Movimientos sociales

Historia universal. Sindicalismo social utópico y científico. Anarquismo. AIT. Clase obrera. Gremios. Marxismo. Bakunin

  • Enviado por: Mc Skunk
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 7 páginas
publicidad
publicidad

  • INTRODUCCIÓN

  • SINDICALISMO

  • SOCIALISMO UTOPICO

  • SOCIALISMO CIENTÍFICO

  • ANARQUISMO

  • LA A.I.T.

  • 1. INTRODUCCIÓN.

    La nueva sociedad de clases que surge como consecuencia de la revolución económica (industrialización) y política (el triunfo del liberalismo), es una sociedad no solo más abierta sino también más conflictiva. Nuevos grupos sociales están surgiendo en las ciudades, trabajando en las fábricas, en muchos casos con deplorables condiciones de vida, incrementando la tensión social: la clase obrera.

    Los sectores tradicionales de la actividad artesanal serán los que se verán perjudicados por la industrialización. Los gremios (asociaciones de trabajadores muy estratificada: maestros, oficiales, aprendices) ya no pueden dar respuesta a la nueva situación. Los oficiales son cada vez más perjudicados, por lo que acabarán organizándose en asociaciones de oficios.

    La clase obrera no es un grupo homogéneo, dentro de lo que entendemos por el sector obrero, clases populares, etc. podemos distinguir diversos grupos e intereses, por un lado una especie de aristocracia obrera: el obrero industrial, protagonista de la lucha reivindicativa, y que en ocasiones defiende sus posiciones frente a sectores obreros menos favorecidos: campesinos, dependientes y artesanos. Además no hay que olvidar que aunque el despertar de la conciencia de clase de los sectores obreros es consecuencia del proceso de industrialización, todavía durante el siglo XIX la mayor parte de Europa vive todavía dependiendo del sector agrario.

    Sin embargo será la acción reivindicativa de los obreros industriales lo que despertará la conciencia de clase y la fuerza de las clases populares. La clase obrera irá encontrando en una serie de intelectuales muchos de los elaboradores de las doctrinas que apoyarán su acción y le darán una proyección histórica. Asimismo diversos escritores (Victor Hugo, Dickens) se van a hacer eco de las duras condiciones de vida de la clase trabajadora y la publicitarán en sus novelas.

    La acción obrera tendrá dos grandes orientaciones: la reivindicación laboral y la reivindicación política, la primera dará lugar al sindicalismo, la segunda a las ideologías que pretenderán transformar la sociedad: el socialismo y el anarquismo.

    2. SINDICALISMO

    Esas asociaciones de oficios tendrán que enmascararse en asociaciones de carácter festivo, religioso, asistencial, para evitar las prohibiciones y represión que desde los gobiernos se intentaron aplicar para evitar los actos reivindicativos (huelgas), que los obreros proponían.

    La Ley de Le Chapelier (1791), en Francia o las Combination Acts (1799-1800) en Gran Bretaña, son ejemplos de estas políticas de control del movimiento obrero.

    Las primeras manifestaciones del movimiento obrero se va a producir en Inglaterra, la cuna de la industrialización, como una reacción a la máquina: el movimiento luddita (1812-1813).

    Más tarde los obreros se organizarán en asociaciones de socorro mutuo, que cada vez serán más ambiciosas dando lugar a las Trade Union (primeros sindicatos). En 1824 se consigue la libertad de asociación y en 1829 se crea el primer gran sindicato del sector textil Unión General de Hiladores del Reino Unido, poco a poco se irá dando paso a una gran sindicato que supere el marco de los sectores económicos: Great Trade Union.

    Los obreros se ven decepcionados por el apoyo que han dado a la reforma electoral de 1832, y que sin embargo no permite votar a los obreros. Por eso sus reivindicaciones serán laborales, consiguiendo del gobierno la Factory Act (Ley de Fábricas) - limitación de la jornada laboral a 8 horas para los menores de doce años y de 12 horas para los menores de dieciocho.

    El movimiento obrero inglés fundamentalmente sindicalista, solo actuará decididamente con proyección política entre 1838 y 1848, bajo el movimiento denominado CARTISMO, llamado así por la carta al Rey y al Parlamento enviada por la Asociación de trabajadores de Londres, en la que se solicitaba el sufragio universal, el voto secreto, y el sueldo para los parlamentarios. Hubo un intento de crear un partido obrero, una tendencia del cartismo (Lovett) pretende la colaboración con la burguesía, otra más radical (O'Brien y O'Connors) propone la huelga general como forma de lucha política. El cartismo como movimiento fracasó y en 1848 con el fin de las revoluciones en el continente se disolvió, sin embargo contribuyó con su presión a la consecución de una serie de reformas que el gobierno británico fue concediendo (programa de reformas controlada): Ley de las 10 horas, Reforma del Código Penal, ampliación de la libertad de prensa, etc.

