Miguel Strogoff; Julio Verne

Literatura universal contemporánea del siglo XIX. Narrativa. Novela de aventuras. Argumento. Personajes. Tema. Crítica e interpretación

  • Enviado por: Elías
  • Idioma: castellano
  • País: México México
  • 10 páginas
publicidad

Autor: Julio Verne

Titulo: Miguel Strogoff

Biografía: Julio Verne (1828-1905), escritor francés considerado el padre de la ciencia ficción moderna. Nació en Nantes y estudió leyes en París. En sus inicios fue libretista, y más tarde colaborador de A. Dumas hijo. Tras una serie de tentativas infructuosas como dramaturgo, en 1863 publicó la novela Cinco semanas en globo, con la que inauguró la fórmula que habría de hacerle mundialmente famoso. Su extensa producción está integrada por novelas que combinan abundantes dosis de aventura e imaginación con la divulgación científica, además de un contagioso optimismo con respecto a la ciencia y el progreso. Verne es el gran exponente del entusiasmo positivista de la segunda mitad del siglo XIX. Algunas de sus visiones futuristas se refieren a viajes espaciales (De la Tierra a la Luna, 1865) o periplos bajo el mar (Veinte mil leguas de viaje submarino, 1870) que más tarde se harían realidad, mientras que en otros casos la especulación científica adquiere tintes más fantásticos, como en Viaje al centro de la Tierra (1864). Por todo ello se le ha considerado, con justicia, y junto a H. G. Wells, como un precursor del género de la ciencia ficción. Sus obras alcanzaron enorme popularidad, y su capacidad de atracción no ha disminuido, tal como certifican las numerosas adaptaciones cinematográficas que de ella se han hecho. Otros títulos de su producción son: La vuelta al mundo en ochenta días, Viajes extraordinarios, Las tribulaciones de un chino en China, Miguel Strogoff, Los hijos del capitán Grant, La isla misteriosa, Un capitán de quince años, El soberbio Orinoco y El amo del mundo. Dos obras suyas póstumas se publicaron en París en 1989: El viaje hacia atrás en Inglaterra y Escocia, y un libro de poemas. Entre 1878 y 1910 se editaron sus obras completas.

Corriente: De el realismo así como del naturalismo.

  • Contenidos temáticos:

  • Tema: Lealtad

  • Argumento: La obra de Verne nos relata las aventuras y desgracias del personaje de la novela homónima Miguel Strogoff a través del Imperio Ruso. Ésta comienza porque el Zar, Su Majestad Imperial, de Rusia necesitaba enviar un mensaje de suma importancia a su hermano, el Gran Duque, Gobernador General de Irkutsk, capital de la Liberia oriental… para informarle la posible conspiración que le amenazaba por parte de los tártaros al mando de Feofar Khan, que además contaba con la ayuda de un traidor a la causa de Su Majestad Imperial: Iván Ogareff. Para ello requería de los servicios del correo imperial, de Miguel Strogoff, por que él era un hombre con cuerpo de hierro y un corazón de oro.

  • Horas después de la entrevista con el Zar, Strogoff tomó el primer tren para llegar a su destino, Irkutsk. En el tren conoció a una bella joven de apenas diecisiete años de edad que iba en busca de su padre, Miguel quedo fascinado al verle. Y como ambos se dirigían al mismo lugar, Miguel decidió llevarla a salvo hasta aquel peligroso lugar, sin interferir en su importante misión. Ellos dos cruzaron por muchas ciudades destruidas por los tártaros en el transcurso hacia Irkutsk. Posteriormente Strogoff fue detenido por los hombres del Khan para ser llevado a una prisión, allí también se encontraban Nadia, ya que los habían separado en una redada; así como su madre, Marfa, a la cual no había visto desde hacia tres años.

