Miguel Ángel Buonarroti

Renacimiento. Arte renacentista del siglo XVI. Escultura italiana. Cinquecento. Biografía. La Piedad. David. Moisés

  • Enviado por: El remitente no desea revelar su nombre
  • Idioma: castellano
  • País: Chile Chile
  • 11 páginas
publicidad
publicidad

Universidad del Desarrollo

Facultad de Humanidades

Licenciatura en Ciencias Políticas

Miguel Ángel Escultor

Introducción

Durante casi un siglo, de 1490 a 1564, trabajó Miguel Ángel Buonarroti. Eran los tiempos en los que la fe religiosa, de carácter aun medieval, se disolvía ante el ímpetu de la reforma; cuando el astrónomo Copérnico reveló a sus contemporáneos la verdadera posición de la tierra en el sistema heliocéntrico y cuando el pensamiento abandonó la rigidez de la escolástica medieval. Ningún otro como Miguel Ángel, supo representar en sus obras esta evolución y nadie como él la vivió en persona.

Artistas, filósofos y príncipes de común acuerdo, se dedicaban cada uno en su campo, a dar una expresión a la perfección de la realidad terrestre, a representarla como una individualidad espiritual, en oposición a la realidad sobrenatural único valor medieval. Dicho pensamiento podría decirse que se encontraron sólo en los pensamientos, acciones y obras de los hombres de la antigüedad.

Miguel Ángel nació el 6 de marzo de 1475 en Capresa, Toscana, hijo de un funcionario bancario. Transcurrió parte de su niñez en Florencia y parte en una casa de campo propiedad de su familia fuera de la cuidad. Su madre murió cuando él tenía sólo 6 años. Siguiendo ideales platónicos, nunca se casó, vivió modestamente y al contrario de los demás artistas de su tiempo nunca intentó mejorar su posición social ni material. Cuidó de su padre y a sus cuatro hermanos y cuando ya tenía 60 años, sólo por un breve período adquirieron valor para él además del trabajo artístico, las relaciones amistosas con Tomás Cavalieri y Victoria Colonna.

No serán pocos los que considerarán a Miguel Ángel como uno de los mejores artistas de la humanidad, comparado sólo con Leonardo da Vinci. Será un genio supremo en pintura, arquitectura y escultura. Pero sin duda su gran amor será esta última, tanto será así que cuando Julio II le encarga la decoración de la Capilla Sixtina él se opondrá argumentando que no era pintor sino escultor.

'Miguel Ángel Buonarroti'
Sus primeros pasos (alrededor de los 13 años) los dará en el taller de Ghirlandaio. Lugo se sentirá un tanto decepcionado, ya que de un modo mas o menos autodidacta adquiere la pericia necesaria para el oficio, conocerá a Lorenzo de Médici, el magnífico, éste lo estimulará a estudiar escultura y de paso le dará la posibilidad de ponerse en contacto con las obras de la antigüedad clásica. También allí conocerá las teorías neoplatónicas, los ideales cristianos renacentistas y obras de sus contemporáneos y antecesores como Donatello. Sus primeros trabajos escultóricos se realizan en estos años bajo la protección de los Médici. En estos años juveniles manifiesta ya una profunda admiración hacia la anatomía que le llevará a practicar disecciones que le permitieran conocer mejor la estructura interna del cuerpo humano.

Durante su período juvenil en Florencia creará dos relieves donde se nota la influencia de los filósofos, poetas y artistas que conoció en la corte de los Medici, uno de los relieves será “la Batalla de los Centauros (o sea un tema de la mitología griega). El único elemento que constituye esta lucha primordial es el cuerpo humano desnudo, visto en los momentos más dinámicos o de una gran belleza femenina. Por todas partes aparecen formas redondas y túrgidas que, surgiendo del fondo se sobreponen entre sí para volver después al fondo. Incluso las rocas y hachas, únicas armas de los combatientes, tienen forma esférica. Ni las figuras ni las acciones mismas, nada está sometido a un orden geométrico o a la fuerza de la gravedad. Es sólo el hombre con la fuerza de su cuerpo, con su decidido valor quien define los términos de esta caótica lucha.”

Otro de sus relieves del período juvenil es “la Virgen de la Escalera. La Virgen se siente tranquila y majestuosa sobre un bloque de piedra lisa. Casi parece no darse cuanta del Niño que tiene en su regazo al que está dando de mamar. Si mirada ausente, indiferente a los niños del fondo e incluso del espectador, da la impresión de estar absorta en una 'Miguel Ángel Buonarroti'
'Miguel Ángel Buonarroti'
'Miguel Ángel Buonarroti'
imagen espiritual. Miguel

Ángel nos propone aquí un ser humano “grande”, visto como una eternidad que se basta a sí misma.”

