Mujeres científicas

Ciencia. Filosofía. Método hipotético deductivo. Realismo. Instrumentalismo. Herschel. Mitchell. Curie

  • Enviado por: Edu
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 11 páginas

publicidad
cursos destacados
Cómo montar un Ordenador
Cómo montar un Ordenador
En este curso te guiamos de una forma muy práctica y gráfica, para que puedas realizar el montaje de tu...
Ver más información

Curso completo de piano - Nivel básico
Curso completo de piano - Nivel básico
Este curso de piano está pensado para todos aquellos principiantes que deseen comenzar a tocar el piano o el...
Ver más información


Mujeres científicas

BIBLIOGRAFÍA:

Mujeres científicas

! Nuevo Diccionario Enciclopédico Ilustrado

!Diccionario Enciclopédico Larousse

!Enciclopedia Encarta 99

!Filosofía, 1º de bachillerato, editorial Anaya

ÍNDICE

0. INTRODUCCIÓN

1. FILOSOFIA DE LA CIENCIA

2. INDUCCIÓN EN LA CIENCIA

3. EL MÉTODO HIPOTÉTICO-DEDUCTIVO

4. REALISMO E INSTRUMENTALISMO

5. CONCLUSIONES

6. CIENTÍFICAS EN LOS TRES ÚLTIMOS SIGLOS

0. INTRODUCCIÓN

El siguiente trabajo está dividido básicamente en dos partes. En la primera se da una explicación básica acerca de la filosofía de la ciencia así como de procedimientos habituales usados como, por ejemplo, el método hipotético-deductivo. La mayoría de estos conceptos han sido tratados en la asignatura así como diversos filósofos de la ciencia como Popper, otros conceptos y autores que se nombran no han sido tratados con anterioridad. Por ultimo se encuentran las ideas fundamentales que se pueden extraer de los textos, siendo lo más sintetizadas posibles.

La segunda parte del trabajo constituye en si misma el trabajo, en esta parte se describen diferentes biografías de mujeres científicas en los dos-tres últimos siglos destacando especialmente a Marie Curie, posiblemente la más importante de esta época.

Por otra parte he intentado buscar información sobre científicas en épocas más remotas como la edad media o antes de cristo siendo, pero finalmente ha imposible encontrar datos de alguna, incluso buscando en Internet, varias bibliotecas...

1.FILOSOFÍA DE LA CIENCIA

Investigación sobre la naturaleza general de la práctica científica. La filosofía de la ciencia se ocupa de saber cómo se desarrollan y cambian las teorías científicas, y si la ciencia es capaz de revelar la verdad de las entidades ocultas y los procesos de la naturaleza. Su objeto es tan antiguo y se halla tan extendido como la ciencia misma. Algunos científicos han mostrado un vivo interés por la filosofía de la ciencia y unos pocos, como Galileo, Isaac Newton y Albert Einstein, han hecho importantes contribuciones. Numerosos científicos, sin embargo, se han dado por satisfechos dejando la filosofía de la ciencia a los filósofos. Entre los filósofos, la filosofía de la ciencia ha sido siempre un problema central; dentro de la tradición occidental, entre las figuras más importantes anteriores al siglo XX destacan Aristóteles, René Descartes, John Locke, David Hume, Immanuel Kant... Gran parte de la filosofía de la ciencia es indisociable de la epistemología, la teoría del conocimiento, un tema que ha sido considerado por casi todos los filósofos.

2. LA INDUCCIÓN EN LA CIENCIA

Los resultados de la observación y experimentación suministran la evidencia para una teoría científica, pero no pueden demostrar que la teoría es correcta. Hasta la generalización empírica más modesta,, va más allá de lo que puede ser deducido de la evidencia en sentido estricto. Si las teorías científicas no expresaran más que la evidencia que suele apoyarlas, tendrían poca utilidad. No podrían ser utilizadas para predecir el curso de la naturaleza, y carecerían de poder explicativo.

