Metrolandia; Julian Barnes

Literatura inglesa contemporánea. Narrativa juvenil. Personajes. Conflictos sociales. Problemas comunicación. Adolescencia

  • Enviado por: Petty
  • Idioma: castellano
  • País: México México
  • 8 páginas
publicidad

Metrolandia

“Cambiar o no cambiar…esa es la cuestión”

“Cada cabeza es un mundo y cada mundo se transforma, pues todo cambio es bueno”. Antes, estaba segura de esto, ahora tal vez podría decir que en algunos casos es así, en otros no. También comprobé que no en todos los campos del saber se pueden aceptar reglas de oro o leyes absolutas y mucho menos en lo que a ideologías se refiere.

Pero este cambio en mi forma de pensar no surgió de la nada, fue el resultado de leer, y sobre todo, tratar de comprender, un texto, que si bien al principio me resulto interesante solo por curiosidad, me sirvió para entender un poco más la forma de pensar no solo de una época sino también de los hombres.

Debo de admitir, que si bien no me fue muy grato el trato que se da al género femenino y el papel que este desempeña en la obra, puedo decir que es precisamente su visión masculina, lo que me llamó mucho la atención; pues la mayoría de los libros que anteriormente había leído eran de una visión o bien feminista o equitativa en cuestión de posturas.

La obra, “Metrolandia”, te invita a seguir leyéndola, desde la primera página hasta el final, incluso al llegar a este, se siente una sensación extraña, pues en lo particular, llegue a sentir que faltó mucho por decir, por contar, por expresar; pues los personajes estaban tan llenos de ideas que fue imposible plasmarlas todas en un solo libro. Cuando terminé de leer la obra, no pensé que fuese el final, solo que a mi libro le faltaban páginas y que la historia seguía su curso, y aunque tal vez nunca lo conoceré, es una de esas obras que tienen vida, dinámicas, que siguen después del final, o que más bien no lo tienen.

Otro de los puntos que la vuelve especial y a la vez le da un toque de realismo, es precisamente ese final abierto o más bien ese “no final”. Es el hecho de saber que las cosas nunca permanecen iguales, que existen muchos rumbos que se pueden tomar y que es absurdo pensar que algo se quedará igual para siempre.

Pero regresando al punto de los cambios son necesarios, puedo decir que ,después de todo, esto parece no ser tan cierto, al ver como cambia y no cambia la vida de dos personas (¿irónico verdad?).

Todo esto parece un juego de palabras tal vez un poco confuso y sin razón, pero no es así, es la forma en como puedo, desde mi forma de expresarme, describir la temática de esta obra.

Toda esta reflexión se basa en los personajes principales, pues cuando eran aun “pequeños” tenían la misma ideología, mismos gustos, intereses compartidos y en cierta forma, metas similares., los dos sabían que querían ser diferentes.

Su forma de ser, tan parecida entre ellos y tan diferente a los demás es lo que los une a lo largo de varios años.

Si bien se dice que es en la adolescencia cuando se define la personalidad y que a partir de ahí te basarás para el resto de tu existencia, también podría decirse que es solo una etapa más de la vida, en la cual si bien se aprende mucho, también se comenten errores, precisamente por la falta de experiencia y porque se “adolece” de muchas cosas, y sería muy grave afirmar que en unos cuantos años se definirá nuestro futuro.

Con respecto a los personajes (siguiendo con el tema principal) podemos ver como a lo largo de su vida, sus interese cambian y no porque ellos busquen directamente esos cambios, sino porque la vida misma los va llevando hacia ellos. Creo que algo que marcó una gran diferencia entre los personajes es que uno de ellos (Chris) se dio la oportunidad de ver más allá, de no cerrarse a una sola idea y de ver que tal es el mundo desde otra perspectiva. En cambió Toni estaba tan cerrado en su mundo que tal vez no se dio cuenta que las cosas cambian y como decía un gran filósofo griego (y me imagino que por algo lo digo) “todo fluye” y es imposible mantenerse estático.

Si lo vemos desde el punto de vista social, podría decirse que Chris es quien realmente logró ser alguien y hacer algo en la vida, mientras que Toni no pasaba de ser un escritor “mediocre” que no pasaría de escribir dos o tres obras antes de que pudiera hacer algo productivo.

