Movimiento Obrero

Causas y Factores. Ideología. Marxismo. Anarquismo. Desarrollo. Consecuencias

  • Enviado por: E 94
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 6 páginas
publicidad

EL MOVIMIENTO OBRERo

Enero 2010

INTRODUCCIÓN

El Movimiento Obrero es un movimiento social que se llevó a cabo durante la Revolución Industrial. Se trata de una respuesta agresiva por parte del proletariado (los obreros) hacia los empresarios burgueses, que los explotaban sometiéndolos a largas jornadas laborales a cambio de un sueldo miserable.

Este trabajo explica más detalladamente las causas del Movimiento Obrero y las ideologías en las que se fundamentó, así como lo que conllevó este movimiento social.

1-Causas y factores del Movimiento Obrero…………………………

2-Ideologías en las que se fundamentó: Marxismo y Anarquismo….

3-Desarrollo y consecuencias del movimiento obrero……………….

4-Conclusión………………………………………………………….

5-Bibliografía/Webgrafía…………………………………………….

1-CAUSAS Y FACTORES DEL MOVIMENTO OBRERO

Entre los Siglos XVIII y XIX la burguesía se alza con el poder por medio de revoluciones políticas (como la Revolución Francesa) que acabaron con el Antiguo Régimen e impusieron una sociedad de clases.

La burguesía, con el poder político y económico en sus manos, creó fábricas y maquinarias y produjo la Revolución Industrial. Los empresarios burgueses, influenciados por la ideología capitalista, tenían como lema a seguir “conseguir el mayor beneficio al menor coste”, y explotaban a miles de obreros en sus fábricas, sometiéndolos a jornadas laborales de hasta 16 horas a cambio de un sueldo miserable, y lo que es peor, las mujeres y los niños, que trabajaban a menudo el mismo número de horas, cobraban la mitad, lo que hacía que los empresarios (los burgueses) se enriquecieran mucho a base del proletariado, que además no tenía vacaciones ni atenciones médicas. Cuando se dio la Revolución Industrial, muchos campesinos dejaron atrás sus tierras para trabajar en las fábricas de las ciudades “en busca de una vida mejor”, fue una emigración masiva, así, la mano de obra era muy numerosa, mucho más de la necesaria, y esto hacía también que los salarios fuesen muy bajos.

Además, el pequeño número de horas que los obreros no estaban trabajando en las fábricas, estaban viviendo en casas muy pequeñas en los suburbios de las grandes ciudades con condiciones higiénicas precarias. Eran casi esclavos de los empresarios, que les pagaban un sueldo que muchas veces no les era suficiente para sobrevivir, mientras los burgueses se enriquecían, eran esclavos encubiertos.

Los obreros, al darse por fin cuenta de su explotación, supieron que solo conseguirían mejoras laborales si se unen en sus reclamaciones, y es en Inglaterra donde

aparecerían las primeras asociaciones obreras para reclamar mejoras.

2-IDEOLOGÍAS EN LAS QUE SE FUNDAMENTÓ: MARXISMO Y ANARQUISMO

El proletariado autor del Movimiento Obrero defendía principalmente dos ideologías: el marxismo y el anarquismo, cuyas características principales se recogen a continuación:

El marxismo:

El marxismo es la ideología creada por Karl Marx, un filósofo y periodista revolucionario alemán. Marx tuvo dos grandes influencias filosóficas la de Feuerbach que le aportó y afirmó su visión materialista de la historia, y la de Hegel (otros dos filósofos). El marximo está muy unido a dos ideologías y movimientos políticos: el socialismo y el comunismo. Este teórico defendía en su ideología que el obrero debía

unirse para defender sus derechos y conquistar el poder a través de una revolución del mismo modo que recientemente lo había conquistado la burguesía, y una vez en el poder, establecer una dictadura del proletariado, en la que los obreros eliminarían las desigualdades, lo que seria el paso previo para lograr una sociedad sin clases, que era el objetivo de Karl Max desde un principio porque afirmaba que los burgueses se enriquecían practicando la plusvalía (se quedaban con parte de los beneficios que le correspondía al proletariado), y consideraba que la historia se basa en una lucha de clases, es decir, que siempre, desde el principio de la sociedad, ha existido una clase dominante y otra clase dominada (durante la Revolución Industrial la clase dominante sería la burguesía y la dominada el proletariado).

Marx escribió obras importantes basadas en esta ideología, entre las que se encuentran Manuscritos económico-filosóficos (1844), Crítica de la economía política (1859) o Manifiesto Comunista (en colaboración con Engels) (1848), este último el más relevante, ya que fue uno de los libros más influyentes del siglo XIX y la inspiración de movimientos socialistas y comunistas en todo el mundo, y la primera causa de acontecimientos acontecimientos como la Revolución Rusa. Más allá de una simple ideología, el marxismo se pude considerar como doctrina y teoría social, económica y política.

