Mitos Griegos

Teseo y Ariadna. Dánae y Perseo. Filemón y Baucis. MItología Griega

  • Enviado por: El remitente no desea revelar su nombre
  • Idioma: castellano
  • País: Argentina Argentina
  • 3 páginas
publicidad
publicidad

Había una vez, un viejo llamado Egeo y era el rey de Atenas, cuyo hijo se llamaba Teseo.

Todos los años, Egeo le enviaba al rey de Creta 14 atenienses para alimentar a su minotauro. Esto sucedía porque años atrás, el anciano rey había perdido una guerra con el rey Minos. Al enterarse de esto Teseo sintió que era su deber ayudar a los 14 atenienses, entonces se subió al barco y una vez en el soñó con Poseidón quien le contó que era un semidiós y que debía zambullirse en el agua a buscar un anillo que el rey de Creta había perdido.

Una vez allí Teseo se metió en el laberinto y con la ayuda de Ariadna logró matarlo (1)

Pero como saldría de ahí?

Antes de entrar en el laberinto Ariadna le tiró un ovillo de lana del que juntos tirarían para guiar a Teseo y los atenienses a salir del mortal laberinto.Fue así como Teseo se encontró con Ariadna y juntos escaparon del Creta, pero en el camino Teseo soñó con otro dios Baco quien le dijo que debía dejar a Ariadna en Naxos, una isla, porque tenía mejores fines gloriosos para ella.

Así fue, el joven dejó a la bella princesa en Naxos y volvió a Atenas, pero el olvidó que su padre le había dicho que si estaba vivo al regreso el barco tuviera velas blancas entonces cuando llego al palacio fue notificado que su padre, el rey Egeo, se había arrojado al mar por el dolor por la supuesta perdida de su hijo.

Cierto día, el rey de Argos, Acrisio, fue a interrogar a una pitonisa quien le contó que sería asesinado por su nieto quien ocuparía su lugar en el trono.

Entonces desesperado, el rey ordenó que su hija, Dánae, fuera metida en un calabozo.

Pero en el calabozo sin luz, comenzó a llover oro y se fue formando el perfil de Zeus, este le dijo que le ofrecía la manera de huir y ella aceptó.

A la mañana siguiente, al despertar Dánae se dio cuenta de que estaba embarazada, y tempo después dio a luz a un bebe al que llamó Perseo.

Un día al atravesar las cárceles del palacio, Acrisio, oyó los gritos de un bebé. Interrogo a los guardias pero debió ceder ante la evidencia, solo un dios podía entrar en ese calabozo.

Entonces sin más recurso, pidió a su hija que entrara en un grande baúl que fue arrojado al mar. Durante mucho tiempo el cofre flotó en el mar, a merced de las olas….

El cofre fue encontrado por el pescador Dictis que cuidó durante años a los náufragos

Pero un día el rey de la isla Serifos (una de las Cícladas), el hermano de Dictis, Polidectes se enamoró de Dánae y le ofreció matrimonio.

Perseo enojado por esto va en busca de la cabeza de medusa pero primero se encuentra con Hermes que le da su hoz mágica, la grayas que le dan: el casco de Hades(que los hará invisible), las sandalias mágicas (que lo guiaran) y la alforja mágica(que se estira) y con Atenea que le entregó su escudo(que lo protegerá de la mirada de Medusa.

Entonces entra al lugar donde se encuentran las gorgonas y decapita a Medusa, la cabeza la mete en la alforja mágica pero de la sangre se reconstruyen dos criaturas: un gigante llamado Crisaor y un caballo blanco alado, Pegaso.

De vuelta en el castillo, Perseo se enteró de que su madre había escapado le mostró la cabeza de medusa al rey y este quedó de piedra en su trono mientras tanto se estaban realizando los juegos olímpicos y allí estaba Acrisio, exiliado,-porque se enteró que sus sucesores estaban vivos- entonces el joven Perseo se decidió a participar y lanzó el disco temeroso de lastimar a algún espectador, fue entonces cuando el antiguo rey de Argos, su abuelo, se levantó de su asiento y fue decapitado, accidentalmente.

Cierto día, Zeus y su hijo Hermes decidieron bajar a la tierra a probar la bondad de los humanos, entonces en medio de el largo caminar de los dioses se largó una lluvia torrencial.

Buscando refugios los dos viajeros disfrazados q en realidad eran los dioses fueron tocando de puerta en puerta buscando refugio, pero nadie les permitía pasar hasta que vieron una humilde choza sobre una colina con una tenue luz que salía por la ventana.

Tocaron la puerta de dicha choza y fue abierta por una pareja de ancianos Filemón y Baucis, pero el joven Hermes quería regresar al olimpo…

Sin importar la opinión de su hijo aceptó la invitación de los ancianos a pasar…

Los dioses disfrazados se instalaron frente a la chimenea observando un altar en el cual habían depositado unas ofrendas a los dioses. El dueño de casa tomo el último leño y lo tiró a la chimenea, mientras Baucis preparaba la humilde mesa.

Cuando los anfitriones contaron de su poco alimento, los dioses se dieron cuenta de la bondad de aquella pareja, fue entonces cuando los ancianos pensaron en su ganso y que lo podrían comer junto a los invitados. Pero el ganso corrió y corrió y se refugio entre las piernas de los dioses imaginando lo que le esperaba. Fue entonces cuando los dioses develaron su verdadera identidad y los ancianos se postergaron ante ellos, entonces, los dioses agradeciendo la generosidad de la pareja llenaron la mesa de deliciosos manjares, carnes, aves, etc.

Pero si los dioses querían recompensar la actitud de los pobres ancianos, debían castigar a todos aquellos que los habían rechazado tal cruelmente fue así q incendiaron toda la aldea.

Luego, Zeus se comprometió con los ancianos de cumplirles el deseo de morir al mismo tiempo y convirtieron esa tan humilde choza en un templo. Zeus y Hermes volvieron al Olimpo…

Pasaron los años, Filemón y Baucis habían sido los guardianes del templo pero no podían vivir por siempre, entonces Zeus, cuando los dos ancianos estaban agarrados de la mano, decidió q era el fin porque eran simples mortales, así, comenzaron a endurecerse como piedras declarándose el amor y ultimo adiós.

Poco a poco fueron convirtiéndose en árboles y así estuvieron muchos siglos a pesar de que el templo se convirtió en ruinas…

Dicen que aun hoy, donde estaba Frigia se ve a un viejo tilo junto a un roble milenario…