    En aquella prisión conoció al motivo de su viaje, al ambicioso Iván Ogareff. Y como Ogareff sabia que el correo imperial se encontraba allí pero no lo conocía de vista, mando a castigar a Marfa para obligarlo a salir, Strogoff no soportó y se dio a conocer. Iván mando a traerlo para arrebatarle el tan preciado mensaje imperial. Después de todo lo acontecido, Ogareff mandó a quemarle los ojos al espía ruso… Miguel estaba ciego.

    Miguel y Nadia fueron abandonados en aquella prisión, pues Strogoff ya no era un estorbo para los planes de Ogareff. Más tarde la pareja de amigos fue ayudada por un hombre llamado Nicolás Pigassoff acompañado por su perro Serko. Varios días de viajes después los tres acompañantes fueron aprendidos por fuerzas tártaras. Un día los tártaros se detuvieron para descansar y en ese momento Miguel y Nadia escaparon, dejando a su amigo ebrio y atado; tres días después escucharon el ladrido de un perro, era Serko que cuidaba de su amo enterrado del cuello a los pies para ser devorado, de pronto un buitre atacaba la cabeza de Nicolás y el perro lo ahuyentó pero el ave regreso destrozándole el cráneo al canino. Miguel enterró a su amigo junto con su perro para después rezar por ellos.

    Por otro lado, Iván Ogareff se hacia pasar como el correo del zar para llegar ante el Gran Duque y planear la forma de hacer entrar a su ejercito a Irkutsk; Iván fue ante él haciéndose llamar Miguel Strogoff. Allí le fue dada la confianza que se debía tener con el verdadero Miguel Strogoff y así poder tomar con mayor felicidad la ciudad de Irkutsk.

    A su vez Nadia y Miguel se encontraban cerca de Irkutsk para dar aviso al Gran Duque que su actual correo no era más que el traidor Iván Ogareff.
    En una noche Ogareff dio inicio a su venganza atacando la ciudad desde afuera con las fuerzas tártaras y aguardando por dentro para dar su movimiento final; pero sus ideales se veían destruidos otra vez ante la imagen de un Miguel Strogoff. Ogareff se sorprendió al verle, por ello comenzó a atacarle con un sable con la intención de darle muerte, pero Strogoff tuvo la habilidad de esquivar los ataques de su adversario como si se tratase de algún sexto sentido. Miguel no estaba ciego, las lagrimas que le provocaron ver a su madre ayudaron a evitar el contacto directo con la hoja incandescente que lo dejaría ciego si le hubiese tocado los ojos, En su desesperación, Iván descuido su defensa y Miguel hundió su cuchillo en el corazón de su adversario, dando fin a su vida. El Gran Duque llego a la recamara del falso correo y se percato de lo ocurrido, haciéndose saber que el sobreviviente era el verdadero Miguel Strogoff, y el cadáver era nada menos quien Iván Ogareff.

    Días mas adelante la boda de Miguel y Nadia se efectuaba en la catedral de Irkutsk, fue sencilla en sus pormenores y bellísima por el concurso de toda la población civil como militar que quiso agradecer a los dos jóvenes su ayuda. Días después en Moscú Su Majestad, el Zar, le dio a Strogoff la más alta condecoración del Imperio: la Cruz de San Jorge. Ahora y siempre Miguel Strogoff…

  • Fuentes: <<A principio del siglo XIII, invasiones procedentes del este amenazaron la integridad de Rusia. En 1223 el ejército mongol de Gengis Khan inició sus incursiones por el sureste. El pueblo polovtzy llegó en ayuda de los príncipes rusos a pesar de su tradicional rivalidad. En 1223, en la batalla del río Kalka (hoy Kalmius), la coalición ruso-polovtzy fue derrotada. No obstante, tras su victoria, los mongoles se retiraron de igual forma que llegaron, regresando a Asia. En 1237 Batu Khan nieto de Gengis Khan, dirigió nuevamente a los mongoles a Rusia oriental. En su marcha hacia el norte, asaltaron y destruyeron la mayoría de las ciudades más importantes de la región de Vladímir-Suzdal.

