Música metal

Heavy. Trash. Punk. Historia. Superbandas. Travesía. Históricos y adultos. Estética. Negocio. Sex Pistol. Trash Metal

  • Enviado por: El remitente no desea revelar su nombre
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 25 páginas
publicidad
cursos destacados
Curso completo de piano - Nivel básico
Curso completo de piano - Nivel básico
Este curso de piano está pensado para todos aquellos principiantes que deseen comenzar a tocar el piano o el...
Ver más información

Iníciate en LOGIC PRO 9
Iníciate en LOGIC PRO 9
Vamos a ver de manera muy sencilla y en un breve paseo de poco más de una hora como funciona uno de los...
Ver más información

publicidad

1. INTRODUCCIÓN  Heavy metal, corriente del rock que en su sentido literal se define como metal duro o pesado.

La expresión heavy metal tiene un origen literario: un personaje creado por el narrador estadounidense William Seward Burroughs en su peculiar código metafórico, al que da vida en La máquina blanda (1961), llamado Chico Heavy Metal. Estos términos fueron utilizados por el crítico de la revista Rolling Stone y más tarde novelista y editor Barry Gifford para aludir pocos años después al movimiento de recuperación del rock and roll en su línea más radical, que encabezaron bandas británicas y estadounidenses como Hawkind, Cream, MC5, Yardbirds, Iron Butterfly, Steppenwoolf, Blue Öyster Cult, Ted Nugent y Amboy Dukes, Thyn Lizzy, Blue Cheer y, para algunos analistas, hasta Kinks, The Who o The Stooges. No obstante serán sobre todo grupos como Deep Purple con su álbum Shades of Deep Purple (1968) y Led Zeppelin con la publicación a principios de 1969 de su primer álbum Led Zeppelin, los que inauguran la era de las superbandas de rock y marcan las líneas maestras del heavy metal, al extremar aún más la postura enérgica adoptada por el hardcore y el glam en las postrimerías de la década de 1960.

2. LA ERA DE LAS SUPERBANDAS  
La confrontación artificial planteada entre una supuesta y homogénea actitud dura en el rock y la correspondiente línea blanda, de la que fueran principales exponentes respectivamente las bandas británicas The Rolling Stones y The Beatles, se reproduciría en los primeros tiempos del heavy metal. Las distinciones de los especialistas, en este caso, no sólo ponían énfasis en la fuerza sonora de las bandas, sino asimismo en la eterna confrontación entre los defensores del retorno a las esencias puras y duras del rock americano, y la ambición y el ansia de variedad que animaban la creatividad de los músicos del Reino Unido. En consecuencia, el heavy metal, en una primera etapa, se configuró sobre la marcha con el propósito de redefinir y reivindicar el rock genuino, y por oposición a la decadencia general de los grupos e intérpretes representativos del mundo del rock —este mismo carácter de reacción airada contra el estancamiento alumbraría el punk a finales de la década de 1970—, que lo condenaba a ser caricatura de sí mismo y juguete sometido a la dictadura de la comercialidad impuesta por las grandes casas discográficas.

Más afines a las influencias del blues y el rhythm and blues, los músicos de heavy metal alzaron —o recuperaron— el estandarte de la insumisión y la rebeldía inherente al rock en oposición abierta a las prácticas de las estrellas del rock. En el aspecto técnico, esta actitud se fundamentaba en una prueba constante de fuerza instrumental donde primaba la autenticidad de la acción sobre el virtuosismo musical. Potentes baterías, guitarras coléricas y vertiginosas, bajos de tormenta, voces que ensalzan la rabia del marginado y del marginal o una fantástica pesadilla anticonvencional dirigida contra la narrativa ortodoxa y el ingenio chocante o absurdo de las letras del rock clásico y la sociedad establecida, tradicional y conservadora, satisfecha e intolerante.

Todos estos elementos generales, como es lógico, se verían sometidos a grandes cambios con el paso de los años, puesto que en los principios de la andadura del rock metálico sus rasgos de identidad estaban por consolidarse. Ello puede advertirse en la pluralidad de caminos seguidos por gran número de bandas hasta que adquieren conciencia de su verdadera orientación y, de una forma más evidente, contrastando la forma en que sus temas evolucionan en el tiempo. Resultaría arriesgado afirmar, si se exceptúa la inquietud estética o la disconformidad como retrato esencial de una actitud vital, que pueden confundirse entre sí las canciones de Led Zeppelin, Deep Purple o Hawkind, con las descargas enloquecidas y selváticas de las guitarras de Ted Nugent y Eddie van Halen; o que las atmósferas siniestras de Black Sabbath pueden asociarse sin más con la vocación clasicista de Yngwie Malmsteen, la estética fría de Judas Priest y el ansia destructora de Wendy O. Williams.

Asimismo existe una correlación entre la conducta heterodoxa y épica del heavy, a la manera de un rock combatiente en los márgenes del mercado, y la ruptura de la imagen tópica del éxito de las glorias del rock. El dilema sociocultural entre apocalípticos e integrados se transforma aquí en el choque entre una espectacularidad sucia, esforzada, ruidosa y heroica, y la brillantez del sistema que premia a los “buenos chicos” que aspiran a una vida de triunfo y retornan al buen camino en cuanto caen prisioneros del mercado discográfico a gran escala.

3. LA TRAVESÍA DEL DESIERTO  
Existe unanimidad entre los autores que han reconstruido la andadura histórica del heavy metal en que la coincidencia de las bandas al cultivar un atronante torbellino sonoro aportaba una cohesión general a la multitud de las manifestaciones de los músicos e intérpretes vinculados a este movimiento. No obstante, existe otro factor que caracterizó el rock metálico desde sus inicios: el rechazo que recibió por parte de la crítica especializada y de los medios musicales acostumbrados, reflejo del patente rechazo social y generacional.