Pero si lo vemos desde un punto de vista mas individual y humano, ¿Quiénes somos nosotros para decidir quien es feliz y quien no? Tal vez para muchos Toni sea un patán sin futuro y necio, pero también podríamos decir que es feliz, ¿por qué? Pues simplemente por el echo de tener una filosofía propia y sobre todo, que a lo largo de su vida la ha sostenido y empleado sin importar la opinión externa y no como Chris, que se vendió al mejor postor y se volvió “uno más” con tal de tener todo aquello que te produce “felicidad” y “bienestar” sin importarle cambiar eso por lo que tanto había hablado y defendido.

Es por ello que ha esta obra la clasificaría como “cubista” (claro, si es que se pudiera), pues nos presenta diferentes ángulos y perspectivas de las cosas, o por lo menos intenta que no tengamos una visión tan lineal, todo depende de cómo queramos verlas.

Para mi gusto creo que los dos, a su manera tienen lo que quieren, uno basándose en el cambio quizá un tanto radical (pues iba en contra de todo lo que en algún tiempo defendía) y el otro manteniendo su ideología, siendo el mismo y no dejándose influenciar por el exterior.

Entonces, podemos decir que los cambios son buenos, siempre y cuando sean porque nosotros así lo queremos, pero de no ser así, podemos permanecer tal y como somos, lo importante aquí es que uno mismo sea quien decide que es lo quiere hacer.

Tan parecidos y tan diferentes

Chris y Toni, amigos desde la adolescencia. Eran dos jóvenes que sabían vivir la vida y no como los demás que sólo se dejan llevar; o por lo menos es lo que ellos mismos decían.

Los dos eran ingleses, aunque Toni era de descendencia judía. Físicamente, Tony Barbarowski era moreno, de nariz bulbosa, labios gruesos, de estatura baja, energético y peludo (o por lo menos así lo describía sus amigo).

Por su parte, Christopher Lloyd era también moreno, pero alto y delgado, de ojos profundos, su principal característica física, como el mismo lo dice con orgullo.

Al principio los dos tenía una misma idea: Ir en contra de la burguesía y todo lo que a ella conlleve, eran sagaces, observadores y críticos. Llegaron a crear teorías acerca de cómo era la vida de los adultos y de cómo serían ellos al llegar a esa etapa. También iban en contra de la educación, pues según ellos, era solo una forma de manipulación.

Su interés por todo aquello que se relacionara con sexo y mujeres era bastante notorio y eso era otro punto a favor de su amistad.

Pero al paso del tiempo esto fue cambiando, cada uno siguió su propio camino y por ende, sus propias necesidades y sobre todo, sus gustos.

Para Chris las mujeres dejaron de ser solo un objeto sexual y se convirtieron en la parte más importante de su vida, (su esposa Marion y su hija) y se dio cuenta que, después de todo, la vida de los adultos no es tan mala, solo es cuestión de entender el por qué de las cosas y no solo dedicarse a juzgar.

Sin embargo Toni no mostró gran cambió en su vida, solo aumentó su descontento ante la sociedad y el hombre burgués, de hecho, se dedicaba a escribir libros de crítica social.

Mujeres…lo que hay más allá de una cara bonita

Como ya lo mencioné desde un principio, para mi criterio, esta historia esta narrada desde un punto de vista cien por ciento masculino, y hasta me atrevería a decir “Machista”. ¿Por qué? Es solo cuestión de observar la forma en que los personajes principales (que por supuesto son hombres), manejan el concepto o idea de lo que es una mujer y del papel que desempeña dentro de la sociedad.

Esto se denota principalmente cuando se trata de clasificar, evaluar y valorar a una mujer, y no precisamente por lo que es sino por lo que lo que tiene, En el capítulo que lleva por título “A C T”, las mujeres valían la pena si cumplían con tres requisitos básicos:

+Alma. Quizá el único de los requisitos que iba más allá del físico, pero que de igual manera lo interpretaban según lo que podía observar de sus características externas.

+Cuitas. Esto son los problemas, tristezas o angustias que puede llegar a tener una chica, ellos pensaban: si una chica tiene muchos problemas es mejor dejarla de lado.

+ Y la más frívola de todas…Tetas. Requisito para ellos (y para muchos hombres de la actualidad) indispensable. Algo superficial y engañoso.

Además, los papeles que desempeñan las mujeres en esta obra, si bien, son parte principal de la temática y están presentes a lo largo de sus vidas, podemos decir que solo son una parte más del todo, se manejan como situaciones, etapas o procesos, como algo más en la vida de los hombres.

Después cambió un poco, cuando Chris conoció a Annick, pues se dio cuenta que la belleza puede traspasar la piel, sobre todo cuando se da cuenta que tiene una forma de pensar muy parecida a la de él.

