Mitologías antiguas del mundo

Mitología Greco-latina. Civilización mediterránea. Titanes. Urano. Zeus. Demonios del mar. Musas. Héroes. Ritual funerario

  • Enviado por: Edda
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 16 páginas
publicidad
publicidad

ORIGEN Y GENERACIONES

Origen:

La mitología griega proviene de una antigua civilización del Mediterráneo: los atlantes, cuyas historias eran populares y formaban parte de la cultura popular.

La mitología griega abarca el periodo más importante en el siglo VIII a.C. y tiene rasgos tan distintivos como que sus dioses adoptaban formas humanos. Exteriormente también se parecían a los seres humanos, los dioses helenos eran impredecibles, a veces muy justicieros y otras veces crueles y despiadados, además de muy vengativos ellos figuraban las fuerzas del universo, y vivían en el monte Olimpo dónde vivían en una sociedad organizada dominada por tres grupos que controlaban tres zonas diferentes: El cielo, el mar y la tierra.

Los creyentes griegos le mostraban fidelidad y daban favores a los dioses y por ello ejecutaban sacrificios aunque muchas veces no servían para la calmar los dioses.

El mito griego lo encontramos escrito por los dos autores clásicos más importantes: Hesíodo con su “Teogonía” (origen de los dioses) y “Trabajos y días” (sobre como debe comportarse la gente con los dioses y las celebraciones); bajo la firma de Homero encontramos la “Ilíada” (final de la guerra de Troya) y la “Odisea” (aventuras de Ulises o Odiseo, por el mar).

El Caos:

Al principio no había más que la nada, el vacío, ninguna cosa orgánica, a esto se le llamó Caos (Chaos).

Aunque el mito es muy confuso, se dice que Eros (Cupido), el motor del universo, el amor y principio abstracto del deseo, provoca las primeras uniones del inicio cósmico. De la espontaneidad, nace Gea, la Tierra, lugar seguro para que los seres vivos puedan vivir, Gea también da a luz a las montañas y a las Ninfas (Díada o Nereida), genios de las montañas en aquel momento; aunque bajo ella sigue viviendo el Caos en el cual se engendra Erebos, los infiernos y Nix, la noche, que crean a Éter, la luz celestial y por tanto la luz de los dioses, y a Hemera, la luz del día, es decir la de los mortales.

Generación de los Titanes

Urano y Gea:

Urano, el estrellado cielo, surgió de Gea cuando ésta recibió la luz del día, y de la unión sentimental entre Urano y Gea, surgieron los seis titanes (Océano, Ceo, Crío, Hiparión, Jápeto y Cronos) y las seis titánides (Temes, Rea, Tetis, Tea, Mnemósine y Febe), que representaban los elementos, pero también fecundaron otras criaturas, monstruos: Hecatónquiros y Cíclopes.

De la unión entre titanes y titánides surgieron descendientes tan importantes como Helios y Selene (el Sol y la Luna) surgidos de Hiparión y Tea, e incluso el muy famoso mito de Atlas, el gigante condenado a soportar el mundo sobre sus hombros que no era ni más que menos el hijo de Jápeto y Climena, ésta última era la hija de Océano y Tetis.

Gea estaba harta de que Urano le impusiera una continua fecundidad además de que no le gustaba que sus hijos estuvieran encerrados, y por eso propuso un plan de liberación general. La madre junto con todos sus hijos titanes y titánides planearon una venganza, que ninguno se atrevía a llevar a cabo, ninguno excepto Cronos, el menor de los Titanes el cuál tenia especial odio hacia su padre.

Gea le proporcionó a Cronos una serpiente de acero y cuando Urano iba a fecundar de nuevo a Gea, Cronos ya vigilando, atacó, le cortó los testículos a su padre y los lanzó al espacio, de la sangre del dios surgieron criaturas nuevas como las tres furias que viven en las profundidades del infierno, las Erínias, el perro que guardaba los infiernos, a Hidra (monstruo marino) y la Quimera.

