Miedo, vida y muerte

Estímulos. Reacciones corporales. Conducta. Angustia. Crecimiento. Temor procreado. Pérdida de la vida

  • Enviado por: Xamthus
  • Idioma: castellano
  • País: Chile Chile
  • 6 páginas
publicidad

Miedo, Vida y Muerte

El concepto de miedo es definido de la siguiente forma en el Diccionario de la Real Academia de la Lengua: “ (Del latín metus) Perturbación angustiosa del ánimo por un riesgo o daño real o imaginario. Recelo o aprensión que uno tiene de que le suceda una cosa contraria a lo que desea. El grande o excesivo. Insuperable. El que, imponiéndose a la voluntad de uno, con amenaza de un mal igual o mayor, le impulsa a ejecutar un delito; es circunstancia eximente de responsabilidad criminal".

Partiendo de esta definición podemos complementar que el miedo modifica nuestra forma de ser, aun así, es una reacción normal adoptada frente a algunos estímulos como por ejemplo situaciones que nos angustian o algo sucedido que acaparo nuestra atención; de acuerdo a esto, existen dos tipos de miedo según la forma en la que afecte a la persona:

  • Físico: El cuerpo se prepara en defensiva aumentado el ritmo cardiaco y respiratorio, a esto se le suma la preparación del tono muscular.

  • Psicológico: Es donde el cerebro decide cual situación es peligrosa esto se basa en experiencias vividas, complementadas con el medio externo.

Aparte de estos dos modos de miedo también existen lo de forma generacional dividiéndose en etapas: Cuando el niño nace no percibe muchos factores externos y presenta su mayor miedo al hambre, a medida que crece el temor se desarrolla y es aquí donde observa con mayor atención a su medio externo, es posible que llegue a adoptar miedos percibidos en una edad futura. En una edad de adolescencia el joven empieza a experimentar miedos más complejos hasta el punto de crisis tratadas por especialistas. Luego el joven al madurar y pasar a una edad adulta experimenta problemas basados en sociedad, noticias, mundo, política, economía, amor; en este periodo es donde se crea el miedo y crisis de existencialismo complementado por la angustia y necesidad de tener algo por que existir.

Saliéndose un poco de los tipos de miedo decimos que el miedo que hace referencia al peligro real de una forma más o menos específica, pero desproporcionadamente es una fobia. Las personas fóbicas se dividen en aquellos que responden con un miedo extraordinariamente intenso a una situación específica y los que manifiestan un miedo extraordinariamente intenso en numerosas situaciones que a menudo son difíciles de especificar. Cuando una persona está muy asustada de algo que no produce especial miedo a los demás, es porque el objeto o la situación en cuestión a quedado asociado en su mente con algún temor infantil; también se da el caso de que el objeto o la situación temidos se han convertido en el símbolo de algo temido inconscientemente quizás llegando al terror que se difiere de los términos ya ocupados en que el terror es un miedo especifico ya sea de forma conciente o subconsciente.

Según estudios realizados como los de Freud que involucran el estudio de zonas concientes e inconscientes dicen que gran partes de los temores se basan en nuestra epoca infantil ya que no existe distinción dentro de la imaginación y lo real, muchos de estos miedos se verán presentes en edades futuras. Aparte de la teoría de Freud existe la de Martín Seligman, la cual sostiene que es más fácil aprender unos temores que otros. Seligman cree que estamos preparados por la evolución para desarrollar con facilidad temores a ciertos estímulos, como serpientes y arañas. Aunque es más probable que otros objetos comunes causen dolor o daño (como un martillo, un ventilador eléctrico, un enchufe, etc.), es menos probable que se desarrollen fobias por esos objetos que por las arañas o serpientes.


El porque de esto, según Seligman estos estímulos representaban peligros en los inicios de la historia humana. Por medio de la selección natural, se han vuelto estímulos condicionados muy efectivos.

De acuerdo a estas teorías podemos decir que el temor procreado desde nuestra existencia es el de la vida, aquí desde pequeños tenemos aquel miedo a morir, al no existir. Después se le complementan más circunstancias como el de no dejar un legado existente. Sin objeción el miedo más profundo es el de perder de la vida.

