MP3

Audio. Reproductores. Archivos de música. Ordenadores. Versión técnica. Problemas. Distribución y piratería. Calidad. Avances tecnológicos

  • Enviado por: José David
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 8 páginas
publicidad

INTRODUCCION

En este ensayo se explicaran las nuevas formas o nuevas tecnologías las cuales se están ya incorporando o se están usando no en el mercado, por ahora, pero si en casi todos los hogares o casi todo aquél que tiene una PC, y esto no es mas que el uso de los Mp3s. Porque estos son los nuevos sucesores de la música digital, ya que el espacio que este ocupa es diez veces menor que el de una canción de un Cd ordinario, por lo cual será más fácil poseer más canciones que las normales que puede tener un Cd ordinario. Además es más rápido el acceso a la canción o pista deseada por el usuario.

Para la definición de éste existen varias respuestas:

La versión corta:

Los mp3s son archivos de música para la computadora, las cuales se pueden compartir con los demás por medio del Internet. Estos archivos mp3 son de alta calidad, pero lo suficientemente pequeños para poder ser enviados a otras personas así como recibidos de los mismos. Además, también se pueden hacer nuestros propios mp3s de nuestros CDs favoritos.

La versión técnica:

Sin reducción de datos, las señales de audio digital típicamente consisten en muestras de 16 bit grabadas a una razón de más del doble del ancho de banda real (por ejemplo, 44.1 kHz para Discos Compactos).  Así que, se puede obtener 1.400 kbits para representar sólo un segundo de música estero en calidad de CD. Usando los codificadores de audio MPEG, se pueden reducir los datos de sonidos originales de un CD en un factor de 10, sin perder calidad de sonido. Los factores de 24 y aún más, mantienen una calidad de sonido que es significantemente mejor que lo que se obtendrías reduciendo la razón de ejemplo y la resolución de tus ejemplos. Básicamente, esto es realizado por técnicas de codificación perceptuales, manejando la percepción de las ondas sonoras captadas por el oido humano.

Inicialmente la extensión de fichero *.mp3 se creó cuando surgieron los primeros programas de codificación y decodificación (codecs) MPEG-1 Capa III para Windows.


Tras la normalización del MPEG-2, los ficheros codificados con las velocidades de transmisión más bajas -Capa III del MPEG-2- también son llamados ficheros MP3. En definitiva, todo MPEG-1/2 Capa III es un MP3.

A veces, al MP3 se le llama erróneamente MPEG-3. Es éste un error a evitar ya que la fase 3 del MPEG no existe. (De hecho, se había previsto una fase 3 del MPEG para definir aplicaciones de TV de alta definición. Sin embargo, esta fase se abandonó enseguida al constatar que las herramientas proporcionadas por las fases anteriores eran más que suficientes para implementar la alta definición).

Desde que se aprobara el MP3 en 1991, se ha progresado enormemente en el desarrollo de algoritmos de codificación perceptiva de audio. De entre ellos, el MPEG-2 Advanced Audio Coding (o simplemente AAC ) y el MPEGplus serán los probables sucesores del MP3.

El MP3 se suele emplear para transmitir audio con una calidad próxima a la del CD. Sin embargo, el AAC es capaz de proporcionar la misma calidad con una mayor relación de compresión. De esta forma, el AAC es aproximadamente un 30% más eficiente que el MP3. Pero esto no es todo. El AAC permite transmitir audio de muy alta calidad con frecuencias de muestreo de hasta 96KHz. y con posibilidad de audio multicanal (¡En determinadas condiciones, hasta 48 canales!).

El último en llegar ha sido el MPEGplus (MP+) que, aunque no es multicanal, proclama una calidad muy superior al MP3.

Explotando los efectos estereo y limitando el ancho de banda de audio, los esquemas de codificación pueden lograr una calidad de sonido aceptable, aún a razones de bit muy bajas. MPEG Layer-3 es el miembro más poderoso de la familia de codificadores de audio MPEG. Para un nivel de calidad de sonido, requiere la razón de bit más baja - o para una razón de bit dada, logra la más alta calidad del sonido.

