Movimiento continentes

Deriva continental. Corrientes oceánicas. Teorías. Wegener. Tectónica de placas

  • Enviado por: Picky
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 18 páginas

publicidad
cursos destacados
Química General
Química General
En este curso de Química General, aprenderemos los conceptos fundamentales de la “Ciencia...
Ver más información

PREICFES SABER 11 Sociales y Ciudadanas v. 2014
PREICFES SABER 11 Sociales y Ciudadanas v. 2014
NO TE PIERDAS EL MUNDIAL YENDO A UN PREICFES VACACIONAL TRADICIONAL, MEJOR ESTUDIA DESDE TU CELULAR...
Ver más información

publicidad

INTRODUCCIÓN

Desde el punto de vista fisico, todos los continentes presentan una distribución irregular en el globo terrestre, encontrándose la mayor parte de las tierras en el hemisferio norte.

Cuando contemplamos una montaña, nos paseamos por una gran llanura o admiramos la inmensidad del oceáno, nos da la impresión de que estos paisajes no van a cambiar nunca. Y, salvo las construcciones o destrucciones del hombre, no cambiarán durante nuestra vida. Por eso la Tierra es muy antigua, muy antigua. Ha cambiado de forma profunda, muy profunda, aunque imperceptiblemente para nosotros, está sujeta a cambios todavía.

A comienzos de siglo, un científico llegó a lanzar una idea asombroso: para él, muchos enigmas eran muy fáciles de resolver si se admitía que los continentes se movían, se desplazaban. Este autor era Alfred Wegener.

En el mundo de las ciencias, a Alfred Wegener no lo tomaron en serio. Pero gracias a él, y con otros que han seguido su trabajo de investigación, se ha llegado a conocer sí, ``se mueven o no nuestros viejos continentes´´.

La deriva continental tuvo un amplio efecto en la distribución y aislamiento de las especies. Los cambios en la configuración continental afectaron enormemente a las temperaturas medias globales, las corrientes oceánicasy otros factores de gran importancia para el desarrollo de la vida en la Tierra. La posición de los continentes ha influido en el clima. Cuando gran parte de la superficie terrestre se agrupó en las regiones ecuatoriales donde el clima era cálido, pero cuando las tierras vagaron hacia las regiones polares, el mundo se cubrió de hielo. Al desaparecer de la tierra los trópicos y ser sustituidos por los océanos se produjo un enfriamiento neto, ya que en los trópicos se absorbe más calor del Sol que en los océanos. Cuando la Antártida se desplazó hacia el Polo Sur y el Océano Artico fue rodeado por tierra firme, las corrientes océanicas cálidas no pudieron llegar hasta los polos. Este bloqueo provocó la forma ción de hielo en ambos polos. Desde entonces, las glaciaciones han aparecido y desaparecido regularmente casi con la precisión de un reloj.

El cambio en las formas de las cuencas oceánicas es el resultado del movimiento de los continentes que afectó a las corrientes oceánicas, al ancho de los márgenes continentales y, por último a la abundancia de hábitats marinos.

El resultado de los grandes movimientos continentales produce también una mayor acitvidad volcánica (especialmente en las dorsales oceánicas). La cantidad de fenómenos de origen volcánico podría haber afectado a la composición de la atmósfera y de los océanos, y también a la velocidad de la formación de montañas, al clima, e inevitablemente, a la vida misma.

La actual distribución de los contienentes puede verse alterada por diversos fenómenos físicos, como las eras glaciales, las cuales pueden provocar la unión o separación de los contienentes al hacer variar el nivel del mar. De la misma forma, este hecho puede provocar que zonas no habitadas por el hombre lleguen a serlo.

HISTORIA DE LAS HIPÓTESIS SOBRE EL MOVIMIENTO DE LOS CONTIENENTES

En el siglo XVII, Placet interpretó que las líneas de costa de los contienetes se encajaban, prueba de que los continentes estuvieron unidos algún día, siendo supuestamente separados por el Diluvio Universal. En 1858, Snider-Pellegrini confeccionó un mapa en el que representó los contienetes norteamericano y europeo unicos, sugiriendo que el único continente reconstruido representaba una gran similitud entre las plantas fósiles en yacimientos de carbono tanto de Europa como Norteamerica.