El vínculo no demostrativo o inductivo entre la evidencia y la teoría plantea uno de los problemas fundamentales de la teoría del conocimiento, el problema de la inducción, dada su formulación clásica por David Hume, filósofo del siglo XVIII. Hume consideró simples predicciones basadas en observaciones pasadas, por ejemplo: el sol saldrá mañana, teniendo en cuenta que se ha observado que siempre salía en el pasado. La vida sería imposible sin anticipar el futuro, pero Hume construyó una argumentación excelente para mostrar que estas inferencias son indefendibles desde presupuestos racionales. Esta conclusión puede parecer increíble, pero la argumentación de Hume tiene todavía que ser contestada de un modo concluyente. Admitía que las deducciones inductivas han sido por lo menos razonablemente fiables hasta ahora, o no estaríamos vivos para considerar el problema, pero afirmaba que sólo podemos tener una razón para continuar confiando en la inducción si tenemos algún motivo para creer que la inducción seguirá siendo fiable en el futuro. Hume demostró entonces que tal razón no es posible. El nudo del problema es que pretender que la inducción será una garantía en el futuro es, en sí misma, una predicción y sólo podría ser justificada de manera inductiva, lo que llevaría a una cuestión de principio. En concreto, mantener que la inducción quizá funcionará en el futuro porque ha resultado útil en el pasado es razonar en círculo, asumiendo la inducción para justificarla. Si esta argumentación escéptica es válida, el conocimiento inductivo parece imposible, y no hay un argumento racional que se pueda plantear para disuadir a alguien que opina, por ejemplo, que es más seguro salir de la habitación por las ventanas que por la puerta.

El problema de la inducción se relaciona de forma directa con la ciencia. Sin una respuesta a la argumentación de Hume, no hay razón para creer en ninguno de los aspectos de una teoría científica que vaya más allá de lo que, en realidad, se ha observado. El asunto no es que las teorías científicas no resulten nunca ciertas por completo: esto es o debería ser una verdad obvia. El tema es más bien que no tenemos ninguna razón para suponer cualquier cosa. Los filósofos han realizado un continuo esfuerzo para resistir a esta conclusión escéptica. Algunos han tratado de demostrar que los modelos científicos para superar evidencias y formular inferencias son, de algún modo, racionales por definición; otros, que los éxitos pasados de nuestros sistemas inductivos son susceptibles de emplearse para justificar su uso futuro sin caer en círculos viciosos (recurrir al principio de uniformidad de la naturaleza, estudiado, en el tema 9 de filosofía) Un tercer enfoque sostiene que, aunque no podamos demostrar que la inducción funcionará en el futuro, sí podemos demostrar que lo hará si algún método de predicción lo hace, por lo que es razonable utilizarlo. Mediante teorías más recientes, algunos filósofos han sostenido que la actual fiabilidad de las prácticas inductivas.

La idea central de Popper es que mientras la evidencia nunca implicará que una teoría sea verdadera, puede refutar la teoría suponiendo que sea falsa. Así, un número de cuervos negros no implica que todos lo cuervos sean negros, pero la presencia de un único cuervo blanco supone que la generalización es falsa. Los científicos pueden, de esta forma, saber que una teoría es falsa, sin recurrir a la inducción. Además, enfrentados a una elección entre dos teorías opuestas, pueden ejercer una preferencia racional si una de las teorías ha sido refutada pero la otra no; entonces es racional preferir una teoría que podría ser verdad respecto a una que se sabe es falsa. La inducción nunca entra en escena, de modo que el argumento de Hume pierde fuerza.