En sus inicios, el heavy rock designó de una forma genérica a jóvenes que no sabían cuál era, en concreto, el proyecto específico que pretendían llevar adelante.

4. DEEP PURPLE  
Es el caso de Deep Purple, que en sus primeros tiempos integran músicos de rhythm and blues como John Lord, Nicky Simper o el solista Rod Evans, un guitarra tan duro como Ritchie Blackmore, y un batería tan caracterizado y energético como Ian Paice. Sus primeros temas son versiones y dan lugar a una primera época donde Lord imprime un carácter sintético entre el blues, el rock sinfónico más denso y algunas resonancias tomadas de The Beatles, con álbumes como The Book of Taliesyn y el que lleva el nombre del grupo y les sirve de tarjeta de presentación.

La segunda época, que arranca de 1970, relacionará a los incorporados Ian Gillan (voz) y Roger Glover (producción y batería), que tomarían partido por la línea propugnada por Blackmore: Deep Purple In Rock será una contundente muestra de esta etapa, a la que seguirán Fireball (1971), Machine Head (1972) y el mítico doble Made in Japan (1972), cuya clamorosa acogida define su retrato más difundido y aceptado, pero a costa de lastrar el futuro de la banda, que se disgrega en 1973 —con la salida de Gillan—, vuelve a reconstruirse en 1975 para grabar Made in Europe, y se desgaja poco después con la marcha de Blackmore, decidido a liderar su propia banda, Rainbow. Las sucesivas reapariciones de la formación favorecen el ascenso de algunas figuras nacientes —como el guitarra Tommy Bolin y el cantante David Coverdale—, pero no permite desligarse del legado histórico de la banda en tanto sus nuevos discos pasan inadvertidos para el público.

5. LED ZEPPELIN  
El origen de Led Zeppelin es muy distinto, pues surge en 1968 a raíz de la dispersión de los componentes de Yardbirds, entre los que destacaban las guitarras de Eric Clapton, Jeff Beck y Jimmy Page. Este último, ansioso por formar su propia banda, llamará en su ayuda al bajo John Paul Jones, y trabará gran amistad con el cantante Robert Plant, quien a su vez convocará al obsesivo batería John Bonham. Con las bendiciones de Keith Moon, el belicoso batería de The Who, y el respaldo de Atlantic Records graban su primer álbum Led Zeppelin en enero de 1969 y hacia finales del mismo año aparece Led Zeppelin II. En 1970 llegará la tercera entrega de la que ya se conoce como serie Zeppelin, y la cuarta al cabo de unos meses.

En menos de un año los componentes del grupo, tras una frenética actividad, se han convertido en la banda más original, acrisolada e innovadora de la década, al remontar las supuestas influencias procedentes del movimiento mod y sus inequívocas raíces blues rock, en beneficio de un sonido inconfundible, duro, intenso, cargado de fragores, donde se concilian la potente guitarra de Page y la embrujadora voz de Plant. No obstante, como es frecuente en el universo del rock, el éxito mundial —y de un modo concreto el culto que despierta el bellísimo tema “Stairway to Heaven”— desencadena la oleada de gacetillas y reportajes que presenta a los Zeppelin como satanistas enloquecidos, hippies de última hora traidores a los ideales del mundo libre, comprometidos en cambio con la lucha del pueblo vietnamita y las drogas duras y, por si fuera poco, según las mismas fantasiosas fuentes, involucrados en terribles y sombríos sucesos de sangre, ceremonias orgiásticas, sacrificios y ritos de magia negra.

Al trascender la muerte del hijo de Plant, las accidentadas giras y la desaparición de varios amigos próximos a los músicos, amantes por demás de prácticas orientalistas y esotéricas, así como los rumores sobre la ambigüedad diabólica e inmoral de las letras, los medios de comunicación remiten al grupo al territorio del más terrible de los ostracismos, que los Zeppelin intentarán anular entre 1973 y 1975 mediante la publicación de Houses of the Holy y la creación de la discográfica independiente Swan Song. Ha nacido el mito, pero al parecer ensombrecido por su agitada trayectoria, que implica al heavy metal en general.

En 1980 la muerte de Bonham, luego de un periodo en que sus actuaciones marcan hitos y se suceden trabajos de calidad excepcional —el doble Physical Graffiti (1975), Presence (1976) y In Through the Out Door (1979), que alcanzaría ventas millonarias— llevan a los componentes de Led Zeppelin a la separación.

Desde ese momento, las hipótesis que apuntan hacia la reunión de los maduros supervivientes son constantes, y se avivan en 1982 con la edición del álbum Coda; pero salvo esporádicos encuentros discográficos (Page y Plant) y tentativas aisladas (Page con Jeff Beck, con The Firm, con Honeydrippers, además de numerosos temas compuestos para cantantes como Roy Harper, Plant y David Coverdale), el proyecto no logró prosperar.

6. BLACK SABBATH  Los también británicos Black Sabbath, procedentes de Birmingham, emprenden su carrera por las mismas fechas que Led Zeppelin, pero el éxito les sorprenderá a partir de 1970, con el lanzamiento en Estados Unidos de Paranoid, un álbum que al tiempo que asume algunas de las influencias más claras del glam rock, asienta una de las corrientes definitorias y más poderosas del heavy.

Sus puestas en escena ensalzan atmósferas misteriosas, oscuras, relatos de terror que se conjugan con impresionantes pesadillas tecnológicas y anuncios apocalípticos, elementos que sostenidos por el carisma del solista Ozzy Osbourne, enamorado de las historias medievales y las leyendas vampíricas, y unidos a la potencia de Tony Iommi (guitarra) y Bill Ward (batería), abrirán un episodio singular en el rock de las últimas décadas.

