Músculos y huesos

Anatomía humana. Cuerpo humano. Grupos musculares. Tejido muscular. Esqueleto. Articulaciones. Aparato locomotor. Movimiento

  • Enviado por: Paula Gimenez
  • Idioma: castellano
  • País: Argentina Argentina
  • 28 páginas

publicidad
cursos destacados
Cálculo - Series Numéricas
Cálculo - Series Numéricas
¿Ya estas en la Universidad? ¿Cómo te va con Cálculo? Si ya habéis llegado al tema de series numéricas y os...
Ver más información

Cálculo Vectorial
Cálculo Vectorial
En este curso aprenderemos los siguientes temas: + Campos vectoriales. Gradiente + Integrales de línea + Teorema...
Ver más información


TRABAJO DE INVESTIGACIÓN

TEMA:

HUESOS

Y MÚSCULOS

HUESOS Y MÚSCULOS

ÍNDICE DE TEMAS:

  • INTRODUCCIÓN

  • HUESOS

  • articulaciones

  • MÚSCULOS

  • CONCLUCIÓN

  • BIBLIOGRAFÍA

  • DIFUSIÓN FINAL

  • INTRODUCCIÓN

  • El cuerpo del adulto humano esta formado por 208 huesos aproximadamente, los cuales son rígidos y sirven para proteger a los órganos blandos del organismo. Los huesos están formados en su mayor parte por calcio, y a su vez ayudan al equilibrio de éste.

    Para que el esqueleto realice sus movimientos, es necesario que intervengan los músculos, verdaderos actores del movimiento. El ser humano tiene alrededor de 600 músculos y su peso equivale aproximadamente al 45% del peso total.

  • HUESOS

  • EL ESQUELETO:

    El esqueleto sirve para sostener, dar forma al cuerpo y proteger órganos muy delicados. Esta formado aproximadamente por 206 huesos. Este numero varia según las edades porque hay huesos que están separados durante la niñez y se sueldan en la edad adulta.

    Aunque cada hueso es duro y rígido, el esqueleto en su totalidad es flexible y permite gran variedad de movimientos. Esto se debe a las fibras de tejido conectivo que unen a los huesos entre sí. El esqueleto de un hombre y el de una mujer presentan algunas diferencias: los huesos de la mujer son mas pequeños y delgados; por otra parte. La pelvis de la mujer es más profunda y ancha, para poder alojar el feto durante el embarazo.

    El esqueleto se divide en dos regiones óseas:

    • AXIAL: Sirve de protección y sostén. Esta Formada por la cabeza, el tronco y el tórax.

    • APENDICULAR: Su fusión es la de locomoción y aprehensión. Compuesta por los miembros inferiores y superiores, la cintura pélvica y la cintura escapular.

    LOS HUESOS:

    Los huesos están formados químicamente por materia orgánica y por materia inorgánica. La parte orgánica está formada principalmente por una proteína, el colágeno, que les confiere elasticidad, flexibilidad y resistencia. La parte inorgánica está formada por sales minerales, por ejemplo calcio y fosfato, que confieren dureza y rigidez a los huesos. La parte orgánica constituye aprox. el 33% y la inorgánica aprox. el 66% de los huesos. Estas proporciones varían con la edad; en la niñez la parte orgánica es comparativamente mayor: es el período en el que los huesos pueden doblarse y ocurrir deformidades como el raquitismo, cuando por ejemplo, no se reciben las cantidades necesarias de sales de calcio.

    El calcio, elemento esencial para el normal funcionamiento del organismo, se obtiene de los alimentos de la dieta diaria. Aporta rigidez no solo a los huesos sino también a los dientes. Interviene en procesos tales como la contracción muscular, transmisión de impulsos nerviosos, coagulación de la sangre, etc.

    Encontramos en los huesos tres clases principales de células óseas: los osteoblastos, osteolitos y osteoclastos. Los osteoblastos están a cargo de la formación del hueso. Sintetizan y secretan colágeno, que se alinea organizadamente formando una matriz orgánica conocida como osteoide. Sobre ella se deposita calcio y fosfato en forma de masa amorfa. Luego, con la adición de iones hidróxido y bicarbonato a la parte mineral se forman los cristales maduros.

