Miedo

Psicología. Hombres. Miedo. Emociones. Umbrales. Ansiedad. Fobias

  • Enviado por: Bubuluku
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 10 páginas
publicidad

El miedo

INDICE

  • Introducción al miedo.

  • Breve resumen de las emociones.

  • Definición del miedo.

  • Umbrales.

· Ansiedad.

  • Fobias.

· Simples.

. Sociales.

· Agorafobia.

  • Bases fisiológicas del miedo.

  • Pesadillas.

  • Miedo a la muerte.

  • Conclusiones.

INTRODUCCIÓN

Hemos escogido este tema porque nos atrae especialmente, porque da lugar a bastante controversia y a muchas especulaciones y puntos de vista diferentes.

Durante el desarrollo del trabajo el único inconveniente que hemos encontrado ha sido la ausencia de Silvia, que por motivos de salud no ha podido participar en el trabajo. Por lo demás ha sido bastante fácil realizar el trabajo debido al interés por parte de todos los participantes.

Nuestro trabajo se caracteriza por su subjetividad, ya que no estábamos de acuerdo con mucha de la información buscada, y por lo tanto, la mayor parte de este trabajo es el fruto de nuestras reflexiones personales, contrastadas con los datos facilitados por los expertos en la materia. Por lo tanto sentimos mucho que este trabajo no sea especialmente concluyente, ya que no podemos dar una respuesta clara a temas como son el miedo a la muerte, las pesadillas o qué nos causa el miedo.

LAS EMOCIONES

Las emociones son respuestas fisiológicas que se ponen en marcha ante determinados estímulos externos y surgen como respuesta al significado que otorgamos a determinadas situaciones

Hay emociones positivas (satisfacción de objetivos), negativas (dañan o amenazan intereses) u otras como sorpresas etc... (Sucesos imprevistos)

Usaremos para distinguir entre emociones primarias y complejas “una rueda de emociones”.las ocho emociones primarias son:

Alegría, tristeza, enfado, miedo, anticipación, sorpresa, rechazo, anticipación.

Las emociones complejas surgen a través de la combinación entre si de las primarias. Cuanto mas cerca se encuentran dos emociones de la rueda mas elementos comparten y al sumarse provocan sentimientos más complejos

(Por ejemplo, tristeza+sorpresa =decepción, o alegría+aceptación=amor)

'Miedo'

Esta ha sido una breve introducción a las emociones. Ahora nos vamos a centrar en EL MIEDO que nos atrae especialmente.

EL MIEDO

El miedo hace que nuestro sistema nervioso central se sobresalte hasta un punto de que nuestra imaginación nos juega una mala pasada haciendo que nos imaginemos las cosas, ruidos, sombras…que no existen pero que nos parecen ver u oír ruidos, etc...

Los asociamos al miedo por eso segregamos hormonas después sufrimos una serie de alucinaciones pareidolias.

El miedo es una emoción con la que nacemos, pero que se puede ir modulando a través de la propia educación el entorno...

En la medida en que nosotros queramos o amemos algo temeremos perderlo.

UMBRALES

No todos percibimos de la misma manera, y por lo tanto no sentimos lo mismo ante un determinado estimulo.

La educación que recibimos desde que somos pequeños nos ayuda a afrontar de diferentes maneras una situación de riesgo. Por ejemplo: si vivimos en el campo, es lógico que no tengamos miedo a los insectos, serpientes… mientras una persona que haya vivido en la ciudad tiene más probabilidad de temer a estos animales.

La experiencia es también un factor fundamental. Si a lo largo de nuestra vida tenemos que enfrentarnos a una situación de riesgo, esta puede traumatizarnos y hacernos temer todo lo relacionado con lo que sucedió. Ej.: si una persona se queda encerrada en un ascensor repetidas veces, es muy probable que acabe temiendo estos aparatos.

La experiencia también puede ser indirecta, es decir, si a alguien de nuestro entorno le sucede algo, es posible que tengamos miedo de que nos ocurra a nosotros también.( si un familiar muere en un incendio, es lógico que nosotros adoptemos cierto miedo al fuego).

Por último, la sensibilidad de cada uno es lo que nos hace reaccionar de diferente manera, así pues, habrá personas que teniendo iguales experiencias y educación tengan distintas respuestas ante un mismo estímulo. Este aspecto es fundamentalmente genético y es por lo tanto inalterable, aunque podemos disminuir su influencia educando al sujeto para ofrecer más resistencia psicológica ante las situaciones de riesgo.

Cuando el sujeto se ve enfrentado a sus miedos con una gran intensidad o durante un largo periodo de tiempo surge el pánico. Sus síntomas son:

  • Dificultad para respirar.

  • Dolor en el pecho.

  • Palpitaciones.

  • Sudación.

  • Temblores.

  • Sensación de mareo e inestabilidad.

  • Hormigueo.

