Miau; Benito Pérez Galdós

Literatura española del Realismo. Narrativa y novela realista. Visión pesimista. Argumento. Personajes

  • Enviado por: Lia
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 2 páginas
publicidad

MIAU de Benito Pérez Galdós

Benito Pérez Galdós nace en 1843 en las Palmas, en el seno de una familia acomodada y de ideología conservadora. Terminado en 1862 el Bachillerato se marcha a Madrid a estudiar derecho, donde comenzaría a escribir para “la Nación” y la prolífica carrera como escritor hasta su muerte en 1920.

Miau fue escrita 1888, dos años antes Galdós había formado parte del gobierno de Sagasta, de ideología liberal, esta ideología está reflejada en el protagonista de esta obra, Ramón Villaamil, cesante por los cambios de partido. Este funcionario y lo que gira entorno a él, nos muestra no solo el modo de vida de la mayoría de los españoles de aquella época, las costumbres, cultura religiosa, penurias económicas, etc. Si no también nos muestra el estado político- administrativo de España.

Galdós a través de la visión de Villaamil nos enseña una España atrasada, estancada y estafadora, donde priman los intereses individuales, donde es más importante la imagen exterior y los contactos que las ideas renovadoras, el interés por la mejora de un país o la sabiduría y profesionalidad.

Es fácil comprender el fin de Villaamil al observar el traumático sentimiento de impotencia que siente al ver el estado político del país: por un lado vemos en la administración ascensos por conveniencia, por chantajes económicos o por contactos o amistad ( vulgarmente enchufados) que hace referencia a la ineficacia e incompetencia de todos o la mayoría de los funcionarios de aquel estado español. Por otro lado, vemos en la figura del cesante, cómo a cada cambio político cambia también la plantilla de funcionarios, esto nos lleva a ver una administración pública caótica y oscurantista que en ningún momento parece existir para la sociedad, para el público.

Las ideas progresistas de Villaamil y la súplica por un puesto de trabajo le muestran entre los que lo rodean como un loco o viejo lunático, mientras que a nosotros todas sus ideas nos muestran en gran medida el momento en que vive nuestra administración: profesionalidad, permanencia, participación o pensión.

Fuera del ministerio se nos muestra, del mismo modo, una sociedad oscura, pobre y con falta de visión futura. Como una metáfora, Galdós parece retratar el estado y la sociedad en la familia de Villaamil, así vemos el estado estafador, la parte rica, narcisista, que vive de los demás en la persona de Cadalso. Un estado con gastos excesivos en imagen, sin medida ni control en Doña Pura. La visión religiosa e ingenua de la sociedad en el pequeño, Cadalsito. La falta de iniciativa, el acomodado y callado escalón proletario en Milagros. Una juventud que llega a la locura por no luchar por sus verdaderos sentimientos y que busca solo estabilidad económica en la figura de Abelarda. Y por último, lo que representa Ramón Villaamil que es el desarrollo y conocimiento y la visón de una España mejor, es dejada de lado, maltratada y humillada abocada finalmente a la muerte.

La visión pesimista de Galdós en relación con la obra y sus personajes no es más que la visón propia del autor sobre el momento en el que vive, Miau que parece un nombre absurdo (la idea desde fuera de una España “mal” podría ser absurda) y sin sentido guarda la problemática y refleja el momento pésimo en que vive el estado español y en este caso la administración del estado. Por lo tanto, el título de la obra no solo podría dar nombre a las felinas mujeres de la casa Villaamil o a las renovadoras ideas de Ramón, podría dar nombre también a la situación política, como una risa sarcástica de lo que se escondía en las oficinas y despachos públicos de todo el país.

1º G.A.P Administración Pública española