  • Las campañas de los mongoles estuvieron dificultadas por los bosques y pantanos del sur de Nóvgorod por lo que Batu Khan se vio obligado a cambiar la marcha de su ejército. En 1240, asoló la parte suroriental destruyendo Kíev tras una dura contienda. Los tártaros saquearon Polonia y Hungría, continuando hacia el este, hasta Moravia. En 1242, Batu Khan estableció su capital en Sarai, en el curso bajo del Volga (hoy el actual Volgogrado) y fundó el kanato conocido como la Horda de Oro, que fue prácticamente independiente del Imperio mongol.

    Además de los estragos ocurridos en Rusia, la invasión mongola fue determinante en el desarrollo de su historia. El control tártaro destruyó los elementos de autogobierno establecidos en asambleas representativas que se instauraron en algunas ciudades rusas, lo que supuso un alto en el progreso económico y cultural, provocando el estancamiento del país durante dos siglos y su retraso respecto a otros países de Europa occidental. El gobierno, las leyes y las costumbres tártaras acabaron con las tradiciones rusas; la región de Kíev quedó prácticamente despoblada a causa de las masacres y del desplazamiento de la población hacia el oeste, en su intento por escapar del avance mongol. Uno de estos grupos, conocido en ocasiones como bielorrusos o `rusos blancos', estuvieron culturalmente influidos por los polacos y lituanos; otro grupo, formado por la población eslava procedente de la región de Kíev y áreas vecinas, fue conocido como los pequeños rusos o `malorrusos'. La región del antiguo reino de Kíev, influida por la lengua y costumbres extranjeras que se impusieron como forma de vida sobre la tradición de los antiguos rus, pasó a llamarse Ucrania. Los habitantes del norte de Rusia se convirtieron en el grupo principal de los eslavos rusos, conocidos como los `grandes rusos', y sufrieron la influencia determinante de las distintas ramas de los pueblos ugrofineses.

    Aunque los mongoles no atacaron Nóvgorod, en ese mismo periodo el noroeste de Rusia estuvo amenazado por invasores procedentes del oeste. Los suecos descendieron desde el Báltico y se adueñaron de los territorios de Nóvgorod. En 1240, el ejército sueco se lanzó sobre las orillas del Neva y el príncipe Alejandro Yaroslávevich dirigió a las tropas rusas en la lucha contra el enemigo. Derrotó a los suecos y fue a partir de entonces conocido por el sobrenombre de Alejandro Nevski, que significa `del Neva'. Dos años más tarde la Orden Teutónica, congregación religiosa de carácter militar, avanzó desde el oeste. Alejandro dirigió sus tropas a luchar contra los germanos, venciéndolos tras cruzar el lago helado de Peipus. Amenazado por un continuo peligro en el oeste, Alejandro adoptó una política de sumisión a la Horda de Oro. En 1246, sucedió a su padre en calidad de gran príncipe de Nóvgorod, y en 1252 fue investido por el Khan como gran príncipe de Vladímir y Suzdal. A partir de entonces, la mayor parte de los príncipes rusos siguieron el ejemplo de Alejandro, pagando tributos y considerándose vasallos del gobernador tártaro.

    La ciudad de Moscú en el principado de Vladímir ocupaba una posición estratégica en el centro de Rusia y en las principales rutas comerciales del país. En 1263, Alejandro Nevski cedió Moscú a su hijo menor, Daniel, con quien se inicia un linaje de duques moscovitas cuyo poderío derivaba de la cooperación con el kanato. Como favoritos de los mongoles, poco a poco fueron extendiendo sus tierras, anexionando los territorios colindantes. En 1328, el hijo de Daniel, Iván, fue nombrado gran duque de Moscú y pasó a gobernar como Iván I Kalitá. La sede de la Iglesia ortodoxa rusa se trasladó a la capital del Gran Ducado. Una vez que los duques moscovitas contaron con el apoyo de la Iglesia, comenzaron a organizar un nuevo estado ruso, del que serían los gobernadores. Al igual que Iván, los duques moscovitas se proclamaron “príncipes de toda Rusia”.