7. LOS HISTÓRICOS Y LOS ADULTOS  De principios de la década de 1970 arranca la oleada de las que serán más características formaciones de heavy metal, y se manifestará por diversos frentes. La relación sería interminable, pero destacan los estadounidenses Aerosmith, Blue Öyster Cult, Mountain (en 1970), The Tubes y la solista Suzy 4 (en 1972), los británicos UFO (en 1970), los alemanes Scorpions (en 1971), los británicos Gary Moore y G-Force, Thyn Lizzy y Uriah Heep (en 1972), los británicos Judas Priest y los neoyorquinos Kiss (en 1973), los canadienses Rush y April Wine (1973), los australianos AC/DC (en 1974), los holandeses establecidos en California, Van Halen (en 1974), los británicos Rainbow y Motorhead (en 1975).

Recibirán el legado de las superbandas y en algunos casos —como Aerosmith, Judas Priest o AC/DC, principalmente— tomarán el relevo en un plano de igualdad con sus predecesores que afirmará el código de identidad heavy, fijándolo en el tiempo, en lo musical y en lo plástico.

Más tarde, durante las décadas de 1970 y 1980, mantendrán las esencias en contraste con las líneas musicales que proliferarán en Estados Unidos y Gran Bretaña a partir del estallido punk, la escuela metálica denominada AOR (Adult Oriented Rock) o de "nueva ola", impulso más moderado en sus formas, así como más mediatizado por criterios de comercialidad.


Esta reacción estimulará a partir de 1977 y de forma ininterrumpida hasta los años noventa la aparición de bandas tan destacadas como Iron Maiden, Def Leppard, Saxon, Whitesnake, The Runaways, Girlschool, UDO, Dokken, Metallica, Megadeth, Manowar, The Cult, WASP, Mötley Crüe, Bon Jovi, Skid Row, Twisted Sister, Anthrax, Suicidal Tendencies, Gamma Ray, Black Crowes, Queensrÿche, Paradise Lost, Fight, Cycle Sluts From Hell, entre muchas otras. Y a la vez, se evidencia la relación con diversos géneros musicales —con preferencia el punk, el grunge, el rap y numerosas corrientes de rock alternativo—, así como el periódico resurgir de formaciones míticas (Cream, Deep Purple, por ejemplo), orientaciones que lejos de estancar la creatividad del rock metálico le han aportado sugerentes perspectivas.

AC/DC, grupo de rock británico de origen australiano. Lo fundaron en 1973 en Sydney los hermanos Malcolm y Angus Young, junto con Bon Scott, Mark Evans y Phil Rudd. Han desarrollaron un sonido que se encuadra dentro del heavy metal influido por la música de The Rolling Stones. Sus explosivas actuaciones en directo se hicieron famosas desde un principio gracias, en gran medida, al extravagante estilo de su guitarrista principal, Angus Young, que siempre vestía con uniforme de colegial en los conciertos. En 1976 se trasladaron a Gran Bretaña (los hermanos Young habían nacido en Glasgow), e inmediatamente ocuparon los primeros puestos de ventas del país con discos como Let There Be Rock (1977) y Powerage (1978), a los que siguieron If You Want Blood You've Got It (1978) y el disco Highway to Hell (1979), del que se vendieron millones de copias. En febrero de 1980, el vocalista Bon Scott falleció por consumo excesivo de alcohol y fue sustituido por Brian Johnson, que pertenecía al grupo Geordie.

Aunque llegaron a Gran Bretaña en pleno auge del punk rock, en poco tiempo obtuvieron una enorme aceptación del gran público. El disco Back in Black (1980) alcanzó el primer lugar en la lista de los discos más vendidos del país y les catapultó a Estados Unidos. En la segunda mitad de la década de 1980, una serie de acontecimientos personales hicieron creer que el grupo ya había pasado sus mejores momentos, aunque sus discos se mantuvieron en las listas de éxitos hasta la década de 1990. En 1993, el sencillo “Big Gun”, que utilizaron para la banda sonora de la película interpretada por Arnold Schwarzenegger El último gran héroe, de John McTiernan, alcanzó de nuevo las listas de los más vendidos en Gran Bretaña. En 1995 grabaron el disco Ballbreaker.

Black Sabbath, grupo británico cuya música se incluye dentro del sonido heavy metal. Introdujo gran parte de los elementos característicos de la estética de este género.

Procedente de Birmingham, estaba compuesto originariamente por el cantante Ozzy Osbourne, el guitarrista Tony Iommi, el bajo Terry “Geezer” Butler y el batería Bill Ward. Aunque emprendió su carrera por las mismas fechas que Led Zeppelin, el éxito les sorprendió a partir de 1970, con el lanzamiento en Estados Unidos de Paranoid, un álbum que al tiempo que asume algunas de las influencias más claras del glam rock, herencia frecuente en numerosas formaciones metálicas (Alice Cooper, David Bowie y Lou Reed, entre otros, ejercen por aquella época un controvertido pero innegable magisterio), asienta una de las corrientes definitorias y más poderosas del heavy.