    Cuando el hueso mineralizado se acumula y rodea al osteoblasto hace que éste pierda su actividad sintética y de esta forma se convierte en osteocito. Los osteocitos son las células que mantienen la matriz.

    Los osteoclastos son las células que tienen a su cargo la resorción y la remodelación del hueso. Este proceso libera calcio al medio y puede responder a necesidades del organismo.

    Los huesos contienen dos tipos de tejido óseo: el hueso compacto y el hueso esponjoso.

    El llamado hueso compacto se ubica en la parte externa, debajo del periostio (membrana que recubre a los huesos) de gran dureza y densidad, cuyo grosor depende de la exigencia mecánica. Se dispone en forma de laminillas concéntricas, que forman parte de los llamados sistemas Haversianos.

    El hueso esponjoso es más liviano, tiene forma de enrejado, travecular con espacios óseos en los cuales se aloja la médula ósea. Se ubica generalmente en la parte interna de la diáfisis o cuerpo de los huesos y en los extremos o epífisis.

    El hueso está recubierto por una membrana, el periostio, de característica fibrosa que se adhiere firmemente a él. En su cara interna posee a los osteoblastos que intervienen en el crecimiento y reparación del hueso. Es vascularizada, característica de gran importancia, ya que por medio de sus vasos sanguíneos llegan sustancias nutricias a las células óseas.

    Las funciones principales de los huesos son:

    • Sostén del cuerpo.

    • Proporcionan puntos de inserción a los músculos de modo que se puedan producir movimientos. Los huesos, junto con los músculos y las articulaciones forman parte del aparato locomotor.

    • Aportan rigidez al cuerpo.

    • Protegen a los órganos internos como el cerebro, pulmones, etc. formando cavidades rígidas donde estos se alojan, por ejemplo cráneo.

    • Son lugares de origen de las células sanguíneas. Los huesos poseen una parte llamada médula ósea roja, donde se producen los glóbulos rojos.

    La Sangre:

    Los glóbulos rojos, blancos y plaquetas se forman e la parte esponjosa del hueso. El hueso esponjoso esta relleno de médula roja (médula ósea), que produce las células. La médula ósea está formada por células sanguíneas en estadios tempranos de formación y por células adiposas.

    A los huesos los podemos dividir en: largos, planos y cortos.

    Hueso

    Función

    Característica

    Ejemplo

    largo

    Actúan para la

    locomoción del cuerpo

    Predomina la longitud sobre

    el ancho y espesor.

    Húmero

    plano

    Forman cavidades

    para la contención

    y protección de

    órganos delicados

    Predomina el largo y el ancho sobre el espesor.

    Esternón

    corto

    Realiza escasos

    Movimientos, facilitan

    El sostén y la

    Posición erguida.

    El largo, ancho y espesor son aparentemente iguales.

    Vértebras

    En algunos casos, los tipos de huesos se relacionan con los tipos de músculos. Por ejemplo: un hueso largo, como la tibia, va a estar rodeado de un músculo largo, como el músculo tibial.

    A continuación, la estructura del esqueleto:

    Los 208 huesos que tiene un ser humano adulto se dividen en:

  • 26 en la columna vertebral

  • 8 en el cráneo

  • 14 en la cara

  • 8 en el oído

  • 1 hueso hioides

  • 25 en el tórax

  • 64 en los miembros superiores

  • 62 en los miembros inferiores

  • COLUMNA VERTEBRAL:

  • ATLAS

    VERTEBRAS CERVICALES

    VERTEBRAS DORSALES

    VERTEBRAS LUMBARES AGUJEROS INTRAVENTRALES

    HUESO SACRO

    AGUJEROS SACROS

    ANTERIORES COXIS

    La columna vertebral es un pilar recio, pero un poco flexible, formada por una treintena de vértebras que cierra por detrás la caja torácica. En la porción dorsal de la columna, se articula con las costillas.

    Las vértebras son huesos cortos, dentro de ellas pasa la médula espinal se agrupan en: 7 vértebras cervicales, 12 vértebras dorsales, 5 vértebras lumbares, 5 vértebras sacras y 3 ó 4 vértebras coccígeas.

