México Bárbaro; John Kenneth Turner

Esclavos del Yucatán. Exterminio de Yankies. Exilio. Valle Nacional. Sistema Díaz. Represión. Huelgas mexicanas. Norteamericanos. Pueblo mexicano. Profiriato. Pacificación. Gobierno. Narrativa hsitórica

  • Enviado por: José Vázquez Araiza
  • Idioma: castellano
  • País: México México
  • 13 páginas

publicidad
cursos destacados
Iníciate en LOGIC PRO 9
Iníciate en LOGIC PRO 9
Vamos a ver de manera muy sencilla y en un breve paseo de poco más de una hora como funciona uno de los...
Ver más información

Curso de reparación de teléfonos móviles / celulares
Curso de reparación de teléfonos móviles / celulares
El curso de Reparación de Telefonía Celular o Móvil está orientado a todas aquellas...
Ver más información


INTRODUCCIÓN

El objetivo de éste libro, fue en su momento, tratar de comunicar a las personas de la situación que vivía México en esa época, todas las redacciones, vivencias, textos y entrevistas de John Kenneth, son plasmadas de una forma ya tangible que muestra a quien lea éste texto, lo que México estaba viviendo y para personas como nosotros, o sea que lo estamos leyendo años después de que sucedió, nos da a entender, y más que nada valorar, el sentido que tiene en la actualidad de libertad, se hace mucho más entendible el hecho de que la “esclavitud” estuvo en algún momento, y que de hecho existió, y el libro está narrado de una manera que te puedes dar cuenta de que las “luchas” son algo más que simple historias de texto trilladas, sino más bien un acontecimiento, súbito, real, y más que nada verídico.

El libro se divide en los siguientes capítulos:

I. Los esclavos de Yucatán.

Las primeras experiencias que este gran periodista tuvo en México fueron la forma en que los magnates del henequén, que es la planta que cultiva la región desde hace ya varios siglos. Hacían trabajar a indios mayas y yaquis (que por cierto el gobierno mandó llevarlos hasta ahí desde el norte del país donde vivían muy tranquilos)en las grandes haciendas donde vivían encerrados en jaulas para que no se escaparan. Narra también la forma en como los ricos hacendados hacen alarde de la esclavitud en complicidad con el gobierno.

El principal entre los reyes del henequén de Yucatán es Olegario Molina, ex gobernador del Estado y secretario de Fomento de México. Sus propiedades, tanto en Yucatán como en Quintana Roo, abarcan 6 millones de Has.: un pequeño reino.

Los hacendados no llaman esclavos a sus trabajadores; se refieren a ellos como “gente” u “obreros”, especialmente cuando hablan con forasteros.

Esclavitud quiere decir propiedad sobre el cuerpo de un hombre, tan absoluta que este puede ser transferido a otro; propiedad que da al poseedor derecho de aprovechar lo que produzca ese cuerpo, matarlo de hambre, castigado a voluntad, asesinarlo impunemente.

II. El exterminio de los Yaquis.

Narra con gran lujo de detalle sus investigaciones sobre el origen de los conflictos de los indios yaquis del norte de México con el gobierno, a tal grado que para poderlos exterminar se les enviaba hasta la península de Yucatán, al sur del país, para que sirvieran como esclavos en las haciendas henequéneras, donde morían a los seis meses por los malos tratos y el clima diferente.

Trata de transmitir la manera en que vivían los indios yanquis de Sonora.

Habla y describe detalladamente y principalmente, las razones que tuvieron los yanquis para su “rebelión”, de la manera en cómo confiscaban sus tierras, de los medios en que el ejército se basaba para todos sus castigos y maltratos. Comunica también las partes del estado que estaban en desacuerdo de esto, pero que sin embargo vivían del sistema, y de la radical orden que dio el presidente Porfirio Díaz para neutralizar completamente a los yanquis, para más tarde deportarlos todos a Yucatán.

Todas las personas que eran recogidas para ser enviadas al exilio, embarcaban en el puerto de Veracruz para más tarde ser trasladados a fincas bajo los maltratos de los ricos, prepotentes y déspotas dueños en Yucatán.