Sus puestas en escena ensalzan atmósferas misteriosas, oscuras, relatos de terror que se conjugan con impresionantes pesadillas tecnológicas y anuncios apocalípticos, elementos que sostenidos por el carisma del solista Ozzy Osbourne, enamorado de las historias medievales y las leyendas vampíricas, y a la potencia de Tony Iommi y Bill Ward, abrirán un episodio singular en el rock de las últimas décadas. Sin embargo, no será hasta 1975, con el Lp Sabotage, cuando logren su consagración mundial, que coincide curiosamente con la emersión de los conflictos intestinos de la banda. La marcha de Ozzy Osbourne es un hecho en 1979, tras editar trabajos como We Sold Our Soul For Rock And Roll (1976), Technical Ecstasy (1976) y Never Say Die (1978), que reflejan la caída del grupo en un periodo de autocomplacencia. Ward seguirá este ejemplo en 1980.

Por el gran número de prestigiosos intérpretes que cruzaron por la banda (Ian Gillan, Ronnie James Dio, Vinnie Apice, entre otros), Black Sabbath se ha convertido en una 'institución' del heavy, que renace con desigual fortuna en 1983, a propósito de la salida de Born Again, y en 1987, con The Eternal Idol, en tanto sus discos de éxitos de su primera época no dejan de reeditarse. En 1997 Ozzy Osbourne regresó para reconstruir junto a Tony Iommi, Gezer Butler y Bill Ward la mítica banda en dos macroconciertos celebrados en el National Exhibition Centre de Birmingham y editados con gran éxito en forma de doble compacto.

Deep Purple, grupo de rock británico encuadrado dentro de la música heavy metal.

Ya desde su formación en 1968 fue famoso por sus versiones de canciones de la música popular. En menos de un año se reunieron varios intérpretes con grandes aspiraciones dentro de la música rock. El disco Deep Purple In Rock (1970) es un compendio de lo mejor de su conocido estilo, con las intervenciones del vocalista Ian Gillan y los extraordinarios solos de guitarra de Ritchie Balckmore, así como las canciones, que duraban más del doble de lo normal. A esta fórmula se sumó la afinidad del teclista Jon Lord a la música clásica (en 1969 el grupo grabó su Concerto for Group and Orchestra en colaboración con el trompetista y compositor británico Malcolm Arnold). El batería Ian Paice y el bajo Roger Glover fueron aclamados por sus inspiradas interpretaciones. Los discos Fireball (1971), Machine Head (1972) y Made in Japan (1972) consiguieron rápida popularidad. El sencillo Smoke On The Water está considerado como un clásico en su género por su atronador arreglo y su repetitiva línea guitarrística. Después de varios cambios en sus componentes, el grupo se separó en 1976 y se volvió a reunir ocho años después para grabar Perfect Strangers (1984). A este álbum le han seguido otros, como The House of Blue Light (1987), Slaves and Masters (1990), Come Hell o High Water (1994) y Purpendicular (1996).

Punk rock, en su acepción literal rock "basura".


La expresión englobó a un conjunto de bandas (Sex Pistols, The Clash, The Damned, Johnny Thunders Heartbreakers, Richard Hell, Flowers of Romance, The Vibrators, Siouxsie and The Banshees, entre otras) surgidas en Londres y cuyo epicentro se encontraba en la tienda de moda que desde 1971 regentaba en King´s Road, Chelsea, el promotor y veterano simpatizante del movimiento suprematista Malcolm McLaren y la diseñadora Vivianne Westwood. No obstante, pese a que serían estas y otras formaciones afines las que a mediados de la década darían su perfil definitivo al movimiento punk, sus antecedentes más claros se encuentran en Estados Unidos. Es indudable que bandas como MC5 (que emprende su andadura en 1968), Velvet Underground (que se disuelve en 1970), Iggy Pop and The Stooges (cuyos primeros conciertos se remontan a 1969), New York Dolls (formada en 1973 y patrocinada por McLaren), The Ramones, Television (ambas creadas en 1974), y solistas como Patti Smith o Alex Harvey, aportaron con sus actuaciones en directo un visión renovadora e inconformista del rock que sirvió de modelo inspirador a los punks británicos. Ya se trate de una u otra corriente, el punk rock no se limitó a ser tan sólo un estilo musical. Primero porque sus primeras manifestaciones poseen un carácter más general y purista al afirmar y rechazar la decadencia del rock profesionalizado y desvirtuado en aquella época por los intereses comerciales de las grandes compañías discográficas.


Este impulso de rebelión se intensificó asimismo por el periodo de penuria económica que el Reino Unido sufrió durante la era thatcheriana, que agudizó las desigualdades sociales y condujo a la frustración y el desempleo a amplios sectores de la población afectando de forma especial a los jóvenes. Junto a estos factores, la crisis de la conciencia nacional —exaltada con modales victorianos desde el Gobierno— y el descontento generalizado explican que existiera un caldo de cultivo propicio para que el punk alcanzase una gran resonancia en todos los órdenes de la vida de los británicos, impacto imprevisto en principio respecto a las aventuras musicales de algunos muchachos descontentos.

Por último, el punk conoció una rápida e inusitada difusión, visual antes que musical, gracias a sus manifestaciones externas, que no se redujeron a la simple exhibición de sus llamativos y singulares rasgos de identidad estética, marcados por la espontaneidad y el afán de ruptura.

2. LA ESTÉTICA Y EL NEGOCIO  
Si algunos analistas han considerado que en el campo de la plástica el punk representa tan sólo la "enésima vuelta de tuerca" del Pop Art de Andy Warhol, el fenómeno resulta en realidad más complejo, pues en sus orígenes es difícil esclarecer hasta dónde se trató de un negocio planificado por hábiles empresarios sin escrúpulos —aunque con pocos recursos— o de una continuada improvisación, cuyos efectos amplificaron circunstancias favorables, marcada por propuestas caóticas pero en todo caso transgresoras.