Un poco antes de que Carlos VIII obligue a los Medici a huir de Florencia en 1494, Miguel Ángel se refugia en Venecia y más tarde en Bolonia. En esta última cuidad el noble Aldovrandi le encarga que prepare para la tumba de Santo Domingo, que se estaba construyendo en el taller de Incola Pisano, las tres estatuas que faltaban: el patrón de la cuidad San Petronio, San Próculo y un Ángel con un candelabro. “Estas estatuillas las primera que tenemos, anuncian en la generosa distribución de la masa plástica, en el soberbio drapeado y en la solidez de su construcción, la que sería pasión de las obras sucesivas”.

'Miguel Ángel Buonarroti'
'Miguel Ángel Buonarroti'
A los veintiún años viaja a Roma donde realiza su obra llamada Baco, hecha para el jardín del banquero Jacobo Galli. Según su contemporáneo Condovi esta obra tenía forma y aspecto que correspondía en cada una de sus partes a la intención de los escritores de la antigüedad. El cuerpo de este joven es un tanto afeminado, pero Versari dirá que esta es la característica del dios griego Dionisio. Pero según Miguel Ángel “el dios tiene en su mano izquierda, como con descuido, una piel de león símbolo de la muerte y un racimo de uva, símbolo de la vida, del cual bebe un Fauno. Podemos así darnos cuenta de un modo inmediato qué es lo que significa para el hombre el milagro de la sensualidad pura: en la vida, sólo durante un momento nos encontramos en la situación de un Panisco, ya que la muerte nos asecha.”

La Piedad de miguel Ángel:

En la realización de esta obra él ha usado un tema que hasta esa época se ocupaba especialmente al norte de los Alpes, en el que la representación del dolor SIEMPRE se había asociado con la idea de la redención, pero Miguel Ángel nos plantea una visión completamente nueva de la Virgen con su Hijo. “Su rostro es juvenil pero completamente fuera de tiempo, su cabeza se inclina ligeramente sobre el Hijo, cuyo cuerpo privado de vida reposa en su regazo y si se piensa en la belleza de los miembros y de todo el cuerpo no puede verse un desnudo mejor surtido de músculos, venas y nervios sobre los huesos ni un muero que parezca más muerto. La cabeza con su aire tan dulce y una tal concordancia en la unión de los brazos, del cuerpo, las piernas, los puños y las venas tan bien realizadas que uno se maravilla al pensar que una mano de artista haya podido hacer tan divinamente y en tan poco tiempo una cosa tan admirable. Estas palabras de Vasari deben ser tomadas al pie de la letra para mejor comprender el significado de este grupo... Aquí no aparece el dolor como condición de la redención sino la belleza como su consecuencia.”

'Miguel Ángel Buonarroti'
'Miguel Ángel Buonarroti'

'Miguel Ángel Buonarroti'
David, una estatua monumental

El 4 de agosto de 1501 y después de varios años de una confusión política, se proclama a un amigo de Miguel Ángel, Piero soderini como alcalde de Florencia de por vida. Es probablemente que en ningún otro período estuviese tan de acuerdo con el orden político. Es en este período en que sus obras adquieren una forma de expresión política comprometida con el actual régimen. Doce días después, el Arte de la Lana, la rica cooperativa de mercaderes de lana que era responsable de la manutención y adorno de la Catedral, le dio el encargo de crear el David.

“El gobierno florentino encargó esta escultura a Miguel Ángel y fue realizada entre los años 1501 y 1504 para simbolizar con ella la independencia de su Estado. el David es una de las esculturas más importantes en la vida del famoso artista del Renacimiento. La tensión muscular y el ceño fruncido del bíblico David, que sostiene en su mano, media oculta, la honda que dará muerte al gigante Goliat, sitúa al espectador en los instantes previos del enfrentamiento entre ambos. Él nos muestra una parte calma y compacta (el lado derecho) y un lado izquierdo completamente distinto, con un pie adelantado, el pelo revuelto, es dinámico y decidido. El celebérrimo concepto migelangelesco de terrbilitá se advierte en ella con claridad, así como la pericia del escultor para el análisis anatómico. Tallado en un bloque de mármol de colosales proporciones con el que nada pudieron hacer antes artistas como Agostino di Duccio, el David de Miguel Ángel fue emplazado en la florentina Piazza della Signoria, donde hoy puede verse una copia ( el original se conserva en la Galería de la Academia de la capital toscana).”.

Era la primera vez en más de mil años que una estatua monumental y desnuda se colocaba en público, esto ocurrió gracias al peso que poseía Miguel Ángel como artista y al ideal simbólico que tenía la colosal obra.