Primera Generación

La derrota de Urano:

Cronos se casó con su hermana, la titánide Rea y tuvieron tres hijas: Hestia, Deméter y Hera, y tres hijos: Hades, Poseidón y Zeus.

Sobre Cronos cayó una maldición por parte de Gea que le decía que por haber destronado a su padre y haber dejado presos a sus hermanos condenados a no ver la luz, él sufriría la misma suerte que Urano y seria destronado por un hijo suyo.

Cronos por temor y por avidez de poder, decidió que se comería a todos y cada uno de sus hijos, y así creía que lo había hecho, pero con su ultimo hijo, Zeus, no se cumplió esta ley, ya que Rea, cansada del vicio de su marido, al nacer Zeus, lo engañó y le entregó a Cronos en vez de su hijo una piedra envuelta en mantas...

Zeus creció escondido de su padre en una caverna de Creta donde su madre había dado luz, fue criado por una nodriza, la ninfa Almatea y por los Cruetas, unos jóvenes guerreros armados de lanza y escudo que hacían el mayor ruido posible para que el llanto del niño no se oyera en ningún lugar.

Cuando tuvo todos sus poderes divinos, llegó el momento de enfrentarse a su padre, por entonces tenía por compañera a una hija de Océano, Metis (Perfidia) la cual le dio una poción para que su padre vomitara a sus hermanos devorados. Todo salió bajo el plan previsto y él con la ayuda de sus hermanos y un escuadrón de monstruos encerrados anteriormente por su padre, consiguieron vencerlo después de diez años de guerra, cumpliéndose así la profecía de Gea.

Los cíclopes, monstruos liberados, como agradecimiento le forjaron el rayo, el relámpago y el trueno a Zeus, el tridente a Poseidón y a Hades un casco que lo volvía invisible.

De esta manera fue como Zeus, obtuvo el poder del cielo, Poseidón el poder del mar y Hades el inframundo, reino invisible de las almas difuntas.

Así se forma la generación de los dioses olímpicos o helénicos teniendo como dios supremo a Zeus.

Segunda Generación

Zeus rompe su fatal destino:

Zeus se casó con Metis, su primera esposa divina, pero un oráculo le revela a Zeus el desastre que parecía perseguir a toda su descendencia: de los hijos que tuviera con Metis, nacería uno de muy sabio, el primero; pero el segundo sería violento y querría destronarlo.

Por temor a que eso ocurriera como, ya había pasado en otras generaciones, Zeus se comió a Metis cuando ésta esperaba su primer hijo, convocó a Hefestos, el dios forjador, y le mandó que le pegase un hachazo en la cabeza, así fue como de la cabeza de Zeus, surgió Atenea, armada, la cual fue la diosa de la sabiduría y de la valentía.

La segunda esposa de Zeus fue Temis, una titánide que simbolizaba la ley y la igualdad, de esta unión dieron fruto tres divinidades más, las horas, símbolo de los tres principales momentos de la vegetación (nacimiento, crecimiento y fructificación), también tuvo otras tres hijas que fueron las regidoras del destino.

De otro amorío de Zeus, Oceánida, tuvo otras tres hijas, las gracias, también divinidades de la vegetación, pero estas se ocupaban de dar alegría en la naturaleza y en el corazón de los hombres.

Otra hija la tuvo con Deméter, Perséfone, la cual será la esposa de Hades y reina del inframundo.

Con Mnemósine, otra de las titánides, tendrá las nueve musas, presenciadoras de todas las actividades intelectuales la cuales cada una de ellas representaba alguna: elocuencia, persuasión, sabiduría, conocimiento del pasado y leyes de mundo, matemáticas, astronomía, poesía, música y danza.

Las principales Divinidades:

Al Cumplir su venganza, Cronos se quedó solo para reinar el mundo. Se formaron nuevas generaciones. Noche engendro a Suerte, Kere (el Destino) y Thános (el Fallecimiento), También a al Sueño y toda la raza de los Ensueños, así como a Momo, el dios del sarcasmo, y al Dolor, y a Némesis, que es la venganza de los dioses.

