Nada; Carmen Laforet

Literatura española contemporánea del siglo XX. Narrativa existencial. Novela. Tremendismo literario. Argumento

  • Enviado por: Mm
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 4 páginas
publicidad
publicidad

NADA Por Carmen Laforet

Primera Parte

La protagonista de la historia, Andrea, llega a Barcelona con la ilusión característica de la gente que cambia su estilo de vida rural al urbano. Llena de sueños y todo lo ve maravilloso.

Todo esto cambia cuando va a la casa de su abuela, donde conoce a Juan, su tío; Gloria, la mujer y Angustias, su otra tía. Todo allí, sirvientes, familiares y casa, era macabro. Esto hace que pierda toda la ilusión con la que viaja a Barcelona.

Andrea recuerda cuando de pequeña venía a la casa de su abuela. Cuando eso todo le asombraba, desde las aceras anchas y húmedas hasta la gente bebiendo refrescos en un café. En cambio ahora todo esta muy cambiado, sobre todo la familia. Desde la muerte de su abuelo todos se habían descuidado mucho, incluso la casa.

Una de las veces en la que Andrea buscaba algo para comer su tía Angustias le llamó. Esta le advirtió de los problemas que conllevaba vivir en Barcelona y que no tuviera una buena relación con Gloria, cosa que le hizo pensar la antipática forma de ser de su tía. Al ir a desayunar conoció a su otro tío, Román, el cuál le pareció agradable al principio pero mas tarde se dio cuenta que estaba equivocada ya que empezó a meterse con Gloria para iniciar una discusión entre ella y Juan, cosa que consiguió con facilidad.

Andrea al ir a pasear con Angustias se siente defraudada por Barcelona. Se lo esperaba distinto.

Esta se da cuenta que Angustias cambia de forma de ser según ella este triste o alegre.

Angustias se lleva muy mal con Gloria esta a su vez se lleva mal con Román y este con ella. Cosa que compartía Andrea con él hasta que un día la vio desnuda cuando estaba siendo pintada por su marido.

En los siguientes días a su llegada no le ocurrió nada importante. La vida en Barcelona le llegó a decepcionar, gracias en parte a la familia con la que convivía y en las condiciones en la que vivía.

Una tarde al brasero empezaron Gloria y la abuela a contarle un pasado no muy lejano pero si cambiado. Decían que antes Román y Juan se llevaban muy bien y siempre estaban juntos. Ellos conocieron en Tarragona (donde vivían antes) a Gloria y allí todos se llevaban muy bien. Todo cambió cuando Gloria se quedó embarazada y Juan pidió a su hermano que la trajera a casa de la abuela que allí estaría mejor ella y el niño.

Cuando Juan volvió se quería llevar a Gloria pero se tuvieron que quedar allí por no tener dinero y a partir de ahí todo empezó a ir mal.

Angustias se entera de que Andrea pasea sola por Barcelona cuando esta ausente y le prohíbe salir a no ser que vaya a la universidad.

En la universidad empieza a simpatizar con Ena, chica simpática y guapa, la cual le dice que admira a su tío Ramón por el arte que tenía para la música y que se lo presente. Esto le sorprende mucho y durante unos días intenta evitarla hasta que le cuente a su tío lo que ella sabe. Pero da la casualidad que Román esta de viaje y para cuando vuelve ella ya piensa que no es tan importante que Ena sepa eso y decido no decirle nada.

Ena siempre le invitaba a la consumición del bar. Sentía que se lo tendría que agradecer de algún modo. Al ver que no tenía que ofrecerle, le regalo un manto que su abuela le había regalado el día de su primera comunión. Al llegar a casa se encuentra la siguiente situación: Angustias acusaba a Román haber robado y vendido el manto de Andrea. Al ver esto no le queda otro remedio que decir la verdad.

Después de comer Angustias advierte a Andrea que no tardara en abandonar el hogar.

Angustias se marcha sin decir ni a donde ni cuando volverá aunque más tarde la abuela confesara lo sabe pero no puede decirlo.

Román invita a Andrea a su habitación y esta acepta dudando. Este le cuenta que el no quiere amigos ya que todos lo de la casa están a su disposición. Cuanto mas habla más cree Andrea que su tío esta loco por lo que huye de la habitación.

