Modulación de tono

Música. Conservatorio. Armonía. Tonalidad. Monotonía tonal. Modulaciones. Acorde de séptima dominante

  • Enviado por: Alicia Diez Perez
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 12 páginas
publicidad

MODULACION

Para evitar en la práctica la monotonía que puede resultar el uso exclusivo de una tonalidad, es necesario pasar a otras nuevas que determinen una variedad indispensable a toda composición. A esto se le llama técnicamente modular, al paso de una tonalidad a otra por medio de acordes.

La modulación se puede practicar de varias maneras: la principal es la que se hace para pasar a los tonos inmediatos o cercanos, que se llaman relativos.

Son tonos relativos, además de los que tienen la misma armadura, los que tienen el mismo número de alteraciones en la armadura.

ej. Sol M=3 sostenidos

RebM=3 bemoles

Durante la modulación, hay notas características que pueden ayudar para adivinar el nuevo tono al que se modula.

- la sensible del nuevo tono

- la dominante

- la tónica

Si al practicar la modulación, se producen 2 notas cromáticas, conviene colocar ambas en una misma voz. En caso contrario se dice que hay falsa relación. Aunque esta falsa relación se podrá tolerar en los casos en que el bajo pase de la tónica de un tono a la sensible de otro de sus relativos.

La modulación también puede realizarse en el acorde de quinta menor del séptimo grado.

Ocurre a veces que la modulación se inicia con el acorde del segundo grado del nuevo tono, que a su vez puede pertenecer también al anterior tono, y a éste, inmediatamente, el de la dominante fundamental. El primer acorde se usa indistintamente, fundamental o en primera inversión. Cuando se verifique la modulación con dos acordes, que ambos pueden considerarse como dominante y subdominante del nuevo tono, cuidará que la tercera del primer acorde, que viene a resultar la sensible del nuevo tono, no vaya colocada en la parte superior, sino en la intermedia.

Entre un modo mayor y menor, cuya tónica sea la misma nota, existe una relación tan definida, que pueden ser considerados como tonos cercanos.Por esto puede pasarse de un tono a otro son mas que variar su tercera de mayor a menor o viceversa.

Puede practicarse el cambio de modo iniciándose por medio de uno de los acordes del cuarto, sexto y segundo grados fundamentales o invertidos. Este caso solo tiene aplicación para pasar del modo mayor al menor respectivo y no al contrario.

La modulación se produce también por la alteración de alguna nota que pueda caracterizar una nueva tonalidad.

MARCHAS PROGRESIVAS MODULANTES

Se denomina de este modo a las marchas que van modulando, bién a los tonos relativos o ya alguno que mo lo sea, siempre que su estructura corresponda al modelo.

RESOLUCIONES EXCEPCIONALES DEL ACORDE DE

SEPTIMA DE DOMINANTE

Cuando las notas de movimiento obligado dejan de resolver según su tendencia, se dice que hay resolución excepcional. Esta resolución excepcional puede recaer, indistantamente, en una de las dos notas obligadas o en ambas a la vez.

Para que una resolución excepcional sea completamente satisfactoria, convendrá que la nota de movimiento forzoso pueda quedar quieta formando parte del acorde, o bién a segunda menor y aveces a segunda mayor.

Por excepción se admite el intervalo de cuarta menor, cuando no pueda hacerse de otra manera.

Al pasar del segundo grado, cifrado con +6 al tercer grado, cifrado con 6, es muy usual colocar la disonancia arriba para evitar la duplicación de la nota del bajo, o un unísono o un mal movimiento melódico, siempre que la posición sea favorable para hacer ese movimiento.

El acorde de séptima de dominante se puede colocar sobre el segundo grado siguiéndole el quinto grado con un 6 con resolución excepcional de la nota disonante.

4

En las marchas progresivas de resoluciones excepcionales aparecen con frecuencia varios acordes de séptima dominante seguidos, en tal caso, siendo fundamentales, es necesario poner alternados uno completo y otro incompleto, según convenga mejor para la terminación de la serie.

