Minería

Industriales. Mineralogía. Cristalografía. Minas. Explotaciones. Canteras. Extracción

  • Enviado por: El remitente no desea revelar su nombre
  • Idioma: castellano
  • País: Chile Chile
  • 11 páginas

publicidad

Minería

Mineral es cualquier elemento o compuesto químico que se encuentra en forma natural. Entre ellos podemos encontrar elementos formados por la descomposición de materiales orgánicos, como por ejemplo el petróleo y el carbón, aun que estos no son considerados estrictamente minerales y por otra parte también podemos encontrar en su mayoría elementos químicos y compuestos formados por procesos inorgánicos. Actualmente podemos encontrar mas de 3000 especies de minerales distintos, los que pueden caracterizarse por su composición química, su estructura y sus propiedades físicas. Además podemos clasificarlos por su composición química, tipos de cristal, dureza y apariencia.

La mayoría de los minerales que se encuentran en la naturaleza son sólidos, aun que existen 2 únicas excepciones el agua y el mercurio.

Mineralogía.

Es la ciencia que estudia los minerales con sus propiedades, orígenes y clasificación.

Las propiedades de los minerales se estudian bajo las siguientes subdivisiones: mineralogía química, mineralogía física y cristalografia.

La mineralogía descriptiva se encarga de estudiar las propiedades, clasificaciones, localización, formas de aparición y usos de los minerales. Y por ultimo la mineralogía determinativa se encarga de identificar las propiedades químicas, físicas y cristalograficas.

Mineralogía química

La propiedad más importante para poder distinguir los minerales es su composición química y para este fin se realizan análisis químicos cualitativos y cuantitativos. Además otra propiedad importante es la simetría de sus cristales. Para determinar los componentes químicos se realizan análisis basándose en ases de electrones.

Mineralogía física.

Las propiedades físicas de los minerales son una fuente muy importante para reconocerlos y caracterizarlos, estas pueden ser determinadas a simple vista o con pequeñas y sencillas pruebas, como por ejemplo el rayado, el color, la fractura, el clivaje, la dureza, el lustre, la densidad y la fluorescencia.

Cristalografia.

Esta es la parte de la minería que estudia el crecimiento, la forma y el carácter geométrico de los cristales de minerales. Esto se refiere al estudio de la relación entre la composición química, la disposición de los átomos y las fuerzas de enlaces entre estos, lo que finalmente determina las propiedades físicas y químicas de los minerales.

Mineria.

La minería es una de las actividades más antiguas del hombre. Nace casi junto con la edad de piedra hace 2,5 millones de año o más y desde ese entonces ha sido la mayor fuente de materiales para la fabricación de herramientas, puede decirse incluso que la minería surge cuando los predecesores del hombre empezaron a recolectar distintos tipos de rocas para tallarlas y fabricar herramientas, en un principio la minería fue una actividad muy sencilla que consistía en desenterrar el sílex, pero a medida que estos yacimientos se acababan en la superficie, las excavaciones empezaron a ser cada vez mas profundas comenzando así con la minería subterránea.

Todos los materiales empleados por la sociedad moderna han sido obtenidos mediante minería o necesitan al menos de estos productos para su fabricación, es por eso q la minería es la industria más importante y necesaria de al humanidad.

Los tipos básicos de minería son: minas de superficies, explotaciones a cielo abierto u otras excavaciones abiertas, minas subterráneas, recuperación de minerales y minería submarina.

La característica más importante de la minería es que siempre implica una extracción física de la corteza terrestre, la que en al mayoría de los casos se produce en grandes cantidades y que recupera pequeños volúmenes del producto deseado, lo que provoca un gran impacto en el medio ambiente, especialmente en el sector de la mina y es por eso que la minería esta catalogada como una de las causas más importantes de la degradación medioambiental.