Angustias vuelve a casa de noche y se encuentra a Gloria en las escaleras y empiezan a discutir como habitualmente. La furia de Angustias aumenta al darse cuenta que durante estos días de ausencia Andrea a aprovechado para dormir en su cama.

A la mañana siguiente siente que ya no va a obedecer mas Angustias y que esta ha sido la causa de que no este disfrutando su vida en Barcelona.

Angustias llama otra vez a Andrea para que acuda a su habitación y le confiesa que se va a marchar a un convento para siempre y que ella será su última ilusión y última desilusión.

En la marcha de Angustias casi todos sus conocidos vienen a despedirse de ella. En la casa todos coinciden en que Angustias es la causa de que todo haya cambiado tanto y no la muerte del abuelo. Todos menos Juan y Andrea, sin opinión.

En el andén Juan estalla y le echa en cara el no haber tenido la valentía suficiente para tener una relación con Jerónimo Sanz (antiguo pretendiente).

Segunda parte

Andrea gana mucha libertad, con la marcha de Angustias, y suele habituar la casa de Ena y hacer fiestas. En una de ellas, al salir, decide ir a ver la catedral en la oscuridad de la noche y allí se encuentra a Gerardo el cuál le da su número de teléfono. Al llegar a su habitación se la encuentra llena de muebles y otros objetos, cosa que le disgusta mucho.

Para olvidar esto piensa en la cena con los familiares de Ena en la que el padre le dijo que tenían intención de mudarse a Madrid.

Andrea decide pagar solo el pan de la mañana y así tener todo el resto del día libre.

La familia de Ena la empieza a ver como una hija debido a la frecuencia con la que esta suele pasar por casa. Una noche, Andrea se despierta por los gritos y golpes que Juan esta propiciando a su mujer (típicos de la época) y va a su ayuda. Andrea la invita a dormir con ella y esta le cuenta todo lo que piensa. Más tarde Juan va a buscarla.

Debido al Hambre que solía pasar Andrea, está estaba de mal humor lo que ayudaba a tener discusiones con Ena pero duraban poco tiempo. Menos una vez que tuvieron un muy fuerte, ocasión aprovechada por Andrea para llamar a Gerardo. Quedaron al día siguiente para pasear juntos. En este paseo él le beso pero Andrea le dejo las cosas bien claras: no le quería. Al volver a casa se encontró que Ena estaba con Román y, cuando fue vista, Ena le abrazó y se marcho nerviosa.

La relación entre ellas dos no mejora puesto que se piden un poco de tiempo.

Al no tener sitio donde estudiar decide ir a la biblioteca. Pons al verla por allí varios días seguidos se presenta y la invita a conocer sus amigos bohemios: Guíxols, Iturdiaga, Pujol….

Ena y Andrea quedan por la tarde en Tibidado. Allí Ena se sincera con ella contándole que le tiene tanto cariño por su extraña personalidad y que si ha estado estos días atrás visitando su casa es porque también le fascina su familia. Con esto intenta convencerla de que se tiene que sentir orgullosa de su familia.

Cuando vuelve a casa vio que el niño tenía pulmonía y que si no conseguía medicamentos pronto fallecería.

Juan fue a trabajar, por consejo de Gloria, situación aprovechada por esta para ir a pedir dineros a su hermana para los medicamentos. Juan vuelve a casa antes de lo esperado por la preocupación del estado del niño y al ver que Gloria no estaba salió en su búsqueda muy cabreado. Andrea salió detrás para que este no cometiera ninguna tontería.

Juan la encontró jugando a las cartas para ganar dineros y se enteró de que llevaba haciendo esto mucho tiempo por lo que todo su cabreo desapareció.

Más tarde volvieron los tres juntos a casa.

Andrea se encuentra con Jaime (novia de Ena) y este le invita a pasear para hablar de Ena. Le dice que lleva un tiempo que no se ven y que cuando la vea le diga que siguen confiando en ella y que quiere verla.

Andrea va con sus amigos bohemios e Iturdiaga le cuenta que ha visto a la chica de sus sueños pero que no sabe nada de ella.