Las campañas emprendidas por McLaren desde King´s Road, a medio camino entre la propaganda y la publicidad, popularizaron entre los más jóvenes el uso de camisetas y medias de rejilla rasgadas que se complementaban con otras prendas y botas paramilitares, imperdibles, correas, adornos sadomasoquistas, cadenas, collares de perro, así como actitudes de gran agresividad. Una de ellas, el pogo, el choque cuerpo a cuerpo sistematizado entre los asistentes a los conciertos, implicando incluso a los intérpretes en escena, fue invención de Sid Vicious, desde febrero de 1977 bajo de Sex Pistols, y se convirtió en uno de los símbolos más notorios del punk. El pogo y así también la irreverencia destinada a quienes se presentaban como estrellas del rock, expresada mediante el escupitajo, transformaron la escena del rock británico, contribuyendo a reforzar ante el público la reputación violenta que los medios de comunicación conservadores y numerosos parlamentarios británicos habían adjudicado al movimiento. Otro de los rasgos distintivos de los artistas punk consistió en sustituir sus apellidos por diversos alias que acentuaban su sentido de la marginalidad y la provocación.


Enfrentados a los criterios maestros que regían la industria (o el negocio) del rock los grupos punk no atrajeron precisamente el interés de las discográficas, lo que dificultó el acceso de sus bandas más representativas a los estudios de grabación. El primer disco de punk que se grabó y distribuyó en la historia del rock fue el single titulado 'New Rose', de The Damned, aparecido en noviembre de 1976, una de cuyas curiosidades radica en incluir en la cara B una sorprendente versión de 'Help' de The Beatles. En enero de 1977, y asimismo en el catálogo de la compañía independiente Stiff, The Damned publicó el primer Lp de punk rock, cuyo título repetía por tres veces el nombre de la banda.

3. ANTES Y DESPUÉS DE SEX PISTOLS  Los éxitos de The Damned no restaron protagonismo a la formación considerada pionera y líder indiscutible del punk: Sex Pistols, que desde principios de los setenta ya había sufrido algunos cambios. Si sus integrantes más conocidos fueron el solista Johnny Rotten ("Podrido"), el guitarra Steve Jones, el batería Paul Cook y el bajo Sid Vicious, la mayor parte de las composiciones de la banda ('Anarchy In The UK', 'God Save the Queen' o 'Pretty Vacant', por ejemplo) fue obra de su primer bajista, Glen Matlock, que abandonó el grupo por desacuerdos con McLaren y Rotten.


Este episodio marcó acto seguido la meteórica carrera de Sex Pistols en el plano discográfico. En enero de 1977 McLaren recibía de EMI un anticipo que ascendía a 40.000 libras esterlinas por el tema 'Anarchy' (se vendieron en pocos días más de 50.000 copias, pero el disco fue retirado de las tiendas y no se programó en las emisoras, a causa del escándalo que había desencadenado). En marzo del mismo año, otro adelanto de 75.000 libras con A&M Records, llevaba a los integrantes de la banda a posar ante el Buckingham Palace para firmar el contrato de God Save The Queen (las 25.000 copias realizadas del disco fueron destruidas por las presiones que artistas y personal de la discográfica ejercieron para que el tema no fuera distribuido). Esto llevó a McLaren a firmar en mayo con Virgin, a cambio de 15.000 libras para que grabase y distribuyera God Save The Queen, del que en menos de una semana se vendieron casi 200.000 copias y que fue retirado del mercado poco después por el desprecio con que las letras trataban la figura de la reina, aun cuando había conseguido el número dos en las listas de éxito.

Apenas un mes después, el 7 de junio, los Sex Pistols provocaban un nuevo escándalo al montar un concierto por el Támesis en la barcaza Queen Elisabeth e interpretar, coincidiendo con las bodas de plata de la reina de Inglaterra, el tema 'Anarchy' cuando se hallaban a la altura del Parlamento británico. Este suceso, que concluyó con la detención de los integrantes de la banda cuando volvieron a puerto, tuvo grandes repercusiones internacionales, pues además del interés que desencadenó en la prensa de Europa y Estados Unidos, determinó que el punk había dejado de ser una anécdota exótica del rock que surgía en Londres para transformarse en un movimiento con entidad propia que prometía innovaciones impredecibles.

No obstante, en enero de 1978 Sex Pistols se disuelve en el curso de su primera y accidentada gira por Estados Unidos (la mayor parte de las actuaciones convenidas con antelación fueron canceladas a última hora), acontecimiento que marca el ascenso de otras bandas adscritas al punk y da noticia de la variedad de esta visión del rock: desprecio de la musicalidad convencional (considerado como 'el gran timo del rock´n´roll); tendencia hacia la elaboración de temas muy breves que suenan como himnos o como incitación furiosa a una libertad ejercida sin cortapisas, al límite; composiciones muy primarias, pero críticas, reivindicativas y radicalizadas en el plano político y nihilistas en el individual, inclinación abierta hacia atmósferas llamadas "siniestras" que se prolongarían en las bandas de finales de los setenta hasta mediados de los ochenta, denominadas after punk (Magazine, Joy Division, Pchychedelic Furs, Killing Joke, Siouxsie and The Banshees, Bauhaus, The Cure y New Order fueron las más destacadas) y la sátira expuesta en un lenguaje agresivo y explícito respecto a la hipocresía moral y sexual que rige en las sociedades avanzadas, serían las líneas maestras que conformarían su retrato.

