Museo de Prehistoria de Santander

Historia universal. Paleolítico. Utillaje

  • Enviado por: Laura B.
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 7 páginas
publicidad
publicidad


   MUSEO DE PREHISTORIA DE SANTANDER

Este museo se encuentra en los bajos de la
"Diputación Regional" en la calle Puerto chico
de Santander.


Lo primero que nos enseñaron fue una
vitrina con los diferentes tipos de cráneos
humanos que han existido, ordenados
cronológicamente, en los que se ve muy bien
su evolución. Uno de ellos estaba recubierto
de manganeso, lo que le daba un color muy
oscuro, otro estaba recubierto de carbonato
cálcico, lo que impedía que se viese con
facilidad. También hay una mandíbula
humana encontrada en el yacimiento de
Atapuerca (Burgos). Durante el Paleolítico
inferior los cráneos tenían rasgos arcaicos.

UTILLAJE
En el Paleolítico inferior vivieron primero el
Australopithecus, después el homo habilis, y
por último el homo erectus. Estos hombres utilizaban diversos útiles como cantos tallados (el Australopithecus y el homo habilis), bifaces toscos, es decir a dos caras, y lascas, que son los trozos que resultan al golpear una piedra (homo erectus).


En el Paleolítico medio vivió el homo sapiens.
Estos hombres utilizaban utensilios más desarrollados, como por ejemplo puntas de lascas o raspadores.


En el Paleolítico superior vivió el hombre de
Cromagnon u homo sapiens sapiens que
usaba más modernos útiles como punzones
de hueso, puntas de flecha, microlitos,
arpones, anzuelos, hachas... Ya decoraban
los útiles. Utilizaban sílex para hacer las
herramientas.

MICROFAUNA
La microfauna fue lo siguiente que vimos,
consiste en restos de animales pequeños,
normalmente animales que vivían en las
cuevas, como murciélagos, ratas musarañas, ratones, incluso gatos, todos ellos encontrados en las excavaciones.


ANIMALES QUE APARECÍAN DURANTE LA
GLACIACIÓN


En la siguiente vitrina hay restos de
animales que vivían durante la glaciación,
como cráneos de osos de las cavernas; que
se encontraron dentro de una cueva
posiblemente matados por el hombre pues
cuando empezaban los intensos fríos  tanto
los hombres como los osos se refugiaban en
cuevas, y el hombre cuando entraba a la
cueva y veía el oso le mataba pues si no el
oso le mataría a el. Otro animal que
habitaba en las épocas de glaciación fue el
mamut, y en el museo hay una pata de uno
de estos, que por su gran tamaño no está
dentro de la vitrina, sino entre esta vitrina y
la de la microfauna.


En estas épocas también había etapas en
las que el frío no era tan intenso, y por tanto
había otro tipo de fauna, como por ejemplo
caballos, zorros, ciervos, de los que hay
muchos restos.


La siguiente vitrina trata del mismo tema y
contiene: una muela de mamut, restos de
uro, (que era el toro del paleolítico),
pezuñas de bisonte, mandíbulas del león de
las cavernas, cráneos de oso, un trozo de
sílex encontrado en una osera, lo que
significa que alguien intentó matar un oso,
restos de ciervo, de caballo, de cabra, y de
muchos más animales del Paleolítico en
Cantabria de diferentes épocas.



Más adelante había un trozo de superficie
de una excavación por cuadrícula de la
cueva del Juyo, en el que se distinguen
diferentes niveles: nivel de ocupación
humana (se sabe pues se han encontrado
sus "basuras"), niveles arcillosos que son
signo de inundación, y niveles estériles.

En la siguiente vitrina hay útiles del
Paleolítico superior  como por ejemplo

LA RAEDERA sirve para separar la piel de la
carne.

LAS AZAGALLAS son de hueso y se usaban
para cazar. Se colocaban en  palos argos

LOS OCRES servían para pintar. El ocre lo
hacía con óxido de hierro pero como en las
cuevas hay mucha humedad las pinturas se
borraban, para evitarlo mezclaron el óxido
con tuétano.