  • Nauseas.

  • Malestar abdominal.

  • (también puede producirse dificultad en el movimiento).

Suelen durar entre diez minutos y media hora. Las personas que suelen padecerlos sufren una gran limitación en el desarrollo de las actividades diarias debido a la ansiedad que causan y al miedo a padecer nuevos episodios y a sus implicaciones.

FOBIAS

Miedo intenso y persistente hacia un objeto, situación o actividad especifica, debido al cual el individuo lleva una vida limitada. La ansiedad que se sufre suele ser desproporcionada con las situaciones reales, y las victimas son conscientes de que su miedo es irracional.

La ansiedad fóbica se distingue de otras formas de ansiedad porque ocurre solo en presencia de un objeto o situación especifica , caracterizándose por síntomas fisiológicos como el latido cardiaco acelerado, nauseas...algunos fóbicos son capaces de afrontar sus miedos, pero por lo general evitan el objeto que les causa el temor, lo que a menudo impide la libertad del sujeto.

Los psiquiatras reconocen tres tipos de fobias:

-simples, hacia objetos y situaciones especificas, como a ciertos animales a espacios cerrados o a alturas. Comienzan en la niñez y se pueden mantener en la edad adulta.

-agorafobia, miedo a espacios públicos abiertos de los que resulta difícil escapar, o en los que se experimenta agobio, miedo que aumenta hasta que el sujeto es incapaz de salir a la calle. Suele comenzar al final de la adolescencia.

-fobias sociales, como el miedo de sentirse ridículo o sentir vergüenza en publico.

La terapia de conducta se ha mostrado eficaz para tratar estos trastornos, especialmente las fobias simples y sociales. La desensibilización sistemática, terapia que consiste en ir enfrentando gradualmente al paciente situaciones u objetos similares a los temidos, ha sido muy eficaz hasta ahora, pero recientemente en la terapia implosiva se obtienen mejores resultados. En esta terapia los fóbicos se enfrentan directamente al estimulo temido en su expresión extrema para que experimenten lo injustificado de su miedo y así descienda el temor.

La agorafobia se caracteriza por la aparición de ansiedad o comportamiento de evitación en lugares o situaciones donde escapar resulte difícil o embarazoso o bien donde sea imposible encontrar ayuda en el caso en el que aparezca en ese momento una crisis de angustia o síntomas similares. Sus síntomas son:

- Aparición de ansiedad al encontrarse en lugares o situaciones sea especialmente difícil escapar o en el caso de que aparezca una crisis de ansiedad inesperada que esté relacionada con una situación entre las que podemos destacar: estar solo fuera de casa, mezclarse con la gente o hacer cola, pasar por un puente, viajar en autobús, tren o coche.

- Estas situaciones se evitan (limitación de nº de viajes) se resisten a costa de un malestar por temor a que aparezca una crisis de angustia o se hace indispensable la presencia de un conocido para soportar los síntomas.
- Esta ansiedad o comportamientos de evitación no pueden explicarse mejor por la presencia de otro trastorno mental como fobia social (evitación limitada a situaciones sociales por miedo a ruborizarse), fobia específica (evitación limitada a situaciones aisladas, como los ascensores).

BASES FISIOLÓGICAS

Ante una circunstancia de peligro inminente, nuestros sentidos instintivamente se percatan y lo comunican a la corteza cerebral a través de los haces nerviosos. En el cerebro, a nivel cortical, inmediatamente lo que habíamos presentido se hace realidad y nuestro sistema de alerta nos dice... ¡Peligro!

En este momento -fracciones de segundo- a nivel subtalámico se provoca una reacción subliminal y se manda una señal a la Glándula Hipófisis. Mientras tanto comenzamos a sentir lo que denominamos miedo. Tenemos miedo.

La Hipófisis segrega una hormona denominada Adrenocorticotropa (ACTH) que va a circular por la sangre y la cual va a ser leída por los comandos de las Glándulas Suprarrenales que reaccionan inyectando, a su vez, a la sangre distintas hormonas fundamentalmente Adrenalina. Esta hormona genera toda una transformación del organismo, el cual se encuentra en estado de alerta total: se produce taquicardia, se dilatan las pupilas, se reduce el nivel de saliva en la boca secándola, se estrechan los vasos sanguíneos, se paraliza la actividad del estómago y se contiene la actividad digestiva, se estrechan las arterias, la presión sanguínea aumenta, baja la temperatura del cuerpo, aparece el sudor frío, se dilatan los bronquios, se acelera la respiración a nivel físico.

Si no existiera este maravilloso y extraordinario mecanismo en nuestro organismo, muy posiblemente gran parte de la humanidad viviría menos años. El miedo actúa en nuestro cuerpo como un sistema de alarma que nos protege y nos permite superar los peligros. El miedo activa la capacidad del hombre y eleva al máximo los niveles de vigilancia y precaución. Sin embargo, tiene también su patología. Lo normal es tener miedo, lo anormal es, o no tener miedo, lo cual no provocaría la reacción de alarma en nuestro organismo, o tener demasiado miedo y entrar en estado de pánico, lo cual disminuye la capacidad natural de defensa que nos provoca el miedo.

