Música contemporánea

Impresionismo y expresionismo. Tonalidad. Series armónicas. Estilos compositivos. Dodecafonismo. Serialismo. Aleatoria

  • Enviado por: Carola Girones Barbero
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 2 páginas
publicidad

EL IMPRESIONISMO

El Impresionismo nace como una evolución a ultranza del Realismo y de la Escuela paisajística francesa de finales del siglo XIX. El preludio se encuentra en 1863, con la creación del Salon des Refusés, a modo de contestación de los Salones Oficiales de Otoño, que mantenían un arte estancado y carente de originalidad. El Impresionismo se corresponde con una transformación social y filosófica; por un lado, el florecimiento de la burguesía, por otro, la llegada del positivismo.

EL EXPRESIONISMO

El expresionismo es una manera de inclinar la balanza desde la forma hacia la expresión del contenido. La expresión de los sentimientos y las emociones del autor, más que la representación de la realidad objetiva. El movimiento expresionista apareció en los últimos años del siglo XIX y primeros del XX como reacción frente a los modelos que habían prevalecido en Europa desde el renacimiento. Sus iniciadores fueron Bertold Brecht y Franz Kafka. Potenciar el impacto emocional del espectador.

EL DODECAFONISMO Y SERIALISMO

El concepto de la música dodecafónica es en principio muy simple: ninguna nota posee superioridad tonal o armónica sobre otra. El estilo de composición dodecafónico sigue unas rígidas reglas e instrucciones, las cuales se tornarían más y más estrictas a medida que el siglo avanzó. Como ejemplo, un compositor dodecafonista puede empezar organizando una secuencia con las doce notas de la escala cromática en un orden predefinido:
C, Ab, A, Gb, F, B, Bb, D, Eb, Db, G, E. Esa línea de doce notas es el material musical para toda la pieza. Esta serie original (P) puede ser Retrogradada (R - la misma sucesión de las notas, pero tocadas desde el final hasta el comienzo) e Invertida (I - la dirección de los intervalos (ascedente o descendente) es invertida), la cual a su vez puede ser Retrogradada (IR), para su uso en la pieza. Además, cada una de esas permutaciones puede ser transpuesta, creando un total de 48 versiones posibles de la serie inicial (12 versiones de la serie original transpuestas, 12 inversiones, 12 retrogradaciones y 12 inversiones de las retrogradaciones).
Las dos reglas más importantes en la composición dodecafónica son:

  • La serie original debe ser seguida con exactitud, y no puede ser repetida hasta que cada nota haya sido tocada.

  • Se debe evitar cualquier combinación o secuencia de notas que impliquen tonalidad (intervalos perfectos, tríadas, séptimas disminuidas, etc).

Diversos autores han empleado como conceptos más o menos sinónimos las expresiones: "dodecafonismo", "dodecatonismo", "serialismo", "técnica de composición con los doce sonidos" e incluso algunas otras más, pero actualmente la denominación más fiel y menos confusa es la de "serialismo dodecafónico". El serialismo surgió en parte como medio de organizar más coherentemente las relaciones empleadas en la música «atonal libre» preserial. . .

La teoría de las relaciones seriales en particular es una extensión de la teoría atonal básica aquí presentada, no una alternativa a la misma. El advenimiento del serialismo resulta de las consecuencias naturales del proceso hipercromatizante que había llevado a cabo la música postromántica.

LA MÚSICA ALEATORIA

Música en la que el papel del compositor varía tanto en la creación artística como en la interpretación. Aunque en líneas generales esto es aplicable a todo periodo histórico para describir la improvisación o la libertad de las cadencias de los conciertos, el término se aplica en sentido estricto a la estética compositiva común en las décadas de 1950 y 1960.