Miguel de Unamuno. Schopenhauer

Situación histórica española. Generación del 98. Niebla. Amor. Fe. Filósofos. Relación entre ambos autores. Filosofía alemana. Influencia Kantiana

  • Enviado por: Almu
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 16 páginas
publicidad
publicidad

MIGUEL DE UNAMUNO

1. Biografía

Escritor y filósofo español figura destacada de la generación del `98. Fue catedrático y más tarde, rector de la universidad de Salamanca. Sufrió el destierro en la dictadura de Primo de Rivera . Los temas predilectos de su filosofía que trata en sus obras literarias , son el del hombre concreto de carne y hueso, el de la inmortalidad y el de la agonía como lucha.

El existencialismo de Unamuno nace como un enfrentamiento con la realidad española de fines del siglo XIX y a principios del XX. España se ve afectada por la derrota frente a USA y la pérdida de sus colonias (1898) y los grandes problemas políticos y sociales que genera la aparición de los deseos de justicia del proletariado.

2. Dolor frente a la situación histórica española .

En la figura de Unamuno podemos observar una gran crítica social y cultural a la España del momento, parece que nadie hace nada. No hay creación artística , no hay producción , no hay pensamiento , todo es un caos de decepción y “pereza mental.”

Unamuno llega a decir “me duele España” como rasgo de suma conciencia frente a la realidad. La única forma en que su sociedad puede reaccionar es a través de sacarlos de su apatía , hay que hacerlos “pensar “ el español tiene que superar su pereza mental.

Unamuno siente angustia como ser social, perteneciente a una estructura social que no logra recuperar su ser original de grandeza y magnificencia de la España medieval e imperial.

3. La fe

En Unamuno existe un profundo choque entre la fe y la razón. Dos elementos que son , en principio antagónicos.¿ Cuál es la religión de Unamuno? Frente a este pregunta Unamuno responde:

  • Los que preguntan semejante cosa son simples “perezosos mentales” que lo único que desean es obtener una respuesta como: cristiano, ateo, protestante, etc. para poder “clasificarlo” meterlo en un cuadriculado, de manera de no pensar más .

  • La verdadera religión , dice don Miguel , es una lucha ,es decir una agonía para poder sacarle a Dios un poquito de su verdad . Hay que esforzarse día y noche , en cada instante para descubrir la verdad de Dios; la religión es buscar, descubrir ,amar la verdad de Dios y todo lo que esto significa . Unamuno plantea que él cree solo por vía cordial , o sea porque su corazón se lo dicte , su corazón le asegura, sus razones , que Dios existe.

  • 4. El Amor

    La vida del hombre es una especie de dibujo en donde solo aparecen los contornos, el hombre vive en una profunda niebla existencial si no conoce el Amor .

    La teoría del amor de Unamuno aparece de manera genial en su novela “Niebla”.

    Augusto Pérez, protagonista, viven sin peripecias , sin motivaciones ; su vida es la mejor expresión del nadismo: nada hace, nada es. Solo cuando conoce a Eugenia, comienza a salir de la niebla. El amor lo lleva inexorablemente al sufrimiento . Augusto es víctima de la traición, del desamor, de la desesperación. Para Unamuno el amor necesariamente pasa por el sufrir, el verdadero amor se mide por el sufrimiento que provoca . El sufrimiento es lo esencial del amor, todo el que haya amado es que ha sufrido.

    En resumen, Unamuno es un hombre que cuestiona los fundamentos de la existencia humana: la fe, la historia , el amor. Su crítica y su angustia va a ser despertar al hombre para que mediante la lucha continua logre llegar a “la verdad en la vida y la vida en la verdad”.

    SCHOPENHAUER

    Shopenhauer escribe su tesis doctoral bajo la influencia de kant. El mundo de la experiencia es el mundo de los fenómenos: es objeto para el sujeto. El conocimiento o la ciencia es, precisamente, el conocimiento de estas representaciones directas. “Ciencia significa sistema de objetos conocidos”.

    Para enunciar en primer lugar el principio de razón suficiente, Schopenhauer escoge “ la formulación wolffiana "como la más general:

    “Nihil est sine ratione cur potius sit quam non sit” (nada es sin una razón para que sea, más bien que para que no sea).