Experiencia.

Nuestros ojos ven una fotografía que da miedo, la información pasa desde los ojos al tálamo donde es procesada y distribuida inmediatamente a la amígdala. Esta rápida conexión permite que el cerebro active los mecanismos que preparan el cuerpo para enfrentar el posible peligro, paralelamente la corteza cerebral tan bien recibe la misma información procesada del tálamo, esta conexión se produce mas lentamente y la corteza tienen mas tiempo para analizar el mensaje detenidamente, así puede determinar que no existe el peligro ya que tan solo se trata de una fotografía , de nuevo esta información una vez analizada se transmite a la amígdala, como la corteza a determinado que es una falsa alarma , la respuesta de miedo se retendrá.

PESADILLAS

La pesadilla es un ensueño angustioso y tenaz, frecuentemente con opresión del pecho y dificultad de respirar. Las pesadillas generalmente tienen lugar durante períodos de sueño con movimiento ocular rápido (fase MOR, movimiento ocular rápido).

Hasta cerca del siglo XVIII, las pesadillas eran a menudo consideradas obras de demonios, los cuales se creía se sentaban sobre los pechos de los durmientes, oprimiéndolos con su peso, lo que originó el nombre de pesadilla (nombre derivado de peso). Varias formas de magia y posesión espiritual fueron también consideradas causas. En la Europa del siglo XIX se creía que las pesadillas eran causadas por problemas digestivos.

Actualmente se sabe que las pesadillas son provocadas por causas fisiológicas, tales como fiebre elevada, o por causas psicológicas, tales como un trauma inusual o estrés en la vida del durmiente. Los movimientos corporales ocasionales en las pesadillas pueden servir para despertar al durmiente, ayudando a evitar la sensación de miedo que es uno de los componentes de las pesadillas.

Las pesadillas tienden a ser más comunes entre los niños y se vuelven menos frecuentes hacia la edad adulta. Alrededor del 50% de los adultos experimentan pesadillas ocasionales, las mujeres más con más frecuencia que los hombres.

Aunque sabemos que las pesadillas no son más que un trastorno del sueño, hay mucha gente que piensa que al igual que los demás sueños, tienen un significado. Esto puede llegar a angustiar en gran medida a las personas, ya que al pensar que son un aviso de su futuro, viven con miedo, pensando que aquello que vieron en sus sueños, puede dar lugar a acontecimientos negativos en la vida real. Es realmente sorprendente todo lo que podemos llegar a encontrar hoy en día respecto a este tema, sobre todo si tenemos en cuenta lo absurdo de esta creencia.

MIEDO A LA MUERTE

El miedo a la muerte ha atormentado siempre a los hombres, en gran medida porque el miedo a lo desconocido es el que más influencia ejerce sobre nosotros, ya que no podemos controlarlo de una manera racional, al no saber a lo que nos enfrentamos.

A lo largo de los siglos, hemos intentado apaciguar este temor mediante explicaciones más o menos creíbles, dando lugar a muchas religiones, ya que son las que más esperanzas nos ofrecen al pasar esta fase.

Teológicamente hablando, lo que nos espera después de la muerte puede ser un mundo “paralelo” al nuestro, en el que tengamos lo que nos merecemos de acuerdo a las acciones que hayamos realizado en este como un modo de hacer justicia.

Pero lo que realmente atormenta al hombre en este tema es el desaparecer, el caer en el olvido, somos tan sumamente egoístas, que la perdida de nuestra existencia es lo que nos tortura y nos hace temer este proceso. Lo peor que le puede pasar a una persona es que nadie lo recuerde, porque es entonces cuando realmente se evapora nuestro reflejo en el mundo. De esta manera, los hombres durante su vida intentan de alguna manera buscar la inmortalidad, mediante actos que perduren más allá de ellos mismos, como pueden ser cuadros, libros… o simplemente pensamientos e ideas que nos distingan del resto de la humanidad, que nos hagan únicos y diferentes, porque realmente buscamos la originalidad, porque simplemente somos egoístas, somos humanos llenos de imperfecciones y por lo tanto llenos de miedo.

CONCLUSIONES

El miedo, de una forma racional, es fundamental en nuestra vida porque nos permite evitar situaciones de riesgo, pero en gran medida puede resultar perjudicial, ya que no nos permite llevar una vida normal.

BIBLIOGRAFÍA

  • Wikipedia.

  • Www.nlm.nih.gov/medlineplus/spanish/ency/article/003209.htm.

  • Libro de psicología 1º de bachillerato, editorial: Mc Graw Hill. VV.AA.

1