    3. EL SOCIALISMO UTÓPICO

    Los intelectuales desempeñaran un gran papel en la defensa de los intereses de los trabajadores, muchos realizaron su labor no exenta de paternalismo. El primer socialismo llamado “utópico” lo van a desarrollar una serie de pensadores que diseñaron un modelo de organización de la sociedad, basado en el cooperativismo, el asociacionismo.

    El conde de Saint Simon será el primero que planteé la teoría de la “explotación del hombre por el hombre”, y el que reconozca a la sociedad dividida en dos clases sociales: la de los productores (banqueros, empresarios y obreros) y la de los ociosos (aristócratas y rentistas).

    Charles Fourier, recelaba de la industrialización y sus teorías tendrán predicamento entre los artesanos manuales. Propuso la creación de comunidades de obreros -FALANSTERIOS- formadas por entre 1.600 y 1.800 personas. Esta sociedad “ideal” (utópica) permitiría la incorporación de la mujer a la actividad laboral en dignas condiciones, la educación de los niños, etc. Sería la base de toda la organización social. Las ideas de Fourier tuvieron relativo éxito. Se fundaron algunos falansterios en Francia, Estados Unidos, Bélgica e incluso en Argelia, aunque duraron poco tiempo.

    Robert Owen, de origen humilde se convirtió en 1833 en el patrono de una empresa modelo New Lanark, basada en el espiritu cooperativo de los obreros; la oposición empresarial británica le hizo trasladar su esperiencia a Indiana (EEUU) donde fracasó., a su vuelta colaboró con el movimiento sindical británico

    4. EL SOCIALIMO CIENTÍFICO: MARXISMO.

    PRECURSORES:

    El socialismo utópico no contaba con un gran proyecto transformador de la sociedad. El socialismo científico (también basado en las teorías de intelectuales) contendrá un proyecto transformador de la sociedad basada en la acción directa y revolucionaria.

    Louis Blanqui desde los años 30, será el protagonista de todos motines revolucionarios obreros de París hasta la revolución de 1848. Pretendía la conquista del poder político por los obreros revolucionarios. Utilizó con frecuencia el término “comunista” y acuñó la expreción Dictadura del Proletariado.

    Louis Blanc, será el lider del movimiento más radical de la revolución parisina de 1848, miembro del gobierno provisional que surge de las jornadas de febrero de 1848, es el ideólogo de los Talleres Nacionales, aunque su proyecto poco tuviera que ver con el desastroso experimento.

    El Alemania los iniciadores del socialismo revolucionario formarán en el exilio parisino en 1826 la Liga de los Justos, que después se traslada a Londres donde entrará en contacto con Carlos Marx y Federico Engels, en 1847, pasándose a llamar Liga de los Comunistas. Se encargó a Marx y a Engels la redacción de un llamamiento a la unión internacional de todos los obreros. El Manifiesto Comunista.

    MARX Y ENGELS. EL MARXISMO.

    Las tesis de Marx y Engels que parten del Manifiesto Comunista, tendrán en cuanto a configuración de un sistema social y económico en el CAPITAL su obra cumbre. (1867)

    La ideología del marxismo se basa en una interpretación de la historia y la sociedad llamada el materialismo dialéctico o materialismo histórico. Esta interpretación filosófica plantea la importancia de las relaciones económico sociales (la infraestructura) en la base del modelo político, jurídico y cultural (la superestructura). Todo cambio en la infraestructura (la economía) tiene consecuencia en la superestructura (sistema de gobierno, leyes). Así ordena la historia en modos de producción: Asiático, Esclavista, Feudal, Capitalista y Socialista. Este último modo de producción es consecuencia de la transformación de la sociedad como consecuencia del poder de la clase obrera trabajadora, en la sociedad industrial y su posibilidad de transformar la sociedad una vez se alcance el poder. El poder será conquistado por la vía revolucionaria, siendo necesaria para transformar la sociedad una etapa de transición la llamada DICTADURA DEL PROLETARIADO, para luego pasar a la sociedad socialista o comunista, sin clases sociales, sin propiedad privada, (el paraíso de los obreros). Conecta con la idea del progreso constante (procedente del positivismo).

    Otra aportación del marxismo es la idea de PLUSVALIA (al trabajador no se le paga todo lo que produce), que explica la acumulación capitalista, la maquinaria, el control sobre la disponibilidad del trabajo y el descenso del salario, la concetración del capital (monopolios), acaparamiento junto con el empobrecimiento de los trabajadores (consumidores) llevará a crisis de supreproducción o subconsumo (crisis ineherentes al sistema capitalista y que provocarán su final).

