Motivación en la enseñanza

Educación. Pedagogía. Aprendizaje. Enseñanza. Motivación escolar. Falta de motivación escolar. Desmotivación escolar

  • Enviado por: Yadira Rodríguez Faría
  • Idioma: castellano
  • País: Cuba Cuba
  • 4 páginas
publicidad
cursos destacados
Iníciate con Ableton Live
Iníciate con Ableton Live
El curso da un repaso general por las órdenes y menús más básicos, para poder generar...
Ver más información

Graba audio con Apple Logic Pro 9
Graba audio con Apple Logic Pro 9
En este curso aprenderemos a realizar grabaciones de audio de calidad utilizando Apple Logic Pro 9. Exploraremos todo...
Ver más información

publicidad

Tema: El papel de la motivación en el proceso de enseñanza - aprendizaje en escolares.

Frecuentemente, el maestro no comprende la causa de una reacción desmotivación de un escolar ante las actividades relacionadas con el contexto escolar, las cuales pueden ser por una parte , un índice de alguna deficiencia en la educación que está recibiendo el niño .Estas reacciones emocionales pueden ser de diferente profundidad y fuerza, y de diferente duración. En la mayoría de los casos ante la existencia de estas conductas en un escolar, se hace casi imposible toda influencia pedagógica sobre el niño.

Uno de los mecanismos internos de la inefectividad de la influencia educadora sobre el niño fue descubierto por L .S. Slavina en sus investigaciones. Según refiere esta autora, estudiando la actitud de los escolares ante el estudio, podemos encontrar casos en que los escolares no presten ninguna atención a los requerimientos insistentes y correctos del adulto que esta a cargo de su educación y es posible que en algunos casos, dichos requerimientos provoquen una fuerte reacción emocional negativa de los niños, incluso llegando a la fuerte oposición.

En los casos en que un niño no acata las exigencias de los adultos, puede ser porque estas no tienen para él un sentido real, e incluso puede ser que tenga para él un sentido contrario. Por ejemplo, un adulto exige que el escolar realice a conciencia las tareas para la casa, o que escuche atentamente en clases, pero para el escolar todo esto no tiene sentido, pues carece de la actitud y la motivación que se debe tener para el estudio.

Según L. S. Slavina, este fenómeno se denomina convencionalmente “barrera del sentido “, en la práctica de la educación, este fenómeno representa un obstáculo enorme para el logro de una influencia positiva en el niño, ya que cualesquiera que sean las exigencias que se le hagan si, chocan con “la barrera del sentido “, el niño las rechaza. Deliberadamente las va a recibir con indiferencia, e incluso en el peor de los casos con hostilidad los intentos del maestro por ayudarlo.

Es importante también referir que en la formación de las reacciones emocionales agudas en los escolares juegan un papel importante la desconcordancia entre el modo como el maestro valora al alumno y el modo como el alumno se valora a sí mismo. La actitud general que tiene consigo mismo, con su propia conducta y con sus posibilidades. Por lo que se hace necesario conocer la dependencia de las relaciones del escolar con las personas que le rodean y de su reacción hacia la valoración hecha por el adulto, respecto de la propia autovaloración del alumno y del nivel de sus pretensiones es igualmente importante para poder educar en este una actitud correcta hacia si mismo y hacia el estudio.

Con frecuencia los escolares se deben enfrentar a tareas ante las cuales experimentan determinadas dificultades a la hora de resolverlas, lo cual trae como consigo vivencias negativas, frustraciones, sentimientos de fracaso, de incapacidad que los hace crear actitudes negativas y marcada desmotivación entorno a cualquier actividad docente.

Por lo que, teniendo en cuenta que la motivación es lo que induce a una persona a llevar a la práctica una acción .Es decir estimula la voluntad de aprender, ante situaciones de este orden, el papel del docente es inducir motivos en sus alumnos en sus aprendizajes y comportamientos para aplicarlos de manera voluntaria a los trabajos de clase.

Partiendo de la tesis de, que la motivación escolar, no es una técnica o método de enseñanza particular, sino un factor cognitivo presente en todo acto de aprendizaje. La motivación, además, condiciona la forma de pensar del alumno y con ello el tipo de aprendizaje resultante y de que los factores que determinan la motivación en el aula se dan a través de la interacción entre el profesor y el alumno.