Con la trágica desaparición de Sid Vicious el 2 de febrero de 1979, bandas aguerridas como The Clash, irónicas como The Damned o Dead Kennedys, Crass, Generation X, Buzzcocks, Boomtowm Rats o Public Image Limited, capitaneada por Johnny Rotten, Addicts, GBH, Blitz, Exploited y Discharge, entre otras, gozaron de unos años de éxito que dieron prueba de la fuerza con que los postulados y las actitudes punk habían calado en el rock. Prueba de ello es que el punk, aun cuando cede el paso en los años ochenta a la new wave, impregna los modales de numerosas formaciones procedentes del hardcore, del heavy metal, la new romantic music y el glam rock (Motorhead, Anti-Sect, Plasmatics, Iron Maiden, Megadeth, Wendy O. Williams, Suicidal Tendencies, Pantera, Sepultura) y renace en los noventa como influencia ostensible y decisiva en el grunge, el bondage, la música electrónica, el snuff, e incluso el neo-punk (Nirvana, Pearl Jam, Alice In Chain, The Tubes, Ministry, Theraphy?, Nine Inch Nails, Gwar, Marilyn Manson, Offsprings o Bad Religion, entre otras bandas). En España la influencia del punk se percibe ya avanzados los 70, con una proliferación de bandas de existencia efímera en la mayoría de los casos y una sorprendente capacidad de transformación (KK de Luxe, Alaska y los Pegamoides, Kortatu, La Polla Records, Eskorbuto, RIP, Cicatriz, Larsen, Vulpes, Siniestro Total, Os Resentidos, Parálisis Permanente, fueron las formaciones más destacadas).

En ese contexto, la operación comercial por la que, desde julio de 1996 los supervivientes de Sex Pistols (Rotten, Matlock, Steve Jones y Paul Cook) se reconcilian y emprenden la gira mundial "Sucio Lucro", supone la más extravagante de las metamorfosis del punk.

The Clash, grupo de punk rock británico. Se formó en Londres e hizo su debut en agosto de 1976 como telonero de The Sex Pistols en su gira The Anarchy Tour. El vocalista Joe Strummer (su verdadero nombre era John Mellor) tenía un estilo desgarrado que complementaba perfectamente las letras agresivas de las canciones. Mick Jones era un guitarrista algo más tranquilo y su forma de cantar más melódica. Paul Simonon, bajista de escasa formación, marcaba los trastes del instrumento con pegatinas de colores. El primer batería del grupo fue Terry Chimes.

Su primer disco The Clash (1977), ya destacaba lo que ellos llamaron “política social”: movimiento urbano, sexo salvaje y fines de semana desenfrenados. El batería Nicky Headon se unió al grupo en su segundo disco Give `em Enough Rope (1978), que presentaba acordes de guitarra cortantes pero un sonido más relajado en general. Pero fue el doble álbum London Calling (1979) el que colocó a The Clash entre los grandes del género. Contenía distintos estilos de música, desde el reggae hasta el rockabilly o el soul. La película Rude Boy (1980), dirigida por Jack Hazan y David Mingay, contaba una historia ficticia sobre lo que rodeaba algunos de sus conciertos. Sandinista! (1980) fue un triple álbum que no tuvo demasiado éxito, pero Combat Rock (1982) les lanzó a la fama en Estados Unidos y fueron teloneros del grupo The Who en una gira por ese país. Headon y Jones abandonaron el grupo un año después y, este último, formó en 1984 otra banda llamada Big Audio Dynamite. Strummer y Simonon continuaron y grabaron Cut The Crap (1985). La banda terminó por desintegrarse ese mismo año. The Clash obtuvo un gran éxito posterior a su disolución con la canción perteneciente a Combat Rock "Should I Stay Or Should I Go?", que fue utilizada para un anuncio publicitario de pantalones vaqueros en 1991; el sencillo reeditado alcanzó el máximo puesto en las listas de éxitos.

The Ramones, banda estadounidense de punk rock que, junto a The Sex Pistols y The Clash, constituye uno de los grupos más importantes del movimiento punk. La banda, cuyos miembros pretendían ser hermanos, se creó en 1974, en el distrito neoyorquino de Queens, y estuvo originalmente compuesta por el cantante Jeffrey Hyman (Joey Ramone), el guitarrista John Cummings (Johnny Ramone), el bajista Douglas Colvin (Dee Dee Ramone) y el percusionista Marc Bell (Marky Ramone).

Con su música no comprometida, dura y sin ornamentos, alcanzaron pronto el estatus de grupo de culto dentro del movimiento punk. Numerosas canciones de The Ramones, como “Sheena is a Punk Rocker” y “Rockaway Beach”, se convirtieron en himnos. Entre los primeros álbumes del grupo destacan Ramones (1976), Ramones Leave Home (1976), Rocket to Russia (1977) y Road to Ruin (1978). En 1981 contrataron para su álbum End of the Century a Phil Spector, uno de los productores más importantes de la historia de la música rock. The Ramones siguieron estando en activo en las décadas de los ochenta y noventa; durante esos años lanzaron 15 álbumes en total, entre ellos: To Tough to Die (1984), Halfway to Sanity (1987), Mondo Bizarro (1992) y Acid Eaters (1993). En 1995 apareció el Lp Adiós Amigos, y en 1996 dieron su último concierto.

TRASH METAL

LA HISTORIA Capítulo 1

-Nacen los Ramones (el trash nace del heavy metal y el punk, que nacieron del rock ´n roll)

-1976:Los rockeros sucesivos a los ´60 desilusionados decidieron rebelarse contra la forma de crear estrellas del rock.El punk empezaba a asomar.

La moda comenzó con los Sex Pistols;dirigidos por Malcom Mc Laren,mago del marketing,creándolos en el momento justo.Un año antes McLaren vio en Nueva York actuar a un grupo llamado Televisión,que más tarde se haría famoso.El bajista Richard Hell llevaba la camiseta rota,vaqueros descoloridos,pelo corto y tieso y no parecía tener ni idea de tocar.Da igual.Los Sex Pistols iban a adoptar su look.

