Mitología

Mitos. Grecia. Mundo: creación. Zeus. Hera. Poseidón. Athenea. Ares. Afrodita. Apolo. Hermes. Artemisa. Eros. Tritón. Japón. Escandinavia. Celta

  • Enviado por: Helena
  • Idioma: castellano
  • País: Colombia Colombia
  • 25 páginas
publicidad
cursos destacados
Módulo de Internacionalización
Centro de Estudios Adams
El presente módulo está dirigido a que los participantes en la acción formativa asimilen la necesidad y oportunidad...
Solicita InformaciÓn

Solicitud Creativa de Retos
Churruca Formación
La Solución Creativa de Retos (SCR)-o Creative Problem Solving (CPS) es un proceso estructurado para la solución...
Solicita InformaciÓn

publicidad

MITOLOGÍA GRIEGA

1.Introduccion.

Sin duda alguna, no hay mitos más celebres y conocidos en todo el mundo que los de la Antigua Grecia. Todos, gracias a los antiguos poetas, llenos de una gran originalidad. Aunque se piensa que los romanos se copiaron de los griegos, podríamos decir que sus dioses son similares a los de la antigua Grecia pero no iguales. El gran paso que da la Mitología griega con respecto a las mitologías orientales es que rompe la barrera entre los mortales y los dioses, los dioses caerán en desgracia, tendrán sus defectos y sus virtudes. Hesíodo es de los primeros poetas que nos hablan de todos estos dioses, unos propiamente griegos, y otros adaptados de dioses orientales, en el poema de Hesíodo no solo se le da importancia a los grandes dioses sino a los elementos de naturaleza, los astros y hasta los sentimientos, que se terminan convirtiendo en dioses (la discordia, las ninfas, Dionisio, ect..)

2.Creación del mundo.

En un comienzo todo solo estaba el Caos, donde solo hay espacio, nada de vida, nada que se pueda describir. Luego aparece Gea, la Tierra, que es la base de este mundo. Debajo de Gea aparece Erebo, que luego seria el infierno. Gea da a luz a las montañas y luego al cielo, Urano, que se convierte en su esposo. Los hijos de Gea y Urano son: Pontos (el mar), Ceo, Crios, Hipernon, Iapeto, Chronos, Tia, Rea, Temis (la justicia), Mnemosine (la memoria), Febe, Tetis (la fecundidad femenina) y las ninfas. Tia se convierte en la esposa de Hipernon, de esta unión nacen Helios (el Sol) y Selene (la Luna). Febe se casa con su hermano Ceo y da a luz a Leto. Tetis se casa con Pontos y así nacen los ríos y lagos del mundo. Pontos también tiene una hija con su madre, llamada Euribia. Euribia se casa con su tío Crios y tuvo como hijos a Astreo, al gigante Palas y a Perses. Perses tiene como hija a Hecate la diosa de la abundancia y la elocuencia. Pontos también tiene una hija con su otra hermana Tetis, llamada Climena. Ella se casa con su tío Iapeto y tienen 4 hijos: Atlas (el gigante que lleva sobre sus hombros al cielo), Menoetio, Prometeo y Epimeteo. Chronos se casa con su hermana Rea y de ellos nacen Zeus, Hera, Poseidon, Demeter, Hades y Hestia. Que luego serian la nueva generación de dioses.

3.La creación de los humanos.

Prometeo forma de la arcilla a los hombres (varones) luego de que Zeus derroca a su padre Chronos. Después de crear a los hombres Prometeo hace el sacrificio de un buey dividiéndolo en dos, una parte pone todo lo que son las viseras bajo la piel haciendo que se vea delicioso, de otra parte pone todo lo bueno de la carne, pero lo cubre de sangre haciendo que se vea poco apetitoso, luego pone a Zeus a que escoja que parte quiere. Zeus escoge la parte que se ve mas apetitosa. Se llena de cólera cuando descubre que ha sido engañado y para vengarse le quita a los hombres el fuego, condenándolos a la muerte. Prometeo que no quería que su creación muriera sube al cielo y se roba una semilla de fuego del carruaje de Helios (el Sol) devolviéndole el fuego a los humanos.

Zeus se pone furioso y encadena a Prometeo al Cáucaso y un águila monstruosa va todas las mañanas y se le come el hígado que se le regenera todas las noches, ya que es un dios. El castigo para los humanos es que Zeus le pide a Hefesto y a Atenea que creen a un ser de gran belleza a quien cada dios le dará una cualidad, crean a la mujer, la llaman Pandora. Los regalos dados a Pandora por los dioses fueron belleza, gracia, habilidad manual, persuasión y astucia. Cuando estuvo lista Zeus se la ofreció como esposa a Epimeteo, quien acepta. Epimeteo tenia guardada en un ánfora todas las calamidades (enfermedades, hambre, muerte, guerra, ect..) para que así los hombres pudieran vivir felices, pero Pandora encontró el ánfora y la abrió dejando escapar a todos los males, también del ánfora se escapo la esperanza que acompaña a los hombres. Otra versión de esta leyenda dice que el ánfora con todos los males, fue el regalo de bodas de Zeus para Pandora.

Epimeteo y Pandora tienen una hija que se llama Pira y se casa con Deucalion, hijo de Prometeo. En esta época la Tierra estaba habitada solo por hombres violentos y viciosos, Zeus para castigarlos decide enviar el diluvio que los ahogue, pero Deucalion y Pira son los elegidos para salvarse, por ser los únicos seres justos. Construyen un gran cofre donde se instalan 9 días y 9 noches hasta que llegan a la montaña Tesalia; Zeus se les aparece y les promete concederles un deseo. Deucalion le pide que vuelvan a existir los hombres. Zeus les dice que tiren piedras al agua, cada piedra que lanzaba Deucalion de convierte en un hombre, y cada piedra que lanzaba Pira se convierte en una mujer. Así la Tierra es repoblada, Pira y Deucalion tuvieron también hijos de una manera mas normal. De estos hijos salen las diferentes ramas de la raza Helénica. Su hijo mayor llamado Helen y a su vez tuvo 3 hijos: Doro, antecesor de la raza Doria, Eolo, antecesor de los Eolios y Juto que tuvo 2 hijos,, el primero Aqueo antecesor de los Aqueos e Ión, antecesor de los Jonios.

4.Los principales dioses de la mitología griega.

Zeus (el rey del Olimpo)

Es hijo de Chronos y Rea, un oráculo le advierte a Chronos que será destronado por uno de sus hijos, así que los devora apenas nacen. Rea cansada de esta situación decide dar a luz a Zeus en secreto y le da a Chronos una piedra en su lugar. Zeus es confiado a las ninfas y a la cabra Amalthea. Zeus crece y decide tomar el poder para vengar a sus hermanos. Metis su primer esposa, le da una bebida que hará que Chronos vomite a los hijos que vomito. Luego Zeus libera a los cíclopes que Chronos había encerrado en el Tártaro y va a combatir a su padre. La guerra con Chronos dura 10 años, los 3 hijos varones de Chronos se reparten el mundo por sorteo. A Zeus le toca el cielo, a Poseidon el mar y a Hades los infiernos. Zeus también tiene que combatir contra los gigantes que lo quieren destronar, estos gigantes solo pueden ser matados por las fuerzas combinadas de un dios y un mortal, Zeus se alía con su hijo mortal, Heracles, y los derrota.

Zeus es considerado dios de la luz, del trueno, puede provocar la lluvia y las sequías, es el que mantiene el orden, tanto entre los dioses como entre los hombres. Zeus tiene varias esposas y una numerosa descendencia, su primera esposa es Metis, pero como Gea le predijo que el hijo de ambos lo destronaría, Zeus devora a Metis para que no de a luz. Su segunda esposa es Temis, los hijos de esta unión son las cuatro estaciones, Eirene (la paz), Eumonia (la disciplina), Dike (la justicia) y las tres parcas. Su tercera esposa es Leto, de esta unión nacen Apolo y Artemisa. Su cuarta esposa es Mnemosine. Y su quinta esposa es su hermana Hera con quien comparte el poder, los hijos de esta unión son Ares, Ilitia y Hebe. Zeus también tiene muchos hijos extra matrimoniales, tanto dioses como mortales.

Hera (protectora de las mujeres casadas y diosa del matrimonio)

Hija de Rea y de Chronos. Fue educada por Pontos, el mar y Tetis. Es la quinta esposa de Zeus con quien tiene varios hijos. Pero también hijos sin la ayuda de un varón: Tifón, un ser monstruoso y Hefesto, el dios artesano. Hera los concibe para vengarse de su esposo, pero no los quiere. Constantemente persigue a las amantes e hijos ilegítimos de su esposo. Zeus mismo no puede nada contra su cólera, aunque una vez que planeo derrocarlo, la castigo colgándola de los pies a una nube. Hera también se venga cuando no se le da la razón, como en la ocasión que le reclama a Zeus por sus infidelidades, y el le responde que esto es porque las mujeres sienten mas placer durante el acto sexual que los hombres, ella insiste que es al contrario, deciden preguntarle a Tiresias que tiene la experiencia de los dos sexos, este responde que la mujer siente 9 veces mas placer que el hombre, Hera furiosa de haber perdido la discusión vuelve ciego a Tiresias.

Hera toma el partido de los Aqueos durante la guerra de Troya para vengarse de Paris que no la escogió como la diosa mas hermosa.

Poseidon (Dios del mar)

Hijo de Chronos y de Rea fue educado por las Telchines, seres a mitad marinos, y a mitad terrestres. Adulto se enamora de una de ellas Halia y tiene varios hijos con ellas. En la repartición del mundo, le corresponde el mar. Su esposa es Amfitrite, provocan los terremotos cuando se unen. Poseidon no tiene una ciudad propia ya que las que desea le son siempre arrebatadas por otros dioses. Sin embargo se dice que tiene su propia isla, La Atlántida. En la guerra de Troya toma el lado de los Aqueos, ya que cuando construyo el muro de Troya no le pagaron. Uno de sus mayores enemigos es Odiseo que dejo ciego a su hijo el cíclope, Polifemo.

Poseidon tiene varios hijos, pero estos son casi siempre seres violentos y malvados estos son: el cíclope Polifemo, cuya madre es Tosa. Con Medusa tiene al gigante Crisaor. Otro de sus hijos es el ladrón Sciron. A veces tiene que enterar a sus hijos para esconderlos y evitar que sean castigados.

Hades (Señor de los infiernos)

Hijo de Chronos y de Rea, en la repartición del mundo le toca los infiernos. Participo en la lucha contra los Titanes. Es un guerrero temerario y ha recibido de los Cíclopes un casco que lo vuelve invisible. Reina sobre los muertos con la ayuda de otros demonios, le esta prohibido a sus súbditos salir de su reino. Se enamora de su sobrina Persefone, pero Zeus le prohibe casarse con ella, ya que el no quiere ver a esa tierna criatura viviendo en los infiernos. Hades decide raptarla y cuando le piden que la devuelva, el le da a comer una pepa de granadilla lo que la une definitivamente a los infiernos. Con el tiempo ella se vuelve igual de cruel a su esposo.

Demeter (La agricultura)

Hija de Chronos y de Rea. Zeus se enamora de ella, es con el que tiene a su única hija, Persefone. Pero Hades se enamora de ella y la rapta. Demeter vaga por todo el mundo buscando a su hija, al cabo de 10 días descubre donde esta. Abandona el Olimpo y sus poderes de diosa y declara que no habrá cosecha hasta que su hija le sea devuelta. Toma la apariencia de una anciana y llega al reino del rey Celeos donde es contratada como niñera del príncipe Demofon.

Zeus aburrido de la esterilidad que hay en la Tierra ordena a Hades que devuelva a Persefone, pero ella ya había comido una pepa de granadilla, y esto la une al infierno. Al final se llega a un acuerdo, Persefone pasa 6 mese del año con su esposo en los infiernos, estos mese equivalen al invierno y al otoño y los otros 6 mese los pasa en la Tierra junto a su madre, estos meses equivalen a primavera y verano.

Hestia (El fuego domestico)

Hija de Chronos y de Rea. Obtuvo de su hermano Zeus el privilegio de guardar eternamente su virginidad. Diosa del hogar, nunca abandona el Olimpo, y no interviene nunca en la historia movida de los dioses. Ella es un punto medio, un lugar de reunión.

En todas las casas recibe honores, el fuego que la simboliza no se apaga nunca, se le presenta a la futura esposa y al niño recién nacido, se le invoca antes de cada comida, y se le da la primera parte de todos los sacrificios. También es el centro de la ciudad, donde una llama arde siempre.

Atenea (La inteligencia y la habilidad)

Cuando Metis quedo embarazada de Zeus, Gea le dijo a Zeus que si nacía una niña luego nacería un niño de lo destronaría. Así que Zeus devora a Metis. Cuando llega el momento del nacimiento le pide a Hefesto que le parta la cabeza, de ahí sale Atenea ya de edad adulta, vestida con una armadura. Se dice que es igual a su padre en fuerza y sabiduría.

Se le llama Pantenos, la virgen. Pero no es como las demás diosas vírgenes, no le teme a los hombres, se siente uno mas entre ellos, su igual. Sus protegidos son todos hombres, defiende a Agamenón contra Clitemnestra en el juicio a Oreste por el asesinato de su madre. Sigue a Odiseo en todos sus viajes, sugiere a Nausica que valla a jugar a la playa donde Odiseo esta, le pide a Zeus que ordene a Calipso que lo suelte, toma la forma de un mortal para avisarle sobre los pretendientes que invaden su casa y lo transforma en un pordiosero para que los engañe. Defiende y ayuda a Heracles en sus pruebas. Calma la cólera de Aquiles. Le regala su escudo a Perseo.