Noche dio a luz a las Hespérides, son Ninfas del ocaso y hay tres: Aegle, Erítia y Hesperaretusa. Habitan en las orillas del Océano, donde residen las Almas Felices. Varios demonios crueles también son hijos de la Noche, Apaté (Engaño), Fillotes (Ternura), Geras (Vejez), Eris (Discordia), que a su vez engendró a otras calamidades: Olvido, Hambre, los Dolores, los Combates, los Crímenes, las Querella, los Discursos embusteros, Anarquía, Desastre y a Juramento (Horco). De esta forma el mudo se iba preparando para recibir a los hombres disponiéndoles mil causas de sufrimiento.

Amores de Zeus:

Zeus y Mnemosine rubieron las nueve musas de las artes, y después de unirese a esta estubo con Leto, de ella tuvo dos hijos Artemisa y Febo. Con Maia concibió al dios Herme. Hera fue la última de las esposas divinas de Zeus, que le dio un hijo y dos hijas: Ares, el dios de la guerra, Hebe, personificación de la juventud (esposa de Hercules), e Ilitia, genio femenino que protege los partos.

Zeus amo también a mortales, sobretodo a Alemena, que le dio a Hércules, y a Semele, de la que tuvo a Dioniso, dios del Vino. Hera, furiosa de verse abandonada, hizo nacer por sí misma, a un hijo divino, Hefestos, que preside el trabajo de los herreros y las artes del fuego.

DIOSES GRECO-LATINOS

Dioses del Olimpo:

Nombre

Dios

Descripción

Griego

Romano

Zeus

Júpiter

Fenómenos atmosféricos

Simboliza la Omnipotencia, rey de los dioses y de los hombres, hijo de Cronos y de Rea. Símbolo de poderío: Cetro.

Hera

Juno

Matrimonio y fertilidad

Simboliza el matrimonio, los celos y la fertilidad. Reina del Olimpo, esposa de Zeus e hija de Cronos y Rea.

Atenea

Minerva

Sabiduría guerra y artes

Simboliza la inteligencia y la habilidad.

Hija de Zeus y de oceánide Metis. Nacida de la espuma del mar.

Apolo

Febo

Medicina, profecía y la arquería

Simboliza el arte. Hijo de Zeus y de Leto, también hermano de Artemisa.

Artemisa

Diana

Caza

Simboliza la castidad y la caza (simboliza la Luna en la romana). Hermana de Apolo, hija de Zeus y Leto.

Hermes

Mercurio

Mensajero de los dioses y protector de los viajeros, ladrones y mercaderes

Simboliza la astucia, la suerte y el engaño. Hijo de Zeus y de Maya (hija del titán Atlante).

Hefesto

Vulcano

Fuego

Herrero de los dioses, simboliza la artesanía y la industria. Hijo de Zeus y Hera, fue lanzado del Olimpo según dos hipótesis. Se diferenciaba por su fealdad.

Afrodita

Venus

Amor, en la romana diosa campos y jardines

Simboliza la belleza y el placer sexual. Cuando Urano fue castrado por Cronos su esperma cayó al mar y surgió ella. De tan bonita con solo nacer enamoraba.

Dionisio

Baco

Vino, diversión y teatro

Simboliza la fiesta, el éxtasis, el entusiasmo. Hijo de Zeus y Selene. Al nacer fue escondido por su padre mientras se le pasaba el enfado a Hera.

Ares

Marte

Guerra

Simboliza la violencia y la furia. Hijo de Zeus y Hera. Enemigo de Afrodita (Venus).

Poseidón

Neptuno

Dios de los mares y terremotos

Simboliza la ira y la fecundidad. Hijo de Cronos y Rea. Hermano de Zeus. Símbolo de poderío: Tridente.

Hades

Plutón

Dios del inframundo

Simboliza el Infierno y el castigo. Hijo de Cronos y Rea, hermano de Zeus.