    Dibujo

    de una

    vértebra

  • Cráneo:

  • PARIETAL

    FRONTAL

    TEMPORAL

    HUESOS

    PROPIOS NASALES OCCIPITAL

    CONDUCTO

    AUDITIVO

    EXTERNO

    MANDÍBULA

    En este dibujo vemos algunos de los principales huesos del cráneo

    Los huesos del cráneo son 8 y están totalmente soldados entre sí, por lo tanto no existe ningún movimiento. Los principales huesos del cráneo son: el frontal, el temporal, el parietal y el occipital. Son todos planos y su función es proteger al encéfalo.

  • Cara:

  • Los huesos de la cara son 14. Entre ellos los más importantes son los maxilares (superior e inferior) que se utilizan en la masticación.

    El cuerpo de un bebe posee 350 huesos blandos, pero muchos se funden entre si con el crecimiento.

    El cráneo del recién nacido: En el recién nacido se pueden observar las fontanelas que son espacios angulares rellenos de tejidos fibroso, situadas en las puntas de unión de varios huesos que ayudan a dar elasticidad a la cabeza en el momento del nacimiento.

  • oído:

  • Los huesos del oído son 8: el martillo, el yunque, el estribo, el estribo, el caracol o cóclea y los tres canales semicirculares.

    El oído desempeña la delicada función de identificar los sonidos. Posee tres secciones: oído externo, oído medio y oído interno.

    Músculos y huesos

  • hueso hioides:

  • Hay un hueso suelto a nivel de la base de la lengua; llamado hioides, que interviene en la masticación junto a los maxilares.

  • TóRAX:

  • Los 25 huesos que componen el tórax son:

    Las costillas, 12 huesos planos que según sus características, ubicación y función se dividen en:

    De la 1º a la 7º: costillas verdaderas

    De la 8º a la 10º: costillas falsas

    De la 11º a la 12º: costillas flotantes

    El esternón, donde se unen las costillas de ambos lados. (Anterior)


  • Miembros superiores:

  • Constan de 62 huesos. En el brazo: el húmero que articula con la clavícula y el omoplato; el cubito, que articula con el húmero y el radio que articula con el carpo.

    En la mano existen 27 huesos, divididos en tres partes: carpo, metacarpo y falanges.

  • Miembros inferiores:

  • Cuenta con 64 huesos. En la pierna: el fémur, que articula con la cadera; la tibia que articula con la rotula (hueso de la rodilla) y el peroné que se encuentra al lado de la tibia sobre el lado externo. En el pie, igual que en la mano, los 26 huesos se dividen en tres segmentos: el tarso, el metatarso y las falanges.

  • ARTICULACIONES

  • Los huesos se unen en articulaciones que son de diferentes tipos, están mantenidas por bandas de tejidos llamadas “ligamentos”. El movimiento articular está facilitado por un cartílago hialino suave que cubre los extremos óseos y por una membrana sinovial que reviste y lubrica la articulación.

    Según sus movimientos se las clasifican en:

    Articulación

    Función y características

    Ejemplos

    MOVIL

    Diartrosis

    Permiten realizar movimientos grandes y

    amplios. Están recubiertas de partes blandas

    y líquido sinovial. A su vez se dividen en:

    Esféricas: Tienen forma de bola y

    receptáculo, y se caracterizan por el libre

    movimiento, y en cualquier dirección.

    Deslizantes: Nos permiten realizar movimientos

    en todas direcciones, debido a que las superficies

    óseas opuestas son planas o ligeramente curvas.

    Esféricas: cadera, hombro

    Deslizante:

    Muñeca, tarsos

    Semimovil

    Anfiartrosis

    Permiten movimientos escasos. Contienen

    ligamentos, cartílagos y membranas.

    A este tipo de articulación se la puede

    clasificar en:

    bisagra: Permiten efectuar movimientos que nos

    permiten inclinarnos y erguirnos, en conclusión

    hacer movimientos de bisagra.

    Pivotantes: Todas las pivotantes son tipos

    especiales de articulaciones de bisagra, y se

    caracterizan por girar en torno a un eje.

    Cartilaginosas: Este tipo de articulaciones se forman

    entre el hueso y el cartílago, y debido a que el

    cartílago es flexible, realizan movimientos sin

    necesidad de la sinovia.

