Mozart: sociología de un genio; Norbert Elías

Música Clásica. Clasicismo musical. Compositores clásicos. Wolfgang Amadeus Mozart

  • Enviado por: Maria
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 10 páginas
publicidad

Biografía : NORBERT ELIAS

Norbert Elías (1897-1990), nació en Breslau (hoy Wrocaw, Polonia) y falleció en Ámsterdam, estudió medicina, filosofía y sociología. Trabajó como profesor en las universidades de Heidelberg y Frankfurt (Alemania). Huyó a Francia durante el nazismo alemán y vivió en Inglaterra entre 1935 y 1975.

Esté es un autor de referencia, un afamado sociólogo al que debemos obras importantes y ensayos audaces acerca del curso histórico moderno. Su nombre figura a la altura de otros importantes científicos sociales, y su aportación es controvertida y necesaria, discutible e interesante: nos permite interrogarnos sobre la sociedad, el individuo, sobre la historia común y la vida irrepetible. La tesis que le dio mayor fama fue con la que él tituló uno de sus libros más célebres, El proceso de civilización, y con esa descripción se refería al tránsito de la Europa guerrera a la Europa cortesana, a la creación, a la generalización y a la internalización de controles y tabúes que permitieron contener y reprimir a los individuos interiormente. La fama que le acompañó y aún le acompaña a Elías, incluso después de muerto, se debe a que es autor de un esquema de sociología histórica que para muchos resulta convincente, un esquema majestuoso, de gran ambición explicativa, que daría cuenta del proceso multisecular experimentado por la mentalidad europea moderna.

'Mozart: sociología de un genio; Norbert Elías'

RESUMEN : Mozart, sociología de un genio

Wolfgang Amadeus Mozart nació el 27 de enero de 1756, en Salzburgo, Austria. Su padre, Leopold Mozart era violinista y estaba, como músico, al servicio del arzobispo de aquella ciudad, era segundo Kapellmeister; se distinguía como buen maestro. Su madre, respondía al nombre de Ana María Pertl El otro miembro de la familia, cuando Wolfgang nació, era María Ana.

Mozart comenzó a tocar y componer desde muy pequeño. A los 6 años ya era capaz de componer, de aprender y tocar obras musicales, esto fue en parte causa de la competencia con su hermana por tener la atención de su padre. Mozart se revelaba como una persona muy frágil e insegura necesitada de mucho cariño siendo incluso y al parecer uno de sus estímulos para seguir tocando en su infancia, la alegría que manifestaba el padre al ver como iba progresando.

La formación que recibió Mozart de su padre fue muy completa. Recibió una gran cantidad de estímulos musicales en su casa y en las giras, su padre le ayudó a formar una conciencia sobre el sentido musical de la época, ya que en esta sociedad de su tiempo, la música era realizada por encargo de los cortesanos, no pudiendo utilizar el autor su propio estilo, denominándose esto “arte artesanal”.

Leopold Mozart comenzó a llevar a su hijo de gira por las cortes europeas, allí donde fueran causaban sensación. Primeramente a Munich y a Viena. Los Mozart emprendieron un largo viaje de tres años y medio que supuso para el pequeño Wolfgang valiosas experiencias, gracias a ello Mozart tenia contacto con músicos conocidos. Durante sus viajes adquirió amplios conocimientos sobre la vida musical de su tiempo, escuchó grandes operas y conoció personalmente a gran numero de compositores. También cabe destacar que Mozart en su niñez gozaba de una gran suerte, ya que eran pocos los jóvenes que podían disfrutar de una educación tan completa como la de él.

En 1777 Mozart marchó hacia Munich con su madre, Anna Maria, ya que su padre no podía acompañarlo. A la edad de veintiún años Mozart buscaba por las corte europeas un lugar mejor remunerado y más satisfactorio que el que tenía en Salzburgo bajo las órdenes del arzobispo Colloredo, pero sus deseos no se cumplieron. Llegó a Mannheim, capital musical de Europa por aquella época, con la idea de conseguir un puesto en su orquesta, y allí se enamoró de Aloysia Weber. Posteriormente Leopold envió a su esposa e hijo a París. La muerte de su madre en la capital francesa y el menosprecio de los aristócratas para los que trabajaba, hicieron que los dos años transcurridos entre su llegada a París y el retorno a Salzburgo en 1779 fueran un periodo muy difícil en su vida.