(*El criterio de clasificación de los dioses del Olimpo puede variar según la fuente escogida)

CRIATURAS Y SERES DE LA MITOLOGÍA GRECO-LATINA

Los Demonios del Mar:

Pontos (la Ola) tuvo como primo genito a Nereo, el Viento del Mar, porque es leal i benigno a la vez. Pontos engendró con Gea, a Taumas, quien mas tarde tuvo a la diosa Iris (el arco iris y mensajera de los inmortales), luego a Forcis. Nereo, por su parte, se unió con Doris, unja de las hijas del Océano, que le dio las Neridas, su número varía según las tradiciones: se encuentran cincuenta, pero a veces son el doble. Algunas Nereidas han recibido una leyenda en particular: Tetis, la madre de Aquiles; y Anfitriate, la esposa del Olímpico Poseidón, dios del mar; y también Galatea. Las Nereidas jóvenes y bellas, pasan su tiempo, hilando y cantando en el palacio de su padre.

Taumas, hijo de Pontos, engendró a las Arpías, Aelo y Ocipte (la borrasca y las vuela deprisa), a veces se añade una tercera hermana Cileno (la Oscura). Las Arpías son genios malhechores, cuando caen sobre el mar nada las aguanta, lo arrasan todo a su paso. Se las representa semejantes a pájaros de presa, se dice que viven en el centro del mar Jónico.

Las tres viajeras del mar son: las Greas (Enio, Pefredon y Dino: solo tenían un ojo y un diente las tres, sirviéndose de ellos por turnos). Las Greas eran hermanas de las Gorgonas, llamadas Esteno, Euríala y Medusa. Medusa era la única mortal entre las tres. Las Gorgonas eran horribles: sus ojos chispeaban y su mirada era capaz de convertir en piedra a quien tenía la osadía de mirarlas fijamente, su cabellera era hecha de serpientes y alas de oro les permitían volar. Perseo da muerte a Medusa, quien había sido fecundada por Poseidón. De su cuerpo, al morir, surgen dos seres: Pegaso, el caballo alado, y Crisaor, el héroe de la espada de oro, que a su vez engendró al gigante Gerión el de los tres cuerpos, victima de Heracles, y también a Equidna (la Víbora), un monstruo aterrador que se unió a Tifón y le dio hijos: el monstruo perro Otros; Cerbero, el perro que guardaba los Infiernos; la Hidra de Lerna, que había de ser muerta por Heracles; y la Quimera, a la que más tarde combatiría Belerofonte.

Musas:

Con Mnemosina, Zeus tubo las nueve musas de las artes:

Calíope

la poesía épica

Clío

la historia

Polimnia

la pantomima

Euterpe

la flauta

Talía

la comedia

Erato

la lírica oral

Tepsícore,

la poesía ligera y la danza

Melpómene

la tragedia

Uranía

la astronomía

Héroes de la mitología Greco-Latina

Paris: Hijo de Príamo y Hécuba, reyes de Troya. Hécuba, estando embarazada de él, sueña que en el vientre lleva una antorcha encendida. Fue a consultarlo al oráculo quien le dice que este sueño indica que el niño va a ser la causa de la destrucción de Troya. Príamo, preocupado por el augurio que había anunciado el oráculo, entrega el niño a un sirviente para que lo mate, pero Hécuba evita que sea matado y entrega a Paris a unos pastores para que lo críen lejos de la ciudad. Paris crece como pastor y se hace un mozo de muy bien ver, por esto se casa con la ninfa Enone, quien conoce las virtudes de las plantas y puede curar enfermedades y lesiones con ellas. Tienen un hijo.

Se celebran las bodas de Tetis y Peleo a ellas asisten todos los dioses y las diosas menos la Discordia que no había sido invitada. Ésta enfadada irrumpe en el banquete y arroja sobre la mesa una manzana de oro con una inscripción que pone: Para la más bella. Entonces empieza una disputa entre Hera, Afrodita y Atenea para decidir quien es la más bella de las diosas. Zeus dictamina que Paris sea el juez. Las tres diosas tratan de sobornar a Paris: Hera le promete la riqueza y poder; Atenea le promete sabiduría y virtud, y Afrodita le promete la mujer más bella del mundo. París decide otorgar la manzana a esta última diosa.

