Murallas romanas en Tarragona

Arte. Conservación bienes culturales. Monumentos. Historia. Entorno monumental

  • Enviado por: Womangood
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 3 páginas
publicidad

MURALLAS ROMANAS.

LOCALIZACIÓN.

Zona urbana: Tarragona-ciudad. Rodean el casco antiguo de la ciudad por las calles: Via de l'imperi-Passeig Arqueològic-Passeig Torroja-Passeig St. Antoni.

La cara exterior de la muralla que rodea el caso antiguo es visible por las calles Via de l'imperi-Passeig Arqueològic- Passeig Torroja-Passeig St. Antoni. La cara interior por la Baixada del Roser. El sector llamado Paseo Arqueológico consiste en un recinto cerrado con acceso por una puerta lateral del Portal del Roser y salida por el final del Paseo Torroja . En el interior del Museo Nacional Arqueológico. Y en el sector Bóvedas del Circo.

SITUACIÓN JURÍDICA.

PROPIEDAD: AJUNTAMENT DE TARRAGONA.

Pl. de la Font,1 Tarragona-43003 el sector que corresponde al Paseo Arqueológico.

ESTATUTO JURÍDICO.

Propiedad pública. Declarado Monumento Histórico Artístico R.O. 24-3-1984. Gac. 12-4-1984 R- I -51-0037. Sometido al P.E.P.A. Orden Ministerial de 29 -03-1988 “programa de Escuelas Taller y Casas de Oficios para la rehabilitación del patrimonio histórico-artístico y natural”.

ADMINISTRACIÓN RESPONSABLE: AJUNTAMENT DE TARRAGONA.

Pl. de la Font, 1 Tarragona-43003 el sector que corresponde al Paseo Arqueológico. GENERALITAT DE CATALUNYA. Oficina de Gestión de Monumentos. Departamento de Cultura. c/ Portaferrissa, 1. 08002- Barcelona para el tramo correspondiente al Museo Arqueológico.

DESCRIPCIÓN.

Del monumento arquitectónico militar romano del que se conservan 1.300 mts. que recorren rodeando el actual Núcleo histórico de la ciudad por el Paseo Arqueológico, Vía de l'Imperi, Paseo Torroja y Paseo San Antonio.

El Paseo Arqueológico es el sector en dónde se ha conservado mejor la muralla romana. Su aspecto actual, es la de un basamento de enormes bloque megalíticos de talla irregular encima del cual se levanta altos muros de sillares cuidadosamente tallados en hileras sucesivas, con torres cuadrangulares de las que se conservan tres, sensiblemente alteradas por intervenciones posteriores: La Torre de L'Arquebisbe, la del Cabiscol o Seminario y la de St. Magí o de Minerva.

Estudios arqueológicos han permitido diferenciar dos etapas constuctivas en la muralla romana. El proyecto inicial de finales de siglo III a.C. consistía en un muro bajo de 6 mts. de altura por 4,5 mts. de ancho que se remodela y uniformiza y amplia en una etapa posterior a mediados de siglo II a.C., alcanzando los 12 mts. de altura y 6 de ancho, 5 en la parte superior. Se abren diversas poternas y puertas de las que sólo se conserva una próxima a la torre de Minerva al final del Paseo Arqueológico.

La técnica constructiva es diferente en cada etapa, mientras que la primera consiste en dos paramentos de opus siliceum, la segunda consistía en levantar dos paramentos, con un zócalo megalítico, opus siliceum , sobre el cual descansa el lienzo de sillares opus quadratum. Ambos paramentos están trabados entre sí por unos muros perpendiculares dispuestos a distancias regulares. El espacio interior se rellenó con fragmentos de piedra, tierra y adobes perfectamente encajados.