Es una guerrera, poderosa, campeona, toma parte activa contra los gigantes: Pallas y Encleade son sus víctimas, se hace una coraza con la piel del primero. Combate en la guerra de Troya del lado de los Aqueos, ya que Paris le negó la manzana dorada.

Ares es su eterno enemigo, odia su amor por la sangre y su violencia asesina. Ella no combate de esa forma, prefiere la astucia, la estrategia y a veces la magia. Se protege con su escudo donde esta la cabeza de Medusa, la que convierte al que la ve en piedra. Inventa el barco y ayuda a la construcción del barco de los Argonautas. Le enseña a los hombres que es la inteligencia y no la fuerza la que determina una batalla.

Cuando los dioses se reparten el mundo, pelea con Poseidon por la posesión de Attica, se decide que el que le dé el mejor regalo a la región la obtendrá. Poseidon hace surgir un río en el Acrópolis, Atenea hacer crecer un olivo, ella gana.

Erecto es su hijo adoptivo; Hefesto abandonado por Afrodita trata de violar a Atena, ella lo repele, pero el esperma del dios cae en su muslo, ello lo entierra y de ahí nace Erecteo. El será rey de Atenas.

Ares (la guerra)

Hijo de Hera y de Zeus. Cambia de bando sin escrúpulos, no le importa la causa por la cual combate, le gusta combatir porque si, las masacres le dan placer. Es el dios mas odiado del Olimpo. De estatura imponente, siempre tiene puesta una armadura. Es dios del combate, pero no de la victoria. Se lanza al combate sin pensar lo que le costara mas de una derrota. Es el opuesto de Atenea, ella a veces le tiene que desarmar para avisar que entre en combates que no le importan. Una vez es atacado por Otos y Efialtes, hijos de Poseidon, lo encadenan y mantienen preso 13 meses. Heracles le quita su armadura. A veces se le da por muerto y Zeus cuida de el, un dios no debe morir.

Afrodita se enamora de el y lo convierte en su amante. De esta unión nacen Eros y Anteros. Pero Ares es igual de violento en el amor que en la guerra; viola y deja embarazada a Astyoche, da ahí nacieron Ascalfos y Ialmenos. Viola también a Pyrene, como resultado nacen Diomene, Cycnos y Lycaon. Viola a Chryse, nace Flegas. Viola a Astynome, nace Calydon. Viola a Althaia, nace Meleagro.

Según la Mitología romana es el padre de Romulo y Remo, los fundadores de Roma.

Afrodita (La belleza)

Nace de la espuma de mar y de los órganos sexuales de Urano que Chronos corto y arrojo al mar (Hesíodo). Otra leyenda dice que es hija de Zeus y de Dione (Homero).

Se casa con Hefesto, pero lo engaña contantemente. Es sorprendida con Ares cuando su esposo pone una red invisible en la cama. Afrodita humillada huye a Chipre. De esta unión ilícita nacen Eros (el amor) y Anteros (el amor correspondido). Otro de sus amantes es Adonis. También se enamora del pastor Anchise, de esta unión nace Eneas. Tiene una aventura con Hermes y otra con Dionisio (nace Priape).

Es muy celosa, sus ataque son crueles. Castiga a todos los que no siguen su culto, lleva a la prostitución a las hijas de Cinyras, inspira a Pasifae amor por el toro Mino, lo que dará nacimiento al Minotauro. le da un olor pestilente a las Lemniennes, estas abandonadas por sus esposos matan a todos los hombres y crean una sociedad de solo mujeres.

Es elegida por Paris como la diosa mas hermosa, ella en recompensa le da el amor de Helena, la mortal mas bella. Esto dará origen a la guerra de Troya.

Hefesto (El artesano)

Es hijo de Zeus y de Hera. Es cojo ya que Zeus lo arrojo del Olimpo a la isla de Lemnos, porque quiso ayudar a su madre cuando Zeus la colgó de una nube. Fue educado por Tetis y Eurynome durante 9 años en una gruta submarina. Ahí aprende el arte del herrero, del joyero y otros trabajos artesanales.

Hefesto es el dios de fuego, los volcanes son sus talleres, los cíclopes son sus ayudantes. Hace el escudo irrompible de Aquiles y hasta dos sirvientas que parecen jóvenes doncellas de oro que le ayudan a caminar. Crea un trono de oro donde el que se siente queda atrapado y solo el lo puede liberar, se lo envía como regalo a Hera para vengarse por su caída del Olimpo. Mata al gigante Clytios con una barra de hierro al rojo vivo.

Aunque feo, Zeus le concede como esposa a la diosa mas bella, Afrodita, aunque ella lo engaña constantemente mas que nada con Ares. El para desquitarse trata de violar a Atena, pero ella lo logra rechazar.

Apolo (las artes)

Hijo de Zeus y Leto, hermano gemelo de Artemisa, nació junto al monte Cinto en la isla de Delos. Se cuenta que Leto, perseguida por los celos de Hera, hubo de peregrinar durante mucho tiempo de un sitio a otro, para de esta forma encontrar un sitio seguro para el nacimiento de su hijo. Al salir la aurora, Apolo montaba en su carro tirado por alados caballos blancos, e iniciaba su ascensión hacia el centro del cielo y otorgaba luz y calor a la Tierra. Como dios de la luz tuvo que enfrentarse con los monstruos de las tinieblas. Cuando apenas contaba con 4 días de nacido mató a la serpiente Pitón, que tenía en zozobra a los habitantes del Parnaso, así mismo Apolo ahuyentaba la ignorancia con su arte de adivinatorio, revelando la voluntad de Zeus. En algunos países se considero a Apolo como progenitor de los médicos, defensor de las leyes y de la justicia. No obstante Apolo tuvo varios percances con su padre, y en los cuales muchas veces salió perdiendo, desterrado, convertido en mortal como castigo por su rebelión.

Artemisa (la caza)

Hija de Zeus y Leto, era hermana gemela de Apolo, siendo en realidad la versión femenina de éste. Iba armada de un arco, y se le veneraba como la diosa de la caza, iba siempre en compañía de una gran serie de ninfas así como de perros salvajes, se cuenta que una vez un joven cazador llamado Acteón trato de expiarla mientras la diosa se bañaba en un río, pero fue transformado en ciervo y a su vez descuartizado por sus canes. Artemisa se mantuvo virgen, por su propia voluntad y bajo el permiso de su padre, como diosa de la castidad era la protectora de las muchachas y de los jóvenes de muy temprana edad. Así como Apolo se le atribuyó el rito solar, Artemisa en algunos sitios fue venerada como soberana de la luna.

Hermes (El mensajero)

Es hijo de Zeus y de la ninfa Maia. Nace en una cueva del monte Cyllene para esconderlo de Hera. Apenas nace salde su cuna y roba una parte del rebaño de su medio hermano Apolo. Esconde los animales en un cueva en el monte Pylos, para engañar a Apolo hace caminar a los animales de para atrás, soborna a Battos que lo vio para que no diga nada, mata dos de los animes y hace un sacrificio para los 12 grandes dioses del Olimpo. Esta hazaña le da el titulo de dios completo. Pero Battos no cumple su palabra y le cuenta a Apolo, este va y se queja con Maia, pero ella le muestra a su hijo durmiendo en su cuna tranquilamente.

Aun así Hermes tiene que defenderse ante e tribunal de Zeus, Hermes se defiende tan elocuentemente, que Zeus le perdona y declara la amistad entre los dos hermanos.

Hermes es el dios de todas las palabras, vehículo de intercambio, expresión de los galanteos, mensajero de la conciencia, aunque también de las mentiras y los engaños. Es el intermediario de los hombres con el Olimpo y del Olimpo con el Hades.

Dios del comercio, es el único que logra la inmortalidad a través de un contrato. Ayuda a la negociación de la devolución del cuerpo de Hector a su padre Priamo. Dios inventor y mago, apenas nace inventa la lira con el caparazón de una tortuga, se la regala a Apolo para que lo perdone. La flauta también es invento de el, le da a Odiseo el moly, la planta mágica que lo protege de los embrujos, le da el becerro de la lana de oro a Nefele, la lira a Amfion, la espada a Heracles y el casco de Hades a Perseo. Zeus esta muy orgulloso de las hazañas de su hijo menos, y lo convierte en su mensajero personal, así como el de Hades y Persefone.

Dios de los viajeros, su figura se representa en todos los caminos, es un dios bienhechor que ayuda a casi todos los héroes de la Mitología. Aunque también es el dios de los ladrones, le gusta engañar.

Hermes se enamora de Chione, hija del rey Daedalion, tiene con ella a Autolycos, el abuelo de Odiseo. Entre sus hijos también esta el argonauta Erytos, Adberos, la amante de Heracles, Cefale abuelo de Danae, y según alguna tradiciones post homéricas a Pan, quien tendría con Penelope que le fue infiel a Odiseo.

Las Parcas (El destino)

Son tres, Atropos, Clotoy y Lachesis, son hijas de Zeus y de Temis. Su autoridad se extiende a todos, del mas grande al mas pequeño, del mas joven al mas anciano. Una teje la lana, es el nacimiento. Otra enrolla la lana, es el desarrollo de la vida. La tercera corta la lana, es la muerte. Ciegas e insensibles determinan todo el destino. Están ligadas a sus hermanas las Erinias que castigan los crímenes de sangre. Están pendiente de las guerras y las epidemias, es su voluntad implacable quienes morirán.

Las Erinias (las fuerzas primitivas)

Son tres, Alecto, Tisifone y Megere. Genios alados, de largos cabellos llenos de serpientes, llevan en la mano látigos y antorchas. Torturan a sus víctimas hasta volverlas locas. Nacieron de las gotas de sangre del pene de Urano. No reconocen la autoridad de los dioses del Olimpo. Ciegas, habitantes de los infiernos ejecutan los castigos de los crímenes de sangre. Obligan a Clitemnestra a matar a su esposo Agamenón, porque este había sacrificado a su hija Ifigenia, luego hacen que Oreste mate a su madre para vengar a su padre y por ultimo persiguen a Oreste por haber matado a su madre.

Son el origen de la maldición de Edipo y sus descendientes. Para ellas todo homicidio debe ser castigado cruelmente. No dejan que los adivinos revelen demasiado y que los hombres tomen demasiado poder. En el Tártaro torturan a los condenados.

Las Musas (Cantantes divinas)

Son nueve, hijas de Zeus y de Mnemosyne. Cada una tiene su área especifica del arte. Caliopte tiene la poesía épica, Clio tiene la historia, Polymnie tiene la pantomima, Euterpe tiene la flauta, Terpsichore tiene el baile, Erato tiene el arte lírico, Melpomene tiene el drama, Talia tiene la comedia, y Uranie, la astronomía.

Alegran a los dioses, inspiran a los poetas. Crean sus cantos, luego fueron asimiladas a Apolo, forman su corte y viven con el.

Las sirenas (las encantadoras)

Las sirenas son hijas de la musa Melpomene y del dios Acheloos. Son compañeras de Persefone. Cuando esta fue raptada por Hades, le pidieron a los dioses alas para poder ir a buscarla, por eso son seres mitad pájaro, mitad mujeres. Son tres llamadas Psinoe, Aglaope y Thelxiope, la primera toca la lira, la segunda canta y la tercera toca la flauta. Su canto es muy armoniosos, es irresistible, promete el placer y lleva a la muerte. Ellas viven en una isla, encantan a tal punto a los marinos con su canto que los hacen naufragar, chocando contra su isla, luego los devoran. Los argonautas pasaron por su lado pero el canto de Orfeo tapo el de ellas. Odiseo es el único que ha escuchado su canto y ha sobrevivido, obligo a sus marinos a que se taparan los oídos con cera, y a el que lo amararan al poste, para no poder ir hacia ellas.

Las ninfas (la gracia de la naturaleza)

Jóvenes mujeres, las ninfas representan la belleza y el encanto de la naturaleza. La mayoría de ella son hijas de Zeus. Viven en cuevas, tejen, cantan y hacen la corte de algunas divinidades importantes como Artemisa. No son inmortales, pero su vida dura varios siglos. Las Melinades son las mas antiguas, nacieron de la sangre de Chronos, habitan el los bosques. Las Naiades viven en los ríos, hijas de Zeus pueden curar pero también transmitir enfermedades. Las Nereidas son las ninfas del mar calmado, las Oreades las de las montañas, las Alseidas las de los bosques, las Oceanides las del mar. Jóvenes y bellas casi todos los dioses y seres de la naturaleza se enamoran de ellas. A veces su belleza puede llevar a la locura.

Eran consideradas divinidades secundarias, cuyo poder esta restringido. Pero eran muy populares, los campesinos las podían adorar a su manera.

Las Gorgonas

Monstruos con cuerpo de mujer y cabellos de serpientes. Eran tres: Esterno, Auriale y Medusa. Eran hijas de Forcis y Zeto. Sólo Medusa era mortal y visible. Poseidon se transformó en pájaro; para poseerla; y profanó el templo de Atenea, que irritada le transformó los cabellos a Medusa en serpientes. De la unión de Medusa y Poseidon nacieron Crisaor y el caballo alado Pegaso. Perseo mató a Medusa y ofreció su cabeza a Atenea, que la usó como adorno en el centro de su escudo. Las Gorgonas tenían la propiedad de que podían convertir en piedra a quienes las miraban.

