Monitores TFT (Thin Film Transistor)

Informática. Computación. Hardware. Periféricos. Tecnología CRT (Cathode Ray Tube). Monitor pantalla plana. Ventajas. Pantallas LCD (Liquid Crystal Display)

  • Enviado por: Carlos Dume y Diego
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 22 páginas
publicidad

Índice:

·Introducción…..2

Funcionamiento tecnología TFT….3….8

·Diferencia entre monitores TFT y CRT….9….11

·Estudio de mercado…..12…23

·Conclusiones….24

Bibliografía….25Introducción:

Si tuviera que elegir entre oír un partido de fútbol o cualquier otro acontecimiento de su interés por la radio o verlo en la televisión, ¿por cual de las dos posibilidades se decantaría?

Sobra decir que en igualdad de condiciones y sin que intervenga ningún otro factor, la mayoría de la gente, entre la cual yo me incluyo, elegiría el televisor, ¿o acaso no vale mas una imagen que mil palabras?

Pues en el caso que nos ocupa, los ordenadores, la necesidad de disponer de algún medio físico de intercambio de información entre el computador y el usuario a dado lugar a multitud de formas de intercambio de información entre uno y otro pero sin lugar a dudas la más importante de todas es el monitor, ya que no solo es útil a la hora de intercambiar información si no que además nos permite interactuar de un modo sencillo con el ordenador y es básicamente la herramienta de trabajo mas importante entre todos los componentes que forman el conjunto de un ordenador.

Los ordenadores han sido utilizados progresivamente para mas tareas y cada vez más complejas, y debido a esta necesidad los monitores han tenido que ir evolucionando asta conseguir unas prestaciones realmente espectaculares en cuanto a monitores TRC (tubo de rayos catódicos) se refiere, siendo la tecnología existente mas que suficiente para cubrir las necesidades de los usuarios, al menos las necesidades de quienes aplican el ordenador a un uso domestico. Entonces, ¿Por qué surgen los monitores LCD (liquid cristal display) y los últimos y más actuales LCD-TFT?

En un principio surgen por dos motivos. El primero y más concreto es para poder dotar de monitor a los distintos dispositivos móviles, por ejemplo ordenadores portátiles. Y por otro lado con los monitores TFT se intenta poner solución a los inconvenientes de los TRC, inconvenientes tales como el espacio, el consumo, o reducir la cantidad de ondas electromagnéticas.

Como casi cualquier nueva tecnología que surge actualmente rápidamente deja de ser de uso exclusivo de algunos sectores para introducirse en el mercado y que cualquier ciudadano de a pie que este dispuesto a rascarse el bolsillo algo mas de lo habitual pueda disfrutar de todas sus ventajas. Esto es lo que esta pasando con los monitores TFT que poco a poco van ganando terreno a los de tecnología TRC y esto esta propiciando una rápida evolución y grandes mejoras.

En este trabajo intentaremos dar una visión global acerca de los monitores TFT y mostrar asta que punto es aconsejable esta nueva tecnología.

FUNCIONAMIENTO TECNOLOGÍA TFT

La tecnología TFT no es más que una variante del LCD (Liquid Crystal Display), que comenzó a usarse a principios de los años 70, en calculadoras y en los primeros relojes digitales. Así que el nombre completo es LCD-TFT, aunque es más conocida como TFT. Comenzó aplicarse en los ordenadores portátiles como alternativa al DSTN del cual el TFT es una evolución.

Los píxeles son generados por transistores, de manera que cada píxel es representado como si de una “bombillita” minúscula se tratase, la cual emite una luz que pasa por diferentes filtros, que determinan que color va a tomar el píxel en cada momento. Como el número de transistores que tiene el monitor TFT es fijo, en principio la resolución a la que funciona el monitor es fija. Por ejemplo un TFT de 15" tendrá una resolución de 1024x768, y para poder configurarlo a otras resoluciones entra en una especie de modo de emulación, que implica una pérdida notable en la calidad de la imagen. Por tanto podemos decir que los TFT tienen una resolución nativa fija, y el resto de resoluciones serán emuladas, no pudiendo configurarlo a una resolución superior a la nativa. Este factor es muy determinante a la hora de decantarse por un tamaño de TFT u otro. Pues un usuario que necesite trabajar a una resolución de 1280x1024 tendrá que decantarse como mínimo por un monitor de 17"

Monitores {TFT}

El campo eléctrico en cada celda está controlado por un transistor, de ahí el nombre de Thin Field Transitor. Cambiando la orientación de los cristales podemos dejar pasar mas o menos luz. Los filtros proporcionan los tres colores básicos, pudiendo así formar cualquier imagen. Dado que la iluminación es constante, el concepto de refresco no tiene sentido en estas pantallas, los píxels permanecen encendidos hasta que por un cambio en la imagen se necesita apagarlos.