Durante estos años en Florencia realizo una serie de encargos privado. La Virgen de Brujas por ejemplo fue creada para el altar Piccoomini de la Catedral de Siena.

En el año 1505 el Papa Julio II de la Rovere pidió a Miguel Ángel que viniese a Roma. Sólo necesito un año para darse cuenta de la gran diferencia que existía entre su república y la corte de Roma. El Papa le hizo un encargo verdaderamente gigantesco: en el período de cinco años y por la suma de 10.000 ducados tenía que construir la tumba del Papa; cuarenta estatuas de tamaño natural debían rodear esta tumba cuyas dimensiones de 7 metros de ancho por 8 metros de altura y 11 de profundidad, estaba concebida para llenarse hasta el fondo y contenía en su interior una celda funeraria ovalada. En 1508 vuelve a Roma pero aun no puede ponerse a trabajar en la tumba; el Papa le encarga ahora que decore el techo de la Capilla Sixtina pintando doce apóstoles y uno que otro adorno. Miguel Ángel que se proclama y se considera siempre escultor tiene que aprender la técnica del fresco para consolidarse en aquella que los anteriores artistas pintaron con el cielo estrellado. Hasta el 31 de Octubre de 1512 pintó más de trescientas figuras en la bóveda de la Capilla Sixtina.

En 1513, poco después de terminado el techo de la Capilla, muere el Papa Julio II y como consecuencia Miguel Ángel y los herederos del Papa estipulan un nuevo contrato para la tumba a la cual se le reduce un poco las dimensiones y se le apoya a la pared. Enseguida comenzará a realizar su obra llamada el Moisés “ha sido siempre considerado un retrato idealizado del Papa o del artista y efectivamente la combinación de una gran pasión por el bien y una fuerza poderosa era el más alto ideal tanto del Papa como del artista”.

Representa al profeta en el momento en que, habiendo descendido del monte Sinaí con las tablas de la ley, observa que su pueblo está adorando al buey sagrado, y lleno de rabia está a punto de saltar para romper las tablas y enfrentarse a la idolatría de su pueblo. Este momento lo va a situar en una figura de anciano, pero con una fuerza gigante.

El nuevo Papa León X, o Juan de Medici con quien Miguel Ángel había vivido, firma un nuevo contrato para una tumba aun más pequeña. El monumento quedó entonces reducido a un tabernáculo yen vez de las Virtudes y los vicios se proyectaban simples figuras femeninas.

De acuerdo con el contrato el artista podía trabajar en la tumba en cualquier parte donde se encuentre. Por ello se dice que realizó los cuatro Cautivos en su taller.

Estas estatuas están casi toda incompletas ya que los Medici le dejaron poco tiempo para realiza otras obras que no fuesen encargadas por ellos mismos. “A pesar de no estar terminadas, cada uno de estas figuras nos hace ver como Miguel Ángel al igual que en los Cautivos, ha querido crear símbolos de la lucha y el sufrimiento existencial del hombre”

Ya en 1520 el Papa le da el encargo de crear la Capilla de los Médici, aunque tuvo que ser interrumpido por un año, que fue precisamente el año que los expulsaron de Florencia. Se dice que gracias a traiciones e intrigas políticas los Medici logran volver a Florencia. El Papa León X quería reunir en la tumba de su hermano Julián, generalísimo de la iglesia y duque de Nemours, de su sobrino Lorenzo Duque de Urbino y de los dos “magníficos” Lorenzo y su hermano Julián asesinados en 1848, que habían sido sepultados en la antigua sacristía de San Lorenzo.

“Los proyectos que de la Capilla se conservan nos demuestran que Miguel Ángel tuvo aquí una libertad mucho mayor que con la decoración de la Capilla Sixtia. El centro de la capilla consagrada a la Resurrección, fue colocado por el artista, en la pared de entrada; encima de la tumba de los magníficos se eleva la Virgen como Lux Aeterna teniendo a su lado a San Cosme y San Damián, protectores de la familia de lo Medici. A sus pies debían ir dos figuras de hombres desnudos, personificación delos Ríos. En la media luna que coronaba todo ello, se había pesado en la Resurrección de Cristo. En el altar, que se encontraba en la parte opuesta, hay dos candelabros que representa un pelícano como símbolo del sacrificio de sí mismo y el Fénix como símbolo de la Resurrección. La tumba de los duques en la pared lateral consiste en la figura de los duques mismo vueltos hacia la virgen. Encima de los sarcófagos situados hacia la Virgen. Encima de los sarcófagos situados debajo yacen las figuras de la Noche y el Día, el Crepúsculo y la Aurora. En las medias lunas debían figurara escenas del Viejo Testamento.”