Cuando el acorde de séptima dominante se halle en estado fundamental y haya de resolver excepcionalmente, ha de mirarse si conviene que esté la quinta o no para elegir la forma que produzca mejores enlaces.

Al efectuar cambios de posición en el acorde de séptima de dominante no es necesario (aunque se trate de sus inversiones) que esté constantemente completo. Bastará ponerlo así, en las partes principales del compás.

En estos casos podrán encontrarse duplicadas momentáneamente las notas de movimiento obligado con tal que no resulten, al resolver el acorde, octavas entre las dos partes que hayan hecho la duplicación.

ACORDES DE NOVENA DOMINANTE

MAYOR Y MENOR

Los acordes de novena se forman sumando una tercera superior a un acorde de séptima. Por su origen y por los intervalos que lo forman, el acorde se novena es disonante. Se sumara con una cruz, siete y nueve, aunque a veces se prescinde del siete.

9

7 o V9 (W.P.)

+

Al tratar este acorde, ha de cuidarse su colocación de modo que la novena esté siempre por encima de la fundamental y a distancia de novena, y la tercera a distancia de séptima de esa misma novena.

En la novena menor, la novena ha de estar colocada a igual distancia, por encima de la fundamentas, pero puede hallarse situada por debajo de la tercera del acorde.

La resolución se hace sobre la tónica, en este caso la novena y la séptima descienden respectivamente a la quinta y tercera de la tónica; la quinta y tercera del acorde suben de grado.

Escribiendo la armonía a cuatro partes, es necesario prescindir de una de las notas de las que se compone el acorde, y se suprime la quinta. Y así el acorde se queda con la fundamental, la tercera, la séptima y la novena.

RE 9º

SI 7º

SOL

MI 3º

DO fund.

El acorde de novena mayor dominante solo puede usarse en el modo mayor. El acorde de novena menor dominante se usa indistintamente en los dos modos.

Respondiendo a su origen de apoyatura, alguna vez, antes de pasar al acorde siguiente, baja de grado la novena a la octava quedando la séptima dominante. En este caso se cifra del modo siguiente:

9 8

7---------

+

Aunque no es muy frecuente, suele resolver también a la segunda inversión de la tónica 6 quedando el bajo quieto.

4

LA

FA

SI

SOL

INVERSIONES DE NOVENA DOMINANTE

Las inversiones de este acorde son tres, pero generalmente se usan la primera y la tercera inversión.

PRIMERA INVERSION: se coloca sobre la tercera del acorde (sensible).Consta de sexta, quinta y séptima. El orden de la colocación es el orden en que se citan: sexta, quinta y séptima. Se numera con : 7 7

5 o 6 (W.P.)

6 (5)

Al resolver en la tónica, la séptima y la quinta bajan de grado, y la sexta se queda quieta, quedando el acorde de tónica con la quinta duplicada.

ej.DOM LA SOL

FA MI

SOL SOL

sensible SI DO tónica

TERCERA INVERSION: se coloca sobre el cuarto grado de la escala (séptimo del acorde) que ha de resolver bajando al tercero. Esta inversión consta de segunda, cuarta y tercera mayores (novena mayor) y lo mismo en la novena menor a excepción de la tercera que es menor.

Se numera con 2 4

+4 o 3 (W.P.)

3 2

Al resolver a la primera inversión del acorde de tónica (6) la tercera baja de grado, la cuarta sube de grado y la segunda se queda quieta

LA SOL

SI DO

SOL SOL

IV grado FA MI III grado escala

ACORDES DE SEPTIMA DE SENSIBLE

Y SEPTIMA DISMINUIDA.

Los acordes que se obtienen partiendo como nota base, la sensible, son conocidos por acordes de séptima de sensible y séptima de disminuida. Ambos se forman sobre el séptimo grado de la escala de los modos mayor y menor, respectivamente, y los dos acordes son disonantes.

ACORDES DE SEPTIMA DE SENSIBLE: se forman con la sensible, su tercera, quinta y séptima menores. Se numera con un 7 al que a veces acompaña un 5 con una barra.