En los yacimientos se pueden obtener una gran cantidad de materiales los que se clasifican de la siguiente manera:

- metales:

Este grupo se puede subdividir de las siguientes formas: metales preciosos, en los que se incluyen el oro, la plata y los metales del grupo del platino; los metales siderúrgicos, que son el hierro, níquel, cobalto, titanio, banadio y cromo; los metales básicos(cobre, plomo, estaño, y zinc); los metales ligeros (magnesio y aluminio); metales nucleares(uranio, radio y torio); y los metales especiales como el litio, el germanio, el galio y el arsénico.

- minerales industriales:

En este grupo están incluidos el cuarzo, la trona, la sal común, el potasio, el amianto, el talco, el feldespato, el azufre y los fosfatos.

- minerales de construcción:

Arena, grava, áridos, arcillas para ladrillos, caliza y los materiales para la fabricación de cementos, además se incluyen la pizarra para tejado y las piedras pulidas.

- gemas:

Diamantes, rubíes, zafiros y esmeraldas.

- combustibles:

Carbón, lignito, turba, petróleo y gas, aun que aquellos no son encontrados específicamente productos mineros. El uranio se incluye con frecuencia dentro de los combustibles.

Los depósitos de mineral pueden adoptar muchas formas, ya sea en la superficie o muy profundamente enterrados bajo tierra.

Minería de superficie.

Es el sector más amplio ya que se emplea para mas del 60% de los materiales extraídos. Puede emplearse para cualquier material. Las minas de cielo abierto suelen ser de metales; en las explotaciones descubiertas suele extraerse carbón; las canteras suelen dedicarse a la extracción de materiales industriales y de construcción y en las minas de placer suelen obtenerse minerales y metales pesados.

Minas de cielo abierto.

Son minas de superficie que adoptan la forma de grandes fosas en terraza, cada vez más profundas y anchas y a menudo tienen una forma mas o menos circular.

La extracción empieza con la extracción de la roca. Esta se carga en camiones con grandes palas eléctricas o hidráulicas, o con excavadoras de carga frontal, y se retira del foso. Estas maquinas son capaces de retirar 50 m3 de roca de una vez. La capacidad de los camiones va desde 35 hasta 220 t. Un avance de la minería consiste en que las palas descarguen directamente en una trituradora móvil.

Los minerales se transportan a la planta de recuperación, mientras que el material clasificado como desecho se vierte en zonas asignadas para ello.

Muchas minas empiezan como minas de superficie y cuando llegan a un punto que es necesario extraer demasiado material de desecho, se empiezan a usar métodos de minería subterránea.

Explotaciones al descubierto.

Con frecuencia se utilizan para extraer carbón y lignito. La principal diferencia de estas minas con las de cielo abierto es que el material de desecho extraído, en vez de transportarse a lugares especiales para ello, se vuelve a dejar en la cavidad creada por la explotación reciente. Cuando se completa su explotación, el foso que queda puede convertirse en un lago o puede rellenarse con el material procedente de la excavación realizada al comenzar la mina.

El equipo que se usa en estas explotaciones es similar al usado en las minas de cielo abierto. Para obtener las rocas de desecho situadas por encima, se emplean los equipos más grandes de todas las minas, como por ejemplo la excavadora de cuchara de arrastre.

Canteras.

Estas son bastante similares a las minas de cielo abierto, y es ocupado el mismo equipo, con la diferencia que los materiales extraídos suelen ser materiales industriales y de construcción. Casi todos los materiales extraídos de las canteras se transforman en algún producto, por lo que hay muy poco material de desecho, es decir al final de su vida útil queda una gran excavación.

Estas tienen que estar situadas relativamente cerca de los mercados, debido a los bajos precios de sus productos, si no fuera así los gastos de transporte, podrían hacer que la cantera no fuera rentable.

Las cavidades creadas por muchas canteras adquieran un cierto valor como vertederos de residuos urbanos.

Minas de placer.

Son depósitos de partículas minerales mezclados con arena o grava.