Dado que estas pantallas son un enorme circuito electrónico, la alineación de los píxels y su tamaño es perfectamente regular, de modo que la imagen es realmente plana y sin distorsiones. Las desventajas frente a un monitor son menor contraste, menor luminosidad y menor velocidad de actualización (aunque esto último apenas se nota ya en las pantallas actuales). La ventaja es obviamente el tamaño y el peso. Con apenas 1 cm de grosor, ocupan mucho menos que un monitor.

* SALUD VISUAL

El sistema CRT emite radiaciones, y tiene un nivel de consumo eléctrico mucho más elevado, esto implica una mayor emisión de calor. Aunque el monitor CRT sea de baja radiación, no elimina las radiaciones y emisiones electromagnéticas, sino que el truco consiste en que las desvía en gran medida hacia los laterales de la carcasa del monitor, para que la incidencia sobre el usuario sea mucho menor. La técnica de generación de imagen se basa en dibujar los píxeles a través de la emisión de un haz que incide sobre la capa partículas dispuesta en la parte interna de la pantalla. En cambio, el TFT en lugar de dibujar más bien se ilumina como si tuviéramos un conjunto de bombillitas dispuestas tras la pantalla. No existe haz de luz, no existe redibujado y por tanto no hay radiaciones y el concepto de "refresco" no es aplicable en el TFT. La ausencia de radiaciones y de parpadeos se traduce en ventajas para la salud visual del usuario. Aunque el monitor CRT sea de mucha calidad y obtenga altas frecuencias de refresco, a la larga trabajar con un CRT supone un mayor esfuerzo para la vista, en contraposición con un TFT cuyo esfuerzo visual sería más parecido a leer sobre un papel

* TAMAÑO Y GEOMETRÍA

Algo típico de los CRT es que no tengan una buena geometría. Se puede ver como los márgenes de la pantalla aparecen curvados, hay desplazamiento de la imagen, de forma que nos obliga a centrarla mediante controles o efectos tipo "trapecio" donde o bien la parte superior de la pantalla o bien la inferior es más ancha, nos obliga a hacer ajustes, y estos son solo algunos de los posibles defectos. Está claro que en un buen CRT de pantalla plana, no vamos a tener que hacer casi ajustes, y que la geometría será buena. Pero es en un TFT donde siempre será la misma, por aquello de que los píxeles son fijos, y por tanto siempre están en el mismo sitio, formando la imagen un rectángulo perfecto, donde bordes y esquinas tendrán siempre la misma definición, nitidez y brillo que el centro. Un CRT por bueno que sea, tiende a perder definición en los bordes y esquinas, e incluso el dot pitch tiende a ser más alto en esas zonas. Esta característica permite a su vez al TFT, aprovechar al máximo cada rincón de la pantalla, de forma que si hablamos de un TFT de 15", esas 15" son el tamaño real o casi real que tiene el área de pantalla. Esto no es así en los monitores CRT, donde el tamaño oficial de un modelo de monitor no coincide con el área visible real (algunos fabricantes aclaran este punto dando también la medida en pulgadas del área visible real en las especificaciones). ¿En que se traduce esto?, pues que un TFT de 15" equivale en área visible a un CRT de 17" aproximadamente y un TFT de 17" equivale a un CRT de 19".

* BRILLO O LUMINOSIDAD

Este parámetro se mide en candelas por metro cuadrado (cd/m2). Cuanto más alto sea este valor, mejor retroiluminación y por lo tanto mejor brillo tendrá el monitor. Un valor bajo, supondrá un brillo apagado, que nos obligue además a forzar la iluminación ambiental determinada para poder usar el monitor de forma cómoda.

El valor mínimo recomendable, será de 200 cd/m2. De 250 cd/m2 en adelante será un buen valor.

