Miguel de Cervantes

Literatura española del Siglo de Oro. Vida y obras

  • Enviado por: Isabel De
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 4 páginas
publicidad

Miguel de Cervantes Saavedra

Biografía comentada
Nació en Alcalá de Henares en 1547 y falleció en
Madrid en el año 1616. Su padre Rodrigo de Cervantes
fue médico de escasos recursos; de su madre Leonor de
Cortinas no se tienen noticias. Cervantes parece ser,
estudió con los jesuitas de Córdoba o Sevilla y quizás
en Salamanca. Con bastante seguridad podemos afirmar
que fue discípulo de López de Hoyos, en el estudio de
Madrid. En 1569 viajó a Italia con el séquito del
cardenal Acquaviva; se enroló como soldado en 1570 y
participó en la batalla de Lepanto a bordo de la
galera Marquesa; recibió diversas heridas en la mano y
frente, heridas de las que se enorgullecería durante
toda su vida. De aquí pasó a luchar en las campañas de
Corfú, Navarino y Túnez. De regreso a España, en 1575,
la galera Sol fue atacada por naves turcas, fue hecho
prisionero y conducido a Argelia. En los cinco años de
cautiverio escribió: Epístola a Mateo Vázquez. Por 500
ducados, Juan Gil consiguió su rescate en 1580. Ya en
España, fue nombrado recaudador de impuestos para la
Armada Invencible. Tuvo una hija, Isabel, de sus
amores con Ana de Villafranca. En 1584 se casó con
Catalina de Salazar y Palacios. Estuvo en la cárcel
dos veces por fraude y deudas, y en 1603 fue
encarcelado después de que hallaran el cadáver de
Gaspar de Ezpaleta en la puerta de su casa; le
soltaron por falta de pruebas. Desde 1613 aparecerá un
libro suyo cada año hasta el último Persiles, con
dedicatoria firmada, tres días antes de morir
despidiéndose de sus lectores, falleció el 23 de abril
de 1616.

Cervantes poeta
A Cervantes no se le considera buen poeta,
tachándosele de mediocre, esto se debe
fundamentalmente a la calidad de su prosa que
dificulta mucho la valoración de su obra poética.
Parte de sus poemas figuran en La Galatea. Escribió
también Dos canciones a la armada invencible, sin
embargo, sus mejores momentos los encontramos en los
sonetos, en especial Al túmulo del rey Felipe en
Sevilla. Entre sus poemas más importantes
destacaremos: Canto de Calíope; Epístola a Mateo
Vázquez y el Viaje del Parnaso.

Cervantes autor teatral
Su obra dramática también ha sufrido comparaciones
gravosas, pero las dos comedias: Los tratos de Argel y
La Numancia, alcanzaron gran resonancia y no fueron
superadas hasta la aparición de Lope. Sus obras
posteriores están reunidas en 16 piezas teatrales
repartidas en ocho comedias: El gallardo español; Los
baños de Argel; La gran sultana doña Catalina de
Oviedo;La casa de los celos;El laberinto del amor; la
comedia de capa y espada La entretenida; El rufián
dichoso y Pedro de Urdemalas, fina comedia sobre un
pícaro que se une a los gitanos por amor a una
muchacha. También escribió ocho entremeses: El juez de
los divorcios; El rufián viudo llamado Trampagos; La
elección de los alcaldes de Daganzo; La guarda
cuidadosa; El vizcaíno fingido; El retablo de las
maravillas; La cueva de Salamanca; El viejo celoso.
Estas comedias y entremeses integraron Ocho comedias y
Ocho entremeses nuevos, nunca representados, de 1615.
Los entremeses de Cervantes, de cronología
desconocida, no debieron ser representados en su
época; utilizó en ellos un diálogo fino y ágil; fiel
continuador de la obra de Lope de Rueda, trasladó al
entremés elementos de la novela como son la
simplificación de la acción novelística, descripciones
de la novela y profundización en los personajes.

Cervantes novelista
Entre las novelas y citadas cronológicamente figuran:
¡Error!Marcador no definido., 1585; ¡Error!Marcador no
definido. primera parte de 1605; Novelas ejemplares,
de 1613 a 1615, y Los trabajos de Pesiles y
Segismunda, historia septentrional, 1617. Los trabajos
son el mejor testimonio, no sólo de la supervivencia
de los temas novelísticos griegos, sino también de las
formas e ideas de la novela española del segundo
renacimiento; esta obra se publicó tras el
fallecimiento del autor.

El Quijote
En 1605 Miguel de Cervantes y Saavedra publicó la
primera parte de la novela ¡Error!Marcador no
definido., impresa en Madrid. La segunda parte
apareció en 1615. Leído como simple parodia de los
libros de caballerías, con el romanticismo se reveló
la verdadera importancia de la novela. Las mentes más
finas y los pensadores más profundos lo han comentado
tratando de desentrañar su sentido. Los nombres de Don
Quijote y Sancho, igual que los de Dulcinea, Rocinante
y otras criaturas de la fantasía cervantina han pasado
a ser figuras proverbiales. Y el amo y el criado, el
caballo loco y el escudero cuerdo se convirtieron
pronto en símbolo de dos polos eternos de la
naturaleza humana: el polo ideal de la ilustración y
el polo práctico del interés. El Quijote es una
reflexión aristotélica sobre la naturaleza de la
literatura y la función social del escritor, Cervantes
distingue entre verdad poética y verdad histórica
intentando, mediante la parodia, delimitar ambas
naturalezas: muestra cómo su falta de diferenciación
conduce a la miseria moral de su héroe y, por tanto,
de su público. Es en suma, el Quijote una de las obras
universales y clásicas por excelencia, entendido lo
clásico como la capacidad de la obra de arte para
conservar una significación viva en todos los tiempos
y lugares.