Eros

Dios del Amor, hijo de Afrodita y de Ares. Su imagen era la de un bellísimo muchacho, en los umbrales de la juventud, con alas de oro y armado con un arco y un estuche lleno de flechas, sin errar en el blanco. Todo el que era alcanzado por ellas quedaba preso de la pasión amorosa, aunque se tratase de Zeus o de la propia Afrodita. Además, las flechas de Eros no tenían límites en cuanto a su campo de acción; no sólo podían penetrar en el fondo del mar, sino llegaban incluso hasta el infierno. La flor consagrada al dios era la rosa

Hipnos (El sueño)

Divinidad que simboliza al sueño, Era hijo de la noche, hermano gemelo de la muerte, padre de los sueños y amigo íntimo de Apolo y de las musas. A diferencia de su hermano gemelo Hipnos era de índole bondadosa y amigo de los hombres.

Tanatos (La muerte)

Hijo de la Noche, hermano gemelo del Sueño. Es la personificación de la muerte o su mensajero, que anuncia la llegada de la muerte. Se le representa como un joven con alas, una espada al costado y las piernas cruzadas.

Elpis (la esperanza)

Diosa de la esperanza, se encuentra apresada en irrompible cautiverio bajo los bordes de la jarra de Pandora. Hermana de Hipnos y Tánatos.

Las Estaciones.

Hijas de Zeus y Temis. Eran: Eumonía, Dike e Irene. Eran diosas de la temperatura y las estaciones, protectoras del crecimiento y de la floración

Eride (la discordia)
Hija de Hera. Personifica la discordia. Es una compañera inseparable de su hermano Ares. Se la representa como a un genio alado.

Hermafrodito

Hijo de Hermes y Afrodita. Joven de gran belleza inspiró una gran pasión en Salmácide, ninfa de una fuente. Salmácide viéndose rechazada por el joven, un día que éste se bañaba en sus aguas, se abrazó fuertemente a él pidiendo a la vez a los dioses que sus cuerpos nunca se separasen. El deseo fue concedido y así apareció un ser de doble naturaleza.

Tritón
Hijo de Poseidon y Anfitrite. Semidiós marino. Tenía cuerpo de hombre hasta la cintura y de cintura hacia abajo, cola de pez. Acompaña a Poseidon con su cortejo y anuncia la llegada de éste, haciendo sonar una caracola marina. En épocas posteriores aparecen los tritones como una pluralidad de la divinidad marina.

Tetis (la madre de Aquiles)
Nereida, hija de Nereo y Dóride. Como el oráculo pronosticase, que hijo que engendrase Tetis, sería mas poderoso que su padre. Temerosos, los dioses la casaron con un mortal, el elegido fue Peleo. En los esponsales de Peleo y Tetis, Éride (la Discordia) ofendida por no ser invitada a los esponsales, lanzó la famosa manzana que ponía, para la mas bella y que suscitó la disputa entre Hera, Atenea y Afrodita. Fue la madre de Aquiles, el más grande héroe en la guerra de Troya.

5.Vida después de la muerte.

Para los griegos el mundo mas allá de la muerte, es el Hades, donde reina el dios del mismo nombre y su esposa Persefone. Este reino esta rodeado por varios ríos; el Aqueronte (dolor), el Cocito (río de los gemidos), el Estigio (río de fuego) y el Leteo (agua de olvido). Lo primero que encuentran las almas al llegar al Hades es el Aqueronte, para cruzarlo debían pagarle un óbolo a Caronte, el barquero. Por eso es la costumbre de ponerle una moneda en la boca a los muertos. Si no tenían dinero para pagar, estaban condenados a vagar por la orilla del Arqueronte sin encontrar la paz, esto le pasa a los cuerpos sin sepultura. Cuando las almas llegan al Hades son juzgados por tres jueces: Minos, Eaco y Radamanto, quienes obtuvieron estos cargos luego de morir, por la gran piedad que tuvieron en vida. Aunque esta tradición se impuso luego, en un principio no se conocía nada de este juicio moral que se le hacia a las almas. Las puertas del Hades están cuidadas por Cerberos, el perro de las tres cabezas y las tres colas de serpientes, hijo de Equidna y Tifón. que impide la salida de las almas, y la entrada de los vivos. El Hades se divide en tres lugares:

Los campos Elíseos: es el paraíso, a donde van los elegidos, los grandes héroes, y los semidioses. Se esta rodeado de ninfas todo el día, comiendo, bebiendo, cantando y bailando.

El Tártaro: es la región mas profunda del mundo, situada debajo del Hades, pero a gran distancia de él. Lugar rodeado por una muralla triple y una torre, con una puerta inexpugnable, hasta para los dioses. Aquí, mandan los dioses a los que los ofenden, muchos personajes de las grandes leyendas mitológicas como Tantalo están en el Tártaro. Son torturados eternamente, una tortura que se relaciona con su crimen. Las Erinias los torturan también. En el Tártaro moran los Titanes, donde los arrojaron los Olímpicos, tras vencerlos en la Titanomaquia. Este lugar es temido hasta por los dioses Olímpicos.

6.Fin del mundo.

Los griegos no mencionan el fin del mundo.

MITOLOGÍA JAPONESA

1.Introduccion

El Shinto es un término general para las actividades que desarrollan los japoneses para venerar a todas las deidades del cielo y la tierra, y tiene su origen en una edad tan lejana como lo es la historia japonesa. Aunque el Sintoísmo es una religión nativa de Japón, el propio nombre, Shin-to, procede de una antigua palabra china que significa "El camino de los Dioses". Los japonés por sí mismos escogieron utilizar un nombre chino para su religión porque en ese tiempo, hace más de un milenio, el chino era la única lengua que tenía escritura en Japón, ya que ellos aún no habían desarrollado la escritura en su propio idioma. La frase que significa Shinto en japonés es Kami.

La palabra Sintoísmo, o "El camino de Kami" (dioses o espíritus), sólo vino a ser utilizada después del S. VI cuando los japoneses quisieron distinguir sus tradiciones de las religiones extranjeras como el Budismo y el Confucianismo que eran utilizados en ese entonces. Así, en sus orígenes, el Sintoísmo era la religión de las personas prístinas que, sobre todos, eran sensible a las fuerzas espirituales que saturaron el mundo de naturaleza en la que ellos vivían. El Shinto a diferencia de las demás religiones, no tiene fundador. El Shinto se situó como religión oficial del Japón junto con el Budismo.

Puesto que el Sintoísmo carece de escrituras, dogmas, y credos, el culto siempre ha tenido el lugar central en la religión. En lugar de llevarse a cabo sermones o estudios, se realizan rituales y festivales, también tiene un lugar importante los rasgos físicos de los santuarios, el Sintoísmo ha transmitido sus actitudes características y valores. Los más prominente entre éstos es el sentido de gratitud y respeto hacia la vida, una apreciación profunda de la belleza y poder de la naturaleza, un amor de pureza y la limpieza.
El Shinto tradicional, en contraposición al sintoísmo del estado, se originó hace unos 2,000 años. Es la prístina religión del Japón, integrada profundamente en la cultura japonesa. Hacia el siglo III a.C., el país estaba constituido por una sola raza y unificado por una sola lengua, surgidas ambas de una larga etapa de diversidad cultural y racial (aunque la unificación política del Japón no se completaría, por obra de la familia imperial, hasta el siglo VI de nuestra era). Su nacimiento como nación coincidió con el principio del cultivo del arroz --su principal recurso hasta fechas muy recientes--, y el Shinto consistía en ritos para impetrar buenas cosechas que, a la vez, mantenían unida a la comunidad. Este hecho, que hacía que las personas fueran consideradas primariamente como miembros de una comunidad y no tanto como individuos, explica la supervivencia del sintoísmo a pesar de la poderosa influencia del budismo: téngase en cuenta que, a finales de la II Guerra Mundial, más del 70% de los japoneses eran agricultores. La vida agrícola es dura, y requiere que la actividad esté coordinada con el cambio de estaciones.

Esta integración de las creencias del pueblo en la vida laboral de los hombres sigue dándose en las actuales empresas japonesas es, por ejemplo, una práctica común construir pequeños santuarios sintoístas en lo alto de los edificios de oficinas, pero el moderno trabajo industrial no tiene la sensibilidad hacia la naturaleza y los cambios de las estaciones que requiere el cultivo del arroz. Una sensibilidad, sin embargo, que no debe entenderse como actitud romántica o valorativas de su belleza, sino como acomodación de la vida entera a los dictados de las estaciones. Las ideas de pureza, o claridad, y de impureza, o corrupción, son los conceptos fundamentales del sintoísmo; la palabra japonesa kegare, que es la que designa la impureza, viene de ke el poder mítico que hace crecer las cosas, y del sufijo gare, con el significado de privación o falta. Kegare, pues, es la carencia del poder que hace crecer las cosas (el arroz, en particular), con lo que la impureza se asocia a un crecimiento malogrado o fallido.

La principal fuente del mito y la leyenda histórica del Shinto es el Kojiki, o Historia de los hechos antiguos, completado en el año 712. Está dividido en tres libros, que tratan, respectivamente, de la vida con los dioses, de la vida con el hombre y los dioses, y de la vida del hombre sin dioses. Refiere asimismo los orígenes del clan imperial y de las principales familias. Hasta fechas recientes, el Kojiki ha merecido la consideración de libro sagrado. Muchos de sus relatos giran en torno a estos conceptos clave de pureza e impureza.

El héroe más popular del Kojiki es Yamato-takeru. Su historia se narra en el libro II, que versa sobre el hombre cuando se dispone a dejar el mundo de los dioses, y tiene el tono melancólico característico de muchos relatos épicos japoneses.

2.La creación del mundo

En el principio, solo había el caos infinito sin forma. En él cristalizó Takamagahara, la Alta Planicie Celestial. En él surgieron las tres divinidades creadoras: Ame no Minaka-nushi no kami ("El dios del augusto centro del cielo"), Takami-musubi no kami ("divinidad de la alta y augusta fuerza activa de la procreación") y Kami-musubi no kami ("divinidad de la fuerza activa divina de la procreación"). En aquel entonces el mundo aun no era sólido, parecía aceite y flotaba como una medusa. De allí emergieron otros dos dioses que, con los tres anteriores, son las cinco divinidades primordiales: Umashi-ashikabi-hikoji no kami y Ame-no-Tokotachi no kami. A continuación surgieron otras siete generaciones de dioses, cada una formada por un dios y una diosa, que culminaron en Izanagi no mikoto ("el hombre augusto que invita") e Izanami no mikoto ("la mujer augusta que invita"), la pareja primordial.

El mundo entonces seguía sin ser sólido, así que los dioses encargaron a Izanagi e Izanami que le dieran consistencia y lo terminaran, y a ese efecto les entregaron la lanza celestial Ama no Nuboko, incrustada de gemas. Izanagi e Izanami se situaron en el Puente Flotante del Cielo y agitaron el mar con la lanza. Cuando la sacaron, el líquido que goteaba de la punta se solidificó formando la isla Onogoro. Los dos dioses descendieron hasta la isla y allí erigieron la Augusta Columna Celestial y la Sala de Ocho Anchos. Entonces Izanagi le preguntó a su hermana como estaba hecho su cuerpo y ella contestó que le faltaba una parte, mientras que el reconoció que le sobraba una parte y sugirió que las uniesen. Para ello, ambos rodearon la columna, Izanami por la derecha e Izanagi por la izquierda, y cuando encontraron en el centro, Izanami habló primero. A Izanagi no le gustó, pero consumaron el matrimonio. De esa unión nació Hiruko, el niño-sanguijuela, un ser deforme que la pareja abandonó en una barca de juncos. Ascendieron a los cielos para preguntar a los dioses la razón de tal nacimiento y éstos, después de efectuar la ceremonia de la Gran Adivinación, dijeron que había sido porque Izanami habló primero cuando se encontraron y que debían hacerlo al revés. Regresaron a la columna y ésta vez Izanagi habló primero. De esta unión nació la isla de Awaji, a la que siguieron las otras ocho grandes islas de Japón. Esta leyenda fue usada durante siglos para justificar la posición inferior de la mujer en la sociedad japonesa. Después de las islas, Izanagi e Izanami siguieron dando a luz a otros dioses, hasta que nació el dios del fuego, Kagutsuchi, quien quemó severamente la entrañas de su madre, la cual enfermó gravemente. Aun es ese estado, otros dioses nacieron de diversas partes de su cuerpo. Mizuhame no Mikoto fue la última diosa a la que dio a luz antes de morir, hecho que marca la aparición de la muerte y el dolor en el mundo. Izanagi, destrozado por el dolor, se postró a los pies de su esposa y la lloró inconsolablemente. De sus lágrimas nació la diosa Nakisawame no Mikoto. Ciego de rabia por el dolor, Izanagi sacó su espada y decapitó a Kagutsuchi, cuyo nacimiento había resultado fatal para Izanami. Pero de la sangre de éste nacieron otros ocho dioses.

2.Izanagi viaja al reino de los muertos (Vida después de la muerte)

En una historia que tiene un sorprendente paralelismo con el más conocido mito griego de Orfeo y Eurídice , Izanagi viajó al Yomi, el reino de los muertos, para recuperar a su esposa. Cuando llegó a la entrada de un palacio, Izanami salió a su encuentro. Izanagi le rogó que volviera con él, pero ella le dijo que ya era demasiado tarde, puesto que ya había ingerido la comida del Yomi. Sin embargo, accedió a llevar su petición a los dioses del mundo de las tinieblas y le rogó que no mirara mientras ella no estuviera. Ella se marchó después de aquello, pero a Izanagi la espera se le hizo demasiado larga y, rompiendo una de las púas de la peineta que llevaba en el moño izquierdo, le prendió fuego. Usando la luz para mirar a su alrededor, se encontró con el cadáver putrefacto de Izanami, en cuyo interior moraban los ocho dioses del trueno. Descubriendo que Izanagi había roto su promesa, Izanami mandó tras él a las Mujeres del Yomi que la servían. Izanagi huyó y ella envió a los ocho dioses del trueno junto a los quinientos mil guerreros del Yomi en su persecución. Finalmente, Izanagi llegó a la entrada del Yomi, que bloqueó con una roca enorme. Izanagi e Izanami se encontraron frente a frente, cada uno a un lado de la roca y él pronunció la fórmula del divorcio. Ella le amenazó con matar a mil humanos cada día, a lo que él le contestó que haría mil quinientas chozas para el parto. Es por eso que mil humanos mueren cada día y otros mil quinientos nacen cada día.