La hipótesis de la deriva continental de Wegener fue muy criticada por diversos autores, como Jeffreys, que creía que las rocas que se encontraban por debajo de los contienentes eran demasiado viscosas para permitir un desplazamiento.

En las décadas de los años 60-70, en el que la tecnología permitió realizar estudios en el interior de la Tierra, dando como resultado la teoria de la tectónica de placas que reafirmaba la presencia de rocas rígidas en la superficie de la Tierra, dispuestas a modo de casquetes en un centenar de Km de espesor que flotaban y se desplazaban por encinma de una rocas poco viscosas, en estado semifundido.

Actualmente, los procesos internos de la Tierra sólo se conciben desde el punto de vista de la movilidad continental, abandonando la concepción de una Tierra internamente estática.

DERIVA CONTINENTAL

En el siglo XX, se iniciaron los estudios sobre la esturctura interna de la Tierra, a la vez que A.L. Wegener fórmulo su controvertida hipótesis de la ``Deriva Continental´´.

Esta teoría fue enunciada en 1915, por A.L.Wegener; esta enuncia la presencia de un desplazamiento de loscontinentes a lo largo de la historia geólogica. Wegener, fue el primero que presentó una demostración de la deriva contienental. Este reconstruyó un supercontinente denominado Pangea, que constituía un bloque compacto hace 300 millones de años; durante el carbonífero. Wegener concibió que las Américas estubieron unidad a África y Europa, mientras que los contienentes de la Antártida y Australia, junto con los subcontinentes de la India peninsular y Madagascar, estaban agrupados juntos alrededor de la África Austral.

Algunos cartógrafos debieron preguntarse por qué las costas atlánticas de América del Sur y Africa parecian acoplarse como las piezas de un rompecabezas.

Esto lo averiguaron ya que en América del Sur se han encontrado los huesos fósiles, de más de medio metro de longitud, de un reptil del Triásico llamado Lystrosaurus. Restos de este animal también han aparecido en la Antártida, la India y China.

La existencia en lugares tan dispares, ampliamente separados por el océano, de una misma especie se consideró como una prueba irrefutable de la existencia del continente Hondwana, ya que era bastante improbable que un animal asi pudiera nadar distancias tan grandes.

El Glossopterys, helecho del Paleozoico Tardío, se encontró en todas partes del Hemisferio Sur, pero no aparecío en el Hemisferio Norte, lo que sugiere que en algún momento el mar se separó en dos grandes masas contienentales. Los cientificos llamaron a este el Mar de Tethys. Continentes actualemente separados pormiles de limómetros de agua presentan provincias geológicas similares, con los mismos tipos de rocas dispuestos en la misma sucesión.

Alfred Wegener, para demostrar su teoría de la deriva continental que estaba basada en los movimientos de la corteza, establecío que; hace unos 200 millones de años toda lamasa contienental estaba consolidada en un supercontinente al que llamó Pangea, que significa ``todas las tierras´´, y todos los oceános estaban unidos en un única masa de agua a la que llamó Panthalassa que significa ``mar universal´´.

Wegener apoyó su teoría con una impresionante colección de evidencias, incluyendo la correspondencia geométrica de los margenes continentales, en la que encajaban las cadenas montañosas de los continentes opuestos.

La correspondencia de las sucesiones de rocas, la similitud de las antiguas condiciones climáticas, y los fósiles de especies idénticas. Los movimientos de la corteza también proporiconaron un método más volucionado para explicar la formación de montañas. Pero Wegener, erróneamente, pensó que las montañas se formaron cuando el borde más extremo de los continentes se plegó a medida que las masas continentales se abrían paso con dificultad a trabés de la corteza oceánica.

La incapacidad de Wegener para proporcionar un adecuado mecanismo que explicase el moimiento de los continentes fue suficiente para que la mayoría de los científicos de su época rechazaran sus teorias.

Cada vez es más indiscutible que la tectónica de placas y la deriva continental han estado funcionando desde el inicio de la historia de la Tierra y que han desempeñado un destacado papel en la historia de la vida. Los cambios en la configuración relativa de los continentes y de los océanos tienen, una gran influencia en el medio ambiente, en los modelos climáticos y en la composición y distribución de la vida en la biosfera. Los continuos cambios en la ecología del mundo tuvieron profundos efectos en el curso de la evolución y, por tanto, en la diversidad de los organismos vivos.