Paris tras competir con sus hermanos y derrotarlos en unos juegos que se hacen en Toya es admitido en el palacio de Príamo, su padre. Éste le encarga que viaje a Grecia y que rescate a Hesione, hermana del rey, que había sido raptada. Enone le pide que no vaya, pero Paris no le hace caso a su esposa y parte hacia Grecia. Entonces Enone se retira a vivir en la cumbre del monte Ida y vive allí solitaria. En Esparta Paris conoce a Helena, esposa del rey Menelao, y se enamora de ella entendiendo que la bella mujer era la promesa de Afrodita y se la lleva a Troya. En este momento empieza la guerra de Troya.

En la guerra Paris mata a Aquiles disparándole una flecha en su telón, su único punto débil y que puede matarle, para vengar la muerte de su hermano Héctor.

Filoctetes hiere a Paris con una flecha envenenada, cuyo veneno es mortal. Paris al saber que va a morir se acuerda de su primera mujer y, además ella es su última esperanza. Cuando ella le ve dice que no lo puede curar y Paris muere a la noche. Al amanecer, los pastores queman el cadáver. Enone se arroja a las llamas con él.

Teseo: Rey muy importante de Atenas, hijo del rey Egeo. En su juventud corre muchas aventuras y triunfa por su valor y su fuerza. La aventura más conocida es aquella en que derrota al minotauro de Creta con la ayuda de Adriana hija del rey de la isla, Minos. Adriana, al ser abandonada en una isla por Teseo, se convierte en la esposa de Dionisos (Baco).

Teseo al marcharse hacia Creta le había dicho a su padre que si llegaba con la bandera izada de color blanco seria que él había derrotado al Minotauro y que volvía sano y salvo a casa, pero que si la bandera era de color negro querría decir que había muerto. Cuando llegaba a casa por confusión en el barco izan la bandera negra y su padre al creer que su hijo había muerto se arroja al mar, dándole el nombre que en adelante llevaría. Teseo ocupa el trono de su padre y gobierna Atenas. Entonces rapta a Helena, que por entonces solo tiene diez años, pero no se casa con ella porque considera que aun es demasiado joven.

También lucha contra las amazonas, las vence y se lleva a su reina Antíope para casarse con ella, de esa unión nace Hipólito. Las amazonas asaltan Atenas para recuperar a su reina y esta muere en la batalla.

No olvidemos que Teseo es uno de los pocos mortales junto con Ulises, que baja al Hades, en busca de Perséfone para casarse con ella aun que no lo consigue, sí consigue regresar. De regreso a la tierra se acuerda de la hermana pequeña de Ariadna, la joven Fedra. Se casa con ella, entonces Hipólito, que es un joven muy guapo, aprovecha que su padre no esta para encontrarse con Fedra. Después de la muerte de Fedra, Teseo, ya viejo, visita a un rey que le engaña y le lleva a una cumbre donde lo despeña.

Héctor:

Es el mayor de los hijos de Príamo y Hécube, reyes de Troya, también esposo de Andrómaca y el mejor guerrero de todos los troyanos. Los oráculos anuncian que mientras él viva la ciudad no sucumbirá. Héctor, siendo comandante de los ejércitos troyanos, mantiene la ciudad a salvo de los griegos por nueve años hasta que es matado por Aquiles que tiene que vengar la muerte de su amigo Patroclo. Héctor, después de matar a al amigo del héroe griego, se despide de su mujer antes de salir al campo de batalla ya que sabe que va a morir si lucha contra Aquiles.

Al final Aquiles le mata y pasea su cuerpo sin vida durante tres días atado en su carro. El padre de Héctor, Príamo, quiere recuperar el cuerpo de su hijo y se va a escondidas a ver a Aquiles y le pide el cadáver para que dejen honorarlo y celebrar los ritos funerarios típicos.

