Nacimiento de la gran empresa industrial moderna

Historia empresarial. Producción. Distribución. Sectores. Interacciones. Dirección científica

  • Enviado por: Antonio
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 8 páginas
publicidad
publicidad

TEMA 8

EL NACIMIENTO DE LA GRAN EMPRESA INDUSTRIAL MODERNA

1. La integración de la producción y distribución a gran escala.

2. Sectores en los que comienza la gran empresa industrial moderna.

2.1 las empresas de refinado y destilación en proceso continuo.

2.2 sectores en los que la maquinaria integra fases de producción en un proceso continuo.

2.3 empresas de productos perecederos.

2.4 fabricantes de maquinaria que requería servicios especializados.

2.5 la metalurgia.

3. Las interacciones verticales y horizontales de las empresas.

3.1 características generales y problemas jurídicos.

3.2 las fusiones en la década de 1880.

3.3 las fusiones 1890-1903.

3.4 los sectores industriales de empresas integradas en Estados Unidos 1917.

3.5 análisis del crecimiento por integración vertical.

4. Los comienzos de la dirección científica en la producción a gran escala.

1. LA INTEGRACIÓN DE LA PRODUCCIÓN Y DE LA DISTRIBUCIÓN A GRAN ESCALA.

La gran empresa industrial moderna nace cuando junto a su función de producción integra la distribución a gran escala, consigue así economías por cuatro días:

1. Con un gran volumen de materiales en proceso de producción.

2. Con una elevada rotación de existencias.

3. con un abundante flujo de tesorería que reduce los costes de capital circulante y de capital fijo.

4. Reduciendo los costes de transacción de información ajustando mejor la oferta y la demanda y utilizando de modo más intensivo la mano de obra y los equipos, coordinando el flujo de producción de la materia prima hasta el consumidor, aumentando la productividad y reduciendo los precios.

Las empresas industriales modernas van a crecer de dos formas:

1-unas en principio sólo tenían una unidad de producción y después crean su red comercial y su organización de compras. Se da sobre todo en la década de 1880.

2-empresas que se fusionan horizontalmente y después centralizan la administración, integran la comercialización y la compra de materias primas.

Para la primera guerra mundial habían adquirido ya su forma actual.

En la producción los cambios tuvieron lugar de forma más lenta que en la distribución, porque la industria requería además nuevas tecnologías en cuanto maquinaria y procesos e innovaciones organizativas. El aumento de la producción dependió sobretodo de la tecnología de tres formas:

1. Con una maquinaria más eficiente.

2. Con materias primas de mayor calidad.

3. intensificando el uso de la energía.

Para que esto fuera viable hubo que perfeccionar el diseño de las plantas de fabricación y de los procesos administrativos para conseguir una alta velocidad en la circulación de los materiales a través de la fábrica.

2. SECTORES EN LOS QUE COMIENZA LA GRAN EMPRESA INDUSTRIAL MODERNA.

2.1 las empresas de refinado y destilación en proceso continuo.

En el refinado y la destilación de líquidos la energía no servirá sólo para accionar máquinas sino también para llevar a cabo procesos químicos en los que se utiliza el calor. Eran industrias que fabricaban en grandes lotes o en proceso continuo. Las primeras empresas en adoptar las innovaciones lograrán una gran ventaja comparativa.

Las residencias y destilerías Semana beneficiar de la facilidad que supone integrar líquidos en diferentes procesos de producción. En la década de 1860 se inició la fabricación a gran escala en el refino de petróleo donde Rockefeller hará una gran fortuna.

Procesos similares existen en la transformación del azúcar, el aceite de linaza, del alcohol...

En comparación con los ferrocarriles los costes fijos y las inversiones globales eran muy pequeños, por ello los administradores se preocupaban mucho más por contabilizar los costes directos que los gastos generales y la depreciación.

2.2 sectores en los que la maquinaria integra fases de producción en un proceso continuo.

En la década de 1870 algunas empresas o industrias que utilizaban procesos mecánicos empiezan utilizar maquinaria para integrar varias fases de producción en un proceso continuo. Así ocurre con la industria del tabaco como la american tobacco company, en la industria de fabricación de cerillas, de harina y de cereales de desayuno que nacen como una ampliación de las líneas de producción.