    A mediados del siglo XIV, las disensiones internas debilitaron el poder de la Horda de Oro; considerando esta situación, el gran duque Dmitri Donskói encabezó con éxito la primera revuelta contra el poder de los mongoles. En 1380, su importante victoria en Kukikovo, a orillas del río Don, le otorgó el apellido Donskoy (`del Don'), marcando el retroceso del poder mongol, mientras que el poder de los moscovitas fue ganando terreno.

    Constantinopla cayó bajo el poder de los turcos en 1453 y más tarde la Iglesia ortodoxa rusa consideró a Moscú la `tercera Roma', sucesora de Constantinopla y centro de la Cristiandad ortodoxa. El águila de dos cabezas, símbolo de Bizancio, fue incorporada a las armas moscovitas y permaneció como el emblema de la Santa Rusia. El factor más importante en la investidura de Moscú como ciudad sacra se debió al matrimonio celebrado entre el gran duque Iván III el Grande y Sofía Paleólogo, nieta del último emperador de Bizancio. El gran duque empezó a considerarse zar (del ruso tsar, que a su vez deriva del latín Caesar, `césar') de un régimen autocrático, más que como cabeza de la nobleza. Incorporó a Moscovia (nombre con el que la historiografía occidental designa al gran ducado de Moscú) los estados de Nóvgorod en 1478 y Tver en 1485. En 1480, aprovechándose de las disensiones entre los mongoles, que habían dividido la Horda de Oro en numerosos kanatos independientes, se negó a pagar el tributo anual. Los mongoles no consiguieron el cobro de este tributo, y esa fecha fue considerada como el fin de la dominación tártara. Una vez libre del control tártaro, Iván volvió a prestar atención a la parte occidental del antiguo reino de Kíev, ocupado por Lituania y Polonia. Invadió los territorios lituanos en 1492 y 1500; con el fin de las hostilidades en 1503, Moscú pudo controlar la mayor parte de los territorios fronterizos. El sucesor e hijo de Iván, Basilio III Ivánovich, continuó la política de expansión hacia el oeste iniciada por su padre, anexionando Pskov en 1510, y continuando con la invasión de Smolensk en 1514 y la absorción del gran ducado independiente de Riazán en 1521. La política exterior rusa contribuyó así a engrandecer la importancia de Moscú, mientras que en el interior se llevó a cabo la formalización de un gobierno autocrático que vino acompañado de cambios sociales.

    Iván IV el Terrible fue proclamado soberano en 1533, a la edad de tres años; durante su minoría de edad, el Estado estuvo continuamente dividido por los enfrentamientos entre los boyardos (nobles), sobre los que se basó la anterior expansión territorial. En 1547, Iván asumió el trono y se convirtió en el primer gran duque moscovita oficialmente coronado como zar; en este mismo periodo, se casó con Anastasia Románovna, miembro de la familia de los Romanov. Iván se opuso al amplio poder de la antigua nobleza, de la que había recibido varios desaires durante su infancia; en 1549 convocó la primera Zemski Sobor (o Asamblea Nacional) en la que estaban representadas todas las clases de la sociedad rusa, con la sola excepción de los campesinos. Su principal propósito era consolidar su posición autocrática debilitando el poder de los boyardos y de la Iglesia. En diciembre de 1564, como medio de coerción, Iván abandonaba Moscú y anunciaba su abdicación; la presión popular le permitió, en enero, recibir poderes absolutos, tras lo cual continuó en el trono. Entre sus primeras medidas dispuso que la mitad de Moscovia fuera considerada propiedad patrimonial del zar. Este territorio, denominado Oprichnina, pasó a estar bajo control directo de Iván, que lo distribuyó entre sus seguidores como reconocimiento por los servicios personales y militares prestados, con lo que estableció un nuevo grupo social denominado oprichniki. En agradecimiento a las tierras concedidas, los oprichniki actuaron como cuerpo policial al servicio personal de Iván. Los boyardos, intentando defender su posición que veían amenazada por el ascenso de este nuevo grupo dirigente, se levantaron en su contra; tras su derrota Iván deportó a un gran número de ellos y las ejecuciones fueron masivas.