Perseo: Hijo de Zeus y Danae. Es rescatado por Polidectes, junto a su madre en la isla de Serifo donde fueron enviados y donde él maduró. El rey de Serifo, Polidectes, siente aprecio por Danae y temiendo que Perseo se meta en líos lo envía a obtener la cabeza de Medusa, un monstruo que con su mirada convierte a los

hombres en piedra. Y ayudado por Hermes; con unas sandalias que lo llevan por el aire; una bolsa; un casco que lo hace invisible; una espada que nunca falla un golpe y un espejo mágico, Perseo le corta la cabeza a la Gorgona

mortal. De la sangre que brota de su cuerpo nace Pegaso y de las gotas que manan de su cabeza sobre el mar se forman ramos de coral. Perseo guarda la cabeza dentro de la bolsa para taparle los ojos. Monta a Pegaso y se dirige a África donde pide hospitalidad a Atlas, pero no se la concede Perseo le convierte en una gran montaña de piedra. Vuela hasta Etiopia y allí rescata a Andrómeda, hija de Cefeo y Casiopea, que es condenada a ser sacrificada por su madre que había dicho que era más hermosa que una diosa. Perseo se despide de Pegaso y lleva a Andrómeda A sus padres, se casa con ella, se establecen en Serifo y rescata a su madre de Polidectes.

Descansando en Serifo le regala las sandalias a Hermes y a Atenea la cabeza de Medusa. Perseo regresa a Grecia cuando sin querer mata a su abuelo Acriseo con un disco. Él fue el rey de Trinito, fundó Mecenas y funda también el pueblo de los persas, cogiendo su nombre.

Ulises: Su nombre griego es Odiseo y sus aventuras se recuerdan por tradición oral. Hijo del rey de Ítaca llamado Leatres, en su juventud le visita Eurito que le regala el arco más poderoso de toda la tierra.

Ulises se casa con Penélope, con quien tiene un hijo llamado Telémaco. Poco después de que su mujer dé a luz a su hijo Ulises es llamado para que vaya a la guerra contra Troya. En la guerra Ulises es conocido por su ingenio más que por sus luchas.

Al ser destruida Troya él decide volver a casa y por eso el dios de los vientos Eolo le da un saco que contiene todos los vientos que podrían ser traicioneros y solo deja libre aquel viento que va a llevarle a casa, pero los marineros de Ulises, pensando que su rey lleva oro, abren el saco y dejan escapar todos los vientos haciendo que vagasen por el océano sin rumbo y sin poder regresar a sus casas ya que Poseidón, enemigo del héroe, no le permite regresar a Ítaca. Esta desgracia les supone la muerte a todos excepto a Ulises.

Éste pasó grandes aventuras que son muy conocidas: la forma como vence al cíclope Polifemo; su estancia en la isla de Circe; los siete años que pasa con la ninfa Calipso; la forma como consigue escapar del canto de las sirenas sin tener que taparse los oídos y pudiendo oír su canto; su paso por la isla de los feacios su encuentro con Nausica; y al fin su llegada a Ítaca al cabo de diez largos años, donde se encuentra con todos los pretendientes de Penélope y tiene que matarlos. Al final vuelve a encontrarse con su esposa a reinar en la isla.

Hércules: Hijo de Alcmera y Zeus que se transformó en su marido, Anfitrión, para seducirla. Hércules desde pequeño muestra su fuerza, siendo un bebé mata a dos serpientes que subían a su cuna enviadas por la celosa Hera.

De adolescente se une en una sola noche con las cincuenta hijas del rey Tespias. Más tarde mata a su esposa, Megara, y a sus dos hijos víctima de una poción enloquecedora. Por lo que ha hecho se va a purificar en el santuario de Delfos, luego va a Tirinto donde queda sometido a Euriste rey de Mecenas por sus malas acciones y fue quien le ordenó cumplir los doce trabajos: Matar al león de Nemea, a la hidra de Lerna, al jabalí de Erimanto, a las aves de la laguna Estinfalia, a la cierva del monte Perineo, limpiar los establos de Augias, capturar el toro de Creta, domar los caballos de Diomedes, vencer a las Amazonas, apoderarse de los rebaños de Gerión, recolectar las manzanas de oro del jardín de las Hespérides y, por ultimo, capturar a Cerbero del fondo del infierno. Pero a estas aventuras se le unen muchas más.

