Modelo keynesiano de renta-gasto con sector público y exterior

Vacío contractivo. Vacío expansivo. Política fiscal. Retardos. Estabilizadores. Comercio exterior

  • Enviado por: Susana
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 5 páginas
publicidad

TEMA 8

EL MODELO KEYNESIANO DE RENTA-GASTO CON SECTOR PÚBLICO Y EXTERIOR.

  • VACIOS CONTRACTIVOS Y EXPANSIVOS.

  • Keynes señaló que los movimientos observados de alza y depresión de Yo podrían venir inducidos por la propia economía privada al fluctuar acusadamente en el tiempo la Inversión Autónoma, variable altamente inestable.

    Fluctuaciones al alza o a la baja de la Inversión Autónoma (Io) o del Gasto Autónomo (Ao) llevarían a fluctuaciones en la Producción y en la Renta. Dichas fluctuaciones inducirán la aparición de los llamados vacíos contractivos y expansivos.

    “Vacío contractivo” es la diferencia existente entre la Producción o Renta de Pleno empleo (Y*) y la DA correspondiente a esa Renta o Producción de pleno empleo. (Y* - DA(Y*). También se llama “vacio recesivo” o “vacio deflacionario”.

    “Vacio expansivo” es la diferencia entre la DA correspondiente a la Renta o Producción de pleno empleo y la propia producción de pleno empleo (DA (Y*) - Y*). También se llamará “vacío inflacionario”.

    Si las fuerzas de la economía privada llevaran a que ésta se posicionara sobre una situación recesiva, debido a la existencia de un cierto vacío contractivo, tendría que ser el Gobierno el que se moviera. Según Keynes podría manejar 2 instrumentos fiscales básicos:

    • Incrementar el Gasto Público (G).

    • Reducir los Impuestos (T).

  • Incidencia del Gasto Público en la Producción de Equilibrio.

  • El volumen del Gasto Público es constante y manejable de modo autónomo por el Gobierno (G = Go).

    La adición de este gasto desplazará hacia arriba la función de Gasto Total o de DA.

    DA = Co + Io + Go

    S = Io + Go

  • Imposición y efectos añadidos sobre el Consumo y sobre la Producción de equilibrio.

  • El Sector Público no tomará decisiones relativas al volumen del Gasto Público a realizar, sin contar con los posibles ingresos impositivos a obtener netos de transferencias, que actuarán básicamente sobre la Renta Personal Disponible, reduciéndola. La renta Personal Disponible será igual al PIB menos los Impuestos Netos de transferencias.

    C = Co + c (Y - To) = Co - cTo + cY

    El nuevo componente negativo (- cTo) hace que la función de consumo se desplace hacia abajo. Al desplazarse la función de consumo fuerza otro desplazamiento del mismo sentido y de la misma intensidad en la DA, que llevará a una renta o producción de equilibrio menor.

  • El modo Keynesiano de corrección de los vacíos contractivos y expansivos.

  • En el caso de que exista un vacío contractivo dado, el Gobierno podrá optar bien por elevar el Gasto Público por un importe equivalente a ese vacío, bien por reducir los impuestos netos por un volumen mayor, o bien por realizar una operación conjunta de modificación de impuestos (a la baja) y de Gastos Públicos (al alza). También podrá corregirse subiendo los Gastos Públicos en paralelo con una subida de los impuestos.

    Si el vacío fuera expansivo o inflacionario la Política Fiscal sería la opuesta.

  • LOS MULTIPLICADORES DE LA POLITICA FISCAL.

  • El nuevo equilibrio económico al introducir los Gastos Públicos, no tendrán por qué ser necesariamente de pleno empleo.

  • La Producción de equilibrio con Sector Público.

  • La Renta o Producción de equilibrio dependerá de 2 factores:

    • del multiplicador 1 / (1 - c)

    • del componente (Co + Io + Go - cTo)

    1

    Yo = --------- (Co + Io + Go - cTo)

    1 - c

  • El impulso al Gasto Público (Δ G) y su multiplicador.

  • La variación de la Renta Nacional o del PIB será función de la variación del Gasto Público (Δ Go) y del valor del multiplicador que será equivalente al obtenido para la Inversión Autónoma (Io). Para saber cuánto hay que incrementar el Gasto Público para alcanzar al Renta de pleno empleo.

    1

    Y* - Yo = ------- ( Δ Go)

    1 - c

    La función del multiplicador del Gasto Público será bidireccional. Cuando el Gasto Público se reduzca, se reducirá multiplicando, el valor del PIB y de la Renta Nacional. Se puede usar este instrumento cuando convenga reducir el valor de la DA o Gasto Global, es decir, cuando exista un cierto vacío expansivo.

  • El impulso a los impuesto (Δ T) y su multiplicador.

  • El multiplicador de los impuestos tiene 2 características:

    • Es negativo lo que hace que la relación entre T e Y sea inversa (sube T, baja Y y viceversa.

    • Su valor absoluto [ - c / (1 - c)] es menor que el del Gasto Público [ I/(1 - c )] al ocurrir que c = PMgC < 1.

    Para saber en cuanto es necesario reducir los impuestos para alcanzar la Renta o Producción de pleno empleo (Y*)

    - c

    Y* - Y = -------- Δ To

    1 - c

    El multiplicador de los impuestos también será bidireccional.

  • El llamado “Teorema del Multiplicador unitario”.