3. EL MÉTODO HIPOTÉTICO-DEDUCTIVO

Las teorías se comprueban examinando las predicciones que implican. La evidencia que muestra que una predicción es correcta, confirma la teoría; la evidencia incompatible con la predicción, rebate la teoría, y cualquier otra evidencia es irrelevante. Este modelo, aunque es aproximado, parece en principio ser un reflejo razonable de la práctica científica, pero está envuelto en dificultades concretas. La mayoría de éstas demuestran que el modelo hipotético-deductivo es demasiado permisivo, al tratar evidencias poco importantes como si aportaran certezas materiales. Para mencionar tan sólo un problema, la mayoría de las teorías científicas no implican ninguna consecuencia observable por sí misma, sino sólo al relacionarse en conjunto con otras suposiciones de base. Si no hay alguna clase de restricción sobre las suposiciones admisibles, el modelo permitiría considerar cualquier observación como evidencia para casi cualquier teoría. Esto es un resultado absurdo, pero es difícil en extremo especificar las restricciones apropiadas.

Dadas las dificultades que afronta el modelo hipotético-deductivo, algunos filósofos han reducido sus miras y han intentado dar un modelo mejor de refuerzo inductivo para una serie de casos más limitada. El caso más sencillo es una generalización empírica del tipo 'todos los cuervos son negros'. Aquí parece claro que los cuervos negros apoyan la hipótesis, los cuervos no negros la refutan, y los no cuervos son irrelevantes. Aún así, esta modesta consideración entraña otros problemas.

4.REALISMO E INSTRUMENTALISMO

Uno de los objetivos de la ciencia es salvar los fenómenos, construir teorías que supongan una descripción correcta de los aspectos observables del mundo. De particular importancia es la capacidad para predecir lo que es observable pero todavía no es observado, ya que una predicción precisa hace factible la aplicación de la ciencia a la tecnología. Lo que resulta más controvertido es si la ciencia debe también aspirar a la verdad sobre aquello que no es observable, sólo por comprender el mundo, incluso sin un propósito práctico. Aquellos que pretenden que la ciencia debería, y que así lo hace, ocuparse de revelar la estructura oculta del mundo son conocidos como realistas. Para éstos, las teorías tratan de describir esa estructura. Por oposición, aquellos que dicen que la labor de la ciencia es sólo salvar los fenómenos observables son conocidos como instrumentalistas, ya que para ellos las teorías no son descripciones del mundo invisible sino instrumentos para las predicciones sobre el mundo observable. La disputa entre realistas e instrumentalistas ha sido un tema constante en la historia de la filosofía de la ciencia.

Los científicos realistas no afirman que todo en la ciencia actual es correcto pero, como era de esperar, afirman que las mejores teorías actuales son poco más o menos verdaderas, que la mayoría de las cosas a las que se refieren existen en realidad. Para los realistas, el progreso científico consiste sobre todo en generar descripciones cada vez más amplias y exactas de un mundo en su mayor parte invisible.

Algunos instrumentalistas niegan que las teorías puedan describir aspectos no observables del mundo sobre la base de que no se pueden llenar de significado las descripciones de lo que no puede ser observado. Según esta idea, las teorías de alto nivel son ingenios de cálculo sin significado literal: no son más descripciones del mundo que lo que son los circuitos de una calculadora electrónica. Otros instrumentalistas han afirmado que las teorías son descripciones, pero sólo del mundo observable. La versión contemporánea más influyente del instrumentalismo, conocida como empirismo constructivo, adopta una tercera vía. El significado de las teorías tiene que ser creído literalmente. Si una teoría parece contar una historia sobre partículas invisibles, entonces esa es la historia que se cuenta. Los científicos, sin embargo, nunca tienen derecho o necesidad de creer que esas historias son verdad. Todo lo más que puede o necesita ser conocido es que los efectos observables de una teoría —pasada, presente y futura— son verdaderos. La verdad del resto de la teoría es cómo pueda ser: toda la cuestión es que la teoría cuenta una historia que produce sólo predicciones verdaderas acerca de lo que, en principio, pudiera ser observado.