Finalmente mata al centauro Neso, que quiere robarle a su esposa Dejanira, y esto provoca su muerte. Al morir el héroe es llevado al Olimpo en una nube y allí reside con los dioses que le dan una nueva esposa Hebe.

Hércules es considerado un protector de los gimnastas, además de considerarle un dios solar y luminoso.

Cabe destacar que, otros héroes son también importantes, como Belerofronte y Pegaso, Jasón hijo de Zeus y una de sus muchas amantes. También Patroclo el fiel “amigo” de Aquiles y el rey de Micenas, Argos y Agamenón son importantes en la “Ilíada” aunque no nos centraremos en ellos en esta ocasión.

El culto a los muertos según la mitología Greco-latina

El ritual funerario de los antiguos griegos y romanos es similar en muchos aspectos.

Para los creyentes de la mitología clásica era un hecho muy importante el culto a sus muertos ya que las almas que no recibían la sepultura estaban condenadas a errar eternamente persiguiendo a sus parientes como venganza por no haberlo enterrado.

Ellos enterraban o incineraban a sus difuntos en las orillas de las calzadas de las salidas de las ciudades donde podían contemplar y admirar sus tumbas o urnas con las cenizas, le proporcionaban una morada después de la vida donde se les ponía vino, comida y coronas de flores o jardines pequeños alrededor de la tumba (corona aun vigente hoy en día) pensando que el difunto aun tenia necesidades de ser feliz y que además no pasase hambre o sed. El vino era como el sustituto de la sangre que se les echaba en ocasiones por un agujero hasta el muerto.

Después del funeral y el día del aniversario de su muerte, preparaban un festín, un banquete con manjares y bebidas.

Los pasos que seguían estos antiguos pobladores en el rito al muerto era el siguiente: Al morir la persona, para evitar las pestilencias de la putrefacción le echaban perfume, y para que estuviera vestido en su visita al Can Cerbero le ponían sus mejores trajes, otro motivo es que lo iban a visitar a casa (como un tanatorio). A las veinticuatro horas de su muerte se hacía la ceremonia del entierro. El entierro era muy diferente según el rango al que pertenecía el difunto, en los casos de personajes más ricos, una comitiva fúnebre cargaba al cadáver (sin ataúd), los esclavos creaban un ambiente musical acompañados de bailarines y mimos, otro grupo llevaba las antorchas e incluso unas mujeres lloraban en el entierro llamadas plañideras profesionales.

En el caso del civil rico éste era incinerado, cosa que no se producía con los pueblerinos de menor rango a los que se les practicaba la inhumación (enterrados bajo tierra en cajas).

La inhumación y la incineración, en realidad no es que fuera una la practica de los ricos y la otra de los pobres, sino que según las épocas estaba más de “moda” usar una u otra: al principio solo podían acceder a la incineración unos pocos que se podían permitir el gasto, pero a finales casi todos preferían la inhumación.

Existía la creencia que las almas malhechoras o que no habían actuado bien en vida eran destinadas al castigo en el más allá, mitos como el de Ticio que fue condenado a que unos buitres le desgarrasen el hígado a picotazos por un intento de violación, que al ser regenerado volvían, la misma condena de Prometeo, pero este ultimo fue por otros motivos. Otro castigo que se contaba era el de las Danaides que fueron condenadas a echar agua eternamente a unas ánforas sin fondo.

Los seguidores del filosofo Epicuro, que no eran muchos, eran de los pocos que no creían en la vida después de la muerte.

La mayoría de los griegos y romanos creían que bajo tierra había un lugar oscuro y al cual llamaban el Inframundo, donde reinaba Hades (o Plutón) y Perséfone (o Proserpina).

Las almas eran conducidas hasta una laguna donde les esperaba el barquero Caronte al que pagaban con una moneda de oro, que llevaba el muerto en la boca, y así éste los llevaba hasta la puerta de acero donde serian juzgados por Éaco, Minos y Radamanto con Cerbero, el perro de las tres cabezas vigilando. Según sus acciones en vida eran llevados al Tártaro, si se habían comportado mal, o a los Campos Elíseos, si sus acciones habían sido correctas. En el Tártaro recibían su castigo correspondiente, en cambio, en Los Campos Elíseos llevarían una vida paradisíaca. Los que no habían sido sepultados, y por tanto sin moneda para pagar no accedían al juicio y por tanto sólo vagaban sin rumbo.