    Pero Schopenhauer avanza hasta descubrir cuatro tipos principales de objetos y cuatro tipos principales de relación o conexión. Llega a la conclusión de que existen cuatro tipos fundamentales del principio de razón suficiente y que dicho principio , considerado en su enunciación general, es una abstracción de los mismos . De aquí proviene el titulo de su tesis cuádruple raíz del principio de razón suficiente.

    la primera clase de objetos o representaciones es de las representaciones intuitivas, empiricas y completas . En el lenguaje del realismo los objetos en cuestion son los objetos materiales, causalmente relacionados en el espacio y tiempo. Según shopenhauer , hay que comparar esta relacion espacial , temporal y causal , a aquella actividad mental que organiza el material de los fenomenos , sensaciones elementales , de acuerdo con las formas a priori de la sensibilidad .

    la segunda clase de objetos la contituyen los conceptos abstractos ; su forma principal de relacion es el juicio .

    la tercera clase de objetos comprende las

    “intuiciones a priori de sentido externo e interno de espacio y tiempo”.

    El espacio y el tiempo estan contituidos de tal manera que cada parte esta en cierto modo relacionada con la otra . Es decir la aritmetica se basa en la ley según la cual se relacionan las unidades de tiempo . Mientras que la geometria se basa en la ley se rigen las respecyivas posisiones de las unidades del espacio . Por ello podemos decir que los objetos matematicos son la tercera clase de objetos .

    la cuarta clase de objetos contiene un solo elemento :

    “el sujeto del querer considerado como objeto por el sujeto cognoscente”.

    Es decir , el objeto es él yo como fuente o sujeto de volición.

    la terminologia de shopenhauer esta basada en la de wolff . Pero su posicion general esta fundamentada en la terminologia de kant . El mundo es fenomenico , objeto para un sujeto y es la esfera de la necesidad . Shopenhauer reconoce distintos tipos de necesidad . En la esfera de la volicion , por ejemplo , manda la necesidad moral , pero en la esfera de las representaciones como un todo , las relaciones mutuas estan gobernadas por ciertas leyes , descritas como distintas raices del principio de razon suficiente , el principio de razon suficiente sólo es valido en la esfera de los fenomenos , la esfera de los objetos que lo son para un sujeto . De aquí que ningun argumento cosmologico para demostrar la existencia de Dios sea válido si es un argumento que partiendo del mundo como totalidad llegue a Dios como causa de los fenomenos . Schopenhauer esta de acuerdo en esto con kant , aunque , desde luego , no es seguidor de kant en cuanto a la proposicion de creer en dios como asunto de fe práctica o moral .

    Para shopenhauer , la raiz de todo mal reside en la esclavitud de la voluntad , esclavitud dependiente de la voluntad de vivir , propone dos caminos para liberarnos de la esclavitud a que nos somete la voluntad . Uno es temporal - un oasis en medio del desierto - y otro más duradero . El primero es el de la contemplacion estetica el arte , y el Segundo es el ascetismo , verdadera vía de salvación .

    La contemplacion estetica no ofrece mas que una liberacion temporal de la esclavitud de la voluntad . Para shopenhauer la expresion mas noble de las artes poeticas, es decir, la tragedia llegaba incluso a equiparase la la más superior e importante: la música. Esto lo justifica diciendo que la musica no expresa una idea o ideas , es decir la motivacion de la voluntad , sino que expresa la voluntad misma , la naturaleza interna de la cosa en si mismas. El hombre recibe , al escuchar musica, una revelacion directa, aunque no de forma conceptual de la realidad subyacente de los fenomenos .

    Schopenhauer ademas revela una liberacion duradera y esta se cosigue renunciando a la voluntad que nos induce a vivir. Sin duda alguna , el proceso moral tiene que adoptar esta forma si es posible la moralidad. Todo el mal del mundo, según Schopenhauer , emana de la voluntad de vivir, de sus manifestaciones de egoismo, de autoafirmacion, de odio y de conflictos.

    “En el corazon de cada uno de nosotros reside una mala

    bestia al acecho de oportunidades para saciar sus instintos

    voraces atacando a los demas y que, sino la evitamos, nos

    descuartiza”.