Río Blanco es una localidad que por su ubicación, a parte de tener buen clima y bonitos paisajes tiene buena localización sobretodo para la energía hidráulica.. es la fabrica de textiles más grande y moderna que había en el mundo, y con mayores utilidades en comparación de su inversión. Ahí sólo hay trabajadores mexicanos, hombres, mujeres y niños que laboran 13 horas diarias. Esa fábrica lleva 16 años ahí, pero el pueblo se divide de antes y después de la huelga. Debido a que en México no habían leyes que protegieran a los trabajadores, ni sus garantías, ni que regularan las normas con las que las empresas trabajaran, los trabajadores de Río Blanco, no sólo con no estar conformes con respecto a sus jornadas ni a sus salarios, tenían que pagar renta de un cuarto que les alquilaban, y recibir los maltratos de sus jefes.

Los obreros crean el “Círculo de obreros”, pero cuando es descubierto, se crea una orden general para prohibir visitas y encarcelan inmediatamente a principales sospechosos. Los trabajadores de Puebla se ponen también en huelga y piden ayuda, así varias fábricas suspendieron sus actividades. Los trabajadores de Río Blanco, crean la ofensiva, y se ponen 2 meses en huelga con el simple alimento de las montañas, hasta que hartos de eso, recurren a Porfirio Díaz, pidiéndole ayuda y prometiendo aceptar cualquier decisión suya. Díaz manda hacer una falsa investigación y dice que reanuden las actividades.

Los obreros aceptan porque fue algo en que quedaron con Díaz, pero necesitan provisiones para agarrar las fuerzas perdidas, así que van a la tienda por maíz y frijoles y éstos les son negados, así que toman por la fuerza las provisiones y queman la tienda, enseguida los soldados empiezan a disparar a quemarropa. No hay cifras oficiales de los muertos, pero no cabe duda de que si hubiera serían falsas.

El gobierno realizó varios esfuerzos para ocultar la matanza, pero llegó a oídos de toda la nación, fue una masacre total.

Lo único que los obreros ganaron fue que Díaz quitó las tiendas, y ya ellos podían comprar lo que quisieran en donde quisieran.

Pero eso no borra lo que los testigos vieron y sobrevivientes experimentaron, y desde ese entonces Río Blanco no podrá volver a ser como antes.

Porfirio Díaz, tras derrocar a Lerdo, se reeligió en múltiples ocasiones hasta poder contarse 34 años en el poder.

Empezó su carrera como estadista y es cierto que fue un soldado muy destacado, pero eso no justifica que haya llegado al poder a perturbar la “paz” en la que vivía nuestro país.

III. En la ruta del exilio.

Con un ameno estilo el escritor relata sus experiencias al acompañar en su viaje por tren a los indios yaquis desterrados a Yucatán. Ahí es testigo de la forma en que familias enteras son desmembradas cruelmente y como al llegar a su destino los hacendados casaban a las mujeres con extraños para crear nuevas familias que produjeran más mano de obra.

Los Yaquis se dirigen a Yucatán, al llegar a puerto Guaymas, abordan en un barco de guerra del Gobierno hasta el puerto de San Blas. Después de casi cuatro o cinco días de travesía, desembarcan y son conducidos a pie a través de una de las sierras mas abruptas de México, desde San Blas a Tepic y desde Tepic a San Marcos.

Los yanquis son enviados a las fincas henequeras como esclavos. Se les contrata como muebles; son comprados y vendidos, no reciben jornales; pero los alimentan con frijoles, tortillas y pascado podrido.

Los yaquis son “indios”, no son blancos; pero cuando se conversa con ellos en un lenguaje mutuamente comprensible, queda uno impresionado por la similitud de los procesos mentales del blanco y el moreno.

El Gobierno mexicano prohíbe el divorcio y, por lo tanto, volverse a casar; pero para el hacendado yucateco todo es posible. Para una mujer yaqui, un hombre asiático no es menos repugnante que para una mujer norteamericana; sin embargo, una de las primeras barbaries que el henequero impone a la esclava yaqui que acaba de ser privada de su marido legal a quien ama, y obligarla a casarse con un chino y vivir con el.

El amor de los yaquis por quien los ha criado es grande y varias de las mujeres mas jóvenes contaban los detalles de la separación de sus madres. Hablaron otra vez de sus maridos.