Suelen estar situadas en los lechos de los ríos o en sus proximidades, puesto que la mayoría son graveras de ríos actuales o graveras fósiles de ríos desaparecidos. No obstante, los depósitos de playas, los sedimentos del lecho marino y los glaciares también entran en esta categoría.

De estas minas se obtienen materiales densos y ya liberados de la roca circundante, esto hace que el proceso de extracción sea relativamente sencillo y se limite al movimiento de tierras y al empleo de sistemas sencillos de recuperación física, no químicos, para recuperar el contenido valioso.

Los equipos utilizados son similares a los de las otras minas de superficie. Sin embargo muchas minas de placer se explotan mediante dragado.

Minería subterránea.

Pueden subdividirse en minería de roca blanda y minería de roca dura.

Se habla de roca blanda, cuando no exige el empleo de explosivos en el proceso de extracción, en otras palabras, las rocas blandas pueden cortarse con las herramientas que proporciona la tecnología moderna. La roca blanda más común es la del carbón, pero también lo son la sal común, la potas, la bauxita y otros minerales.

Se habla de roca dura cuando es necesario utilizar explosivos como método de extracción.

Minería subterránea de roca blanda: el carbón.

En los comienzos se empleaban métodos de extracción que implicaban la perforación y la voladura con barrenos, pero desde 1950 ya no se emplean esos métodos, salvo en algunas pocas minas privadas.

En este método se perforan en la veta de carbón dos túneles paralelos separados por unos 300m, a continuación se abre una galería que une ambas entradas y una de las paredes de dicha galería se convierte en el frente e de trabajo para extraer el carbón. Este frente se equipa con sistemas hidráulicos de entibado extremadamente sólidos, que crean un techo por encima del personal y la maquinaria. En la parte frontal de estos sistemas de entibado se encuentra una cadena transportadora, los lados de la cadena sostienen una maquina de extracción, la cizalladora, que corta el carbón mediante un tambor cilíndrico con dientes que se hace girar contra el frente de carbón. Los trozos de carbón caen a la cadena transportadora que los lleva hasta el extremo del frente. Allí, el carbón pasa a una cinta transportadora que lo lleva hasta el pozo o lo saca directamente de la mina. Cuando se ha cortado toda la longitud del frente, se hace avanzar todo el sistema de soporte y la cizalladora empieza a cortar en sentido opuesto, extrayendo otra capa de carbón.

También se realizan algunas extracciones mediante el método de explotación por cámaras y pilares, en el que algunas maquinas llamadas de extracción continua, abren una red de túneles paralelos y perpendiculares, lo que deja pilares de carbón que sostienen el techo. Este método desaprovecha una proporción importante del combustible, pero la superficie suele ceder menos.

Minería subterránea de roca dura: metales y minerales.

En la mayoría, la extracción se realiza mediante perforación y voladura, primero se realizan agujeros con perforadoras de aire comprimido o hidráulicas, luego se insertan barrenos en los agujeros y se hacen explotar, con lo que la roca se fractura y puede ser extraída. Después se emplean maquinas, que muchas veces tiene motores diesel y neumáticos, para cargar la roca volada y transportarlas a galería de gran inclinación. La roca cae por estas galerías y se recoge en el pozo de acceso donde se carga en contenedores especiales denominados cucharones y se saca de la mina. Mas tarde es transportado a la planta de procesado si es mineral o al vertedero si es material de desecho.

La minería subterránea es la más peligrosa por lo que se prefiere emplear alguno de los métodos superficiales, siempre que resulte posible.

Extracción por dragado.

El dragado de aguas poco profundas(hasta unos 65m) es sin duda el método mas barato de extracción de minerales. En esas condiciones pueden recuperarse sedimentos poco compactos empleando dragas con cabezales de corte situados en el extremo de tubos de succión, o con una cadena de cangilones de excavación que gira al rededor de un brazo.

La minería oceánica es un método reciente. En la actualidad se realizan en las plataformas continentales, en aguas relativamente poco profundas. Entre sus actividades está la extracción de áridos, de diamantes y de oro.

