Moby Dick; Herman Melville

Literatura universal del Siglo XIX. Literatura inglesa del Siglo XIX. Novela de aventuras. Narrativa de aventuras. Argumento. Biografía del autor. Crítica e interpretación

  • Enviado por: Jesus Israel Cruz Rojas
  • Idioma: castellano
  • País: México México
  • 11 páginas

publicidad

Benemérita Universidad

Autónoma de Puebla

MOBY DICK

Novela escrita por

Herman Melville

Introducción

Achab no dejaba nunca de tener presente en su espíritu la captura de Moby Dick. Estaba dispuesto a sacrificar todos los intereses humanos a esta pasión

Herman Melville, Moby Dick.

Moby Dick es una novela clásica de la literatura universal escrita por Herman Melville en 1851, que trata de la lucha entre la bestialidad de un monstruo marino y la obsesiva venganza del capitán Achab en contra de éste.

Moby Dick recoge la tradición romántica y gótica dando forma a un épico poema en singular prosa que ha acabado por ocupar en Estados Unidos el puesto de gran novela nacional.

Este ensayo trata de captar al autor en ésta, su obra más importante y posiblemente la que le da apertura a Estados Unidos como creador de novelistas importantes, en una representación de la fuerza del espíritu humano, de el mal incomprendido y la lucha motivada por el odio y el deseo de venganza del hombre, dando como resultado un libro no de una incomparable belleza literaria e importancia Histórica.

He tratado de concebir un escrito que incluya un análisis literario del libro, y que exponga la opinión que tengo sobre el tema, dando a conocer los puntos más importantes en base a mi atención y reflexión.

También se ha procurado que el lector entienda, y se forme una idea sobre la temática del libro así como de la importancia del mismo dentro del marco cultural e histórico no sólo de la literatura norteamericana si no del mundo, y su influencia posterior.

Acerca del Autor

Empecemos por describir la vida del autor, que sin duda nos dará una idea de la fuente de inspiración a la que debemos esta gran novela. En sus primeros años Herman Melville tuvo una vida tranquila en el seno de una familia ilustre, pero una juventud un tanto difícil pues su padre murió dejando a la familia en banca rota y se vio obligado a abandonar sus estudios para ayudar a su familia, consiguió empleo en un banco, un almacén, y como maestro de una escuela.

Su vida como marino fue la inspiración para sus primeros libros, la inquietud por viajar y por el mar fue legada de los relatos de su padre y su tío que era marino.

Y es de estos viajes precisamente de donde emerge Moby Dick su obra maestra y el tema de análisis de este ensayo.

El primer viaje que realizó fue como polizón en un barco mercante de la ruta Liverpool - nueva York, viaje que se traduciría literariamente en la novela Redburn. Más tarde se enroló en un ballenero que zarpaba hacia los mares del sur. Abandonó el barco en las islas Marquesas y vivió un mes entre caníbales, experiencias de donde se desprende la novela Taipi (también fue la inspiración para crear uno de los personajes principales de Moby Dick: Queequeg) Luego, en otro ballenero fue desembarcado en Tahití, peripecias contadas en su novela Omoo, Finalmente volvió a casa en una fragata Estadounidense.

Tras esta travesía no se embarcó más como marinero y se decidió dedicarse profundamente a escribir, su vida literaria fue bastante extensa, estudió Filosofía y leyó apasionadamente a Rabelais, Carlyle, y Shakespeare, quien tambien lo influencio en Moby Dick. Formó parte de un grupo literario cuyo centro fueron los hermanos Evert y George Duyckinck, eminentes editores.

Su primer libro Taipi obtuvo un éxito notable, con un poco de escándalo. Éxito que se repite en el segundo libro, decide casarse y concibe aspiraciones literarias más altas que de cronista de sus viajes, primero con un libro de carácter semisimbólico llamado Mardi, de nuevo en un escenario polinesio, pero tuvo un pequeño fracaso debido a la orientación enigmática de este libro, y escribe entonces los otros dos relatos ya aludidos Redburn y Blusón blanco.

Como hemos visto, para Herman Melville el escribir sobre el mar no fue una cosa difícil, pues tenía todo un conjunto de experiencias vividas en cubierta, no es extraño que sus libros, en especial Moby Dick, tengan un buen archivo sobre la vida marinera del siglo XIX.