Es muy fácil dar una definición de la vida ya que está  abarca todo y comprende el amor, la educación, el trabajo, etc. Por eso, la vida no transcurre en una cosa, sino todas las cosas transcurren en ella.

La vida es una estructura que está  formada por cosas reales, objetos ideales y valores. Esos valores son los que hacen que la vida sea de una u otra forma; por eso, todo lo que hay o hubo es vida por que sino hubiera no lo sería todo aquellos que observamos y notamos es vida; la totalidad de las cosas de lo que existe, es vida.

El problema mayor de la existencia se divide en la explicación o representación de la vida como cosa real, objeto ideal y complementado de valores, que en la mayoría de los entes humanos no se reconocen.

Mientras la vida se conforma de explicaciones que no son sencillas ni claras, su significado puede variar permanentemente por que ese ente independiente que la conforma puede ser demostrado desde varios puntos de vista, científico, técnico, mecánico, lógico, etc. y no depende de ninguna cosa sino ese ente que termina siendo auténtico y absoluto ya que se forma de todos esos conceptos llamado existencia.

Según teorías e hipótesis plantean que la vida “es” y “esta”  pero entender aquellas dos situaciones no es fácil, no es claro ya que varias teorías giraron alrededor de su yo absoluto y permanente. Entre ellas la teoría del ser de Parmenides que intentaba demostrar lo que significaba el ser y esa sustancia intangible y sensible imposible de demostrar y que todos la conocemos como alma que en la actualidad todavía no posee un significado y argumentos de peso.

También ahí factores que como al miedo se le unen a la vida, como es el caso de la angustia se hace presente en la vida como la indiferencia de la vida misma donde el vivir es la única forma de sobrepasar los obstáculos que se van imponiendo.

Muchas veces no se valora la vida como tal es, miles de personas prefieren morir antes de sentir ese miedo o terror al futuro, a lo desconocido a enfrentar sus problemas. A medida escucho a miles de mis amigos decir que se quieres suicidar ya que un problema los asecha pero ¿Por que toma el camino mal fácil de la muerte? Deberían darse cuenta de que por un problema no se pueden hechar a morir, miles piensan de que terminar con su novia o que una perdida de un familiar u otras circunstancias más personales les provoca ese instinto suicida el cual al ser gatillado por una mínima situación se convierte en una depresión leve o grave. Este problema de la muerte que esta presente en la vida se denomina nada más que un proceso de cambio de etapa donde el alma descansa en paz según la vida terrenal (religiones occidentales) o se reencarna para dar inicio a una nueva esencia de vida (religiones orientales) dependiendo al igual que las religiones occidentales de el comportamiento en la vida terrenal.

La muerte se le define según la RAE.: “(Del Lat. mors, mortis). Cesación o término de la vida.”

Como afirma la RAE. La muerte finalizara la vida pero además de esto da inicio a una nueva fase.

Desde inicios de la historia el hombre ha tratado de luchar con este sentido y miedo de la muerte, a través de ella ha tratado obtener el don de la vida eterna aquella obsesión que sigue vigente hasta nuestros días. El hecho de ver la muerte al asecho ya produce la sensación de escape de la situación, buscamos soluciones rápidas y precisas para librarnos de ella.

Lo que realmente nos llega es la muerte de un ser querido. Vivimos un hecho externo a nosotros mismos; vivimos la falta de esa persona, pero no su muerte en sí; vamos a vivir las consecuencias que va a tener para nosotros la no existencia del otro, pero no vamos a experimentar su muerte. Hace poco viví la experiencia del fallecimiento de un ser querido (2 semanas) se trata de mi abuela la verdad es que no fui un fiel nieto para ella pero si la apreciaba a bastante. Al morir no viví su muerte en si pero lo que viví fue el dolor mío y de mi familia al ver a todos demacrados en el velorio y luego verlo nuevamente así en el funeral de cual nadie de mi familia se repone. Hasta el momento ningún familiar mío (ni yo) puede asegurar de ha dejado aquel dolor de dejar de ver a ese ser querido que hasta el día de hoy se niegan de olvidar.

