Miriam es anoréxica; Marliese Arold

Novela juvenil. Nutrición. Educación. Valores morales. Peso ideal. Adolescentes. Juventud. Belleza. Dieta. Padres. Trastornos de alimentación. Rebeldía

  • Enviado por: sin datos
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 4 páginas
publicidad

Titulo: Miriam es anoréxica

Autor: Marliese Arold

Editorial: Edebé

Edición:

Resumen:

Capítulo 1:

Miriam es una adolescente de 15 años. Es como todas las demás chicas de su edad. El problema esta en que es un poco gorda y ella se ve gordísima. Decide hacer una dieta. En su clase hay una chica llamada Tania. Miriam le tiene mucha envidia, ya que Tania es muy buena en gimnasia, lo contrario que ella.

En la historia nos explica como se enamora de Bobby, el profesor de inglés.

Capítulo 2:

Cuando llega del colegio a su casa, le intenta explicar a su madre y a su abuela que esta gorda, pero ellas no hacen más que decirle que se ve bien. Al final ella se enfada y se va a su cuarto. Cuando se encuentra con su hermana, Jenny, le dice que tenia que sacar a pasear a Timmy, el perro de la abuela. Entonces piensa que un poco de ejercicio no le aria mal para perder peso. Cuando ya volvía para su casa pasó por delante de una hamburguesería. Le entraron muchas ganas de comer pero lo evito. Cuando llego a casa la madre ya había cocinado, pero ella dijo que ya había comido una hamburguesa.

Capítulo3:

Esa misma noche, no podía dormir. Su padre había llegado medianoche. Ella pensó en lo que le había dicho Tania. Le había dicho que había visto a su padre con una mujer. Abajo no se escuchaba ningún grito de la madre, ni un ruido, nada.

A la mañana siguiente en la cocina había mal humor. Esa mañana se quería ir en bici al colegio, cosa que no pudo porque la rueda de atrás no se hinchaba. Se tuvo que ir en autobús. Al medio día, se encontraba mal. Desde el colegio llamo a la madre para que la fuese a buscar. Cuando ya estaban en la casa, la madre le pregunto que le parecía si ella empezase a trabajar. Miriam le dijo que si, que le parecía buena idea.

Capítulo 4:

Al empezar la dieta pesaba cincuenta y ocho kilos, seiscientos gramos. Una semana después ya pesaba cincuenta y seis kilos, novecientos gramos.

Una tarde Miriam estuvo arreglando la bici para al día siguiente poder ir al colegio con ella. No lo había hecho muy bien, ya que la bici tenía otro agujero más. A la hora del patio le pidió a Jens un amigo de la clase de al lado que si le podría arreglar la bici, el sabia mucho de eso. Esa tarde el fue a su casa, le arreglo la bici, pero las cosas no salieron como ella esperaba. Le quiso pagar el trabajo que el había hecho, pero el no quería el dinero. De pronto ella tenía la espalda en la pared y Jens la besó y sus manos le tocaban sus pechos. Ella desconcertada le grito. Cuando se fue ella corrió hacia el lavabo y vomito la comida, se lavo la boca y los pechos. Empezó a llorar, hasta que escucho un coche fuera, era su madre y la abuela. Había ido al veterinario, Timmy tenía cáncer.

Capítulo 5:

Miriam estaba muy contenta, sus amigas ya notaban que había adelgazado. Ya pesaba cincuenta y dos kilos. Corría todos los días por el parque y no comía nada más que ochocientas calorías diarias.

Una noche no quería comer y la madre insistía mucho, hasta que no pudo mas y le dijo que lo que hacia ya no era normal. Cuando la madre ya perdió los nervios se puso a llorar, se tapo la cara con las manos y salió corriendo. Jenny le chillo a Miriam y le dijo que porque estaba haciendo enfadar a la madre. Al final Miriam le dijo que no se daba cuenta de lo que estaba pasando en la casa, y que cuado el padre se fuese ella se tendría que ir con el.

Capítulo 6:

Más tarde Jenny subió a la habitación de Miriam para preguntarle porque el padre se tendría que ir. Miriam le dijo que el padre tenía otra mujer. Jenny no le creyó y se lo fue a decir a la madre. Estaba tan furiosa que le dio una bofetada. Después de quedarse sin palabras, intento hablar con ella. Miriam no quería. Hasta llego a preguntarle si tomaba drogas o algo así. Miriam muy enfadada se levanto las mangas y le dijo que buscara los pinchazos. Al final salio de la habitación ofendida.

Capítulo 7:

El día del viaje pesaba cuarenta y nueve kilos, trescientos gramos. Estaba contenta por poder pasar toda una semana con Bobby. Cuando pararon para ir al servicio se mareo un poco. Todos comían algo, menos ella. No quería engordar. Viajaron toda la noche. No pudo dormir nada. Le dolía mucho el estomago, contra su voluntad comió un trocito de una chocolatina. A las diez de la mañana tenían que tomar el transbordador. Todavía les quedaba tiempo para ir a desayunar. Todos comían cruasanes, pero Miriam se sentía mal. Ya había subido al transbordador. Estaban jugando a las cartas cuando el suelo se levantó y bajo, se le cayeron las cartas, al intentar recogerlas, se callo de la silla.