    Kant cree que la metafisica no puede saber nada; hegel, que puede saberlo todo; Schopenhauer, que puede saber algo.

    Para Schopenhauer, la moral es inseparable de la metafisica en general, es decir, de esta doctrina que proclama que el orden de los fenomenos no es el unico orden absoluto de las realidades .

    Schopenhauer no es partidario de reemplazar completamente la metafisica por la fisica. Para él, la fisica tiene necesidad de la metafisica, a fin de que la sostenga, puesto que explica los fenomenos por medio de una cosa aun menos conocida que ellos mismos, por medio de leyes y fuerzas naturales.

    El sistema metafisico de Schopenhauer nos dice que la aparencia que ofrece el mundo proviene de la contitucion de nuestra inteligencia, de la manera como se ve forzada a representarse las cosas.

    Schopenhauer recuerda que los filosofos han situado la esencia de la mente en el pensamiento. “Este radical error debe ser descartado como antes”.”Lo consciente no es mas que la superficie de nuestras mentes, de las que, como de la tierra solo conocemos la costra. Hay debajo del intelecto consciente una fuerza superior : la voluntad. Consiente o inconciente es una fuerza vital que persiste y lucha, una actividad espontanea,, un imperioso deseo.

    Para este filosofo del voluntarismo, el mundo es un mal, porque al ser voluntad es sufrimiento. El que aumenta su saber aumenta su dolor. El pensamiento de la muerte, ocasiona mayor sufrimiento que la muerte misma. La alegria y la vivacidad de la juventud se debe en parte al hecho de que cuando ascendemos en la colina de la vida, la muerte no es visible, yace al fondo de la opuesta pendiente.

    El pensamiento de este filosofo se puede definir en esta frase suya : “la voluntad en el hombre es un constante afan de vivir , un perpetuo deseo de satisfacer los apetitos vitales”.

    Para shopenhauer, son tres los estratos en los cuales actua la voluntad : el inorganico, donde actua como causa mecanica; el organico , donde representa el don de estimulo, y el conciente donde actua como motivo.

    Conclusión

    Se podria establecer como conclusion sobre arthur schopenhauer que fue un gran filosofo, su punto de vista ante practicamante todo era muy critico, era un filosofo que no creia que la fe o la religion tuviera alguna relacion con la filosofia, fue discípulo de kant,y en desacuerdo tanto con él, como con la escuela del idealismo, se opuso con dureza a las ideas de Georg Wilhelm Friedrich Hegel, que creía en la naturaleza espiritual de toda realidad. En su lugar, aceptaba, con algunas reservas, la teoría de Emmanuel Kant según la cual los fenómenos existen sólo en la medida en que la mente los percibe como representaciones. Y aunque la mayoria de sus tesis y trabajos estan basados en teorias de kantianas, o almenos en su lexiología critica frezmente a su mentor, llegando a la conclusion de que hay cuatro tipos de razon suficiente ( su teoria cuadruple raiz del principio de razon suficiente ), hay dos caminos para liberarnos de la esclavitud a la que nos somete la volunta, una temporal, como lo son las bellas artes y especialmente para él la tragedia y la musica; y el otro camino, el duradero, a traves del ascentismo, ( donde se plantea el verdadero problema de la moral ), el cual se obtiene renunciando a la volutad que nos induce vivir.

    El tema del suicidio se plantea en relacion con su segunda forma de libertad: la negacion y la renuncia a vivir han de adoptar una forma que no sea el suicidio.

    Famoso por su misoginia, aplicó sus ideas al considerar los principios que constituyen el fundamento de la actividad sexual humana, defendiendo que los individuos se unen, no por las sensaciones del amor sentimental, sino por los impulsos irracionales de la voluntad. Sus obras más conocidas son: Uber die vierfache wurzel des satzes von zureichenden grune ( 1813 ) y Die welt als wille und vorstellung.

    RELACIÓN ENTRE UNAMUNO Y SCHOPENHAUER

    Podemos observar en los escritos y correspondencias de Unamuno la temprana influencia de Schopenhauer en sus ideas. Ya a los 21 años, en un inédito cuadernillo, llamado “Filosofía lógica”, nos topamos con frases de alusión al autor de “El mundo como voluntad y representación”.

