Multiculturalismo

Política y Administración Pública. Derechos y deberes morales y jurídicos. Estado. Diversidad y pluralidad. Cohesión social

  • Enviado por: Mireya Pons
  • Idioma: castellano
  • País: Venezuela Venezuela
  • 5 páginas
publicidad
publicidad

MULTICULTURALISMO

Ensayo

Multiculturalismo como ideología Vs. Multiculturalismo como realidad

El multiculturalismo en una realidad. Ha existido desde los comienzos de la civilización del hombre, solo que ahora, este proceso se viene dando con mucho más envergadura. ¿Es posible plantearse el multiculturalismo como ideología? Es tan posible como lo es plantearse como ideologías el racismo y la xenofobia, diferente es el asunto de la legitimidad.

Sin embargo, aceptarlo o no como ideología no cambiaria en nada la primera afirmación, es una realidad. Lo que realmente importa y lo que debe ser objeto de discusión y preocupación es la actitud que tomamos frente esta realidad.

¿Qué significa estar en contra del multiculturalismo? La respuesta no esta muy lejos del racismo y xenofobia. Solo que la escondemos bajo otros pretextos: incompatibilidad, discriminación por derechos especiales, religiones cerradas y no reciprocas, perdida de la identidad cultural, perdida de beneficios, etc.

El miedo al cambio, de allí nace la mayoría de los actos atroces que se han cometido en contra de la humanidad. No podemos seguir operando bajo el miedo, la cultura es por definición producto del hombre, y si el hombre cambia y evoluciona, no podemos aspirar que la cultura no lo haga.

Los riesgos del multiculturalismo

A pesar de esto, no podemos negar que convivir en una sociedad multiculturalista presenta más dificultades que en una sociedad con una única cultura. Pero, ¿Porque se producen la mayoría de los inconvenientes en sociedades multiculturalistas? Reconocimiento y aceptación, el no reconocer a esas otras culturas diferentes o pretender vivir alejados de ellas, son las principales razones de los riesgos del multiculturalismo.

En los casos donde los conflictos se generan por ser las culturas huésped muy cerradas o con practicas contrarias a la cultura anfitrionas, la solución esta en crear una base, que no es otra que los derechos humanos universalmente aceptados. El relativismo cultural debe tener un límite, no solo para evitar los conflictos derivados de la diversidad cultural, sino por un principio universal de respeto a los seres humanos.

Los mayores riesgos del multiculturalismo son el no encontrar una forma de conciliar estas diferencias, el discriminar a un parte de la población por su origen cultural, el limitar el derecho que todos tenemos de procurar aquello que nos permite realizarnos y alcanzar un estado de felicidad.

El debate entre diversidad y pluralidad

En aquellas sociedades multiculturalistas donde existe diversidad y no pluralidad estamos condenando a algunas culturas a la discriminación y la desigualdad.

Un buen ejemplo son los guetos. Incluso en el los países desarrollados, somos testigos de la existencia de guetos, suburbios en los que viven un grupo de personas diferentes al resto de la sociedad, por clase, raza, cultura, etc. Y que en el peor de los casos son marginados por el resto de la sociedad.

Limitamos su acceso a otros servicios y derechos, educación, salud, ciudadanía, expresarse libremente, etc. Esto no solo representa graves perjuicios a los derechos humanos y colectivos de estos grupos culturales, representa también, la condena a nunca poder lograr una integración, por lo tanto a continuar con los conflictos, cerrando todas las posibilidades de una convivencia pasiva y en condiciones de igualdad.

De existir en una sociedad diferentes culturas, debemos garantizarles las mismas condiciones de igualdad a todas. Respetando sus tradiciones y costumbre siempre que no vulneren los derecho humanos. La integración de culturas dependerá en mayor medida en la naturaleza de cada una de estas.

Globalización y Multiculturalismo

El multiculturalismo va de la mano de la Globalización, y es tan indetenible como esta. La globalización ha logrado que este fenómeno multicultural, que ha existido entre nosotros desde hace mucho tiempo, sea mucho más evidente y marcado.

Ya sea por el acercamiento de las distancias, por las diferencias generadas por el sistema capitalista y neoliberal, la inmigración en estos últimos años ha aumento considerablemente. Y con ella las sociedades multiculturalistas, hoy en día es difícil enumerar poblaciones en donde no se encuentre conviviendo al menos dos culturas distintas.

Las diferencias son mas profundas cuando las migraciones van de personas que viven en países en vías de desarrollo a países industrializados buscado mejorar su calidad de vida. Muchos de estos países han decidido restringir o detener por completo dichas migraciones, sin embargo, este tipo de medidas aumenta las inmigraciones ilegales, lo que complica mucho más el cuadro.

Mientras muchos discuten si es justo o no limitar a estas personas a buscar mejores medios para su subsistencia. Otros discuten acerca de las condiciones en que estas personas son obligadas a vivir en estos países receptores, personas que huyen de sus países por pobreza, percusión, que dejan a sus familias en su país de origen, y que muchas veces se ven subempleados.

Cohesión social

La solución de los conflictos que trae multiculturalismo no es evitar la diversidad de cultura, impedir la inmigración, ni mucho menos cercar a esas diversas culturas que comparten un mismo territorio en guetos.

Un primer paso para encontrar soluciones satisfactorias esta en el reconocer el multiculturalismo con una realidad. Debemos hacer énfasis en los aspectos de nuestras culturas que nos unen y no en solo en las que nos separan. Muchos cambios de lograrían con solo implementar el respeto, a su cultura, a su religión, a sus diferencias.

El multiculturalismo en un problema de concientización. En muchos países donde se ha aceptado esta realidad, se implementan políticas para fomentar la integración. Entre las mas importantes están las educativas y laborares. El compartir en un salón de clases o en nuestro lugares de trabajo con personas de culturas de otro origen, permite convivamos, compartamos, trabajemos juntos, y nos demos cuenta que al final de todo, no somos tan distintos, y que aquello que nos une es mucho mas grande que aquello que nos separa.