* CONTRASTE

Este parámetro va a condicionar de forma muy importante la calidad final de la imagen. Se mide mediante dos cifras:
xxx:1 donde xxx es un número que suelte estar comprendido entre 100 y 400. Ej.: un monitor TFT con un contraste de 200:1 ¿Como se interpreta esta expresión?. Significa la diferencia entre la máxima luminosidad y mínima luminosidad con que el monitor puede representar cada píxel. En este ejemplo, el punto más luminoso tendrá 200 veces más intensidad que el más oscuro. Cuanto mayor sea esta proporción mejor contraste tendrá el monitor, lo cual se traduce en colores más vivos y mejor representación de los tonos medios.

Hasta hace unos años, en un monitor TFT de gama media lo normal era un contraste de 200:1 o 250:1. Pero cada vez tiende a imponerse más los valores de 350:1 y superiores. Se puede considerar que un 300:1 es un valor aceptablemente bueno. El equivalente, para poder equipararse a un monitor CRT sería un valor de 400:1. Algunos modelos TFT ya superan este valor. Un valor de 400:1 equipara prácticamente un TFT a un CRT en calidad de imagen, pues el contraste es prácticamente el factor que más influye para que los TFT tengan tradicionalmente una calidad de imagen sensiblemente inferior a los CRT.

* PIXEL PITCH

En los monitores CRT, hay un parámetro llamado dot pitch (Medir la distancia entre cada píxel y todos sus adyacentes). Pues en los TFT el equivalente a este parámetro es el Pixel Pitch. En el caso del TFT se da una medida tipo "Y mm, X mm". Ej.: Sería un píxel pitch de 0,297 mm X 0,297 mm. En el caso de los TFT, lo que mide es el tamaño de punto. Así que el ejemplo significaría que cada píxel en pantalla mide 0,297 mm de alto por 0,297 mm de ancho. Esto tiene su lógica, ya que en principio, los píxeles en un TFT no se dibujan, sino que se iluminan a partir de los transistores que posee el monitor, que siempre es una cantidad fija. Cuanto menor sea el tamaño de píxel, más calidad de imagen tendrá el TFT. Con un tamaño más pequeño, el efecto "pixelación" será menos evidente. Precisamente una pixelación mayor es otra de las desventajas que suelen tener los TFT respecto a los CRT. Todo los que sea superar un tamaño de 0,3 mm x 0, 3 mm es descartable. De 0,30 mm para abajo es un valor aceptable. Se pueden encontrar en la actualidad modelos por debajo de los 0,28 mm, lo que se puede considerar ya un valor muy bueno.

Debido a este parámetro, diferente al dot pitch del CRT, cuando se configura el monitor TFT a una resolución inferior a la resolución nativa del TFT, el efecto de pixelación es muy notable, con la consiguiente pérdida de calidad, pues básicamente lo que se hace un TFT es una especie de emulación, mediante la cual se coge más de un píxel para formar cada píxel a una resolución menor, quedando el tamaño de punto excesivamente grande. La tendencia ha sido también mejorar estas resoluciones emuladas a través de filtros. El resultado final dependerá de la calidad y prestaciones de cada monitor. Siempre debemos configurar el monitor TFT a su resolución nativa, excepto en algún caso excepcional, de algún programa que obligatoriamente solo funcione a una resolución emulada.

* TIEMPO DE RESPUESTA

Cuando visualizamos una imagen estática, como por ejemplo una fotografía o bien simplemente se esta visualizando por ejemplo el escritorio de Windows, sin que hagamos movimientos con el ratón, entonces la estabilidad de imagen es perfecta en un monitor TFT. Pero generalmente esta no es la situación normal en el uso de un ordenador. Lo normal es que la imagen cambie, porque movamos ventanas por el escritorio de Windows, estemos visualizando un video, o ejecutando un videojuego entre muchas otras posibles situaciones. Cuando la imagen cambia, los píxeles cambian su tonalidad, color, intensidad. En definitiva, la información que representa cada píxel varía. En este proceso cada píxel que cambie la información a representar en pantalla, tiene que apagarse para inmediatamente encenderse de nuevo tomando el nuevo color, tonalidad e intensidad. La rapidez con que cada píxel lleve a cabo este proceso depende de la capacidad de tiempo de respuesta que tenga el monitor. La tecnología TFT permite que el encendido de cada píxel sea rápido, pero el apagado es considerablemente más lento. Si el tiempo de respuesta del monitor no es suficientemente rápido, se produce una especie de efecto estela, que consiste que por un instante la nueva imagen es representada en pantalla sin que haya desaparecido del todo la imagen anterior. Este efecto es también llamado "ghosting", haciendo referencia a la estela que deja una entidad fantasmal. En aplicaciones normales como ofimática, navegación web, o uso normal del escritorio de Windows, esto apenas se nota, pero en visualización de vídeo o juegos, donde los cambios en pantalla son continuos, este efecto puede llegar a ser muy molesto. Como en el resto de parámetros, la tecnología TFT ha ido también puliéndo este apartado. Este parámetro se mide en milésimas de segundo (ms). Cuantos menos milisegundos tarde en renovarse cada píxel, significa que el monitor tendrá un tiempo de respuesta más rápido, y por tanto el efecto ghosting será menos evidente. Un tiempo de respuesta de 50 ms es aceptable, y todo lo que supere esta cifra es malo, siempre que no usemos el monitor exclusivamente en aplicaciones ofimáticas u otras donde los cambios en pantalla no son muy altos. De 40 ms para abajo es un tiempo de respuesta bueno, siendo prácticamente inapreciable este efecto.