3.El nacimiento de los Tres Niños Augustos

Para purificarse tras su experiencia en el Yomi, Izanagi decidió tomar un baño. De las ropas que se quitó nacieron doce dioses y otros catorce dioses nacieron mientras se bañaba. De estos catorce, tres son las divinidades sintoístas mas importantes: Amaterasu no mikoto ("augusta persona que hace brillar el cielo"), diosa del sol, apareció cuando se lavó el ojo izquierdo; Tsuki-yomi no mikoto ("la augusta luna"), dios de la luna, cuando se lavó el ojo derecho; y Susano no mikoto ("el augusto varón colérico") apareció cuando se lavó la nariz. Izanagi decidió dividir el mundo entre sus tres hijos. A Amaterasu le entregó el collar de joyas que llevaba al cuello y le ordenó que reinara sobre la Alta Planicie Celestial. A Tsuki-yomi le ordenó que reinara sobre la noche y a Susano sobre los mares. Amaterasu y Tsuki-yomi reinaron sobre lo que les había sido asignado (El Sol y la Luna correspondientemente), pero Susano, en cambio, lloró intensamente, hasta el punto que secó los ríos y los mares y volvió áridas las montañas. Izanagi le preguntó la razón y Susano le contestó que no quería reinar sobre los mares, sino ir a la tierra donde descansaba su madre Izanami. Encolerizado, Izanagi le desterró. Después de eso, Izanagi se retiró a Taga, en Afumi. Susa-no pidió a su padre la gracia de poder elevarse al Cielo, para ver, antes de partir al infierno, a su buena hermana Amaterasu. Concedido el permiso, Susano surco los cielos en pos de su hermana, entre los tremendos sonidos de una Tierra que se estremecía en tormentas y erupciones y que se sacudía en terremotos.

4.Amaterasu y Susano.

Al oír aquellos horribles sonidos que también subían hasta el Cielo, Amaterasu se preparo con su arco tenso y mil flechas en su carcaj, para recibir como se merecía aquella desconocida visita que se anunciaba de tal manera. Cuando vio que el temido visitante no era otro sino su hermano, la diosa desconfío de los motivos que le llevaran hasta su reino, pues recelaba que quisiera hacerse con el, Susano hizo muestras de su buena voluntad y explico que lo único que deseaba era llegar hasta las profundidades de la tierra, para ver a su difunta madre, y que solo quería despedirse de su hermana querida antes de partir. Tras aquellas palabras, los hermanos hicieron un juramento y, de los trozos de la espada de Susano, Amaterasu forjo tres diosas; por su parte, Susano tomo los prendedores de las trenzas de Amaterasu y con ellos dio forma a cinco dioses. Fue así como nacieron los ocho dioses fundadores de las grandes familias, siendo la imperial una de ellas, precisamente la única salida del prendedor de la trenza izquierda de Amaterasu. Pero Susano se sintió embriagado por el orgullo de haber sido capaz de crear mas dioses que su hermana, entregándose a una loca destrucción del reino de Amaterasu, hasta el punto de que ella corrió a esconderse atemorizada, refugiándose en una cueva del cielo, tapando la entrada con una gran roca. Al desaparecer el Sol, el Japón se oscureció y los dioses celestes se alarmaron. Así que se reunieron en asamblea las ochenta mil divinidades, tratando de solucionar la espantosa negrura, y encontraron la forma de hacer salir a Amaterasu de la cueva, disponiendo que la diosa Amanouzume, divinidad del baile, se pusiera a danzar estruendosamente, mientras todos los dioses hablaban a voces y reman alborozados, Amaterasu, desde su escondite, no pudo evitar oír la alegría de aquella fiesta, y quiso saber la causa de tal algarabía Entonces le dijeron que lo hacían porque habían encontrado a una nueva y mejor diosa que cualquiera de las conocidas. Curiosa, Amaterasu se asomo para ver a ese maravilloso ser, quedando deslumbrada por su reflejo en un espejo que habían apuntado hacia la entrada de la cueva sus compañeros divinos, entonces Tajikarao, dios de la fuerza, la asió por el brazo mientras Futotama colocaba en la entrada de la cueva la red de soga de paja de arroz, el shimenawa que había tejido previsivamente, para impedir cualquier intento de regreso al refugio. Con Amaterasu fuera de la cueva rocosa del cielo, volvió la luz al Japón y la paz a los dioses.

5.Susano en la Tierra.

Paralelamente al rescate de Amaterasu, la asamblea de los ochenta mil dioses decidió dar un castigo ejemplar a Susano, arrojándolo del cielo y cortando sus cabellos y uñas a ras, castigo muy temido en aquellos tiempos.

El castigado descendió a la tierra, cayendo en el monte Torikami, en Izumo, donde se halla la puerta del infierno. Después se puso en marcha hacia un poblado y se encontró con que una pareja de ancianos, que estaba con una hija de corta edad, y lloraba desconsoladamente. Susano les preguntas la razón de aquella pena y los ancianos le explicaron que ellos, Ashinazuchi y Tenazuchi, sufrían desconsoladamente porque esa niña era la ultima con vida de ocho hermanas; que las siete anteriores habían sido devoradas por el dragón de Koshi año tras año y que, ahora, volvería el dragón rojo de las ocho cabezas y las ocho colas, del tamaño de ocho montañas y ocho valles, a exigir a la octava y ultima de sus hijas. El arrepentido Susano sintió piedad por aquellos ancianos y penso un plan. Así que les pidió la niña por esposa, afirmando que el era nada menos que el recién llegado celeste hermano de Amaterasu. Los padres consintieron en darle a la hija por esposa, viendo después como el dios transformaba a la niña en peine y la enredaba en su peinado. Pidió sake en cantidad al matrimonio, al tiempo que el hacia un cercado en rededor de los pozos en donde se colocarían ocho barriles de ese licor. Llegado el dragón, y atraído por el olor del sake, se fue directamente al cercado, bebiéndoselo todo de un solo trago. Naturalmente, el dragón rojo quedo dormido por la embriaguez y Susano no tuvo que hacer nada mas que acercarse al inerte monstruo y cortar sus ocho cabezas con ocho tajos de su espada; luego, al cortar la cola, su espada tropezó con algo, que era otra espada de gran filo. Ese arma magnifica, la espada "Kusanagi", fue la ofrenda del vencedor a su hermana Amaterasu; es una de las tres joyas imperiales y se venera en el templo de Atsuta, tras haber sido una santa reliquia en el templo de Ise; las otras dos joyas imperiales, el espejo "Yata-no-kagami" que deslumbro a Amaterasu, y el invisible collar "Yasakani-no-magatama", que lucia Amaterasu cuando fue visitada por Susano, están en el templo de Ise el uno, y en el palacio imperial el otro; lugares donde nadie, ni los sacerdotes que las cuidan, puede jamas verlas fuera de sus envolturas si quiere conservar la vida.

6.La descendencia de Susano.

Tras derrotar al dragón rojo, Susano se instalo en Izumo, encontrando en Suga el sitio ideal para establecerse y fundar su familia. Una vez construido el palacio, Susano llamo venir a su suegro, el anciano Ashinazuchi, hijo de O-yama-tsumi, dios de las montañas creado por Izanagi e Izanami. Con su joven esposa tuvo un varón, Yashima que caso con una hija de O-yama-tsumi y siguió la estirpe de su padre que llegaría, en la séptima generación, al héroe; el hombre-dios vencedor del mal y triunfador sobre todos los peligros: O-Kuni-nushi. La historia de O-kuni-nushi esta unida a la de sus ochenta malvados hermanos. De el se afirma que fue quien consiguió la mano de la deseada princesa Yakami de Inaba por su bondad, ya que, aunque sus ochenta hermanos pretendían desposarse con ella, Yakami dejo bien claro que solo se casaba con O-kuni-nushi por la bondad de su corazón. Los malvados trataron de quitarse el rival de en medio abrasándole con una piedra al rojo vivo, aplastándole entre dos mitades de un árbol, disparándole ochenta flechas, pero cada vez que moría, los dioses le otorgaban nueva vida. Y así continuaban las persecuciones, hasta que O-Kuni-nushi se refugio en el infierno, en el reino de su antepasado Susano, siguiendo el consejo de su madre, quien creía que su antepasado le ayudaría a escapar de aquella interminable persecución. Mas no fue así, ya que en el reino del infierno fue donde el joven estuvo en mayor peligro, estando a punto de ser muerto en multitud de ocasiones, la primera vez por las serpientes, pero la hija de Susano, la princesa-diosa Suseri, también enamorada del atribulado O-Kuni-nushi, le supo librar de su veneno; después Susano, que no demostraba mas que sus peores sentimientos hacia el joven, trato de darle muerte entre escorpiones, avispas, escolopendras, pero siempre Suseri le protegía con un amuleto apropiado del mortal veneno. Cuando terminaron las intrigas de Susano, O-Kuni-nushi tomo las armas sagradas de su antepasado y se lanzo triunfal en pos de sus ochenta hermanos. Vencedor y dueño de la tierra de Izumo, se desposo con su salvadora la diosa Suseri, no sin antes haber tenido un hijo con la amada princesa Yakami.

7.La estirpe imperial de Amaterasu.

De la diosa y virgen Amaterasu nació un hijo, Osi-ho-mimi, al que la diosa del Sol pidió que descendiera a la tierra para gobernar en el Japón, tomando para si el reino que tenia el descendiente de su hermano Susano, O-Kuni-nushi y que pensaba traspasar a su hijo y sucesor Kotosiro-nushi. Pero Osi-ho-mimi no cumplió la orden divina, y se justifico ante su madre, diciéndole que el hijo que el había tenido, Ninigi, en su matrimonio con la hija de Takamimusubi, debía ser el precursor de la estirpe imperial japonesa. Acepto Amaterasu el cambio, y Ninigi fue enviado al Japón, en compañía de cinco dioses y con las tres joyas imperiales que le servirían para reverenciar a la diosa del Sol en cualquier momento y como prueba de su poder divino, aterrizando la corte celestial sobre el país de los juncos. Después se dividieron, yendo los cinco dioses por su lado, para establecer el culto del Shintt, y Ninigi por el suyo, en busca de la doncella que habría de ser su esposa. Encontró en Kasasa a la muy hermosa princesa Kono-hana-Sukuya-hime y la hizo su esposa; pero, en su primera noche, la princesa anuncio que esperaba ya el nacimiento de un hijo; Ninigi no pudo aceptar que aquel hijo pudiera ser suyo y le respondió que debía ser hijo de un ser de la tierra; ante sus dudas, la princesa Kono-hana-Sukuya-hime mando construir una cabaña, luego se encerró en ella hasta que llego el momento de dar a luz; entonces, quemo la cabaña, jurando que si el hijo que venia no era hijo de Ninigi, pedía que el mismo fuego le diera muerte a ese niño, dando así prueba cumplida de su virtud. Y la princesa Sukuya-hime dio felizmente a luz, no a una, sino a tres criaturas, tres hermosos varones, que recibieron, como recordatorio de la honestidad de la madre ya que el fuego no les daño, el nombre del fuego probatorio (ho), llamándose: Ho-deri (fuego brillante), Ho-suseri (fuego ardiente) y Ho-ho-demi (fuego de brasas).

8.Aventuras y desventuras de Ho-Ho-Demi.

Ho-ho-demi ( fuego de brasas ), pidió a Ho-deri ( fuego brillante ), el anzuelo prodigioso que el usaba para pescar, y Ho-deri se lo presto, pero con tan mala fortuna que no pesco nada y, además, perdió el anzuelo. Vuelto a casa, pidió humildemente perdón a Ho-deri y quiso recompensarle de la perdida sufrida, entregándole a cambio su espada. Pero Ho-deri rechazo de plano su ofrecimiento, y Ho-ho-demi se fue a la orilla del mar, apenado por haber sido el culpable de aquel desaguisado. Oyendo su lamento, el dios Shiko-zuchi se acerco a consolarle, recomendándole que fuera con O-wata-tsumi, dios del mar, pues nadie mejor que el podía resolver su problema. En la morada de O-wata-tsumi, Ho-ho-demi se presento al dios del mar, pero conoció entonces a su hermosa hija, Toyo-Tama-bime, de quien quedo inmediatamente prendado, pues si grande era su belleza, mayor era su gentileza y dulzura. Por tanto, el joven hijo de Ninigi se presento como tal y pidió al rey del mar la mano de su hija y caso con ella. Solo al cabo de los años, Ho-ho-demi recordó que su presencia en esa corte marina había venido motivada por el deseo de recuperar el anzuelo de su hermano Ho-deri y expuso tal deseo a su suegro. Poco tardo O-wata-tsumi en encontrarlo y menos aun en aconsejarle que fuera muy prudente con su hermano al devolverle el anzuelo, recomendándole que al entregarlo, con la otra mano detrás del cuerpo, señalase que se trataba de un anzuelo deshonrado. Tendría entonces que estar atento a las palabras de su hermano, pues expresara una serie de deseos. Si quiere cultivar en las tierras altas, establécete tu en las bajas; si quiere hacerlo en las bajas, hazlo tu en las altas, yo, señor de las aguas, las mandare a tus tierras. Para tu protección te doy una concha de cristal y otra de madreperla para gobernar las olas. Si Ho-deri quiere tu mal, ahógale; si Ho-deri muestra su arrepentimiento, líbrale de la muerte. Hizo Ho-ho-demi lo que su suegro le había enseñado y pronto la fortuna estaba a su lado, tanto que Ho-deri trato de darle muerte, pero las olas aplacaron su furia y Ho-ho-demi quedo de amo del territorio. Llego a su lado su esposa Toyo-Tama-bime, que esperaba un hijo, pidiendo un lugar oculto donde ni Ho-ho-demi la viera dar a luz. Ho-ho-demi tuvo la indelicada de olvidar el deseo de su esposa, acercándose a mirarla en su retiro. Entonces vio con espanto a la princesa hija del dios del mar en su apariencia de dragón marino. La princesa dio a luz, pero habiendo observado que su marido la había visto transformada de aquella manera, huyo humillada de su lado, dejando a la criatura con su padre, y enviando desde el reino del mar a su hermana menor, Tama-Yori-bime, para que lo cuidara por ella. El niño caso mas tarde con Tama-Yori-bime, teniendo cuatro hijos con ella. El menor, Toyo-mike-nu, cuando se convirtió en un hombre, dejo la tierra de su padre y se estableció en Yamato, convirtiéndose en el primer emperador de Japón, siendo conocido para la posteridad con el nombre de Jimmu-tennt. Tras esta descripción, termina la genealogía mítica y se da comienzo a la histórica en el segundo libro del Kojiki.