    Bisagra: codo,

    la rodilla, nudillos

    Pivotantes:

    articulación del

    cuello, el codo,

    base craneal

    Cartilaginosas:

    entre las

    costillas y el

    esternón

    Inmóviles

    Sinartrosis

    Los huesos están soldados entre si por un

    tejido resistente y no tienen sinovia , es por ello

    que no hay movimiento.

    sacro, cráneo,

    algunas del

    tobillo, pelvis

  • MÚSCULOS

  • Con el termino "músculo" nos referimos a un conjunto de células musculares organizadas unidas por tejido conectivo. Cada célula muscular se denomina fibra muscular.

    En el cuerpo humano hay tres tipos de músculos:

    • Estriado, voluntario o esquelético.

    • Liso, involuntario.

    • Cardiaco.

    Estriado, voluntario o esquelético: Las células del músculo esquelético son cilíndricas, filiformes. Un fibra muscular ordinaria mide aprox. 2,5 cm. de longitud y su ancho es menor de 1 décimo de milímetro. Las fibras musculares se agrupan en haces. Cada músculo se compone de muchos haces de fibras musculares.

    Es rojizo, de contracción brusca y sus movimientos dependen de la voluntad de los individuos. Constituye el tejido más abundante del organismo y representa del 40 al 45% del peso corporal total.

    La carne que reviste los huesos es tejido muscular. Estos se encuentran unidos a los huesos del cuerpo y su contracción es la que origina los movimientos de las distintas partes del esqueleto, aunque también participa en otras actividades como la eliminación de la orina y de las heces. La actividad del músculo esquelético está bajo el control del sistema nervioso central y los movimientos que produce se relacionan principalmente con interacciones entre el organismo y el medio externo.

    Se llama estriado porque sus células se ven estriadas o rayadas al microscopio, al igual que el músculo cardíaco.

    Cada fibra muscular se comporta como una unidad. Un músculo esquelético tiene tantas unidades como fibras por ello se define como multiunitario.

    El movimiento se logra por contracción de la fibra muscular.

    A los huesos estriados se los clasifican según sus características en largos, anchos y cortos.

    Tipo

    Característica

    Ubicación

    Ejemplo

    LARGOS

    MUCHA FUERZA Y

    MUCHO

    MOVIMIENTO

    EXTREMIDADES

    SUPERIORES

    E INFERIORES

    BICEPS, TRICEPS, GLUTEOS,

    GEMELOS

    ANCHOS

    POCO FUERZA Y POCO

    MOVIMIENTO

    CABEZA, CUELLO Y

    ALGUNAS

    CAVIDADES

    MUSCULOS DE LA MIMICA,

    FRONTAL, BUCCINADOR,

    DIAFRAGMA Y RECTOS

    CORTOS

    MUCHA FUERZA Y POCO

    MOVIMIENTO

    CULUMNA

    VERTEBRAL Y

    ESFINTERES

    ESPINALES, ORBICULAR DE

    LOS LABIOS

    Liso, involuntario: Las células del músculo liso son siempre fusiformes y alargadas. Su tamaño varía mucho según su origen.

    Las células más pequeñas se encuentran en las arteriolas y las de mayor tamaño en el útero grávido.

    Sus fibras no presentan estriaciones por eso se lo denomina liso. Suele ser de color pálido, tiene contracción lenta y sostenida, y no está sujeto a la voluntad del hombre, de allí su nombre de involuntario.

    Este músculo reviste o forma parte de las paredes de órganos huecos tales como la tráquea, el estómago, el tracto intestinal, la vejiga, el útero y los vasos sanguíneos.

    Como un ejemplo de su función podemos decir que los músculos lisos comprimen el contenido de estas cavidades, interviniendo de esta manera en procesos tales como la regulación de la presión arterial, la digestión, etc.

    Además de estos conjuntos organizados también se encuentran células de músculo liso en el músculo erector del pelo, músculos intrínsecos del ojo, etc.

    La regulación de su actividad la realiza el sistema nervioso autónomo y hormonas circulantes. Las fibras del músculo liso son más pequeñas y delicadas que las del músculo esquelético. No se insertan en el hueso, sino que se hallan como paredes de órganos huecos.

