Métodos de estudio

Lenguaje. Psicología. Pedagogía. Educación. Técnicas. Robinson. 2L2R2S. Plerer

  • Enviado por: Mariana
  • Idioma: castellano
  • País: Venezuela Venezuela
  • 11 páginas
publicidad
cursos destacados
Máster en Dirección y Gestión de Empresas Hoteleras-Full Time
Universidad Francisco de Vitoria-CESAE
El máster Online de la Universidad Francisco de Vitoria te enseña cómo realizar trabajos técnicos propios de la...
Solicita InformaciÓn

Graduado en Lengua y Literatura Españolas
UNED
Los objetivos generales de este título responden a la concepción de los estudios de Grado como un ámbito de...
Solicita InformaciÓn

publicidad

República Bolivariana de Venezuela

Universidad Rafael Belloso Chacín

Facultad de Ciencias Jurídicas y Políticas

Escuela de Derecho

Cátedra: Lenguaje y Habilidades Cognitivas

Profesor: Dra. Alice Valbuena

Métodos de estudio. Robinson, 2L2S2R. Plerer

Esquema

Introducción.

Desarrollo.

Métodos de Estudio.

Tipos de Métodos de Estudio.

  • Método EPL2R o “Robinsón”

      • Definición

      • Desarrollo

  • Método 2L 2S 2R

    • Definición

    • Desarrollo

    • Método Plerer

        • Definición

        • Desarrollo

      Conclusión.

      Dinámica Grupal.

      Bibliografía.

      Introducción

      Todos poseemos hábitos de estudio, algunos buenos y otros malos. Podemos identificar los buenos hábitos de estudio como esas costumbres que tienes para realizar tus tareas escolares y te hacen más fácil esa actividad además de ayudarte a tener un buen rendimiento escolar.

      Los malos hábitos, al contrario, provocan que te retrases en las tareas y sufras durante el periodo de exámenes.

      Existen varias fórmulas de adquirir BUENOS HABITOS DE ESTUDIO, para que lo logres, a continuación te presentaremos tres técnicas útiles para estudiar de manera cotidiana (todos los días).

      Desarrollo

       

      Métodos de Estudio.

      Es mejor adquirir pocos conocimientos, pero de una manera firme, sistemática y lógica, que muchos de manera superficial, inconexa y desordenadamente, ya que la desorganización de los contenidos impide su fácil asimilación y se olvidan con facilidad.

      Etimológicamente, la palabra método, procede de dos vocablos griegos: metá, <mas allá>, <a través>; y odós, <camino>, camino que se recorre.

      Por tanto, en ele estudio, el método incluirá los pasos necesarios para alcanzar el fin, que no es otro que el aprendizaje de la materia o propuestos.

      En el método hay una acción coherente, pensada ordenada y buscada mediante un acto de voluntad.

      Tipos de Métodos de Estudio.

      La Didáctica distingue dos tipos de métodos:

    • El Método Lógico: Pretender crear en el individuo una mente ordenada y estructurada mediante un sistema lógico, para lo cual hay 4 ibas:

      • Análisis: El pensamiento se dirige desde el todo a la contemplación y el estudio de cada una de sus partes.

      • Síntesis: Contemplando lo básico y lo común en cada una de las partes, el pensamiento se eleva desde ellas al todo que las incluye en su unidad.

      • Inducción: Sirve para dirigir el pensamiento de lo singular o particular a lo universal.

      • Deducción: Es útil para acceder de lo universal o genérico a lo particular o especifico.

      • El Método Didáctico: Activa la mente mediante técnicas adaptadas al sujeto y al grupo de aprendizaje al que es asignado según su capacidad, edad cronológica y mental, nivel de conocimientos y aptitudes e intereses, etc. Este método facilita el aprendizaje y permite llegar al individuo:

        • De lo más fácil y accesible a lo mas difícil.

        • De lo más simple a lo mas complicado.

        • De lo concreto a lo abstracto.

        • De lo cercano e inmediato a lo más remoto.

        • De lo mas conocido a lo menos conocido

        • Método EPL2R o “Robinsón”

            • Definición

          Este método de estudio sistemático ha sido considerado como una ayuda de primer orden en muchas universidades norteamericanas. EPL2R es una sigla que recoge los cinco momentos o fases fundamentales de este proceso metodológico: Explorar, Preguntar, Leer, Recitar y Repasar.

            • Desarrollo:

            • Explorar: Lo primero que hay que hacer al enfrentarse a la lectura de un libro es explorar, indagar sobre los fines y los propósitos que han conducido al autor a escribirlo. El prologo, los índices de la obra y los resúmenes que puedan ofrecerse al final de cada capitulo, nos ayudaran en esa tarea.

            • Además, una rápida ojeada sobre estos elementos y los contenidos generales del libro nos permitirán formarnos una visión global que nos servirá de guía en el estudio mas pormenorizado que haremos mas tarde de las distintas partes del mismo.

              Se abre una interrogante que nos mantendrá en “suspenso” durante toda la lectura: ¿Responderá el autor a los objetivos que se ha planteado?

              Asimismo, importa informarse sobre el autor, su mentalidad, sus cualidades humanas, técnicas literarias... No es igual un libro de Ricardo de la Cierva que de Rafael Alberti.

              Cuando se trate de obras científicas o manuales de estudio es importante fijarse en los datos técnicos de la edición, en especial la fecha de impresión, que nos puede aclarar mucho sobre la actualización de los datos y los contenidos. No es igual un libro publicado en 1970 que otro en 1987.

