Métodos de depreciación en la contabilidad chilena

Inversiones. Amortización. Método línea recta. Suma dígitos año. Unidades de producción

  • Enviado por: Cristina
  • Idioma: castellano
  • País: Colombia Colombia
  • 8 páginas
publicidad
publicidad

MÉTODOS DE DEPRECIACIÓN

Profesor

Contador Público

UNIVERSIDAD DE ANTIOQUIA

FACULTAD DE CIENCIAS ECONÓMICAS

ÁREA DE CONTABILIDAD II

MEDELLÍN

2001


DEPRECIACIÓN

Es la reducción del valor histórico de las propiedades, planta y equipo por su uso o caída en desuso. La contribución de estos activos a la generación de ingresos del ente económico debe reconocerse periódicamente a través de la depreciación de su valor histórico ajustado. Con el fin de calcular la depreciación de las propiedades, planta y equipo es necesario estimar su vida útil y, cuando sea significativo, su valor residual.

Se entiende por vida útil el lapso durante el cual se espera que estos activos contribuyan a la generación de ingresos de la empresa. Para determinarla es necesario conocer ciertos factores como las especificaciones de la fábrica, el deterioro que sufren por el uso, la obsolescencia por avances tecnológicos, la acción de algunos factores naturales y los cambios en la demanda de bienes y servicios a cuya producción o servicio contribuyen. El valor residual o valor de salvamento es aquel precio que la empresa estima tendrá el activo una vez terminada su vida útil. Para los bienes inmuebles, la depreciación debe calcularse excluyendo el valor del terreno respectivo.

La depreciación periódica se debe determinar en forma sistemática y por métodos de reconocido valor técnico como el de línea recta, suma de los dígitos de los años, unidades de producción o aquel que mejor cumpla con la norma básica de asociación.

De acuerdo con el articulo 64 del Decreto 2649/93, al cierre del período, el valor neto de las propiedades, planta y equipo, reexpresado como consecuencia de la inflación, debe ajustarse a su valor de realización, a su valor actual o a su valor presente, el más apropiado en las circunstancias, registrando las provisiones o valorizaciones que sean del caso. De esta disposición se pueden exceptuar aquellos activos cuyo valor ajustado sea inferior a veinte salarios mínimos mensuales vigentes.

Las dos causas principales de depreciación son el deterioro físico y la obsolescencia. El deterioro físico de un activo resulta de su uso y también a la exposición a factores climáticos y la obsolescencia (volverse desactualizado u obsoleto) resulta de la oportunidad de uso económico y eficiente de un activo.

MÉTODOS DE DEPRECIACIÓN

Los siguientes son algunos de los principales métodos de reconocido valor técnico para depreciar las propiedades, planta y equipo:

  • MÉTODO DE LÍNEA RECTA:

  • Es el método de depreciación más utilizado y con este se supone que los activos se usan más o menos con la misma intensidad año por año, a lo largo de su vida útil; por tanto, la depreciación periódica debe ser del mismo monto. Este método distribuye el valor histórico ajustado del activo en partes iguales por cada año de uso. Para calcular la depreciación anual basta dividir su valor histórico ajustado entre los años de vida útil.

    DEPRECIACIÓN ANUAL = VALOR HISTÓRICO AJUSTADO - VALOR RESIDUAL

    AÑOS DE VIDA ÚTIL

    EJEMPLO

    Torres e Hijos adquirió el 2 de enero del presente año un activo por $12.600.000. se estima que este activo tendrá una vida útil de 5 años y un valor residual no significativo. El cálculo de la depreciación anual es el siguiente:

    Depreciación anual = $12.600.000 = 2.520.000/año.

    5

    La depreciación anual, la depreciación acumulada y el valor en libros del activo al final de cada uno de los 5 años de vida útil, se pueden apreciar en la siguiente tabla:

    Año

    Depreciación anual

    Depreciación acumulada

    Valor en libros

    1

    2

    3

    4

    5

    $2520000

    $2520000

    $2520000

    $2520000

    $2520000

    $2520000

    $5040000

    $7560000

    $1008000

    $1260000

    $10080000

    $7560000

    $5040000

    $2520000

    0

    Con el fin de calcular la depreciación periódica de las propiedades, planta y equipo, se requiere estimar, como se menciono, su vida útil probable. Aunque estas estimaciones no siempre son precisas ni reflejan con exactitud la realidad del activo, en Colombia tradicionalmente se han estimado las siguientes, con fundamento en las normas tributarias:

    Inmuebles (incluidos los oleoductos) 20 años

    Barcos, trenes, aviones, maquinaria, equipo y bienes muebles 10 años

    Vehículos automotores y computadores 5 años

    Si el contribuyente considera que la vida útil fijada en las normas no corresponde a la realidad de su caso particular, puede, previa autorización, fijar una vida útil distinta, con base en conceptos o tablas de depreciación de reconocido valor técnico (Estatuto Tributario).