El proceso más importante por el que funciona la evolución es la ``selección natural´´, que es en esencia un proceso basado en la relación entre los organismos y su medio ambiente. Ciertos rasgos heredados permiten a las especies llegar a estar particularmente bien preparadas para sobrevivir y reproducirse en el medio ambiente que les rodea. Cuando se produce una alteración medioambiental, las especies que adquieren los rasgos favorables mediante mutaciones se adaptan más fácilmente que otras especies y tienen más probabilidades de sobrevivir y transmitir sus características de supervivencia a su prole. Ya que hay un gran número de medioambientes diferentes, el resultado es una amplia variedad de especies. Por tanto, las tendencias evolutivas varían a través de los tiempos geológicos en respuesta a los grandes cambios medioambientales, ya que la selección natural actúa adaptando los organismos a las nuevas condiciones, forzándolos en función de un número de factores medioambientales producidos, entre otras razones, por la deriva continental.

Cuando la Pangea se unió en un gran continente hace unos 230 millones de años, nuestro planeta tenía una gran diversidad de vida animal y vegetal en la tierra y en el mar. Las grandes masas continentales cercanas a los trópicos permitieron que una mayor cantidad de calor del Sol fuera absorbido por la Tierra, lo que contribuyó a un aumento global de la temperatura. Los océanos que se encontraban a mayores latitudes reflejaban menos luz solar que la tierra y absorbían más calor, lo que ayudaba a moderar el clima.

Como no existían masas continentales en las regiones polares que interfiriesencon las cálidad corrientes oceánicas, los dos polos permanecían libre de hielo duranto todo el año y las temperaturas no variaban mucho entre las altas latitudes y los trópicos.

Cuando se separó la Pangea, el clima en la Tierra, sobre todo en el período Cretácico, fue extremadamente cálido. Cuando los continentes derivaron hacia los polos, a finales del Cretácico, interrumpieron el transporte de calor oceánico hacia los polos introduciendo tierra, que tiene más poder de reflexión y es más fácil de calentar, en sustitución del agua, con una mayor capacidad pra absorber y mantener el calor. A medida que el enfriamiento progresaba, la tierra acumuló más hielo y nieve, lo que dio lugar a una superficie más reflectante, aunque bajó las temperaturas aún más.

La inmensa mayoría delas especies marinas vive en las plataformas continentales, o en aguas poco profundas de ciertas islas, y en elevaciones submarinas de menos de 200 metros de profundidad. Las faunas más ricas de aguas poco profundas se encuentran en los trópicos, que están poblados de un gran número de especies altamente especializadas. A medida que la latitud aumenta, la diversidad disminuye, hasta que en las regiones polares se encuentra menos del 1/10 del número de especies que hay en los trópicos.

La diversidad depende principalmente de las fuentes de alimento. Ya que las estaciones son más pronunciadas en las latitudes altas, existen mayores fluctuaciones en la producción de alimento. La diversidad se ve afectada tanto por los cambios estacionales como por las variaciones en las corrientes ascendentes y de superficie, que afectan a las fuentes de alimento, lo que produce enormes fluctuaciones en el crecimiento. Por tanto, los lugares con mayor diversidad de especies son las costas de pequeñas islas o pequeños continentes inmersos en grandes océnos, donde las fluctuaciones en las fuentes de alimento están menos afectadas por los efectos estacionales de las masas continentales, de la extensión de los mares interiores y de la presencia de las montañas consteras, todos estos factores controlados por los movimientos continentales.

Cuando todos los contienentes se unieron en la Pangea al principio del Triásico, un continuo margen contienental de aguas poco profundas discurría a su alrededor sin mayor barrera fisica para la dispersión de la vida marina. Los mares estaban entonces confinados enlas cuencas oceánicas y no se extendían significativamente sobre las plataformas continentales. En consecuencia, los hábitats para los organismos marinos de aguas poco profundas eran muy limitados, existiendo, por tanto, poca diversidad de especies. Como resultado, los biotopos marinos del Triásico estaban más extendidos, aunque comprendían, comparativamente, un menor número de especies.

