Náhuatl

Literatura universal antigua. Poesía hispanoamericana precolonial. Poemas, épica y lírica azteca

  • Enviado por: Mitnal
  • Idioma: castellano
  • País: México México
  • 3 páginas
publicidad

LITERATURA NAHUATL

Atentado contra la etimologia es hablar de una literatura azteca. Esfuerzos habian hecho, y muy ingeniosos, las culturas prehispanicas para fijar sobre la piedra o el papel sus pensamientos: no llegaron, sin embargo, a descubrir el alfabeto que les permitiera fijar la palabra misma. Ideogramas simbolicos, algunos muy estilizados y cercanos al fonetismo, pero no letras, les sirvieron de vehiculo a sus ideas.

Existio, en cambio, una abundantísima producción poética y de elocuencia popular, atesorada en la memoria y transmitida de generación en generación. Normas tambien de vida moral y de conducta social, que los padres enseñaban a sus hijos por regla y que encierran, al mismo tiempo que altos preceptos, bellisimas expresiones. Sahagún, Motolinea, Ixtlilxochitl, la airada pluma del padre Duran, y en general todos los cronistas, concuerdan en afirmarlo.

El canto colectivo, casi siempre acompañado por la danza, o el canto de poetas ante un concurso, mas bien de personas de las clases superiores que del pueblo, el certamen de poetas de estas mismas clases, eran instituciones tan caracteristicas de aquellos pueblos como lo son nuestras los libros, los teatros, las reuniones de sociedad. El primer lugar, naturalmente, lo tenia la alabanza, colectiva o individual de sus divinidades.

es abundantisima producción perecio en su mayor parte. No podia suceder otra cosa. El sacudimiento de la Conquista abatio por largos años la alegria de las razas y dislocó su manera de vida social. Y si cuidadosos los misioneros recogian la información historica, algunos de manera tan cientifica como Sahagun, que es admiración de los modernos, de esta clase de expresión se cuidarón mucho menos. Por algun tiempo persistio en las memorias y en los labios de los supervivientes al desastre de las tribus; pero, poco a poco, por muy variadas causas, fue muriendo. Unos cuantos quedaron como muestra de aquel pasado, cuyo conocimiento es de suma importancia para el estudio del alma nacional en un campo tan íntimo como es la poesía.

Algunos misioneros hicieron que los indios les dictaran o, como paso con Sahagun, escribieron ellos mismos, bajo su mirada, esta clase de cantares. El alfabeto salvo asi para la cultura universal una manera de expresión humana del pensamiento que de otra suerte hubiera perecido para siempre

Poesia Nahauatl

¿Que era lo que acaso tu mente hallaba?
¿Donde estaba tu corazon?
Por esto das tu corazon a cada cosa;
sin rumbo lo llevas; vas destruyendo tu corazon.
Sobre la tierra, ¿acaso puedes ir en pos de algo?

¿Acaso de verdad se vive en la Tierra?
No para siempre en la tierra: solo un poco aqui.
Aunque sea jade se quiebra,
aunque sea oro se rompe,
aunque sea plumaje de quetzal se desgarra,
no para siempre en la tierra: solo un poco aquí

¿Acaso hablamos algo verdadero aqui, Dador de la vida?
Solo soñamos, solo nos levantamos del sueño.
Solo es como un sueño ...
Nadie habla aqui la verdad ...

¿Acaso son verdad los hombres?
Por tanto ya no es verdad nuestro canto.
¿Que esta por ventura en pie?
¿Que es lo que viene a salir bien?

¿Acaso de veras hablamos aqui, Dador de la vida...?
Aun si esmeraldas, si ung£entos finos,
damos al Dador de la Vida,
si con collares eres invocado, con la fuerza del aguila, del tigre,
puede que nadie diga la verdad en la tierra.

Asi hablaban Ayocuan y Cuetzpal,
que ciertamente conocen al Dador de la vida...
Alli oigo su palabra, ciertamente de el,
al Dador de la vida responde el pajaro de cascabel.
Anda cantando, ofrece flores, ofrece flores.
Como esmeraldas y plumas de quetzal,
estan lloviendo sus palabras.

¿Alla se satisface tal vez el Dador de la vida?
¿Es esto lo unico verdadero sobre la tierra?

Solo venimos a dormir,
solo venimos a soñar,
Cual cada primavera de la hierba, asi es nuestra hechura,
¡no es verdad, no es verdad que vinimos a vivir en la tierra,
viene y brota, viene y abre corolas nuestro corazon,
algunas flores echa nuestro cuerpo, se marchita!

La noche se embriaga aqui.
¿Por que te hacias desdeñoso?
¡Inmolate ya, ropaje de oro revistete!

Mi dios lleva a cuestas esmeraldas de agua,
por medio del acueducto es su descanso.
Sabino de plumas de quetzal,
verde serpiente de turquesas,
me ha hecho mercedes.
¡Que yo me deleite, que yo no perezca,
Yo soy la Mata tierna del Maiz,
una esmeralda es mi corazon,
vere el oro del agua!
¡Mi vida se refrescara,
el hombre primerizo se robustece,
nacio el que manda en la guerra!
Mi Dios Mazorca con la cara en alto
sin motivo se azora.
Yo soy la Mata tierna del Maiz,
desde tus montañas te vengo a ver,
yo tu dios.
¿Mi vida se refrescara,
el hombre primerizo se robustece,
nacio el que manda en la guerra!

Cual nenufar del viento el escudo gira,
cual humo, el polvo se alzo,
el silbo con las manos repercute,
en Tenochtitlan México;
en donde esta el solio de los Tigres,
los que alli tienen el cargo de la guerra,
dan silbos con las manos para la batalla.
¡Ah, las flores del Escudo Humeante
no es verdad, no es verdad,
jamas cesaran, jamas acabaran!

Por mas que llore yo, por mas que me aflija,
por mucho que no lo quiera mi corazon,
¿no habre de ir acaso a la Region del Misterio?
Aqui en la tierra dicen nuestros corazones.
¡Oh amigos mios! ojala fueramos inmortales,
¡Oh amigos! ¿donde esta la tierra en que no se muere?
¿Ire yo acaso? ¿Vive alla mi madre? ¿Vive alla mi padre?
En la Region del Misterio... ¡Mi corazon se estremece,
con que solo yo no muriera, que no pereciera...!