Monte de El Pardo

España. Madrid. Bosque mediterráneo. Historia. Vegetación. Fauna. Paisajes. Pastizal. Bosque de ribera. Sierra de Guadarrama

  • Enviado por: APC
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 15 páginas
publicidad

El Monte De El Pardo

'Monte de El Pardo'

Índice:

  • Un poco de Historia (iEspaña) pág. 3

  • Situación (wikipedia) pág. 3

  • Extensión (guía Madrid) pág. 4

  • Tipo de bosque: pág. 4

  • Vegetación:

  • La encina (facilísimo.com, wikipedia) págs. 4, 5

    El pino piñonero (facilísimo.com, wikipedia) págs. 5, 6

    La jara (wikipedia, asturnatur.com, infojardin) págs. 6, 7

    El torvisco (Hotmail, infojardin) págs. 7, 8

    La coscoja (carrasca) (wikipedia, infojardin) pág. 9

    3.2. Fauna:

    El ciervo (wikipedia) págs. 9, 10

    El gamo (wikipedia) pág. 11

    El jabalí (wikipedia, estudiantes.info) págs. 11, 12

    El conejo (wikipedia) pág. 12

    4. Paisajes:

    4.1. Bosque Mediterráneo (wikipedia) pág. 13

    4.2. Pastizal (erial) (Hotmail, antes del aula) págs. 13, 14

    4.3. Bosque de ribera (unizar.es, iec.cat) pág. 14

    4.4. Sierra de Guadarrama (wikipedia) págs. 14, 15

  • Un poco de historia

  • El monte de “El Pardo”, perteneció a los reyes desde antes del siglo XVII hasta el siglo XX, cuando pasó a ser patrimonio del Estado.

    En 1753 Fernando VI, mandó construir la valla de piedra, ladrillo y alambrada que rodea este bosque. Los reyes utilizaban este lugar para cazar todo tipo de animales, desde tejones hasta osos pardos o lobos.

    En 1970 aproximadamente, con el aumento de coches se comenzaron a construir las primeras carreteras que bordeaban el monte de El Pardo (la M-30). Más tarde el número de coches que circulaban por esa carretera aumentó y tuvieron que hacer otra más grande (la M-40). En pocos años sucedió lo mismo y empezaron a construir la M-50, que aún no está terminada, ya que su recorrido pasa por medio del bosque. (Fig. 1).

    'Monte de El Pardo'
    'Monte de El Pardo'
    'Monte de El Pardo'

    1. Situación

    El bosque de El Pardo se encuentra al norte de Madrid, junto con su apéndice el Monte de Viñuelas. (Fig. 2)

    Este bosque se limita al norte con los municipios de Tres Cantos y Colmenar Viejo, a continuación con Hoyo de Manzanares y Torrelodones y por la izquierda limita con Las Rozas de Madrid. El resto de limitaciones son barrios en los que destacan Fuencarral y Aravaca.

    • Extensión

    El monte tiene una extensión bastante grande, en concreto 15.500 hectáreas.

    • Tipo de bosque

    Como ya hemos dicho, el pardo es un bosque de unas 15.500 hectáreas y que se encuentra junto a la capital.

    A continuación vamos a ver el tipo de bosque en el que existen la vegetación, la fauna y los paisajes. Comenzaremos por la vegetación.

  • Vegetación (La encina)

  • La encina (Fig. 1) es uno de los árboles más emblemáticos de la cuenca mediterránea y de la península Ibérica. Es conocida científicamente con el nombre de “quercus rotundifolia” y pertenece a la familia de las fagáceas.

    Tiene una silueta redondeada debido a su copa siendo el tronco corto. Este árbol, puede llegar a medir 15 m de altura llegando a vivir hasta 700 años.

    De joven, suele formar matas que se confunden con la coscoja y en ocasiones se queda en esa forma de arbusto por las condiciones climáticas del lugar.

    Hojas:

    Las hojas de la encina, son perennes (permanecen en el árbol entre dos y cuatro años). Son de color verdoso oscuro por el haz y un poco más claras por el envés.

    Poseen unas fuertes espinas en su contorno cuando la planta es joven y, cuando tienen más años, esas hojas con espinas las tienen sólo las ramas más bajas. Esto le hace parecerse, cuando la encina es como un arbusto, al acebo. Las hojas son muy duras y coriáceas (que evitan la transpiración de la planta) lo que le permite vivir en lugares secos.

