Nacional Socialismo y Fascismo

Política. Ideologías políticas. Colectivismo social. Sistema económico. Doctrinas polítco económicas. Sociedad industrial absoluta

  • Enviado por: Daena
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 6 páginas

publicidad
cursos destacados
Iníciate con Ableton Live
Iníciate con Ableton Live
El curso da un repaso general por las órdenes y menús más básicos, para poder generar...
Ver más información

Cómo montar un Ordenador
Cómo montar un Ordenador
En este curso te guiamos de una forma muy práctica y gráfica, para que puedas realizar el montaje de tu...
Ver más información


Nacional-Socialismo y

Fascismo

Índice

Relación de preguntas en las que se basa el texto:

1ª: ¿Cual es la concepción de la naturaleza humana que tiene esa ideología?

2ª: ¿Como son las relaciones entre individuos según esa ideología?

3ª: ¿Cual es el papel que tiene el individuo sobre la relación entre individuos y el colectivo social?

4ª: ¿Cual es la visión del sistema económico?

5ª: ¿En qué medida la ideología cree que el individuo tiene capacidad de acción política para influir sobre el desarrollo de cada sociedad?

Bibliografía

Conclusión

El nacional socialismo es una ideología que surgió a mediados del siglo XX, al finalizar la primera Guerra Mundial y la Revolución Bolchevique, en países europeos con Alemania, Italia o Francia. Dichos países tenían una aceleración del proceso de movilización social; respecto a la economía, predominaba la economía agraria latifundista, y tenían que superar una crisis, como las guerras anteriormente mencionadas. Aprovechan el desencanto por los resultados de las guerras, donde los países mencionados salieron perjudicados y la decepción y descontento de sus respectivos gobiernos salidos de la post-guerra.

Los principales impulsores de esta ideología, con algunas diferencias entre ellos, fueron Adolfo Hitler en Alemania, con una desviación del nacional-socialismo, conocida como nazismo, y en Italia Mussolini, más cercano a lo llamado fascismo, estos dos son los más conocidos pero también encontramos a: el líder de las “cruces flechadas” húngaras, Ferncz Saláis; el líder del Sexismo belga, León Degüello; José Antonio Primo de Rivera, fundador de la falange española, y Plinio Salgado, líder de la Acción integrante brasileña, la cual tenía hasta un millón de afiliados.

Para que surgiera esta ideología se tuvieron que dar una serie de circunstancias, además de las mencionadas anteriormente, estas serian: la existencia de un dualismo respecto a las clases sociales, como una significación de diferencia entre los individuos; sentimiento de humillación nacional, respuesta al hecho de la derrota en las guerras, el nacional socialismo cambiara esta sensación, por la exaltación de la nación; una industrialización tardía, como factor que predispone a la radicalización política, y por último una crisis, que es la disgregación nacional, son los hechos como las guerras,…

Existen varios modelos de interpretación de esta ideología, pero antes de analizar dichos modelos estudiamos cuales son las características que se dan en todas las vertientes de esta ideología:

-Combinan un motivo nacionalista con un motivo socialista, es decir, recurren a una situación nefasta para movilizar a las masas en apoyo a la nación y para convencer que hay que un introducir un cambio.

-Existencia del racismo, el caso más conocido y sangriento fue el de Hitler con su idea de la eliminación de la raza judía, por considerarla inferior. “Los pueblos que renuncian a mantener la pureza de su raza, renuncian al tiempo, a la unidad de su alma. La pérdida de pureza de la sangre destruye la felicidad interior, rebaja al hombre para siempre, y sus consecuencias corporales y morales son imborrables”.

-Aparición de dirigentes, relativamente sin pertenencia social. Es la identificación con el mito del jefe, creían en la movilización continua de las masas y de una relación directa jefe-masas sin intermediarios, basado en el sistema del partido único, con un control de todas las fuentes informativas. Por ello, cuando llega un líder nacional socialista al poder, exige unidad, una generación nueva para la formación del gobierno, cuyo “jefe” o “líder” es una persona carismática- para poder calar mejor en las masas- y proveniente de una clase dirigente.