Ya se ha diseñado y probado la tecnología para realizar actividades mineras en fondos marinos profundos. Hasta profundidades de 2500 a 3000m hay conglomerados de rocas ricas en metales denominados nódulos de manganeso y de otros materiales. La tecnología de dragado ya esta disponible, aun que este tipo de actividades se encuentra en la fase experimental hasta que las condiciones económicas y políticas las haga factibles.

Extracción por pozos de perforación.

Numerosos materiales pueden extraerse del subsuelo a través de un pozo de perforación sin necesidad de excavar galerías y túneles. Así ocurre con los materiales líquidos como el petróleo y el agua. También puede extraerse materiales solubles en agua haciendo pasar agua por ellos a través del pozo de perforación y extrayendo la solución. Este proceso se llama extracción por disolución. En la actualidad también existen métodos para recuperar materiales insolubles a través de pozos de perforación.

Extracción por disolución.

Muchas sustancias son soluciones son solubles en agua(las más comunes son la sal común y la potasa).

El método empleado para extraerlas consiste en perforar pozos hasta el yacimiento, insertar un sistema de tubos, bombear agua por el pozo dejando que disuelva la sustancia, bombear la sustancia resultante hacia la superficie y allí recuperarla.

Lixiviación in situ.

Este es un método alternativo de extracción para algunos metales. En particular, se ha empleado con éxito para extraer uranio y cobre. En este caso siempre se emplean pozos separados para inyectar el disolvente y para extraer la solución del mineral. Es preferible que la roca que rodea el yacimiento sea impermeable para poder controlar mejor el disolvente. Es preferible usar disolventes no tóxicos, ya que parte de el pude pasar a la roca circundante.

Este tipo de minería presenta ventajas medioambientales, ya que se mueve una cantidad de roca mucho menor y las operaciones de limpieza posteriores son mucho más sencillas.

Extracción con pozos de perforación.

Algunos sólidos, son bastante blandos(carbón) o están lo suficientemente fracturados parar poder ser cortados por un chorro de agua o presión. Cuando se rompen en trozos pequeños, estos pueden bombearse a la superficie en forma de lodo a través de un pozo de perforación.

Este método sirve para recuperar sólidos que se encuentran en forma de partículas finas poco compactas.

Seguridad en las minas.

Todas las minas tienen problemas de seguridad, pero se considera que las subterráneas son las más peligrosas, sobretodo las de roca blanda.

El peligro se deriva de la naturaleza de la mina: una construcción de roca natural, que no es un buen material de ingeniería.

Las principales causas de accidentes en las minas son los derrumbamientos de grandes rocas de las paredes de la mina, caídas de rocas desde los mecanismos de transportes. La segunda causa de accidentes es la maquinaria en movimiento. Otros riesgos son los explosivos, las inundaciones y las explosiones debidas gases desprendidos por las rocas. Este ultimo fenómeno se da especialmente en las minas de carbón.

La profundidad de la mina también representa riesgos, ya que a las tensiones que están sometidas las galerías por el peso de rocas situadas encima pueden superar la resistencia de la roca y hacer que esta se derrumbe de forma explosiva.

Además del riesgo de accidentes, los mineros pueden contraer una serie de enfermedades laborales. Sobre todo en las minas subterráneas. En todas las minas se produce polvo y su inhalación puede provocar diversas enfermedades de los pulmones, como la silicosis o neumoconiosis en las minas de carbón, la asbestosis y otras. En las minas, pueden aparecer gases tóxicos como sulfuro de hidrogeno o monoxido de carbono. Muchas minas en especial la de uranio, pueden presentar problemas de radiación por las emanaciones de radón procedentes de la roca.

Debido al carácter peligroso de los trabajos, los principales países mineros tienen leyes y normativas muy estrictas sobre la seguridad en las minas. Dichas normas cubren la calidad del aire, el entibado de las galerías, los explosivos, la iluminación, el ruido y todos los demás riesgos que se dan en una mina.

