como imágenes, las cuales las expresaba con esculturas dibujos etc.

Se puede apreciar claramente cuando esculpe a San Juan a imagen y semejanza de Narciso, cuando esculpe a la virgen de Neuzell a imagen de Lidia, cuando adorna la pieza con tallados en madera del abad Daniel, el padre Anselmo, el maestro Nicolao etc. Él era un perfecto artista ya que en cada una de sus obras ponía un pedazo de su alma, que era acción digna de un maestro y de una buena obra de arte.

Narciso y Goldmundo; Herman Hesse

3) A continuación presento a los personajes que se encuentran en la obra, pero primero me presento:

  • Soy Goldmundo: soy un personaje de perspectiva muy

psicológica, influyen en mi persona todas mis vivencias, y las transformo en imágenes que es la forma más fácil de comunicarlas, es por eso que tengo una manera especial de percibir las cosas.

- Mi amigo del alma Narciso: que es un pensador, un sabio a lo que respecta de la vida, él se basa en los pensamientos filosóficos en lo que respecta a la percepción de sentimientos. También tiene la capacidad de saber lo que las personas sienten en su alma, lo cual lo lleva a ser un gran consejero.

- El Abad Daniel: una persona muy conservadora y atenta, percibía todos los problemas del alumnado, siempre se podía contar con él para lo que fuese.

- El padre Anselmo: un sacerdote muy sabio y apegado a la rama de la medicina, muy entregado a cada uno de sus alumnos, podía pasar la noche velando por nosotros

- Elisa: era una campesina que me hizo un hombre, era de actuar muy extraño, ya que después de nuestra noche de romance, decidió volver con su marido , que era una persona muy agresiva, no se atrevía a escapar de una vida miserable.

- El Caballero: una persona con gran corazón, dedicado por entera a su obra (pasar su vida entera a un libro en Latín) muy generoso conmigo aunque yo creo que recibí mas de lo que di.

- Lidia: la hija mayor del caballero, una mujer muy fina y cariñosa, cómoda y romántica, que anhelaba una vida de casados con un seguro bienestar, ella no se podía casar conmigo, porque su padre se opondría.

- Julia: la hija menor del caballero, una mujercita de figura perfecta, con delicadas manos, al final sintió una atracción por mi, era una mujer a la que no le importaban las consecuencias.

- Víctor: un personaje muy astuto y sagaz, aprendía día a día los trucos para conseguir techo y comida, era un personaje muy vivido que por querer pasarse de listo lo maté.

- Maestro Nicolao: un personaje que fue mi mayor inspiración artística, si no hubiera sido por él no hubiera aprendido el arte de la escultura, era un hombre que sabía encontrar el talento de alguien en un dibujo o en un esquema.

- Roberto: un personaje muy católico pero: cobarde, mezquino, alegador y perezoso que lo único que le importaba era el bienestar propio.

- Lena: una mujer que me amaba, que por consecuencia, quería pasar el resto de su vida conmigo, tuvimos algunas diferencias de opiniones, pero cuando me necesitó yo siempre estuve allí, hasta el día de su muerte.

- Rebeca: era una judía que poseía un carácter nunca antes visto en una mujer que conociese, tenia el corazón partido en mil pedazos por el asesinato de su padre, lo único que a ella le importaba era que la dejara en paz, yo quería amarla.

- Inés: la amante del Gobernador que con solo una mirada me dejo pensando en ella, tenía un carisma especial y creo que sólo momentáneo, porque sólo le importaba mi apariencia, y creo que a mi también. La segunda vez que la vi, me rechazó.

4) Vocabulario:

1) Erudito: ilustrado, intruido, sabio

2) Cavilar: pensar, meditar

3) Fenecer: morir, fallecer, acabarse, terminarse

4) Taciturno: callado, silencioso,

5) Acicalar: adornar, hermosear

6) Simiente: semilla, pepita

7) Acaecer: suceder, ocurrir, acontecer

8) Atisbo: inicio, vislumbre, sospecha

9) Atañer: corresponder, tocar, concernir

10) Caduco: decrépito, viejo

11) Exánime: muerto, inánime

Narciso y Goldmundo; Herman Hesse