7 o 7 0

5 9 (W.P.)

ACORDES DE SEPTIMA DE DISMINUIDA; se compone de la sensible, su tercera y quinta disminuida. Se numera con un 7 atravesado con una linea oblicua. La resolución de estos acordes es sobre la tónica y al resolver, la séptima y la quinta que son disonantes deben bajar de grado. La tercera es libre, pero cuando está colocada por debajo de la séptima, tiene que subir de grado; así en el siguiente acorde se duplica la tercera.

SI LA

MI FA

SOL FA

DO RE

Cuando la tercera del acorde está por encima de la séptima, puede bajar o subir según convenga, y así en el siguiente acorde se quedará completo sin ninguna duplicación.

MI RE

SOL FA

SI LA

DO RE

También estos acordes parecidos a los de novena, suele usarse bajando la séptima a la sexta antes de pasar al acorde siguiente. En este caso se numeran así

7--6 7--6

5 5

Según sean acordes de séptima de sensible o disminuida, puede decirse que quedan reducidos a una mera apoyatura de séptima de dominante.

INVERSIONES DE SEPTIMA DE SENSIBLE Y DISMINUIDA

La primera inversión de estos acordes se coloca en el segundo grado

5

La primera inversión de séptima de sensible se numera con +6

La primera inversión de séptima de disminuida se numera 6

+5

En la primera inversión de séptima de sensible la quinta tiene que estar a distancia de séptima y siempre por encima de la sexta, esto es: en la voz del tenor se colocará la sexta, (siempre con respecto al bajo) en la voz de contralto se coloca la tercera y en la voz de soprano se coloca la quinta. La resolución de este acorde debe ir seguido del tercer grado (primera inversión de tónica) y la tercera y la quinta bajan de grado mientras que la sexta sube a la tónica.

LA SOL

FA MI

SI DO

RE MI

La primera inversión de séptima de disminuida no necesita ninguna condición especial para la colocación de las notas.

Para evitar el unísono que puede resultar con la nota del bajo al bajar la tercera, este intervalo puede subir de grado siempre y cuando la tercera esté por debajo de la sexta. En caso de bajar a la tónica en su estado fundamental el enlace resulta impracticable a menos que la quinta del bajo baje de grado antes de resolver el acorde de tónica.Esto es al cifrado de la primera inversión añadir un 4.

5--4 6--4

+6 +5

sensible disminuida

La segunda inversión se coloca sobre el cuarto grado y debe ir seguido del tercer grado. su numeración es 3

+4

En la voz del tenor se coloca la cuarta (con respecto al bajo) en la voz de contralto se coloca la tercera y en la voz de soprano se coloca la sexta. Al resolver el acorde, las voces que deben bajar son la sexta y la tercera , mientras que la cuarta debe subir.

RE DO

LA SOL

SI DO

FA MI

La tercera inversión de séptima de sensible se coloca en el sexto grado y solo se puede usar cuando está preparado en el acorde anterior en el sexto grado de la escala y además es la séptima del acorde.

La tercera inversión de séptima disminuida no necesita esta preparación y se coloca en el sexto grado de la escala del modo menor.Se cifra así

6 +2

La resolución más frecuente de esta inversión es bajar de grado la nota del bajo y dejar quietas las demás, de lo que resulta un acorde de séptima de dominante.

En las marchas armónicas es indispensable, casi siempre considerar las inversiones de séptima de disminuida como si lo fueran de séptima de sensible, en cuanto se refiere a su disposición en las voces, pues es muy frecuente que entre el modelo y las repeticiones se correspondan las inversiones de estos dos acordes.

RESOLUCIONES EXCEPCIONALES DE

SEPTIMA DE DOMINANTE

Cuando las notas de movimiento obligado dejan de resolver según su tendencia, se dice que hay resolución excepcional. Esta resolución excepcional puede recaer, indistintamente, en una de las notas obligadas o en ambas a la vez.