Minería del país por cada región.

La minería en Chile es una actividad de montaña que influye bastante en el desarrollo económico nacional, los productos mineros representan mas del 70% del valor de todas las exportaciones efectuadas en el país.

El mineral que juega el papel más importante para las exportaciones en Chile es el cobre.

Los principales yacimientos cupriferos se encuentran en la Cordillera De Los Andes(Chuquicamata, El Salvador, Río Blanco Disputadas de las Condes, El Teniente). Yacimientos menores se encuentran en la localidad de la Cordillera de la Costa(Mantos Blancos).

Todas las minas producen mas de 1.000.000 de toneladas que representan el esfuerzo productivo de tres modalidades muy diferentes de laboreo. La pequeña minería de cobre, practicada por los “pirquineros” con ayuda de ENAMI que les compra los minerales para convertirlos en concentrados o fundirlos. La mediana minería del cobre esta formada por empresas de mayor capacidad económica. La gran minería produce mas de 550.000 toneladas anuales y tradicionalmente estuvo en manos de empresas norteamericanas.

El hierro en orden de importancia es el 2º producto de minería nacional.

Antes de empezar a hablar de cada una de las regiones, daremos una pequeña descripción de nuestros minerales mas importantes.

Cobre

De símbolo Cu, el cobre es uno de los metales de mayor uso, de apariencia metálica y color pardo rojizo. El cobre es uno de los elementos de transición de la tabla periódica, y su número atómico es 29.
Ya era conocido en épocas prehistóricas, y las primeras herramientas y enseres fabricados probablemente eran de cobre. Se han encontrado objetos de cobre en las ruinas de muchas civilizaciones antiguas, como en Egipto, Asia Menor, China, sudeste de Europa, Chipre (de donde proviene la palabra cobre), Creta y América del Sur. El cobre puede encontrarse en estado puro.

Aplicaciones y propiedades

Su punto de fusión es de 1.083 °C, mientras que su punto de ebullición es de unos 2.567 °C, y tiene una densidad relativa de 8,9 g/cm3. Su masa atómica es 63,846.
El cobre ha sido utilizado para una gran variedad de aplicaciones a causa de sus ventajosas propiedades como son la conductividad del calor y electricidad, la resistencia a la corrosión, así como su maleabilidad y ductilidad, además de su belleza.
Debido a su extraordinaria conductividad, sólo superada por la plata, el uso más extendido del cobre se da en la industria eléctrica. Su ductilidad permite transformarlo en cables de cualquier diámetro, desde 0,025 mm en adelante.
La resistencia a la tracción del alambre de cobre estirado es de unos 4.200 kg./cm2. Puede usarse tanto en cables y líneas de alta tensión exteriores como en el cableado eléctrico en interiores, cables de lámparas y maquinaria eléctrica en general: generadores, motores, reguladores, equipos de señalización, aparatos electromagnéticos y sistemas de comunicaciones.
A lo largo de la historia, el cobre se ha utilizado para acuñar monedas y confeccionar útiles de cocina, tinajas y objetos ornamentales.
En un tiempo era frecuente reforzar con cobre la quilla de los barcos de madera para proteger el casco ante posibles colisiones.
El cobre puede galvanizarse fácilmente como tal o como base para otros metales. Con este fin se emplean grandes cantidades en la producción de electrotipos (reproducción de caracteres de impresión).
La metalurgia del cobre varía según la composición de la mena. El cobre en bruto se tritura, se lava y se prepara en barras. Los óxidos y carbonatos se reducen con carbono. Las menas más importantes, las formadas por sulfuros, no contienen más de un 12% de cobre, llegando en ocasiones tan sólo al 1%, y han de triturarse y concentrarse por flotación. Los concentrados se funden en un horno de reverbero que produce cobre metálico en bruto con una pureza aproximada del 98%. Este cobre en bruto se purifica posteriormente por electrólisis, obteniéndose barras con una pureza que supera el 99,9 por ciento.
El cobre puro es blando pero puede endurecerse posteriormente. Las aleaciones de cobre, mucho más duras que el metal puro, presentan una mayor resistencia y por ello no pueden utilizarse para fines eléctricos. No obstante, su resistencia a la corrosión es casi tan buena como la del cobre puro y son de fácil manejo.
Las dos aleaciones más importantes son el latón, una aleación con cinc, y el bronce, una aleación con estaño. A menudo tanto el cinc como el estaño se funden en una misma aleación, haciendo difícil una diferenciación precisa entre el latón y el bronce. Ambos se emplean en grandes cantidades. También se usa el cobre en aleaciones con oro, plata y níquel, y es un componente importante en aleaciones como el monel, el bronce de cañón y la plata alemana.
El cobre forma dos series de compuestos químicos: de cobre (I), en la que el cobre tiene una valencia de 1, y de cobre (II), en la que su valencia es de 2. Los compuestos de cobre (I) apenas tienen importancia en la industria y se convierten fácilmente en compuestos de cobre (II) al oxidarse por la simple exposición al aire. Los compuestos de cobre (II) son estables. Algunas soluciones de cobre tienen la propiedad de disolver la celulosa, por lo que se usan grandes cantidades de cobre en la fabricación de rayón.
También se emplea el cobre en muchos pigmentos, en insecticidas como el verde de Schweinfurt, o en fungicidas como la mezcla de Burdeos, aunque para estos fines está siendo sustituido ampliamente por productos orgánicos sintéticos.