    Pero lo que mas le interesó a unamuno de Schopenhauer fueron las consideraciones estéticas, tal y como podemos observar en los ensayos de 1896, de esta forma: “ El mundo lo llevamos dentro de nosotros, es nuesra representación”; y es que Unamuno insistía repetidas veces en la insustancialidad del yo, y en el carácter onírico del mundo ( punto primordial de convergencia entre ambos autores ).

    Aunque cuando realmente podemos apreciar las coincidencias entre ambos, será a partir de 1900, ya que la relación que establece Schopenhauer entre la oluntad y la inteligencia, es paralela a la que propone Unamuno entre ciancia y sabiduría ( punto exacto en el que éste se distancia del positivismo, que como consecuencia produjo un tremendo rechazo del mundo exterior ). Ahora el universo de los conflictos, para Unamuno y sus personajes literarios, será el interior del hombre y sus continuas luchas emocionales; el alma comienza a cobrar importancia, y esto precisamente es en donde mas coincide con el filósofo de Danzig, ya que éste último desvaloriza el mundo fenoménico, a favor del mundo del “ en sí ”, es decir, el mundo de la voluntad, donde impera la individualización. Este mundo es una esfera con densidad óntica, a la que únicamente se accede por intuición estética o mediante una acto de compasión.

    En lo que se refiere a la moral, Scchopenhauer pretende derrumbar el edificio kantiano del Deber, alegando que no se puede construir una ética a priori, ya que el deber es un acto del que parte la moral, y no algo a fundamentar.

    La misión kantiana para Schopenhauer presupone que el hombre llegaría por sí sólo a buscar una ley para su voluntad, a la que se somentería y adaptaría; pero es para él irracional que un imperativo tenga fuerza para ordenar. El carácter intelectual de esta moral, indigna, según él, el verdadero sentimiento moral; y es que Kant confundió el fundamento con el principio de la ética. Es más, esta moral deja poco espacio a la autonomía de la voluntad. La bibertad es únicamente una ilusión, el hombre ingenuo, sin educación filosófica, cree que puede hacer lo que quiere, pero sus actos dependen exclusivamente de su voluntad.

    Este detrerminismo radical de Schopenhauer, excluye toda libertad. La libertad es solamente defendible fuera del mundo fenoménico, llamado tambien operari), es decir, en la voluntad ( al que llama esse), por ello la voluntad es única e incosciente.

    Para ambos el mundo de las acciones está movido por la intención. En Unamuno vemos como la intención queda opuesta a las categorías universales, tales como la idea, la ley, por ello dice: no hay ideas buenas o malas, son las intenciones, la fe y no las doctrinas, lo que justifica los actos. Esta intención va ligada, para él, a sentimientos que matizan moralmente la acción. La acción es observable, objetiva, mientras que los motivos son íntimos y subjetivos.

    Para el autor, la intención va ligada a sentimientos que matizan moralmente la acción, la acción es objetiva, observable, mientras que los motivos son íntimos y subjetivos.

    Esta idea podemos verla claramente representada en “La tía Tula”, donde Tula ejerce un papel de mader de los hijos de su hermana Gertrudis; el acto queda patente, es claro y observable, pero los motivos internos que llevan a la acción son totalmente íntimos y subjetivos.

    Schopenhauer, en cambio, criticando el edificio Kantiano, promoverá mas claramente, la autonomía de la voluntad en la moral. Hemos de ser consciente, dirá Schopenhauer, que la libertad es una ilusión, ya que todo lo que pasa es, consecuencia directa de la voluntad. La voluntad es siempre única e inconsciente, es la voluntad del ESSE, la cual ha de entenderse fuera de lo que llam OPERARI, es decir, del mundo fenoménico. Solamente la intención decide el valor moral, positivo o negativo, de la acción dada. Una vez rechazado todo intelectualismo moral, hay únicamente tres móviles de la acción humana: egoísmo, maldad y compasión. Dependiendo del móvil que nos lleve a actuar determinaremos el valor moral de esa praxis.