BASTONES DE MANDO trozo de cornamenta
de ciervo a la que daban forma de cabeza
de caballo alargada.


                    
ARTE MAGDALENIENSE (Entre el 11000 a.C. y
el 13000 a.C.) (otra vitrina)



VENUS figurillas femeninas a las que se las
han dado diferentes significados como por
ejemplo, signo de la fecundidad, o que
simplemente querían imitar su propio
aspecto.

COLLARES hechos con conchas, huesos de
jabalí, de caballo y sobre todo de cierva.

ARPONES utilizados para pescar. El arpón
se ataba a una cuerda y esta a un palo, de
este modo después de pescar el pez se
podía recuperar el arpón.



AGUJAS PARA COSER eran huesecillos muy
finos. Cosían con tendones, tripas estiradas,
o con pelo de caballo.



En la siguiente vitrina hay ÚTILES DEL
NEOLÍTICO, PIEDRA PULIDA.


 
PIEDRAS BOTIVAS  eran simbólicas, para el
ajuar funerario.



EDAD DE LOS METALES


 
Se distinguen tres periodos:


-Calcolítico
-Bronce
-Hierro

En otra vitrina hay una espada sin mango,
puntas de flecha, y mas objetos de bronce.

EL CALDERO DE CABÁRCENO encontrado en
Cabárceno. Hecho para ofrenda, con
planchas de bronce unidas por remaches. Se
han encontrado calderos como este en
Galicia aunque este no entero, y en el sur de
Irlanda, lo significa que los pueblos del
Atlántico se influenciaban entre sí.

PETROGLIFOS piedra grabada procedente
del Sahara. Se grababa con buril o con el
percutor, con el que hacían  el
repiqueteado. 

 
En otra vitrina encontramos objetos de la
edad del hierro. Conjunto de materiales
extraídos de un castro (pueblo en alta
montaña)

Finalmente nos enseñaron las estelas
gigantes, que simbolizan costumbres y
cultos. La primera es la estela de Barros que
representa el sol y la luna. El sol está en
muchas estelas pues es la fuente de la vida,
y ellos adoraban a todos los fenómenos
atmosféricos.
La última estela representaba la vida y la
muerte:
La vida: guerreros luchando y el sol.
La muerte: normalmente encineraban a los
muertos pero a los soldados los dejaban
porque lo que querían era morir luchando.
Ellos creían que al comerse los buitres a los
cuerpos se llevaban su alma al más allá, y
eso es lo que aparece representado.


CUEVA DEL CASTILLO



Fue descubierta en 1903 por Hermilio Alcalde
del Río, quien hizo las primeras
excavaciones. En 1906 se abre al público.
Posteriormente el Príncipe Alberto de
Mónaco da una ayuda económica para
realizar un estudio de la cueva.
El investigador H. Obermaier realizó una
excavación entre los años 1910 y 1914, las
excavaciones no se acaban por empezar la I
Guerra Mundial. Se excavaron 25 metros y
18 estratos.



La cueva tiene 750 metros de recorrido y 16
de profundidad, pero no se visita todo la
cueva pues hay zonas muy estrechas en las
que costaría demasiado entrar y variaría la
temperatura constante de unos 14 grados C.
Después de pasar la entrada donde está el
yacimiento, pasamos por la puerta de
entrada al interior y entramos a la primera y
mayor sala de la cueva. En esta sala hay
muchas figuras grabadas en las paredes,
con restos de figuras pintadas muy
deterioradas. En este mismo sitio de la
cueva hay cabezas de cierva grabadas en
las paredes, dichas ciervas son del
magdaleniense inferior.


Más adelante, en la pared de la derecha hay
varios bisontes policromos pintados con
óxido de hierro y son muy parecidos a los de
Altamira.


Más debajo de la cueva hay una pared llena
de manos pintadas en negativo. Las hacían
poniendo la mano en la pared y echando la
pintura alrededor de la mano probablemente
con una cerbatana, también hay animales y
signos pintados.




Más adelante hay una sala pequeña y luego
una galería con hileras de puntos que llegan
hasta un elefante o mamut que no se puede
ver pues está en una zona muy estrecha.
  

Vídeos relacionados