También las empresas que producen sopa y productos enlatados (Campbell y Heinz). Aquellas que trabajan con productos que podían ser enlatados todo el año y no las que trabajan con productos estacionales.

Para todas ellas fue fundamental la aparición de los mercados de masas, gracias a la infraestructura de transportes y de las comunicaciones. También necesitaron la aparición de 2 nuevos tipos de empresas como fueron las agencias de informes comerciales para comprobar la solvencia de los mayoristas y minoristas distribuidores, y las agencias de publicidad cuyas campañas eran imprescindibles para introducir productos relativamente nuevos. Estas empresas en un primer momento se salieron de los servicios de los mayoristas, pero pronto crearon sus departamentos de ventas, que programaban del flujo de producción hasta los minoristas.

El gran flujo de tesorería permitió financiar el capital circulante y aunque a veces acudían a los bancos para conseguir créditos nunca emitían acciones en bolsa, de forma que los fundadores mantenían el control sobre las decisiones a largo plazo y las actividades cotidianas eran dirigidas por directivos asalariados.

Las primeras empresas lograron una gran ventaja competitiva porque el establecimiento de sus redes de comercialización para sus productos fabricados en masa fue financiado con el flujo de tesorería.

Las nuevas empresas que querían entrar en el sector tenían que crear esas organizaciones antes de que el flujo de tesorería fuera importantes. Con la excepción de las harinas, todas fueron sectores oligopolistas.

2.3 empresas de productos perecederos.

En la década de 1880 el desarrollo del vagón frigorífico permitió que la distribución a gran escala de productos como la carne una cerveza. En la carne fue Swift (Chicago) la primera empresa cárnica moderna con un gran volumen de operaciones, muriendo así aprovechar mejor los subproductos y derivados.

En el caso de la cerveza, anteriormente las fábricas sólo distribuían en circuitos regionales mientras que ahora pudieron hacerlo a escala nacional; algunas se integraron hacia atrás comprando fábricas de barriles y bosques maderables. Este ejemplo fue seguido por las empresas de productos lácteos y más tarde de congelados.

2.4 fabricantes de maquinaria que requería servicios especializados.

Las empresas que fabricaban máquinas desarrolladas durante la segunda revolución industrial (segunda mitad del siglo XIX) necesitaban a menudo establecer sus propias redes de ventas especializadas, porque los mayoristas no podían dar servicios de mantenimiento, asistencia técnica y de venta a plazos que requería la comercialización de estos productos.

La maquinaria podía ser de 2 tipos:

1. Máquinas que podían ser bienes de consumo si se vendían a individuos o podían ser bienes de producción si se vendían empresas. Máquina de coser, inventada y desarrollada empresarialmente por SINGER o máquinas de oficina o incluso maquinaria agrícola en lo que destacaron Mc Cormick y John Deere.

2. Aquella destinada claramente a bienes de equipo (ascensores: OTIS)

Los vendedores debían estar altamente cualificados por lo que a menudo eran ingenieros industriales.

Tanto un tipo como otro debieron establecer sus propias redes de sucursales y de agentes autorizados en la década de 1880, que mientras que el departamento de ventas de la oficina central se encargaba de evaluar las actividades y desarrollar las mejores técnicas comerciales.

En la oficina central existía también un departamento de compras para adquirir directamente las materias primas a los productores. Trabajaban con un número reducido de grandes fábricas y su organización era centralizada y dividida en departamentos funcionales, que podían ser similares a las unidades operativas.

Las empresas de maquinaria agrícola maquinaria oficina o de coser que se integraron también hacia atrás comprando a veces bosques, fundiciones o minas. Todas estas empresas se autofinanciaron ,con una excepción, las compañías de materiales eléctricos ya que estas tuvieron también que construir las primeras centrales eléctricas y para su financiación tuvieron que acudir a la bolsa.

Todos estos sectores funcionaron como oligopolios formados por las primeras empresas creadas; además fueron las primeras multinacionales estadounidenses y crearon muchas de las prácticas llevadas a cabo por la empresa industrial norteamericana.

2.5 la metalurgia.

En la metalurgia la maquinaria para producir gran escala era más costosa y compleja que en los sectores anteriores y fue apareciendo de forma más lenta y gradual. En la década de 1860 el proceso Bessemer y algo más tarde el Thomas-Gilchrist posibilitaron la producción de acero a gran escala.