En ese momento en Queens(N.Y.),Los Ramones estaban plasmando el sonido del futuro.

El punk nunca existió,era una moda,no les impulsaba una rabia adolescente sino el deseo de probar suerte.Los rockeros pogres,ricos y cocaínomanos,dieron paso a los punks y su oleada de irreverencia.

El punk por norma era autodestructivo y no estaba hecho para durar.Si los Sex Pistols hubiesen sacado un 2º disco,hubiera sido más rock que punk,pero al desbandarse,la leyenda siguió intacta.

Pero a este paso los Motörhead sobreviven,ya que su música podía gustar tanto a los punks como a los metal.El heavy metal se acercaba a una nueva era (Black Sabbath,Led Zeppelin,Deep Purple...etc ya tenían su lugar en la historia).

Llegó una nueva generación con Van Halen,Kiss,Judas Priest,U.F.O. y...Motörhead.Con el paso de los años el bajista Lemmy Kilmister llegó a ser considerado como el padrino del Trash.Inspirándose en el nombre de una canción de los Hawkind(grupo al que pertenecía)que había escrito dogrado,junto a Dave Brock;cuando le echaron formó Motorhead.

Se le unieron,el exguitarrista Lerry Wallis y el exbatería Lucas Fox(de Pink Fairies).

Pasaron 3 años hasta que se editó su primer álbum como Motörhead,porque quizá la discográfica no lo consideraba bastante punk.

1979:LP:”On Parole”,para entonces ya eran bastante famosos y otra discográfica les grabó el LP “Motörhead”(música punk con mérito,por sus vaqueros y cuero también podían ser identificados como heavys).

Motörhead siguió avanzando gracias a Bronze(discográfica) a pesar de la caída de los punks (LPs.”Overkill”,”Bomber”,”Ace of Spades”),ya que cubrían una necesidad.

El grupo se convirtió en el niño mimado de los medios de comunicación y adquirió una gran reputación en el Reino Unido como piedra basilar del Heavy metal de los ´80.

1981:LP:”No sleep ´till hammersmith”,su mejor momento(Lemmy,Eddie Clarke -guitarra-,Phil Taylor -batería-.)

1982:LP:”Iron First” mediocre y sin ideas,supone su caída.

Los Motörhead impresionaron a Lars Ulrich,mientras los Venom (Gran Bretaña)empezaban.Comienza todo en Neat Records (New Castle)que se dio a conocer con grupos como Iron Maiden,Def Leppard y Saxon.Venom(grupo de un trabajador de la compañía)tenía una maqueta(metal extremista,viloento y frenético).Los Venom barrieron a los demás de un solo plumazo;ni Raven ,ni Tygers Of Pan Tang o Iron Maiden podían aspirar a competir con ellos.

El mito nació con el primer sencillo “In league with Satan”(1980).Motöhead tenían relación con olas raíces del Metal,pero Venom eran tan rudos que corrían el riesgo de quedarse aislados.Pero no se puede negar que ejercieron una influencia enorme,teniendo en cuenta su arrogancia que dio lugar a odiarles y admirarles a la vez.Pero se quedaron sin combustible.

1982 Llega el LP “Black Metal”,nuevo álbum y nuevo estilo musical .Pero en el momento de hacer giras ,Venom no dieron la talla,y cuando salió a la venta ya estaban acabados,atropellados por aspirantes a genios del Trash.si se hubieran separado después de editar su obra maestra,hubieran tenido su lugar en la historia ,como los Sex Pistols,pero a pesar de sus cambios actuales,es demasiado tarde.

Sin embargo fueron quienes empezaron todo,y el grupo que retomaría sus ideas iniciales es Metallica.

METALLICA Capítulo 2:

Metallica surge durante los ´80 inspirado en Motörhead.No inventó el Trash,pero le dio forma,sustancia y credibilidad;y aunque el movimiento creció a su alrededor ellos nunca han sido Trash.

Lars Ulrich(batería)inspirado en Iron Maiden y Diamond Head,crea el grupo en 1981(guitarra-voz.James Hetfield)con el tema de dúo “Metal Massacre I”.En 1982 se les unen Dave Mustaine(guitarra y Ron Mc Govney (bajo).

Graban la maqueta “No life´till Eláter”de la cual se atribuiría el origen del término Trash Metal.

Con su primer álbum “Kill ´em all” parecían tener futuro,y la posibilidad de construirse una reputación.Hicieron una gira con Venom y pusieron en marcha el mundo del Trahs,pero ellos seguían un camino completamente distinto.

Alcanzaron la fama,pero tuvieron que renovar la formación tras la muerte de Cliff Burton,con la incorporación del bajista Jason Newsted,demostrando ser un sustituto digno.

MEGADETH Capítulo 3:

Si Metallica tiene talento,David Mustaine,guitarrista /solista/líder de los Megadeth ,tiene genio.

Cuando se preparaban los temas para el álbum de debut de los Megadeth(“Killing is my business...and business is good”),Mustaine estaba aún aturdido y enfadado por su despido de Metallica,ocurrido hace un par de años.Con él estaban en el grupo Dave “Junior” Ellefson (bajo),Gar Samuelson (batería) y Chris Polland (guitarra).

Después de su despido,Mustaine emergió con un estilo propio,y el Lp resultante en 1985 era la prueba de que el grupo era capaz de alcanzar el éxito.Las largas giras reforzaron los cimientos del grupo y en 1986 firmaron un contrato con la discográfica Capitol.

1986:LP:”Peace sells...but who´s buying?”,disco entre los Top10 de Todos los Tiempos del Trash.