* Conexiones, DVI vs. VGA

Una de las características que distinguen a las pantallas TFT de las CRT, es que las primeras son digitales, y las segundas analógicas. Los ordenadores trabajan con datos digitales, y por tanto para que el monitor CRT pueda reconocer la información digital, la tarjeta gráfica tiene que traducir la información digital que le llega en señal analógica. Esto lo hace través de un componente llamado RAMDAC (Random Access Memory Digital to Analogic Converter).

Si el monitor TFT o la tarjeta gráfica carecen de conexión DVI, se producirá el siguiente proceso: la tarjeta gráfica procesa los datos digitales, el RAMDAC de la misma, los convierte en señal analógica, la cual pasa al monitor TFT a través de la conexión VGA, y el monitor TFT que únicamente entiende la información digital, tiene incorporado un componente que vuelve a convertir la señal analógica en digital. Se produce una doble conversión. Si tanto la tarjeta gráfica como el monitor poseen una conexión DVI, no habrá necesidad de ningún tipo de conversión, sino que simplemente los datos digitales pasarán directamente de la tarjeta gráfica al monitor, sin que el RAMDAC ni ningún dispositivo dentro del TFT tengan que entrar en acción. Esto que en principio no parece de gran importancia, a la hora de la verdad influye en la calidad final de la imagen. Cuando se necesita convertir la señal de forma doble, se pierde información en el proceso, y el resultado final es muy dependiente de la calidad final de los componentes que entran en acción durante la doble conversión, que se suele traducir en un peor contraste y brillo. Por tanto que el monitor tenga un conector DVI es muy conveniente, sin olvidar que también la tarjeta gráfica debe tener su correspondiente DVI para poder aprovechar esto.

La mayoría de los monitores TFT sobre todo los de gama baja y media, carecen de conector DVI, disponiendo únicamente del VGA tradicional de los monitores CRT. Los monitores TFT que incorporan DVI son más caros, y algunos fabricantes solo los incluyen en los modelos de gama alta. Mi experiencia es que de momento, no he tenido ocasión de probar un TFT con conexión DVI, y los monitores que he tenido ocasión de probar, daban una excelente calidad de imagen funcionando a través del tradicional conector analógico VGA. También es cierto, que los fabricantes presentan el DVI como un extra que proporciona una calidad adicional, aprovechando al máximo todas las prestaciones del monitor. La teoría, indica por tanto que un mismo monitor dará una mayor calidad de imagen siempre que esté conectado a través de la conexión DVI (prácticamente todos los monitores que tienen DVI, tiene además la conexión VGA).

También debe tener en cuenta que la mayoría de las tarjetas gráficas no poseen conexión DVI, y que las que lo poseen no suelen ser tarjetas de gama baja y precio asequible, y por tanto hay que contar con un posible desembolso adicional en este apartado.

Dado que los píxels en un TFT son cuadrados y bien definidos, las "escaleras" en las letras (aliassing) se notan más que en un monitor normal. Para mejorar la calidad de los textos, Windows XP tiene ClearType.

Sin ClearType                                    Con Cleartype

Monitores {TFT}
            Monitores {TFT}

- Diferencias entre monitores TFT y CRT :

- La primera diferencia que encontramos entre estos dos tipos de monitores es en su tamaño, los monitores TFT ocupan mucho menos espacio debido a que utilizan una pantalla de cristal liquido, mientras que los CRT utilizan un tubo de rayos catódicos que ocupa mucho más volumen.