    Las propiedades, planta y equipo depreciables adquiridas a partir de 1990, cuyo valor de adquisición sea igual o inferior a $100.000 ($380.000 en 1996) podrán depreciarse en el mismo año en que se adquieran, sin consideración de su vida útil. Si la vida útil efectiva resulta menor que la autorizada, por razones de obsolescencia u otro motivo imprevisto, el contribuyente puede aumentar su deducción por depreciación durante el periodo que le queda de vida útil al bien, aduciendo las explicaciones pertinentes (Estatuto Tributario).

    Si los turnos establecidos exceden a los normales (8 horas diarias), el contribuyente puede aumentar la alícuota de depreciación en un 25% por cada turno adicional que se demuestre y proporcionalmente por fracciones menores (Estatuto Tributario).

  • Métodos de depreciación acelerada.

  • Estos consisten en distribuir el valor depreciable de un activo en forma descendente, es decir, una mayor proporción de su valor en los primeros años de vida de algunos activos son mas productivos y requieren menos gastos de reparación y mantenimiento. Al equilibrar los gastos periódicos de depreciación y mantenimiento de los activos a lo largo de su vida útil, en los primeros años se presentaran altos montos de depreciación y bajos gastos de mantenimiento, mientras que los últimos años la relación será inversa. Con el avance tecnológico, algunos activos tienden a hacerse obsoletos rápidamente, lo cual justifica también la necesidad de depreciarlos en forma mas acelerada.

    a) Método de la suma de los dígitos de los años.

    Este método aplica sobre el valor por depreciar una fracción cuyo denominador corresponde a la suma de los dígitos de los años de vida útil y el numerador es el numero de años que le resta de vida útil al activo.

    Para el caso del activo de Torres e Hijos, cuya vida útil es de cinco años, la suma de los dígitos de los años es: 5+4+3+2+1 = 15

    Algebraicamente, con el fin de obtener la suma de los dígitos de los años, debe aplicarse la siguiente formula:

    S = n (n+1) donde:

    2

    S = suma de los dígitos de los años

    n = años estimados de vida útil

    Para el caso del ejemplo, la suma de los dígitos es:

    S = 5 (5+1) = 5 (6) = 15

    2 2

    La fracción que se aplicara sobre el valor por depreciar para el primer año será entonces 5/15, para el segundo año será 4/15 y así sucesivamente. Las depreciaciones para cada uno de los 5 años de vida útil, en el caso del activo de Torres e Hijos. Serán:

    primer año

    5/15 x $ 12.600.000 = $4.200.000

    segundo año

    4/15 x 12.600.000 = $ 3.360.000

    tercer año

    3/15 x 12.600.000 = $ 2.520.000

    cuarto año

    2/15 x 12.600.000 = $ 1.680.000

    quinto año

    1/15 x 12.600.000 = $ 840.000

    En la siguiente tabla se presentan la depreciación anual, la depreciación acumulada y el valor en libros del activo para cada uno de sus 5 años de vida útil.

    Año

    Depreciación anual

    Depreciación acumulada

    Valor en libros

    1

    2

    3

    4

    5

    $ 4.200.000

    3.360.000

    2.520.000

    1.680.000

    840.000

    $ 4.200.000

    7.560.000

    10.080.000

    11.760.000

    12.600.000

    $ 8.400.000

    5.040.000

    2.520.000

    840.000

    0

    Como se puede observar, por este método se deprecian los activos en mayores montos en los primeros años de vida, que bajo el método de línea recta, mientras que en los últimos años sucede lo contrario.

    b) Métodos de reducción de saldos.

    Este método consiste en la aplicación de una tasa sobre el valor no depreciado del activo. El calculo de la tasa se lleva a cabo mediante la siguiente formula:

    Tasa de depreciación = 1- n

    Valor residual

    Valor histórico

    Donde n es el número de años de vida útil del activo

    Para el caso de Torres e Hijos, y suponiendo que el activo tiene un valor residual estimado por la empresa igual a $3.150.000, la tasa de depreciación anual por este método se calcula de la siguiente manera:

    Tasa de depreciación = 1- 5 3.150.000

    12.600.000

    Esta tasa debe de aplicarse para cada año sobre el valor no depreciado del activo. La depreciación para cada uno de los años de vida útil del activo en el ejemplo es la siguiente:

    Primer año: $12.600.000 x 0.242142 = $3.050.896

    Para el segundo año , el valor no depreciado del activo en cuestión será:

    $12.600.000 - $3.050.896 ­= $9.549.104

    Segundo año: $9.549.104 x 0.242142 = $2.312.236

    Para el tercer año, el valor no depreciado del activo en cuestión será:

    $9.549.104 - $2.312.236 = $7.235.868

    Tercer año: $ 7.236.868 x 0.242142 = $1.752.346

    Para el cuarto año, el valor no depreciado del activo en cuestión será:

    $7.236.868 - $1.752.346 = $5.484.522

    Cuarto año: $5.484.522 x 2.242142 = $1.328.032

    Para el quinto año, el valor no depreciado del activo en cuestión será:

    $5.484.522 - $1.328.032 = $4.156.490

    Quinto año: $4.156.490 x 0.242142 = $1.006.460

    Año

    Depreciación anual

    Depreciación acumulada

    Valor en libros

    1

    $ 3.050.896

    $3.050.896

    $9.549.104

    2

    2.312.236

    5.363.132

    7.236.868

    3

    1.752.346

    7.115.478

    5.484.522

    4

    1.328.032

    8.443.510

    4.156.490

    5

    1.006.460

    9.450.000

    Valor Residual 3.150.000

    Si el valor residual no es significativo, este método no puede usarse, porque al aplicar la fórmula la tasa de depreciación sería 1, lo que significaría una depreciación del 100% para el primer año.

    El sistema de reducción de saldos se puede aplicar con un porcentaje equivalente al doble del que se trabajaría en línea recta, en caso de activos cuya vida útil sea superior de cinco años (Estatuto Tributario).

    Para el caso del activo de Torres e Hijos, suponiendo que este procedimiento pudiera utilizarse para este de tipos de activos y puesto que la tasa de depreciación anual por el método de línea recta es del 20% (5 años de vida), debería tomarse como porcentaje de depreciación anual el 40%, el cual se aplicaría al valor no depreciado.

    La depreciación para el primer año se calcula de la siguiente forma:

    Primer año: $12.600.000 x 0.40 = $5.040.000

    El valor por depreciar para el segundo año será:

    $12.600.000 - $5.040.000 = $7.560.000

    La depreciación para el segundo año se calcula de la siguiente forma:

    Segundo año: $7.560.000 x 0.40 = $3.024.000

    El valor por depreciar para el tercer año será:

    $7.560.000 - $3.024.000 = $4.536.000

    La depreciación para el tercer año se calcula de la siguiente forma:

    Tercer año: $4.536.000 x 0.40 = $1.814.400

    El valor por depreciar para el cuarto año será:

    $4.536.000 - $1.814.400 = $2.721.600

    La depreciación para el cuarto año se calcula de la siguiente forma:

    Cuarto año: $2.721.600 x 0.40 = $1.088.640

    El valor por depreciar para el quinto año será:

    $2.721.600 - $1.088.640 = $1.632.960

    La depreciación para el cuarto año se calcula de la siguiente forma:

    Quinto año: $1.632.960 x 0.40 = $653.184

    Año

    Depreciación anual

    Depreciación acumulada

    Valor en libros

    1

    $5.040.000

    $5.040.000

    $7.560.000

    2

    3.024.000

    8.064.000

    4.536.000

    3

    1.814.400

    9.878.400

    2.721.600

    4

    1.088.640

    10.967.040

    1.632.960

    5

    653.184

    11.620.224

    979.776

    Cuando se utilice este sistema, el valor de la depreciación correspondiente al último año de vida útil comprenderá el monto total del saldo pendiente por depreciar (Estatuto Tributario).

  • Método de unidades de producción.

  • Para algunos activos como máquinas, equipos y vehículos, su vida útil está estrechamente relacionada con la capacidad de producción, la cual se expresa en horas de trabajo, kilómetros recorridos, unidades producidas, etc. Para estos activos se utiliza este método de depreciación que consiste en calcular el monto de depreciación periódica, de acuerdo con el volumen de actividad alcanzada.

    El activo de Torres e Hijos tiene una capacidad de producción de 100.000 unidades, al final de las cuales se espera que quede totalmente depreciado. La producción por año a lo largo de su vida útil fue la siguiente:

    Año

    Unidades producidas

    1

    20.000

    2

    40.000

    3

    25.000

    4

    15.000

    La depreciación por unidad se calcula de la siguiente manera:

    Depreciación por unidad = Valor histórico = $12.600.000

    Capacidad de producción 100.000 unid

    = $126/unidad

    El gasto por depreciación para cada uno de los 4 años se calcula de la siguiente manera:

    Primer año

    20.000unid x $126/unid = $2.520.000

    Segundo año

    40.000unid x 126/unid = 5.040.000

    Tercer año

    25.000unid x 126/unid = 3.150.000

    Cuarto año

    15.000unid x 126/unid = 1.890.000

    Año

    Depreciación anual

    Depreciación acumulada

    Valor en libros

    1

    $2.520.000

    $2.520.000

    $10.080.000

    2

    5.040.000

    7.560.000

    5.040.000

    3

    3.150.000

    10.710.000

    1.890.000

    4

    1.890.000

    12.600.000

    0

    BIBLIOGRAFÍA

    SINISTERRA, Gonzalo; POLANCO, Luis Enrique; HENAO Harvey. Contabilidad: sistema de información para las organizaciones. Bogotá: Mc Graw Hill. 1997.

    p 258-264.

    SPILLER, Earl A., Jr; GOSMAN Martin L. Contabilidad financiera. México D.F: Mc Graw Hill. 1988. p 307-314.