¿De donde proviene la palabra MP3?

MP3 es la abreviatura de Motion Picture Experts Group, audio layer 3, última recomendación para la distribución de música a través de la Red con calidad digital y el formato más pequeño que existe por parte del grupo del mismo nombre, MPEG.

Originalmente, este grupo fue creado en 1988 para la definición de los estándares para la compresión y descompresión de los archivos de audio y video y evitar así una guerra entre los participantes. En 1991 liberaron el estándar MPEG1 para la distribución de audio y video en una gran variedad de formatos y extrañamente, no contemplaron un copyright de este trabajo, claro que todavía no explotaba Internet y sólo veían las posibilidades técnicas, más no las complicaciones legales.

La última definición, MP3, es la mejor de todas, permite un grado de compresión de 12 a 1 (una canción en formato WAV de 36 MB equivale a 3 MB en MP3), al tiempo que la calidad es tan cercana a la versión digital, por lo que un CD creado en casa suena prácticamente igual al que compramos en la tienda. Otra ventaja que tiene sobre los formatos Shockwave y RealAudio es no ejecutarse desde el servidor en Internet, sino que primero se descarga en la computadora y luego se toca.

Si partimos del principio que un archivo MP3 ocupa la décima parte de espacio que un archivo tradicional, resulta que un CD tiene capacidad para 740 minutos de música, algo así como 12 horas de corrido; ahora que sí tomamos como referencia un disco DVD de 5.4 GB, que ya están a la venta, la capacidad de grabación se incrementa ocho veces, lo que arrojaría un compacto que tocaría sin interrupciones, cortes comerciales, locutores o repeticiones durante cuatro días (con esto seguro queman su estéreo). Puesto más sencillo, nuestra colección de 500 discos cabría en ocho DVD aproximadamente.

¿Cómo escuchar y conseguir un MP3?

Sí ya tienen instalado el software en su máquina, simplemente conecten sus bocinas y descarguen los archivos desde Internet. Otro método es tomando directamente los cortes de un CD, para lo cual necesitarán otro software llamado Ripper, recomendando MusicMatch Juckbox para Windows o XingMP3 encoder para Mac, entre otros softwares. Con esto obtendrán un archivo en su computadora que después podrán grabar en un CD, siempre y cuando su quemador de compactos soporte grabar sonido digital, en su defecto lo grabará análogo, que implica una pérdida en la calidad. Otra forma es grabar directamente desde Internet a nuestro CD, evitando todo el circo en nuestra computadora.

Una utilización muy popular del formato es por parte de pequeños artistas, quienes no tienen compañía disquera ni forma de distribuir su producción, por lo que han optado por grabar sus canciones y luego publicarlas en Internet. Esto facilita a un fan escuchar la producción y si le gusta, puede adquirirla directamente desde la Red a buen precio, obteniendo el autor ganancias de hasta el 35% (siendo que cuando una disquera es intermediaria, un grupo o cantante obtienen entre el 10% ó 15%)..

Pensando en este tipo de mercado, la empresa Diamond Multimedia, entre otras han desarrollado diferentes Walkmans para MP3 que descarga de nuestra computadora cortes musicales en este formato y los reproduce en un aparatito que cabe en la palma de la mano, que no pesa arriba de 200 gramos y trabaja con una pila AA durante doce horas. La calidad del sonido es digital y a diferencia de un similar para CD, no tiene el inconveniente de que el movimiento interrumpa la reproducción. Por cierto, al momento de salir al mercado, se le interpuso una demanda para evitar su distribución por parte de la Asociación de la Industria de Grabación de América (RIAA) de EUA, otra más de una larga lista de demandas relativas al MP3.

Problemas que presenta el uso de Mp3s

Ahora bien, los puntos que han suscitado enorme controversia (ENORMEMENTE ENORME) son dos: la distribución y la piratería.