    Tronco:

    El tronco, como ya hemos dicho antes, es generalmente corto. Este, tiene una corteza lisa y de color grisáceo que se va oscureciendo a medida que el árbol crece, quedando finalmente en un tono muy oscuro prácticamente negro.

    Flor y Fruto:

    La encina, no es como otros árboles o plantas en las que la flor masculina está en una planta y la femenina en otra. Tiene las flores (masculina y femenina) en el mismo árbol, pero separadas una de la otra.

    El fruto de la encina es la “bellota”. Estas son de color marrón oscuro y tienen como una especie de boina que cubre al fruto hasta la mitad aproximadamente.

    Raíz: (Fig. 1)

    La raíz de la encina, es larga y profunda, ya que éstas tratan de buscar la humedad que en la superficie no la encontrarían.

    'Monte de El Pardo'

    El pino piñonero:(Pinus pinea)

    El pino piñonero, (Fig. 1 siguiente pág.), es un árbol originario de la zona del mediterráneo y un símbolo de estas tierras.

    Es un árbol bastante robusto, con una silueta alargada y redondeada en la parte de la copa, puede llegar a alcanzar los 30 metros de altura y llegar a vivir hasta 500 años.

    A continuación veremos cómo son sus partes (hojas, tronco, y fruto)

    Hojas:

    Las hojas del pino piñonero tienen una forma de aguja y van de dos en dos, es decir que van dos “agujas” unidas. Son de color verde oscuro y no se distingue el envés del haz.

    Tronco:

    El tronco es recto y cilíndrico del que salen ramas muy gruesas. Su corteza es resquebrajada y áspera de color marrón rojizo.

    Fruto:

    El fruto del pino piñonero es la piña. Estas tienen una forma ovalo-esféricas de 13 cm de longitud aproximadamente. Cuando maduran dan unos piñones de 1 cm de longitud carnosos y sabrosos. Estos piñones les sirven de alimento a las ardillas y a los ratones de campo. (Fig. 2)

    Raíz:

    El pino tiene como muchas otras plantas una raíz principal y varias secundarias. En este árbol las raíces secundarias son bastante profundas para poder absorber el agua de las capas más profundas.

    La jara: (Cistus ladanifer)

    La jara es una planta arbustiva y leñosa que forma parte del sotobosque mediterráneo e incluso en algunas estaciones lo sustituye. Suelen formar masas compactas que cubren el territorio en el que habitan. Crecen siempre en suelos ácidos, pero casi nunca calizos. Crece en la orla de robledales, encinares, pinares y zonas de pasto. Habita en las montañas mediterráneas desde los 400 a los 1900 m de altitud.

    La jara (Fig. 1) es un arbusto que puede llegar a medir 2 m.

    Hojas:

    Las hojas tienen una forma lanceolada u ovalada. Miden aproximadamente 90 x 17 mm. Tienen el haz de color verde oscuro, en el que se ven 3 ó 4 nervios, y el envés le tiene de un color blanquecino.

    Tallo:

    Los tallos de la jara son leñosos, rectos y grisáceos. Su corteza, no es pegajosa y se desprende en tiras de un color rojizo.

    Flor: (Fig.1)

    'Monte de El Pardo'

    El torvisco:(Daphne genidium):

    El torvisco es un arbusto de la familia de las timeleáceas. Se encuentra en los países ribereños del mediterráneo. Aparecen en zonas de montaña junto a torrentes, roquedos y claros del bosque. Alcanza los 2 m de altura y sus ramas son largas y flexibles. No se puede trasplantar y se debe de mover sólo cuando son jóvenes.

    El torvisco (Fig. 1) tiene muchas hojas con forma de punta de espada, todas dirigidas hacia arriba. Desarrolla las flores blancas al final del verano y el otoño. Hay que tener cuidado con el torvisco porque es irritante.

    Hojas:

    Las hojas del torvisco, como ya hemos dicho antes tienen forma de punta de espada o lanceoladas y tienen un peciolo corto. Las hojas del torvisco tienen el haz de color verde oscuro y el envés de color verde claro.

    Tallo:

    El tallo del torvisco es flexible y de color marrón claro. Tiene un efecto purgante que puede producir ampollas en la piel.