Unas circunstancias similares pudieron haberse dado a finales del Precámbrico, cuando, al parecer, existión otro supercontinente. Durante el Cámbrico, este supercontinente se separó en cuatro continentes distintos, lo que probablemente tuvo un mayor efecto en la explosión de especies durante este tiempo. Cuando la Pangea se separó y los contienentes resultantes migraron hacia sus posiciones actuales, la diversidad de nuevo se incrementó hasta situaciones sin precedentes, proporcionando una rica variedad de especies.

Debido a que la deriva continental tuvo, y continúa teniendo, una gran influencia en la evolución de la vida sobre la Tierra, se plantea la pregunta de cómo afectará a la vida la futura configuración de los continentes.

La cuenca del Atlántico continuará extendiéndose a expensas de la del Pacífico, mientras América del Norte y América del Sur se dirigirán hacia el Oeste. El istmo de Panamás, que conecta las dos Américas, se hundirá fuera de nuestra vista a medida que los dos continentes tiendan a separarse, liberando un pasillo para que las corrientes y la vida marina del Atlántico fluya hacia el Pacífico; Africa y Eurasia continuarán presionando una contra la otra y el Mar Mediterráneo, atrapado en medio, se secará; al mismo tiempo se elevarán nuevas cadenas montañosas a cada lado. El subcontinente de Arabia se separará del este de Africa, tal y como antes lo hiciera Madagascar, chocando contra la India. Australia continuará dirigiéndose hacia el sudeste asiático. En un momento dado, los continentes serán los protagonistas de otra gran colisión continental, que formará un nuevo supercontinente llamado Neopangea. Como antes, la diversidad de las especies sufrirá hasta el momento en que el supercontinente se vuelva a separar. Entonces se producirá otra explosión de especies, pero los nuevos seres vivos tendrán poco que ver con los actuales.

La deriva de los continentes

-------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Edad

(en millones Gondwana Laurasia

de años)

-------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Cuaternario 3 Se abre el Golfo de California

Plioceno 11 Se empiezan a separar las Islas

Galápagos Cambia la dirección de separación en el este del Pacífico

Se abre el Golfo de Aden

Aparición de Islandia

Mioceno 25

Se abre el Mar Rojo

Oligoceno 40

Colisión de la India con Eurasia Se empieza a separar la cuerca ártica

Eoceno 60 Separación de Groenlandia de Separación de Australia Noruega

Paleoceno 65 de la Antártida

Se abre el Mar del Labrador

Separación de Nueva

Zelanda de la Antártida Se abre el Golfo de Vizcaya

Separación de Africa de Madagascar

y América del Sur América del Norte se separa de Eurasia

Cretácico 135

Separación de Africa de India, Australia,

Jurásico 180 Nueza Zelanda y la Antártida

Empieza la separación de América del Norte de Africa

Triásico 230

Pérmico 280

-------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

LAS PISTAS DE LA DERIVA CONTINENTAL POR A. WEGENER

La larga marcha del caracol de jardín

Desde hacía tiempo, los paleontólogos habían observado que los fósiles del mesosaurio (un reptil del carbonífero), no se encuentran más que en Brasil y en Africa del Sur; en ninguna otra parte. ¿Cómo cruzó un oceráno de miles de kilómetros de ancho un animal así?.

Tambíen aparece el Glosópteris, un helecho cuyos fósiles se encuentran en Australia, en la India, en Africa del Sur e incluso en la Antártida. Pero lo más curioso es que nuestro caracol de jardín, no vive más que en Europa y justo en frente, en América del Norte. ¿Qué medios ha utilizado para cruzar el Atlántico?

Todos estos fenómenos curiosos, todas estas preguntas las respondio Wegener con el apoyo de su hipótesis. Basta con acercar todos los continentes como lo estaban en la Pangea, e inmediatamente los problemas quedan resueltos: estos animales y plantas, hoy dispersados, se encuentran juntos de repente.

Cadenas y cratones

En los continentes existen bloques de rocas muy antiguos. Los geólogos llaman hoy a estos bloques ``cratones´´; Wegener hablaba de ellos como ``viejos granitos´´.

Y observo que si encontramos un ``viejo granito´´ en un lugar de la costa africana, basta con cruzar el océano y llegar a América para descubrir que también allí existe.