  • Multiplicador del Gasto Público 1 / (1 - c)

    Multiplicador de los Impuestos - c /(1 - c)

    Si el Gobierno aplica una política fiscal conjunta de elevación del Gasto Público e impuestos en la misma proporción sucede que Δ G = Δ T.

    1 - c

    ΔY = Δ Y + Δ Y = ------ Δ G + -------- Δ T

    1 - c 1 - c

    Δ Y = Δ Go.

    Si tanto los impuestos como los gastos públicos se elevan por la misma cantidad la Renta Nacional y la Producción se elevarán por esa misma magnitud, lo que sucederá porque el multiplicador valdrá 1.

    El funcionamiento del multiplicador unitario también será bidireccional.

  • LOS RETARDOS DE LA POLITICA FISCAL Y LOS ESTABILIZADORES.

  • La consecución de la Renta Nacional de pleno empleo, vía uso de la Política Fiscal, no será una tarea fácil debido a los retardos y a la incertidumbre de los valores estáticos:

    Los retardos temporales suelen clasificarse en 3 tipos:

  • De reconocimiento.

  • De decisión y actuación

  • De impacto.

  • Los retardos de reconocimiento y de decisión y actuación.

  • Cuando aparece una perturbación a la baja de la DA, será preciso que transcurra un cierto periodo de tiempo para que se produzca un reconocimiento estadístico fiable de lo que está sucediendo. Pasado algún tiempo las autoridades reconocerán con cierta seguridad que es necesario iniciar algún tipo de acción para corregir la senda a la baja de la DA.

    Sobre el retardo en el reconocimiento se acumulará el retardo de decisión y actuación, que será distinto según nos refiramos a política fiscal o a otros tipos de políticas. Las de política fiscal son bastante más lentas.

    Sobre el retardo de decisión se acumulará el de actuación, que se produce cuando no empiezan a surtir los efectos económicos deseados hasta después de un cierto tiempo.

  • El retardo interno y los estabilizadores automáticos.

  • La existencia de los retardos de reconocimiento y de decisión y actuación que sumados se conocen con el nombre de “retardo interno” es lo que ha hecho ganar credibilidad histórica a los llamados “estabilizadores automáticos”. Son definibles como aquellos mecanismos endógenos al sistema económico capaces de reducir la intensidad de las fluctuaciones de Y provocadas por las oscilaciones de Io sin que se requieran cambios discrecionales en la Política Fiscal.

    El más conocido es el sistema impositivo proporcional o progresivo en relación con la Renta Nacional o con la Producción de la Economía.

    La mera existencia de una tarifa impositiva proporcional a Y hará que las fluctuaciones de Y generadas por las variaciones de Io sean menores que las que se producirían si tal tarifa no existiera.

    El dispositivo de estabilización será tanto más potente cuanto mayor sea el valor de la tarifa proporcional (t).

    3.3 El retardo externo o de impacto.

    El retraso de impacto será siempre un retraso distribuido en el tiempo, dado que los multiplicadores fiscales no tendrán un efecto instantáneo sobre el PIB sino paulatino.

  • EL COMERCIO EXTERIOR Y SU INCIDENCIA EN EL EQUILIBRIO ECONOMICO.

  • Las exportaciones son una entrada en el flujo circular y las importaciones una salida.

  • Los determinantes de las exportaciones netas.

  • Las importaciones de cada país estarán relacionadas positivamente con su Renta Nacional y/o con su PIB.

    Las exportaciones al ser las compras que el resto del mundo hace de productos generados en el interior del país analizado, tendrán unos determinantes básicos iguales a los de las importaciones, es decir la producción real del resto del mundo, y el nivel relativo de sus precios.

    La Propensión Marginal a la importación será el cociente entre Δ M y el Δ Y generador del anterior Δ M.

    La función de Exportaciones Netas será la diferencia existente entre las Exportaciones (X) las importaciones (M). Esta función dará lugar a una recta decreciente.

  • Comercio exterior y equilibrio macroeconómico.

  • De acuerdo con los postulados de Keynes, el equilibrio macroeconómico se producirá cuando la DA se iguale a la producción (PIB). El equilibrio se producirá cuando

    Y = DA = Co + c(Y- To) + Io + Go + XN - mY

    La propensión marginal a la importación será m.

    Al introducir el Sector Exterior en el análisis del equilibrio, la DA cambiará de pendiente, siendo ésta en todo caso menor que la manejada hasta ahora, e igual a (c - m)

    El valor de la Producción y de la Renta Nacional del equilibrio dependerá de dos factores:

  • del Multiplicador del gasto autónomo que ahora valdrá 1 / (1 - c + m).

  • Del volumen de ese gasto autónomo (Ao) que ahora se igualará a Co + Io + Go + Xno - cTo.

  • Los multiplicadores del Gasto Autónomo en una Economía Abierta.

  • Ver cuadro pag. 174 .

    4.4 La potencia de la política fiscal keynesiana en una economía abierta.

    Al introducir el Sector Exterior de la economía los valores de los multiplicadores se hacen mucho más pequeños. Valores que mantendrán además una relación inversa con el grado de apertura de la economía al exterior, medible en función del tamaño del parámetro m (PMgM).

    En un país o territorio pequeño, con elevado grado de apertura al exterior, será de escasa utilidad la aplicación de la Política Fiscal, dado que sería necesario realizar grandes esfuerzos de incremento de Gasto Público o de reducción de impuestos para cubrir vacíos depresivos dados. Esfuerzos que generarán, además, altos déficit públicos que, tiempo después habrá que pagar, elevando los impuestos.