    La transformación de la sociedad no puede darse en un solo país sino que debre desarrollarse a nivel internacional, los obreros de los paises industriales deben iniciar la lucha, son considerados por el socialismo la vanguardia del movimiento obrero. Por ese el socialismo empezará desarrollarse en los paises industriales: Gran Gretaña, Francia, Alemania.

    El movimiento obrero en su aplicación internacional se reflejará en las AIT (Asociación Internacional de Trabajadores).

    EL SOCIALISMO DESPUÉS DE MARX.

    Dos grandes tendencias se van a desarrollar después de Marx, en ambas se pretende la conquista del poder político por parte de la clase trabajadora:

    La tendencia Revisionista que considera posible el acceso de la clase trabajadora al poder por la vía del sistema parlamantario, crear partidos políticos en los que se sientan identificados los obreros y por la vía parlamentaria y algunas veces pactando con la burguesía. Esta tendencia llevará a lo que hoy se entiende por Socialdemocracia.

    La tendencia Revolucionaria no considera posible el pacto con la burguesía, la acción revolucionaria será la única vía para alcanzar el poder. Son el tiempo los revolucionarios se dividirán en dos grandes grupos: 1. Los que mantienen las ideas del socialismo marxista y 2. Los más radicales que tras la revolución rusa de 1917 se transforman en comunistas (interpretación del socialismo según Lenin: marxismo-leninismo)

    EL ANARQUISMO

    Constituye la otra gran corriente dentro del mundo obrero, más radical y de menor construcción intelectual, pronto se desarrollará en las zonas más pobres de Europa, España, Rusia, Italia, zonas de Francia.

    TEÓRICOS:

    Proudhon. Inició las teorías del anarquismo, a partir de una concepción del mundo más cerca del campesino y del artesano manual que del obrero industrial. Creador de frases escandalosas: “La propiedad es un robo” “Dios es el mal”. Admitirá la pequeña propiedad personal, y criticará el mal uso que se hace de la propiedad. Declarará la guerra a la religión en nombre de la ciencia y de la moral. Desconfía de la Democracia como la manipulación de las clases populares, y del Estado, cree que el modelo de sociedad se debe basar en los libres acuerdos entre trabajadores, una especie de mutualismo.

    M. Bakunin, desarrollará prácticamente la teoría anarquista, que también se nutre de otros pensadores como Koprotkin. Estas ideas se basan en un ateísmo radical: “Si Dios existiera realmente habría que hacerle desaparecer”. Se rechaza igualmente toda idea de poder, de legislación, de autoridad. El hombre es bueno inteligente y libre, la Democracia no es realmente el poder del pueblo, sino el de sus representantes, es decir gobernantes, es decir autoridad.

    Bakunin considerará el modelo anarquista a partir de comunidades agrícolas, donde se producirá la revolución individual ética en cada individuo. Teniendo como último fin la abolición del Estado.

    El pensamiento anarquista tuvo sus desviaciones y sus aberraciones desesperadas (el aspecto terrorista del anarquismo europeo, o del nihilismo ruso). Pero con todo significó la irrupción de las masas populares en la vida pública, en una época en que el capitalismo y el autoritarismo (caso de Rusia) no sólo se defiende sino que contraataca violentamente.

    Pero el pensamiento anarquista como el socialista, en lugar de luchar unidos por la causa del movimiento obrero, desde el primer momento estuvieron distanciados, enfrentados y enemistados. El enfrentamiento entre Marx y Bakunin, pasaba de lo ideológico a la enemistad personal.

    6. LAS ASOCIACIONES INTERNACIONALES DE TRABAJADORES (A.I.T.)

    El movimiento obrero era consciente de la necesidad de la unión supranacional (la unión de los obreros de las distintas naciones) para poder constituir una auténtica fuerza de choque. En momentos de huelgas en Francia, Bélgica o Gran Bretaña, los empresarios afectados había contratado a obreros de otros países para hacer fracasar la lucha del proletariado.

    En este marco se creará la I A.I.T. o Primera Internacional, en Londres en 1864, con una mayor representación de obreros franceses y alemanes, también participaron algunos italianos como Mazzini. A esta asociación pronto se unieron los anarquistas, pero no los sindicalistas británicos que se mantenían en su línea del sindicalismo.

    Las decisiones de la AIT se desarrollarán en sucesivos Congresos anuales, en lso que irán surgiendo las discrepancias entre los lideres:

    • Marx y Lasalle (ambos alemanes, por la colaboración de Lasalle con el gobierno de Bismark)

    • Marx y Proudhom (por el planteamiento político y revolucionario. Se rechazó un dictamen sobre los polacos por considerarlo fuera del ámbito obrero)

    • Marx y Bakunin, este último pretendía la descentralización del poder de la AIT, mientras que Marx quería que el control recayese en un Consejo general (controlado por sus partidarios)

    Varios asuntos hicieron fracasar esta I AIT:

    La actitud de los obreros ante la guerra “ La guerra por una cuestión dinástica o de preponderancia no puede ser a los ojos de los trabajadores, más que un absurdo crimen”. Sin embargo no se pudo evitar la participación de los obreros franceses y alemanes en la guerra fraco-prusiana de 1870.