En la actualidad el océano separa estos granitos, pero hace mucho tiempo estaban juntos y formaban un solo bloque.

En Europa hay una cadena de montañas, la cadena caledoniada. Pues bien, en América del Norte existe otra cadena similar, y, por lo menos de la misma edad que, es la cadena de los Apalaches. Si se acercan Europa y América se comprobará; que estas montañas estaban formando en otro tiempo una única cadena, que se rompió por la apertura del oceáno Atlántico.

Del ecuador a los polos

Otra pista son los diferentes paisajes de la Tierra. Unos, se parecen; otros, nada en absoluto. Si partímos de un viaje imaginario que nos llevará desde el ecuador a cualquiera de los polos.

Nuestro viaje empieza en las grandes selvas de la zona ecuatorial. Allí el suelo desaparece bajo un montón de troncos, ramas y hojas que se están pudriendo. Al levantar la cabeza apenas distinguimos el cielo, tan espeso es el follaje de los inmensos árboles que nos dominan. El ambiente es tan cálido y tan húmedo que la camisa se nos pega al cuerpo.

Luego, si salimos de la selva; los árboles son escasos y la hierba de la pradera empieza a recubrir amplios territorios. Seguimos avanzando, ahora nos encontramos en el desierto. La vegetación casi ha desaparecido. El suelo desnudo, las dunas de arena o los montones de piedra se extienden hasta perderse de vista. El calor es tórrido y el aire excesivamente seco. Nos encontramos en la zona tropical.

Después penetramos en una región donde vuelve a haber hierba e incluso grandes bosques. Pero los árboles son menos altos, menos tupidos que en el ecuador. Esta regíon, es la llamada zona templada.

Aquí llueve con regularidad y la temperatura media es claramente más baja que en las zonas tropical y ecuatorial.

Ahora entramos en una regíon en la que los hielos y la nieve lo cubren todo, es la región polar.

Los cuatro tipos de paisaje, forman otras tantas zonas, paralelas al ecuador, que rodean nuestro planeta. Cada zona tiene su propio clima, que influye en su paisaje: cálido y húmedo, la selva ecuatorial; cálido y seco, los desiertos tropicales; medianamente cálido y húmedo, las zonas templadas; glacial y nevoso, los casquetes polares. De una zona a otra hay climas y paisajes de transición.

Retrocediendo millones de años

Wegener trata de reconstruir los climas que había en la Tierra en el período carbonífero. Pero el planeta parece haber estado completamente loco en este perídodo. Allí donde en la actualidad el inlandsis extiende sus hielos, se ven las huellas de desiertos ardientes. Por el contrario, donde hoy reinan las actuales selvas tropicales, el suelo conserva las marcas de gigantescos glaciares.

Esto significa que los polos y el ecuador no estaban en el mismo sitio en que se encuentran actualmente. Entonces se dibuja un mapa de la tierra en el que se modifica el ecuador y lo ponen en el lugar donde han observado rastros de antiguas selvas ecuatoriales.

Pero el resultado no les satisface. La solución de este problema es, evidentemente, la Pangea. Los continentes son como las piezas de un rompecabezas y allí es donde se encuentra la explicación. Las huellas dispersas de los glaciares se reúnen para formar un casquete glaciar alrededor del polo sur, las grandes selvas permanecen alineadas a lo largo del ecuador, y los desiertos encima de los trópicos.

Calor y frío

Todos sabemos que nuestro planeta, en otros tiempos muy cálido, se enfría lentamente desde hace milones de años. A causa de este enfriamiento la Tierra se encoge, se contrae y se arruga (como una manzana). Ése es el origen de nuestros continentes, de nuestros océanos y de nuestras montañas. La Tierrra se ha achicado lentamente hasta perder su calor.

Si la Tierra fuera de verdad como una manzana arrugada, deberíamos encontrar esas arrugas en todos los lugares, exactamente como ocurre en una manzana. ¿Cómo explicar entonces que existan grandes cadenas de montañas en ciertos sitios y en otros, en cambio, inmensas llanuras?. Ninguna manzana del mundo se ha arrugado jamás de esa manera.

Un ejemplo de esto, es el Himalaya. La teoría de Wegener de la deriva de los continentes explica el nacimiento de este gigantesco macizo como el simple resultado de una colisión. La India, en otro tiempo unida a la Antártida, a Africa y a Australia, se separó. Subio hacia el norte y acabó por chocar contra el continente asiático, al que levantó y arrugó.