    Unamuno se mueve en esa misma dirección, de hecho podemos observar este determinismo en libros como Fedra, Ábel Sánchez, etc. Aunque podemos apreciar una notable diferencia: para Schopenhauer el carácter hmano es inmutable, no puede perfeccionarse, de ahí que el carácter, junto con el motivo de la actuación sean suficientes para explicar cuanto hace una persona. Cada acción es el producto del caraceter, con el motivo que le impulsa.

    Unamuno no defenderá un determinismo tan radical y apoyándose en la educación, apostará por un perfeccionamiento del individuo. Aunque inteligentemenete asumne la culpa del ser humano: el egoísmo condiciona la existencia humana, tenemos que asumir la culpa del carácter que nos ha tocado vivir, de ahí la angustia vital del ser humano. Tenemos que aceptar nustro carácter e intentar reconducir nuestras acciones. La fatalidad del azar actúa como una estructura de voluntad invisible, no existe la libertad, estamos determinados or el azar.

    Aújn así Unamuno se desmarca de Schopenhauer identificando la libertad tanto en el ESSE, como en el OPERARI. Y es que la conciencia juega un papel contrario en la libertad, en comparación con Schopenhauer. Para Unamuno la libertad se haya en la conciencia d la ley, que no es la motivación, sino la convicción de una ley interna que puede liberarnos de la ley externa e impuesta del Estado. La libertad es un estado de aproximación a ese ideal, por ello el carácter es susceptible de modificación. En conclusión, la libertad es un ideal inalcanzable pero al que es posible acercarse progresivamente mediante la intención humana.

    Es más en la etapa que dedica al Quijotismo, podemos observar como declara en su artículos ideas como las siguientes:

    “ Hemos de exaltar la locura quijotesca, despertar las masas apáticas, la moral es un acción individual de construcción del yo. La acción debe ser un fin sin miedo y medio, un fin en sí misma. El amor es lo que nos motiva a actuar. El mundo es pura apariencia, lo verdadero es muestra en nuestra conciencia, lo fundamental es la voluntad, ya que ésta es la que nos lleva a la acción. Hemos de atrevernos a actuar apoyándonos en la fe.”

    Con respecto a la literatura unamuniana podemos observar una clara semejanza a las ideas a las ideas schopenhaurianas, éste último en “El mundo como voluntad y representación” argumenta: debemos identificarnos con el otro, destruir toda diferencia entre ambos, hay que pensar que el otro no es tan otro, soy también yo mismo, hemos de considerar las cosas como en sí, no como meros fenómenos. Pero ello debemos entenderlo a través del conocimientos metafísico solo así anularemos toda distancia y reconoceremos al otro como a sí mismo, con su propio ser verdadero. Y es que la multiplicidad de seres solo existe en la representación del sujeto, pero desde el en sí es un solo y mismo ser que se manifiesta en todo lo que vive.

    Unamuno en la novela de “Don Sandalio, jugador de ajedrez” dice, sólo haciendo el autor como hizo antes el autor, propios los personajes que llamamos de ficción, haciendo que formene parte del pequeño mundo, que es su conciencia, vivirá en ellos y por ellos.

    “ El hombre ha de hacerse lector contemplando el personaje, a quien va, a la vez que leyendo, hacieno, creando; contemplando de su propia obra. Esto que lees ahora mismo, te lo estás diciendo tú a ti mismo, y es tan tuyo como mio.”

    De este mod se cumple uno de los objetivos primordiales de la Modernidad filosófica, en la creación literaria: salvar el abismo que separa el yo de los otros hombres, produciendo un diálogo de fusión. Así Unamuno en su literatura propone una dinámica de aventura compartida entre lector y autor.

    Por otro lado Unamuno también concede mucha importancia, como hemos visto en Shopenhauer a la compasión, pero no llega a fundar sobre ella un ataque al egoísmo. En su teoría será más complejo y menos doigmático. Para él no basta la justicia, se deben promover los sentientos interiores, es un vuelta al cristianismo inicial. Pensaminetro que reflejó en obras como: “El sentimiento trágico de la vida”, “San Manual, bueno, mártil”, “Niebla”, etc.