El año 1781, Mozart rompe sus relaciones laborales con el príncipe-arzobispo de Salzburgo y decide trasladarse definitivamente a Viena. Esta separación será decisiva para el arte en general, y especialmente para la pintura, pues Mozart será el artista encargado de abrir esta opción a los demás artistas, es decir, este gran músico será el primer “ artista libre “. Allí compone el El rapto en el serrallo, encargada en 1782 por el emperador José II.
Este mismo año se casa con Constanze Weber, hermana pequeña de Aloysia; se casaron a pesar de que Leopold Mozart no aprobase esa unión, siendo esta la causa decisiva para que el padre se separase por completo del hijo.

PROBLEMA PLANTEADO POR EL AUTOR:

El libro, como bien apunta el apunto al final del mismo se articula entorno a dos tipos de problemas: de tipo sociológico, referidos más bien al contexto social de Mozart, y de tipo psicológico, referidos al “genio”.

El principal problema del primer tipo de los dos mencionados, es la transición tan importante del arte artesanal al arte artístico.

El arte artesanal es aquel en el que el propio productor de la obra no tiene libertad en la creación, pues está sometido al canon de la sociedad de su tiempo, estando las pautas de este marcado normalmente por la clase alta de esta sociedad. Este arte, no contiene por tanto la verdadera expresión de los sentimientos de su creador, pues este ha de subordinar su fantasía a las leyes del disfrute en grupo; siendo esta es otra de sus características, es decir, carece de individualidad, de interpretación personal del receptor ( es un arte para el disfrute en ceremonias o actos , siendo además algo casi necesario ) .

Después de este tipo de arte, tendrá lugar una transición lenta y desigual, anteriormente no existía. En la época de Mozart, predominaban los conciertos ( y especialmente las óperas) organizados y financiados, por los aristócratas cortesanos y por tanto los artistas estaban bajo el dominio de estos, ofreciéndoles a cambio una situación económica de total seguridad pero sin poder tratarlos, sin embargo, como iguales. Esto sería especialmente lo que diera lugar a la ruptura de Mozart, con su señor, con lo que realmente puso en juego su vida, pues este, no permitiría ( como sin embargo si se relegó su propio padre ) el trato inferior y obstinado al que era sometido. A pesar de esto, toda su obra será articulada, aunque claramente tratando esta de una manera mucho más innovadora, entorno al canon aristócrata cortesano.

Ahora bien, dado que este tema será tratado de forma más profunda dentro de los problemas de tipo psicológico a continuación, daremos aquí lugar al punto en que este arte pasa a ser arte artístico, en el que ya el artista se encuentra en una posición de igualdad respecto a su público o incluso en una posición superior como jueces de los nuevos tipos de arte. Este cambio en la estructura de las relaciones de productor y consumidor es en realidad parte de un proceso mucho mayor y complicado, el proceso de la civilización, bueno, más bien y en realidad de una aceleración de este. Esto sólo se puede observar cuando la evolución de la sociedad de referencia apunta en la dirección correspondiente, es decir, por ejemplo, en unión con una diferenciación y una individualización cada vez mayor de muchas otras funciones sociales o de el desplazamiento de un publico cortesano-aristocrático a favor de la ascensión social de grupos numerosos de profesionales, que formaran las nuevas clases medias y que verá el arte como una nueva forma de inversión.

Esta transformación de los papeles sociales de productor y consumidor va ligada en gran parte también a los acontecimientos históricos transcurridos en Europa, como la Revolución francesa.