    La Commune de París de 1871. Como consecuencia de la derrota francesa, en la ciudad de París sitiada por los alemanes, se produjo un movimiento revolucionario, en el que tuvo cierto protagonismo algunos de los destacados líderes de la AIT, como quiera que la revolución se hizo contra el Gobierno Provisional y la Asamblea Nacional francesa que se creó después de la derrota, el ejercito francés fue el encargado de reprimir duramente a los Comunards. Desprestigiando mucho al movimiento obrero.

    En el Congreso de La Haya (1872) son expulsados los anarquistas. Bakunin creará una Alianza Antiautoritaria para oponerse a la AIT que está en manos de Marx. Pero la Asociación está muy dañada. En 1876 la sede de la Asociación se traslada a Nueva York y en 1877 en el Congreso de Filadelfia se disuelve.

    La II AIT o Segunda Internacional (la Internacional socialista)

    Entre 1875 y 1888 van a ir surgiendo los partidos socialistas en los distintos países europeros: El S.P.D. (alemán) el P.S.O.E (español fundado en 1888 por Pablo Iglesias), El P.S.F. (francés).

    En 1889 se va crear esta segunda internacional en la que solo tendrán cabida delegados de los distintos partidos socialistas. Su principal periodo de vigencia se situa entre 1889 y 1914. Aunque en la actualidad todavía existe.

    Ideológicamente esta internacional es más homogénea, solo hay socialistas, y en ella se dotarán los símbolos claves del movimiento obrero: el Himno, la fiesta del Primero de Mayo.

    La II internacional se enfrentará a diversos problemas:

    • Anarquistas : con los que se sigue enfrentados y a los que se prohibe el acceso por su condición de apolíticos.

    • Con la colaboración del movimiento obrero con la izquierda radical francesa.

    • Sindicatos: Los partidos políticos fomentarán la creación de sindicatos de clase para defender eficazmente los problemas laborales, Se creará una Internacional sindical. (en este contexto se crea la UGT en España, o la CGT en Francia)

    • El colonialismo. Presenta una dura fractura dentro de los socialistas, por un lado se mantiene una posición de crítica al expansionismo colonialista atendiendo a criterios de solidaridad con los trabajadores nativos de las colonias y por su explotación, pero por otro lado las clases trabajadoras europeas sintieron cierto aumento de su bienestar económico y social como consecuencia de la entrada de materias primas coloniales.

    • La guerra. Igual que en la I AIT se plantea la necesidad de que los obreros boicoteen cualquier acto de agresión bélica por parte de los gobiernos de las naciones. Este tema es importante en una época 1900-1914 en que se está preparando una Gran Guerra. En 1914 la Segunda Internacional hizo un llamamiento a los trabajadores franceses y alemanes para evitar la guerra, pero los gobiernos hicieron el llamamiento a “la unión sagrada de los pueblos y las armas”, con lo que el boicot a la guerra fue un fracaso. La I Guerra Mundial, significó un extraordinario fracaso para el movimiento obrero.

    Después de la guerra el movimiento de la Internacional continuó pero con menos fuerza, además como consecuencia de la revolución soviética de 1917, los comunistas rusos plantearán una III Internacional o Internacional Comunista, que dividirá aún más el movimiento obrero.

    7

    LOS MOVIMIENTOS SOCIALES

    REVISONISTAS

    BERSTEIN (S.P.D.)

    KAUTSKY

    J.JAURES

    GUESDE

    FABIAN SOCIETY - B.SHAW

    (Socialismo no marxista)

    P. Laborista

    Pablo Iglesias (P.S.O.E.) 1888

    PAISES

    ALEMANIA

    FRANCIA

    GRAN BRETAÑA

    ESPAÑA

    REVOLUCIONARIOS

    K.LIEBNECHT

    R.LUXEMBURGO

    BROUSSE

    HINDEMAN

    Los más radicales caen en

    El anarcosindicalismo

    CNT

    MARX (alemán)

    Conquista del Poder por la clase obrera y desde el poder transformar la sociedad.

    La Revolución solo es posible en los países industriales y la realizarán los obreros industriales (vanguardia del proletariado)

    Los socialistas pretenderán controlar la AIT

    BAKUNIN (ruso-eslavo)

    Abolición del Estado y de todo sistema de poder

    La revolución proletaria podía realizarse en los países poco desarrollados: Rusia

    La Internacional debe estar descentralizada, con gran independencia de las federaciones nacionales

    Vídeos relacionados