La Torre de Minerva es la que se conserva menos alterada y pertenece a la primera fase de la muralla. Se trata de un torre angular con basamento megalítico y muros de sillares, en los cuales se abrían en origen dos saeteras accesibles desde una cámara interior de 7,60 por 7,50 mts. con dos puertas , una de ellas comunicaba con la Torre del Cabiscol o Seminari y la otra era un acceso a la torre desde dentro de la ciudad. En el exterior de la torre, en el zócalo megalítico se observan cinco cabezas esculpidas en los propios bloques calcáreos. Estas esculturas tienen una función apotropaica, como elemento mágico-protector a la vez que disuasorio. En la parte superior de la torre aparece empotrado un relieve de la diosa Minerva. En uno de los sillares, en el interior de la torre se observa una inscripción latina, dedicada a la diosa Minerva, escrita en latín arcaico, es la más antigua conocida de la P. Ibérica y es una dedicación de un romano llamado Manius Vibius a la diosa que preside la torre. El conjunto de elementos de la torre: relieve de Minerva y las cabezas esculpidas junto a los restos de un marco para una inscripción monumental hacen de esta torre una de las entradas principales de la ciudad en el siglo III a.C. ya que en la segunda fase de la muralla el relieve quedó tapado por un lienzo de muralla.

A parte de las seis poternas que se abren en el zócalo megalítico de la muralla, se conserva una puerta de siglo II a.C. junto a la torre de Minerva, conocida con el nombre de Porta dels Socors, se trataba de una puerta en forma de arco de medio punto que arranca directamente del zócalo megalítico. A parte de esta, se conserva actualmente otra en el eje longitudinal de la cabecera del circo, que permitían el acceso rodado al interior del recinto.

Se conservan parte de tres de las rampas que daban acceso desde el interior de la ciudad, al paso de ronda de la muralla, la primera y más conservada en la c/ Baixada del Roser, la segunda en el interior de Casa Canals y la última en el Museo Arqueológico.

El resto de la muralla que corre por Vía de l'Imperi, el Paseo Torroja, Paseo San Antonio ha sufrido alteraciones durante la historia. El sector que corresponde al Paseo de St. Antonio fue rehecho ( 25 metros) siguiendo la antigua alineación romana en el siglo XVIII, y se monumentalizó el conocido Portal de St. Antoni y el Portal del Roser. Se conserva en algunos tramos la muralla romana, como el interior del Museo Nacional Arqueológico, y sector Voltes del Circ. y en el interior de las casas que tienen acceso por la C/ Granada y sus fachadas dan al paseo de San Antonio.

HISTORIA.

La muralla de Tárraco es la obra de ingeniería militar romana más antigua de la Península. Su construcción empezó hacia el 200 a.C. fruto del primer establecimiento militar de Escipión durante la Segunda Guerra Púnica. Esta primera fase constructiva estaba formada por dos lienzos de bloques megalíticos y torres. A mediados de siglo II a.C. se amplió el perímetro y cambió la técnica constructiva, en la segunda fase se amplían las dimensiones en altura y grosor de la muralla, y se construye a base de un zócalo megalítico de unos dos metros de altura sobre el que se asienta el resto de la muralla hasta una altura de 12 mts. en opus quadratum. Los sillares de los paramentos de la muralla están decorados con una parte central en relieve que sobresale levemente: sillares almohadillados. Estos sillares presentan numerosas marcas del alfabeto ibérico y son testimonio de los grupos de trabajo que realizaron la construcción. En el S. XII: lo mur vell cerraba a nivel de la Torre de la Audiència-C. Ferrers- C.Enrejolat hasta el Pretori. Durante el reinado de Pere III (s.XIV) se levantó la muralleta y la torre de las Monges delante de la fachada del circo reforzada con el baluarte de Carles V construido el S. XVI. Durante los S.XVII-XVIII se construyó la contramuralla falsa Braga de 500 mts. (obra de ingeniería Inglesa) y se levantó sobre la alineación original romana el sector correspondiente Portal de St. Antoni (1737). El sector entre el Portal de St. Antoni y el Museo Nacional Arqueológico fue aprovechado para instalar viviendas. Dentro del siglo XX, se realizó el conocido como Passeig Arqueológic, sector de muralla entre la muralla romana y la falsa Braga. de 550 mts según el proyecto del arquitecto Jeroni Martorell y inaugurado el 22 de octubre de 1932. Es el sector de la muralla mejor conservado, junto con el tramo que se conserva en una sala de Museo Nacional Arqueológico y el sector Voltes del circ .

CONSERVACIÓN DEL MONUMENTO.