- Advertir que los monitores TFT son más delicados que los CRT, un simple golpe en la pantalla puede romper parte de los circuitos

- En los monitores CRT, para que la imagen se mantenga, hay que dibujarla continuamente. El haz de electrones debe barrer la pantalla, línea por línea varias veces por segundo volviendo a iluminar los pixels en cada pasada (se "refresca" la pantalla). En los monitores actuales se dibujan las líneas todas seguidas y la frecuencia de refresco mínima recomendada es de 72 Hz. Mientras que en los TFT el concepto de refresco no tiene sentido, ya que los píxels permanecen encendidos hasta que por un cambio en la imagen se necesita apagarlos.

- Otra cosa a tener en cuenta son los ángulos de visión; la imagen en el TFT se ve bien cuando se mira perpendicularmente a la pantalla, luego hay unos ángulos máximos vertical y horizontal, fuera de los cuales la imagen no se ve, mientras que en los CRT no existen estos ángulos.

- Al contrario que los monitores CRT, en los monitores TFT hay un número fijo de puntos ,siendo esa la que se llama su resolución "nativa, que pueden activarse o no, lo cual imposibilita la representación de imágenes a mayores resoluciones a la puramente física constituida por la pantalla. Si lo que se quiere representar es una imagen de menor resolución, se reduce el tamaño de la imagen de manera que sólo se usen los puntos necesarios. Al bajar la resolución se reduce el tamaño de la imagen formando un marco negro alrededor de la imagen con los puntos que no se utilizan. En los tradicionales monitores CRT no existe tal inconveniente, puesto que la formación de la imagen en la pantalla es analógica, y al emplear resoluciones inferiores se utilizan puntos de mayor tamaño.

- Un monitor CRT tiene tres cañones de electrones cuyos rayos deben converger sin error para poder crear una imagen correcta. No existen problemas de convergencia con un monitor TFT, debido a que cada celda se enciende y apaga individualmente.

- Hoy en día se pueden encontrar fácilmente monitores CRT con la pantalla completamente plana, otra cosa es que la imagen lo sea. La razón es muy sencilla: cuando se proyecta una imagen desde un punto sobre una superficie plana, hay distorsión, ya que las esquinas de la pantalla se encuentran más lejos de ese punto que el centro. La alineación de los píxels y su tamaño en un TFT es perfectamente regular, de modo que la imagen es realmente plana y sin distorsiones.

- El tamaño de punto en un buen CRT llega hasta los 0.20mm,mientras que en un TFT ronda los 0.30mm llegando en el mejor de los casos a alcanzar los 0.28mm. Por lo que un monitor CRT alcanza mayores niveles en cuanto a resolución.

- Las desventajas de un monitor TFT frente a un monitor CRT son menor contraste, menor luminosidad. El contraste se mide por la relación entre el color más brillante y el más oscuro que puede mostrar la pantalla, un valor de 250:1 es lo mínimo necesario, los mejores TFT´s llegan a 350:1, un monitor CRT pasa de 400:1. La luminosidad se mide en candelas por m2, y debe ser 250 o mayor.

- Dado que los píxels en un TFT son cuadrados y bien definidos, las "escaleras" en las letras (aliassing) se notan más que en un monitor CRT. Para mejorar la calidad de los textos, Windows XP tiene ClearType.

Sin ClearType                                    Con Cleartype

Monitores {TFT}
            Monitores {TFT}

- Los monitores CRT requieren la utilización de corrientes eléctricas de muy alto voltaje y relativa alta intensidad, lo cual redunda en un alto consumo energético. Los TFT gastan como mínimo la mitad que un monitor CRT, siendo esta diferencia más notable cuanto mayor es el número de pulgadas de la pantalla que se precise.

- Los monitores TFT se distinguen por la nula emisión de radiaciones perjudiciales y por la ausencia del molesto e incesante parpadeo tan característico en los monitores CRT.

- La venta de unidades de monitores TFT crece de forma exponencial mientras que la venta de monitores CRT se mantiene al alza, pero de forma muy suave.

- Los precios de los monitores TFT caen en picado, de forma que en los últimos cuatro meses podemos hablar de una erosión de precios de un 40%, mientras que los precios de los monitores CRT bajan pero de forma muy lenta.