-Promoción del desarrollo industrial, toma un régimen económico privatista, con tendencia a la expansión de la iniciativa pública, con esto se hace un intento de integración de la masa dentro del estado nacional, a la transición de la dirección de la economía de los capitalistas y de los empresarios a altos funcionarios del estado y al control de las grandes líneas de la política económica, así como de la adopción por parte del estado del papel de mediador de las controversiales laborales, es decir, el corporativismo. El corporativismo se basaba, también en una economía cerrada, controlada por un partido único que estaba en el poder. Solo pueden existir los sindicatos verticales, su mayor gasto era en armamento. Este sistema económico buscaba el bienestar de los trabajadores, por ejemplo Mussolini creó una zona de recreo para que los trabajadores pudieran descansar.

Aunque tenemos un caso particular en este aspecto, cuando hablamos de Alemania y de Adolfo Hitler, que detuvo la mecanización de las grandes unidades agrícolas y las segmentó para constituir una agricultura de pequeña escala. Esta propaganda resultó, frente a lo que se creía, una propaganda muy efectiva en términos de la psicología de masas, incluyendo sobre el estrecho tejido de la estructura familiar de las clases media y baja. El 12 de mayo de 1933, hizo un libro denominado “Nuevo orden en la propiedad agrícola”.

Como ya hemos mencionado anteriormente el nacional socialismo hace un intento de la integración de las masa dentro del estado nacional, lo cual se observa en que el fascismo o nazismo no son movimientos solo de clases medias y altas, y que estaban e oposición a la luchas populares del proletariados, ya que a pesar de reclutar sus cuadros en oposición a luchas populares de proletariado en la clase amenazada de proletarización, condenada a muerte por la evolución económica, la gran mayoría de sus adherentes eran proletariados.
La visión del individuo y de su capacidad para influir sobre la sociedad en el nacionalsocialismo está marcada por su concepción de la desigualdad entre las personas. Dicha desigualdad es, en palabras de Benito Mussolini, “inmutable, benéfica y provechosa”, y establece dos grupos diferenciados dentro de la sociedad: las elites y los “mejores”, los primeros están destinados a manejar asuntos de la colectividad, y los segundos es el grupo constituido por la mayoría.
Mussolini sostiene también que “la concepción del Estado es totalmente incluyente: fuera del mismo no puede existir ningún valor humano, y tiene mucho menos valor. El fascismo es totalitario y un Estado fascista interpreta, desarrolla y potencia la vida de un pueblo”. Establece, por tanto, la supremacía del Estado sobre el individuo, que solo es capaz de influir sobre la sociedad si pertenece al grupo de “las elites”, y si en cambio pertenece a “los mejores” está predestinado a ejercer el poder sobre la mayoría, sobre el resto de la sociedad.

“Desde el punto de vista económico, el individuo de la clase media urbana no ocupa una posición diferente a la del trabajador manual. En consecuencia, sus esfuerzos por diferenciarse de él se apoyan esencialmente en su manera de vivir en el ámbito sexual y familiar. Sus privaciones económicas deben compensarse a través de una conducta sexual moralista. En el caso de los funcionarios, esta motivación constituye el elemento más efectivo de identificación con los que detentan el poder. Dado que no están en el mismo nivel que la clase media alta, aunque se identifiquen con sus ideas, deben compensar sus limitaciones económicas mediante una ideología moralista en cuanto al sexo. En lo esencial, los patrones de vida sexuales y culturales de los cuales dependen, les sirven para diferenciarse de las clases más bajas”.

Otra característica es la propuesta de un estilo de vida peculiar, ya que esta ideología interpretaba el estado como la madre de todos los individuos, ya que estos son despreciables y hay que contraponerlo con la exaltación de la colectividad nacional y de la personalidad extraordinaria (élites y súper-hombre), que están relacionados con el


mito del jefe, anteriormente citado, Además, respecto al individuo concreto, propagan la
supremacía masculina, aunque en algunas ocasiones también promueve la solidaridad femenina y nuevas oportunidades para las mujeres de la nación o raza privilegiada.