    En 1552 los ejércitos moscovitas conquistaron y anexionaron el reino tártaro de Kazán, y Astracán pasó a ser territorio ruso en 1556. La pacificación de la frontera sur y oriental facilitó la colonización rusa de los territorios orientales. La zona fronteriza de Moscovia fue ocupada poco a poco por belicosos aventureros conocidos como cosacos, muchos de los cuales eran labradores exiliados. Se concentraron en la cuenca del Don y alrededor del cauce bajo del Volga aunque algunos se dirigieron hacia el norte; en 1581, el hetman (capitán) cosaco Yermak Timoféievich encabezó una expedición financiada por la rica familia de los Stroganov hacia el este, cruzando los Urales. Iván, en un principio, advirtió a Yermak que no soliviantase a las tribus salvajes del área, pero cuando, en 1581, éste puso bajo dominio ruso toda la cuenca del río Obi le perdonó, comenzando así la conquista de Siberia. Al oeste, Iván reunió sus fuerzas en el Báltico y, durante un tiempo, logró someter Livonia; no obstante, en el momento de su muerte, ya había perdido todas sus conquistas occidentales. Iván cerró numerosos tratos comerciales con Inglaterra y reunió a un elevado número de expertos occidentales en tecnología y comercio exterior, una práctica que ha pervivido a lo largo de la historia de la monarquía rusa. Aunque ha sido conocido como Iván el Terrible por sus crueldades y excesos durante los últimos años de su reinado, también es cierto que fortaleció el Estado y estableció las bases del gobierno supremo de los zares>>. Como se logra apreciar en el texto anterior, el Imperio Ruso mantuvo por largos años enfrentamientos con los tártaros, en su mayoría procedentes de Mongolia y Siberia Oriental donde el Khanato, gobierno de Khanes, era lo que se implementaba. Pero esto se ve proyectado en la obra en una época más actual, pues incluso el uso del telégrafo se muestra dentro de la novela… <<En 1837, Samuel Morse de Estados Unidos y Charles Wheatstone y William F. Cooke de Gran Bretaña inventaron los primeros equipos telegráficos eléctricos. Morse transmitió el primer mensaje telegráfico público en 1844>>. Y como el telégrafo fue inventado en 1837, se refleja la idea de Julio Verne de mostrarnos la fortaleza del Imperio Ruso en una época en donde el Imperio está llegando a su fin para dar paso al socialismo.

  • Episodios: Esta parte se puede ver reflejada en los acontecimientos ocurridos entre los periodistas Harry Blount, corresponsal del “Daily-Telegraph”, y de Alcide Jovilet, enviado según él, de “de su prima Magdalena”, ocultando así el nombre para el diario para el cual trabajaba.

  • Estos dos hombres compartieron junto con Miguel y Nadia su travesía hasta Irkutsk, claro está que en varias ocasiones fue accidentalmente sus encuentros, pues ellos querían tomar notas de lo ocurrido en el Imperio Ruso tras le invasión de los tártaros.

    Finalmente ambos periodistas lograron enviar sus reportajes a sus respectivos diarios de todo lo ocurrido, incluso la muerte de Ogareff a causa de Miguel Strogoff, el héroe del Imperio Ruso. Además los dos corresponsales, primero rivales o enemigos; después amigos o camaradas, y ahora, casi hermanos; emprendieron juntos un viaje a la China para cubrir su siguiente gran noticia.