El debate entre realistas e instrumentalistas ha generado argumentos por parte de ambas escuelas. Algunos realistas han montado un razonamiento de no milagro. Realistas e instrumentalistas están de acuerdo en que nuestras mejores teorías en las ciencias físicas han tenido un notable éxito de predicción. El realista mantiene que este éxito sería un milagro si las teorías no fueran por lo menos verdaderas por aproximación. Desde un punto de vista lógico es posible que una historia falsa en su totalidad sobre entidades y procesos no observables pudiera suponer todas esas predicciones verdaderas, pero creer esto es bastante improbable y, por lo tanto, irracional. Planteado el supuesto de que a una persona se le da un mapa muy detallado, cuyo contenido describe con gran detalle el bosque en el que se encuentra, incluso muchos desfiladeros y picos de montañas inaccesibles. Examina el mapa contrastando los datos en diferentes lugares y, en cada caso, lo que ve es justo como lo pinta el mapa. Queda la posibilidad de que el mapa sea incorrecto por completo en las zonas que no ha examinado, pero esto no resulta verosímil. El realista mantiene que la situación es análoga para toda teoría científica que haya sido bien comprobada.

Los instrumentalistas han hecho numerosas objeciones al razonamiento del 'no milagro'. Algunos han afirmado que incurre en la petición de principio, tanto como el argumento considerado con anterioridad, de que la deducción funcionará en el futuro porque ha funcionado en el pasado. Inferir del éxito observado de una teoría científica la verdad de sus afirmaciones sobre los aspectos no observables del mundo es utilizar en concreto el modo de deducción cuya legitimidad niegan los instrumentalistas. Otra objeción es que la verdad de la ciencia actual no es en realidad la mejor explicación de su éxito de observación. Según esta objeción, Popper estaba en lo cierto, al menos, cuando afirmó que la ciencia evoluciona a través de la supresión de las teorías que han fracasado en la prueba de la predicción. No es de extrañar que se piense que las teorías que ahora se aceptan han tenido éxito en cuanto a la predicción: si no lo hubieran tenido, ahora no las aceptaríamos. Así, la hipótesis que mantiene que nuestras teorías son ciertas no necesita explicar su éxito de predicción.

5. PRINCIPALES CONCLUSIONES ACERCA DE LA FILOSOFÍA DE LA CIENCIA

  • Las teorías científicas están constituidas por diferentes leyes, las cuales se agrupan y forman las teorías científicas. Las leyes son más generales y se refieren a algo obserbable o definible.

  • El principal problema de la inducción radica en que basándose en algunos casos observados, asciende y formula una teoría para todos los casos lo cual conlleva afirmar más de lo comprobado.

  • La posible justificación sobre la inducción se basa en el principio de uniformidad de la naturaleza según el cual todos los seres de igual grupo se comportan de igual forma y manera, lo cual es una contradicción ya que se cae en un circulo vicioso ya que este principio está basado en la propia inducción.

  • El método hipotético-deductivo resulta ser una combinación de la experiencia junto con la deducción. Parte de la observación para formular una hipótesis, se deducen las consecuencias a partir de la hipótesis y por último se comprueban las consecuencias.

  • La refutación de las teorías se produce en casos aislados, normalmente se refutanlos enunciados más generales, no las teorías.

6. CIENTÍFICAS DEL SIGLO XVIII AL XX

En el siguiente apartado se recogen diferentes biografías de científicas las cuales destacaron principalmente en la física, la química y en la astronomía. Se encuentran ordenadas dependiendo de la fecha en que nacieron y se comenta brevemente en que destacaron y cuales fueron sus principales aportaciones al mundo científico:

!Herschel, Caroline Lucretia (1750-1848), astrónoma alemana nacionalizada posteriormente británica fue la primera mujer astrónoma importante. Como su hermano, estudió música, pero después de emigrar a Inglaterra se despertó su interés por la astronomía. Descubrió ocho cometas y tres nebulosas. Recibió (1828) la medalla de oro de la Sociedad Real Astronómica por terminar, organizar y editar los catálogos de estrellas de su hermano y del astrónomo John Flamsteed.

