Mujeres indígenas y su participación en la política local

Política. Machismo. Discriminación. Etnias indígenas

  • Enviado por: Mariana
  • Idioma: castellano
  • País: Chile Chile
  • 4 páginas
publicidad
publicidad

MUJERES INDIGENAS

Y

SU PARTICIPACION EN POLITICA LOCAL

Sin duda estamos insertados dentro de una sociedad machista, que nace de la convicción de que el hombre es superior a la mujer, en esta sociedad el hombre desde hace décadas posee mayores oportunidades de surgir en un sentido completo. Pero no puedo dejar de mencionar también que esta brecha entre hombre y mujer ha ido disminuyendo, quizás no como sé quisiera o esperara, pero disminuyendo al fin. Se dicen muchas veces que la sociedad chilena ha ido perdiendo el carácter machista, sin embargo aún existen hechos que demuestran que esto no es tan así

Esta aproximación entre el hombre y la mujer se debe sin duda a los esfuerzos sobrehumanos que han realizado las mujeres desde hace mucho tiempo con la finalidad de estar a la par del hombre, de que se les deje de mirar en menos, como seres inferiores que solo sirven para cocinar y para cuidar el hogar, y que se les mire de igual a igual. Y han conseguido muchas cosas, recordemos que no poseíamos derecho a voto, pero haciendo valer las voces de muchas mujeres que se esforzaron para que se las tomara en cuenta hoy en día tenemos el justo privilegio de asistir a las mesas electorales y manifestar nuestro pensar y sentir. Y no solamente es esto lo que se ha conseguido, en la actualidad no solo votamos, si no que se está consiguiendo estar a la par del hombre y hoy existen autoridades políticas que son precisamente mujeres, y no puedo dejar de lado el hecho de que en la actualidad la máxima autoridad política de nuestro país es una mujer.

“El acceso de la mujer a la política comenzó a finales del siglo XX, cuando las mujeres ganaron la batalla por el derecho al voto, aunque en algunos estados la aprobación del voto femenino no llegó hasta mediados del siglo XX.” (www.vozdemujer.org)

Posterior a la lectura del texto, “Mujeres Indígenas de América Latina y Política Local”, que tiene como objetivo dar a conocer el importante papel de la mujer en política hoy en día ; el cual se ha confeccionado a través de entrevistas realizadas a diferentes mujeres participantes en política, en distintos países de América latina; he podido deducir que todos los logros anteriormente mencionados son el producto de mucho esfuerzo de la mujer y de muchos años de lucha por alcanzar lo anhelado, por conseguir muchas veces sueños importantes que permiten sentirse realizada.

La mujer es tan capas como el hombre y lo ha demostrado, sin embargo, el machismo continua, y se le sigue viendo al hombre como un ser superior siendo que no lo es, ya que todos los seres humanos tenemos las mismas capacidades y por lo tanto también deberíamos tener las mismas oportunidades y los mismos derechos de participar y aportar en diferentes clases de trabajo o actividad.

Se continua descalificando a la mujer, no se valoran sus capacidades y pero aún la creen ineficiente. Esta discriminación que se realiza se ve claramente en política, y está expresado en el libro a través de las diferentes mujeres entrevistadas, ya que se quejan de que muchas veces sus colegas no confían en sus iniciativas ni en sus maniobras, esto puede ser el factor que produzca que la mayoría de las personas que participan en política sean hombres. Aunque no se le niega a la mujer del derecho que tiene de participar en política, ni existe ningún tipo de discriminación judicial que se lo impida si existen otras como las que mencionamos anteriormente y que construyen una barrera que la mujer no se atreve a derribar.

Si a la mujer en término generales le ha costado hacer valer su participación en la política, más difícil y complicado ha sido para aquella que es indígena. Ya que la discriminan por el hecho de ser mujer y también por ser indígena, esta situación no debería darse en ninguna parte del mundo, ya que a la persona no se le debe juzgar ni valorar por pertenecer o no a una etnia, o por se mujer u hombre, si no lo que debería valorarse y que es lo más importante son sus capacidades e iniciativas que lleven a la igualdad, ya que son estas las que pueden hacer surgir a un pueblo.

A pesar de que la mujer se ha visto marginada no ha parado de pelear por lo que quiere, tenemos el caso de Sarna Berna Martínez, mujer atacameña, alcaldesa de la comuna de Atacama en el norte de nuestro país, es militante del partido demócrata cristiano, que ha sido entrevistada en el libro.

Expresa en la entrevista que se le realiza que es la única integrante de su familia que participa en política y que su objetivo o propósito es luchar muy fuerte por la igualdad y se queja de que las mujeres que participan en política les falta reconocimiento por lo que hacen.

“….Fui la primera presidenta de la junta de vecinos, era una sola junta de vecinos y ahí me tocó ser presidenta…pensaba ya irme…pensaba irme por que aquí ya no había más campo, donde había que buscar nuevas oportunidades.

Pero también me quedaba ese bichito porque había tantas diferencias de un pueblo de San Pedro de Atacama y Calama, que estábamos tan cerca, en Calama había luz, agua, mejor salud, educación, mejor trato…” (Sarna Berna Martínez.)

Ella es un ejemplo de esfuerzo y perseverancia, de que nosotras las mujeres somos tan capaces de salir adelante como el hombre, y que indígenas o no indígenas de igual manera poseen las mismas capacidades y los mismos derechos, que no por el hecho de pertenecer a una etnia la persona sea inferior y menos capaz.

Ya basta con el menosprecio, con la marginación, con la discriminación ya que ha quedado demostrado que todos debemos tener los mismos derechos, por lo que no por ser diferentes dejamos de ser personas.

La mujer no puede dar su brazo a torcer, no puede dejarse estar, ni darse por vencida ha alcanzado muchas metas propuestas en política y ha conseguido ser escuchada. Sin embargo, de acuerdo con el libro, los porcentajes de participación siguen favoreciendo a los hombres, y si esta situación cambiara y las mujeres aumentaran su participación en esta materia se podrían alcanzar muchos más propósitos. Así serían más respetadas y no serían miradas con inferioridad.

Esta poco participación de la mujer en política no se da solamente en América Latina si no también en otras partes del mundo en donde la preocupación es la misma.

“Hay que señalar que la participación femenina en política se ha incrementado, pero continua siendo desproporcionadamente baja. Seguimos a merced de decisiones políticas tomadas por una mayoría de hombres, ya que, tristemente la representación de las mujeres en los cargos políticos es hoy muy escasa. Prueba de ello es el reducido 25 % de participación política de la población femenina europea. En África, Asia y Sudamérica la intervención de las mujeres es prácticamente inexistente.” (www.vozdemujer.org)

BIBLIOGRAFÍA

* “Mujer Indígena en América Latina y Política Local”, Guillermo Davinson y Edith Calderón. , (2004)Chile: Páginas.

FUENTES ELCTRONICAS

* http://www.vozdemujer.org/politica.htm

Este ensayo fue desarrollado en el marco de la asignatura Instituciones sociales de la Carrera de Servicio Social de la Universidad de La Frontera, y los insumos son parte del análisis del libro, Mujer Indígena y política local de Guillermo Davinson y Edith Calderón, (2004)Chile: Páginas.