    Schopenhauer también hace en su obra una continua alusión al cristianiamo, pero mucho más alejado de la realidad. Y es que expresa insistentemente que su doctrina coincide con el sistema moral cristiano, de tal forma que llega a afirmar: “ la comprensión progresiva del principio de individuación, engendra ante todo sentimiento espontáneo de justicia, es decir el amor, un sentimiento por el que paulatinamente podemos llegar a suprimir todo egoíamo y finalmente llegar a la resignación, o negación de la voluntad ( grado que según Schopenhauer sólo llegarán a alcanzar los místicos ).

    La moral unamuniana, en cambio, está mucho más unida a la religión, sobre todo tras la crisis que sufre en torno a 1900, que produce en él un vigoroso rechazo del socialismo o positivismo y que comenzará a comulgar por una vuelta a la religiosidad e su infancia y por la exaltación de los valores morales intrínsecos.

    Esta moral podemos verla claramente en el sentimiento trágico de la vida, donde el fondo pesimista, a la vez que recuerda a Schopenhauer, no hace más que mostrarnos esa angustia existencial perenne en el autor:

    “ El hombre parece víctima de la inevitable y misteriosa maldad, que precisamente se haya dentro de sí mismo y en el mundo que le rodea, porque el mayor delito del hombre es haber nacido”.

    Aunque para el espaoñol la esencia del cristianismo se haya en el dogma de la resurrección, lo más importante que dirá será que la moral está subordinada a la religión tal como representa él mismo en “San Manuel, bueno mártir”, cuando Don Manuel, el cura del pueblo, prescinde de toda moral propia a favor de la religión:

    “ El bien y el mal están ligados a aquello que constituye la esencia de la religión: la inmoralidad. Es bueno lo que satisface nuestro anhelo vital y malo lo que no satisface.”

    Es importante recibir las palabras de Unamuno siempre desde la etapa biográfica e histórica que vive, ya que éste marcará una gran diferencia con respecto a otros filósofos, precisamente por construir una filosofía tejida sobre el edificio de experiencias individuales e históricas que le toca vivir en su momento, por ello las obras de fe se construyen tras la crisis que experimenta el positivismo en su pensamiento.

    La moral Schopenhaueriana en cambio, podría decirse, como dice en el artículo Pedro Ribas, que es básicamente evasiva, aunque no menos tranquilizadora.

    “ La justicia eterna, la de la voluntad, explica el mundo tal y como es, no está sometida al Estado, es más, gobierna el mundo sin depender de ninguna institución humana, ni estar sometida a ninguna ilusión o azar, no es incierta, vacilante, es infalible, firme y segura. Es antagónica a la justicia temporal o estatal, es puramente negativa porque previene los efectos del egoísmo pero no tiende a fomentar el derecho.”

    Como ha quedado mostrado, la moral de Schopenhauer es una moral básicamente negativa, es decir, no se trata de fomentar el bien sino de evitar el mal. Esto junto con la compasión como fundamento de la ética, la predicación de la moral occidental y el pensamiento de que para él el dolor, el mundo y el mal son pura apariencia, no hacen mas que demostrar decha idea.

    Unamuno verá el mal de una forma dispersa, ya que como hemos dicho tiene ante la vida una actitud ética, no dogmas predicables:

    “ El mal es la limitación inexorable del individuo humano, en el drama del SER y SERLO todo está la limitación del hombre de carne y hueso, el sentimiento trágico de la vida: el ansia de serlo todo sin dejar de ser uno mismo.”

    No debemos olvidar de que la moral unamuniana es un grito de rebelión, una moral invasoria, es el nervio de la ética quijotesca. Es un proyecto de acción, un proyecto que se resuelve en el trayecto, un problema en el metaproblema, en un cambio.

    El rasgo más importante a destacar en toda la novela unamuniana será la sobrecarga ideológica que se halla patente en todos sus escritos.

    Federico Onís y sobre todo Juan Ramón Jiménez supieron ver en la figura de Unamuno el claro ejemplo de la encarnación de la lengua española de los principios literarios de la Modernidad. Aunque el propio Unamuno criticó cansadamente a los modernistas, ya que según él, traicionaban el propósito fundamental de la Modernidad:

    “ Se debe preñar a la palabra de una fuerza superior metaracional que le permita penetrar en la región misteriosa del ser y captar el alma de las cosas.” Cuestión señalada por Schopenhauer.