De vuelta a casa se encuentra con Ena y le dice lo que le dijo Jaime y ella no responde.

Iturdiaga al verla dice que esa era la chica de la que le había hablado.

Pons le pide a Andrea que vaya con él y con su familia a Costa Brava. Esta no sabe muy bien lo que quiere por lo que Pons le da hasta la noche de San Juan (cinco días) para que tome una decisión.

Esa noche Andrea oyó una conversación entre Román y Gloria en la que él le hacía una propuesta pero ella se niega por cosas que ocurrieron hace tiempo cuando Juan mandó a su hermano a que se la llevara a casa de la abuela. Andrea al ver la maldad de su tío busca a Ena para advertirle pero al final no se atreve.

Andrea va a la fiesta de Pons no con mucha ilusión. Pon la deja sola y se va con sus primas y amigas, cosa que no le gusta y se marcha. La madre de Pons, al ver esta situación, se lo dice a su hijo y este va a disculparse. Andrea se marcha y al llegar a su casa se encuentra con la madre de Ena saliendo de ella la cual le pide que tienen que hablar.

Las dos van a tomar algo. La madre de Ena sabe todo lo que esta ocurriendo a su hija. Le cuenta que de chica se enamoró de Román pero que su padre le pagó a él para que se fuera una temporada fuera de Barcelona para no ver a su hija y este aceptó. Después se casó con Luís por deseo de su padre aunque ella no le quería ya que seguía queriendo a Román. Todo cambió cuando nació Ena.

La razón de querer hablar con ella es para pedirle que intente convencer a Ena para que deje de ver a Román ya que no quiere que le ocurra lo mismo que a ella. También le comenta que en Septiembre se irán a Madrid pero que para cuando eso ocurra puede ser demasiado tarde.

Gloria y Juan discuten, pero ya no es como antes, ahora ella se enfrenta a él. Después de la discusión ella va a la habitación de Andrea y empieza a contarle lo que ocurrió cuando se enteró de que salía de noche para ganar dineros jugando a las cartas. Mas tarde las dos discuten por la diferencia de opiniones entre lo que esta ocurriendo entre Román y Ena.

Para tranquilizarse Andrea sale a dar un paseo y a su vuelta oye una conversación entre Román y Ena de la que dedujo que Ena había sido chantajeada por Román. Al oír esto Andrea interrumpió la conversación y corrió hacia la plaza de la universidad.

Allí Andrea se encontró a Ena llorando, bajo la lluvia. Fueron a refugiarse y Ena empezó a contarle que en verdad no estaba enamorada de Román, solo hacía esto para humillarle por todo lo que había echo pasar a su madre. Ella seguía queriendo a Jaime y no podía verla porque le recordaba a todo lo que le estaba ocurriendo en la calle de Aribau (calle en la que vive Andrea)

Andrea se despide de su amiga que se va a veranear y al volver se encuentra a Gloria con la luz apagada y llorando en la cama pero no le quiere decir el porque. De repente se oyó un grito de la sirviente y un porrazo en el suelo. Se había desmayado y al volver en si contó que Román se había suicidado cortándose con la cuchilla de afeitar.

Todos en la casa (incluido Gloria) coincidían en que ella había tenido la culpa de que Román se suicidara.

Andrea duerme durante dos días y al despertarse se entera de que la sirvienta se ha fugado con el perro y que sus dos tías casadas han venido a verle. Cuando va a verlas oye que estas le están echando la culpa a la abuela de todo lo ocurrido: los robos, la locura de sus hijos, el suicidio de Román. Ella se justifica con que ellos eran los más necesitados, pero Juan les da la razón a sus hermanas.

Andrea no cree en la muerte de Román hasta que subió a su habitación y vio que no quedaba nada.

Gloria vende el piano de Román y Juan al enterarse le pega una paliza que casi le mata. Después de esto Gloria se piensa meter a su marido en un manicomio. La abuela al enterarse se cabrea mucho y tira una carta para Andrea.

Esta carta era de Ena en la que le invitaba a vivir con ella y su familia y le decía que allí tendría trabajo. La noche de su partida se despide de todos (estaban todos muy amables)

y se marchó para Madrid buscando lo que hace una año había intentado encontrar en Barcelona.