IV. Los esclavos contratados de Valle Nacional.

Un relato interesante de uno de los lugares más temidos del México de principios del siglo XX, la región tabacalera de Valle Nacional en el estado sureño de Oaxaca. Los esclavos que trabajaban en las haciendas tabacaleras eran gente que era traída desde todos los puntos de la república ya fuera por medio de contratos falsos, por arresto policiaco o bien por secuestro descarado. Las condiciones de trabajo, iguales para hombres, mujeres y niños, hacían que cualquier trabajador solo aguantara de tres a cinco meses; tiempo después, cuando el agotamiento, el hambre y las palizas minaban su salud, los patrones se deshacían de ellos arrojándolos a los pantanos, donde eran devorados por los cocodrilos sin importar que estuvieran muertos o agonizantes.

En Yucatán, los esclavos mayas mueren mas rápidamente de lo que nacen, y dos tercios de los esclavos yaquis mueren rápidamente el primer año después de su llegada a la región; pero en Valle Nacional todos los esclavos, con excepción de muy pocos a caso 5% rinden tributo ala tierra en un lapso de siete u ocho meses.

Valle Nacional se encuentra a tres horas de viaje de Córdoba y dos de El Huele. Los viajeros perdidos llegan a veces hasta Tuxtepec, la ciudad principal del distrito político; pero nadie va a Valle Nacional si no tiene algún negocio.

El jefe político es un funcionario publico que rige un distrito político, correspondiente a lo que se llama “condado” en los Estados Unidos. A su vez se suele nombrar a los alcaldes de los pueblos de menor categoría que están bajo su autoridad, así como a los funcionarios de importancia. No tiene ante quien rendir cuentas excepto su gobernador, y a menos que el presidente de la republica resuelva intervenir.

La quinta parte de los esclavos de Valle Nacional son mujeres y la tercera parte niños menores de 15 años. Estos trabajan en los campos con los hombres.

V. En el valle de la muerte.- Más interesantes relatos sobre la vida de los esclavos en las haciendas tabacaleras de Valle Nacional.

“Notábamos en la gente mayor horror por la región. Ninguno había estado allí, pero todos habían tenido rumores; algunos habían visto a los supervivientes y la vista de esos cadáveres vivientes había confirmado tales rumores. Al bajar del tren en Córdoba vimos que cruzaba el anden una procesión de 14 hombres; dos adelante y dos detrás de la fila, con rifles, y los diez restantes con brazos amarrados a la espalda y las cabezas bajas”.

VI. Los peones del campo y los pobres de la ciudad.- Si los trabajadores rurales del México porfiriano no eran nada afortunados, las condiciones de vida en las ciudades mexicanas de principios del siglo XX no eran nada envidiables. El autor nos cuenta sus visitas a los albergues para gente de clase trabajadora, donde por tres centavos podían rentar un pedazo de suelo en una habitación para pasar la noche, habitación que llegaba a alojar hasta doscientos huéspedes sin distinción de sexo, situación que originaba condiciones de promiscuidad. También hace referencia a las condiciones insalubres de los barrios pobres.

VII. El sistema de Díaz

La esclavitud y el peonaje de México, la pobreza y la ignorancia y la postración general del pueblo se deben, en mi humilde opinión, a la organización financiera y política que en la actualidad regle en ser país. El sistema del general Díaz. El general Díaz instituyo un sistema propio, en el que su propia persona es la figura central y dominante; En la que su capricho es la constitución y la ley, es el sostén principal de la esclavitud, y los interese Norteamérica con constituyen la fuerza determinante para que continué la esclavitud . En todo el mundo se habla de México como de una republica.. Juárez fue reconocido en México y fuera de México como uno de los más hábiles y generosos patriotas. Pero Díaz durante 9 años se porto como un rebelde ordinario, con el apoyo de bandidos, criminales y soldados.

En contrae de la voluntad de la mayoría del pueblo, el general Díaz tomo la dirección del gobierno hace 34 años en otras palabras el general Díaz con una habilidad que nadie puede negar, que se apropió de todos los poderes que había en el país excepto la nación misma. Por una parte ejercía una dictadura militar y por la otro disponía de una camarilla financiera. Tan inevitable como la oscuridad de la noche desmoralización general, depravación. El botín más grande que enriqueció a Díaz fue durante mucho tiempo la confiscación de tierras del pueblo, uno de de los principales métodos para despojar de sus tierras en general a sido la expedición de la ley del registro de la propiedad patrocinada por Díaz, otro m medio favorito para confiscar pequeñas propiedades consiste en señalar arbitrariamente los impuestos estatales.