En Estados Unidos la empresa siderúrgica más importante fue la Carnegie, que estaba especializada en la producción de raíles para el ferrocarril. Su estructura administrativa se inspiró en la de los ferrocarriles, cada proceso o fase de fabricación era independiente, estando bajo el control que los capataces y éstos firmemente controlados desde la dirección, para coordinar los flujos de producción.

En las empresas siderúrgicas el diseño de la planta era fundamental.

Carnegie desarrolló la contabilidad de costes como un instrumento fundamental de control, utilizado para evaluar la actuación de los jefes departamento, de los capataces y de los trabajadores así como para la toma de decisiones en cuanto al desarrollo de nuevos productos e incluso para fijar precios de artículos que no se producían en serie como los puentes de hierro.

Sin embargo Carnegie siguió sin desarrollar el cálculo de los costes indirectos ni de la depreciación.

En cuanto el rendimiento financiero del empresa, se tenía en cuenta la relación entre ingresos y gastos pero también se calculaban los beneficios en relación con el valor contable de las acciones emitidas, si bien así no se relacionaba con los activos al menos era un paso hacia la mejora de la contabilidad de capital. En cualquier caso la empresa sigue contando con un número escaso de directivos y era dirigida personalmente por Carnegie como empresa patronal.

3. LAS INTEGRACIONES HORIZONTALES Y VERTICALES DE LAS EMPRESAS INDUSTRIALES.

3.1 características generales y problemas jurídicos

Las compañías industriales se convirtieron en multiunitarias de 2 formas:

1. Unas fueron empresas que integraron verticalmente la comercialización y la compra de materias primas para reducir costes y aumentar beneficios mediante la coordinación administrativa.

2. Empresas que empiezan adoptando una estrategia de integración horizontal con el objetivo de mantener los beneficios mediante el control de la producción de cada unidad operativa y el control de los precios.

Este tipo se dará en el marco de la caída de precios durante 1873-95. Sin embargo la ley Sherman declaró ilegales las estrategias que vulneraban la competencia. Además en Estados Unidos las estrategias de concentración horizontal no fueron viables a largo plazo sino iban seguidas más tarde por una estrategia de integración vertical. Al ser prohibidos los cárteles, las empresas que los formaban tuvieron que fusionarse o crear Trust o Holdings.

Más tarde debieron integrar la comercialización (integrarse hacia adelante) e integrar la compra de materias primas (integrarse hacia atrás). Ese proceso fue consecuencia de problemas específicos que se plantearon a las empresas, por lo cual el ritmo con el que se realizó varió enormemente. En general estos procesos tuvieron éxito fundamentalmente en los sectores que trabajaban con tecnología para la producción a gran escala para los mercados nacional e internacional.

En las décadas de 1870 y 1880 los carteles fueron muy numerosos en todos los sectores de la industria y fracasaron del mismo modo que los ferroviarios, por los incumplimientos y por la falta de valor legal este tipo de acuerdos.

Para controlar mejor la actuación de las empresas que formaban un cartel, en ocasiones se intercambiaban acciones, pero esta estrategia resultaba muy cara y a menudo imposible de efectuar si las empresas eran sociedades colectivas. Para controlar mejor a las compañías asociadas se podía constituir un holding pero la constitución de una empresa dedicada a controlar las acciones de otras requería una aprobación especial del estado. Para evitarse problemas nace el Trust, que consiste en que las compañías asociadas ceden todas sus acciones a un consejo de administración común y reciben a cambio unos certificados por un valor equivalente. Este consejo podía decidir sobre las cuestiones de funcionamiento e inversión de las compañías ya fusionadas.

3.2. Las fusiones en la década de 1880.

En esta década fueron pocos los cárteles que dieron pasos para fusionarse legalmente. No obstante conviene destacar el caso de Standard-Oil de Rockefeller que antes de 1870 había nacido como un cártel en el refino de petróleo. En este caso la fusión se debió más a una respuesta a las oportunidades de incrementar los beneficios mediante la concentración y la integración vertical que a la necesidad de aumentar el control sobre los miembros del cártel. Cuando a la Standard Oil le viene una amenaza por parte de los productores de petróleo que construyen el primer gran oleoducto, Standard Oil responde creando una gran red de oleoductos. En 1882 Standard Oil que se constituye como un trust con unas oficinas centrales y rápidamente reduce el número de refinerías, concentrando gran parte de la producción en tres nuevas plantas que refinaban a gran escala.