Capítulo 8:

Se había desmayado. Todos estaban a su alrededor. Se puso contenta al saber que había estado en los brazos de Bobby. Después de que un enfermero la revisara, Bobby la invito a un café y unas chocolatinas. No le pudo rechazar. Después de un rato ya se sentía mejor.

Decían que ya se veían unos acantilados, así que ella salió a ver, eran preciosos, como en una postal.

Capítulo 9:

Ya había llegado a Londres. El hotel tenia pinta de antiguo.

Le toco compartir habitación con Iris y Michelle. La habitación era muy estrecha.

Cuando entraron a la habitación lo primero que hizo Iris fue tirarse en una cama y probar el somier. De pronto se hecho a reír, y dijo que si todas las camas hacia ruido, le estropearían el plan a la señorita Strang, la otra profesor de ingles. Todos sabían que le interesaba Bobby. Miriam se puso furiosa.

Cuando Iris y Michelle se habían ido Miriam se puso a hacer flexiones, no quería subir de peso. Cuando acabo de hacer las cien flexiones que quería, se hecho en la cama, estaba mareada. Cuando entro Michelle le pregunto si se había mareado, pero ella le dijo que estaba bien.

En el hotel nada mas daban desayuno, ellos se tenían que ocupar de comprar su comida, con Michelle fueron a un supermercado que estaba enfrente del hotel.

Capítulo 10:

El mayor problema de Miriam era que no se podía pesar.

Una mañana fueron de excursión a Stonehenge, ese día era cálido y soleado. Tenían que viajar unos cuantos kilómetros. Había unas columnas gigantes, por un momento se mareo, pero nadie se dio cuenta. Al volver Iris propuso de ir a tomar un helado, todos aceptaron. Al ratito todos comían sus helados, menos Miriam. Esa noche llovió un montón, ninguna de las tres se podía dormir. Al día siguiente, era ya la última excursión, fueron a Hyde Park, lo tuvieron que hacer todo bajo la lluvia.

Capítulo 11:

Cuando llegaron al colegio, lo primero que le dijo la madre era que tenia muy mal aspecto, que había adelgazado un montón. En el coche estaba el padre esperándolas. No había buen ambiente, entonces pregunto que pasaba, y le dijeron que Timmy había muerto. Se puso a llorar. Cuando llego y vio el lugar de Timmy vació, se fue corriendo al lavabo, se quito la ropa y se peso. Pesaba cuarenta y cinco kilos, cuatrocientos gramos. Había perdido cuatro kilos en una sola semana, estaba contenta por ello, pero cuando se miro al espejo se veía igual de gorda que antes. Cuando se termino de duchar, fue para la cocina, todos la estaban esperando en la mesa para comer. Le hicieron empezar a comer, hasta que empezó y no pudo parar. Cuando terminaron se fue al lavabo otra vez, quería vomitar, se sentía mal por haber comido todo lo que había comido. Al final vomito, se metió los dedos y pensó en lo que había dicho Iris, lo de que la señorita Strang y Bobby se iban a casar, así le resulto mucho más fácil vomitar.

Capítulo 12:

Pesaba cuarenta y tres kilos. El padre pasaba muchas tardes en la casa, y la madre seguía siendo como antes. A la madre y a la abuela las podía engañar muy fácilmente con la comida, le decía que comía en su cuarto pero no comía. A su padre era muy difícil engañarlo, no le dejaba irse de la mesa hasta que no acabara todo lo del plato. Se lo comía, pero después iba al lavabo y lo vomitaba.

Al acabar el año, sus notas fueron muy buenas. Ese año no se iban de veraneo, Miriam se aburría mucho en casa, y no podía estar todo el día corriendo por el parque. Después de unos días de que la madre le preguntaba porque no quedaba con sus amigas, le llamo Michelle, para preguntarle si quería ir a visitar a Silke, una chica de la clase, que estaba en el hospital. Ella acepto. Cuando fueron, no las dejaron pasar, porque estaba en cuidados intensivos.

Capítulo 13:

A los pocos días de haber ido al hospital, salió en el diario que Silke había muerto. Tenía cáncer de páncreas. Esenismo día, Michelle llamo y le pregunto si iría al entierro. Claro que iría. Ese día se lo pasó tumbada en la cama, no tenía ganas de hacer nada. Al día siguiente fue a correr por el parque, pero no pudo hacer la vuelta de siempre. Sus piernas no podían más. Se sentó en un banco, estaba un poco mareada.

A la mañana siguiente era el entierro. Cuando llego allí, había unos cuantos compañeros de su clase y de otras, también había algunos profesores. Cuando pusieron la canción que le gustaba a Silke, era tan triste que s puso a llorar. De repente, sintió un velo delante de los ojos, lo podía oír todo, pero no veía nada.

Capítulo 14:

Cuando se despertó, seguía sin poder ver nada, solo podía oír. Había dos hombres, diciendo, <<otra que se quiere matar de hambre>>. Ella intentaba reaccionar a lo que escuchaba, pero no se podía mover, su cuerpo lo impedía. Además estaba sujetada a la camilla por un cinturón. Aquellos dos hombres, seguían hablando, decían que tenía anorexia, y que era muy probable que se tuviera que quedar en el hospital, y la tendrían que alimentar con comida artificial. Ella tenía mucho miedo. De pronto volvió a perder el conocimiento.