    De este modo Unamuno confía en la palabra poética, esperando que liberada de sus ataduras del discurso racional, logre armonizar los dos opuestos: pensamiento y sentimiento. Y es que en el se da un credo poético: el sentimiento se piensa y el pensamiento se siente.

    Tenemos aquí que destacar que la literatura no es algo accidental en Unamuno, es decir, no es un añadido en su dimensión de pensador o profesor, sino más bien una exigencia radial de su realización como persona. Esto mismo justifica la convergente unidad formal de toda su literatura; y como dice al comienzo de El sentimiento trágico de la vida, la filosofía se acuesta más hacia la poesía que hacia la ciencia. Y es que para él, el último ejercicio literario es la eternización de la modernidad, es un clavar la rueda del tiempo.

    Su modo particular de hacer literatura vinculada directamente con la experiencia que vive no hace más que mostrar es muchas ocasiones ciertas contradicciones de pensamiento, pero es que en primer lugar Unamuno no es un pensador etiquetable, de hecho rechazaba los juicios, sino que además hacia suyas las ideas de los demás, de manera que no podemos centrarnos en una visión lineal y típica del autor. Aunque si podemos recodar algunas frases que él mismo escribe sobre la literatura:

    “ En cuanto un pensamiento queda fijado por la escritura, expresado, cristalizado, queda ya muerto. La historia es lo único vivo, es el presente eterno, la literatura no es más que muerte, pero muerte que otros pueden tomar vida. Mi modo de hacer literatura es haciendo que el pensador se independice a trechos del novelista y desviar a los predios del puro pensamiento; Solo así se creará un texto promiscuo.”

    Y es que Unamuno se encuentra a caballo entre su yo filosófico y su yo literario, que solo en él son comprensibles a través de un simbiosis fértil y no menos novedosa. En este espacio en el que la realidad empírica se transfigura en fábula y el mito se encarna en lo real se produce la creación novelística de uunamuniana.

    En su primera novela Paz en la guerra comenzará un acercamiento, como ya hemos visto a planteamientos altamente cercanos a Schopnehauer, pero que se verá realmente consumado a partir de 1902 con Amor y Pedagogía, resaltando un claro realismo.

    Otro punto de cohesión entre ambos autores es el interés por lo estético, vía a través de la cual es posible comprender las intrínsecas realidades del ser. Como dice David Foster: el mejor camino para comprender el significado de la novela de Unamuno, no es considerarlo en el contexto de otras literaturas es más bien el comprenderlo dentr9o de las coordenadas del Expresionismo, porque su novela es como las plásticas, una búsqueda del desvelamiento profundo de la personalidad humana. El mismo Unamuno dirá: “ El arte expresionista representa la expresión acertada de la visión, una expresión que ve, si no símbolos, imágenes y formas que en su distorsión, exageración y estilización de la realidad cotidiana, pueden revelar a través de la superficie del texto o de la obra de arte de sus características y las relaciones espirituales con otras cosas.”

    BIBLIOGRAFÍA

    - SCHOPENHAUER, Arthur: El mundo como voluntad y representación.

    - TURIENTO FERNÁNDEZ, Francisco: Unamuno, Ansia de Diós y creación literaria, Madrid, Alcalá 1966.

    - MARÍAS, Julián: Miguel de Unamuno, Madrid, Espasa Calpe, Colección Austral [1943], 1980.

    - FERRATER MORA, José: Unamuno. Bosquejo de una filosofía, Buenos Aires, Losada, 1944.

    - CIRARDA, Jose María: El modernismo en el pensamiento religioso de Miguel de Unamuno, Victoria, Publicaciones del Seminario, 1948.

    - BLANCO AGUINAGA, Carlos: Unamuno, teórico del lenguaje, Méjico, Colegio de Méjico, 1954.

    • DÍEZ, Ricardo: El desarrollo estético de la novela de Unamuno, Madrid, Playor, 1976.

    FILOSOFÍA Y LITERATURA

    UNAMUNO

    Y

    SHOPENHAUER

    Almudena Martínez Sánchez

    Filosofía Y Literatura. Opt.2ºCiclo