Estado natural

El cobre ocupa el lugar 25 en abundancia entre los elementos de la corteza terrestre. Frecuentemente se encuentra agregado con otros metales como el oro, plata, bismuto y plomo, apareciendo en pequeñas partículas en rocas, aunque se han encontrado masas compactas de hasta 420 toneladas. El cobre se encuentra por todo el mundo en la lava basáltica, localizándose el mayor depósito conocido en la cordillera de los Andes en Chile, bajo la forma de pórfido. Este país posee aproximadamente el 25% de las reservas mundiales conocidas de cobre y a comienzos de 1980 se convirtió en el primer país productor de este mineral. Los principales yacimientos se localizan en Chuquicamata, Andina, El Salvador y El Teniente.
Las principales fuentes del cobre son la calcopirita y la bornita, sulfuros mixtos de hierro y cobre. Otras menas importantes son los sulfuros de cobre calcosina, que se encuentra en Chile, México, Estados Unidos y la antigua URSS; y la covellina, en Estados Unidos. La enargita, un sulfoarseniato de cobre, se encuentra en Yugoslavia, Suráfrica y América del Norte; la azurita, un carbonato básico de cobre, en Francia y Australia, y la malaquita, otro carbonato básico de cobre, en los montes Urales, Namibia y Estados Unidos. La tetraedrita, un sulfantimoniuro de cobre y de otros metales, y la crisocolla, un silicato de cobre, se hallan ampliamente distribuidos en la naturaleza. La cuprita, un óxido, en España, Chile, Perú y Cuba, y la atacamita, un cloruro básico, cuyo nombre proviene de la región andina de Atacama, en el norte de Chile y Perú

Minería

Hierro


Símbolo Fe (Lat., ferrum, "hierro"), es un elemento metálico, magnético, maleable y de color blanco plateado. Tiene de número atómico 26 y es uno de los elementos de transición del sistema periódico.

El hierro fue descubierto en la prehistoria y era utilizado como adorno y para fabricar armas; el objeto más antiguo, aún existente, es un grupo de cuentas oxidadas encontrado en Egipto, y data del 4000 A.C.
El término arqueológico edad del hierro se aplica sólo al periodo en el que se extiende la utilización y el trabajo del hierro. El procesado moderno del hierro no comenzó en Europa central hasta la mitad del siglo XIV D.C.