Gravados funerarios:

Muchas de estas inscripciones hacían breves referencias de encomendación a los dioses Manes que son también llamados “los espíritus de los muertos”. A veces los gravados eran una expresión afectuosa hacia el difunto.

Otros gravados de las tumbas podían ser incluso escenas: de batallas, de dioses, imágenes del difunto ya muerto o para los pobres simples cenefas de formas sencillas que debían ser más baratas.

'Mitologías antiguas del mundo'

Urna funeraria de un romano

El mito de Prometeo y relación con La Caja de Pandora

Prometeo, el protector de los hombres, decide un día entregarles el fuego de los dioses, pero este fuego tiene un simbolismo y unas consecuencias más profundas que las que parece contar.

Este mito representa el deseo de sabiduría con el fuego significa luz y progreso. Refleja al hombre que obtiene el poder de crear y puede así igualarse a los dioses. Con el conocimiento podemos llegar a igualarnos a dios y con ello cuestionar su existencia o creer que tú mismo lo eres. Por eso Zeus se encoleriza tanto y decide vengarse, no quiere que lo destronen como él destronó a su padre. Prometeo sufrirá un castigo eterno igual que los humanos que fueron castigados a tener todos lo males del mundo, de ahí el mito de Pandora que culpa métodos los males a la curiosidad de aquella mujer. El simbolismo que tiene a liberación de los males, debió de surgir al ver que el mundo estaba lleno de maldad y de la conciencia de la fragilidad humana el único bien que le queda a la mandad es “la esperanza” en algo mejor. Por fortuna Pandora pudo cerrar la caja a tiempo.

El mito refleja las diferencias de las clases sociales como por ejemplo entre esclavos y amos, Zeus respetería a los amos que quieren mantener a los esclavos en su sitio sin sobrepasarse, ya que advierte que quien se rebele no obtendrá más que fatales consquencias y ningun beneficio.

El cristianismo acoge la idea de pérdida del paraíso cuando Eva rompe las normas y se come una fruta del arbol del bien y del mal incitando también a Adan y la humanidad es condenada.

En conclusión, presenta dos apspectos de los hombres de la época, el primero es que se daban cuenta de que, al igual que los dioses, tenían capacidad de crear (el fuego permite moldear el hierro, el vidrio...) y también de aprender e incluso predecir mediante indicios; y el segundo, que el saber y el perder la inocencia conlleva sus riesgos. Este mito debía surgir de la mezcla de los sentimientos humanos de quien lo ideó que debía ver la estructura de la sociedad, su maldad y a la vez tenía el deseo primario de aprender.

Mitologías Antiguas del mundo

~ Greco-Latina ~ 2006-07

- 3 -

Dibujo de un templo antiguo de Grecia

'Mitologías antiguas del mundo'

'Mitologías antiguas del mundo'

Cronos atacando a su padre

'Mitologías antiguas del mundo'

'Mitologías antiguas del mundo'

Saturno devorando sus hijos, Goya

'Mitologías antiguas del mundo'

'Mitologías antiguas del mundo'

Los dioses Olímpicos

'Mitologías antiguas del mundo'

El rapto de Europa, Rubens

'Mitologías antiguas del mundo'

Paris y Helena

'Mitologías antiguas del mundo'

Paris y Helena, David

'Mitologías antiguas del mundo'

Teseo luchando contra el Minotauro

'Mitologías antiguas del mundo'

Perseo con la cabeza de la Medusa

Prometeo robando el fuego

'Mitologías antiguas del mundo'

'Mitologías antiguas del mundo'

Caballo de Troya

Hércules matando a la Hidra

'Mitologías antiguas del mundo'

'Mitologías antiguas del mundo'

Urna funeraria de clase menor

'Mitologías antiguas del mundo'

Héctor en batalla

'Mitologías antiguas del mundo'

Pandora abriendo la caja