Una diferencia con las otras ideologías, es que esta no intenta impregnar una teoría, sino que para los nacional socialista lo importante es la acción, con la lucha, ya que ellos recurren a la violencia contra toda fuerza nacional conflictiva, ya que esta es la acción política del individuo para influir en el desarrollo de la sociedad. Ya que esta ideología surge cuando las fuerzas sanas de la opinión nacional están dispersas y no esperan ninguna salvación ni de las derechas ni de las izquierdas, ni creen en la acción de las asambleas políticas que se manifiestan en luchas personales y egoístas entre los que ocupan puestos públicos y aquellos que desean ocuparlos. Se unirán las fueras verdaderamente creadoras de la nación que, organizadas constituirán una fuerza irresistible que transformara desde sus bases la sociedad actual y que creara una patria más grande y más humana. Como decía Mussolini: “Nuestra doctrina es el hecho”.

Exaltación del estado, este es un instrumento de los fuertes y garantía de los débiles. El estado es todo, es omnipotente, los individuos están totalmente subordinados al estado. “Todo por el estado y el estado todo por el estado”. No toleran la separación de poderes. Subordinan la economía al estado y afirma la primicia de la política ante todo. Como consecuencia de esto, y por la característica anterior de que existe un “jefe” supremo, se establece un orden jerárquico y disciplinario inviolable y la autoridad del Estado es, necesariamente, suprema. Por tanto el poder está en mano de uno o de unos cuantos, y los demás, que corresponde a los que no forman la élite, forman el grupo que sale a combatir, siempre por la nación.

Un ejemplo de esta exaltación la encontramos en Mussolini, que proclama: “El Estado por la conciencia misma y la voluntad del pueblo, el estado es la verdadera realidad del individuo”.

Además es la llamada “revolución espiritual”, es decir, se rebela contra los signos del decaimiento moral tales como el individualismo y materialismo, y busca purgar fuerzas o grupos “extraños” que amenazan a la comunidad que está viva, que es orgánica.

Con estas características claras, y teniendo en cuenta que el término nación es entendido con la comunidad que se pasa así misma como sujeto de relaciones sociales, institucionales, históricas, políticas, culturales y en general, por todo las manifestaciones de la convivencia humana. Ya podemos conocer algunas interpretaciones:

Nacional socialismo como “enfermedad moral”.

Producto lógico e inevitable del desarrollo histórico de algunos países.

Reacción de clase anti proletaria, es una interpretación marxista.

Fenómeno totalitario apuesto a la civilización liberal.

“El primer régimen revolucionario de masas que inspiro la utilización de la totalidad de los recursos humanos y naturales de una comunidad histórica en el desarrollo racional”

Conclusión

En resumen, la ideología nacional-socialista/fascista empuja al individuo a la unión con sus semejantes, para hacer así una nación-estado más fuerte, la cual se identifica con la lucha violenta contra los “extraños” al movimiento y aparece un líder de masas.

También existe un pensamiento homogéneo de clases, es decir, rechazan la lucha de clases.

Bibliografía

-“La utopía de la sociedad industrial absoluta”, Plumyéne-Lasierra, 1963 “Les fascime français 1923-1963”, Paris 1963.

-“Doctrina del Fascismo”, B. Mussolini

-“Diccionario de la Política” Norberto Bobbio, editorial S. XXI

-“Introducción a las doctrinas político- económicas”, W. Montenegro, editorial Fado de Cultura Económica, México 1956.

-Es.wikipdia.org

Indicado por Rosenmberg en “El mito del siglo XX”

Este consistía en suprimir la lucha de clases, la prohibición de huelgas, el estado intervenía en todo.

que representaba una reforma a códigos arcaicos, basados en la indiscutible “unidad de la sangre y la tierra”.

Por ejemplo en el censo de 1921 eran 150.000 afiliados al partido fascista, y 60.000 eran de clase baja.

Todo esta párrafo esta extraído de Wilhelm Reich, de la pagina www.lainsignia.org

Extraído de “Doctrina del Fascismo” Benito Mussolini

6