Para que la resolución excepcional sea completamente satisfactoria, convendrá que la nota de movimiento forzoso pueda quedar quieta formando parte del acorde o bién a distancia de un intervalo cromático (do-do ) de segunda menor y a veces de segunda mayor.

Por excepción se admite el intervalo de cuarta menor cuando no pueda hacerse de otra manera.

Al pasar del

segundo grado

NOTAS EXTRAÑAS

Las notas extrañas son las que no forman parte de la armonía natural y son extrañas a las notas de que se componen los acordes.

Por ser extrañas no se indican en el cifrado del bajo y sirven para unir las notas reales entre sí o para adormarlas de diversas maneras.

Las hay de varias clases:

- De paso

- De floreo ( o bordadura)

- De apoyatura

- De anticipación

- De retardo

- Escapada y nota cercana

- Notas extrañas sucesivas

- Pedal

NOTAS DE PASO

Se dá este nombre a una o varias notas desprovistas de acento rítmico que, no forman parte del acorde y están colocadas entre dos notas esenciales, y sirven para llenar el espacio que las separa; bión sea diatónicamente o cromáticamente.

DO RE MI

DO DO # RE

DO RE MI FA

Estas notas siempre han de producirse por grados conjuntos.

El valor de una nota de paso puede ser igual o mas breve que el de las notas reales que la acompañan.

Conviene colocarlas en tiempos o fracciones débiles de las partes del compás.Las notas de paso no evitan ni ocultan las quintas y octavas que puedan resultar.

Ciertas notas de paso pueden armonizarse como notas reales, en este caso forman acordes que se llaman de paso.

FLOREO O BORDADURA

El floreo es un adorno melódico que después de una nota principal se hace a la segunda superior o inferior de la nota, terminando en la misma.

DO RE DO

DO SI DO

Todos los grados de la escala pueden adornarse con notas de floreo.

Cuando se hace un floreo inferior se hacen generalmente a distancia de semitono.Las notas de floreo pueden ponerse en una o varias voces.

APOYATURA

La apoyatura es una nota melódica de adorno que apoya con cierta acentuación rítmica en su nota principal.

Por su caracter se coloca en los tiempos fuertes o fracciones fuertes del compás.Pero algunas veces puede ocupar un tiempo o fracción debil.

DO SI

FA

RE

SI

ANTICIPACION

Es una nota extraña que anticipa la nota del acorde siguiente. Tiene un valor muy breve y se coloca en la parte débil del compás.Respecto a la nota anterior está a distancia de una segunda.

DO RE RE

RETARDO

El retardo es una nota cuta progresión natural ha sido rítmicamente retrasada.

DO DO RE

Se forma sobre el tiempo fuerte o fracción fuerte de un tiempo débil, pero rítmicamente es débil con respecto a la nota que lo prepara, a causa de la ligadura.

ESCAPADA Y NOTA CERCANA

La nota escapada y la nota cercana, son una mezcla entre un retardi y su resolución y una apoyatura y su resolución.

La escapada es una nota que cambia la dirección de su movimiento y después vuelve por salto.

DO RE SI

SI LA DO

La nota cercana es un movimiento demasiado grande, así que es necesario volver inmediatamente una segunda a la nota de destino.

PEDAL

El pedal es una nota que se mantiene en una voz, mientras se producen diversos cambios de armonía.

El pedal es una excepción entre las notas extrañas, ya que tiene caracter melódico. Tiende a mantener el rítmo armónico estático y su efecto se vé algo compensado por el uso de acordes disonantes con respecto al pedal.

ANALISIS DE PARTITURAS

1- Tonalidad

2- Tipo de composición (binaria, ternaria)

3- Frases

4- Periodos

5- Principios y finales de frases

( tético, anacrúsico, acéfalo,masculino, femenino)

6- Cadencias y Semicadencias

7- Ambito (do1 a do 4)

8- Grados

9- Cifrado

10- Notas extrañas

11- Modulaciones

12- Esquema rítmico

13- Tipo de composición.