Estos son los únicos mitos del sintoísmo antes de la llegada del budismo. Están recogidos en el libro de Kojiki, escribo en el año 712. Es mas una forma de demostrar que el clan Yamata era superior culturalmente que lo demás clanes. Habiendo tan poco material sobre este tema, no pudimos realizar una investigación tan completa como en las otras mitologías, ya que por ningún lado se menciona como fueron creados los hombres, o como ven un posible fin del mundo, y tan solo nos dejan ver un poco como consideraban ellos el reino de los muertos, la mejor decisión fue contar muy resumidamente todo el libro de Kojiki donde de una vez nos explican cual es el papel de cada dios, y lo que ocurre en su vida.

MITOLOGIA ESCANDINAVA

1.Introduccion.

La mitología Escandinava, no solo agrupa una serie de dioses y leyendas de Noruega y Suecia, también abarca la mitología germánica. Con la llegada del cristianismo a estas tierras, todos estos mitos son derrumbados. Debido a esto y a que todas estas leyendas han pasado de boca en boca, se puede encontrar con frecuencia una serie de contradicciones. Tres o cuatro siglos antes de Cristo los germanos se habían establecido en Escandinavia, costas del mar Báltico y la gran llanura al norte de Alemania, entre el Rhin y el Vístula, agrupados en numerosas tribus, independientes entre sí, que pertenecían al más puro tronco racial indoeuropeo. Impulsados por el hambre y atraídos por la bondad de las tierras templadas del sur y la fama y las riquezas del Imperio Romano, realizaron frecuentes incursiones a través de las fronteras del Imperio, ya desde el siglo II a.C. Los romanos del siglo III, impotentes para contenerlos, atacaron con las tribus más importantes, concediéndoles campos para cultivar o pastar el ganado como colonos federados, o admitiéndolos como tropas mercenarias en el ejército. De esta forma, cuando la presión del pueblo mongólico de los hunos, en el siglo IV, los lanzó sobre el Imperio, provocando las invasiones, ya estaban muy romanizados. Pero no todos cayeron sobre los territorios que antes había dominado Roma; algunos aguardaron su momento en Escandinavia hasta el siglo IX, cuando ya los anteriores se habían civilizado, y devastaron de nuevo Europa, llamándoles normandos o vikingos...

2.Creación del mundo.

En un principio no había ni arena, ni mar, ni olas saladas, ni tierra por debajo ni cielo por arriba; el abismo no tenía fondo y la hierba no crecía.

El abismo original se extendía por todo el país de los hielos eternos, de las tinieblas, de las noches eternas, donde nunca penetra la luz, al norte llamado Niflheim y en el sur, el país de fuego llamado Muspelsheim. De su mezcla habían de nacer el mar, la tierra y las aguas. Ante todo los ríos que venidos del sur fluían hacia el país de los hielos; ahí se cubrían de escarcha y morían en las inmensidades heladas. Pero esas masas de agua helada colmaron poco a poco el abismo que antaño no tenía fondo, el Ginnungagap, y los vientos del sur cada vez más calientes, comenzaron a fundir los hielos. Esa primera primavera, ese primer brote de agua en la superficie de los hielos eternos es el antecesor de la vida, pues las gotas vivificadas por el aire del sur se reunieron para formar un cuerpo vivo, en el primer gigante llamado: Ymir. De el es de quien procedieron los

gigantes, los hombres y en cierta medida los dioses.

Al principio, único ser dotado de vida, Ymir tuvo la compañía de la vaca nutricia; Audumla, nacida como él, en el hierro fundido. La vaca toma así el primer lugar, ella se hace antecesora de la vida, símbolo de la fecundidad.

De la ubre de la vaca Audumla fluían 4 ríos de leche; se nutria de la sal contenida en el hielo que hacía fundirse lamiéndolo. Mientras que Ymir bebía esa leche y multiplicaba sus fuerzas, ocurrió que la vaca hizo surgir, en las tibias gotas que hacia salpicar los bloques de piedra cubiertos de escarcha otro ser viviente de forma humana: Buri; sus cabellos fueron lo primero que tomó forma, luego la cabeza y luego todo el cuerpo. Buri, como el gigante Ymir, era capaz de reproducir y tuvo un hijo, Bor, que se caso con Bestla, una hija del gigante, descendiente de Ymir. De su matrimonio nacieron tres dioses: Odin, Vili y Vé. Así habían salido de la nada las dos razas que debían de llenar el mundo de sus aventuras y de sus combates: la de los gigantes y la de los dioses.

La raza de los gigantes directamente de Ymir, porque habían nacido del sudor: cuando reposaba, dos seres vivos, hombre y mujer se habían formado en el sudor de su axila izquierda: al mismo tiempo sus pies juntos habían hecho nacer un hijo. Anteriores a los dioses, no cesan nunca de amenazar su imperio y todas las expediciones emprendidas para exterminarlos les ven renacer igualmente numerosos y fuertes.

Los hijos de Bor, nacidos del agua y de la vaca nutricia, se lanzaron contra el gigante Ymir y la mataron. De su cuerpo broto un inmenso río de sangre lo bastante abundante como para llenar lo que quedaba del abismo originario. En ese océano de sangre pereció toda la descendencia del gigante. No obstante, uno de sus hijos escapo a la muerte, aferrado con su mujer a una débil barca. Esta pareja basto para engendrar una nueva generación y la raza de los gigantes renació del desastre.

Los dioses sin embargo aliados contra el gigante, por más que fuera también su padre, habían arrastrado su cuerpo inmenso por encima del abismo. Sus miembros separados hicieron nacer entonces las partes del mundo: las olas de su sangre hicieron el océano, su carne se convirtió en la tierra firme, sus huesos las montañas, sus dientes los guijarros del mar; de su cráneo los dioses hicieron la bóveda de los cielos que colocaron sobre cuatro enanos encargados de sostenerla: un poema bastante tardío les atribuye nombres que son todavía los cuatro puntos cardinales. Su cerebro hizo nacer las nubes, que se dispersaron por el cielo.

Con las cejas enmarañadas de ese gigante de los hielos, los dioses edificaron los bastiones de sus dominios, que llamaron Midgard (la morada de en medio). En efecto se situaba entre el país de los hielos, de las escarchas y del silencio eterno que es el Niflheim y el Muspelsheim el reino del fuego donde reina el sol ardiente del mediodía.

El sol Muspelsheim (fuente de todo calor), enviaba hasta allí al azar chispas innumerables que se dispersaban por la inmensidad helada. Al desplegar los dioses, la bóveda celeste por encima del mundo, las chispas del sol se fijaron en ella, haciendo nacer los astros. Los dioses regularon sus cursos, intuyendo así el ritmo de las estaciones, que hizo nacer la vegetación y también la sucesión de los días y las noches. La noche es la primera; de ella emana el día que solo aparece después. La prioridad de la noche, madre de día, parece haber sido una creencia difundida entre los pueblos que llegaron del norte.

2.La creación de los humanos.

Luego les tocó el turno a los hombres: tres dioses, entre ellos Odín, paseándose por la orilla del mar, encontraron dos troncos de árbol dejados allí por las olas. De esos objetos que yacían “sin fuerza y sin destino”, los dioses hicieron seres animados y pensantes: “No tenían alma, no tenían sentido, ni el calor de la vida su claro color; Odín les dio el alma, Honir los sentidos, Lodur la vida y claro color. Estos primeros padres del genero humano se llaman en el Edda, Askr y Embla. La palabra Askr, para designar al hombre, no reaparece en ninguna otra parte; algunos la han dado relación con la palabra Esche, que designa el fresno, árbol sagrado a los ojos de los germanos, y han hecho notar también que según un mito griego transmitido por Hesíodo, el primer hombre había sido hecho de madera de fresno. En cuanto al nombre de la mujer, Embla, es más misterioso aún; se ha tratado de ver en él una palabra de la misma raíz de la que designa el alma. La asociación de los dos trozos de madera de esencias diferentes, representando a los dos sexos, recordaría entonces uno de los primeros aparatos inventados por el hombre para hacer fuego: un palo de madera dura, girando de prisa al frotar otro trozo de madera, produce un calentamiento suficiente para inflamarlo (este aparato esta representado en una tumba de la edad de bronce encontrada en Kivik). La unión del hombre y de la mujer, comparada con el nacimiento del fuego por el frote de un trozo de madera en otro más blando es una creencia atestiguada en numerosos pueblos indoeuropeos, y es posible que los nombres de la primera pareja humana de la mitología germánica encuentren ahí su origen.

Sea lo que sea en cuanto a su origen, los hombres, cuando se multiplicaron fueron instalados por los dioses en Midgard, “El país de en medio”, que está enteramente rodeado de agua. Un océano circular cerca de las tierras habitadas, y esa misma agua, a su vez, esta limitada por el abismo primitivo. En el océano vive una inmensa serpiente, la “serpiente de Midgard”, lo bastante grande como para rodear con sus anillos todos las tierras conocidas por los hombres.

3.Los principales dioses de la mitología escandinava.

Odin (dios de la ira)

Odin es un anciano, barbudo, vestido con un manto de varios colores, y con un sombrero, tiene en su dedo un anillo de oro, de donde cada nueva noches, nace un anillo nuevo, esta armado con una lanza llama Gungnir, fabricada por los enanos. Su caballo Sleipnir tiene ocho patas y trota en la tierra, en el aire y en el océano. Tiene tres esposas Jord (tierra del origen), Frigg (tierra habitada) y Rind (tierra estéril), su preferida es Frigg que se sienta con Odin en el Hlidskjalf de donde se puede contemplar y entender el universo entero. Odin es llamado el dios de los cuervos, ya que en sus hombros lleva dos cuervos que son: Huginn y Munninn, vuelan por el mundo viendo y escuchando todo lo que pasa y luego regresan a contárselo a Odin.

Odin se nutre solo de vino y representa la fuerza incontrolable y frenética que toma el amante en el momento del orgasmo, del poeta en plena inspiración, del sacerdote en pleno trance y del guerrero en plena batalla. Es el poder del instinto, el exceso de rabia que da fuerza sobrehumana. Cínico y tramposo, inspira el engaño al enemigo y la astucia que da la victoria, vuelve a sus enemigos ciegos y los paraliza de terror, ama a los guerreros intrépidos. Le gusta el poder, es cruel y goloso de sacrificios humanos, principalmente, el sacrificio de reyes, lo que le permite demostrar su poder.

Con las Valkirias que son sus ayudantes, escoge en los campos de batallas a los guerreros dignos de morir en combate y los lleva a su Walhalla, en donde viven felices, comiendo y combatiendo sin herirse hasta que llegue el día del combate final. Se le llama Valfadir, el padre de los asesinados. Es el primero y el mas viejo de los Ases; reina sobre todas las cosas, y aunque los demás dioses también sean poderosos le sirven, como un niño sirve a su padre.

Ymir, el gigante, era muy malo, al igual que su descendencia. Los hijos de Bur: Odin Vili y Ve lo matan, convierten su carne en Tierra, su sangre en Mar, sus huesos en montañas. Con su cráneo forman el Cielo.

Thor (el dios del martillo).

Es hijo de Odin y Jord. Se le representa como un dios de edad madura, con una barba roja, es un guerrero enemigo de los gigantes y defensor de los hombres. Su arma es el martillo Mjöllnir, que parece un trueno y tiene el don de volver a las manos del que lo lanza. Por tener este martillo es nombrado el protector de los Ases. Uno de sus peores enemigos es Loki que una vez corto el pelo de su esposa Sif. Thor lo perdono ya que construyo para Sif una cabellera de oro, que crece igual que el pelo normal.