En esta Transición participará en gran medida el personaje que lleva el hilo argumental de la obra, es decir, Mozart. Este, será uno de los primeros artistas que se atreva a individualizar su obra, es decir, a anteponer, los sentimientos y las fantasías de su propio “Yo” a las órdenes de su protector, consiguiendo crear con ello el puesto de artista en la estructura social. Mozart, será, por tanto y según a las conclusiones a las que llega el autor del libro, el primer “artista” en toda regla.

Este nuevo tipo de arte, estará dirigido ahora a ciertos compradores anónimos, que conseguirán las obras mediante algunas instancias mediadoras, como comerciantes de arte, editores musicales…

El segundo tipo de problema es de tipo psicológico, el referido a la separación entre persona y genio en la figura de Mozart. El autor de esta obra, es decir, Norbert Elías, ve esta fragmentación como imposible, principalmente porque tiene la creencia de que existe una estrecha y indivisible relación entre la existencia social y las obras de un artista, puesta la compresión de los logros de este se fortalece con el intento de comprender las relaciones de sus obras con su destino en la sociedad de los hombres.

Según el propio autor “ Al hablar de Mozart es fácil que a uno le salgan palabras como <<genio innato>> o << capacidad innata>>” pero nada más lejos de la realidad.

Sí, es cierto que Mozart tiene una gran imaginación que plasma en sus obras de una manera que recuerdan a un fenómeno natural, pero a pesar d esto, el autor afirma que solo se pueden explicar como el resultado de algunos procesos sublimatorios , es decir , engrandece dores, de la energía natural. Estos procesos están enormemente influenciados por el alcance de la sublimación en los padres del niño o en los adultos que lo rodean, estando este marcado en mayor profundidad que ningún otro elemento en el caso de este gran músico: el padre de Mozart, era, al igual que él, un gran músico, que intentará que su hijo alcance las metas a las que él no ha podido llegar. De ahí , que se vuelque especialmente en la educación del niño, dando lugar a la creación de unos lazos afectivos entre ambos muy fuertes, recompensándole enormemente por cada logro conseguido, por lo que el niño se verá animado a seguir el camino marcado por su padre. Este, tendría como centro de sus pretensiones su ascenso (y también el de la familia) en la sociedad, viendo a su hijo como la pieza necesaria para alcanzarle y llenar así su vida de sentido. Leopold (que así es como se llama el padre del artista) se volverá un padre posesivo, pero a la vez, depresivo, pues se sentirá profundamente culpable de la vida un poco anormal a la que está sometiendo a su hijo. En cuanto a la influencia de los demás adultos que rodean a Mozart, está será también decisiva en la obra y en la forma de ser de esté , pues desde bien pequeño recibirá afecto, cariño, halagos , y aplausos a los que no podrá ser insensible en todos los sentidos, pues por un lado tuvieron repercusión en su obra , capacitándole para sus posteriores resultados insólitos y por otro lo llevaron a la siempre presente inseguridad sobre si le querían o no .

FINALIDAD DE LA OBRA:

En mi opinión, el autor de este libro persigue como principal objetivo el acercar a la figura de Mozart, ya su obra, al público, que tiene una imagen bastante distorsionada de lo que este artista es en realidad.

Esta imagen , sostenida por muchos de los autores importantes en el campo de la sociología y la psicología, está marcada por la separación entre persona y genio que antes está comentada y que el autor niega.

La vida de Mozart estará marcada por la inseguridad, tanto a nivel del reconocimiento de su obra, como a nivel personal, teniendo una gran importancia la necesidad de afecto.