  • Leit-motiv: Para este inciso, de acuerdo con la obra, el modo de vestir será tomado como el Leit-motiv, pues no se muestra algo que se considere como un Leit-motiv a lo largo de la novela. Así tenemos que: “Horas después de su entrevista con el Zar, Miguel Strogoff, vestido con el más sencillo atuendo ruso -blusa ceñida al talle con el tradicional cinturón de mujik, anchos calzones y botas altas-, se dirigió a la primera estación para tomar el primer tren.”

  • Tópicos: Aquí podríamos considerar al los personajes centrales como tópicos, así que Iván Ogareff seria el villano malvado y cruel; Miguel Strogoff, el hombre fuerte y valiente de quien depende el futuro de algo; y por ultimo, Nadia, la mujer joven y bella que necesita ser cuidada y rescatada por el héroe de la obra.

  • Contenidos sociológicos:

  • Políticos: La política es importante en esta obra, ya que por ella se llevan a cabo invasiones tártaras en territorio Ruso. Además se manifiesta al momento de hablar de Su Majestad, el Zar de toda la Rusia; el Gran Duque; el General Kissoff; el Comandante Fedor.

  • Bélicos: La guerra en lo más representativo en la atmósfera de la obra, ya que la mayoría de los espacios se encuentran destruidos por las acciones de los tártaros; y con ello tratar de invadir Rusia y apoderarse de parte del Imperio.

  • Familiares: Los lazos familiares también son notables en esta novela, pues son los principales motivos. Por ejemplo, la odisea de Strogoff inicia a causa del Zar con el deseo de salvarle la vida a su hermano, el Duque, avisándole del ataque que recibiría su ciudad. Al igual que Miguel tuvo que evitar ver a su madre Marfa con el fin de cumplir su misión. También se reflejan los lazos familiares con Nadia, quien deseaba viajar a Irkutsk con el fin de encontrarse con su padre Wasili Fedor, ya que su madre había muerto y se encontraba sola.

  • Contenidos psicofisiológicos:

  • Alimentación: La alimentación en esta novela no se presenta, por lo tanto no tiene importancia con respecto a los personajes.

  • Salud física: Este punto se presenta con la fortaleza y aguante de los personajes centrales. Y en la parte de la obra que se cree que Strogoff está ciego nos proyecta debilidad, la cual más adelante le ayuda al personaje a derribar a su rival.

  • Salud mental: Aquí se denota la ansiedad y necesidad de Miguel por entregar la carta del Zar, y posteriormente por llegar a Irkutsk para informar al Duque.

  • Sexualidad: Esta no se presenta en la obra, a menos que se considere como tema sexual la relación entre Miguel y Nadia al momento de casarse, aunque se tomaría como amor.

  • Contenidos ambientales:

  • Por la ubicación de los sucesos en el espacio: En este aspecto, la obra de Verne se ve marcada por los espacios, ya que estos influyen en las acciones de los personajes. Un ejemplo sería cuando Miguel y Nadia se accidentan a bordo de una carreta debido a los fuertes vientos de un huracán; ambos salen del vehículo, Nadia se refugia en una caverna cercana de la cual sale un oso que pretendía alimentarse con ella, a lo que Miguel acude a salvarle. Por este y oros momentos en la novela, se considera al autor como impresionista.

  • Por la ubicación de los sucesos en el tiempo:

  • Contenidos estructurales:

  • Por el narrador: La obra se encuentra narrada en tercera persona. Por ejemplo: “Cuando se hubieron instalado, Miguel reptó entre las altas hiervas, siempre al amparo de los arbustos, acercándose más a ellos”.

  • Por el compromiso: Se considera al escritor como comprometido. Pues muestra a Miguel como un hombre honesto y valiente que nunca faltara a su causa: “Se le podría definir(a Miguel) diciendo que es un cuerpo de hierro… y un corazón de oro”. Y presenta de manera antagónica a Ogareff como alguien malicioso y cruel: “Iván Ogareff guardó silencio mientras clavaba en los ojos de Marfa una maligna mirada que ella soportó, impávida, sin bajar siquiera los párpados”.