Posteriormente decide también entrar en la comercialización de los productos refinados compitiendo con los mayoristas. Por último crea además una flota de petroleros para la exportación.

Cuando en 1890 empieza que a extraer crudo en Indiana se convierte en una empresa totalmente integrada de forma vertical.

Cuando en 1911 fue disuelta por una sentencia del Tribunal Supremo existían ya en Estados Unidos otras ocho grandes compañías petroleras. En la década de 1880 existían otros cinco grandes trust a escala nacional de los cuales tres se convirtieron en empresas completamente integradas, dedicadas a las semillas de algodón, de linaza y la transformación del plomo.

El trust del azúcar creó una organización de compras pero no de comercialización, de modo que en 1917 había seis empresas azucareras integradas compitiendo de forma oligopolística.

3.3. Las fusiones entre 1890-1903.

Los trust creados en la década de 1880 tenían como objetivo racionalizar y concentrar la producción. Por el contrario a partir de 1890 con la ley Sherman el número de fusiones creció rápidamente pero con otro objetivo, sustituir a los cárteles quedan completamente ilegales mientras que los holdings y los trusts debían ser analizados caso por caso.

Las empresas fusionadas en un principio siguieron funcionando como cárteles aunque algunas emprendieron después una estrategia de centralización y de integración. Para que estas concentraciones tuvieran éxito fue casi imprescindible que pertenecieran a los sectores en los cuales la tecnología y los mercados permitían reducir costes al concentrar las instalaciones y centralizar la administración para coordinar los flujos.

En el caso a estas empresas fusionadas la reorganización que siguió no pudo ser financiada con el flujo de tesorería corriente, con la excepción de Standard Oil, por lo cual fueron las primeras empresas industriales que tuvieron que acudir a la bolsa para su financiación. Además tuvieron que transformarse en sociedades anónimas, y ambos factores facilitaron la separación de la propiedad y de la gestión.

Por el contrario este proceso no se da en principio en las empresas que habían crecido por expansión interna.

En las empresas fusionadas la centralización administrativa que se debió más a una necesidad comercial que jurídica. Los holdings creció funcionando como cárteles podían en un principio tener éxito manteniendo altos los precios, pero en ese caso aparecían competidores. Se decidirán competir reduciendo precios podía ser ruinoso y recibían comprar las empresas competidoras podía ser una estrategia ubicada, por ello tuvieron que acometer la centralización administrativa, y la concentración de las instalaciones, la integración hacia adelante y hacia atrás.

Las empresas fusionadas que no pudieron dar los siguientes pasos a menudo fracasaron.

Las empresas fusionadas que tuvieron éxito fueron las que trabajaban en los mismos sectores en los que apareció por primera vez empresa integrada, sectores en los que la tecnología y la mejora organizativa permitían sensibles reducciones de costes. Por el contrario las fusiones en sectores como el textil o el cuero fracasaron.

3.4. Los sectores industriales de empresas integradas en Estados Unidos en 1917.

El 80% de las empresas industriales que tenían unos activos superiores a 20 millones de dólares eran empresas integradas, centralizadas administrativamente y organizadas a través de departamentos funcionales. Eran empresas que grandes del sector alimentario, que competían de forma oligopolística y a menudo se habían establecido también en el extranjero.

En el tabaco la american tobacco company fue obligada a disolverse en 1911 por orden del Tribunal Supremo, dando lugar a tres golpes empresas, pero estas inmediatamente integraron sus propias organizaciones de distribución y de compras.

La industria del petróleo amplió su mercado a principios del siglo XX con la aparición del automóvil.

Aparecieron así nuevas empresas en el sector también centralizadas que integradas como TEXACO, GULF o SHELL. Además en 1911 el Tribunal Supremo ordenó la disolución de Standard Oil y así se dividió en 11 empresas que de este modo no pudieron ya dominar el mercado.

En el sector químico Dupont y Union Carbide fueron pioneras en la investigación y desarrollo de nuevos productos y aunque Dupont tuvo que disolverse las empresas resultantes también se integran pronto hacia adelante y hacia atrás.