Propiedades

El hierro puro tiene una dureza que oscila entre 4 y 5. Es blando, maleable y dúctil. Se magnetiza fácilmente a temperatura ordinaria; es difícil magnetizarlo en caliente, y a unos 790 °C desaparecen las propiedades magnéticas. Tiene un punto de fusión de unos 1535 °C, un punto de ebullición de 2750 °C y una densidad relativa de 7,86. Su masa atómica es 55,847.
El metal existe en tres formas alotrópicas distintas: hierro ordinario o hierro-a (hierro-alfa), hierro-g (hierro-gamma) y hierro-d (hierro-delta). La disposición interna de los átomos en la red del cristal varía en la transición de una forma a otra. La transición de hierro-a a hierro-g se produce a unos 910 °C, y la transición de hierro-g a hierro-d se produce a unos 1.400 °C. Las distintas propiedades físicas de las formas alotrópicas y la diferencia en la cantidad de carbono admitida por cada una de las formas desempeñan un papel importante en la formación, dureza y temple del acero.
Químicamente el hierro es un metal activo. Se combina con los halógenos (flúor, cloro, bromo, yodo y astato y con el azufre, fósforo, carbono y silicio. Desplaza al hidrógeno de la mayoría de los ácidos débiles. Arde con oxígeno formando tetróxido triférrico (óxido ferrosoférrico), Fe3O4. Expuesto al aire húmedo, se corroe formando óxido de hierro hidratado, una sustancia pardo-rojiza, escamosa, conocida comúnmente como orín. La formación de orín es un fenómeno electroquímico en el cual las impurezas presentes en el hierro interactúan eléctricamente con el hierro metal. Se establece una pequeña corriente en la que el agua de la atmósfera proporciona una disolución electrolítica. El agua y los electrólitos solubles aceleran la reacción. En este proceso, el hierro metálico se descompone y reacciona con el oxígeno del aire para formar el orín. La reacción es más rápida en aquellos lugares donde se acumula el orín, y la superficie del metal acaba agujereándose.
Al sumergir hierro en ácido nítrico concentrado, se forma una capa de óxido que lo hace pasivo, es decir, no reactivo químicamente con ácidos u otras sustancias. La capa de óxido protectora se rompe fácilmente golpeando o sacudiendo el metal, que vuelve a convertirse en activo.

Estado natural

El hierro sólo existe en estado libre en unas pocas localidades, en concreto al oeste de Groenlandia. También se encuentra en los meteoritos, normalmente aleado con níquel. En forma de compuestos químicos, está distribuido por todo el mundo, y ocupa el cuarto lugar en abundancia entre los elementos de la corteza terrestre; después del aluminio, es el más abundante de todos los metales. Los principales minerales de hierro son las hematites. Otros minerales importantes son la goetita, la magnetita, la siderita y el hierro del pantano (limonita). La pirita, que es un sulfuro de hierro, no se procesa como mineral de hierro porque el azufre es muy difícil de eliminar. Para más detalles sobre el procesado de los minerales de hierro, véase Siderurgia. También existen pequeñas cantidades de hierro combinadas con aguas naturales y en las plantas; además, es un componente de la sangre.

Aplicaciones y producción

El hierro puro, preparado por la electrólisis de una disolución de sulfato de hierro II, tiene un uso limitado. El hierro comercial contiene invariablemente pequeñas cantidades de carbono y otras impurezas que alteran sus propiedades físicas, pero éstas pueden mejorarse considerablemente añadiendo más carbono y otros elementos de aleación.
La mayor parte del hierro se utiliza en formas sometidas a un tratamiento especial, como el hierro forjado, el hierro fundido y el acero.
Comercialmente, el hierro puro se utiliza para obtener láminas metálicas galvanizadas y electroimanes. Los compuestos de hierro se usan en medicina para el tratamiento de la anemia, es decir, cuando desciende la cantidad de hemoglobina o el número de glóbulos rojos en la sangre.
A principios de la década de 1990, la producción anual de hierro se aproximaba a 920 millones de toneladas métricas.