Una objeción a la hipótesis del enfriamiento de nuestro plasneta, es que la Tierra no se enfría neabsoluto; recientes trabajos han demostrado que en el interior del globo hay radio y cuerpos radiactivos suficientes como para conservar su temperatura, a pesar del calor que pierde en le espacio.

Aunque sea verdad, esto también se podría explicar a través de ``los puentes continentales´´; que son unas bandas de tierra que unían los continentes actuales. Por una u otra razón, estos trozos de contienentes se hundieron en el oceáno y se rompío la conexión.

Aunque este hundimiento de un continente es absolutamente contrario al principio de la isostasia: los continentes flotan; por lo tanto, no pueden hundirse. Un ejemplo de esto sería: ESCANDINAVIA

Como resultado final, la teoria de Wegener, se logró demostrar, al igual que la Pangea que se hizo trozos, y que los continentes van erráticos.

TECTÓNICA DE PLACAS

Aunque la hipótesis de la deriva de los continentes se asocia a la figura de Alfred Wegener, no fue este el primero en sugerir la idea del desplazamiento continental.

El primer autor fue Francis Bacon en 1920 donde sugería la idea del alejamiento de América del Sur y Africa, haciendo referencia a la similitud de la costa atlántica de ambos continentes. De la mima forma Francois Placet en 1666 publicaba un folleto en el que escribía como antes del Diluvio las tierras no debían estar divididas; este autor adjudicaba al hundimiento de la Atlántida, el origen de estos desequilibrios, lo que también pensaba otros naturalistas como el Conde de Buffón.

A principios del siglo XIX, el científico alemán Alejandro Humboldt se asombraba ante la cantidad de similitudes entre las costas de Africa y América, y pensó que el Atlántico no era más que un valle inundado por el mar.

En 1858 Antonio Snider-Pellegrini publica un libro en el que expone por primera vez el hecho de la ruptura y el alejamiento de los continentes.

En 1910 F.B. Taylor publicó un extenso trabajo donde proponía una hipótesis elaborada y coherente sobre lo que hoy denominamos deriva continental. Este autor suponía la formación de grandes grietas después de la contracción producida por el enfriamiento de la Tierra, aunque esto no explicaba de forma satisfactoria la distribución ni la juventud de las cadenas montañosas. Taysor pensaba en un desplazamiento de la corteza terrestre desde el Norte hacia la periferia de Asia. Apuntaba un desplazamiento entre el continente australiano y la India, consideraba también a Groelandia como un resto de un antiguo bloque que unía Canadá con Eurasia.

Taylor no entendió demasiado el mecanismo de desplazamiento continnetal y sugería la idea de mareas profundas influidas por la Luna.

La tectónica de placas, es la teoría según la cual la parte más superficial de la Tierra está formada por placas rígidas, denominadas litosfera con espesores medios de un centenar de Km, que se encuentran flotando por encima de rocas en estado plasito, que constituyen la astenosfera. Aunque fue postulada con anterioridad, está teoría no se desarrolló hasta la década de los 60-70, con los avances geogícicos, que dieron un mayor conocimiento del interior de la Tierra. Actualmente, es la única teoría que permite explicar de manera coherente, la génesis de todos los fenómenos geológicos, que se producen gracias al movimiento de las placas litosféricas por encima de la astenosfera.

Prueba de la tectónica de placas

Las anomalías magnéticas

La hipóptesis de la expansión del fondo oceánico no fue aceptada hasta que en el año 1963 dos cientificos, Vine y Mathewes, estudiaron las anomalías que se producen en el campo magnético de la Tierra, el cual de forma esporádica invierte su polaridad. En la década de los 50 se descubrió en el océano Pacifico que las anomalías magnéticas se distribuyen siguiendo una disposición lineal. Unos años después, Vine y Matthewes pusieron de manifiesto que bajo el enfoque de la expansión del fondo oceánico estas

anomalias eran debidasa la creación de la corteza oceánica en el eje de la dorsal.

