Metrópolis; Fritz Lang

Cine europeo siglo XX. Ciencia ficción. Filosofía de la tecnología. Deshumanización. Argumento

  • Enviado por: Maclaud
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 4 páginas
publicidad

Metrópolis

L

a película comienza haciendo una descripción de los dos mundos;

en primer lugar metrópolis, el mundo tecnológico solo permitido o restringido a unos pocos; en segundo lugar, se muestra el mundo de los obreros.

El mundo de metrópolis, se ve como un autentico mundo futurista. Naves voladoras, edificios lujosos, etc. Los elegidos se divierten, son los que disfrutan; es “ lo normal”. Es el mundo que dirige, que da ordenes a los obreros. Un día aparece María (la hija del capataz de los obreros) con los hijos de los obreros en dicho mundo y Fredder (el hijo del dueño y señor de metrópolis) se queda prendado de su belleza. Al saber que es hija de un obrero decide bajar al mundo subterráneo en su búsqueda.

El mundo de los obreros se presenta automatizado; los obreros, a parte de manejar las máquinas, se comportan como tales: se ha mecanizado, o mejor dicho, se ha limitado su función. Su función consiste en que la maquina funcione correctamente; es como una “maquina” de otra maquina. Cuando esto llega(deshumanización del hombre), el hombre muere. Esto se ve al principio, cuando se produce una explosión en el mundo subterráneo. Inmediatamente son sustituidos por otros obreros, como si nada hubiera pasado; es normal, las piezas se agotan y hay que cambiarlas por otras nuevas...

El hijo del creador de metrópolis (Fredder) visualiza atónito dicho espectáculo. Pero no ve a María, así que decide hacerse pasar por un obrero.

Mientras tanto, el padre de Fredder va a visitar a el científico, que en otra época fue rival en el amor de una mujer, el cual le muestra su ultima creación: EL HOMBRE MAQUINA. El inventor esta extasiado con la perfección de su creación; como es mismo dice “ sólo le falta alma”. Me llama bastante la atención por parte de este director(en la época en que fue creada la película) que se adelantase ya en varias décadas a los films sobre cyborgs y robots modernos.

El padre descubre unos planos de los obreros(las catacumbas), el sitio de reunión de los obreros; decide espiar a ver lo que se cuece y le pide al científico que le conduzca a dicho lugar. Éste lo lleva a un lugar en el que no pueden ser detectados y desde allí observan la reunión que tiene lugar.

Mientras, Fredder, en una visión un poco apocalíptica, trabaja en la maquina que da el tiempo. Impacta sobre todo una escena en la que está con los brazo extendidos, simulando una crucifixión y emulando a Jesucristo cuando exclama “ padre, ¿Por qué son tan largas estas horas?”. Otro detalle interesante aquí es el reloj; ¡sólo tiene 10 horas! Se ve que el científico que construyo Metrópolis, con una mentalidad un tanto precisa, adopto el sistema decimal en la medida del tiempo. Esto puede significar (no sé el significado que querría darle el director) la relatividad existente en la ciencia. No relatividad en cuanto a teoría física, sino a la relatividad en la adquisición de normas y convenios; ¿acaso no es un convenio usar el sistema sexagesimal? Los científicos crean convenios; desde la medida del tiempo, hasta la formulación química pasando por la asignación de signos en las funciones matemáticas. Estos convenios son necesarios para poder comunicarse y entenderse de la misma manera en todo el planeta, pero no podemos negar que es una construcción artificial del hombre. Este detalle es el que se muestra en la película. De ahí que el científico, como tal, escoja un sistema arbitrario como referencia para el tiempo.

Por otro lado, si la duración del día es la misma que en el sistema sexagesimal es normal que Fredder dijera lo larga que son esas horas, pues 1 hora en ese sistema corresponderían a 1,2 horas en el nuestro.