En cuanto al alumno la motivación influye en las rutas que establece, perspectivas asumidas, expectativa de logro, atribuciones que hace de su propio éxito o fracaso. En el profesor se de gran relevancia la actuación (mensajes que trasmite y la manera de organizarse).Metas que logra el alumno a través de la actividad escolar. La motivación intrínseca en la tarea misma y en la satisfacción personal, la autovaloración de su desempeño. Entre las metas extrínsecas encontramos la de valoración social, y la búsqueda de recompensa.

Los profesores deben saber que la motivación con la que los alumnos afrontan las actividades académicas dentro y fuera del aula es uno de los determinantes más importantes del aprendizaje. Si un alumno está motivado. si le interesa comprender lo que estudia y adquirir los conocimientos y habilidades se pone antes a la tarea, se concentra más en lo que hace , persiste más en la búsqueda de solución a los problemas con que se encuentra, y dedica más tiempo y esfuerzo que el que carece de motivación adecuada.

Este último, bien porque no le interesa lo que ha de estudiar, bien porque no cree que sus esfuerzos le vayan a llevar a ninguna parte, tarde en ponerse a trabajar , se concentra menos , estudia de modo superficial, con peores estrategias, con menos frecuencia y con menor intensidad ,y tiende a persistir menos en sus esfuerzos por superar las dificultades.

Existen dos tipos de motivaciones, estas son la motivación interna, asociada a factores que provienen del propio alumno. Y la motivación externa asociada a planteamientos que el profesorado propone para interesar al alumnado: tipos de actividades, su alternancia, organización del contexto.

Tampoco es de descuidar que existen determinados factores que inciden en la motivación de un estudiante, tales como: factores relacionados con la situación vital de cada uno, familiares, profesionales, sociales. Además los factores personales, tales como: cognitivos, de personalidad, estudios previos, estrategias de aprendizaje disponibles, experiencias, habilidades comunicativas y tecnológicas. Y los factores relacionados con la actividad del estudio o tarea a realizar, tales como: aspectos institucionales (recursos disponibles, gestión y cultura del centro), características del curso (estructuración, sistema de evaluación, tiempo necesario, titulación que proporciona), relación con el profesorado, características de las tareas a realizar.

Entre los elementos determinantes de la motivación podemos encontrar, la percepción del valor de la actividad. ¿Por qué hacerla? .Es su juicio sobre su utilidad para sus objetivos, teniendo en cuenta que un alumno sin objetivos ya sean escolares o sociales no puede tener motivación.

Otro de los elementos determinantes es la percepción de su competencia para llevarla a cabo. ¿Puedo? Esta percepción dependerá de las realizaciones anteriores, de la observación de los demás, de su persuasión y sus reacciones emotivas.

Y por último elemento tenemos la percepción del grado de control que tiene durante su desarrollo. ¿Podré llegar al final? A veces los alumnos atribuyen el fracaso a causas que no han podido controlar, tales como la falta de aptitudes, el haber puesto poco esfuerzo, cansancio, complejidad real de la tarea, suerte e incompetencia de los profesores.

Teniendo en cuenta la variedad de reacciones emocionales de los escolares, las cuales pueden ser reacciones emocionales positivas y en el peor de los casos reacciones negativas de los alumnos, siendo una de ellas la falta de motivación escolar. Es pertinente que cada docente sea capaz de reconocer aquellos indicadores referidos a la motivación de cada alumno. Tales como, la decisión de comenzar la actividad docente .Teniendo en cuente que hay alumnos que retardan esta decisión con acciones como: sacar puntas, hacer preguntas incoherentes. Otro de los indicadores es la perseverancia en su cumplimiento. El tiempo que dedique ha de ser suficiente y el trabajo que realice debe tener buena calidad.

El compromiso cognitivo en cumplir la tarea, es otro indicador. Teniendo en cuenta que el alumno sea capaz de utilizar estrategias de aprendizaje y estrategias de autorregulación. Además, es importante tener en cuenta como indicador, los resultados obtenidos en las evaluaciones y exámenes realizados.