Es también una obra que nos quiere reflejar otra faceta del artista además de esta anterior tan personal; una faceta que ( según mi creencia) le eleva hacia una la categoría de “héroe” al ser el primer productor de arte que se atreve a liberarse de los vínculos coercitivos que no le permiten desplegar su fantasía , y que le sujetan al canon marcado por las clases altas. Esta exaltación, sin embargo, será neutralizada de manera simultánea por el mismo autor, que intentará demostrar que Mozart, no es solo un genio, sino también una persona normal, que como todo ser humano, tiene sus defectos. Defectos, que por otra parte, y mirándolo desde la perspectiva actual, no son tales, puesto que son comportamientos que han cambiado debido al proceso de civilización. Efectivamente, llegados ha este punto hemos de decir, que otra de las finalidades de Norbert Elías con su obra es explicar este proceso de civilización o socialización , tomando para ello un caso individual como es el de este artista para intentar poner de manifiesto que este proceso realmente existe, es decir, que la sociedad poco a poco va introduciendo unas normas de comportamiento, una moralidad, que en algunos casos es beneficiosa , aunque no siempre.

Es, por tanto también, un estudio sobre la sociedad cortesana , sus costumbres, pensamiento, comportamiento, moralidad…valiéndose para ello de uno de los siete artes , es decir la música. Pero Norbert Elías va mucho más allá de este simple estudio, proponiendo una visión de esta sociedad desde dentro, añadiendo elementos y llegando a conclusiones a los que ningún otro autor había llegado hasta el momento.

CRÍTICA A LA OBRA:

Desde mi punto de vista, y tras haber leído y posteriormente reflexionado sobre el tema, esta obra me parece realmente importante , para conocer , por un lado, la persona que se esconde detrás de cualquier artista, y que a muy a menudo olvidamos y por otro, y no menos importante, una parte del desarrollo del arte y en realidad de la sociedad en general.

Es una obra muy bien fundada, con cuantiosa información veraz, con muchos matices de la obra de Froid , especialmente notables a la hora de explicar el proceso de producción de aquello a lo que podemos considerar una obra de arte. Es, por ello, esta parte a mi parecer, la más complicada y en la que especialmente he tenido que pararme para entenderla. Sin embargo, el autor en mi caso ha conseguido uno de los fines que perseguía: hacer ver que la obra de un artista es inseparable e incomprensible sin su persona, y al contrario, es decir, no se puede entender el carácter y comportamiento de cualquier artista sin entender antes su obra. Dentro de este proceso, me llamó especialmente la atención la estrecha y dura relación entre Mozart y su padre, pues es en realidad una relación amor-odio, en la que tanto el uno como el otro necesitaban del otro para sobrevivir, para realizar su actividad, pero a su vez, y especialmente Mozart, se “odiaban” , bueno en realidad y para ser más exactos, se envidiaban : en el caso del padre, este veía que su hijo llegaría donde él nunca llegó, agravándose esto además por el desaprovechamiento llevado a cabo por Mozart, quien , por otro lado, quería independencia, libertad, deshacerse de los vínculos que tanto le unían a su progenitor y que en parte le cohibían , no le dejaban realizarse completamente como persona. Sin embargo, y tal y como he podido deducir de la obra, Mozart consiguió sus logros gracias a su padre, a la educación de este y a sus exigencias ; alcanzando este a su vez un trozo de felicidad gracias a la posición que su hijo le había permitido alcanzar.

Es una obra, además que permite conocer el duro camino de cualquier artista, tanto de la época actual, en la que el arte sigue sin reconocerse en vida del productor en muchas ocasiones y especialmente del artista cortesano; artista, que por otra parte ha dado lugar a la mayoría de las obras de arte que posee la cultura mundial, como es el caso de Miguel Ángel y su Capilla Sixtina o como no, y naturalmente del protagonista del libro.

Por último he de apuntar, en cuanto a la línea ideológica que se puede observar en el libro, que esta se encuentra en el caso particular de esta obra es neutral, no apareciendo a penas referencias a ninguna ideología o autor, aunque y como ya he apuntado anteriormente, siente especial predilección por Froid y el mundo del subconsciente.

INDICE

% Biografía………………………………………………………4

% Resumen………………………………………………………5

% Problema articulatorio…………………………………………7

% Finalidad………………………………………………………9

% Crítica……………………………………………………....... 10

Bibliografía :

Elías, Norbert

Mozart, sociología de un genio”

Edición de Michael Schröter

Traducción de Marta Fernández- Villanueva y Oliver Strunk