En 1851 se estableció en una granja en Massachussets, donde entabló una estrecha amistad con Nathaniel Hawthorne, un escritor que ejercía una gran influencia sobre Melville, tanto como autor y ser Humano, y a quien éste dedico su obra maestra... Ya que fue en este momento cuando en poco mas de un año Melville se dio a la tarea de escribir Moby Dick, Aunque en este momento no sería reconocida, quizás por el tono casi documental del libro, pues se retrata detalladamente el proceso de la pesca de la ballena que en ese tiempo era muy común. Es algo irónico porque en su momento, Moby Dick no atrajo las miradas y fue un fracaso en términos de negocios, pero décadas mas tarde se convirtió en el icono que le dio fama mundial a su autor, de hecho estoy seguro de que de no ser por Moby Dick, el apellido de Melville no se contaría ni entre los de los autores medianamente importantes de la escena literaria de su país natal.

La obra refleja algunas de las experiencias del mismo Herman, en la figura de Ismael (el personaje narrador), pues de la misma forma, él nunca fue un marinero de oficio o de vocación, si no fue para conocer algo distinto, para calmar sus ansias de navegar y “ver algo de mundo”. De hecho esta frase se menciona dentro de la novela, cuando el capitán Peleg le dice a Ismael que en un barco ballenero no se ve mas mundo que el horizonte de las aguas... Así imagino a Melville la primera vez que se embarcó en un ballenero, él solo había trabajado para la marina mercante (otra vez igual que Ismael), pero es muy diferente trabajar en ella que en la caza de la verdadera ballena. También revela sus impresiones al conocer a un salvaje, porque como ya lo he mencionado vivió un mes entre los caníbales, lo que le dio la capacidad de detallar narrativamente el aspecto de Queequeg otro de los personajes.

La inspiración concebida en el mar e impregnada en los personajes, se deriva de las vivencias que lo llenaron como ser humano, esta forma del autor de inundar a sus personajes con su propia personalidad, forma parte de su estilo, que lo ha llevado a la fama hoy en día, por que enriquece con la experiencia la sutileza de su obra.

Un poco mas tarde (1854) vino Israel Potter , relato ameno y vivaz, También El Impostor, una sátira moral al estilo clásico. Algunas de sus obras en los años siguientes fueron: Benito Cereno, Cuentos del mirador, El hombre de confianza y sus máscaras, Poesías de batalla, Clarel y finalmente Billy Bud.

La falta de éxito lo desanimó y empieza atrabajar en la Aduana de Nueva York acumulando volúmenes de versos hasta su retiro, hasta morir en completa oscuridad en 1891.

No obstante Herman Melville fue uno de los grandes escritores de la época de oro de la literatura Norteamericana y uno de los más importantes escritores estadounidenses de todos los tiempos, sin cuya obra e influencia no podría concebirse el panorama actual de la literatura universal.

Moby Dick

El libro nos lleva por una travesía llena de humanidad, ejemplifica el valor, retrata la solidaridad y la firme amistad, hasta la cobardía o la ira que va de la mano con la locura, y en medio está la venganza, y el mal desenfrenado que provoca destrucción sin medida...

El tema central es el conflicto entre el capitán Achab y la gran ballena blanca, un cachalote muy temido al que todos llaman Moby Dick, que le arrancó la pierna en un encuentro anterior como una profecía lo había augurado. Achab, ávido de venganza, se lanza con toda su tripulación a una desesperada búsqueda de su enemigo, que nos lleva a contemplar la lucha entre estas dos fuerzas, o el parentesco que resulta entre ellas, la fuerza de el odio de el capitán Achab y la fuerza de la bestialidad de la ballena blanca,

La obra es una novela épica escrita en prosa que está situada dentro de la corriente clásica de la literatura occidental, es un libro de aventuras, aunque de hecho está estructurada de una forma muy particular, el autor comienza a relatarla como una novela de aventuras, sin más, pero se va transformando estilísticamente, llegando a utilizar formas dramatúrgicas en algunos capítulos y ensayísticas en otros.

Está escrito en primera persona, es Ismael, uno de los tripulantes del Pequod, quien nos relata paso a paso la historia de la autodestructiva y obsesiva persecución alrededor del mundo por parte del capitán Achab en contra de la ballena.

El estilo de Melville es muy atractivo, es fácil leerlo, no usa un lenguaje demasiado complejo ni rebuscado o florido como algunos escritores modernos, esto facilita un poco darse cuenta del fondo de la obra, y el punto que para mí quiere dar a entender, también me impresiona como siembra cada reflexión mucho antes de ser necesaria, y después la rescata mediante alguna escena viva e intensa aunque se trate de una mañana en completa calma.

Fue escrito en una época en la que la escena literaria estaba dominada por Europa, en plena mitad del siglo XIX, mucho se escuchaba de autores ingleses y franceses, pero poco de los norteamericanos, Herman Melville fue un brillante escritor que sin embargo no fue muy reconocido en su tiempo, aunque algunos de sus libros tuvieran éxito, autores como Mark Twain o Withman fueron quienes ocuparon el lugar que pudo haber ocupado Melville.