Las erupciones de lavas basálticas en la dorsal son magnetizadas en la dirección del campo magnéti

co. Las inversiones del campo magnético qeu se suceden a lo largo del tiempo quedan impresas en las

lavas indicando si esta polaridad coincide con el campo magnético actual o si la polaridad es inversa, las

rocas son magnetizadas en dirección opuesta. Este hecho se ha podido comprobar en rocas de igual edad en todo el mundo y se ha ido construyendo un calendario de inversiones que llega hasta la actualidad.

El resultado final es que a ambos lados de la dorsal las bandas de polaridad normal e inversa coinciden en grosor y en alejamiento al eje de la dorsal. Gracias a esta teoría se pudo calcular la velocidad del desplazamiento, la cual viene dada por la distacia de la roca al ejede la dorsal y la edad de dicha lava. Se han obtenida pruebas sobre la existencia de dorsales rápidas como la Pacífica, o lentas como la Atlántica, y a la vez que esta no ha sido constante a lo largo del tiempo en toda la dorsal ni incluso a ambos lados de la misma.

RELACIONES ENTRE PLACAS

Existen tres tipos de limites entre placas litosfericas:

-Las zonas de expansión; que se situán en las dorsales oceánicas y en los rift continentales.

Las dorsales, es donde intermitentemente van siendo expulsadas lavas basálticas provenientes del manto, que empujan y se separan las dos placas oceánicas, siendo un mecanismo de generación de placas.

-Las zonas de subducción; son los lugares de colisión entre las placas oceánicas y continentales, donde debido al peso de la litosfera oceáncia, está comienza a hundirse por debajo de la continental, hacia la astenosfera. En la astenosfera, debido a las altas temperaturas que ésta presenta, la placa oceánica se fundirá. Las zonas de subducción se presentan como fosas estrechas y profundas. La placa oceánica penetra en el interior de la astenosfera con una inclinación media de 45º, hasta una profundidad máxima de 700 Km. Esta penetración produce un rozamiento entre placa oceáncia y la astenosfera que genera fuertes sismos, cuyos hipocentros se situan a lo largo de una superficie denominada ``zona de Benioff´´.

-También se forma un vulcanismo allí donde asciende parte de los fundidos provenientes de la litosfera oceánica subducida, menos densa que los materiales de la astenosfera. En esta zona de colisión entre dos placas intercontinentales, que producirá cadenas montañosas; las fallas transformantes son zonas de fractura que enlazan las dorsales con las fosas o distintos segmentos de una dorsal o de una fosa.

-Son limites de placas en donde la litosfera ni se crea, ni se destruye, colo se produce un movimiento horizontal paralelo al límite de placas. Este movimiento crea un roze que genera sismos.

El motor de las placas

Resulta un aspecto fundamental en esta teoría conocer cual es el origen de los esfuerzos que producen el desplazamiento de las placas. Para la mayoría de los geólogos el origen de estas fuerzas hay que buscarlo en el comportamiento del manto.

La opinión más generalizada, es que esas fuerzas son debidas a las corrientes de convección del manto, el cual libera calor mediante este mecanismo térmico. Estos movimientos ascensionales liberanenerfía debido al poco espesor de la corteza que se ve afectada e influenciada por los movimientos del manto. Allí donde el manto se manifiesta mediante una corriente de ascenso, la corteza se debilita y se rompe, creándose una dorsal oceáncia.

Existe controversia sobre la forma de actuar de estas corrientes convectivas. La mayoría de los investigadores aceptan en la actualidad la existencia de algún tipo de fluidez de origen térimco en el manto que podría afectar a la litosfera.

La teoria más clásica supone que la litosfera se desplaza de forma pasiva sobre una enorme célula de convección situada en el manto, o bien solo en en el manto superior. En este caso la célula de convección no es profunda sino somera. Los continentes no son parte activa del proceso sino que son arrastrados por una célula de convección que tinen su emplazamiento en la astenosfera.

Para otros investigadores las corrientes del manto alimentan a otras corrientes convectivas que son las que mueven las placas. Esta teoría supone que la litosfera es parte activa del movimiento y forma la parte superior del ciclo de la materia.

Ninguna de estas teorías está libre de problemas, la tendencia actual parece decidirse sobre el modelo de la teoría de la placa activa.