    Alrededor de los tubos, por lo general se disponen en 2 capas, una interna circular y una externa longitudinal. La musculatura circular constriñe el tubo; la longitudinal acorta el tubo y tiende a ampliar la luz. En el tubo digestivo, el esfuerzo conjunto de la musculatura circular y la longitudinal impulsa el contenido del tubo produciendo unas ondas de constricción llamadas movimientos peristálticos.

    Se describen 2 tipos de músculo liso:

    • Multiunitario: cada fibra se comporta como una unidad independiente, comportamiento semejante al músculo esquelético. Ej.: músculo erector del pelo, músculos intrínsecos del ojo, etc.

    No se contraen espontáneamente. La estimulación nerviosa autónoma es la que desencadena su contracción.

    • Unitarios simples: las células se comportan al igual que en el músculo cardíaco, como si fuesen una estructura única. El impulso se transmite de célula a célula. Se puede decir que el músculo en su totalidad funciona como una unidad. Ej.: músculo intestinal, del útero, uréter, etc.

    Cardíaco: Forma las paredes del corazón, no está bajo el control de la voluntad, tiene aspecto estriado.

    Sus fibras se disponen juntas para formar una red continua y ramificada. Por lo tanto el miocardio puede contraerse en masa y así lo hace.

    El corazón responde a un estímulo de una forma "todo o nada", de allí que se lo clasifique como unitario simple. El músculo cardíaco se contrae rítmicamente 60 a 80 veces por minuto.

    CARACTERíSTICAS DE LOS MÚSCULOS:

    Cada músculo posee un nervio motor (grupo de fibras nerviosas) que entra en él.

    Cada fibra nerviosa se divide en ramas terminales llegando cada rama a una fibra muscular.

    En consecuencia la unidad motora esta formada por una sola neurona y el grupo de células musculares que inerva.

    El músculo posee muchas unidades motoras. Este responde en forma graduada según el número de unidades motoras que se activen.

    La maquinaria contráctil de la fibra muscular esta formada por cadenas proteínicas que se deslizan para acortar la fibra muscular. Entre ellas la miosina y la actina, que constituyen los filamentos gruesos y delgados respectivamente.

    Cuando un impulso llega a través de una fibra nerviosa, el músculo se contrae. Cuando una fibra muscular se contrae, se acorta y ensancha. Su longitud disminuye a 2/3 o a la mitad. Se deduce que la amplitud del movimiento depende de la longitud de las fibras musculares. El periodo de recuperación del músculo esquelético es tan corto que el músculo puede responde a un segundo estímulo cuando todavía perdura la contracción correspondiente al primero. La superposición provoca un efecto de agotamiento superior al normal.

    Después de la contracción el músculo se recupera, consume oxígeno y elimina dióxido de carbono y calor en proporción superior a la registrada durante el reposo, determinando el período de recuperación.

    El hecho de que se consuma oxígeno y libere dióxido de carbono, sugiere que la contracción es un proceso de oxidación pero aparentemente no es esencial, ya que el músculo puede contraerse en ausencia de oxígeno, como en periodos de acción violenta; pero se fatiga más rápido y pueden aparecer los calambres.

    Ejemplo:

    En el siguiente dibujo podemos observar los músculos que posee el ser humano:

    Los grupos musculares (por regiones)

    Músculos de la cabeza

    Los músculos de la cabeza son:

    • Los músculos masticadores, cuya función es mover el maxilar inferior permitiendo la masticación; son músculos o pares:
      - El temporal.
      - El masetero.
      - El pterigoideo interno.
      - El pterigoideo externo.

    Los músculos cutáneos. Están localizados alrededor de los grandes orificios de la cara: boca, orificio nasal, orificio palpebral, e intervienen en los movimientos de la fisonomía, por ello son llamados músculos de la mímica. Son también pares.

    Músculos del cuello

    Son los que intervienen en los movimientos de la cabeza, de la columna vertebral y del hueso hioides. Son los músculos de la nuca, de la parte posterior del tronco, y los músculos del cuello propiamente dicho.

    • Los músculos de la nuca son ocho y están situados en la región cervical, debajo del trapecio:
      - el esplenio,
      - el complexo mayor y el menor,
      - el transverso del cuello,
      - los rectos posteriores de la cabeza (mayor y menor),
      - los oblicuos de la cabeza (mayor y menor).