Se dice que cuando llegue el fin del mundo, Thor tendrá su combate final contra Midgard, la serpiente de mar, que es tan grande que si se mordiera la cola, quedaría un anillo alrededor de toda la Tierra. Los otros Ases tendrán que luchar contra otros monstruos como el lobo Fenrir, Surt, el perro Garm y muchos mas. Esta será la ultima lucha en la historia. Thor morirá a causa del veneno de Midgard

Balder (el mas sabio y el mas hermoso)

Es uno de los Ases, dios de la fuerza y de la soberanía. Es hijo de Odin y de Frigg, es todo el contrario de los demás Ases que son violentos. Balder es suave, servicial y amable, el rostro de este dios era blanco como la nieve, como el oro mas fino era su cabello, y sus ojos radiantes y azules, era muy querido por todos los dioses, era tan hermoso que su presencia irradiaba todo en claridad, ninguno de los dioses lo igualaba en sabiduría, incluso era el consuelo y alegría de éstos (Gylfaginning II) Vive con su esposa Nana en Breidhablik, el Asgard el mundo de los dioses.. Su madre lo volvió inmune, ya que cuando nació le pidió a todas las plantas (material con el que se hacen las armas) que jurara que no le harían daño. Un día por divertirse los dioses ponen a prueba su invulnerabilidad sabiendo que no hay peligro, pero Loki descubre una planta que por ser tan nueva no hay jurado aun. Loki hace que un dios ciego, Hodhr le lanzara inocentemente en un juego, una flecha al pecho del joven dios, causándole de manera inmediata la muerte.

Los Ases le hacen unos funerales suntuosos; como no murió en combate no puede ir al Walhalla, tiene que ir con la diosa Hel. Todos los dioses le suplican a Hel que lo libere y ella acepta siempre y cuando todas las criaturas de la Tierra lo lloren, todas los hacen, menos Loki, disfrazado de un viejita. Así Baldar tendrá que quedarse en el infierno hasta el Ragnarök,

Freyja (la gran maga)

Freyja es hija de Njordr y hermana de Freyr, Es una de los Vanes. Es la esposa de Odin, a veces Odin desaparece tanto tiempo que se le cree muerto y Freyja llora por el lagrimas de oro rojo. Freyja es maestra en el Sejdhr, ciencia mágica, que sirve para conocer el futuro y el destino de los hombres. Se le asocia con el culto a los muertos, la sabiduría y la protección a los vivos. Toma la forma de un halcón para viajar por el mundo.

También se le dice la diosa del amor y la voluptuosidad, su personalidad es promiscua y lasciva.

Freyr (dios de la fecundidad, el mas bello de los dioses).

Freyr es hijo de Njord y hermano de Freyja. Personifica la esencia misma de la belleza. Vive en el Alfheimer. En su nacimiento recibió el don de que nadie lo puede odiar jamas. Dios de la paz, quiere liberar a los oprimidos.

Un día se sienta en el sillón sagrado de Odin, de donde se puede ver todo el mundo, ahí ve a una gigante, Gerd, Decide enviar a su escudero a propoerle matrimonio, ella no se deja impresionar por los regalos, per al final accede y se casa con el. Ella es la representación de la Tierra, y el es la fecundidad. Trae la lluvia y el sol, apenas en cantidades necesarias para que crezca muy bine la cosecha.

Cuando muro se le entero en secreto, no se le dijo a nadie,

Njordr (la orilla fértil).

Dios del origen y dios de la tierra, es el padre de Freyja y de Freyr, Es el primero de los Vanes, tiene el poder de la fertilidad y la fecundidad. Su dominio es el borde del mar, ahí donde se pesca, el da la comida y la prosperidad. Njordr se caso con Skadhi, cuyo dominio es la montaña, pero ninguno soportaba el dominio del otro así que pasan separados la mayor parte del tiempo.

Cansado de la eterna guerra entre los Ases y los Vanes acuerda la paz. Njordr es el sucesor de Odin. Bajo su reinado hay una perfecta paz, y todos los años resultan tan buenas las cosechas que se le atribuye el poder de controlar las estaciones.

Heimdallr (el cuidador de los dioses)

Nació de 9 madres. Vive en el monte Himinbjorg (monte del cielo). Veo todo y jamas cierra los ojos; escucha hasta el sonido de la hierba al crecer. Gracias a estas cualidades es el guardián de los dioses. Cuida también el arco iris que lleva a los hombres a donde los dioses.

E s responsable por la sociedad de los hombres. Vino de incógnito a la Tierra bajo el nombre de Rigr. Una pareja llamada Bisaïeul-Bisaïeule lo acogió, y paso tres noches con ellos en el lecho conyugal, engendro un hijo llamado “Esclavo”. Luego estuvo con otra pareja llamada Aïeul-Aïeule, con ellos tuvo un hijo llamado “Campesino libre. Por ultimo estuvo con una tercera pareja llamada Padre-Madre, con ellos engendro a “Noble”. Esta vez no abandono al niño sino que lo educo, este se convierte en rey: es el origen de las clases sociales.

Cuando llegue el fin del mundo (Ragnarök) Heimdallr se levantara y tocara a Gjallarhorn, su trompeta para llamar a todos los dioses.

Loki (el desorden)

Es hijo de Laufey y de Farbauti, una pareja de gigantes, del mundo primitivo. Extremadamente bello y seductor, es el genio del aire y del fuego. Ha engendrado los monstruos mas horribles; Hel, la diosa guardiana del imperio de los muertos y Fenrir, el gran espíritu malvado. Loki es lo que impide que el mundo sea feliz.

Loki no tiene ningún sentido de la moral. Pone sus sorprendentes poderes tanto al servicio del bien como el mal. No tiene amigos, ni propósito, ni causa que defender, nada le parece prohibido; es el espíritu del mal en todo su esplendor. Es ladrón, adultero y asesino. Se dice que provocara la guerra final donde todos los dioses incluyéndolo perecerán. Mago, Loki tiene el poder de metamorfiarse.

Un día los dioses cansados, lo persiguen hasta llegar a una cascada, donde se había transformado el salmón, lo pescan y lo encadenan a una piedras filosas con los intestinos de su propio hijo, encima de su cara ponen una serpiente, de la cual escurre veneno contantemente. La esposa de Loki sostiene un balde entre la serpiente y la cara de Loki; cuando el balde esta lleno ella corre a regar el veneno, me mientras tanto cae sobre la cara de Loki, haciendo que se estremezcan, por esto ocurren los temblores de tierra.

Tyr (el mas valiente)

Tyr es valiente, listo para todos los combates, respeta sus leyes. Se le invoca antes de un combate. También es un jurista. Preside la asamblea donde se arreglan los problemas legales y se establecen las reglas de los combates.

Los Ases criaron sin miedo a Fenrir, hijo de Loki y de la bruja Angerboda, pero cada vez se hace mas fuerte y difícil de controlar, así que los Ases hacen construir por los enanos una cuerda que aparenta ser suave y débil como un pedazo de tela, pero irrompible. Le dicen a Fenrir que para jugar se deje amarar, y se libere sin ningún problema. Fenrir acepta, pero pide que un Ase meta la mano en su boca para estar seguro. Tyr acepta hacerlo, como Fenrir no se puede soltar Tyr perdió la mano.

Nornas (el destino)

Vírgenes, las nornas controlan el destino de los hombre desde su nacimiento. Son tres Urdr que controla el pasado, Verdandi que controla el presente, y Skuld que controla el futuro. Viven al pie del árbol cósmico Yggdrasil.

Las Nornas deciden sin motivos el destino de dioses y hombres, nadie escapa a su sentencia. Dan tanto bien como mal. En el momento del nacimiento aparecen como una sola diosa y determinan la fuerza, la inteligencia, y la suerte que tendrá el bebe en la vida. En el campo de batalla se les compara con las Valkirias.

Las Valkirias (los ángeles de combate)

Al servicio del dios de la guerra, las Valkirias son jóvenes doncellas de cabellos largos y amarillos y de ojos azules. Van por los campos de batalla, armadas con una larga lanza y un escudo, llevan un casco de oro en la cabeza. A veces se dicen que son mitad pájaro.

El literatura nórdica se mencionan unas cuarenta. Algunas son guerreras, otras son mas bien magas. Son reinas y diosas.

Escogen quien morirá en el campo de batalla, no es un castigo, es una recompensa, no hay mayor honor que morir combatiendo. Levan al muerto al Vwalhalla, lugar de los bienaventurados, reservado a los héroes. Allí pasaran el tiempo combatiendo sin recibir heridas hasta el día del fin del mundo. Allí las Valkirias los atienden como reyes. En algunos textos se dice que son vírgenes, en otros que son las amantes de los héroes de guerra.

4.Vida después de la muerte.

Por debajo del mundo de los hombres, esta el país de los muertos, que también es el de los hielos y de las tinieblas “Niflheim”. Allí en compañía de los muertos, sólo pueden vivir gigantes y enanos.

Esta morada mortal es el reino de la diosa Hel que hace guardar su entrada al terrible perro Garm. El Odainsakr (Campo de los no-muertos) es un lugar paradisíaco citado por las “sagas de los tiempos antiguos”. Los germanos no creían ni en la eternidad del mundo ni en la perennidad de sus dioses. Igual que los hombres, los dioses germánicos estaban sometidos al destino: su vida había comenzado un día y estaba destinada a terminar un día. Los dioses llevaban una existencia siempre amenazada, y tenían tal necesidad de estar alerta, que uno de ellos, Heimdall, se encargaba de acechar la llegada de los enemigos y dar la alarma

5. Fin del mundo.

El Asgard, el Olimpo de los germanos, se parecía bastante a un campamento; siempre estaban allí dispuestos a la batalla, y se sabía que sonaría la hora en que haría falta que todos bajasen a la lucha. Pero todas las profecías decían que, pesar de las precauciones tomadas y a pesar de las virtudes guerreras de los dioses, a pesar de Thor y de los innumerables combatientes del Walhalla, los Ases terminarían por sucumbir. En su caída arrastrarían al mundo, de que eran protectores y apoyos. Esa batalla que había preceder al fin del mundo.

Cierto que el destino de los dioses está sellado, y nadie escapará a los que debe pasar; sin embargo, el huracán no cae sin razón sobre la morada de los dioses: fueron sus mismos actos los que provocaron su pérdida.

En el origen de todo se encuentra el combate de los Ases y de los Vanes, y el sentido que se dé a ese acontecimiento es lo que orientara todo intento de interpretación de la mitología germánica. Sin pretender dar un sentido a todos los episodio de la inmensa y múltiple epopeya de los dioses del Norte, no se puede menos de observar que su existencia y su poder se mantienen a costa de una lucha incesante. El mundo sobre el que reinan esta dividido, y es rico en fuerzas misteriosas y espantables; aún después de su reconciliación con los Vanes, el peligro no se ha hecho menos apremiante. Todos los autores del Norte han querido dar la impresión de una inmensa tragedia permanente, en que no queda nada, en que todo esta destinado a la destrucción o al menos a una transformación radical e incesante.

La maga Gullveig, la hacedora de oro, es quien ha echado el primer fermento de discordia en un mundo que, una vez rechazados los a los hielos del Este, gozaba de relativa tranquilidad. Sus enemigos, al menos, no estaban a las puertas, y los dioses, como los humanos, podían vivir en paz y en la abundancia. Los dioses edificaban palacios, elevaban altares, hacían trabajar los metales preciosos y se complacían en jugar a las damas en los patios del Asgard. Pero sintieron demasiado interés por Gullveig; quisieron apropiarse ellos también de los montones de oro y para hacerle decir sus secretos, torturan a Gullveig. Con eso cometieron un crimen que desencadenó la primera guerra: fue la culpa madre de todas las demás, pues la guerra ya no había de cesar en el mundo. Desde entonces, las Walkyrias recorren el universo, volando de un combate a otro.

Además, los dioses han incumplido varias veces su palabra, a los gigantes. Desde entonces, ¿cómo creer que los juramentos serán garantizados, cómo pedir a los hombres que cumplan su palabra, a los gigantes, que no se entreguen a la violencia? La primera guerra ha abierto la era a un mundo dividido y corrompido, entregado a la fuerza y la traición, rico en perjurios y en crímenes. Ese mundo no podía durar, los propios dioses habían trastornado sus fundamentos, provocando ellos mismos los golpes del destino.

Pueden tomar muchas precauciones, encadenar a Loki y al lobo Fenrir: los signos de la catástrofe se multiplican. Así se ve surgir una camada de lobos hijos de una giganta y de Fenrir; uno de esos lobos es lo bastante atrevido para perseguir al Sol y aferrarlo en sus fauces. “El sol se puso negro y los veranos también”, pues el cielo, privado de sol, quedó siempre gris y frío como en invierno, lleno de nieves en torbellino venidas de los cuatro puntos del horizonte. En la tierra, todo vacila, ya no hay nada sagrado, el crimen reina como señor: “Los hermanos luchan y se dan muerte, los hijos reniegan de su raza; el mundo es malo, el adulterio, espantable; es el tiempo de las espadas, el tiempo del hacha que hiende los escudos; es el tiempo del viento, el tiempo del lobo, hasta el día en que el mundo haya pasado”.

En los dos bando, entre los dioses y entre sus enemigos, los heraldos del combate dan la alarma: “Entre los dioses canta el gallo de cresta de oro para llamar a los héroes del ejército; bajo tierra, en los palacios de Hel, canta el otro gallo, el que es rojo, y cerca de los infiernos aúlla Garm, el lobo, que rompe sus ataduras y huye”. Mientras “todo fermenta entre los gigantes”, Heimdall, el vigía, toca el cuerpo. El tronco de Yggdrasil se sacude de temblores, el más viejo de los árboles queda trastornado por el gigante que se despierta; la tierra tiembla, las montañas se abre, y los enanos, que tenían en ellas su morada, yerran desesperados.