El anarquismo:

El anarquismo es una ideología que defiende la oposición y la abolición del estado como gobierno, y de toda autoridad, jerarquía o control social, por ser consideradas como indeseables, innecesarias y perjudiciales. Los anarquistas también se oponían los partidos políticos y a participar en las elecciones, y eran partidarios de seguir las tres reglas principales del anarquismo:

-No hay nadie por encima de nadie, y, por consiguiente, un individuo puede hacer lo que quiera.

-Practicar el respeto mutuo.

-Impedir o ignorar cualquier forma de gobierno.

La forma de actuar de los anarquistas eran a menudo a través de atentados terroristas contra los principales gobernantes y sabotajes de fábricas.

Esta ideología se desarrolla en la segunda mitad del XIX y es considerada por el proletariado como una alternativa distinta del marxismo. Sus principales autores teóricos fueron Proudhom, Kropotkin y, sobre todo, Bakunin, filósofo ruso considerado como el primer filósofo anarquista.

Al contrario que el marxismo, el anarquismo ofrecía gran variedad de aproximaciones y acciones, que no siempre fueron bien entendidos por la opinión pública, no obstante, fue una de las principales ideologías que incitó al proletariado a llevar a cabo el movimiento obrero

3-DESARROLLO Y CONSECUENCIAS DEL MOVIMENTO OBRERO

Como se vio en el primer punto de este trabajo, los obreros, que vivían casi como esclavos de los burgueses, se concienciaron de su explotación y decidieron tomar medidas.

Fue en Inglaterra donde aparecieron las primeras reacciones del proletariado, en forma de asociaciones de obreros para exigir mejoras en el salario y la reducción de la jornada laboral. Se dio el movimiento cartista, consistente en enviar cartas a los principales periódicos denunciando las inhumanas condiciones laborales del proletariado y en un primer momento, la lucha se centra contra las máquinas, a las que se le achaca la culpa de su situación. Ese movimiento recibe el nombre de Luddismo, por Nelson Ludd, que destruyó un telar mecánico. Pronto se dan cuenta de que estas no tienen la culpa y empiezan a protestar seriamente contra los burgueses patronos (matanza de Peterloo en Manchester en 1819). Pero naturalmente, las reacciones de la burguesía, que en un principio poseían el poder, eran juzgar y encarcelar a cualquier obrero que protestara y se manifestase abiertamente, por lo que el primer problema que el proletariado tuvo que afrontar fue legal, a lo que hay que añadirle que en un principio cualquier forma de agrupación laboral era ilegal. Sin embargo, empezaron a surgir los primeros sindicatos, como los Trade Unions. Finalmente, tras varias protestas, el Parlamento británico acaba por reconocer el derecho a los trabajadores a la asociación y a la coalición en 1824. Fue un gran paso para el proletariado, el primero, pero no el último.

En 1871, tras la caída de Napoleón III en las elecciones de 1871 de París el poder llegó a manos de los conservadores, y en ese momento en París se produjo una auténtica guerra civil por parte de los obreros que se sublevaron y se hicieron con el control de las fábricas y los talleres. Esto se conoció como la Comuna de París. Los burgueses comprobaron de qué eran capaces los trabajadores, cogieron miedo a este tipo de movimientos y para intentar contrarrestarlos mejoraron un poco las condiciones laborales del proletariado. Esto serviría de estímulo para revoluciones posteriores en el resto de los países.

En Londres en el año 1864 e impulsada por Marx se celebró la Primera Internacional. Una reunión de trabajadores de todo el mundo para ponerse de acuerdo sobre la lucha a seguir y coordinar y sincronizar los principales sindicatos de los distintos países, y se creó la Asociación Internacional de Trabajadores, que acabaría desapareciendo pocos años después efecto de disputas entre marxistas y anarquistas. Así, en 1889 algunos dirigentes socialistas realizaron la Internacional Socialista o Segunda Internacional, otra reunión similar para coordinar los programas y actuaciones de las organizaciones obreras de ideología marxista, y se creó algunos símbolos de identidad del movimiento obrero: la fiesta del primero de mayo y el himno de la internacional. En la Segunda Internacional el objetivo no fue la toma de poder, sino la negociación con la burguesía.

Finalmente, el Movimiento Obrero consiguió logros importantes. Por ejemplo, en Inglaterra, el lugar donde se produjeron las primeras protestas por parte del proletariado (debido seguramente a que era el país más industrializado de Europa), en 1802 se limita a 12 horas diarias la jornada laboral de los niños, 1819 se prohíbe el trabajo de los niños menores de 9 años, en 1833 se reduce la jornada laboral a los trabajadores de entre 14 y 18 años a las 69 horas semanales, 1842, se prohíbe el trabajo de niños y mujeres en las minas, en 1878 se aprueban leyes que regulan la seguridad de las fábricas, en 1908 aparecen los primeros sistemas de seguridad social, y, en 1919, el proletariado obtiene su mayor logro cuando el parlamento reconoce la jornada laboral diaria de 8 horas.

4-CONCLUSIÓN

El Movimiento Obrero fue muy importante para sentar las bases del campo laboral actual, porque representó la evolución de la Revolución Industrial,