Características:
El Quijote ante todo es un cuento divertido, pero
también una genial epopeya cómica, que encierra,
encubierta por la risa, una visión total de los
problemas espirituales del hombre junto con la
síntesis simbólicas de las aspiraciones y fracasos del
pueblo en cuyo ceno fue concebido. Es decir, como se
ha dicho muchas veces, un doble y hasta un múltiple
sentido. En su forma manifiesta, lo que llega a todos
los lectores, produciendo en ellos inacabable
satisfacción, es simplemente la historia de un pobre
hidalgo –ser común y corriente entre los
españoles contemporáneos de Cervantes-, que en corazón
de España en una oscura aldea de la Mancha, pierde el
juicio de tanto leer libros de caballería. La locura
de este desgraciado hidalgo, Alonso Quijano, no,
consiste en creer que son verdad las disparatadas
invenciones de aquellos libros fantásticos. Sale al
campo en un rocín flaco, con una arma invencible,
arrumbadas por sus bisabuelos en un rincón de la casa.
En su locura imagina que el mundo esta poblado
endriagos, encantadores gigantes y damas cuitadas y
que el esta llamado a resucitar la gloria de la
inmortal caballería reparando injusticias, defendiendo
a los débiles y luchando por que en el mundo reine el
heroísmo, la bondad, el amor y la justicia. Lo que
encuentra por los caminos de España, como encontraría
por los de cualquier parte del mundo, es la realidad
de todos los días. Encuentra, en efecto, muchas
injusticias que repara, pero también una humanidad
burlona y egoísta poco dispuesta a hacerlo. Sus nobles
ideales solo le acarrean descalabros. Mas él no
desmaya. Los sostendrá hasta el fin después de
incontables derrotas, con fe inquebrantable. De aquí
parte Cervantes sin más propósito, al parecer, que
escribir una sátira contra los libros de caballería.
El modo como esta limitada intención inicial va
adquiriendo trascendencia hasta convertirse en una de
las sátiras más profundas y consoladoras de la
humanidad es uno de los ejemplos mayores del proceso
misterioso que es la génesis semiconsciente de una
obra de arte.
Lo que al principio se concibió como probablemente
como el relato de unas cuantas aventuras triviales se
convierte en una de los más vastos cuadros de la vida
española, de la variedad de caracteres humanos y del
contenido de la realidad que hayan sido trazados
jamás. El mundo de la ficción, que Cervantes conocía,
va entrelazándose, a medida que la obra de desarrolla,
con el de la realidad social de su tiempo, que había
observado en sus constantes peregrinaciones. Todavía
en un plano espiritual más profundo ocurre un cambio
insospechado: los ideales del héroe grotesco van
adentrándose en lo más intimo del alma de su creador.

Las Novelas ejemplares

Dícenos el autor en el prólogo de estas sus
encantadoras Novelas ejemplares (1613) que les da ese
nombre porque “no hay ninguna de quien no se
pueda sacar algún ejemplo provechoso”,
añadiendo, “ si por algún modo alcanzara que la
lección de estas novelas pudiera inducir a quien las
leyera a algún mal deseo o pensamiento, antes de
cortara la mano con que las escribió que sacarlas al
público”. “ Obras de regia estirpe”
las llama Menéndez Pelayo en sus Orígenes de la
Novela. Cervantes es el primero que había nevelado en
lengua española. Se refiere concretamente a la
originalidad de los asuntos, dentro del repertorio de
la narración breve, que era a lo único a que se daba
nombre de novela en su tiempo. Más hoy vemos la
originalidad de Cervantes no sólo en la invención de
los asuntos sino en la actitud estética. Las doce
novelas ejemplares no pretenden ser un reflejo fiel de
la vida. Son más bien, igual que el Quijote, una
interpretación poética y moral de ella. Cervantes
transforma la materia que observa con un criterio
fundamentalmente artístico. En casi toda vemos el
triunfo del amor puro en contraste con el fracaso del
amor sensual, y la belleza ideal encarnada en la
belleza física.






Novelas Ejemplares

 Rinconete y Cortadillo
 La española inglesa
 El licenciado Vidriera
 La fuerza de la sangre
 El celoso extremeño
 La ilustre fregona
 Las dos doncellas
 El casamiento engañoso
 La Gitanilla
 El amante liberal
 La de los perros Cipión y Berganza
 La Señora Cornelia


Conclusión:

Cervantes es sin ninguna duda uno de los más grandes
escritores que ha existido, pero el punto principal de
su obra, es que es real, en el sentido que habla del
tipo de vida de la España medieval.
El Quijote y las Novelas Ejemplares son un digno
ejemplo de la vida en esa época, tal vez muestre un
poco de irrealidad, pero nunca se sale de lo real.