!Mitchell, Maria (1818-1889), astrónoma estadounidense, nació en Nantucket (Massachussets) y estudió de forma privada. Su padre mantenía un pequeño observatorio donde comenzó sus estudios de astronomía. En octubre de 1847 descubrió un cometa telescópico, éxito que le proporcionó su reconocimiento internacional. Al año siguiente se convirtió en la primera mujer que entró en la Academia Americana de las Artes y las Letras. Fue profesora de astronomía del Vassar en 1865, cargo en el que permaneció hasta que se retiró en 1888

!Curie, Marie (1867-1934), casada con otro gran científico con quien compartió matrimonio de físicos franceses, premiados con el Nobel, que descubrieron conjuntamente los elementos químicos radio y polonio. El estudio del matrimonio Curie de los elementos radiactivos contribuyó a la comprensión de los átomos en los que se basa la física nuclear moderna.

FOTO

Marie Curie, de soltera llamada Marja Sklodowska, nació en Varsovia (Polonia) el 7 de noviembre de 1867. Su padre fue profesor de física. En 1891 se trasladó a París donde cambió su nombre por Marie. Dos años más tarde concluyó sus estudios de física con el número uno de su promoción. En 1894 conoció a Pierre Curie y se casaron en 1895.

Marie Curie estaba interesada en los recientes descubrimientos de los nuevos tipos de radiación. Wilhelm Roentgen había descubierto los rayos X en 1895, y en 1896 Antoine Henri Becquerel descubrió que el uranio emitía radiaciones invisibles similares. Empezó a estudiar las radiaciones del uranio y, utilizando las técnicas piezoeléctricas inventadas por su marido, midió cuidadosamente las radiaciones en la pechblenda, un mineral que contiene uranio. Cuando vio que las radiaciones del mineral eran más intensas que las del propio uranio, se dio cuenta de que tenía que haber elementos desconocidos, incluso más radiactivos que el uranio. Marie Curie fue la primera en utilizar el término `radiactivo' para describir los elementos que emiten radiaciones cuando se descomponen sus núcleos.

Pierre Curie finalizó su trabajo acerca del magnetismo para unirse a la investigación de su esposa, y en 1898 el matrimonio anunció el descubrimiento de dos nuevos elementos: el polonio (Marie le dio ese nombre en honor de su Polonia natal) y el radio. Durante los cuatro años siguientes los Curie, trabajando en condiciones pésimas, trataron una tonelada de pechblenda, de la que aislaron una fracción de radio de un gramo. En 1903 compartieron con Becquerel el Premio Nobel de Física por el descubrimiento de los elementos radiactivos. Marie Curie fue la primera mujer en recibir un Nobel.

En 1911 recibió un segundo Nobel, un hecho sin precedentes. En esta ocasión fue el de Química, por sus investigaciones sobre el radio y sus compuestos. Fue nombrada directora del Instituto de Radio de París en 1914 y se fundó el Instituto Curie. Marie Curie sufrió una anemia perniciosa causada por las largas exposiciones a la radiación. Murió el 4 de julio de 1934 en la Alta Saboya.

Los Curie tuvieron dos hijas, una de ellas también ganó un Nobel: Irène Joliot-Curie y su marido, Frédéric, recibieron el Premio Nobel de Química en 1935 por la obtención de nuevos elementos radiactivos, se encuentra descrita posteriormente.