Problemas de deterioro de la muralla, desprendimiento, erosión de la piedra, descalzamiento de los sillares. Problemas debidos a factores medio-ambientales. El tipo de piedra con mucha capacidad de retención de agua. Problemas de humedad. Concentración externa de cloruros resultado de la acción del viento marino, y concentración de sales de los morteros medievales y modernos.

La muralla está construida con dos tipos de piedra: calcárea y arenisca, esta última presenta una alteración mucho más acentuada que la piedra calcárea, sobre todo afectada por la salubridad producida por la proximidad del mar.

ENTIDAD RESPONSABLE DE LA CONSERVACIÓN: AJUNTAMENT DE TARRAGONA. Pl. de la Font, 1 Tarragona-43003.
HISTORIA DE LA CONSERVACIÓN.

En el año 1986 se realizó una intervención efectuada por el servicio de Patrimonio Arquitectónico de la Generalitat de Catalunya en el Paseo de St. Antoni, que consistió en la cubrición de los sillares con ladrillo. Intervenciones realizadas por T.E.D'A partiendo del Proyecto de A. Bruno 1990. En el St. Antonio.1991-94 intervenciones realizadas por el TERM sector interior muralla Baixada del Roser: tratamiento puntual de los sectores con peligro de desprendimiento previa limpieza así como en el sector portal de St. Antoni. Recuperación volumétrica de las partes desaparecidas y sustitución del volumen del material perdido por piedra calcárea más resistente manteniendo el tamaño de los bloques de piedra originales.

MEDIOS DE CONSERVACIÓN.

Creación del TERM. (Taller Escola Restauració de la Muralla).para restaurar la muralla. (1990-1994). Ampliación de la acera que transcurre por el P. St. Antoni, para separar el tránsito rodado de la muralla y drenaje de la parte inferior para paliar la filtración de agua por la base.

Intervención en el tramo de muralla P. St. Antoni “ Casa Canals” con un presupuesto de 30 millones de ptas.

Convenio colaboración entre INEM (Instituto Nacional de Empleo) y Ajuntament de Tarragona y FSE ( Fondo Social Europeo).

VALORACIÓN DEL MONUMENTO COMO BIEN CULTURAL.

La muralla de Tárraco es uno de los testimonios más antiguos de la ingeniería militar romana de la Península Ibérica y el elemento más importante que se conserva de la ciudad en época republicana. Es uno de los símbolos más emblemáticos de la ciudad que ha decidido la configuración de la fisonomía y topografía urbanas desde la antigüedad hasta el siglo XIX. Es un claro exponente de la técnica llamada opus siliceum , técnica constructiva característica de Italia y empleada en la Etruria y en el Lacio des del siglo VI a.C. Se trata de una de las obras públicas romanas más antiguas conservada en toda la península Ibérica.

La muralla constituye uno de los pocos ejemplos conservados de una estructura defensiva de época romano-republicana y que conserva buena parte de su estructura, a saber lienzos de la muralla, con sus paramentos interior i exterior, accesos con sus poternas ciclopeas y sus torres defensivas conservadas: torre de Minerva, del Capiscol y del Arzobispo. De ellas destaca la torre de Minerva con el relieve de la diosa Minerva , relieve de esta diosa más antiguo conocido en la Península Ibérica y dedicatoria también más antigua dedicada a esta diosa.

Por formar parte del conjunto arqueológico y monumental de primer orden que explica la presencia de Roma en sus provincias más occientales des de los primeros tiempos, penetración y conquista de los territorios, el proceso de romanización y posterior transformación. Tárraco, como exponente de ciudad elegida por su situación geográficamente estratégica a la que se le concedió el título de colonia Iulia Triumphalis Tarraco, capital de la provincia más extensa de la Península Ibérica: la Hispania citerior. Punto de llegada y penetración de los romanos, sede a partir del finales del siglo I d.C. del Concilium provinciae Hispaniae citerioris, es decir, cabeza político-administrativa y religiosa de esta enorme provincia que aglutinaba a 7 conventus y que supuso una transformación urbanística y planificación importante de la ciudad adaptanse a los diferentes períodos históricos y sus necesidades que se traducen evidentemente en el urbanismo y de su territorium.