Los combatientes se reúnen y se dirigen hacia el campo de batalla. Desde el oeste se acerca una nave cargada de fantasmas; el gigante Hrym, con el escudo levantado, lleva el timón. El barco es arrastrado por la oleada gigante que produce al nadar la gran Serpiente del Midgard. Agitado de una cólera sin freno, el monstruo golpea las olas con su enorme cola y avanza con un impulso furioso. Desde el Norte viene la nave de Loki; le acompaña el lobo Fenrir, echando fuego por los ojos y las narices; sus fauces anchamente abiertas gotean sangre; su mandíbula de arriba toca el cielo, la de abajo roza el mar. En el Sur aparece Surt “el calor ardiente”, el jefe de los gigantes del fuego; en torno a él brotan las llamas del suelo agrietado. Al acercarse, las rocas estallan y los hombres se ahogan. El cielo no es más que un horno, y cuando los hijos del fuego hacen pasar sus caballos por el puente que tiende el arco iris desde la tierra a la morada de los cielos, el puente se inflama y se deshace.

El campo de la gran batalla está trazado muy cerca del Walhalla, y mide mil leguas por cada uno de sus cuatro costados. Allí, los dioses y los gigantes, en una confusión inextricable, se degüellan entre sí. Odin vuela a la cabeza de sus guerrero que salen por las puertas del Walhalla; las Valkyrias, en sus caballos de gualdrapa esplendorosa, le rodean como un enjambre alado. El dios cae derecho sobre el lobo Fenrir, pero las fauces del monstruo son tan amplias que engulle de un golpe al señor de los dioses. Odin es así la primera víctima de la carnicería. En seguida es vengado por su hijo Vidar. Este pone el pie sobre la mandíbula inferior del monstruo y se la clava al suelo; su mano izquierda levanta la mandíbula superior, y, con la derecha, le mete una espada tan larga que llega a tocar el corazón de Fenrir. Freyr, el dios de luz resplandeciente, es muerto por Surt, el gigante de fuego, Thor vuelve a hallar a su vieja enemiga, la Serpiente del Midgard, que se acerca a él, escupiendo tanto veneno que el aire y el mar quedan apestados. De un terrible martillazo, Thor aplasta la cabeza al monstruo, que vuelve a caer agonizante, pero el dios ha sufrido demasiado en el combate, y ha respirado tanto veneno que le abandonan las fuerzas. Quiere alejarse: al noveno paso, cae, expirando, en el suelo. Loki busca al bello Heimdall ly le mata, pero muere también él bajo los golpes de su adversario.

Así mueren los grandes dioses, en una tormenta inaudita, en un desencadenamiento de tempestades y cataclismos. Con ellos mueren los hombre, pues la tierra se ha vuelto inhabitable: toda vida se hace imposible en ella. Incendios inmensos, temblores de tierra y grandes oleadas barren a la especie humana de la superficie de la tierra. No queda más que la roca desnuda. Ya las estrellas se desprenden del cielo y caen en el abismo; el sol ha desaparecido; la tierra es irreconocible . Pronto se va a hundir en las olas, pues los océanos se desbordan por todas partes. De nuevo, se abre un abismo sin límites por todas partes, y no queda ya nada de lo que tenía forma y vida.

Pero de esa nada resurge en seguida un mundo: “Mirad, dice la vidente, la tierra, por segunda vez, emerge de las aguas, verdeante y fresca; la espuma blanquea en las cascadas; el águila se cierne en la altura del aire y se alimenta de peces en las rocas”. El crepúsculo de los dioses no era más que un episodio, el fin de un mundo al que debe suceder otro. A la decadencia sucede la regeneración; donde se ha hundido el viejo mundo, surge de las aguas una tierra nueva. Ha cesado la vida dramática sangrienta de los combatientes: las nuevas criaturas van a conocer una renovación de paz y de felicidad. La tierra es una especie de Edén: “Los campos dan cosechas sin haber recibido simientes”. Las praderas verdean, los pájaros giran por el aire, los peces juegan en las aguas. Se reanuda el ciclo de la vida; en un nuevo mundo, va a empezar otra vez una nueva vida.

Aparece una nueva generación de dioses; ante todo, se reúne junto a la antigua morada de los Ases, “para pensar allí en las grandes cosas y en las viejas runas de los príncipes del consejo”. No reniegan, pues, de los antiguos señores del mundo; se consultan para evitar sus faltas, y vemos así resurgir del gran naufragio a aquéllos de los grandes Ases que no habían participado de las querellas ni de los crímenes de los antiguos. Y éstos, los pacíficos, van a ser los renovadores del mundo. A la cabeza de ellos, la desgraciada víctima de Loki: Baldr, el dios brillante, antaño amado por todos los corazones rectos. Tras su larga estancia en el reino de las sombras, renace a la vida, y vuelve con toda su belleza y su benevolencia, acompañado por su hermano Hödr, para asentarse, como antaño Odin, en el centro del consejo divino. Aunque Odin no debe reaparecer jamás, reaparecerán sus hijos, tal como Vidar y Vali, así como dos de sus hermanos, Vili y Vé, que se han citado en el relato del comienzo del mundo. También resucita el valeroso Hoenir y ahora estudia las runas grabadas en las varitas mágicas para conocer el porvenir y anunciar a todos la gran época que comienza. Dos hijos de Thor, Magui y Modi, completan este nuevo consejo de los dioses. “Lo que era malo se hace mejor; Hödr y Baldr habitan en el castillo de la victoria, y los dioses están contentos”.

Baldr es el señor de esta resurrección del mundo y de los dioses: mientras que antaño, bajo el reino de la violencia y de la guerra, “no se realizaba ninguno de sus juicios”, es el soberano del nuevo mundo, en que sus palabras serán la ley. La gran catástrofe ha purgado al mundo de los antiguos maleficios; la tempestad ha lavado el cielo; el horizonte está puro. Como en los primeros días, los hombres y los dioses pueden volver a empezar la historia, rehacer lo que se había estropeado por las pasiones, lo corrompido por la violencia y el deseo del oro. Los nuevos dioses no tienen más que volver a los antiguos días, remontarse a la fuente. Recobrarán el bien y la verdad que tantos dramas habían hecho olvidar: “De nuevo se volverán a hallar en la pradera las maravillosas mesas de oro que, en tiempos muy antiguos, habían disfrutado los dioses”.

Sea lo que sea de esas “mesas de oro”, de que no sabemos nada, lo cierto es que, según la vidente, un porvenir feliz y justo se abrirá ante el mundo al día siguiente del gran incendio. Como el fénix, el mundo que había parecido caer hacia la nada, se volverá a hallar más bello y más puro que nunca. La guerra insensata entre las fuerzas cósmicas, el desencadenamiento de las armas naturales y sobrenaturales, el uso insensato que los hombres hicieron de su ciencia y su magia, habían provocado el estallido del mundo, el oscurecimiento del sol, el fin de las armonías celestes, la destrucción de toda vida en la tierra. Pero ese crepúsculo universal no habrá ocupado el mundo sino por espacio de una noche; por la mañana, el sol brilla de nuevo, la hierba es joven, los animales llenan los elementos con sus juegos: los hombres renacen, pues, a la esperanza y se ponen al trabajo bajo la protección de las potencias celestes. Pues no todos los hombres han muerto en la explosión universal: los gérmenes de la humanidad futura estaban metidos en el mismo tronco del fresno Yggdrasil; contra él, no podían nada las llamas, los hielos ni las tinieblas. En ese asilo, los hombres escapados al desastre sólo tenían para alimentarse el rocío de la mañana; su descendencia es la que puebla y poblará la tierra.

El mundo nuevo ya no está destinado a la catástrofe, como el antiguo; las fuerzas destructivas y maléficas han huido, nada prepara ya el fin del mundo, no hay monstruos ni gigantes para forjar las armas de la destrucción final, nadie se dedica a sacar de quicio el mundo: “El dragón negro se ha escapado a lo lejos y la serpiente brillante ha salido del fondo de los abismos”.

La última visión de la vidente es la de un mundo con promesa de belleza, de riqueza, de la felicidad de la paz; “Veo una sala brillante como el sol y cubierta de oro; se encuentra en Gimle: allí es donde habitarán los pueblos valerosos, y vivirán en el gozo hasta los tiempos futuros más lejanos”.

A los supervivientes del gran drama, a los justos y a los pacíficos como Baldr, se les abrirá un porvenir infinito de felicidad y de prosperidad, la nueva Edad del mundo.

Los grandes mitos germánicos son la historia de un drama de las mismas dimensiones que el mundo. Los dioses llevan allí una vida guerrera a la que se promete un fin trágico. Estas imaginaciones sombrías y sangrientas habían adquirido un gran poder sobre las almas. El paganismo nórdico vivió mucho tiempo. La evangelización, llegada de Occidente, subió lentamente hacia el norte: en Dinamarca, el rey Harold “de los dientes azules” se convirtió en 960, como lo atestigua el hermoso monumento de Ielling, donde se ve a Cristo aún rodeado de inscripciones rúnicas y de figuras decorativas paganas; en Noruega, fue hacia el año 1000 cuando unos jefes enérgicos y convencidos obtuvieron la conversión de la población. Desde hacía siglos, ya los príncipes anglosajones y alemanes estaban bautizados. Y, sin embargo, con sorpresa de los asombrados pueblos, hemos visto resurgir en la Alemania contemporánea un neopaganismo nutrido de los más trágicos mitos guerreros de la tradición germánica, y que ha tenido su crepúsculo de los dioses, en un abrasamiento que a veces podía hacer pensar en el “relato de la vidente”. Pero la vidente dice también que, tras esas grandes catástrofes, el mundo surge renovado, feliz y pacífico, y que así será hasta el más remoto porvenir.

MITOLOGIA CELTA

1.Introducción.

Los Celtas son los descendientes de los hablantes nativos de los dialectos célticos como el Bretón, Irlandés, Gales y Escocés Gaélico. La primera evidencia celta fue en Hallstatt, Austria donde algunos gravados fueron hallados y se encontró que databan del 700 a.C. Los Celtas de esta región fueron los primeros de Europa del norte en trabajar con el hierro. Para el año 500 A. C. se expandieron hacia Francia, Portugal, España y las islas Británicas, también avanzaron hacia el sur y sur occidente y en el 390 A. C. saquearon Roma. Algunos grupos Celtas fueron hacia los Balcanes en las actuales Grecia y Bulgaria.

Entre los años 300 a.C. y 100 D.C. los romanos conquistaron gran parte de Europa. Las únicas culturas celtas que sobrevivieron fueron las de Irlanda, Escocia, Gales, sur de Inglaterra, y Bretaña en Francia.

Los Celtas eran gente supersticiosa. Lo sobrenatural influía cada aspecto de su vida terrena y espiritual, para ellos los espíritus estaban en todas partes: los arboles antiguos, las piedras extrañas, los lagos y los pantanos. Ninguna parte del día podía llevarse a cabo sin alguna consideración de los dioses. Ellos eran los responsables de las estaciones y ellos controlaban el mundo natural del cual el ser humano hacia parte: ellos debían de aplacarlos a través de sus intermediarios -los druidas- quienes conocían el arte de la adivinación y poseían gran sabiduría, ellos sabían lo que se tenían que hacer en el momento indicado. Los Celtas pensaban que si una vida humana estaba en riesgo por causa de una enfermedad grave era porque los dioses estaban molestos. La única manera de calmar sus antagonismos, y salvar su vida, era ofrecer otra vida en su lugar. Los criminales era los preferidos para rituales de sacrificio, pero si estos faltaban, las cuentas debían ajustarse con hombres inocentes. Existían diversos métodos de sacrificio, sin embargo el mas dramático fue conocido a través de la pluma de Cesar. "Algunas tribus, tienen jaulas colosales de mimbre, que eran llenadas de hombres para luego ser incendiadas hasta que todos quedaran muertos. "Cesar enfatizó en los sacrificios humanos, mostrando su horror, para así justificar en las mentes de los lectores sus brutales campañas en contra de los Celtas de Galia. Pero sin duda este era parte importante del ritual Celta. Por lo oral de su tradicion no se sabe demaciado de sus creencias, practicamanete lo único que conocemos sobre ellos son su dioses y sus héroes por los escritos de Julio Cesar, pero no sabemos que pensaban de la vida después de la muerte, del origen del mundo o del origen del hombre. Sus dioses y héroes forman mas parte de lo que es la explicación de su historia, de sus linajes reales..

2. Principales dioses de la mitología celta.

Lugh

Lugh es hijo de Delbaeth, que es un fomoireo o genio maléfico, y Eri. Guerrero, sabio, mago, y músico, maestro de todas las técnicas, es el jefe de los Tuatha De Danann.

Los fomoireos, seres horribles y execrables, ocupan Irlanda y oprimen a sus habitantes. El rey de los Tuatha De Danann, Nuada, ha perdido un brazo en combate. Esta dolencia los hace inepto para reinar. Los Tuatha De Danann, para atraerse la simpatía de los ocupantes, eligen como rey al formero Bres. Pero Bres resulta ser un mal rey que explota a sus súbditos. Después de algún tiempo, se obliga a Bres a restituir el poder, y el dios-medico Diancecht, fabrica para Nuada la prótesis de un brazo de plata con todas las cualidades de un brazo natural. Primero asustado, Bres huye a casa de su padre, el rey de los fomoireos, y luego recluta una inmensa armada e invade Irlanda. Se presenta entonces un joven y brillante guerreo, Lugh. Pretende poseer todas las capacidades y lo demuestra: con el arpa toca los tres aires de la música irlandesa (el aire que hace llorar, el aire que duerme y el aire que da alegría);vuelve a poner en su sitio la piedra de Fal, que solo podían desplazar ochenta bueyes, por fin, gana un torneo de ajedrez contra el rey. Este le proclama sabio entre los sabios, le da el trono durante trece días y le encarga organizar el combate contra los fomoireos. Lug distribuye los papeles: los druidas unirán las aguas en contra de los fomoireos, los artesanos fabricaran las armas, los campeones llevaran la lucha, los médicos curaran... todo esta tan bien ordenado que los fomoireos son

vencidos y Bres hecho prisionero. Se le perdona la vida con la condición de que dé los secretos de la prosperidad. Lugh participa poco en el combate. Demasiado valiosos en razón de sus competencias, permanece por encima de la pelea. Recorriendo los dos campos, pronuncia la maldición suprema provocando así la victoria. Sólo un acto brillante esta en su activo: de un golpe de honda revienta el ojo de Balor, cuya mirada es paralizante y su párpado solo podía ser levantado con un gancho.