La historia mexicana de la ultima generación esta plagada de matanzas causadas por este proceder de Papantla, varios regimientos de soldados de línea que mataron a unos 400 campesinos antes de que pudiera desalojarlos de las tierras de Temosa chic los muertos fueron entre 800 y 2000.

El soborno es una institución establecida en las oficinas publicas mexicanas y reconocida como un derecho que corresponde al funcionario que ocupa el puesto, nunca se aplica la acción publica para mejorar las condiciones de vida del pueblo humilde; es opción solo tiene la mira de asegurar cada vez mas la posición del gobierno. Díaz estima el capital extranjero porque este significa el apoyo de los gobiernos extranjeros.

En este capitulo se intento ofrecer al lector uno de los medios que el general Díaz implementa para obtener apoyo para su gobierno, en resumen por medio de los cuidados repartos de los puestos públicos, de los contratos y privilegios especiales de diversa índole.

Gradualmente el país ha caído en manos de sus funcionarios, de sus amigos, y de los extranjeros, el pueblo ha pagado, con el peonaje y la esclavitud, a partido la libertad, la democracia y la bendición del progresa.

VIII. Elementos represivos del régimen de Díaz.

Un sistema monstruoso de opresión dictatorial no puede existir sin los elementos necesarios de intimidación a la población. En este capítulo se hace referencia a la importancia para el gobierno de Díaz de contar con un elevado número de soldados, policías y rurales que se encargaban de "poner orden" entre la aterrorizada población así como de secuestrar gente para enviarla a trabajar a las haciendas de Valle Nacional y de eliminar a quienes se atrevían a criticar ese sistema inhumano de vida. También se describe a las principales prisiones del país en esa época.

IX. La destrucción de los partidos de oposición.

Cuenta con toda claridad la forma en que muchos mexicanos patriotas murieron por tratar de sacar a su pueblo de la esclavitud.

X. La octava elección de Díaz por “unanimidad”.

Díaz se había mantenido a la cabeza del gobierno por mas de una generación desde 1876. En 1910 Díaz fue electo por octava vez. Seria bienvenido un partido de oposición en la republica mexicana, dijo Díaz. La declaración de que apoyaría un movimiento en este sentido parecía una paradoja demodé que hombre inteligentes del elemento progresista se unieron para proyectar un movimiento sin estar en oposición directa contra Díaz. El plan consistió en recomendar al presidente retener el puesto y al mismo tiempo pedirle que permitiera al país elegir con libertad un vicepresidente, en poco tiempo se habían organizado no menos de 500 clubes que en 1909 celebraron una convención en la capital. No paso mucho tiempo sin que resaltara el hecho de que en caso de haber elección el candidato de los liberales ganaría.

Tan pronto este movimiento adquirió popularidad Díaz actuó para destruirlo a pesar del orden que prevalecía en sus asambleas.

En julio, un comité relacionista de la ciudad de México efectuó un mitin en Guadalajara con un auditorio compuesto por estudiantes demócratas los muertos y heridos eran de 12 a 35 y mil detenidos.

Después siguió una larga lista de arresto de miembros del movimiento demócrata. Muchos fueron fusilados.

Cuando había elecciones fuera de las casillas se colocaban tropas federales que prohibían a los demócratas votar al mismo tiempo se implementaron otras medias ridículas.

A pesar de todo las ambiciones democráticas del pueblo se habían elevado en tal forma que no podían ser anuladas. Del atrevimiento de solo postular al vicepresidente se paso a postular a un posible presidente, Francisco I Madero. Pero todos los miembros de los clubes fueron encarcelados. El día de las elecciones los candidatos del partido demócrata fueron secuestrados.

Posteriormente las elecciones se llevaron acabo en una farsa total. Por lo cual supuestamente Díaz había sido reelegido por octava vez y por unanimidad.

XI. Cuatro huelgas mexicanas.

Aunque hubo muchos acontecimientos que mancharon de sangre las manos de Porfirio Díaz, las huelgas de Cananea (Sonora) y Río Blanco (Veracruz)son los hechos más horribles de represión y de injusticia que se conozcan no solo en México, sino en el mundo entero. El autor narra paso a paso los incidentes que se fueron presentando en el transcurso de las huelgas y la forma cruel en que el estado ordenó la masacre inmisericorde del pueblo trabajador que se atrevió a pedir sus derechos.