Sin embargo para Toni, las mujeres eran como cosas, algo que es necesario tener en casa así como una buena lavadora; las mujeres están para que los hombres tengan algo de que hablar con sus amigos.

Perdón… no entendí

No cabe duda que la falta de comunicación puede causar muchos problemas, sobre todo cuando te encuentras en una idea cerrada y no admites que alguien más pueda tener la razón.

“Metrolandia” es una gran muestra de esto, pues desde un principio, los personajes principales muestran un gran alejamiento de sus familias, pues creen que su ideología va en contra suya.

También la falta de comunicación con sus compañeros, los vuelve de cierta forma “ermitaños”, pues no intentan ni siquiera un pequeño acercamiento, todo el tiempo lo dedican a criticar el más mínimo error de los demás.

Pero si hablamos de otro tipo de procesos de comunicación, encontramos también lo que llamamos “fusión de ámbitos” en el cual se mezclan los intereses personales con los laborales.

Un ejemplo de esto es cuando Chris se va a París después de concluir sus estudios, al principio, el motivo de su viaje es buscar información para poder realizar su tesis y sobre todo para obtener una beca (operativa).

Sin embargo, al paso del tiempo sus intereses van cambiando, y lo deja por un lado, basándose más en sus sentimientos (Annick) y sus pasatiempos que eran escribir y dibujar, (afectiva).

Otro ejemplo podría ser cuando, de jóvenes), Chris y Toni van a una tienda que el la entrada tiene el letrero de “Hombres”. La tienda tiene una función que es la de vender ropa de caballeros, sin embargo ellos lo utilizan para divertirse un poco, practicando un “epat” como solían llamar a su burlas hacia la burguesía. Para ellos era una diversión, para los empleados era una forma de vivir.

Cada uno de los personajes enfrenta distintos problemas de comunicación, uno de los más importantes para Chris, fue sin duda con Annick, para empezar porque el mismo no sabía lo que sentía por ella y peor aún, porque no supo como expresarse o como decirle lo que sentía y como se sentía.

También, cuando fue a la cena en casa de su “ex compañero” de clases, mientras que el solo platicaba y tal vez coqueteaba un poco, la chica pensó que llegaría a algo mucho más profundo.

La mayor parte de las discusiones que Toni y Chris mantuvieron en su vida adulta, eran provocadas por las diferentes formas de pensar de casa uno, mientras que para Chris su hija era algo bonito y parte de su vida, para Toni era un “error” y sólo causaba molestias.

Estas diferencias en su forma de tomar las cosas y de pensar, fueron las que poco a poco fueron separando a esto amigos, que si bien tenían un aprecio mutuo, esto no era suficiente para seguir tan unidos como antes.

Y como dice el dicho…

Dentro de esta obra existen muchas frases, que podríamos decir, marcan un estilo propio de pensar y de ser. Algunas de las más importantes son:

  • “Cuando alguien comprende una obra de arte, esta de algún modo, superándose a sí mismo”. Es una forma metafórica de ver la vida, pues el arte nos vuelve más sensibles y sobre todo, críticos.

  • “A mí no me molestaría en absoluto morirme, pensaba, siempre y cuando no siguiera muerto después. Siento que aquí se demuestra el miedo que se tiene no sólo a morir, sino a permanecer en un estado que no nos llevará a nada.

  • “Es nuestra competitiva y desafiante sociedad la que nos dirige escandalosamente a alcanzar la meta”. Es muy sencillo, muchas veces hacemos cosas no porque realmente queramos, sino para satisfacer a los demás o cumplir un papel determinado dentro de un círculo social.

  • “La felicidad dependía necesariamente de la irrealidad de un aspecto de tu vida”. Muchas veces las cosas deben de verse más allá de lo que realmente son, encontrarles un significado, como el arte, pues busca más allá de lo que se ve.

  • “La gente se casa por negarse a reconocer que jamás en la vida ha querido a nadie tanto como para acabar casándose”. Así de cierta forma, podrían justificar su conducta en caso de quererse casar y de esa forma, no ir en contra de su ideología.

  • “Hay quien dice que lo primero es vivir, pero yo prefiero leer”. Tal vez sería porque una vida sin conocimientos y sin pasiones no es vida.

  • “La tragedia de la vida no es que mueran los hombres, sino que dejen de amar”. Realmente un cambio marcado en la forma de pensar, y tiene razón, ¿qué sería e la especie humana sino existiera el amor?