El marco histórico es antiguo como podemos darnos cuenta, eran tiempos de reordenamiento social y político, aunque las monarquías aun dominaban el mundo, pero en América del norte se desarrollaba una gran potencia comercial, militar y política... y en el ámbito artístico, exactamente en el literario, tambien empezaba a dar muestras de talento, y Melville comprobaría esto.

Fueron tiempos de un profundo conservadurismo aún en tierras yanquis, son muy comunes las referencias religiosas en el libro, se nota en la prudencia con que se escribe sobre las malas palabras del capitán achab, lo que nos hace pensar que Ismael o Melville estaban muy aferrados a los buenos modales o que vivían dentro de una sociedad que no permitía un lenguaje tan abierto ni tan vulgar.

El ambiente técnico era propio de el siglo XIX, la energía eléctrica aun no había sido descubierta, ni la industria petrolera se había desarrollado, por lo que las embarcaciones en las que viajó Herman Melville y en las que se desarrollan sus historias fueron barcos antiguos, desplazados por el viento mediante velas que pendían de mástiles de madera como Ismael describe al Pequod, con una estructura de la misma forma: una proa larga terminada en un ángulo agudísimo, y la popa ancha y achatada donde esta el castillo en el que el capitán pasa el tiempo vigilando los mares y se manipula el timón, en tierra las calles se iluminan con faroles de aceite por la noche y en las cocinas se utilizan estufas de leña, con negras y largas chimeneas

Los arponeros disponen sólo de su propia fuerza y habilidad para apuñalar a las ballenas, y de sus remos para remolcarlas hasta las naves después de la captura.

En cuanto al escenario, la mayor parte de la narración sucede en el mar abierto, en cubierta y en el agua, esto también es digno de admiración, pues en un escenario tan monótono el autor ha logrado desarrollar una historia de gran calidad y hacer de este un escenario siempre cambiante aunque parezca contradictorio.

La historia comienza cuando Ismael expone sus razones para enlistarse en la caza de la ballena, porque el ser marinero es una forma de escapar del hastío de la vida rutinaria y los problemas que le genera. Conoce a Queequeg un caníbal de quien se vuelve un gran amigo. Juntos se embarcan en Nantucket el Pequod el barco ballenero mandado por el capitán Achab. Quien no se deja ver hasta varios días después de haber dejado puerto, todo hasta este momento ha sido coordinado por los tres oficiales Starbuck, Stubb y Flask....

En los primeros capítulos se relatan de una manera ligera, y mas detallada las noches pasadas en la posada de New bedford y de nantucket, el recorrido hasta el barco y la presentación de cada personaje importante, del primer oficial, de los propietarios, del mismo barco en sí.

Es de Ismael uno de los personajes de quienes sabemos menos, posiblemente por ser parte de su personalidad, o porque la función básica que cumple es solo ser el narrador, “sólo contártelo”. En principio el mismo nos dice; “llámenme Israel” como si no estuviera seguro de querer revelar su nombre, luego él es el narrador, quien habla en la mayor parte del libro, pero pocas veces habla de sí.

Aunque son las reflexiones del mismo Ismael las que en mi opinión tienen la mayor importancia sobre la calidad del texto, es quien expone la situación en que se encuentra cada uno de los demás personajes, y sin sugerir exactamente que lo que dice sobre ellos es en realidad como es cada quien, lo hace, y lo hace bien.

Sobre Queequeg, el impresionante pero amable polinesio, amigo tan fraternal de Ismael, tengo una opinión bastante concreta, a primera vista parece un salvaje pues es un caníbal que vende cabezas, pero que resulta ser una gran persona de una nobleza y un temple incomparables, de mente sencilla, decidido y bien disciplinado aunque esto se contradiga un poco con su origen (un heredero al trono de su pequeña nación, que ha huido de casa para “ver el mundo” aunque de hecho no se ve mucho mundo en un barco ballenero como lo explica el mismo autor)

Queequeg tiene una importancia significativa sólo en los primeros capítulos donde el autor le dedica prácticamente la mayor parte del relato, también es por la presencia de Queequeg que se dan los acontecimientos graciosos que le dan ese toque de comedia al libro, pero sólo en la primera parte, por ejemplo;

Es precisamente en el momento de conocer a Queequeg que la historia toma un sentido cómico con esa pequeña crónica de Ismael sobre los prejuicios que tiene de “ese temible arponero” y que culmina con la escena en que ambos, después de dormir en la misma cama (pues no había más camas disponibles en la posada), terminan uno abrazando al otro...