Son estos los capítulos más sobresalientes del libro, donde también el autor nos muestra un retrato de la personalidad del asqueroso dictador y un análisis de la personalidad del pueblo de México, a quien reconoció habilidades extraordinarias para el trabajo tanto físico como intelectual. El libro termina con un llamado a todas las mentes sensatas de su tiempo para denunciar el sistema de Díaz, al mismo tiempo que el autor muestra su vergüenza de ser ciudadano de un país cómplice de la esclavitud de un pueblo humilde y pacífico.

XII. Criticas y comprobaciones

El contenido de esta obra causó una ola de comentarios lo mismo en Estados Unidos y México. A pesar de todas la pruebas mostradas los norteamericanos defendieron al presidente mexicano.

Muchos de estos veían en el General Díaz a una persona bondadosa incapaz de someter a un país entero al sufrimiento de la esclavitud y del peonaje.

La mayoría de los norteamericanos no conocían realmente las condiciones en que estaba la población de México, ya que Vivian completamente engañados, pues se les hacia creer que México era un país lleno de oportunidades para todos en el que los trabajadores contaban con las mejores condiciones para laborar.

Por lo contrario los inversionistas norteamericanos a pesar que conocían las verdaderas condiciones, optaron por negarlo ya que este sistema favorecía sus ganancias. Pues el contar con esclavos era muy importante ya que ahorraban cada centavo en alimentación, vivienda, salud de los trabajadores sin que nadie dijera nada.

Por esto nunca se supo la verdad a ciencia cierta pues el complot cegaba a todos los que nunca habían estado en México, frente a la esclavitud, el hambre y las condiciones de retraso educativo e industrial.

A pesar que las pruebas estaban ahí nos cerramos a creer el cuento de hadas que nos dieron los inversionistas norteamericanos y el Gobierno de Porfirio Díaz.

XIII. El contubernio de Díaz con la prensa norteamericana

Si existe alguna combinación de interés en los Estados Unidos que ejerza una influencia tan poderosa como la del presidente Díaz sobre la prensa norteamericana.

Existe una extraña, hasta misteriosa resistencia en los poderosos periodistas norteamericanos para publicar cualquier cosa que perjudique al gobernante mexicano.

Díaz controla todas las fuentes de noticias y los medios de transmitirlas. Los periódicos se suprimen o subsidian a capricho del gobierno.

Por el deseo de obtener sórdidas utilidades, se han dejado a un lado los principios de decencia y humanidad que en el consenso universal se admiten como los mejores para el progreso del mundo.

Todos los directores de periódicos que se atrevían a dar a conocer algún articulo que pudiera afectar al General Porfirio Díaz son perseguidos, multados, censurados y saqueados e incluso se les da el exilio.

Pues afectan los intereses de los inversionistas norteamericanos.

También hay periódicos que favorecen el sistema Díaz ya que los directores de estos tienen negocios en México y muchos de ellos siguen manteniendo a los esclavos sin ningún remordimiento.

XIV. Los socios norteamericanos de Díaz

Los Estados unidos son socios en la esclavitud que existe en México, son responsables, en parte, del predominio del sistema de esclavitud en México, me refiero al poder organizado de manera oficial representa al país en el interior y en el extranjero. Me refiero al gobierno federal de los Estados Unidos y los intereses que los controla.

Confieso que hay muchos norteamericanos dispuestos a probar que la esclavitud es provechosa en México. Los Estados Unidos ha mantenido a Díaz en el poder cuando debiera haber caído. Ya que ellos obtienen utilidades de la esclavitud mexicana y se esfuerzan para mantenerla.

También los norteamericanos trabajan con esclavos, los compran los explotan, los encierran durante la noche, los azotan, los matan, exactamente igual que otros empresarios en México

En caso de una revolución grave, los Estados Unidos intervendrán con el pretexto, de proteger el capital norteamericano y la intervención destruiría la ultima esperanza de México para obtener una existencia nacional independiente.

Porfirio Díaz a vendido prácticamente al país, Ya que todas las ganancias que debería obtener el pueblo mexicano son llevadas al extranjeros principalmente a Estados Unidos, pues ellos invierten un capital ridículo en petróleo, ferrocarriles, haciendas, hectáreas de cultivo, y reciben grandes utilidades.

Además que explotan a nuestra gente.

XV. La persecución norteamericana de los enemigos de Díaz

Los Estados Unidos, cuna de la libertad, se han dado las manos con Porfirio Díaz, el déspota más devastador que gobierna una nación.