El hecho de que se haya considerado por igual la figura humana y los elementos arquitectónicos como medio de expresión, nos muestra que él ha cambiado su concepción del mundo con respecto a la Capilla Sixtina. En estas la expresión se basa completamente en las figuras, como si sólo el hombre fuese capaz de vivir y personificar las más elevadas experiencias espirituales.

Cuando Miguel Ángel creó el David Apolíneo acababa de entregar el Cristo con la cruz a cuesta, nos presenta el dolor en una forma medieval y de nuevo nos lo expone como forma de redención. El David Apolíneo se dice que la tuvo que hacer para el odiado gobernador de Florencia Baccio Valori (1530), manifestando claramente su postura política, una duda que surge al ver esta obra es si representa al héroe Davis o si es el dios griego de las artes, Apolo. Sin embargo, en la piedra que esta bajo su pies se reconoce la cabeza incompleta del gigante Goliat, o sea, una vez más ha creado un David. Se dice que esta obra molesto mucho a Baccio, aunque fue hecho de un modo profundo, lleno de significado y de un profundo respeto.

Conclusión

Miguel Ángel Será un genio supremo en pintura, arquitectura y escultura. Pero sin duda su gran amor será esta última y de un modo mas o menos autodidacta adquiere la pericia necesaria para el oficio. Durante su período juvenil en Florencia creará dos relieves donde uno de los relieves será la Batalla de los Centauros y la Virgen de la Escalera.

En el año 1505 el Papa Julio II le hizo un encargo verdaderamente gigantesco tenía que construir la tumba del Papa; cuarenta estatuas de tamaño natural debían rodear esta tumba cuyas dimensiones de 7 metros de ancho por 8 metros de altura y 11 de profundidad, estaba concebida para llenarse hasta el fondo. Sin duda una de las obras que más destacan dentro del autor es La Piedad En la realización de esta obra él ha usado un tema que hasta esa época se ocupaba especialmente al norte de los Alpes, en el que la representación del dolor SIEMPRE se había asociado con la idea de la redención, pero Miguel Ángel, con ese genio que sólo él posee, nos plantea una visión completamente nueva. El David, no es sólo otras de las tantas obras geniales de este autor, sino, que ya empieza a manifestar un apoyo político claramente identificado. El gobierno florentino encargó esta escultura a Miguel Ángel y fue realizada entre los años 1501 y 1504 para simbolizar con ella la independencia de su Estado. El David es una de las esculturas más importantes en la vida del famoso artista del Renacimiento.

En 1513, poco después de terminado el techo de la Capilla, muere el Papa Julio II estipulándose un nuevo contrato para la tumba a la cual se le reduce un poco las dimensiones y se le apoya a la pared. Enseguida comenzará a realizar su obra llamada el Moisés ha sido siempre considerado un retrato idealizado del Papa o del artista y efectivamente la combinación de una gran pasión por el bien y una fuerza poderosa era el más alto ideal tanto del Papa como del artista.

En 1520 el Papa le da el encargo de crear la Capilla de los Médici. El Papa León X quería reunir en la tumba de su hermano Julián, generalísimo de la iglesia y duque de Nemours, de su sobrino Lorenzo Duque de Urbino y de los dos “magníficos” Lorenzo y su hermano Julián asesinados en 1848, que habían sido sepultados en la antigua sacristía de San Lorenzo.

Por lo tanto no se puede dejar pasar por alto la gran influencia que tuvo este artista que para algunos, donde me incluyo, es el mejor de todos los tiempo.

Bibliografía

Heusinger, Lutz; Miguel Ángel, Ed. S.p.A, Antella (Florencia),New York, 1989.

Rosenstock, Freíd; Miguel Ángel, los genios de la pintura, Ed. Océano, Buenos Aires, 1998.

Néret, Gilles; Miguel Ángel, Ed. Taschen, Alemania, 2002.

Semenzato, Camilo; El mundo del Arte, Ed. Planeta, Barcelona, 1997.

http://usuarios.lycos.es/anaguilera/Ana1/apolineo.htm

http://www.proyectoespartaco.dm.cl/galeria/miguelangel/esculturas/index.html

http://usuarios.lycos.es/igonzal/m_angel.html

Heusinger, Lutz; Miguel Ángel, Ed. S.p.A, Antella (Florencia),New York, 1989, pág. 7

ibidem, Pág. 8

Rosenstock, Freíd; Miguel Ángel, los genios de la pintura, Ed. Océano, Buenos Aires, 1998, Pág. 261

Néret, Gilles; Miguel Ángel, Ed. Taschen, Alemania, 2002, Pág. 28

idem

Heusinger, Lutz, op cit, Pág. 36

Semenzato, Camilo; El mundo del Arte, Ed. Planeta, Barcelona, 1997,Pág. 396.

Heusinger, Lutz, op cit, Pág. 54

Vídeos relacionados