  • Por el conocimiento: Se considera al narrador como omnisciente, pues deja ver lo que piensan o sienten los personajes: “Tendrá, como mucho, unos diecisiete años -calculó Miguel, reanudando su contemplación-. Y es verdaderamente hermosa. Representa el tipo eslavo en toda su pureza”.

  • Por la secuencia: La novela se presenta planos paralelos, pues por un lado Miguel va camino a Irkutsk siendo el correo del Zar, y por el otro Iván ordena a los tártaros encontrar y evitar que el correo del Zar, al cual no conocen físicamente, llegue al su destino. Posteriormente Strogoff y Ogareff tendrían un encuentro en el cual conversan sin saber quienes son en realidad hasta que Miguel en apresado, y en la prisión conoce a Ogareff, pues éste se encontraba a lado del Khan; después el correo se da a conocer por tratar de salvar a su madre y así mostrar su identidad. Iván manda a arrebatarle la carta y a quemarle los ojos; ya ciego, Miguel fue abandonado e Iván emprendió su camino a Irkutsk. Varios días después, Miguel, ayudado por Nadia, se encontraban a las afueras de Irkutsk a su vez que Ogareff usurpaba la identidad Strogoff como correo del Zar ante el Gran Duque hasta que por la noche ambos se encontraron en una lucha a muerte, en la que Iván se vio perdido, ya que Miguel en verdad no había perdido la vista. Los diversos planos de la obra convergen en el momento que de encuentran cara a cara el protagonista, Miguel Strogoff, y en antagonista, Iván Ogareff.

  • Contenidos de personajes:

  • Por la descripción: Los personajes pueden ser planos si no se presentan bien definidos ni detallados, por lo cual no se conocen físicamente ni psicológicamente; en cambio si se tienen las referencias para conocer su aspecto físico y su personalidad, los personales pueden ser en relieve:

    • Miguel Strogoff: en relieve.

    • Nadia Fardo: en relieve.

    • Iván Ogareff: en relieve.

    • Su Majestad, el Zar: plano.

    • El Gran Duque: plano.

    • Marfa Strogoff: en relieve.

    • Wasili Fedor: en relieve.

    • Feofar Khan: plano.

    • General Kissoff: plano.

    • Alcide Jolivet: plano.

    • Harry Blount: plano.

    • Nicolás Koparnoff: plano.

    • Serko: plano.

    • Por el tratamiento: Los personajes pueden ser: de carácter, son aquellos con quienes nos identificamos y logramos conocerlos y perduran en nuestra conciencia; de personaje tipo, teniendo los rasgos de carácter, llegan a prevalecer al grado de servir como modelos; de arquetipos, los que llegan a la perfección en su tratamiento y que son insuperables; existen obras en las cuales un personaje toma la conjunción de varias personalidades, representando entonces una gama de caracteres, por ello se le denomina símbolo.

    • Sin embargo en la novela de Julio Verne, Miguel Strogoff, no se presenta ningún personaje al cual pueda acreditarse alguno de estos rangos de tratamiento.

      **

      [ Por ultimo, deseo expresar mi opinión acerca de esta obra de Julio Verne. A mi parecer la novela fue muy interesante, ya que en todo momento me mantuvo con la necesidad de continuar leyendo para saber el destino del protagonista y su misión, y en ningún momento logre encontrar algo que me llevara a lo soso. Además que la obra nos muestra que como seres humanos nunca nos rindamos sin importar las circunstancias ni las dificultades físicas. Esta obra literaria es fantástica. ]

      **

      Biblioteca de Consulta Microsoft ® Encarta ® 2005.

      Biblioteca de Consulta Microsoft ® Encarta ® 2005.