Han constituido una fuerza final y determinante de la continuación del sistema de la esclavitud, han hecho aun lado sus principios respetados pro generaciones, han violado, penalmente algunas leyes, han permitido, alentado y protegido este sistema a pesar de ser injusto.

Se ha negado a los ciudadanos mexicanos el derecho de asilo y la ordinaria protección de las leyes norteamericanas. Durante los últimos cinco años han dado encarcelados en los Estados Unidos centenares de refugiados mexicanos y han ocurrido muchos intentos de devolver a estos al otro lado de la frontera para que el Gobierno de Díaz les aplicara sus propios métodos sumarios.

El plan de deportar a los refugiados políticos por medio del departamento de migración fue más efectivo. Por lo contrario el refugiado tiene derecho a que se le presten de modo especial solícitos cuidados por esa misma razón.

Otros tantos han sido secuestrados ya que no hay manera de deportarlos, y han aparecido en alguna Cárcel mexicana si les va bien.

Los exiliados consideran este incidente como parte de una conspiración para crearles dificultades. El gobierno mexicano ha pedido también que no se admitan fianzas de los reos, lo cual les fue concedido.

La existencia, dentro del gobierno de los Estados unidos, de un deseo incontenido de servir a Díaz, es demostrada por los casos, que a pesar de que la prueba de violación de las leyes de neutralidad es 10 veces más clara.

Quizás haya mas persecuciones. También puede no haberlas. De cualquier modo, la justicia no quedara satisfecha.

XVI. La personalidad de Porfirio Díaz

La estimación común de los norteamericanos sobre la personalidad de Porfirio Díaz, por lo menos en los últimos dos años en realidad ha establecido que ese presidente es una muy buena persona. Pero los hechos hablan por si solos sin que importe cuan oscuro sea el hombre que los saca a la luz.

Al juzgar la vida de un hombre, es especial si es un hombre que ha decidido la suerte de millares, que ha salvado una nación o la ha desecho. El poder deslumbra a los fuertes y a los débiles y el poder de Díaz ha deslumbrado a los hombres y a ha acobardado hasta el punto de que no tiene valor de mirar con fijeza y tiempo suficiente lo que brilla para advertir los huesos y la carroña que hay detrás.

Díaz ha hecho a México moderno, ha traído la tranquilidad a México como una especie de príncipe de la paz y es un modelo de virtudes en su vida privada. Solo palabras.

Durante 20 años Díaz lucho del lado de México y del patriotismo. Pero también sin pretexto valido encendió una rebelión tras de otro con el propósito de conquistar el poder supremo de la nación. Ha iniciado varias revoluciones en contra del gobierno tales como: La Ciudadela, Plan de la Noria, Plan de Tuxtepec, Plan de Palo Blanco.

Como jefe militar, el dictador fue notable por su crueldad y su sed de venganza y la nación ha sufrido amargamente por esa causa.

XVII. El pueblo mexicano

Cada defensa de Díaz es un ataque al pueblo mexicano.

Según la estimación de los norteamericanos, los mexicanos somos unos perezosos que no nos gusta trabajar, y que tenemos un fanatismo terrible con nuestra religión.

El señor esperaba que cada bracero hiciera el mismo trabajo que un norteamericano sano y que además viviera del aire.

Se la acusa también al mexicano de ser un ladrón ya enterado.

Por si fuera poco el país se halla terriblemente retrasado en el uso de maquinaria moderna, y por eso se acusa al mexicano de no ser progresista.

Se acusa al pueblo mexicano de ser ignorante, como si esto fuera un crimen, cuando no hay las oportunidades necesarias para hacerlo, cuando las escuelas son cerradas y el dinero destinado para ella es usado para enriquecer al gobierno.

La masa del pueblo es iletrada pero no estúpida es muy capaz y en igual circunstancias trabaja mejor que cualquier norteamericano.

Además se piensa que los mexicanos son tan felices siendo esclavos que seria un crimen dejarlos en libertad y darles un gobierno democrático.

CONCLUSIÓN

Este libro muestra de una forma concreta e imparcial los hechos acontecidos durante el Porfiriato, y nos invita a evitarlos en la sociedad moderna para ayudarnos a ser un mejor país.

No debemos olvidar la terrible represión y las horribles condiciones de las personas no hacendadas en el México de principios del siglo XX pero si debemos de aprender de esos terribles sucesos y aprender de ellos para no repetiros nunca.