    Flor: (fig. 2)

    La flor de esta planta es de color rojo en forma de baya. Las hojas del torvisco tienen un efecto purgante como la corteza del tallo y por eso es considerada una planta venenosa. Las flores se agrupan en inflorescencias del tipo panícula y son de color blanquecinas, amarillentas o rosadas. Está formada por un cáliz y 4 lóbulos, estambres reducidos y soldados al cáliz.

    Fruto:

    El fruto de esta planta es una drupa rojiza carnosa en forma de baya.

    La coscoja:(Quercus coccifera)

    La coscoja (Fig. 1) es un arbusto de hoja perenne y verde todo el año de 2 m de altura, aunque a veces puede convertirse en un pequeño arbolillo de hasta 4 ó 5 m. Florece en abril o mayo.

    Suele ramificarse abundantemente desde la base de forma que las ramas se entrelazan a menudo. Haciéndola impenetrable.

    Hojas:

    Las hojas de la coscoja son perennes, sencillas, alternas, membranosas que caen rápidamente, rígidas, lampiñas por las dos caras, con el margen ondulado y armado de dientes espinosos en mayor y menor número. Tienen color verde intenso, forma alargada y superficie brillante.

    Tallo:

    El tallo tiene corteza lisa y de color grisáceo. La madera que se saca del tallo es de escaso valor y sirve para combustibles o carbón.

    Flor:

    Las flores masculinas son muy pequeñas con una envuelta acopada dividida en 5 gajos y un número variable de estambres (4 a 10), que se agrupan en espigas cortas de color amarillento, delgadas y que cuelgan en grupos. Las femeninas nacen en la misma planta, solitarias.

    Fruto:

    El fruto es una bellota de una sola semilla y que se separa en dos partes o mitades que se llaman “cotiledones”.

  • Fauna:(ciervo)

  • El ciervo (cervus elaphus) (Fig. 1) es una especie perteneciente a la familia de los cérvidos. Es un animal mamífero-herbívoro de gran tamaño (160 a 250 cm) y un peso de hasta 200 kg. Las hembras son más pequeñas que los machos y mientras estos tienen cuernos que se renuevan cada año, las hembras tienen pequeñas cuernas.

    El color de estos animales es pardo pudiendo variar la tonalidad del color.

    Las hembras viven en manadas de decenas de ejemplares, mientras que los machos se mueven de forma solitaria o en grupos más pequeños. Estos sólo se acercan a las hembras en la época de celo (agosto y septiembre) en la que comienzan a mostrar sus deseos por reproducirse por medio de la berrea (Fig. 1), en la que luchan con los otros machos por el control de varias hembras.

    Los cuernos de este animal se están desarrollando durante el verano para la berrea adquiriendo mayor tamaño, longitud y número de puntas a medida que avanza la edad del ejemplar y en febrero todos los ciervos los pierden.

    Durante la época de reproducción los machos no se alimentan y pasan todo el día luchando o copulando con las hembras que se hayan ganado.

    Tras la época de celo, los machos abandonan la manada conquistada aunque algunos se quedan en ella.

    Las hembras preñadas durante el otoño dan a luz a una o dos crías 8 meses después. Los cervatillos pueden levantarse y seguir a su madre al poco de nacer, pero ella suele esconderlos entre la vegetación del bosque y acudir regularmente para amamantarlos.

    El ciervo es presa de varios carnívoros. Los adultos y crías pueden ser víctimas de linces, lobos, osos, tigres (fig. 2) y leopardos (en Siberia y Manchuria). Las crías también pueden ser cazadas por zorros, gatos salvajes, coyotes y águilas.

    Gamo:(cervus dama)

    El gamo (Fig. 1) es una especie perteneciente a la familia de los cérvidos al igual que el ciervo pero se diferencia de él debido a su menor tamaño. Vive en el área del mediterráneo. Los gamos son animales herbívoros y son de color marrón claro con manchas blancas.

    Sólo los machos de esta especie tienen astas que están inclinadas hacia atrás, y presentan tres candiles y una ancha palma. Todo esto es típico de la especie. Los cuernos los mudan una vez al año, cayéndose en primavera y volviendo a crecer en la siguiente primavera.

    El gamo (macho) mide entre 129 y 155 cm de longitud y las hembras miden entre 118 y 140 cm. Los machos pesan entre 52 y 63 kg y las hembras entre 28 y 41 kg.