En un libro de Edgar Allan Poe "La Mascara de la Muerte Roja" nos muestra claramente como eludimos este sentido de muerte que constantemente nos asecha. En el cuento se ambienta en la Edad Media donde todo lo malo que ocurría se le atribuía al demonio. La Historia narra sobre un príncipe que ve como va cayendo su pueblo a causa de la peste por lo que decide juntar a todos los nobles y equiparse de todo lo necesario y encerrarse en un castillo. Al transcurrir 6 meses el príncipe el se atreve a dar un gran fiesta con mascara como celebración de no ser atacados por la peste. Se decoraron 7 salones cada uno con 2 ventanales góticos. Los salones eran azul, púrpura, verde, anaranjado, blanco, violeta, y los ventanales de cada uno de ellos eran del mismo color, pero el séptimo salón era distinto, era negro, de un negro aterciopelado y sus ventanales de un rojo intenso produciendo aquella sensación siniestra. En el transcurso de la fiesta a medida que todos bailaban, cada una hora, se escuchaba el sonido del reloj, así que, todos los invitados paraban un segundo, al dejar de sonar continuaban con la fiesta. Al llegar las doce de la noche el reloj dio doce campanazos así que los invitados quedaron mas tiempo en silencio por lo que se dieron cuenta de existía un nuevo invitado vestido de negro y con manchas de sangre, no se le podía diferenciar quien era ya que poseía una mascara como todos los invitados. El desenlace ocurre cuando el príncipe se lanza con una daga contra el pero se da cuenta de que tras aquel disfraz no había alguna forma tangible. Al final del cuento todos fallecen uno a uno debido a la peste y los calderos de los ventanales fueron apagándose hasta el último hombre en morir.

Como se relata en la historia el hombre trata de escapar de aquel sentimiento de muerte que lo asecha prefiere encerrarse para luego no poder escapar a aquella realidad que termino con su vida.

Como hemos mencionado cada tema se une respectivamente al otro, la vida es elemento principal y es esencia ósea prácticamente es el todo pero se complementa con el hecho del miedo que tenemos por dejar de existir por no tener nuestro legado y no dejar algo en por que la gente se acuerde de nosotros, todo ese miedo se acumula y lo llevamos interiorizado, el cual no llama a escapar de la situación el cual se ve gatillado por otras situaciones las cuales al final conducen a la muerte y dan el inicio a nuevas etapas.

En el párrafo anterior se hace un resumen corto pero si tratamos de explicarlos a cabalidad, podríamos decir que la vida al ser la esencia es el todo, ósea la vida comprende lo que “es” y “esta” a través de ella transcurren hechos pero la vida no transcurre a través de los hechos, si no que lo hechos transcurren alrededor de la vida. Hasta el momento no tiene una explicación clara ni concisa por que además se le suma aquella esencia llamada alma o ente, la cual, no tiene explicación ninguna hasta el día de hoy, solo se le define como “(Del lat. Anma) En algunas religiones y culturas, sustancia espiritual e inmortal de los seres humanos.” Pero no posee aquel fundamento de peso para que todas las culturas y religiones se adapten a un solo concepto. Si a esto le sumamos el miedo que vivimos a diario por alguna situación que no es más una reacción normal adoptada frente a situaciones internas o externas. No solo el miedo fecunda una parte grande en nuestras vidas si no el hecho de miedo-muerte, aquel temor procreado desde nuestra niñez con el fin de mantener nuestra existencia y vigencia a través de los años, pero esta muerte no llega a nosotros hasta que fallece algún ser querido, su esencia se pierde físicamente ya no existe y el dolor que queda dentro de nosotros no es mas que aferrarse a algo que ya no existe en este mundo, que dejo de existir pero que siempre esta presente dentro del corazón de cada persona que compartió, vivió y lo mas importante es que recibió su cariño hasta el ultimo momento de su existencia.

Filosofía

Miedo, vida y muerte

Nombre:.

Curso: 3° Medio

Fecha: 07-10-2002.