!Leavitt, Henrietta Swan (1868-1921), astrónoma estadounidense, cuyo trabajo permitió realizar, por primera vez, una determinación precisa de las distancias extragalácticas. Mientras trabajaba en el Observatorio del Colegio Harvard, en un estudio sobre las estrellas variables cefeidas (estrellas cuya luminosidad, o brillo, varía de forma regular), descubrió que las más brillantes tardaban más en variar su luminosidad. A partir de 1913, en que el astrónomo danés Ejnar Hertzsprung calculó de forma precisa la distancia de algunas cefeidas, las distancias de todas las demás podrían calcularse teniendo en cuenta la relación periodo-luminosidad de Leavitt. Este método de determinación de distancias aumentó en gran medida el conocimiento científico del Universo.

!Meitner, Lise (1878 -1968), física austrosueca que identificó por primera vez la fisión nuclear nacida en Viena.. En colaboración con Otto Hahn, descubrió el protactinio en 1918 y fue profesora de física en la Universidad de Berlín. En 1938 abandonó Alemania y se unió al personal de investigación atómica de la Universidad de Estocolmo. En 1939 Meitner publicó el primer artículo sobre la fisión nuclear. También es conocida por su investigación sobre la teoría atómica y la radiactividad. En su obra presagió la existencia de la reacción en cadena, que ayudó al desarrollo de la bomba atómica. En 1946 fue profesora invitada en la Universidad Católica de Washington y en 1959 volvió a Estados Unidos para dar conferencias en varias instituciones.

!Noether, Emmy (1882-1935), matemática alemana, notable por su trabajo en álgebra abstracta. Nació en una familia de matemáticos y fue oyente de cursos universitarios, ya que en aquella época las universidades alemanas no admitían a las mujeres. No obstante, consiguió el doctorado en 1907 por la Universidad de Erlangen. Cuando los nazis llegaron al poder en 1933, emigró a Estados Unidos, donde dio clases en el Bryn Mawr College y en el Instituto de Estudios Avanzados de Princeton, en Nueva Jersey. Su trabajo en la teoría de las invariantes fue utilizado por Albert Einstein en la formulación de algunos de sus conceptos relativistas.

!Irène Curie nació el 12 de septiembre de 1897 en París, hija de los físicos Piere y Marie. Estudió en la Universidad de París y desde 1918 ayudó a su madre en el Instituto del Radio de esta universidad. Frédéric Joliot nació en París el 19 de marzo de 1900 y estudió en la Escuela de Física y Química Industrial de París y en la universidad de esa misma ciudad. Durante su trabajo como ayudante en el Instituto del Radio conoció a Irène Curie con la que se casó en 1926, trabajando en equipo posteriormente. Los Joliot-Curie se especializaron en el campo de la física nuclear. En 1933 descubrieron que los elementos radiactivos podian prepararse artificialmente a partir de elementos estables. En estos experimentos bombardearon el boro con partículas alfa obteniendo una forma radiactiva de nitrógeno En 1935 recibieron el premio Nobel de Química por su contribución a la investigación nuclear.

En 1936 Irène Joliot-Curie trabajó para el gobierno francés como subsecretaria de Estado. Fue miembro de la Comisión de Energía Atómica francesa desde 1946 a 1951 y directora del Instituto del Radio desde 1947. Oficial de la Legión de Honor en 1939, recibió otros muchos honores por su contribución a la física nuclear. Murió el 17 de marzo de 1956 en París.

!Payne-Gaposchkin, Cecilia Helena (1900-1979), astrofísica británica nacionalizada estadounidense. Conocida por su estudio sobre las estrellas variables, fue también la primera astrónoma que midió a través del análisis espectral la abundancia relativa de los elementos químicos en una estrella. También fue la primera persona en mostrar que más del 60% de las novas galácticas conocidas de la Vía Láctea se concentran en el cuadrante en donde se encuentra el centro galáctico. Se incorporó al observatorio de la Universidad de Harvard en 1923 y obtuvo un doctorado en 1925 del Radcliffe College. En 1956 fue nombrada profesora de astronomía en Harvard, donde desarrolló un nuevo método para determinar las magnitudes estelares a partir de placas fotográficas.