Se marcharon del grupo Samuelson y Poland,que fueron sustituidos por Chuck Behler y Jeff Young respectivamente.

Después de 12 meses de gira ,el 15 de Julio de 1987 Megadeth vuelve al estudio para grabar “So far,so good...so what?”,un LP decepcionante que se editó como single y fue prueba de la relación entre el punk y el trash;a pesar de deber haber sido el cohete que elevase al grupo.

1988:Castle Donington Monsters of Rock Festival,aparecen junto a Iron Maiden,Kiss,Dave Lee Roth,Guns n´Roses y Helloween.

El manager Doug Thale envía a Mustaine y Ellefson a centros para drogadictos,sin éxito en su desintoxicación.Como no dejaron las drogas,él los dejó a ellos.

Jeff Young harto de líos,formó Broken Silence.

Behler lo dejó para trabajar como músico de estudio.

Gracias a su nuevo manager,Ron Lafitte,Megadeth(Ellefson y Mustaine) vuelven a grabar.

Contratan más tarde a Nick Menza(batería) y Marty Friedman(guitarra) para grabar un cuarto LP (“Rust in peace”) ,el mejor y más elaborado de su historia.

SLAYER Capítulo 4:

Slayer:Tom Araya(bajista/cantante),Kerry King(guitarra),Jeff Hannemann(guitarra) y Dave Lombardo(batería).

Se han convertido en el grupo más representativo del metal exceptuando a Metallica,a pesar de que se rieran de ellos en un principio.

Los componentes de la mayoría de los grupos no se llevan bien,tampoco en Slayer.

El grupò se formó en 1982 y su primer contacto público fue en el recopilatorio de Metal Blade “metal Massacre III”(1983).En 1984 sale su Lp “Show no Mercy” y pocas emisoras los apoyaron por su maldad.

1985:LP:”Hell awaits”,single “Live Undead”

1986:LP:”Reign in Blood”,éxito mundial del LP y “Angel of death”(que provocó que la gente creyera que eran fascistas por la letra,y eso les dio publicidad,ya que era mentira)un corte muy potente.

El grupo volvió a dar la campanada cuando Lombardo lo abandonó repentinamente.Fue una cosa rara.Es que el grupo no aprobaba que el batería se llevase a las giras a su mujer.

Reclutaron a TJ Scaglione,pero no se integraba bien.Slayer se había estancado sin Lombardo y querían que volviese,y Lombardo quería volver.Su mujer le convenció para llamar a Araya y así se reconciliaron ,y prepararon “South of Heaven” ,Lp con poca repercusión,pero si fue comercial.

De los 4 grandes del Trash(Slayer,Metallica,Megadeth y Anthrax)Slayer son los que más difícil lo tienen,no podían alcanzar el estrellato,ya que pertenecen a un movimiento underground.Quizá estén demasiado atrincherados en la esfera del Trash para avanzar(“Season in the abyss”fue un paso en falso en su carrera).

ANTHRAX Capítulo 4:

Considerados el grupo Trash nº2 por detrás del gigante Metallica.También son los más insultados.

En 1981 se formó el grupo,que no tenía esperanzas de durar mucho.El guitarrista Scott “Not” Ian se asoció con Dan Lilker,a quien se le ocurrió el nombre para el grupo en una clase de higiene personal del colegio.

Se les añadieron Dave Weiss(batería),Paul Kalin(bajo) y John Connelly(cantante).Connelly se fue muy pronto.En 1982 se incorpora el batería Greg D´Angelo,el guitarrista Greg Walls y el vocabulista Neil Turbin y Lilker pasó al bajo.con esta formación graban una maqueta y actúan como teloneros de Manowar.

Walls se marchó y fue sustituido por Bob Berry.D´Angelo también deja el grupo.

Los 3 que se quedaron fueron Turbin,Ian y Lilker.y buscan gente nueva.Reclutan al batería Charlie Benante y al guitarrista Dan Spitz.Esta nueva formación graban con Ross the Boss(Manowar) “Soldiers of Metal” y “Howling furies”.

Durante los meses siguientes el grupo afiló su estilo haciendo giras.

En 1984 sale su primer álbum “Fistful of Metal”.En ese año Turbin fue despedido,Lilker sustituido por Frank Bello.Anthrax estaban a punto de entrar en los Pyramid Sound Studios de Ithaca y estaban sin cantante.El puesto lo ocupó Joseph Bellardini(cambió su nombre por Joey Belladona).

1985:LP:”Spreading the desire”,pero antes de que saliese a la venta,2 miembros del grupo se iban a hacer famosos por el proyecto S.O.D.

Ian y benante llamaron a Lilker para volver a trabajar con él y Billy Milano fue el vocalista.Todo se grabó y mezcló en 3 días.el 4 de julio S.O.D. tenía álbum(“Speak english or die”)que se editó en Septiembre,con el el peligro de que S.O.D. se hicieran más famosos que Anthrax por el gran éxito que tuvieron.Ian y Benante volvieron al hogar,Lilker volvió a Nuclear Assault y Milano cambió el nombre del grupo por M.O.D.(Method Of Destruction).

Con el LP “Among the living”el avence de Anthrax fue evidente y comenzaron las giras.Después consiguieron varios discos de oro.

Y entonces, ¿qué es lo qué pasó?A lo largo de su corta vida demostraron tener un gran sentido del espectáculo,al público lo hipnotizaban.Lo que pasa es que son víctimas del llamado contra golpe,no son tan grandes como para haber pasado por la tormenta de estilos musicales que han pasado,pero poco les importan las críticas;nunca entraran en el rodeo de Metallica y su música es escuchada por oyentes que poco tienen que ver con el Trash,y disfrutaran con ello.