    • Los músculos de la región posterior o dorsal del tronco son:
      - el trapecio,
      - el dorsal ancho,
      - el romboides,
      - los serratos menor y posterior; superior e inferior.

    • Los músculos del cuello propiamente dicho se agrupan en regiones:
      - En la región lateral se encuentran el cutáneo del cuello, el esternocleidomastoideo y los escálenos.
      - En la región del hueso hioides se encuentran los suprahioideos (cuatro pares): digástricos, estilohioideos, milohioideos y genihioideos y los lnfrahioideos (cuatro pares): esternocleidohioideos, omohioideos, esternotirohioideos, tirohioideos.
      - En la región prevertebral se encuentran tres pares de músculos:

    - el recto anterior mayor de la cabeza,
    - el recto anterior menor de la cabeza,
    - el largo del cuello.

    Músculos de los canales vertebrales o espinales

    Están situados a ambos lados de la columna vertebral, en la región profunda, en los canales vertebrales y localizados entre las apófisis espinosas de las vértebras y las costillas.
    Son tres músculos que se extienden longitudinalmente y hacia abajo, en la región lumbar; forman una masa común. Son músculos que en el hombre están más desarrollados que en otros Mamíferos, por lo que se les llama de la estación bípeda, por ser poderosos extensores de la columna vertebral.

    • Músculos del tórax. Se los distribuye en:
      - La región antero-lateral y son: el pectoral mayor (inspirador accesorio), el pectoral menor (inspirador accesorio), el serrato mayor y el subclavio.
      - La región costal: los intercostales (internos y externos), los supracostales, los infracostales y el triangular del esternón.

    Músculos del abdomen

    Forman las paredes de la cavidad abdominal y comprenden:

    • Los músculos de la región superior del abdomen.
      Hay un solo músculo, que es el diafragma; es un músculo plano, en forma de cúpula, que separa el tórax del abdomen. Sus fibras se insertan en el contorno de la base del tórax y se dirigen al centro hacia una zona aponeuren forma de hoja de trébol llamada centro frénico. Presenta el orificio de la arteria aorta, el orificio de ótica la vena cava inferior, y el orificio del esófago. Es el principal músculo inspirador.

    Los músculos de la región inferior del abdomen. Forman el piso de la cavidad abdominal extendiéndose entre el coxis y el borde inferior de los huesos coxales. Están relacionados con los órganos de la región inferior de los aparatos digestivos y genito-urinario, en cuyo funcionamiento intervienen. Los músculos de la región posterior
    del abdomen forman la pared posterior del abdomen y son: el cuadrado lumbar o cuadrado de los lomos, el psoasilíaco y el psoasmenor. Los músculos de la región antero-lateral del abdomen. Forman las paredes laterales y la pared anterior del abdomen y se unen con los del lado opuesto por una formación fibrosa llamada línea blanca. Se los llama músculos de la prensa abdominal, por actuar a modo de una cintura elástica que contiene las vísceras y favorece las funciones de excreción, micción y defecación. Son el recto mayor del abdomen, el oblicuo mayor, el oblicuo menor y el transverso del abdomen

    Músculos de los miembros superiores

    Corresponden a las cuatro regiones de los miembros superiores:

    • Los músculos del hombro, que imprimen al brazo movimientos amplios y son: el deltoides, el supraespinoso, el infraespinoso, el subescapular, el redondo mayor y el redondo menor.

    • · Los músculos del brazo están ubicados entre el hombro y el codo. Son cuatro músculos. Tres están en la región anterior: el bíceps braquial (flexor del antebrazo), el coraco braquial y el braquial anterior, y uno en la región posterior: el tríceps braquial (extensor del antebrazo).

    • Los músculos del antebrazo. Son veinte músculos que determinan los movimientos del antebrazo, de la mano y de los dedos. Entre otros mencionamos: el pronador redondo, el palmar mayor, el palmar menor, el cubital, el flexor común superficial de los dedos, el flexor común profundo de los dedos, el flexor largo de] dedo pulgar, el pronador cuadrado, el supinador largo, el supinador corto, el extensor propio del meñique, el cubital posterior, el abductor largo del pulgar, el extensor corto del pulgar y el extensor propio del índice.