Llega la hora del relevo y a Fredder le comunican el sitio de reunión( las catacumbas); es una especie de iglesia donde todos los obreros escuchan a María. Ésta cuenta la historia de la Torre de Babel para mostrar cómo los intereses de los obreros y el patrón son distintos; para que no ocurra un desastre como ocurrió en la torre, María muestra la necesidad de un mediador (salvador) entre los obreros y el jefe que manda. Fredder siente la necesidad de ser el mediador.

La reunión es escuchada por el padre de Fredder y el científico; el padre teme una revuelta de los obreros y, para mitigarla y poder manejarlos a su conveniencia, hace que secuestren a María.

A continuación pide a el científico que transforme su Hombre Maquina en Maria, para así controlar las pasiones de los obreros.

Éste es otro detalle interesante. El patrón pide que CLONE a María. Aunque en esa época no se sabia nada acerca de la estructura y la composición del ADN, el director ( o la escritora en este caso) se estaba adelantando 60 años a la moderna biotecnología de clonación!!. Por eso se muestra al científico no sólo como científico sino también como un medio-brujo. Aquí la transformación se realiza con la tecnología secreta que solo el científico conoce, no con con ninguna teoría científica de replicación de ADN o con una enucleación de ovocitos(¡no se conocían!) .

También se puede considerar como el alcance de la totipotencia en el hombre, que en este caso sería la totipotencia de la ciencia y la tecnología. ¡Aquí se muestra al científico como si fuese Dios! De echo se ignora por completo la resistencia que la naturaleza ofrece al proceso de clonación.

El clon es creado y presentado en sociedad. La gente (los elegidos, en este caso) aplaude e idolatra al científico y a la maquina.

Se inicia ahora el plan de control del padre que introduce a la maquina en el mundo de los obreros. Ésta induce el caos y la violencia entre los obreros en una de las reuniones de éstos. ¡Ya ha llegado la hora de cambiar los papeles!

Fredder se da cuenta que Maria ha cambiado e intenta, sin éxito, que los soliviantados obreros cambien a su antigua actitud pacifica. La maquina pierde el control sobre ella misma y motiva a los obreros para que destruyan todas las maquinas del mundo subterráneo.

El capataz comunica al jefe de Metrópolis la revolución de los obreros y éste le convence para que aguante en su puesto. Otro detalle interesante que se ve en esta sección es el aparato utilizado por ambos para comunicarse: ¡es un circuito de camara cerrado! De esta forma el director se adelantaba a la moderna ¡televisión!( 1936)

Los obreros, dominados por la pasión, comienzan la destrucción de las maquinas del mundo subterráneo. Cuando están casi todas destruidas, el mundo subterráneo comienza literalmente a desmoronarse.

Los obreros se dan cuenta de lo que han hecho y culpan a la que los incitó. De esta manera buscan a María( maquina) y la queman en la hoguera, mientras Fredder lucha por impedirlo(creyendo que es la verdadera Maria). Todos quedan asombrados cuando descubren que era una maquina.

En esta visión apocalíptica de la técnica se muestra que los obreros, unidos, pueden dominar a las maquinas; es la sociedad quien debería controlar a la técnica no al revés, aunque hoy en día vemos(con cierta resignación) que es esta ultima quien moldea a la sociedad. Desde la forma de las ciudades hasta los ordenadores personales, la técnica actual hace que el hombre se adapte a ella. La técnica condiciona, moldea, forma al hombre.

Los obreros intentan salvar su vida mientras Freder y la verdadera María( que se había escapado de la casa del científico) salvan a los hijos de los obreros.

Mientras los obreros agradecen su acto, el científico enloquece y secuestra a María de nuevo. Fredder va a salvarla y después de una larga lucha en la que mata al científico, recupera a María. Es como si el científico fuese el culpable de todo lo que ha pasado y debe ser eliminado.

El final es un poco extraño; el padre de Fredder pretende ajustar las cuentas al capataz de los obreros por lo sucedido. Sin embargo, Fredder actúa como mediador entre ambos y todos quedan felices( patrón, que seguirá mandando y obreros, que seguirán obedeciendo)¿?

Mundo Científico, nº217,2000

METRÓPOLIS

1