- Actualmente, si ponemos a ambos lados de la balanza las cualidades de los monitores CRT y los TFT, ésta se decantará por las mejores funcionalidades de las pantallas TFT, a pesar que todavía su calidad de imagen no llega a alcanzar a la de los monitores CRT.

Estudio de mercado:

Los monitores TFT no solo tienen la gran ventaja de ser extraplanos con el consiguiente ahorro de espacio que esto supone, además de contar con un indudable atractivo estético, cuentan también con multitud de ventajas sobre los monitores TRC como pueden ser el menor consumo, mayor descanso para la vista y la reducción de emisión de ondas electromagnéticas.

Si se desea adquirir un monitor TFT el mercado ofrece un abanico inmenso de posibilidades. En un principio los precios eran el mayor problema a la hora de adquirir un monitor TFT por lo que la mayoría de la gente terminaba decantándose por los tradicionales CRT. Hoy en día los precios han disminuido de manera considerable y la calidad a crecido asta poder equipararse con los CRT, a pesar de todo sigue existiendo bastante diferencia de precios entre un tipo de monitor y otro pero ya no es algo que este al alcance de muy pocos y con un pequeño esfuerzo económico a la hora de elegir el monitor cualquier usuario tiene al alcance de su mano el poder disfrutar de un monitor con tecnología TFT.

A continuación expondremos algunos monitores que se pueden encontrar en la actualidad esperando que pueda servir de orientación si se desea adquirir un monitor de estas características próximamente ya que el mercado esta en continuo crecimiento y cada vez podemos disfrutar de mejor calidad a menor precio.

Monitor 15" AL507 TFT VGA 0.297 mm Blanco

Monitores {TFT}

Tamaño de pantalla: 15”

Tamaño de punto: 0.297

Resolución máxima: 1024x768

Color:

Contraste: 350:1

Brillo (cd/m2): 250

Angulo visión vertical:

Angulo visión horizontal:

Tiempo respuesta:

Otras características:

Precio: 280

Monitor Samsung Syncmaster 152S 15"

Monitores {TFT}

este modelo es el que podemos encontrar en el laboratorio donde se realizan las practicas.

Tamaño de pantalla: 15”

Tamaño de punto: 0.297mm

Resolución máxima: 1024x768

Color:

Contraste: 300:1

Brillo (cd/m2): 200

Angulo visión vertical: 110

Angulo visión horizontal: 120

Tiempo respuesta:

Otras características:

Precio: 322

Monitor TFT 15 sony HS53L

Monitores {TFT}

Tamaño de pantalla: 15”

Tamaño de punto: 0.297mm

Resolución máxima: 1024x768

Color:

Contraste: 300:1

Brillo (cd/m2): 200

Angulo visión vertical: 110

Angulo visión horizontal: 120

Tiempo respuesta:

Otras características:

Precio: 399

Monitor 17" AL1714 TFT VGA

Tamaño de pantalla: 17”

Tamaño de punto:

Resolución máxima: 1280x1024

Color:

Contraste: 350:1

Brillo (cd/m2): 350

Angulo visión vertical:

Angulo visión horizontal:

Tiempo respuesta:

Otras características:

Precio: 364

Monitor LCD TFT Benq FP731Plata 

Tamaño de pantalla: 17”

Tamaño de punto: 0.264mm

Resolución máxima: 1280x1024

Color:

Contraste: 450:1

Brillo (cd/m2): 260

Angulo visión vertical: 140

Angulo visión horizontal: 140

Tiempo respuesta: 25ms

Otras características: incluye soporte para la pared.

Precio: 419

Monitor TFT Sony HS73L 

Monitores {TFT}

Tamaño de pantalla: 17”

Tamaño de punto: 0.264mm

Resolución máxima: 1280x1024

Color:

Contraste: 500:1

Brillo (cd/m2): 260

Angulo visión vertical:

Angulo visión horizontal:

Tiempo respuesta: 16ms

Otras características:

Precio: 585

Monitor 19" SDM S93H TFT 0.294 mm Negro

Monitores {TFT}

Tamaño de pantalla: 19”

Tamaño de punto: 0.294mm

Resolución máxima: 1280x1024

Color:

Contraste: 600:1

Brillo (cd/m2): 250

Angulo visión vertical:

Angulo visión horizontal:

Tiempo respuesta:

Otras características:

Precio: 807

MAC

Monitores {TFT}

Monitores {TFT}

Monitores {TFT}

Monitores {TFT}
Monitores {TFT}

Monitores {TFT}

Tamaño de pantalla: 17” / 20” / 23”

Tamaño de punto:

Resolución máxima: 1280x1024 / 1680x1050 / 1920x1200

Color: 16.7 millones de colores / 16.7 /16.7

Contraste:

Brillo (cd/m2):

Angulo visión vertical:

Angulo visión horizontal:

Tiempo respuesta:

Otras características: dos puertos USB

Precio: 810 / 1506 / 2318

Samsung 171MP TV-TFT

Monitores {TFT}

Tamaño de pantalla: 17”

Tamaño de punto: 0.28mm

Resolución máxima: 1280x1024

Color: 16.7 millones de colores

Contraste: 400:1

Brillo (cd/m2): 350

Angulo visión vertical: 160

Angulo visión horizontal: 160

Tiempo respuesta: 30ms

Otras características: funciones de televisor

Precio: 1050€

SM 241MP

Tamaño de pantalla: 24”

Tamaño de punto: 0.27mm

Resolución máxima: 1920x1200

Color: 16.7 millones de colores

Contraste: 500:1

Brillo (cd/m2): 270

Angulo visión vertical:

Angulo visión horizontal:

Tiempo respuesta:

Otras características: altavoces acoplables. Monitor de ordenador y televisión en uno. Imagen dentro de la imagen: Permite ver un programa de video o la televisión en una ventana de la pantalla al tiempo k se usan otras aplicaciones.

RN-29LZ20 LG Electronics

Monitores {TFT}

Tamaño de pantalla: 29”

Tamaño de punto:

Resolución máxima:1024x768

Color: 16.7 millones de colores

Contraste:

Brillo (cd/m2): 450

Angulo visión vertical: 170

Angulo visión horizontal: 170

Tiempo respuesta:

Otras características: monitor de ordenador y televisor en uno. Entradas para DVD, audio, S-VHS y PC. Permite función de imagen dentro de la imagen.

Conclusiones:

Ahora que ya sabemos más sobre los famosos monitores TFT y ya a dejado de ser algo desconocido para nosotros ha llegado el momento de extraer conclusiones.

¿Por qué son mejores o peores los monitores TFT? ¿Qué nos ofrece este tipo de monitores que no tuviéramos ya? en lo que se refiere a calidad de imagen no aportan nada que no tuviéramos pues aunque actualmente la calidad de los monitores TFT ya se encuentra al mismo nivel que los monitores CRT en un principio su calidad era menor, y a pesar del enorme auge que esta teniendo este tipo de monitores en el mercado actual todavía existe una gran diferencia de precio entre ambos tipos de monitores, sin embargo los precios de los TFT están decreciendo continuamente a una gran velocidad y el poder disfrutar de un monitor de este tipo ya no es algo que se encuentre al alcance de unos pocos. Pero, ¿vale la pena? Pues son muchas las ventajas de las que podremos gozar con este tipo de monitores.

Si no disponemos de gran espacio para nuestro equipo los clásico monitores de tubo serian un gran inconveniente y la solución seria un monitor TFT que apenas ocupan espacio al ser planos. Otra ventaja es el bajo consumo de estos monitores lo que a la larga será un ahorro si tenemos el equipo encendido durante largos periodos de tiempo. Tampoco es desestimable el hecho que emiten menos radiaciones electromagnéticas que los clásicos CRT y son mejores para largos periodos de trabajo delante del ordenador. Si a todas estas ventajas le unimos el indudable atractivo estético que proporciona a nuestro entorno ya no parece una idea tan descabellada el gastarse unos euros de más a la hora de adquirir un monitor e inclinarse por uno de tecnología TFT.

Información extraida de:

·Documento:

Visualizadores de información. Pantallas de cristal liquido.

De: Alberto Llorente, responsable de soporte técnico de DAtex-Ohmedia España.

·http://vcespon.anfochaos.com/ART/CRT_tft.htm

·http://monitron.com.ar/faq.htm

·http://www.idg.es/dealer/impart.asp?clave=108492

·http://www.baluma.com/hardware/monitores/TFT_multimedia/home.asp

·http://www.newsbook.tai.es/especiales.html

·Otras