“El pequod fue remolcado lejos de los muelles y los capitanes Peleg y Bildad daban las ordenes para partir, alistando lo necesario para el viaje y preparando las velas para ser izadas yse dio la orden principal, levad anclas”

En El Pequod, así como en cualquier barco se tienen que llevar a cabo las actividades propias de la marina, todos los aspectos de la vida en el barco están tratados en capítulos especiales, cada proceso, o rutina, el escenario que siempre es el mismo pero que esta en constante cambio, y los detalles de aquellos cambios en el barco y sus singulares personajes...

Como por ejemplo el capítulo en donde Ismael cuenta el proceso mediante el cual se obtiene el aceite de ballena, el cortar la grasa de la piel y extraer el esperma que habrá de destilarse en un sitio especial en el barco y la limpieza que le sigue...

Es por eso que también califico al libro, como ya lo he mencionado antes, de documental, pues es ampliamente descriptivo en lo que se refiere a los detalles de la vida de un barco ballenero, del folklore de supersticiones que circulaba entre los marinos de aquellos días, la pintoresca atmósfera de las posadas de New Bedford y Nantucket, el aspecto de cada zona del océano en el que buscan a las ballenas, incluso describe la anatomía de éstos animales, de una forma muy precisa para su tiempo, los expertos aun siguen asombrándose de las deducciones de Melville sobre los ancestros de la ballena

Luego de unos meses, y de la esperada aparición del capitán, ocurren nuevos sucesos que tienen una gran importancia sobre el desarrollo de la historia, el capitán ha salido de su camarote y deja en claro sus propásitos.

El Capitán Achab, junto con moby Dick (si es que se le puede considerar como un personaje) es el protagonista principal de la historia, es un personaje complejo que al principio se torna enigmático pues son continuos los comentarios que recibe Ismael del misterioso capitán. Primero la “descripción” del capitán Peleg, “Le falta una pierna” es lo primero que se sabe del capitán Achab, y lo primero que se sabe del capitán Achab es lo primero que se sabe de Moby Dick: “le fue arrancada, aplastada y triturada por el cachalote mas monstruoso que jamás haya volcado una lancha” aquí se da a entender que ambos personajes están ligados, ligados por la lucha. Al preguntar si se le puede ver parea hablar con el, también hay otra parte clave en el libro, el capitán Peleg habla de el como un hombre justo, cabal, hasta una especie de dios... que solo podría compararse con el Rey Achab de las escrituras, ya que el capitán solo tiene menos súbditos, “pero el Achab de las escrituras es un malvado” advierte Ismael...

Cuando por fin sale el esperado y mitificado capitán, después de unos días de haberse reportado en cama, y da la cara a la tripulación es un momento clave en la novela porque es cuando deja en claro su propósito, el cual parece definirlo en primer plano pues es por eso que se comporta de una forma que parece casi demente, que hace lo que hace y dice lo que dice. Es el afán de vengarse de la ballena blanca lo que lo mueve, incluso al borde de quedarse desfalleciente de cansancio afuera vigilando, en el castillo de popa, siempre pendiente de la dirección del viento, y es esa misma obsesión la que lo lleva a sacrificar las vidas inocentes de sus hombres, en aras de cazar al monstruo que lo dejó marcado.

El autor nos dice, que la obsesión que padece el protagonista empieza desde el momento en que se da el encuentro en el que la ballena le despoja de la pierna derecha, y la obsesión va creciendo a lo largo de toda su convalecencia de regreso a casa, el odio de el hombre se enfoca en la ballena, incluso la describe como “la encarnación de todos los males” entonces el autor nos deja la pregunta ¿La venganza es causa de sucesos precisos, o consiste en un proceso que nos sirve de descarga de nuestras propias frustraciones o miedos?

Achab parece tener una influencia claramente Shakesperiana, es un “malvado Héroe” con toques quijotescos, en palabras de Harold Bloom. El “viejo loco” es un hombre un tanto raro, muy disciplinado y muy desesperado como dice Starbuck, su primer oficial que trata inútilmente de convencerlo de desistir de su misión, incluso piensa en asesinarlo para salvar su vida y la de la tripulación, pero a pesar de llegar a esto, decide no Hacerlo.

Starbuck es un hombre prudente en lo que cabe del término, ya que dentro del entorno de los marineros que se dedican a la pesca de la ballena la prudencia es una cualidad rara, el es tan valiente como para arriesgarse a conseguir el objetivo de atrapar a una ballena en medio de una tempestad, pero lo suficientemente sabio como para detenerse cuando es necesario, y también lo suficientemente leal como para no desobedecer al capitán.