En la industria de productos metálicos las grandes empresas integraron la distribución pero pocas llegaron a controlar todos los procesos porque estos eran muy variables, además rara vez adquirieron las dimensiones de las empresas de la alimentación o químicas aunque con una importante excepción como Gillette porque se trataba de un producto totalmente nuevo y producido en masa.

La industria de la maquinaria compleja había creado ya grandes empresas integradas con redes de distribución internacional a gran escala.

En el siglo XX se le unen otros subsectores como las empresas de material eléctrico y del automóvil.

En la siderurgia las empresas iniciaron la integración hacia atrás (mineral de hierro) como una estrategia defensiva ante el dominio de la minería de hierro por unas pocas empresas mineras.

Por el contrario en la metalurgia de metales no ferrosos fueron las empresas mineras las que se sintieron amenazadas porque la transformación la controlaban unas pocas empresas.

Las empresas mineras se integran hacia adelante, empezando a transformar el mineral. En general las empresas metalúrgicas estaban centralizadas administrativamente con una importante excepción la United States Steel que hasta la década de los 30 siguió funcionando como un holding.

3.5. Análisis del crecimiento por integración vertical.

De los casos vistos se pueden sacar tres grandes conclusiones:

1. El factor más importante para determinar el tamaño y las actividades de las grandes empresas industriales fue la naturaleza del mercado.

2. La integración vertical dio origen a oligopolios pero rara vez a monopolios.

3. Las grandes empresas dominaron sus respectivos mercados.

En cuanto a la importancia del mercado hay que señalar que es superior a la importancia de la tecnología. Estas empresas utilizaban tecnologías intensivas en capital y en energía, pero en algunos sectores como el vidrio o el papel, que también empleaban estas tecnologías, las empresas podían seguir siendo competitivas con un tamaño relativamente pequeño.

La gran empresa nace cuando además del alto volumen de producción requiere una programación detallada de los flujos o unos servicios comerciales especializados.

En los sectores en los que la integración y la coordinación administrativa significaban una ventaja competitiva la producción se concentró en pocas empresas, lo que no ocurrió en otros sectores como el textil, la confección, el cuero o la imprenta. En estos casos el tamaño podía llegar a ser un problema más que una ventaja.

La concentración dio paso hacia el oligopolio pero rara vez hacia el monopolio, por cuatro causas fundamentalmente:

-cuando los fabricantes inician la integración hacia atrás los productores de materias primas inician la integración hacia adelante.

-2 ó más empresas pueden iniciar los procesos de integración al mismo tiempo.

-las empresas integradas suelen diversificar su producción y al diversificarla entran en competencia con otras empresas integradas.

-el papel que jugó la legislación antimonopolio de Estados Unidos.

4. LOS COMIENZOS DE LA DIRECCIÓN CIENTÍFICA EN LA FABRICACIÓN A GRAN ESCALA.

La depresión económica que se inicia en la década de 1870 va a significar en general un exceso de capacidad productiva por parte de las empresas.

Las empresas industriales debieron prestar una atención muy preferente a los temas de organización estudiando los ingenieros industriales los problemas básicos para la coordinación y el control de la producción a gran escala en los talleres.

En la dirección científica hay que destacar sobretodo a Frederick Winslow Taylor, que realizó grandes esfuerzos para determinar científicamente el tiempo que se debía dedicar a cada tarea, la producción estándar que se debía conseguir por unidad de tiempo, estudiar detalladamente las tareas que había que hacer, los movimientos para cada tarea y establecer un sistema de primas y castigos para fomentar el cumplimiento de esas tareas.

En sus tiempos Taylor planteaba además una división radical entre quien concebía las tareas y quién debía ejecutarlas; para él la fábrica en su conjunto debía estar regida por el departamento de planificación (algo parecido al Staff) e incluso planteaba la desaparición de los capataces taller y su sustitución capataces funcionales (lo que supondría la desaparición de las líneas de autoridad). El problema del sistema de Taylor es que no determinaba las líneas de autoridad y de responsabilidad, por esto los fabricantes en general adoptaron los principios generales de Taylor pero adaptándolos a las estructuras de línea y staff.

Los fabricantes mantuvieron las líneas de autoridad aunque crearon un staff de especialistas para la planificación de la fábrica. Esta estructura se implantó o se extendió durante la primera guerra mundial también por Europa.