    El gamo es una especie polígama al igual que el ciervo. La época de apareamiento es a principios de otoño. Los machos adultos marcan su territorio y compiten con otros machos para cortejar a las hembras. Los gamos hacen un sonido característico para advertir a los machos y atraer a las hembras. El periodo de gestación dura 8 meses y tienen una cría por cada embarazo, normalmente en primavera.

    El jabalí:(Sus escofra)

    El jabalí (Fig.2) es un mamífero artiodáctilo (que sus extremidades terminan en un número par de dedos) de la familia de los suidos. Este animal se encuentra en América, África, Asia y Europa. Dentro de Europa se puede encontrar en la península Ibérica, en encinares y bosque caducifolios, donde su población es abundante y es considerado como pieza mayor.

    El jabalí es un animal de 120 cm y que pesa entre 70 y 90 kg los machos y las hembras entre 40 y 65 kg. Estos animales tienen una gran cabeza alargada con unos ojos muy pequeños. El cuello es grueso y las patas son muy cortas.

    El jabalí tiene un gran desarrollo del olfato que le permite detectar alimento como frutas o vegetales y animales enterrados. También le permite encontrar enemigos a más de 100 m de distancia.

    El oído le tiene también muy desarrollado y puede percibir sonidos que para los humanos sería imposible captar.

    Sus pelos son muy gruesos y negros, midiendo entre 10 y 13 cm. El color de la capa de pelos es muy variable y va desde colores grisáceos a negro.

    Las crías del jabalí reciben el nombre de jabatos (Fig. 1) y nacen con unas rayas a lo largo del cuerpo. Estas rayas desaparecen en los primeros meses de vida y su pelaje se oscurece.

    Durante el periodo de celo, de noviembre a enero, el jabalí macho busca hembras de una forma tan activa que a veces llegan a olvidarse de su alimentación.

    En cuanto encuentra una piara comienza a expulsar a los jóvenes del año anterior. En caso necesario, lucha contra sus rivales para conquistar a las jabalinas, generalmente dos o tres y en ocasiones hasta ocho.

    El conejo:(oryctolagus cuniculus)

    El conejo (Fig.2) es un mamífero herbívoro de la familia Leporidae. Se localiza en África, toda Europa y América. Habitan en bosques y en campos extensos y viven en sus madrigueras, en las que viven hasta 10 conejos.

    Este animal se caracteriza por tener un cuerpo cubierto de un pelaje espeso y lanudo, de color pardo pálido a gris, cabeza ovalada y ojos grandes. Pesa entre 1'5 y 2'5 kg y mide entre 33 y 50 cm. Tiene unas orejas largas y una cola corta. El conejo debe gastar continuamente sus dientes, ya que están creciendo siempre.

    Estos animales son fértiles todo el año pero la mayor parte de nacimientos se da en la primera mitad del año.

    Las crías de estos animales reciben el nombre de gazapos (Fig. 3) y nacen sin pelo y ciegos. La madre los visita sólo unos minutos al día para darles de comer. Los gazapos alcanzan la madurez sexual a los 8 meses de vida. Aunque pueden llegar a vivir 10 años, el 90% no superan el primer año de vida.

    Normalmente son muy silenciosos pero gritan mucho si están asustados o heridos.

    Habitualmente huyen de los humanos debido a que son animales muy nerviosos. Cuando se enfadan golpean el suelo con sus patas traseras varias veces.

  • Paisajes:

  • A continuación veremos los distintos tipos de paisaje que nos enseñaron en la salida al monte del pardo.

    Bosque Mediterráneo:

    El bosque mediterráneo (Fig.1) es un lugar que se desarrolla en regiones de clima mediterráneo, caracterizado por inviernos frescos y veranos calurosos y secos, otoños y primaveras con abundantes precipitaciones. Se sitúa en la fachada occidental de los continentes. El suelo es de color rojo mediterráneo y pardo.

    La vegetación típica es la xerófila (especies adaptadas al medio seco) y la planta dominante es la encina. El sotobosque es leñoso, espinoso y aromático con especies perennifolias como el lentisco o el aladierno. También aparecen especies como el pino piñonero, la sabina, el madroño… En zonas húmedas aparece el roble.

    También pueden aparecer especies frondosas como el matorral, junto con las xerófilas, en un bosque mixto. Es muy importante el bosque galería en el que aparecen especies como el álamo, el chopo o el olmo que encontramos a los lados de los ríos.