Me llama la atención lo que dice Ismael cuando lo presenta ante los lectores:

No quiero hombre alguno a bordo de mi lancha, que no tenga miedo a la ballena, decía. Creía que el valor mas útil y el más loable es el que nace de una estimación constante del peligro, y que un hombre sin miedo alguno era más peligroso que un cobarde” Ésta última frase es la que contrapone a Starbuck con el capitán Achab, pues creo que éste último es el hombre “sin miedo alguno” al que tanto hay que temer...

Un contraste mayor aún entre Ismael y el Capitán, uno sereno, prudente y humilde, incluso tímido y algo introvertido y el otro altivo, desenfrenado y fúrico...

Las cosas van tomando forma, se efectúa la caza de varias ballenas, el Pequod se encuentra con varios barcos balleneros y el capitán les hace a todos ellos la pregunta de costumbre sobre la ballena...

Un viejo brujo llamado fedallah, profetiza que el capitán solo podrá morir por una cuerda de cáñamo, y después de haber visto dos coches fúnebres, uno hecho por el hombre y otro de madera americana....

Los arponeros hacen su labor, Tashtego es el primero en cazar a un cachalote, después, Dagoo y Queequeg lanzando sus gritos de guerra, cada uno en el idioma de su cultura, el indio, el africano y el polinesio tras del leviatán de los mares..

Conforme vamos avanzando en la narración vamos descubriendo el fondo de la historia, resulta fascinante darnos cuenta de cómo vemos reflejadas hasta nuestras propias actitudes ante la vida en los personajes de Moby Dick,

Todo sigue llenándose de ese sentimiento de expectativa, incluso parecemos sentir la presencia de moby dick, y reaccionar con la misma excitación que se produce en el capitán al encontrar a un su anhelada presa, y cuando este momento ocurre, cuando finalmente, después de recorrer más de medio globo buscándola y al fin, al fin moby dick se aparece ante todos, el capitán reacciona de una manera eufórica y festiva,

Y es esta parte, la confrontación de las dos grandes fuerzas la que mas llama la atención, aquí termina todo después de cientos de días de espera y tres días de batalla en que el monstruo demuestra su poder, la terquedad y la ira de Achab terminan siendo el único fuego que es capaz de pelar con el fuego y extinguirlo, pero a un altísimo precio, pues no solo ha sacrificado su vida, sino también la de la tripulación entera, el barco se hunde y Achab muere por la cuerda de su propio arpón que da muerte a moby dick no antes de que esta le de muerte al capitán y quienes lo han acompañado hasta ese momento.

Ismael es rescatado, por el Capitán del Raquel que sigue buscando a su hijo perdido...

La sed de venganza ha sido apagada, con sangre.

Se necesitó la sangre de Achab, la de los marinos y la del monstruo para extinguir el deseo del verdadero monstruo: el odio.

Conclusión

“Y yo sólo salvé la vida para contártelo”

Como conclusión puedo decir que este Libro me ha parecido una gran obra, una inmensa reflexión, y una gran pintura donde se han plasmado los sentimientos y la humanidad que el autor percibió durante su vida y que estuvo ahí, para contárnoslo.

El valor literario del libro radica en su naturaleza simbólica, en el estilo de Melville de contarnos esta historia, en la belleza de la narrativa que emplea, al final sin sugerir la moraleja, hablando con cierta ambigüedad del bien y del mal, nos hace percibir estas nociones de una manera sutil.

Una de las cosas que más me llaman la atención y tambien uno de los puntos concluyentes es que Ahab se comporta exactamente igual que Moby Dick, el impresionante animal que destruye todo aquello que se encuentra en su camino, está ciego y arrasa con todo y vidas humanas y hace el mismo mal que él persigue.

Es el odio de un hombre el que casi mata a Ismael, y es el amor de otro es el que lo salva.

Moby Dick trasciende, en su hondura y grandeza, en el corazon mismo
del genero humano; sus conflictos existenciales, su búsqueda obstinada
de ese ego primitivo y la muestra de la destrucción que causa, la hacen una obra de una riqueza conceptual nada común, en una forma de contarlo aún mas especial.

Bibliografía

MELVILLE HERMAN, Moby Dick

Editores Mexicanos Unidos S.A.

3ª edición Marzo 2000

Harold Bloom, El Héroe Malvado de Moby Dick

Artículo, Selecciones de Reader's Digest Enero de 1999

Diccionario Enciclopédico Larousse

P.P. 212, 415, 719, etc...

Wikipedia, La enciclopedia Libre

http://es.wikipedia.org/wiki/Moby_Dick

2