    • Los músculos de la mano son veintinueve músculos propios que imprimen movimientos a los dedos de la mano. Se distribuyen en tres regiones: palmar externa, palmar media y palmar interna. Entre otros mencionamos: el palmar cutáneo, el abductor del meñique, el abductor corto del pulgar, el flexor corto del pulgar, los lumbricales, los interóseos dorsales y los palmares.

    Músculos de los miembros inferiores

    Consideramos los músculos de cada segmento.

    • Los músculos de la pelvis rodean a la articulación de la cadera y terminan en la epífisis superior del fémur y provocan amplios movimientos al muslo. Son: los glúteos (mayor, medio y menor), que forman las nalgas; los músculos del muslo, que son once y cuya acción es extensión de la pierna, flexión de la pierna y abducción del muslo. Entre otros, citaremos:

    - En la región antero-lateral: el tensor de la fascia lata, el sartorio, el cuadríceps crural.
    - En la región postero-interna, el recto interno, el pectinio, el bíceps crural, el semitendinoso, el semimembranoso.

    • Los músculos de la pierna son catorce; entre otros: el tibial anterior, el extensor común de los dedos, el extensor propio del dedo gordo, el peróneo anterior, el peróneo lateral (largo y corto), el tibial posterior, el flexor común de los dedos, los gemelos (interno y externo, que forman la pantorrilla), el sóleo, el plantar delgado, el poplíteo.
      Los gemelos se unen en sus porciones inferiores en un solo tendón de] sóleo y juntos forman el tendón de Aquiles, que se inserta en el talón (hueso calcáneo); es el tendón más fuerte del organismo humano.

    Los músculos del pie son veinte, distribuidos en la región dorsal y la región plantar; son los músculos que imprimen movimientos a los dedos. Mencionamos, entre otros, el pedio, el flexor corto, el abductor del dedo gordo, el oponente del dedo meñique, el flexor largo, los lumbricales del pie y los plantaras del pie.

    En las siguientes fotografías se pueden observar claramente los músculos altamente desarrollados por estos físicos culturistas.

    Para poder obtener un cuerpo como éstos, es necesario e indispensable tanto el ejercicio y trabajo corporal como también una dieta equilibrada.

  • CONCLUCIÓN

  • Luego de haber realizado ésta investigación acerca de los músculos y los huesos, me pude dar cuenta que aunque nosotros los veamos como partes comunes de nuestro cuerpo, en realidad nos son de bastante utilidad desde el día en que nacemos. Ambos (músculos y huesos) van tremendamente unidos, ya que si llegase a fallar alguno de los dos, el otro quedaría inutilizable. Esto se debe a que el esqueleto, formado por huesos, nos permite tener movilidad y éstos son accionados por los distintos músculos que hay en nuestro cuerpo.

  • BIBLIOGRAFÍA

      • CUERPO HUMANO” COLECCIÓN CLARÍN

      • FASÍCULOS DE LA COLECCIÓN DE BILLIKEN

      • “EL CUERPO HUMANO” COLECCIÓN BILLIKEN

      • INTERNET:

      • http: SALUD.DISCOVERYESPANOL.COM

      • http: WWW.ZONAMEDICA.COM.AR

      • http: BIOLOGIAALMANGO.COM.AR

      • REVISTA: “MUSCLEMAS” (FISICOCULTURISTA)

      • ENCICLOPEDIA “ENCARTA”

  • DIFUSIÓN FINAL

  • D

    E

    L

    T

    O

    I

    D

    E

    S

    F

    G

    H

    I

    R

    V

    O

    W

    S

    M

    T

    R

    Y

    L

    A

    I

    B

    I

    T

    Y

    S

    L

    A

    B

    P

    N

    I

    K

    E

    R

    O

    V

    S

    P

    E

    C

    I

    B

    M

    I

    L

    T

    R

    I

    C

    E

    P

    S

    P

    W

    E

    C

    E

    D

    I

    O

    B

    M

    O

    R

    M

    S

    U

    M

    O

    K

    E

    C

    R

    Y

    E

    O

    E

    T

    U

    L

    G

    P

    A

    U

    G

    P

    E

    C

    T

    O

    R

    A

    L

    N

    Z

    Estructura de hueso

    Dibujo del esqueleto, parte axial y parte apendicular

    HUESO MALAR