El culto a Lugh se ha extendido mucho mas allá de Irlanda. De ello son testigos las ciudades de Lyon (Lugdunm), Laon (Aisne), Laudun (Gard), Lodun (Viena), etc.

Cermunnos

Su naturaleza es esencialmente terrenal. Se le representa mayor, tiene orejas y los cuernos de un ciervo y lleva una torque, especie de collar galo. Está a menudo acompañado por una serpiente con cabeza de carnero. En una palangana de plata dorada encontrada en Gundestrup, Dinamarca, figura sentado, rodeado de un gran ciervo, dos toros, dos leones y dos lobos, mientras que no lejos de ahí Un niño cabalga un delfín. Así, Cernunnos aparece como amo de los animales salvajes, terrestres y acuáticos. Sin duda manifiesta la fuerza, el poder y la perennidad (simbolizada por el ramaje). Se le representa como el donador en un altar en un altar conservado en Reims, con un cesto de vituallas, pasteles y monedas. Algunas estelas romanas procedentes de Dacia (Rumania) lo identifican como Jupiter, amo del cielo.

Cu Chulain

Cu Chulain es hijo de Dechtine, hermana del rey Conchobar, y de Sualtaim. Se dice también que es hijo de Luh, que siempre está con él en los combates e incluso a veces le reemplaza. Es educado por su tía Findchoem, pero otros cuatro personajes participan en su educación: Sencha el Pacifico, que arbitra los conflictos; Blai el Hospitalario, que apoya a los hombres de Irlanda, incluso en sus pillajes y defiende su honor; Ferus el Valientte, que le protege contra todos los males; Amargein el Viejo Poeta, que tiene la lastima de todos por su elocuencia y su sabiduría. A los siete años, Cu Chulainn oye al druida Cathbad que el joven que tomara las armas ese día tendría una vida corta y una gloria eterna. El se precipita donde el rey a pedirle armas. Eximido de la maldición de Macha que impedía al rey y a los guerreros de Ulaid -el reino de Conchobar- tomar parte en la guerra, detiene el solo la marcha de los enemigos unidos contra su país. Con las manos mata el perro salvaje de Culann. Desafía en combate a los hijos de Nechta Escena que han diezmado la armada de Ulaid y mata a los tres: al astuto que sap esquivar los golpes, al campeón que solo puede ser alcanzado por sorpresa, al rápido que va sobre al agua tan veloz como una golondrina.

Inofensivo en la vida cotidiana, Cu Chulainn se vuelve loco en la guerra, y no puede liberarse de su furor. De regreso al pais, amenaza a todos los que se le acerquen. Sus aventuras amorosas son leyenda: intenta seducir a Emer, la hija de Forgall; Uathach (terrible), la hija de la guerrera Scathach; y Aifa (bella), la adversaria de Uathach en el combate. Finalmete es vencido por la reina Medbh. Caido en una trampa, se le obliga a comer carne de perro, lo cual le esta particularmente prohibido. Esta transgresión arrastra muchas otras, y es muerto por Lugaid, el hijo de una de sus víctimas.

Morgana

Es la diosa de la guerra y de la muerte, puede tomar la forma de un cuervo.

Ogmios

Es un anciano todo arrugado, vestido con una piel de león; lleva maza, arco y carcaj. Tira de multitudes considerables de hombres atados por las orejas con una cadenilla de oro cuya extremidad pasa por la lengua gujereada del dios. Ogmios es la elocuencia segura de su poder, el dios que, por magia, atrae a sus fieles. Es también símbolo del poder de la palabra ritual que une el mundo de los hombres y el mundo de los dioses. En su nombre se profieren las bendiciones a favor de los amigos y las maldiciones en contra de los enemigos. Es el inventor del ogam, conjunto de signos mágicos cuya fuerza es tan grande que puede paralizar al adversario. También es un guerrero que, por los ánimos que da, participa eficazmente en la batalla de Mag Tured.

Brigitte

Era la diosa de la metalurgia, la poesía y la terapia.

COMPARACIONES

Los mitos son relatos o tradiciones que intentan explicar el lugar del hombre en el universo. la naturaleza de la sociedad, la relación entre el individuo y el universo que percibe y el significado de los acontecimientos de la naturaleza. los mitos se dan en todas las partes y todos los pueblos del mundo y. a pesar de su asombrosa variedad, compartan ciertas características. Estas similitudes son debidas a que los hombres se encuentran en todos los Sitios ante los mismos problemas básicos y se plantean las mismas preguntas. Quieren saber por que son lo que son. por qué la naturaleza se comporta como lo hace y cómo están relacionados las causas y los efectos. Es propio del ser humano buscar causas y significados a todo cuanto aparece ante él. Aunque la ciencia ha contestado ya a muchas preguntas acerca del "cómo", los "porqué" la relación del hombre con el cosmos, la naturaleza de la fuerza vital en su interior continúan irresolutos e irresolubles.

Mitos y religiones tienen en común el que ambos brindan a la vez explicaciones y causas: tanto el "cómo" como el "porqué" del universo. Sin embargo, en contraste con la mayor parte de las religiones, la mayoría de los mitos no pretenden ser mía gula directa. Contienen una moral implícita, pero su fin principal no es imponerla. Son simplemente historias que se proponen explicar los aspectos no cuantificables de la existencia y que tratan a la vez de las vivencias humanas habituales y de lo sobrenatural.

Desde el punto de vista de la mitología, el mundo que percibimos directamente no es el único mundo existente. El fenómeno del nacimiento puede entenderse como un proceso físico. pero esto no excluye que se le considere también como un acontecimiento sobrenatural (como, por ejemplo, una reencarnación De hecho la mayoría de la gente admitirá, si es sincera, que perciben la vida en dos niveles distintos: el científico y el raitológico. Pero en nuestra sociedad cada vez mas' ilustrada y más dominada por la ciencia, nuestra conciencia mitológica aflora solamente en situaciones extremas: cuando la estructura racional de la sociedad se desploma.

1.El Caos y la primera creación.

EL Caos es en las mitologías que hemos analizado el origen, lo que estaba antes de que hubiera cualquier cosa. El primer movimiento, la primera creación, es sin causa. Es algo espontaneo, como un esfuerzo hecho por el Caos mismo. Así nace ya sea la luz, la tierra, el cielo, en fin aparece la primera vida.

2.El nacimiento de los dioses.

El primer dios que aparece debe hacerlo por sus propios medios de un estado de somnolencia, para volverse consciente de su existencia. De este primer dios nacerán los demás.

3. El diluvio

Si bien el diluvio solo aparece en la Mitología Griega de las cuatro que hemos estudiado, todos conocemos el diluvio de la religión católica. También existe el mito del diluvio en Irán, en Polinesia, en algunas tribus de América del Sur, América Central y América del Norte. Siempre es salvado alguien, quien tendrá la misión de re poblar al mundo, ya sea que el propio dios le avise o que se entere por otros medios.

Pero porque se da esta constante? Una teoría podría ser el recuerdo de alguna catástrofe natural, la inundación simultanea de varios ríos, no dejan refugio a sus habitantes, o tal vez el miedo a que la lluvia no se detenga en algún momento. Quien envía el diluvio es una divinidad, porque habría el dios creador de enviar esta tragedia a su creación? De ahí vendría la tesis que es porque la gente se ha corrompido, los vicios prevalecen, y el dios creador prefiere comenzar de 0, tan solo dejando para este propósito a las únicas personas que no están corrompidas. El diluvio es la muerte y la vida a la vez, tal vez un intento primitivo de hablar que la historia es cíclica.

4.El mas allá.

El miedo a lo desconocido es lo que lleva a los hombres a pensar en el mas allá. Piensan que es mas un lugar que un estado. La muerte no termina con la vida, es mas bien un paso a otro tipo de vida.

Llegar al reino de los muertos no es algo fácil, casi siempre vemos obstáculos ya sean montañas, monstruos o ríos. Las mitologías mas primitivas tienen la visión de la continuación de la vida en el mas allá, el muerto continua con las misma labores que tenia en vida, con las mismas personas con las que estaba cuando estaba vivo. Luego los mitos evolucionan hasta el juicio de las almas, la diferencia entre el bien y el mal, esto sucede casi siempre cuando el estado esta en crisis, el país en ruina y la gente quiere algo diferente para el mas allá. De paso es una forma de “obligar” a las personas a que sean buenas, por eso existen tantos mitos sobre los infiernos, para mostrar lo terrible que seria caer allá.

El paraíso esta reservado para muy pocos, en algunas culturas solo la realeza tiene derecho a el, pero en casi todas todo aquel que hay llevado una vida de bien puede ir.

5. El porque de los mitos.

El gran papel de los mitos es explicar lo que no tiene explicación, el porque de la lluvia, de los temblores, de la erupción de los volcanes, de las estaciones, de los ríos, ect.. El hombre le atribuye a fuerzas superiores la creación y el control de todos los elementos y todas las acciones que el mismo no puede controlar. Nada da mas miedo que lo desconocido, y es mejor inventar que se sabe algo.

Los mitos nunca mueren, cambian. Durante su evolución van a la par de los cambios de la humanidad, resisten adaptándose a las circunstancias, reinventando sus personajes, se quedan en la memoria del mundo, aun si el pueblo que los invento desaparece. A veces, en caso de una conquista los mitos se mezclan, el conquistador casi siempre sabe que no puede acabar con los mitos del conquistado y prefiere moldearlos para que se adapten a los suyos. Los romanos son los que mejor llevaron a cabo estas transformaciones, todos los dioses de todos los pueblos eran bienvenidos en si panteón, ya fuera que se les asimilara con alguno ya existente o se le incluyera como nuevo. Con la llegada del cristianismo los romanos no pudieron incluir a Jesús en su panteón ya que el proclamaba que hay un reino mejor que Roma, y que el Cesar era imperfecto, esto no se podía tolerar. Cuando el cristianismo se convirtió en la religión oficial del imperio tomaron muchos mitos, y los convirtieron en metáforas, por ejemplo la atracción de Odiseo por el canto de las sirenas, es la atracción del hombre por los placeres de la vida mundana, el tapar los oídos de sus compañeros es decirle al pueblo que tienen que ser sordos a las tentaciones, Odiseo amarado al poste es Jesús amarado en la cruz. Estos ejemplos se repiten bastante, también hay muchismos mitos grecorromanos que encontramos en la Biblia, con nuevos personajes pero siguen siendo los mismos mitos: la torre de Babel a la escalada al cielo de los Aloades; Niobe es comparada y asimilada con la esposa de Loth, el profeta José es asimilado con Bellerofon, san Jorge es asimilado con Heracles al igual de Sansón ect.. Estas son coincidencias algo extrañas, mas bien que pensamos que los cristianos se inspiraron en la Mitología grecorromana para crear todos sus mitos y fundamentos. No es que esto sea algo malo, sino que inevitablemente adaptados a las creencias y necesidades de la época.

CONCLUSION

Los mitos constituyen la base fundamental de la humanidad, por eso cada nueva civilización, cada nueva cultura a tenido que crear los suyos. Esto se da aun hoy en día, el mismo Freud utilizo ampliamente las mitologías para explicar el mecanismo de la sicología humana, cada individuo vive a su manera algunos de estos mitos, o acaso no conocemos el famoso complejo de Edipo por dar un ejemplo.

Ya sean consideradas simples historias bonitas o la base de las sociedades, las mitologías no dejan indiferente. Los mitos son el mayor vinculo que tenemos con el pasado. No es acaso gracias a los grandes templos, a las estatuas y pinturas y a los relatos de los dioses y héroes que conocemos la gran mayoría de las civilizaciones ya desaparecidas, es gracias a sus mitos que las podemos estudiar y comprender mejor.

TABLA DE CONTENIDO

1.Mitología Griega.

1.1 Introducción.

1.2 Creación del mundo.

1.3 Creación de los humanos.

1.4 Principales dioses de la Mitología griega.

1.5 Vida después de la muerte.

1.6 Fin del mundo.

2.Mitología japonesa.

2.1 Creación del mundo.

2.2 Izanagi viaja al reino de los muertos (Vida después de la muerte).

2.3 El nacimiento de los Tres Niños Augustos

2.4 Amaterasu y Susano

2.5 Susano en la Tierra

2.6 La descendencia de Susano

2.7 La estirpe imperial de Amaterasu

2.8 Aventuras y desventuras de Ho-Ho-Demi.

3.Mitología Escandinava.

3.1 Introducción.

3.2 Creación del mundo.

3.3 Creación de los humanos.

3.4 Principales dioses de la Mitología escandinava.

3.5 Vida después de la muerte.

3.6 Fin del mundo.

4. Mitología Celta.

4.1 Introducción.

4.2 Principales dioses de la mitología celta.

5. Comparaciones

6. Bibliografía.

7. Arboles genealógicos.

7.1 Arbol genealógico de los dioses y héroes griegos.

7.2 Arbol genealógico de los dioses y héroes japoneses.

7.3 Arbol genealógico de los dioses y héroes germánicos.

7.4 Arbol genealógico de los dioses y héroes celtas.