La dorsal oceánica

Esta alineación montañosa, es una cadena doble con un surco profundo en el centro denominado rift oceánico. La cordillera se eleva sobre el fondo oceanico hasta una altura de 3500 m por lo que generalmento no llega a emerger del oceáno. Se conocen solamente algunos casos en el Atlántico; Islandia es una dorsal emergida y más al sur la isla de Asunción es un estrato-volcán en el centro del oceáno.

Una dorsal presenta una caracteristicas determinadas, un gradiente geotérmico elevado. Un alto valor de la gravedad debido a los densos materiales del manto que ascienden.

Son frecuentes los sismoss de foco superficial bajo la dorsal debido a las fuerzas tensionales producto de la tracción.

La diferente velocidad de emisión de materiales volcánicos que presenta la dorsal en cada punto genera una fractura que se denomina falla de transformación.

Estas fallas también llamadas de desgarre se pensó en un principio que al ser frecuentes en los continentes también estarían presentes en los océanos.

Fosas oceánicas

Las fosas oceánicas se presentan en los márgenes continentales cuando subduce la corteza oceánica al chocar con otra corteza continental u oceánica.

Estos profundos surcos son estrechos y muy alargados. Están al pie de los continentes; la fosa se extiende en un largo surco durante cientos de km.

Las fosas oceánicas se caracterizan, no sólo por la orografía sino también por ser áreas activas con sismos frecuentes que provocan deslizamientos en el talud o rampa de descenso a ellas. Presentan un valor de la gravedad menor que el valor medio. En la fosa los depósitos sedimentarios siendo grandes son menres de lo que se podría espesar y el gradiente geotérmico es elevado.

Bajo las fosas la simicidad es muy compleja. Si proyectamos todos los seísmos en un sistema de coordenadas, los hipocentrso se concentran en un plano inclinado llamado plano de Benioll, que representa la placa que subduce.

GLOSARIO

Advección: forma pasiva de desplazamiento de una placa litosférica sobre una célula de convección.

Carbonifero:época de la historia de la Tierra en la que grandes bosques se transdfromaron en carbón. Actualemente sabemos que se extiende desde -345 a -285 millones de años

Cenozoico: período de tiempo de 63 m. de años.

Cuaternario: último período de tiempo que llega a los 2 millones de años. Representa una división tanto artificial para separar en el tiempo la aparición y desarrollo de los homínidos

Dorsal: cadena de montañas que se encuentra en medio de los océanos, en el fondo marino. Presenta gradiente térmico elevado y alta sismicidad. Se denomina zona de creación de corteza.

Hipótesis: idea científica de la que aún no se está totalmente seguro y que se intenta verificar

Inlandsis: resulta de la acumulación de nieve helada. Es agua dulce helada, es un gran glaciar que cubre la tierra firme

Pangea: palabra inventada por Wegener a partir del griego. Significa toda (pan) la Tierra (geos)

Placa activa: se denominan así a las placas litosféricas que forman parte, por diferentes mecanismos, del proceso de desplazamiento cortical y subducción

Plataforma continental: zona que se extiende desde la linea de costa hasta el borde superior del talud continental

Rift: palabra inglesa que significa hendidura, fisula, grieta. Se aplica a las grandes fisuras, de origen volcánico, que cortan el globo

Seismo: sinónimo de temblor de tierra o terremoto

Teoría: conjunto de ideas y de razonamientos que explican una serie de fenómenos.

BIBLIOGRAFiA

  • M.A. Fernández- Mª. J Gullón- B. Mingo- R. Rodrígez- Mª.E. de la Rubia- Mª. D: Torres. ``Ciencias naturales Gaia´´. Vicens vive

  • Dider Gille. ``La deriva de los continentes´´. Sm.

  • Jon Erickson. ``La vida en la tierra, origen y evolución´´. McGraw-Hill

  • Fernando Vazquez. ``La base de la Geología´´. Penthalon

  • INDICE

    Introducción página 1

    Historia de las hipótesis página 3

    Deriva continental página 4

    La deriva de los continentes página 11

    Las pistas de la deriva página 12

    La tectónica de placas página 18

    Pruebas de la tectónica página 19

    Relaciones entre placas página 20

    El motor de las placas página 21

    La dorsal oceánica página 23

    Las fosas oceánicas página 24

    Glosario página 25

    Bibliografía página 26