!Goeppert-Mayer, Maria (1906-1972), física estadounidense de origen alemán y premio Nobel, conocida por sus estudios sobre la estructura nuclear. Nació en Katowice y estudió en la Universidad de Gotinga en Alemania. En 1931 se casó con el físico estadounidense Joseph E. Mayer, con el que viajó a Estados Unidos, donde obtuvo la nacionalidad en 1933. Dio clases en diversas instituciones antes de incorporarse en la Universidad de California, San Diego, en 1960. En 1963 compartió el Premio Nobel de Física y fue nominada por la Comisión Nobel por sus trabajos, realizados a finales de la década de 1940, en los que demostró que el núcleo atómico tiene una estructura que contiene sucesivas capas de protones y neutrones unidas por fuerzas complejas.

!Hodgkin, Dorothy Crowfoot (1910-1994), química británica premiada con el Nobel. Famosa por la utilización de la difacción de los rayos X en el estudio de la estructura de las macromoléculas, nació en El Cairo y estudió en la Universidad de Oxford. En 1960 fue designada profesora de investigación en la Sociedad Real. En 1964 recibió el Premio Nobel de química por determinar la estructura de los compuestos bioquímicos esenciales para combatir la anemia perniciosa.

!Yalow, Rosalyn Sussman (1921- ), física, médico y premio Nobel estadounidense que contribuyó al desarrollo de la técnica de prueba conocida como radioinmunoensayo. Yalow nació en Nueva York en 1921 y obtuvo el doctorado en Física en la Universidad de Illinois en 1945. Dio clases en el Hunter College desde 1945 hasta 1950 y trabajó más tarde en el Veterans Administration Hospital, en Nueva York. En la década de 1950, en colaboración con el médico estadounidense Solomon Aaron Berson, desarrolló la técnica de radioinmunoensayo para medir cantidades muy pequeñas de sustancias biológicas en los líquidos corporales empleando un producto marcado radiactivamente. En 1977 Yalow compartió el Premio Nobel de Fisiología y Medicina por este trabajo

!Tereshkova, Valentina Vladimirovna (1937- ), cosmonauta soviética y primera mujer que viajó al espacio. Tereshkova era una trabajadora de la rama del textil y paracaidista aficionada cuando en 1961 se alistó en el programa soviético de aprendizaje de cosmonautas. Efectuó 48 órbitas alrededor de la Tierra en el satisfactorio vuelo del Vostok 6, que duró del 16 al 19 de junio de 1963. A partir de ese momento tomó parte en misiones diplomáticas como embajadora de buena voluntad y posteriormente entró en política. Su matrimonio con otro astronauta, Andrian Nikolayev, en 1963 despertó un gran interés porque

!Sharman, Helen (1963- ), primera astronauta británica. Nacida en Sheffield, se graduó en química en la Universidad de Sheffield en 1984 y trabajó como ingeniera para la compañía de electricidad y electrónica GEC, en el desarrollo de los tubos de rayos catódicos. Años después se doctoró en el Birkbeck College de la Universidad de Londres, con una tesis basada en la luminiscencia de los iones de las tierras raras.

En junio de 1989, Sharman respondió al anuncio que se realizó en todo el país para reclutar candidatos a astronautas para el Proyecto Juno, un plan anglo-soviético de misión espacial. Tras varios meses de pruebas fue seleccionada para la misión y enviada al Centro de entrenamiento de cosmonautas Yuri Gagarin de Moscú, donde recibió preparación durante más de 18 meses.

En mayo de 1991, Sharman fue la primera británica en realizar un vuelo de ocho días a la estación espacial Mir. Hoy da conferencias y participa en campañas para la mejora de la educación científica en el Reino Unido. También ha participado en tres series del programa Seeing through science, (Viendo a través de la ciencia) de la cadena de televisión British Broadcasting Corporation BBC. En 1994 publicó un libro, Seize the moment Aprovechar el momento.