            • Preguntar: A medida que vamos leyendo nos iremos haciendo preguntas a las que el autor no haya respondido. De esta manera adoptamos una actitud critica y activa; es decir, no recibimos pasivamente lo que el autor nos dice, sino que entramos en dialogo con él y ponemos en relación lo que leemos con nuestros intereses personales.

            • Además de estos interrogantes es bueno preguntarse también al iniciar cada capitulo: ¿En que medida contribuye este capitulo a la consecución de los objetivos generales que el autor se ha propuesto?

            • Leer: Leer equivale a analizar y a saber resumir. Una lectura activa nos obliga a subrayar, a tomar notas, a hacer esquemas...

            • Saber leer significa tener capacidad para discriminar lo esencial de lo accesorio, saber diferenciar las ideas principales de las secundarias o de los simples detalles.

            • Recitar: Al final de cada capitulo o de cada apartado importante, hemos de estar en condiciones de sabernos contar a nosotros mismos la síntesis de lo leído, porque nos ayudara a fijar las ideas más importantes y a no convertir la lectura en un ejercicio mecánico falto de profundidad.

            • Además, la recitación potencia nuestra memoria y la atención, y mantiene despierto nuestro interés.

              Por otra parte, nos permite descubrir errores y lagunas al mostrarnos donde hay algo que no hemos entendido correctamente.

              Como dirían C. T. Morgan y J. Deese: “La recitación puede poner de manifiesto nuestra ignorancia, y esto es prueba de que constituyen un método realmente eficaz”.

            • Repasar: El repaso no es una técnica que debamos utilizar únicamente en caso de exámenes, sino siempre que estemos interesados en aprender.

            • Poner en practica lo antes posible lo que leemos o estudiamos es la mejor manera de garantizar su recuerdo; contar a otros lo que estamos leyendo o estudiamos nos sirve de repaso.

              Es bueno repasar los apuntes que se toman en las clases lo antes posible, pensándolos o discutiéndolos con nuestros compañeros, aunque solo sea durante algunos minutos.

            • Método 2L, 2S, 2R

                • Definición

              2L,2S,2R, fórmula muy conocida, que se desglosa así: L, primera lectura general del tema que se habrá de estudiar. L, segunda lectura del tema a estudiar. S, subrayar las ideas principales. S, elaborar síntesis, según las ideas subrayadas. R, repetir (en voz alta) las síntesis, a fin de fijar auditivamente el tema. R, realizar oralmente un repaso general del tema, simulando estar participando en clase.

                • Desarrollo

                • Leer: Se realiza una lectura general del tema que se va a estudiar, ya sea porque se va a exponer o simplemente porque se desea dar un repaso de los apuntes o textos.

                • Leer de nuevo: Se vuelve a leer pero ahora, se realiza detenidamente, trate de interpretar cada párrafo, comprender las ideas principales y analizar los contenidos con lo que haz aprendido.

                • Subrayar: Lo que le pareció más importante señálelo, de alguna forma, en su texto o cuaderno; puede hacerlo encerrando los párrafos en rectángulos de colores o bien, subrayando.

                • Sintetizar: Sintetice las ideas principales y elabore con ellas cuadros sinópticos, resúmenes, esquemas, etc.

                •  Repetir: Repita en forma oral y en voz alta, lo que acaba de aprender, eso da la oportunidad de detectar los puntos de difícil aprendizaje o afirmar los contenidos. 

                • Repasar: Para finalizar, repase el tema oralmente como si lo expusiera ante muchos y tratando de no ver los contenidos escritos, esto te sirve para que se evalúe y sepa si realmente haz aprendido.

                • Método Plerer

                  • Definición

                  Método de estudio sistemático que permite la retención de contenido de una manera rápida y fácil, de mucha similitud con el método de estudio 2L,2R,2S.

                  • Desarrollo

                  • Prelectura o lectura general inicial: Es cuando se explora con rapidez el tema a tratar. El estudiante se fijara en las partes fundamentales que componen la lección, sus apartados, divisiones, etc.

                  • Lectura reflexiva en la que se pretende: Basándose en la idea central del tema, realizar un análisis y seleccionar las ideas principales.

                  • Estudio: Supone una nueva lectura, cuyo objetivo debe ser el de asimilar, afianzar y memorizar lo anteriormente en los esquemas o resúmenes realizados anteriormente mas que en el texto completo.

                  • Revisión o repaso de lo estudiado: En esta etapa, el estudiante deberá descubrir si tiene lagunas en algunos aspectos o si realmente ha asimilado (comprensivamente) lo que ha leído. Para ello, tendrá que expresar los contenidos, bien oralmente o por escrito.

                  • Esquema: Será la síntesis definitiva. Para que realmente sea eficaz es conveniente que sea personal, así como que se realice una vez aprendida la lección.

                  • El estudio eficaz depende de sistemas que operen sobre la lectura (sus diversas formas) o entendimiento eficaz de lo que se desea saber; sobre la retención (memorización, principalmente) de lo aprehendido y sobre la traslación práctica y aplicación de lo visto (o la modelización previa de ello).

                    Si se trabaja en varios modos, éstos se interrelacionan y, en los cruces virtuales que generan, se provocan entendimientos y conceptos nuevos, originales, creativos y, a su vez, generadores de otros relacionados con los primeros.

                    Hay muchos métodos de memorización efectiva y todos (o casi todos) tienen que ver con la relación que se hace entre elementos posibles de participar en el conjunto de aprendizaje o con analogías que efectivicen el sistema mnemónico

                    • Buscadores

                    www.google.com

                    www.yahoo.com

                    • Tierno, Bernabé, “Las mejores técnicas de estudio”. Editorial Vivir mejor. Ediciones Temas de Hoy S.A 1999