Primero está el ya mencionado asunto de las bandas que venden su música por Internet, perfectamente legal, pero que no les deja ni 5 centavos a las grandes empresas, y no se crean, hablamos de cientos de artistas y millones de descargas a precios muy accesibles, cuya calidad musical y auditiva es muy buena. Este es el menor de los problemas.

Segundo, y más importante, la piratería. Si alguien recuerda las críticas de cuando se podían grabar los cassettes con música de los discos o cuando se lanzaron los primeros quemadores de CD,

Las leyes (y la tecnología) en EUA se están revisando para corregir los huecos, en lo que los abogados de las empresas discográficas trabajan horas extra para mantener a raya la impresionante avalancha de sitios con estos archivos. En general, la idea es que uno puede bajar a la computadora los archivos que queramos, aunque con la condición que se borren 24 horas después y si lo deseamos, compremos el producto original.

Calidad del MP3

Las características propias del sistema de codificación perceptiva hacen que no sea posible usar los métodos clásicos de medida de la calidad sonora (distorsión armónica, respuesta en frecuencia, dinámica, etc.). Es más, el hecho de que un decodificador MP3 (o MPEG en general) cumpla la norma correspondiente no garantiza la calidad del audio resultante. La calidad puede variar en función de diversos parámetros como el grado de compresión o la sofisticación del algoritmo empleado. En principio, cuanto mayor sea la compresión peor será la calidad del sonido. Sin embargo, cada algoritmo de codificación suele tener su punto óptimo de funcionamiento, por encima del cual se obtienen pocas mejoras por mucho que se reduzca la compresión. Para el MP3 se considera óptima una relación de 1,33 bits por muestra (por ejemplo 128 Kbits/s. para una señal estéreo a 48Khz.).

Los efectos audibles producidos por una mala codificación o decodificación son muy diferentes de los típicos efectos de ruido de fondo o distorsión armónica que se producen al procesar audio analógicamente. Defectos típicos de la codificación perceptiva pueden manifestarse como:

- Distorsión no armónica.
- Ruido restringido a determinadas bandas frecuenciales.
- Una especie de ligeros ronquidos o asperezas.
- Voz doble: parece que una voz se haya grabado superpuesta a sí misma. Este efecto se produce cuando se utilizan bajas frecuencias de muestreo y mucha compresión (el AAC corrige este defecto empleando la técnica Temporal Noise Shaping).

Algunas limitaciones del audio analógico quedan definitivamente superadas por el MP3, por lo que no es necesario buscar sistemas para medir su calidad. Este es el caso del margen dinámico (o simplemente dinámica) y de la respuesta en frecuencia. Si el sistema está bien diseñado, la dinámica supera las capacidades de un conversor A/D de 24 bits (más de 120dB) y la respuesta en frecuencia es completamente plana (0dB de desviación para cualquier frecuencia).

Ante la imposibilidad de aplicar los mismos criterios de evaluación de la calidad sonora que en el mundo analógico, se han realizado algunos sistemas nuevos de medición como el PEAQ (Perceptual Evaluation of Audio Quality). Sin embargo, el método más fiable sigue siendo el Test de Escucha. En audio, un oído educado es siempre el test definitivo.

CONCLUSIÓN

La tecnología de las computadoras han venido a crear un clima de inquietud, de tal manera que casi todas las cosas que se usan a diario se están incorporando al uso de las PCs.

Como ya hemos visto, tal es este ejemplo vivo el de los Mp3s que su uso crece muy apresuradamente entre los individuos de la sociedad y mejor dicho, en casi todo el mundo. Este es uno de los muchos adelantos que ha tenido la ciencia de la informática.

Uno de los principales problemas que hoy en día sufre el uso de los Mp3s es el exceso de piratería por lo cual aún se presentan problemas con el Copyright o (Derechos de Autor), por lo cual su uso es casi ilegal o mejor dicho ilegal.

BIBLIOGRAFÍA

Este trabajo fue realizado de:

  • www.monografias.com (Internet)