Modernismo literario

Literatura hispanoamericana contemporánea del siglo XX. Características del Modernismo. Autores Modernistas. Generación del 98

  • Enviado por: Princess Nuky
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 5 páginas
publicidad

EL MODERNISMO

1.- Sociedad moderna y comunicación

A finales del siglo XIX la sociedad sufre espectaculares cambios. El cambio que más propició el proceso de modernización en occidente fue en el campo de las comunicaciones. En los transportes se utilizaron rápidos barcos de vapor que cruzaban todos los océanos; las ciudades modifican su fisonomía en función del automóvil; a principios del S. XX comenzaron a surcar los aires los primeros aviones, también se hace posible la comunicación tanto telegráfica como telefónicamente sin importar la distancia. El mundo vive una etapa de modernidad.

2.- El modernismo

En este contexto de avance y relativo bienestar social, la cultura experimenta un notable cambio al adaptarse a los nuevos ritmos que la sociedad demandaba. Hubo una reacción contra el positivismo y la estética realista y naturalista, las cuales se consideraron caducas, faltas de imaginación e incluso estéticamente de mal gusto. Así surge el Modernismo en el ámbito hispano portugués cuyos precedentes literarios son el Simbolismo y el Parnasianismo franceses y en las artes plásticas le preceden el Arte Nuevo y el Estilo Moderno europeos.

La definición que da Federico de Onís del modernismo es el más aceptado por la crítica: “El Modernismo Es la manifestación hispánica del arte, la ciencia, la religión, la política y otros aspectos de la vida con respecto a la crisis de las letras”.

  • Características del Modernismo

- Gusto por la sonoridad de la palabra y la belleza en general.

- Del Simbolismo adopta la utilización de símbolos, para sugerir significados ocultos.

- Búsqueda de un mundo exótico para huir de una realidad prosaica y aburrida. Interés por las leyendas, el esoterismo, el ocultismo. El mundo es entendido como una aldea global, lo que se conoce como cosmopolitismo.

- Regreso a los mitos clásicos como fuente de inspiración.

- Interés por lo indígena en Hispanoamérica y por lo histórico y cultural en España.

- Renovación del lenguaje literario, se introduce un léxico culto y términos extranjeros, adjetivación abundante, numerosos recursos fonéticos como la aliteración y el uso de figuras literarias como la metáfora, la comparación, la sinestesia y el símbolo.

- Musicalidad en el ritmo: uso de versos poco utilizados como el alejandrino (7+7=14), uso de las rimas sonoras como la esdrújula, etc.

Autores modernistas

En España e Hispanoamérica el Modernismo abarca varias generaciones entre 1885 y 1915. Rubén Darío fue el principal impulsor del Modernismo, su obra azul es considerada el primer gran acontecimiento literario de este movimiento. En poesía destacaron: Salvador Rueda, Antonio Machado, Juan Ramón Jiménez, Manuel Machado, Francisco Villaespesa, Eduardo Marquina, Tomás Morales, Enrique Díez-Canedo, Alonso Quesada y Saulo Torón. Valle Inclán destacó en la prosa y en el teatro. En el grupo del 98 sobresalieron en la novela y el ensayo Unamuno, Baroja, Azorín, Valle Inclán, Antonio Machado y Juan Ramón Jiménez.

El modernismo en Hispanoamérica

El modernismo fue una revolución en América pues era la primera manifestación estética con rasgos propios después de las guerras de independencia e el S. XIX. Además de Darío destacan tanto en la prosa como en la poesía Manuel Gutiérrez Nájera y José Martí. En poesía sobresalieron Julián del Casal, José Asunción Silva, Amado Nervo, Julio herrera y Reissig, José Santos Chocano y Leopoldo Lugones.

3.- Rubén Darío

Biografía

Nació en Nicaragua en 1867, su inquietud y su vitalidad lo llevan a viajar a Francia y España. En Francia aprende los gestos y las técnicas estéticas más avanzados y los implanta en su obra En España comienza el Modernismo y es aclamado como ídolo por los autores del momento, incluidos los más jóvenes como los hermanos Machado o Juan Ramón Jiménez. Murió en Nicaragua en 1916.

Obra poética

Su primer libro Azul Se publicó cuando el poeta sólo tenía veintiún años y causó un enorme impacto. En prosas profanas, libro central en su poesía, Darío exhibe una depurada técnica. En cantos de vida y esperanza se aprecia un cambio en su poesía. Afirma su hispanidad frente a lo estadounidense mediante algún poema político, aborda aspectos de la tradición literaria y adopta un tono grave, e incluso amargo en algunos poemas finales.

4.- Modernismo y generación del 98

Algunos de los autores modernistas, en especial los preocupados por los problemas en España, se engloban en la llamada “Generación del 98”, nombrada así porque en ese año se perdieron Filipinas y Cuba. Fue Ortega y Gasset quien le puso ese nombre junto con uno de sus representantes (Azorín), reunió a autores como Azorín, Pío Baroja y Ramiro de Maetzu, a quienes más tarde se les uniría Unamuno. Por su preocupación por España la crítica también ha relacionado a Valle Inclán y a Antonio Machado con ese grupo. A parte de las características del modernismo, también comparten los siguientes puntos en común:

- Preocupación por la degradación política y moral de España.

