Micrómetros de profundidad

Física. Mecánica. Magnitudes. Medidas pequeñas. Precisión

  • Enviado por: Txilo
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 3 páginas
publicidad
cursos destacados
Electrónica Digital
Electrónica Digital
Si estas en la Universidad y tu curso de Electrónica se te hace cuesta arriba,...
Ver más información

Ejercicios Resueltos Cálculo Diferencial
Ejercicios Resueltos Cálculo Diferencial
Serie de ejercicios resueltos de Cálculo Diferencial Este curso va ligado al curso actual de Cálculo...
Ver más información

publicidad

Descripción

El micrómetro es utilizado en diferentes ramas de la tecnología para realizar mediciones de precisión, pero es en la rama de la mecánica donde es utilizado con más frecuencia para la medición de piezas de gran precisión. Existen micrómetros de diferentes tipos según sea la medición que realice. En este caso, éste es un micrómetro totalmente diferente en cuanto al resto de los micrómetros que hemos visto hasta ahora, tanto morfológicamente y también a la hora de la medición. Consta de un manguito graduado en forma inversa al micrómetro común, ya que a medida que se introduce el tope móvil el nonio marca mayor profundidad. Tiene un apoyo en forma de T y además posee varillas calibradas que se pueden cambiar para medir mayores profundidades que la permitida por el nonio.

'Micrómetros de profundidad'

Imagen1. Micrómetro para profundidad y varillas intercambiables.

Descripción del funcionamiento

El micrómetro para profundidades es un aparato formado por un eje móvil con una parte roscada, al extremo de la cual va montado un tambor graduado; haciendo girar el tambor graduado se obtiene el movimiento del tornillo micrométrico, y por consiguiente el eje móvil, que parara de moverse nada más palpar la pieza. Éste no tiene eje fijo, ni por lo tanto herradura, va marcada la escala lineal graduada en milímetros o pulgadas. A diferencia del vernier hay un micrómetro para cada sistema de unidades. Este micrómetro en forma de T tiene un manejo diferente al resto de los micrómetros, en cuanto al cuerpo, la parte graduada, el tambor etc. el tipo de uso y lectura es el mismo solo que esta vez cambiamos la estructura. Este micrómetro tiene forma de una T inversa, que cuya forma nos servirá para medir profundidades, el micrómetro consta de dos apoyos, para una cómoda medición, se apoyan los apoyos y girando el tambor sacaremos la varilla hasta llegar a palpar la profundidad de la pieza, sin forzar ya que la medida pudiera no ser real. El micrómetro tiene en sus apoyos el embrague, que una vez hayamos tocado la profundidad de la pieza, la utilizaremos para frenar su posible avance hacia adelante y errar en nuestra medición.

Las partes fundamentales de un micrómetro son:

  • Eje móvil, cuya punta es plana y paralela al punto fijo.

  • Cuerpo graduado sobre el que está marcada una escala lineal graduada en mm y medio mm.

  • Tornillo solidario al eje móvil.

  • Tambor graduado.

  • Dispositivo de blocaje, que sirven para fijar el eje móvil en una medida patrón y poder utilizar el micrómetro de calibre pasa, no pasa.

  • Embrague. Este dispositivo consta de una rueda moleteada que actúa por fricción. Sirve para impedir que al presión del eje móvil sobre la pieza supere el valor de 1 Kg./cm2 , ya que una excesiva presión contra la pieza pueda dar lugar a medidas erróneas.

'Micrómetros de profundidad'

Imagen 2. Micrómetro para profundidades.

Cambio de varillas

Como bien hemos dicho antes, este micrómetro tiene la posibilidad de cambiarle las varillas puesto que su alcance de profundidad no siempre es posible con una misma varilla, por lo cual debemos cambiar la varilla. Como bien sabemos, tenemos varillas de diferentes alcances que se nos ajustarán mejor diferentes alcances donde no hemos podido llegar con nuestra primera varilla.

Para cambiar la varilla es muy simple, los siguientes paso a seguir son:

  • Girar el tapón superior roscado hasta conseguir soltarlo de la pieza totalmente.

  • Sacar la varilla que queremos quitar.

  • Poner la nueva varilla que mejor se nos ajuste.

  • Volver a girar de nuevo el tapón para cerrarlo de nuevo.

Y con esto tendríamos ya completado el cambio de varillas deseado.

Puesta en cero

La puesta en cero de este micrómetro es por decirlo de algún modo, el más sencillo de ponerlo, solo necesitaremos el micrómetro y una mesa de planitud.

Para empezar con el tambor, meteremos la varillar hacia dentro lo máximo posible, así se nos facilitará el trabajo y como más adelante veremos evitaremos cualquier torcedura de varilla etc.

Una vez hayamos metido la varilla hacia dentro, pondremos el micrómetro en posición de la imagen 2 sobre la mesa de planitud y poco a poco con el tambor giratorio iremos sacando la varilla, pero puesto a que tenemos la mesa de planitud, le será imposible la salida de la varilla, por lo cual cuando ya no podamos sacar más la varilla y el girar el tambor nos sea inútil, habremos conseguido ese punto cero que queríamos. Por lo cual, solo nos quedaría ajustar el tambor con el gancho y poner los dos ceros coincidentes, y ya tendríamos listo el micrómetro en posición 0.

Informe sobre micrómetros

de profundidad

Vídeos relacionados