    Los bosques mediterráneos son principalmente perennifolios, aunque también hay especies marcescentes (que tienen hojas caducas pero que las conservan hasta la siguiente primavera).

    Los árboles no son muy altos y suelen crecer bastante espaciados, lo que permite el desarrollo de los arbustos, zarzales y pequeñas plantas.

    Pastizal o erial:

    El pastizal (Fig. 2) se suele encontrar en lo alto de los pueblos y consiste en un pequeño territorio del monte que sirve para dar de comer al ganado.

    Se caracteriza por presentar fluctuaciones térmicas a lo largo del día y del año. La temperatura media del año es de 12 a 20 grados.

    Los suelos son fértiles y ricos en materia orgánica. Cuando no tienen suficiente protección se erosionan con facilidad.

    Los pastizales están cubiertos por hierbas de entre 10 y 30 cm de altura en el que dominan las gramíneas. Las hierbas del pastizal crecen rápidamente después de servir de pasto para los animales. En época de sequía, estas plantas resisten bastante bien la falta de agua debido a su gran raíz que puede llegar a medir 5 m.

    El aprovechamiento de los pastizales para que el ganado pueda alimentarse ha causado que empiece a deteriorarse, además de la falta de organización y técnicas adecuadas para mantenerlo.

    Bosque de ribera:

    El bosque de ribera (Fig. 1), también conocido como soto o bosque galería, se desarrolla junto a los ríos o en los lugares donde hay aguas subterráneas. Se localiza en zonas de clima mediterráneo. La vegetación de estos bosques se compone de especies caducifolias. También tienen arbustos como los juncos.

    Estos bosques han sido explotados por el hombre ya que aquí los árboles crecen rápido debido a que hay mucha agua.

    En el bosque de ribera existen muchos tipos de alimentos con abundancia de frutos e invertebrados.

    Los sotos son los hábitats con mayor diversidad de aves que pueden llegar a ser de 50 pájaros por hectárea.

    También se encuentran especies de vertebrados típicos de las zonas húmedas, pero también de otros hábitats que no están relacionados con el agua. Estos animales son: la nutria, el turón, la rata de agua, el martín pescador, lavandera cascadeña, la trucha y el barbo principalmente.

    Sierra de Guadarrama:

    La sierra de Guadarrama (Fig. 2) es una alineación de montañas que se encuentra entre las provincias de Madrid, Segovia y Ávila. Mide 80 km de longitud y forma parte de las mesetas norte y sur que conforman la zona del centro de la península Ibérica.

    La flora tiene una gran variedad de especies propias de la montaña alpina pirenaica como pueden ser el pino silvestre, el pino negral o el abedul.

    En la parte más baja de la sierra se encuentran robles, enebros, encinas y especies características del clima mediterráneo.

    La fauna es muy variada al igual que la flora. Se encuentra todo tipo de animales desde mamíferos hasta reptiles y especies acuáticas. Encontramos especies de montaña como las cabras, pero también podemos encontrar otras especies como jabalíes, corzos o gamos. En este paisaje podemos ver también grandes aves como el águila imperial y aves migratorias como la cigüeña.

    2

    M-40

    Fig. 1. Evolución de las carreteras

    M-50

    M-30

    Fig. 2. Situación del Monte de El Pardo

    Fig. 1. La encina (hojas tronco y fruto)

    Fig. 1. Raíz de una encina

    Fig. 1. Pino piñonero.

    Fig. 2. Piña roída por una ardilla

    Fig. 1. La jara

    Las flores de la jara son muy grandes, llegando a los 10 cm y con 5 pétalos blancos. La corola tiene cinco pétalos y el cáliz tres sépalos. El fruto es una cápsula globosa con diez celdas en su interior.

    Fig.1. flor de la jara

    'Monte de El Pardo'

    Fig. 1. El torvisco

    Fig. 2. Flor del torvisco.

    Fig. 1. La coscoja

    Fig.2. El ciervo

    Fig. 2. El ciervo

    Fig. 1. La berrea

    Fig. 2. Ciervo perseguido por un tigre

    Fig. 1. El gamo

    Fig. 2. El jabalí

    Fig. 1. Jabatos

    Fig. 2. El conejo

    Fig. 3. Gazapos

    Fig. 1. Bosque mediterráneo

    Fig. 2. Pastizal

    Fig.1. bosque de ribera.

    Fig. 2. Sierra de Guadarrama