- Necesidad de regeneración cultural y apoyo a la educación.

- Interés por la historia del país, de sus gentes y de sus pueblos; es lo que Unamuno llamó la intrahistoria.

- Exaltación del paisaje; en especial el de Castilla, reflejo auténtico del alma del pueblo.

- Deseo de europeización del país, para lograr su modernización.

- Preocupación por la existencia y la religión.

5.- Del Modernismo al Esperpento

La obra de Valle-Inclán va desde el Modernismo hasta una estética de total pesimismo y agudísima crítica social.

Sus mejores obras modernistas son narraciones, un conjunto de cuatro obras tituladas sonatas (primavera, estío, otoño e invierno) Fueron muy consideradas por la crítica hasta e punto de que la prosa de Valle-Inclán es la considerada como la de mayor calidad de todo el Modernismo español.

Su obra va evolucionando hacia posturas más radicales como en sus obras de teatro como Comedias Bárbaras, o la trilogía novelesca La guerra Carlista. Su poesía también es Modernista en Aromas de leyenda.

El esperpento

En 1920 Valle-Inclán publica Luces de bohemia, en el subtítulo aparecía la palabra esperpento. Con este término pretende referirse a la visión de la realidad deformada, tal como se refleja en un espejo oscuro y empañado. Con el esperpento Valle-Inclán describió la realidad como si de un escenario grotesco se tratara, para ello utiliza Términos de mal gusto, muchas veces denigrantes para referirse a los personajes.

A esa obra siguieron otras como Divinas palabras y el conjunto de esperpentos Martes de carnaval. También utilizó el esperpento en la novela, como se ve en Tirano Banderas, novela que trata de un dictador americano, precedente de las contemporáneas “novelas de dictador”.

En 1927 inicia un conjunto de nueve novelas tituladas Ruedo ibérico en las que pretendía satirizar la sociedad española desde la época de Isabel II. Debido a la fuerte censura del régimen de Primo de Rivera, solo se publicaron dos de estas novelas.

6.- La novela a principios del S. XX

Durante los primeros años todavía se seguía leyendo novelas de la etapa realista. Con el Modernismo se quiso adaptar el género a la nueva estética. Coinciden los siguientes aspectos:

-Rechazo del realismo e interés por lo subjetivo, lo íntimo y lo personal

- Renovación estilística, se hace una prosa sobria, se recuperan términos de la tradición y un marcado lirismo en la narración.

- Temas relacionaos con la decadencia de España y la necesidad de renovación espiritual.

- Interés por la intrahisoria de cualquier periodo histórico.

- La novela se contamina de ensayo, tanto que en ocasiones expresa pensamientos filosóficos.

Unamuno

Su producción abarca la novela y la poesía, pero su pensamiento es el que más honda huella ha dejado en varias generaciones de intelectuales españoles.

-ENSAYO- Trata multitud de temas, pero dos de ellos son España (En torno al casticismo, Por tierras de Portugal y España y Andanzas y visiones españolas) y el sentimiento religioso. Trató la inmortalidad, la fé y la existencia (Del sentimiento trágico de la vida y agonía del cristianismo).

-NOVELA- Escribió novelas como La tía Lula o San Manuel Bueno, Mártir, con protagonistas que experimentan en su vida la angustia de existir y las dudas de la fé. También experimentó con la novela en Niebla, donde el protagonista se revela contra su creador, Unamuno.

-POESÍA- Su obra es muy amplia e influyó en los que pretendían acercarse a la estética modernista como El cristo de Velázquez y De Fuenteventura a París.

Baroja

Su obra se caracteriza por ser ágil y espontánea. Sus novelas poseen diálogos cercanos a lo cotidiano y unas descripciones sencillas y nada detallistas, entrelazadas normalmente con la narración.

Escribió cuentos y relatos cortos y sesenta y seis novelas, agrupadas en ciclos narrativos.

-Tierra vasca: La casa de Aizgorri, El mayorazgo de Labraz, Zalacaín el aventurero y La leyenda de Juan de Alzate.

-La lucha por la vida: La busca, Mala hierba y Aurora roja.

-La raza: La dama errante, La ciudad de la niebla y El árbol de la ciencia.

-El mar: Las inquietudes de Shanti Andía, El laberinto de las sirenas, Los pilotos de altura y La estrella del capitán Chimista.

Azorín

Azorín destacó sobre todo en la novela y el ensayo.

-Novelas: Sobresalen tres aspectos: Los recuerdos nostálgicos de la infancia; El pasado histórico español y el paisaje, sobre todo el de Castilla. Su etilo es muy característico: Frases cortas, marcado lirismo, precisión en el lenguaje, detallismo en las descripciones, etc. Algunos títulos: La voluntad, Antonio Azorín y Las confesiones de un pequeño filósofo.

-Ensayos: Tratan sobre los clásicos literarios españoles (Lecturas españolas y Al margen de los clásicos), Así como del paisaje y la historia de España (Los pueblos y Castilla).